117 emisión. Del 25 al 31 de marzo, 2010

Deja un comentario


Video thumbnail. Click to play

Soldados abatieron a alumnos del Tec, según fuentes castrenses.

Deja un comentario


Atrae la PGR el caso de los jóvenes asesinados en Nuevo León

La Sedena aporta los elementos necesarios para esclarecer el hecho

David Carrizales y Gustavo Castillo
Corresponsal y reportero
Periódico La Jornada
Viernes 26 de marzo de 2010, p. 10

Los estudiantes Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo abandonaron la biblioteca del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) a los 00:38 minutos del sábado 20 de marzo, y siete minutos más tarde fueron abatidos a balazos frente a la puerta de su escuela.

De acuerdo con fuentes militares, los muchachos fueron confundidos con sicarios debido a que momentos antes de que ellos salieran del campus del ITESM, los soldados habían sostenido un enfrentamiento con presuntos delincuentes que trataron de darse a la fuga y supuestamente se habrían internado en el Tecnológico.

El rector del ITESM, Rafael Rangel Sostmann, narró que dos días después del asesinato, cuando ya sabía que los dos jóvenes que habían muerto en los accesos del campus eran estudiantes de excelencia, fue a su oficina “para verificar minuto a minuto qué habían hecho (Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo), de dónde venían, qué hicieron, quién los vio por última vez.

A las 22:30 horas del 19 de marzo, un profesor los vio por última vez y a las 00:38 del sábado 20 dejaron de escribir en su computadora en la biblioteca. A las 12:45 inició la balacera, dijo Rangel Sostmann.

La noche del 19 de marzo, los soldados sostuvieron un enfrentamiento con sicarios, debido a que como había ocurrido desde dos días antes, grupos de delincuentes cerraron vialidades de la capital neoleonesa y ello desembocó en un choque armado.

Mientras, Mercado Alonso y Arredondo Verdugo estudiaban para los exámenes trimestrales en su especialidad, y estaban a las 00:38 en la biblioteca de su escuela porque en época de pruebas ésta da servicio de día y de noche.

A las 00:40 horas, la balacera se había desatado en el cruce de avenida Eugenio Garza Sada y Luis Elizondo. Los soldados seguían desde tres kilómetros atrás varias camionetas sospechosas: Yukon, Armada y una pick up. Desde las unidades los soldados fueron tiroteados y comenzó la persecución.

A las 00:45 horas, Mercado Alonso y Arredondo Verdugo ya habían abandonado la biblioteca y se dirigían a descansar a una de las casas de alojamiento para estudiantes. En ese momento, una camioneta militar chocó con la Yukon, que estaba blindada; los ocupantes de una de las camionetas subieron al puente de un paso a desnivel y desde ahí dispararon contra los militares.

Según las versiones recabadas, dos de los sicarios bajaron de la Yukon y se introdujeron al ITESM arrojando granadas. Supuestamente los militares abatieron a dos hombres que creyeron les habían disparado. Un día después se sabría que eran Jorge Antonio Mercado y Javier Francisco Arredondo.

En el lugar del tiroteo fueron decomisadas tres armas largas, 15 cargadores, teléfonos celulares, una tabla de tortura, fornituras, libretas, esposas y otras pertenencias.

Una de las líneas de investigación es que los estudiantes fueron abatidos en medio del fuego cruzado, y que pudieron haber sido alcanzados por las balas de los sicarios.

Otra hipótesis, la que las autoridades de la Defensa Nacional consideran más viable, es que en medio de la refriega los soldados los confundieron con los sicarios y les dispararon.

La tercera es que los narcos usaron a los estudiantes para cubrirse y poder escapar de la zona.

Hasta el momento no hay avances en la indagatoria; ayer, la Procuraduría General de la República (PGR) confirmó que había atraído el caso porque las autoridades locales se declararon incompetentes, a pesar de que desde el pasado lunes comenzaron con sus propias líneas de investigación, a través de la delegación en Monterrey.

La Sedena informó ayer por la noche que, una vez que la PGR abrió la averiguación, aporta todos los elementos necesarios para lograr el pleno esclarecimiento de esos hechos.

En un comunicado, la dependencia que encabeza el general Guillermo Galván Galván refrendó su compromiso con la sociedad mexicana para contribuir al fortalecimiento del estado de derecho y para atender en todo momento las resoluciones de las autoridades competentes, en cumplimiento de la ley.

El titular de SG aprovecha foro de Televisa para apoyar la reforma del Estado. La Jornada

Deja un comentario


Estudiantes le reprochan que en lo oscurito avalara alianzas PAN-PRD

Se disculpa Gómez Mont por escándalos entre políticos
Luis A. Boffil Gómez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 27 de marzo de 2010, p. 10

Mérida, Yuc., 26 de marzo. El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, ofreció una disculpa a los ofendidos por los recientes escándalos entre dirigentes de los partidos, que llegaron a agresiones verbales en la Cámara de Diputados, con motivo de la política de alianzas negociadas para los próximos comicios.

En el contexto de su participación en el foro Espacio 2010 –organizado por Televisa–, con el tema Del proyecto al programa de nación, Gómez Mont tuvo un encuentro con estudiantes, quienes lo interrogaron sobre el comportamiento de los partidos y funcionarios involucrados en esos hechos.

Cuando la política se deshumaniza, es una vergüenza; cuando la política pierde el decoro, la humanidad es triste; pero la política no puede quedar secuestrada por estas actitudes, afirmó, pero confió en que se retorne a la decencia y generosidad política.

Interrogado por un alumno de la Universidad Veracruzana sobre los dimes y diretes entre panistas y priístas en San Lázaro, respondió: es muy lamentable, muy triste, y eso impide llegar a acuerdos importantes para el desarrollo de la nación.

Dijo que la reforma del Estado que promueve el gobierno de Felipe Calderón busca acercar a la ciudadanía a la política, y viceversa, porque es la manera de construir liderazgos más serios y transparentes.

En el panel, Gómez Mont insistió en la reforma del Estado, pero censuró a la oposición por frenar el avance del país. En ese momento, varios estudiantes comenzaron a abuchearlo y le pidieron que identifique a qué oposición se refería: si a PRI, PRD o al propio PAN.

Agregó que con la reforma del Estado, la sociedad podrá retomar la confianza en la clase política y exigir a los funcionarios que ahora sí deben cumplir a la gente con trabajo efectivo.

Algunos estudiantes le reprocharon las alianzas entre panistas y perredistas, así como que se haya prestado al juego político en lo oscurito. Gómez Mont esbozó una sonrisa, pero se refirió veladamente al tema con la urgencia de que las agrupaciones partidistas de México mantengan la civilidad.

Defendió que funcionarios o diputados abandonen sus cargos para competir por otros de elección popular. Aunque hay rechazo social –dijo–, estas acciones podrían seguir vigentes.

Lograr un ejercicio permanente de la política subordinada a la gente significa también la necesidad de que existan ciudadanos comprometidos, ya que quien toma decisiones en la vida debe creer en lo que hace, enfatizó.

Imposible acabar con las drogas y eliminar su consumo: Calderón. La Jornada

Deja un comentario


Legalizarlas, inútil y peligroso; EU tampoco lo hace, declara el Presidente a CNN

No es ése mi objetivo, sostiene; critica a Washington por no actuar contra el tráfico de armas

El problema es que somos vecinos del mayor consumidor mundial y no es fácil vivir así

Foto

El presidente Felipe Calderón, en una imagen captada el pasado 3 de marzoFoto Marco Peláez
Notimex y Reuters
Periódico La Jornada
Lunes 29 de marzo de 2010, p. 5

Mi objetivo principal no es acabar con las drogas ni eliminar su consumo. Eso es imposible. Mi objetivo es fortalecer la ley mexicana. Quiero hacer de México un país donde se respete la ley, porque ése es el primer paso para el desarrollo, afirmó hoy el presidente Felipe Calderón en una entrevista hecha por Fareed Zakaria, conductor del programa GPS de la cadena CNN.

El problema es que somos vecinos del mayor consumidor mundial de drogas y no es fácil vivir así, declaró Calderón, al señalar que Estados Unidos es corresponsable del problema de la violencia que azota al país por no actuar contra la exportación de armas a México.

El mandatario insistió en la necesidad de que el gobierno de Barack Obama participe de manera coordinada para solucionar ese problema, porque no sólo es de México.

El narcotráfico es un problema común, la violencia es un problema común, particularmente en la frontera y, por supuesto, la estabilidad de la región, la estabilidad de la sociedad, también son un problema común.

Obama, hombre honesto

Si bien se trata de un proceso difícil, mi percepción es que (el presidente Barack Obama) es un hombre muy honesto y, por supuesto, con un liderazgo sorprendente. Mi primera idea al respecto es que será muy útil para promover la relación entre México y Estados Unidos.

Sobre la violencia en Ciudad Juárez, el Presidente dijo que sin duda es el principal punto de ingreso de drogas a Estados Unidos. Están tratando de adquirir el control del territorio. Y ésa es la razón de la lucha.

Afirmó que una de las causas del aumento en la violencia es que los cárteles mexicanos que solían exportar drogas a Estados Unidos empezaron hace 10 años a hacer nuevos negocios de venta y distribución en México, lo que provocó una ola de crímenes.

“El 90 por ciento de estos homicidios tan violentos tiene que ver con la lucha entre los cárteles; en concreto, en Ciudad Juárez, es la lucha entre el cártel de Juárez y el de Sinaloa”, agregó en la entrevista grabada el pasado 26 de febrero.

Ciudad Juárez es el objetivo central de la guerra de Felipe Calderón contra los cárteles del narcotráfico, cuyos enfrentamientos han dejado más de 18 mil muertos en todo el país desde 2006, según CNN.

Calderón Hinojosa aseguró que en tres años México incautó 66 mil armas, la mitad de asalto, en tanto que un muestreo de hace año y medio reveló que más de 80 por ciento de ese armamento provenía de Estados Unidos.

Ello, comentó, se debe a que existen más de 10 mil tiendas de armas de fuego en la frontera de Estados Unidos con México, y la mayoría están entrando en mi país. Entonces, Estados Unidos debe detener el flujo de armas de asalto a México.

Subrayó que este caso no es un problema de leyes, sino de asegurar su cumplimiento, porque existe una ley que prohíbe exportar armas de este tipo a países en los que están prohibidas, que es el caso de México.

Destacó que es muy importante que el gobierno de Estados Unidos participe de forma más coordinada para corregir el problema de inseguridad.

El presidente Calderón sostuvo que cuando plantea este problema a las autoridades estadunidenses éstas “dicen que tienen que enfrentarse a una fuerte oposición y unos lobbies (cabilderos) muy poderosos en el Congreso para cambiar la situación”.

Sobre la posibilidad de legalizar las drogas como posible solución, Calderón dijo que si Estados Unidos no las legaliza, o ni siquiera debate al respecto, es inútil que nosotros lo hagamos. Creo que es un debate muy difícil, opinó.

Recordó que si Estados Unidos, donde existe el mayor número de consumidores de drogas en el orbe, fija un precio, está estableciendo el mercado negro.

De tal suerte, abundó, “no tiene caso que los países en desarrollo, las economías más pequeñas, traten de legalizar o modificar el problema en términos económicos, porque sería absolutamente inútil. Probablemente podríamos agravar aún más el problema.

Por ejemplo, podemos tratar de hacer eso en México y recibiríamos traficantes provenientes del mundo, desde Afganistán hasta Indonesia, o de Sudamérica. Entonces, es la posición más peligrosa para nosotros, advirtió el titular del Ejecutivo.

Sobre el estado que guarda la relación bilateral, Calderón Hinojosa señaló: Estoy viendo una colaboración muy activa del gobierno de Estados Unidos, en especial en varios sectores o puntos de la agenda bilateral.

En cuanto al tema de la migración, el Presidente mexicano subrayó que la única manera de detener o reducir el paso ilegal de mexicanos a Estados Unidos es crear oportunidades de trabajo en el territorio nacional, y ése es mi objetivo.

Expresó: No me gusta ver a los mexicanos cruzando la frontera y poniendo en riesgo su vida para buscar oportunidades en Estados Unidos. No deseo promover la migración a Estados Unidos. Estoy trabajando con gran ahínco para crear oportunidades aquí, en México, para los mexicanos.

Acusan al gobierno de bajar la calidad del café mexicano a favor de Nestlé. La Jornada

Deja un comentario


Subsidia cultivo de la variedad más barata para beneficiar a Nestlé, afirman productores

Las cosechas de robusta aumentarían más de 300%

Invertirá $500 millones de un programa de desarrollo regional, mientras el proyecto para mejoramiento del grano muestra subejercicio

Foto

Cortador de café arábigo en el municipio de Coatepec, Veracruz. Esta variedad es la mejor cotizada en el mercadoFoto Miguel Ángel Carmona / Archivo
Andrés Timoteo Morales y Javier Salinas Cesáreo
Corresponsales
Periódico La Jornada
Martes 30 de marzo de 2010, p. 25

El gobierno federal pretende multiplicar las plantaciones de café robusta y reducir las de arábigo para beneficiar a la trasnacional Nestlé, que busca producto barato y de baja calidad, afirmaron dirigentes de organizaciones cafetaleras.

Las autoridades decidieron ampliar la producción de café robusta en complicidad con la Nestlé, y para lograrlo dispondrán de más de 500 millones de pesos del Programa para el Desarrollo Sustentable de la Región Sur-Sureste, denunciaron Fernando Celis Callejas, de la Confederación Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC), y Javier Galván Suenaga, de la Unión Nacional de Organizaciones Campesinas Autónomas (Unorca).

Los inconformes dijeron ayer en Jalapa, Veracruz, que como parte del proyecto, funcionarios de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) presionan para renovar los comités locales y regionales de la Asociación Mexicana de la Cadena Producto-Café (Amecafe), con gente dócil y a modo.

En conferencia de prensa, indicaron: Nestlé se propuso incrementar sus ganancias con café barato de baja calidad, y obtuvo apoyo del gobierno para lograrlo a costa de los productores nacionales, que ahora se ven amenazados por otra crisis como la de 2000-2004, cuando la cotización del robusta se vino abajo en el mercado internacional y fueron rebasados por no generar grano de calidad.

Galván Suenaga sostuvo que las autoridades apostaron a multiplicar los beneficios de Nestlé y se le sometieron sin importar el futuro de la cafeticultura nacional. Más aún, a fin de incrementar la producción de café robusta por hectárea, la Sagarpa impulsa la introducción de plantas modificadas genéticamente, lo que representa un riesgo para los cultivos tradicionales.

Celis Callejas explicó que el precio de los cafés arábigos alcanza 140 dólares por quintal, pero el gobierno pretende reducir la producción de granos de calidad para favorecer la del tipo robusta, que está en declive en todo el mundo y se cotiza a la mitad, pero es más barato para Nestlé. La intención oficial a corto y mediano plazos es que México pase de cosechar 150 mil sacos de café robusta por ciclo a medio millón, refirió.

Los dirigentes de ambas organizaciones demandaron que se ejerzan los 530 millones de pesos del Programa de Fomento Productivo y Mejoramiento del Café, recursos que retiene la Federación, pues hay un subejercicio de 330 millones desde 2009.

Por otra parte, Dalmasio Jiménez Martínez, representante los productores de la montaña del Ixtla, dijo que la producción de café en Puebla se verá sensiblemente afectada este año por el cambio climático.

De visita en la Universidad Autónoma Chapingo, en el municipio mexiquense de Texcoco, el dirigente informó que las heladas atípicas de febrero afectaron 3 mil hectáreas de café, lo que significará una pérdida de 27 mil toneladas del grano en municipios de la sierra Negra como Huetamalco, San José Cateano, Francisco Z. Mina, Limontitla, Pantepec y la franja del Plan de María.

Jiménez Martínez calculó que los 3 mil 500 productores cafetaleros de la región y otros 2 mil 500 dedicados a otros cultivos sufrirán un quebranto de 50 millones de pesos, pues el daño abarca 3 mil 500 hectáreas de platanares, que producen 40 mil toneladas, así como 10 mil 500 hectáreas donde se cultivan 7 mil 500 toneladas de naranja, limón persa y mandarina.

El liberalismo, triunfo ideológico de la derecha

Deja un comentario


sábado 27 de marzo de 2010

Superar el modelo neoliberal supone no solo desarrollar un nuevo modelo económico sino un modelo político que democratice profundamente las estructuras del Estado y se adapte a las necesidades de profunda democratización de nuestra sociedad: de la propiedad de la tierra, del capital financiero, de los medios entre tantos otros aspectos.
Emir Sader / Carta Maior y Rebelion
(Traducción de Susana Merino)

La crisis de 1929 había colocado al liberalismo a la defensiva o hasta fuera del campo ideológico de los debates, por existir consenso en culparlo de la anarquía de los mercados existente en la base de la mayor crisis vivida por el capitalismo. El modelo keynesiano, la economía soviética centralmente planificada y los modelos fascistas -especialmente en Alemania e Italia– tienen componentes antineoliberales tanto en el plano económico como en el político.
El agotamiento del ciclo largo expansivo del capitalismo de la segunda posguerra permitió el renacimiento del liberalismo en el plano económico, con el diagnóstico de que solamente la desregulación de la economía permitiría recuperar el crecimiento. Fue un diagnóstico vencedor, ante el agotado keynesianismo –y con él la social democracia- y ante la ausencia de una interpretación anticapitalista que disputase la hegemonía del nuevo modelo ascendente, que retomaba las tradiciones liberales en el plano económico.
Por otra parte, el fin de la URSS y del campo socialista permitieron recomponer la vigencia del liberalismo político, a partir de las teorías del totalitarismo –que partiendo de la polarización democracia/totalitarismo como predominante para interpretar la historia contemporánea, busca amalgamar en dicha categoría al nazismo y al socialismo soviético-. El esquema formal de la democracia liberal ganó carácter de valor universal, convirtiéndose en la propia definición de la democracia, con sus reglas generales: elecciones periódicas, separación de los poderes del Estado, pluralidad de partidos, prensa “libre”, identificada como prensa privada.
Esa ofensiva liberal – ya sea en las dos dimensiones la económica y la política o ya sea en una de ellas – funcionó como un vendaval en el campo teórico arrasando con las resistencias keynesianas, especialmente en el campo de la izquierda. Como si, condenados al capitalismo, fuese mejor optar por su versión “democrática”, es decir liberal, aunque estuviese acompañada del ideario económico neoliberal. Ya que sería un freno defensivo contra las recaídas –consideradas estructurales– del socialismo en totalitarismos.
Un análisis fundamental de Perry Anderson demuestra como los teóricos clásicos de la radicalización de la democracia y en un caso, la fusión del socialismo y el liberalismo –como John Rawls, Habermas, Bobbio- terminan defendiendo a las “guerras humanitarias” como forma de imponer los valores supuestamente universales del liberalismo (Nota: Anderson, Perry, “Arms and Rights: The Adjustable Center”, en Spectrum, Ed. Verso, Londres 2005).
El eurocentrismo, ahora en la versión yanqui del “modo de vida usamericano” creció en todos los cuadrantes, conquisto aires de universalismo, se mareó con el derecho a invadir, destruir, ocupar, imponer su modo de vida, como si hubiese sido legitimado por un derecho universal. (Terminada la URSS, Tony Blair recicló la OTAN para transfomarla en un bastión de los “derechos humanos” en el mundo, acuñando la expresión “guerra humanitarias” nueva bandera de los imperios, especie de “imperialismo humanitario “ o de “imperialismo de los derechos humanos” contra las periferies).
El socialismo reducido al destino totalitario, el capitalismo al inexorable destino de la democracia se redujo a la democracia liberal, el sistema económico a capitalismo.. Desaparecerán esas especificidades, con el socialismo desaparecerá también su antípoda –el capitalismo- como victoria de la tesis del “fin de la historia”. Todo lo que aconteciere se producirá en el horizonte de la democracia liberal y de la economía de mercado, lo demás serían retrocesos, no avances.
La fuerza ideológica de la derecha procede del renacimiento del liberalismo. Aun con el agotamiento del modelo neoliberal, su expresión política parece sobrevivir sin heridas, como si entre ellos no existiesen relaciones umbilicales. La democracia reinstaurada en el Brasil tuvo límites claramente liberales, que no alteraron las relaciones de poder –de la tierra, del dinero- heredadas de la dictadura, a tal punto que ha sido víctima indefensa de las políticas neoliberales, de absoluta mercantilización de la sociedad a las que resultó funcional.
Superar el modelo neoliberal supone no solo desarrollar un nuevo modelo económico sino un modelo político que democratice profundamente las estructuras del Estado y se adapte a las necesidades de profunda democratización de nuestra sociedad: de la propiedad de la tierra, del capital financiero, de los medios entre tantos otros aspectos.
Superar el neoliberalismo como un objetivo urgente significa también encarar la superación del liberalismo y del capitalismo. Crear un nuevo bloque social, político y cultural de fuerzas de nivel nacional que hegemonice el proceso de transformaciones antineoliberales, en una dinámica de construcción de nuevas formas de poder popular y de una sociedad humanista, solidaria, socialista.

Socialdemocracia y progresismo

Deja un comentario


sábado 27 de marzo de 2010

De la mano de los gobiernos progresistas suramericanos, y a la sombra de la futura quinta potencia global -Brasil-, está naciendo un nuevo modelo de sociedad diferente de lo que conocíamos hasta ahora.
Raúl Zibechi / LA JORNADA
Los procesos políticos que suceden en el cono sur de América Latina suelen ser considerados, por unos cuantos analistas, en sintonía con la experiencia de las socialdemocracias europeas. Sin embargo, presentan particularidades que impiden utilizar conceptos nacidos en otros tiempos para comprender otras realidades, ya que los gobiernos llamados progresistas responden a procesos originales en un momento muy particular del capitalismo global.
Después de la Segunda Guerra Mundial se generalizó en buena parte de Europa occidental un modelo que implicó una clara ruptura respecto a las socialdemocracias de las primeras décadas del siglo XX, incluso aquellas que fueron catalogadas como reformistas por los revolucionarios de la Tercera Internacional. Así, los nuevos partidos socialdemócratas controlaban los grandes sindicatos a través de los cuales monopolizaron la representación del mundo del trabajo. En segundo lugar, aceptaron sin rechistar la economía de mercado y establecieron compromisos con las burguesías que se plasmaron en el Estado del bienestar, que beneficiaba a las clases que en la preguerra habían luchado entre sí por la hegemonía en la sociedad. Por último, un vasto aparato de control partidario aseguraba el cumplimiento de los pactos sociales, correspondiendo a la socialdemocracia el control del trabajo en el taller a través de una vasta burocracia partidaria y sindical.
En América Latina, lo más cercano a este modelo fue el varguismo en Brasil y el peronismo en Argentina, que se apoyaron además en la creación de grandes empresas estatales que jugaron un papel destacado en el proyecto desarrollista. Estos procesos, al igual que las socialdemocracias europeas, estuvieron estrechamente ligados a la potencia de la clase obrera organizada en sindicatos, donde la base tenía cierto margen de maniobra con el que las burocracias estatales y sindicales debían contar a riesgo de verse desbordadas desde abajo. Los trabajadores tenían derechos que no estaban en cuestión, y la mayor parte de los de abajo se referenciaban en esos derechos, ya sea para defenderlos o conquistarlos cuando aún no habían sido reconocidos.
El progresismo sudamericano tiene una genealogía completamente diferente. Es, en todos los sentidos, hijo del neoliberalismo, o sea de la impronta del capital financiero y del enorme poder de las empresas multinacionales, a las que hoy ningún Estado tiene capacidad de controlar. Las diferencias entre ambos proyectos no son menores. La cúspide del poder la comparten un Estado disminuido, incapaz de dirigir la sociedad, y capitales poderosos en los que tienen un peso considerable los fondos de pensiones, coadministrados por ex dirigentes de las centrales sindicales. Esto hace que hoy los estados apoyen los procesos de concentración y centralización del capital, que busca así competir en mejores condiciones en el mercado global. Es lo que está haciendo el gobierno Lula, apoyando fusiones y creando las condiciones para que las empresas brasileñas se conviertan en grandes multinacionales.
En segundo lugar, los progresistas ya no hablan de derechos universales, sino de inclusión y ciudadanía, que pretenden construir en base a transferencias monetarias que son en realidad nuevas formas de clientelismo. Como han renunciado a cualquier reforma estructural, que creen espantaría a los inversionistas, se limitan a mitigar la miseria de las mayorías con migajas que no incomodan ni dificultan la acumulación ni la expropiación de los bienes comunes que realiza a diario el modelo extractivista. En tercer lugar, como no estamos ante un modelo productivo sino especulativo, financiero-extractivista, no puede haber ni derechos, ni Estado social, sino creciente marginalización de los de abajo, que se resuelve con asistencialismo y militarización de las barriadas periféricas pobres.
En resumidas cuentas, profundización del capitalismo, desorganización creciente de la sociedad, domesticación de la mayor parte de los movimientos, y represión para los obstinados. Esto se completa con una novedosa asociación entre capital y Estado, convertido en una suerte de central de inteligencia que orienta la centralización y verticalización del capital, según la feliz expresión del sociólogo brasileño y fundador del Partido de los Trabajadores Luiz Werneck Vianna (IHU Online, 21 de marzo). Por lo que conozco, es en Brasil donde con mayor intensidad se está debatiendo la deriva del progresismo, quizá porque el nuevo imperialismo brasileño comandado por Lula, fue un golpe político inesperado para la generación de fundadores del PT.
De la mano de los gobiernos progresistas, y a la sombra de la futura quinta potencia global, está naciendo un nuevo modelo de sociedad diferente de lo que conocíamos hasta ahora, como diferente es el modelo chino. El sociólogo Francisco de Oliveira, también fundador del PT, lo define como una base muy amplia de pobres y arriba una clase formada en el proceso de concentración y centralización del capital (IHU online, 22 de marzo); que no son en rigor los clásicos burgueses, o sea que no están sólo los propietarios de los medios de producción sino una amplia camada de administradores, muchos de ellos provenientes de la izquierda y los sindicatos.
Esta es una de las novedades. La segunda, es que los pobres tienen ahora acceso al consumo: teléfonos celulares, ropa de baja calidad, motos y a veces hasta coches en cuotas.
Pero el poder del trabajo es cada vez menor, a diferencia de lo que sucedía con la socialdemocracia que, mal o bien, buscaba evitar un deterioro del poder de sus representados para mantener el suyo. Cuando el Estado ha sido cooptado por el capital centralizado y los movimientos convertidos en meras organizaciones, calco y copia de las ONG, relanzar la lucha social no será tarea sencilla. Entre otras razones, porque el progresismo y sus intelectuales buscan erradicar el espíritu crítico, la creatividad colectiva y el deseo de confrontación que caracteriza a cada ciclo de luchas.

Older Entries