lunes 27 de septiembre de 2010

 
Claudia Solórzano (COLATNO)

La reforma de salud es uno de los principales proyectos del Gobierno de izquierda que saldará al fin con la deuda de las anteriores administraciones: cumplir con el derecho de acceso a la salud para todos y todas.

La Ministra del ramo, María Isabel Rodríguez, concedió una entrevista en la que explica con detalle cada uno de los pasos de la reforma y sus implicaciones en la sociedad salvadoreña.
Basada en los principios de intersectorialidad, equidad, territorialidad, y sobre todo, el pleno respeto de los derechos humanos, la reforma de salud se plantea como uno de los elementos principales para conseguir el desarrollo social.
-¿Cuál es el objetivo de la reforma de salud?
Darle respuesta a la población salvadoreña sobre algo que han pedido por mucho tiempo. Este modelo garantizará el derecho a la salud de todas y todos, pero para llegar a eso debemos tener un sistema de salud integrado, porque ahora está fragmentado, disperso.
Queremos que el Ministerio de Salud sea un verdadero organismo que funcione coordinadamente y de forma lógica, tratar de coordinar con otros que ofrecen salud, como seguridad social, bienestar magisterial, pero, que trabajemos juntos para ofrecer salud de alta calidad.
La idea es que todos tengan acceso a la promoción de la salud, para tener poblaciones saludables y esto incluye el ambiente: provisión de agua, entre otros. Ofrecer mecanismos para la rehabilitación de la salud, en un país que después de la guerra dejó tanta gente necesitada de rehabilitación.
Una de las cosas que necesitamos hacer es trabajar adecuadamente para evitar la queja permanente: el cúmulo de personas demandando atención en el nivel más alto del sistema, que son los hospitales Rosales, Maternidad, el Bloom. La organización adecuada permitirá que el primer nivel de la atención pueda ofrecer recurso humano y equipo necesario para tratar las enfermedades más comunes.
Que una persona en Cacaopera u otro lugar alejado pueda resolver su problema ahí cerquita de donde vive. Así, esta persona no tiene que hacer esfuerzos para llegar a la cabecera departamental o en todo caso a la capital.
Al darle capacidad resolutiva al primer nivel, iremos descongestionando la demanda de los niveles más altos.
-¿Cuáles son los principales ejes de la reforma?
Tenemos que fortalecer el sistema de salud mediante 8 ejes fundamentales:
1. Construir la red integrada de servicios de salud, es decir, organizar desde el primer nivel donde tenemos los llamados equipos comunitarios de salud, los famosos ecos. Empezamos con 74 municipios que cubren la zona norte del país, principalmente los lugares de pobreza extrema.
Esos municipios van a resolver los primeros problemas de salud, si se complican irán al segundo nivel y sino, al tercer nivel, pero ya no habrá esa concentración.
2. Dado que nadie está exento de que nos atropelle un vehículo, de que el carro en que vamos choque y haya un accidente que requiera una atención inmediata o que usted esté en su casa y que de repente tenga un dolor violento por una ruptura de un vaso cerebral por ejemplo, ¿Qué hacer si tiene una emergencia? Ahí aparece el segundo eje de la reforma, que está enfocado a la construcción de un Sistema Nacional de Emergencias, que permitirá a través de una llamada telefónica a la Policía Nacional Civil (PNC) enviar un equipo médico asistencial.
-¿Desde la PNC se coordinará el sistema de emergencia?
Sí, luego de la llamada, se enviará a la unidad de ambulancia más cercana al lugar del accidente, al trabajo o a su casa. Si el accidente ocurrió en un lugar donde es difícil el acceso de vehículo, ahí viene el quid de la cuestión, se requerirá que un helicóptero vaya allá.
Pero cómo garantizar tener ambulancias y helicópteros, a través de la intersectorialidad, es decir, no es solo el Ministerio de Salud, sino también el ISSS, la PNC, el Ministerio de la Defensa Nacional, todos coordinados para brindar un servicio organizado, cuando la vida depende de unos pocos minutos. Cada ambulancia llevará lo necesario para estabilizar al paciente y de ahí, llevarlo al hospital, el cual debe estar organizado con salas de emergencia para continuar la labor.
Esto implica también crear un sistema que de respuesta a la demanda de medicamentos y vacunas, porque queremos garantizar que por fin se tenga cubierto el listado unificado de medicamentos. En cuanto al cuadro de vacunas, éste ya lo tenemos completo, se ha logrado comprar y poner a la disposición de la gente.
-¿Hasta el momento, cuánto se ha invertido en el abastecimiento de fármacos?
Nosotros hemos duplicado la inversión en medicamentos, antes se gastaba 30 millones y ahora está 74 millones de dólares. Esto siempre irá aumentado.
-¿De qué trata el tercer eje de la reforma?
Establecer la intersectorialidad, dado que el esfuerzo de la salud no es solo del Ministerio de Salud, esto debe ser compartido con diversos sectores. Por ello, hemos creado lo que se conoce como el CISALUD (Comisión Intersectorial de Salud), conformada por 32 instituciones entre las que resaltan Gobernación, Educación, el Ministerio del Ambiente, PNC, Defensa Nacional, que se reúnen como un relojito cada dos o tres semanas.
De hecho, no hubiésemos podido salir del manejo de las epidemias sino tuviéramos este consejo, que se formó al llegar el nuevo Gobierno.
4. El cuarto eje sustancial es el Foro Nacional de Salud, que es la organización y respaldo al trabajo de la comunidad, esto se constituye en un foro permanente. Queremos que este organismo sea un contralor de nuestras acciones, que tengamos el soporte de la comunidad, pero, cuando esta se de cuenta de problemas que no hemos tratado o resuelto adecuadamente, nos ayuden con sus quejas o propuestas. Esto es básico para el funcionamiento del sistema.
5. Otro eje es la investigación de los padecimientos del individuo. Saber porqué se enferman, cuáles son las determinantes, cuál es el camino más científico para resolver los problemas, para ello se construirá el Instituto Nacional de Salud.
En este momento no tenemos los recursos para construirlo, pero ya está funcionando, ya tenemos líneas de investigación por ejemplo: con el grave problema de la enfermedad renal crónica se está haciendo una investigación excelente en el lugar de los hechos, ahí hay equipos de investigadores que ya están contribuyendo con sus datos.
6. El siguiente eje trata sobre la creación de un Sistema Único de Información. Cuando llegamos acá encontramos 26 sistemas. Si usted va ahorita a La Unión y desgraciadamente tiene un problema de salud agudo, no puede darle al médico que lo ve el verdadero diagnóstico de algo que padeció hace tiempo, que podría relacionarse con los actuales síntomas, o no puede decir tampoco qué medicamentos le aplicaron, que procedimiento le hicieron porque no hay un sistema de información.
Entonces, el Sistema Único hará que en cualquier unidad de salud remota tengan registrados sus antecedentes clínicos, mediante un sistema computarizado. Eso ayudará a la hora de saber que medicamentos aplicarle, si es alérgico a algo… Lo que queremos es una atención personalizada, que le de seguimiento a su padecimiento.
-En ese sentido, ¿el sistema único también se aplicará al abastecimiento de medicamentos e insumos?
Sí, de eso hemos carecido durante mucho tiempo, y a veces existiendo los medicamentos se le ha dicho a los pacientes que no hay. Pero, con el sistema se sabrá dónde están los medicamentos, y se prevendrá cuáles se están agotando, para hacer una compra urgente, aunque no deberíamos llegar a esos niveles, porque si tenemos este sistema deberíamos saber siempre que hay existencias para responder.
7. En eso se basa otro eje, en garantizar el abastecimiento de medicamentos, insumos y otros.
8. Por último y que debería ser el primero, se refiere a la política de desarrollo de recursos humanos. Esta es la parte difícil de la reforma, pues, todo el personal de salud debe responder comprometido a la necesidad de los usuarios: derecho a ser atendido con calidez y mayor calidad. Eso no está resuelto todavía, el trato al pacientes no es en ocasiones el que quisiéramos que tuvieran en todos lados. Por eso habrá formación constante del personal, pero también que la gente adquiera un compromiso. A partir de ahora, nuestra meta es que la primera semana de enero de 2014 tengamos cubiertos y resueltos los problemas de los 262 municipios del país, esto es una cuestión atrevida y abusiva, pero así será.
Acabamos de empezar. En julio 2010 se inició la modificación de la reforma, en esta primera etapa cubrimos 74 municipios de extrema pobreza en el norte del país. Además, que teníamos los recursos del Banco Interamericano de Desarrollo para iniciar el proceso.
-Doctora, hay sectores que cuestionan mucho ¿Cómo hará el Ministerio para cumplir con los objetivos planteados?
Bueno, vamos por etapas. La primera etapa es dar cobertura a los municipios de extrema pobreza. La segunda iniciaría en 2011, y cubriremos 49 municipios más, pero, además de esto, ganaríamos muy poco si atendieron solo la organización del primer nivel, que mantendría una población sana con los casos más simples.
Sin embargo, si algún miembro de la comunidad se enfermera con algo que no se puede resolver en ese nivel, necesita del segundo nivel de atención. Entonces, en la segunda etapa entraremos en el fortalecimiento de los hospitales, uno por cada región del país, los cuales serán abastecidos de medicamentos, insumos y equipo.
La reforma no solo queda en el primer nivel de atención, sino que llegará a los restantes. La tercer etapa comprende 58 municipios, ahí trataremos los lugares con altos niveles de desnutrición y fortalecer a otro grupo de hospitales. La cuarta etapa está para enero 2013, con 49 municipios de alta prevalencia de desnutrición y empezamos con los de pobreza moderada.
Y por último la quinta etapa, que se supone la inauguraremos en el 2014, tiene 43 municipios más, en donde incluiremos a las comunidades solidarias, hasta completar 262 municipios.
-¿Qué significa intervenir estos municipios?
En todas las comunidades habrá promotores de salud, tanto en el área rural como la urbana. Un promotor tendrá a su cargo 200 familias, y vivirá en el lugar donde las atiende. Pero cada tres promotores tendrán el apoyo de la unidad comunitaria de salud familiar, que integra a un médico, enfermera, auxiliar de enfermería, promotores de salud y un individuo polivalente.
Cada equipo familiar o simple tiene como soporte un equipo especializado, integrado por un pediatra, un ginecobstestra, un internista, un odontólogo, un fisioterapeuta , un laboratorista clínico, porque aquí si tomaremos exámenes a los pacientes, así como, un estadístico que llevará todo el sistema computarizado, un educador en salud para que trabaje con la comunidad en la promoción de la salud y finalmente un nutricionista .
-¿Cuántas familias tendrían a cargo cada Ecofamiliar?
En el área urbana tendrían 8 mil familias y en el área rural 6 mil, ponemos menos en esta porque las familias están dispersas y su control es más difícil.
-¿Dará abasto ese personal para atender la población, porque mucho se dice que las consultas serían una en varios meses?
De ninguna manera, está calculado que la gente recibirá la atención en el momento, incluso buscando con FOSALUD horarios que cubran todo el día de atención y ninguna persona se quedará sin consulta.
Poco a poco iremos incrementando las consultas, por ejemplo Guarjila, que es un lugar con excelente organización pero, en este momento, está recibiendo tres veces las consultas que tenía antes, pues hizo la fama de los Ecofamiliares.
-Doctora ¿En qué fase iniciaría la carnetización?
Se hará desde la primera fase, con los Ecofamiliares. Estos promotores de salud vendrán con su información y empezarán a registrarla en la computadora, desde el último habitante…ahí comenzará la base de datos.
Así sabremos cuantos niños hay en una casa, prever cuántas vacunas necesitarán, cuántas embarazadas, estimar los prenatales que tendrá, la atención del adulto mayor y otros.
Lo interesante es que cada médico tendrá un registro nominal de las familias que atiende.
-¿Se garantiza siempre la gratuidad?
Sí, porque es parte de los principios fundamentales que son transparencia, solidaridad, compromiso, intersectorialidad, gratuidad, acceso universal, participación social y equidad, que tenemos que darle atención de calidad al individuo más acomodado como a cualquier persona.
-¿De cuánto es el presupuesto para la reforma?
Vamos a recibir el apoyo del Banco Centroamericano de Integración Económica, que está por otorgar 60 millones de dólares, pero falta la aprobación de la asamblea, esto servirá para fortalecer todo el sistema.
-¿Ministra, qué tanto podría afectar a la reforma, el estancamiento de la Ley de Medicamentos en la Asamblea Legislativa?

Esto nos hace duplicar el costo de medicamentos, si la ley se hubiese aprobado ya, la inversión en medicamentos bajaría a la mitad del costo. Yo estoy muy preocupada porque la discusión se está entrampando en la aprobación y esto es un obstáculo para la reforma de salud.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Publicado por ARGENPRESS
About these ads