CERIGUA

Quince organizaciones sociales mostraron su rechazo por las acciones violentas, tomadas por fuerzas de seguridad este martes, para desalojar a un grupo de estudiantes en el Puente del Incienso; los inconformes bloquearon ambas vías pero fueron expulsados por la policía mediante fuerza excesiva y gases lacrimógenos.

Las organizaciones denunciaron, a través de un comunicado de prensa, lo que en su criterio es una falsa mejora del sistema educativo, ya que la titular del Ministerio de Educación, Cynthia del Águila, pretende modificar la carrera de magisterio por un bachillerato y cursar una carrera técnica a nivel superior, lo que afectaría la economía de tantas familias que mantienen a sus hijos en el sistema educativo nacional; estos cambios al pensum son un modelo excluyente que busca reducir el número de personas formadas en la docencia.
Asimismo se solidarizaron con el movimiento estudiantil, en demanda de una educación de calidad, mostrando su rechazo a las medidas violentas de represión ejercidas por la Policía Nacional Civil y el pelotón antimotines; exigieron al Ministerio Público investigar los hechos y deducir responsabilidades penales y administrativas contra los funcionarios implicados.
Estudiantes de magisterio se encuentran en paro desde hace tres semanas, debido a su descontento por la supresión de la carrera de magisterio, y su cambio por un Bachillerato en Ciencias y Letras con Orientación Educacional y la implementación de una carrera técnica a nivel universitario, para poder desempeñar la docencia.
Jóvenes normalistas tomaron el puente en horas de la mañana, para que sean escuchadas sus propuestas en cuanto al cierre de la carrera de magisterio; un pelotón antimotines de la PNC llegó al lugar y con orden del Ministro de Gobernación desalojaron a los estudiantes; esto suscitó un enfrenamiento, con resultado de varios estudiantes y policías heridos.
Un grupo de inconformes se refugió en el Instituto Normal Mixto Rafael Aqueche, hasta donde fueron perseguidos pon antimotines y a pesar de que los adolescentes ya no obstaculizaban el transito y no representaban peligro alguno, los policías siguieron arrojando bombas lacrimógenas dentro del inmueble; los estudiantes salieron posteriormente en ambulancias.
Las agrupaciones sociales aseguraron tener pruebas de que un estudiante fue agredido por las fuerzas del orden, en presencia del Ministro de Gobernación y que él no intervino para detener el abuso hacia el joven.
Entre las entidades firmantes están la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos Guatemala (UDEFEGUA), el Centro de Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), la Unión Nacional de Mujeres de Guatemala (UNAMG) y el Consejo Ecuménico Cristiano de Guatemala.
En el documento se pide al Ministerio de Educación realizar un proceso de dialogo efectivo y no tergiversado sobre la reforma a la educación, además de solicitar, tanto al actual como al futuro Procurador de los Derechos Humanos, verificar el estado de los estudiantes involucrados en la protesta, y a la PNC y al Ministerio de Gobernación un informe detallado de las personas que participaron en el desalojo, así como la cantidad de bombas lacrimógenas utilizadas.
About these ads