Foto

Simpatizantes del presidente constitucional hondureño, Manuel Zelaya, se manifestaron ayer frente a la sede de la ONU en Tegucigalpa, al conocerse las primeras versiones de que el mandatario había retornado al paísFoto Ap
Afp

El presidente constitucional hondureño, Manuel Zelaya, retornó ayer a Tegucigalpa, con lo que puso fin a casi tres meses de exilio desde que fue expulsado del país por un comando armado la madrugada del 28 de junio.

Ésta es la cronología de la crisis hondureña:

28 de junio: Zelaya intenta realizar una consulta popular para ver si la población está de acuerdo en convocar a un referendo para reformar la Constitución. Unos 200 militares entran en su casa pasadas las 5 de la mañana, lo detienen y lo expulsan a Costa Rica.

La Suprema Corte de Justicia dice que la destitución de Zelaya fue en cumplimiento de una orden judicial.

El Congreso Nacional designa a su presidente, Roberto Micheletti, gobernante de facto.

La comunidad internacional condena por unanimidad el golpe de Estado.

29 de junio: Barack Obama dice que Zelaya es el presidente de Honduras. Países de la Alba retiran a sus embajadores en Honduras. Hay varios heridos en incidentes entre manifestantes y tropas en Tegucigalpa.

30 de junio: La Asamblea General de la ONU pide restituir a Zelaya.

1º de julio: La OEA da 72 horas a Honduras para reinstalar a Zelaya como presidente.

El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo congelan préstamos a Honduras.

2 de julio: Todos los embajadores de la Unión Europea (UE) en Honduras abandonan el país.

3 de julio: Chávez anuncia suspensión de envíos de petróleo a Honduras.

4 de julio: La OEA suspende a Honduras. El cardenal Óscar Rodríguez pide a Zelaya que no regrese, para evitar un baño de sangre.

5 de julio: El ejército bloquea una pista del aeropuerto de Tegucigalpa para impedir el aterrizaje de Zelaya, que viaja en un avión militar venezolano; enfrentamientos entre zelayistas y fuerzas de seguridad dejan un muerto y varios heridos.

7 de julio: El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, acepta ser mediador en la crisis hondureña.

9 de julio: Arias se reúne en San José con Zelaya y Micheletti, por separado.

15 de julio: Zelaya llama desde Guatemala a los hondureños a la insurrección.

16 de julio: El gobierno de facto de Honduras denuncia a Chávez ante la ONU.

18 de julio: Delegados de Zelaya y Micheletti se reúnen en Costa Rica en una segunda ronda de negociación: Arias propone restitución de Zelaya, amnistía y adelanto de elecciones para salir de la crisis.

19 de julio: La delegación de Micheletti rechaza las propuestas de Arias, y la de Zelaya da por terminado el diálogo.

20 de julio: La UE congela 65.5 millones de euros de ayuda a Honduras.

21 de julio: El gobierno de facto da 72 horas a diplomáticos venezolanos para abandonar el país; éstos responden que no reconocen órdenes de golpistas.

23 de julio: Zelaya viaja al norte de Nicaragua para cruzar a Honduras.

24 de julio: Zelaya pisa suelo hondureño por primera vez desde el golpe de Estado.

25 de julio: Aparece muerto un hondureño con señales de tortura y golpes.

22 de agosto: Una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos confirma violaciones del gobierno de facto a los derechos humanos.

25 de agosto: Una misión de la OEA integrada por siete cancilleres americanos finaliza misión en Honduras sin lograr el apoyo del gobierno golpista a un acuerdo para restablecer el orden constitucional.

31 de agosto: La campaña de las elecciones del 29 de noviembre arranca con un llamado del gobierno de facto y del tribunal electoral a una participación masiva.

3 de septiembre: Estados Unidos profundiza el aislamiento del régimen de facto al suspender 30 millones de dólares de ayuda a Honduras.

10 septiembre: Washington revoca visas a Micheletti y a decenas de funcionarios y empresarios golpistas.

16 de septiembre: Arias se reúne en San José con cuatro candidatos hondureños para advertirles que el mundo no reconocerá los comicios organizados por el régimen de facto.

21 de septiembre: Zelaya regresa en secreto a Honduras y se hospeda en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.