Hacia un socialismo sostenible (III) Socialismo en Asia. Jorge Gómez Barata

Deja un comentario


viernes 23 de octubre de 2009

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

Los pueblos asiáticos: chinos, hindúes, árabes, persas, japoneses, coreanos, figuran entre las civilizaciones más antiguas y avanzadas de la humanidad. Su ciencia, su arte, su fe y sus líderes son pilares de la civilización planetaria. Asiáticos fueron Jesucristo, Alá y Mahoma, también Confucio y Avicena.

De las Siete Maravillas del mundo antiguo, dos están en Asia: los Jardines Colgantes de Babilonia y el Mausoleo de Halicarnaso. La Muralla China es la única obra humana que puede distinguirse desde la luna. Entre las diez universidades más antiguas, cuatro son asiáticas y la más prestigiosa escuela de medicina del mundo antiguo fue la de Gondishapur en Persia.
Mientras estas civilizaciones marcharon por sus propios caminos, resolviendo por ellas mismas sus conflictos, registraron un florecimiento standard y, de haber podido hacerlo, tal vez hubieran avanzado hacía resultados análogos a los conseguidos en occidente. No ocurrió así porque, primero Europa y luego los Estados Unidos, lo impidieron.
En sentido estricto, la única región del planeta en la cual el desarrollo social y económico y el sistema político, desde la antigüedad hasta nuestros días han sido endógenos y sustentables es Europa. En todos los demás continentes el proceso civilizatorio ha estado influido, sesgado o brutalmente determinado por Europa, a la que luego se sumaron los Estados Unidos.
Excluyendo la violencia y la arrogancia con que España tomó posesión del Nuevo Mundo, más de doscientos años antes, Marco Polo representó para Asia lo que Cristóbal Colón fue para América: un descubridor que reveló a Europa la existencia de otro mundo, no exactamente en términos geográficos sino en cuanto al nivel de su civilización, elementos de su cultura y lo que era entonces más importante, las posibilidades comerciales. No hizo falta más. La codicia hizo el resto. Europa prescindió de la diplomacia y usó la fuerza.
Desde la época de las Cruzadas y más tarde, sobre todo en los siglos XVIII y XIX, con su vocación colonial y sus prácticas imperiales, Inglaterra y el resto de las potencias coloniales europeas se abalanzaron sobre China, el Indostán y toda Asia, intervinieron, ocuparon ciudades y puertos, destacaron guarniciones militares, colonizaron, corrompieron a los gobernantes nativos y provocaron guerras.
En China son antológicas las presiones comerciales que dieron lugar a la Guerra del Opio y en Japón la intervención del comodoro Matthew Perry, que en 1853 a cañonazos abrió los puertos japoneses al comercio con occidente, puso fin a la era Tokogawa y dejó expedito el camino para la restauración Meiji. Durante la ocupación norteamericana, al final de la II Guerra Mundial, McArthur hizo el resto. El la edificación nacional y estatal de Japón la autodeterminación ha estado ausente.
Condicionada por fenómenos de tipo culturales, procesos sociales y económicos y por el temprano liderazgo de grandes figuras de la filosofía, la sociología, la historia y la política, el pensamiento político europeo avanzó hacía el desarrollo de las más importantes corrientes políticas y filosóficas de todos los tiempos: el liberalismo y la democracia, base de todas las instituciones políticas y jurídicas, de las doctrina de participación y de la cultura política occidental. Más tarde se desarrollarían allí el marxismo y el socialismo. Ninguna otra región tuvo tales oportunidades.
Si bien es cierto que, defectos y aberraciones como el colonialismo y el neocolonialismo, el imperialismo y la dominación oligárquica, en Europa la combinación del liberalismo con otras corrientes el marxismo y el socialismo incluidos, han dado lugar a sociedades viables; imponer tales preceptos a regiones y culturas en las cuales el pensamiento y la práctica política habían seguido otros cursos o se encontraban en otros estadios, además de absurdo fue abusivo.
Implantar por la fuerza la doctrina liberal contradice las esencias más profundas de esta concepción, lo mismo que presionar para, a todo trance imponer el esquema soviético, una especie de eurocentrismo proletario, al movimiento revolucionario asiático ha sido contraproducente. Los hechos están a la vista. El colonialismo y el imperialismo pudieron destruir las estructuras de las sociedades asiáticas pero no pudieron sustituirlas.

Con la excepción de Japón, Corea del Sur y Taiwán, territorios ocupados por los Estados Unidos, no existe ningún país asiático donde la democracia liberal funcione plenamente. Con muchas reservas, tal vez India pudiera ser asumida como la excepción que confirma la regla. Hay demasiada tela por donde cortar y el espacio es poco. Mañana les cuento.

Hacia un socialismo sostenible (II) Socialismo europeo. Jorge Gómez Barata

Deja un comentario


viernes 23 de octubre de 2009

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

Aisladas por océanos, desiertos, montañas y glaciares, durante decenas de miles de años, los pueblos, las culturas y las civilizaciones vivieron ajenas las unas de las otras; no obstante, como guiados por una mano invisible, marchando paralelamente, los hombres y las mujeres de todas las latitudes, actuaron del mismo modo, enfrentaron idénticos desafíos, resolvieron los mismos problemas y procuraron un mismo destino.

Todos los pueblos crearon sus lenguas e inventaron su escritura, dominaron el fuego y aprendieron a trabajar, calcular y medir el tiempo; crearon obras de arte e inventaron sus dioses en la creencia de que los dioses los habían inventado a ellos. El aislamiento y la marcha en paralelo dio lugar a rasgos que lo definen todo: la naturaleza hizo a la humanidad genéticamente homogénea, mientras ella se hizo a si misma culturalmente diversa.
En todas partes, como elemento esencial del progreso, surgió la organización social, aparecieron jerarquías, nació la autoridad y se formó el poder que andando el tiempo se transformó en el Estado y, al institucionalizarse dio lugar a los sistemas políticos.
Mientras marcharon a su arbitrio, sin interferencias ni imposiciones, mutuas, los pueblos avanzaron hacía un destino común. De haber continuado esa tendencia, al encontrarse las civilizaciones debieron percatarse de que sus diferencias no eran esenciales, no afectaban la condición humana y por tanto no debían oponerlos. No ocurrió así.
En aquel dilatado proceso hubo una particularidad que lo alteró todo: se trata de la precedencia histórica en virtud de la cual unos pueblos, en ramas decisivas avanzaron más rápido y alcanzaron primeros determinadas cotas en los campos de las ciencias y la tecnología.
Favorecidos por la fauna y la flora autóctona, la calidad de los suelos, los climas templados, la abundancia de agua, carbón y minerales, los pueblos europeos avanzaron en la agricultura, la metalurgia, la industria y la urbanización y gracias a Mediterráneo, a lo largo de siglos aprendieron a navegar en aguas mansas con la costa a la vista hasta que fabricaron grandes naves, instrumentos de navegación y se aventuraron a ir más allá del horizonte. Comenzó así la aventura, atlántica, la época de las grandes conquistas y el eurocentrismo.
Por razones conocidas, Europa convirtió la precedencia en un paradigma de dominación que aplicó al resto de los pueblos. Las Cruzadas, la conquista y la colonización del Nuevo Mundo, la colonización de África, incluida la trata de esclavos; no sólo dieron lugar a guerras e invasiones y propiciaron el saqueo, sino que ocasionaron aberraciones persistentes como el racismo y la xenofobia, incluso a las opciones de exterminio de unos pueblos y razas por otros. El fascismo y “la solución final al llamado problema judío” son de los peores ejemplos.
Naturalmente la cultura europea produjo también valores y obras trascendentes, entre ellos sus ideas políticas, sus instituciones y su sistema político, que por efectos del paradigma de dominación vigente, en un proceso hecho de luces y sombras y no completamente negativo, impuso o trató de imponer a todos los pueblos de la tierra; así ocurrió con el liberalismo y con el socialismo.
Al aplicar el pensamiento dialéctico al estudio de la evolución de las ideas políticas en Europa, se descubre que ninguna de las grandes doctrinas existen en estado puro ni son por su naturaleza excluyentes. El socialismo y el marxismo le deben al liberalismo lo mismo que la doctrina liberal al socialismo y al pensamiento marxista.
A la luz de esas grandes doctrinas y en abierta y constante pugna contra el autoritarismo y el despotismo, se desarrollaron las ideas y las instituciones políticas occidentales, aparecieron la democracia y la participación y andando el tiempo el socialismo que sustanciado por los descubrimientos científicos de Carlos Marx se convirtió en una visión alternativa al régimen capitalista, asumido a veces como una recusación absoluta del liberalismo, lo cual pudo haber sido un error.
De la simbiosis magnifica del idealismo objetivo de Hegel y el materialismo de Feurbach, el apego a las ciencias de los enciclopedistas y otros representantes de la ilustración, el liberalismo de los economistas clásicos británicos y de los tratadistas europeos y el altruismo de los socialistas utópicos franceses y muchos otros aportes, mezclados en la mente y la obra científica de Carlos Marx, una de las cabezas más universales de su tiempo, nació una concepción socialista, denominada también marxismo.
Como mismo ocurre con el liberalismo, el marxismo es un refinado producto de la más elevada cultura política europea, pensados como parte de la conciencia social de aquellas sociedades y de sus estructuras ideológicas y políticas, así como de las instituciones desarrolladas allí para progresar en las condiciones del capitalismo desarrollado. Si bien se trata de excelentes referentes teóricos e incluso paradigmas, nunca debieron imponerse en forma pura a otros pueblos y otras culturas que aun cuando puedan asimilar sus esencias, tienen derecho a intentar sus propios caminos.
De ser ciertas las presunciones científicas de Marx, el socialismo llegará a cada pueblo como parte de su devenir histórico, tal como ocurrió con otras formaciones sociales. No haber tomado en cuenta las peculiaridades de cada civilización, tratar de imponer como único el modelo socialista europeo y no entender la máxima de que el socialismo es universal por su contenido humanista y nacional por su forma y por los contextos en los cuales se originan, constituyó un grave error.

Se trata de una tautología en la que incurro conscientemente: Sustentable o sostenible es aquello que una sociedad, una Nación o una época pueden sostener, asimilar, disfrutar o construir; algo que se administra con solvencia y con lo cual se convive sin dificultades. Lo sostenible es racional, casi siempre endógeno y autogenerado y, cuando viene de fuera no necesita ser impuesto con violencia. Lo sustentable es amigable, coherente y acatado. Cuando llega así, el socialismo es bienvenido.

Venezuela: Anuncian un plan para reducir el consumo eléctrico

Deja un comentario


viernes 23 de octubre de 2009

El gobierno de Venezuela anunció un plan para reducir 20 por ciento el consumo eléctrico, como parte de las medidas que se promueven para enfrentar las fallas en el servicio energético que afectan a la población.

El presidente venezolano Hugo Chávez dijo que esta reducción se implantará también en los organismos gubernamentales, incluidas las alcaldías y gobernaciones, como ejemplo del uso eficiente y el ahorro de la energía para reducir el consumo.
El mandatario dijo que las instalaciones del Palacio de Miraflores serán las primeras en dar el ejemplo, al prometer un ahorro energético en la sede del gobierno venezolano de 50 por ciento.
La medida busca minimizar las manifestaciones promovidas por sectores de la oposición, en protesta por los constantes apagones que en más de siete ocasiones han dejado sin electricidad a la casi totalidad del país.
Las fallas eléctricas han provocado protestas de grupos organizados, entre ellos el Comité de Usuarios Afectados por los Apagones, que el jueves realizó una manifestación pacífica en la sede de la embajada de Bolivia en Caracas.
Estos grupos rechazan la construcción de una planta termoeléctrica en Bolivia, con un aporte de 80 millones de dólares por parte del gobierno venezolano, según el anuncio hecho el pasado 12 de octubre por el mandatario boliviano Evo Morales.
El presidente Chávez anunció la creación del ministerio de Energía Eléctrica y de una comisión estratégica para la atención del sector eléctrico nacional, a cargo del vicepresidente y ministro de la Defensa, Ramón Carrizalez.
La comisión también estará integrada por los titulares de Energía y Petróleo, Ciencia y Tecnología, Educación, Minería, Industria y Comercio y Finanzas.
El consumo eléctrico nacional oscila entre 12.000 y 17.000 megavatios, explicó el ministro venezolano de Energía y presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Rafael Ramírez.
El mandatario venezolano explicó que la generación hidroeléctrica en el país resultó afectada por el descenso en los niveles de los embalses y atribuyó al fenómeno natural “El Niño”, como el causante de esa situación.
Apagar la luz, no dejar televisores o artefactos eléctricos encendidos y evitar el consumo desproporcionado de la electricidad, recomendó el presidente venezolano a la población.
Explicó que el nuevo Ministerio de Energía Eléctrica regulará y prohibirá la importación de artefactos con baja eficiencia y consumo excesivo de energía.
También instruyó al parque industrial del Estado, entre ellos al sector de la petroquímica, a PDVSA y a las empresas de Estado agrupadas en la Corporación Venezolana de Guayana, aplicar un programa de reducción en el consumo de energía eléctrica.

El jefe del Estado también anunció la nueva etapa de la campaña Revolución Energética, que consiste en la instalación de 50 millones de nuevas lámparas ahorradoras de energía.

El Salvador: Despiden a trabajadoras de maquilas. Oscar López (COLATINO)

Deja un comentario


viernes 23 de octubre de 2009

Oscar López (COLATINO)

Un grupo de trabajadoras del sector maquila llegó al Ministerio de Trabajo a presentar una denuncia en contra de la maquilas Primo y Caribe, por haber despedido a más de 600 mujeres que trabajaban en las mencionada maquilas, ubicadas en la zona franca de San Bartolo.

Las ex trabajadoras sostienen que las empresas cerraron alegando quiebra total, además de que lo hicieron sin ningún aviso previo a sus empleados. Por si esto fuera poco, las despedidas sostienen que el propietario de la empresa, el norteamericano David Jackson Brown, no acepta el pago total del dinero que las trabajadoras merecen por los años laborados en la empresa, según los cálculos.
Por lo mismo, pretenden interponer una denuncia en la Fiscalía General de la República (FGR), ya que aseguran que los gerentes de las empresas obligaron a las trabajadoras a que firmaran un finiquito en blanco, asegurándoles que de no hacerlo no recibirían ninguna indemnización por su tiempo de trabajo. Las ex empleadas que firmaron el finiquito sostienen que solo se les ha dado el 7% de su pasivo laboral. Además, harán una denuncia en contra de David Brown, porque aseguran que se apoderó de más de 500 mil dólares, que les eran descontados a las mujeres en concepto de pago de AFP y seguro social.
María Gladis es una de las ex empleadas que firmó el finiquito, por lo mismo, únicamente se le entregaron 194 dólares, cuando por ley le corresponden 528 dólares. Ella asegura que en los años que trabajó en la empresa sufrió muchas formas de maltrato.

“La gerente que teníamos trataba a la gente muy mal, los trabajadores no merecíamos ese trato, además, si llegábamos media hora tarde se nos descontaba, casi siempre nos ponían metas de producción bien altas y cuando no las podíamos cumplir, nos reunían y nos decían de todo y a parte, cuando hacíamos horas extras, nos la pagaban bien baratas, casi siempre a 60 centavos de dólar, otra cosa es que nos negaban los permisos para ir a pasar consulta y muchas veces teníamos que ir a hablar con la gerente para que nos dejara salir”, aseguró María Gladis.

Honduras: Fracasa el diálogo por el rechazo a la restitución de Manuel Zelaya

Deja un comentario


viernes 23 de octubre de 2009

La crisis política en Honduras, tras casi cuatro meses del golpe de Estado, tiende a profundizarse pues el diálogo iniciado el 7 de octubre fue roto anoche cuando el régimen de facto que encabeza Roberto Micheletti mantuvo su decisión de impedir el retorno al poder del depuesto presidente Manuel Zelaya.

La comisión negociadora de Zelaya dio por concluido el diálogo al finalizar el plazo dado hasta las 24 locales del jueves (6 GMT de este viernes) para que la delegación de Micheletti presentara una nueva propuesta sobre la restitución de Zelaya, en base al Acuerdo de San José propuesto por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias.
La delegación negociadora de Zelaya presentó el jueves una nueva propuesta sobre la restitución presidencial basada en el Acuerdo de San José y en atención a la resolución aprobada el miércoles por el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).
La resolución de la OEA exhortó a “proseguir el diálogo ya avanzado en Honduras dentro de los términos de la propuesta del acuerdo de San José, sin intentar abrir otros temas diferentes de aquellos contenido en dicha propuesta”.
Sobre la restitución de Zelaya, punto clave y conflictivo del Acuerdo de San José, la comisión de Micheletti propuso que la decisión fuera tomada en base a informes de la Corte Suprema de Justicia y el Congreso Nacional en relación a los sucesos del 28 de junio, cuando el presidente constitucional fue derrocado y expulsado del país.
Zelaya y sus representantes en el diálogo estaban de acuerdo en que el tema de la restitución fuera abordado sólo por el Congreso Nacional, porque la Corte Suprema de Justicia ya emitió su opinión al conocer el Acuerdo de San José.
Víctor Meza, miembro de la delegación negociadora de Zelaya, dijo que la última propuesta presentada por los golpistas “ni más ni menos quiere decir lo siguiente: firmemos un acuerdo para decir que no estamos de acuerdo”.

“Nos están proponiendo un acuerdo sobre un desacuerdo, en forma disfrazada quieren que se reconozca que no hubo golpe de Estado, si es así, qué sentido tenía iniciar esta mesa de diálogo”, dijo.

“Es inconcebible que sigan las reuniones de Comandantes en Jefe de Ejércitos Americanos”. Coronel (R) Horacio Ballester (CEMIDA)

Deja un comentario


viernes 23 de octubre de 20

Coronel (R) Horacio Ballester (CEMIDA)

El 26 de octubre se reunirán en Buenos Aires todos los jefes militares de América, incluyendo a los de Estados Unidos, Colombia, Venezuela, Argentina y Brasil, en el marco de la Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA). La reunión es casi clandestina para los medios de comunicación. Sólo apareció una nota en la revista El Soldado. Hay una obvia intención de ocultarla para impedir críticas y repudios populares.

Por un lado algunos gobiernos dicen estar contra las bases yanquis y ahora hacen esta reunión ¿Qué tienen que discutir los jefes militares con los genocidas de Colombia y con los imperialistas de Estados Unidos?
Sobre el tema entrevistamos al coronel retirado Horacio Ballester, presidente del Centro de Militares por la Democracia Argentina, entidad que cumple 25 años denunciando al genocidio de la dictadura, las traiciones en Malvinas y al imperialismo en el terreno militar. Desde sus lúcidos y jóvenes 82 años, el coronel Ballester nos dijo:
“Es inconcebible que se sigan realizando las reuniones de comandantes en jefe del Ejército que comenzaron en 1960 en Fuerte Amador, en Canal de Panamá. De esa relación surgió -nada menosque el Operativo Cóndor que, por propuesta de Pinochet, durante las dictaduras militares nuestras, los servicios de inteligencia de un país podían penetrar en el otro a detener prisioneros, y enviaran sicarios para matar gente. En la República Argentina fueron asesinados el general Torres de Bolivia, el general Prats de Chile, el diputado Gutiérrez Ruiz, el senador Germán Michelini del Uruguay y un montón más de gente.”
“Que todavía se sigan realizando estas Conferencias muestra que la Doctrina de Seguridad Nacional sigue manteniendo su plena vigencia. Todavía sigue funcionando la Junta Interamericana de Defensa, el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), la OEA, los programas de “ayuda militar”, los ejercicios en conjunto con Estados Unidos. Esto siempre es para satisfacer las hipótesis de guerra del gobierno norteamericano. Son para control de la población. Recuerdo que hace un año, más o menos, se hizo un ejercicio naval en la Base de Puerto Belgrano. Ellos ponían “ejercicio naval”, pero no había ni siquiera una palangana con agua.. El “ejercicio naval” consistía en un automóvil, un individuo con manos apoyadas sobre el automóvil y gente que los estaba revisando a ver qué es lo que tenía. Y venían los expertos norteamericanos con sus trabajos en Irak, Afganistán y demás, para enseñarles a los nuestros como tenían que hacer para chequear a un detenido. Que se sigan haciendo esas cosas me parece espeluznante.”

“Se acaba de realizar una reunión de jefes de Estado donde se analizó las bases de Estados Unidos en Colombia. En julio del año pasado se reactivó la IV Flota, que había sido creada para combatir los submarinos alemanes en el Atlántico. Y ahora los almirantes norteamericanos dicen que ellos van a actuar en aguas azules y aguas marrones, es decir en los océanos y en los ríos, cuencas del Plata, Amazonas y Orinoco. Varios países han dicho que las naves norteamericanas no van a entrar a nuestros ríos. Pero hay países como Colombia, como Perú, que le permiten el uso de sus puertos a esa IV Flota. Entonces yo no se cómo se puede seguir con estas reuniones de Comandantes en Jefe de Ejércitos Americanos, como se puede seguir dentro de ese sistema que ha ocasionado tantos desastres a nuestros países.”

Entradas más antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 123 seguidores