miércoles 30 de junio de 2010

José Fredy López (CERIGUA)

La desigualdad social y la poca representatividad del sector femenino en los puestos de dirección institucional y cargos de elección popular, demuestra que en Guatemala aún prevalece la desigualdad social, porque la participación de la mujer frente a la de los hombres, nunca ha estado equiparada, dijo María Eugenia Morales de Sierra, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

En un artículo publicado en el periódico “El Defensor del Pueblo”, de la PDH, la Procuradora Adjunta de dicha entidad señaló que la infra representación de las mujeres es una amenaza para la democracia, lo que se evidencia en los partidos políticos que se caracterizan siempre por estructuras sexistas y no las incorporan en condiciones de igualdad a los hombres.
La funcionaria indicó que en Guatemala la representatividad e inclusión de la mujer en el ámbito político presenta un bajo índice y no se ha valorado que la participación femenina desde la perspectiva del poder, por medio de ocupar cargos políticos y de toma de decisiones, busca el equilibrio de género en la administración pública.
A decir de Morales, si bien en Guatemala cada vez mayor número de personas apoyan las medidas para incrementar la presencia femenina en las esferas del poder, aún queda pendiente implementar políticas que permitan su desarrollo económico y social, así como los cambios culturales que conlleven el fortalecimiento del sector mujeres y elevar su nivel de vida.

La prohibición de la discriminación directa e indirecta sugiere el uso de criterios con base en las normas nacionales e internacionales ratificadas por el Estado en relación con la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, las cuales exigen a los Estados equiparar las condiciones y oportunidades, concluye la información.

About these ads