La variabilidad climática y el riesgo de la biodiversidad alimentaria 2da parte. Sergio Madrigal. ALTAVOZ

Deja un comentario


martes 2 de marzo de 2010

Sergio Madrigal

A decir de los estudiosos en el tema, la pérdida productiva de las tierras de cultivo en nuestro país se debe, entre otros factores, a los siguientes hechos:
1. La reducción de nuestras mejores tierras de cultivo por procesos de urbanización;
2. El deterioro físico de nuestras tierras de cultivo por los procesos de ensalitramiento por los excesos de fertilizantes y plaguicidas que se aplican;
3. La pérdida del semillas para ecosistemas específicos debido al reemplazo de las variedades locales por variedades introducidas, voluntaria o forzadamente (reconversión de cultivos), o a los fenómenos climáticos extremos como huracanes, que han llevado a la pérdida total de plantaciones y por ende a la pérdida de semillas (germoplasma) madres u originales;
4. Falta de claridad para valorar la cultura agrícola de los campesinos que atendían la producción de alimentos en el campo mexicano por lo menos en los últimos 60 años.
Aparte de lo anterior, el cambio climático incide en por lo menos tres fenómenos reportados por campesinos y estudiosos del tema, los cuales trataremos en un próximo artículo pero que dejamos aquí enunciados:
1. La pérdida de masas forestal
2. La erosión de las tierras y reducción de la tierra arable
3. La contaminación de los mantos acuíferos y de los ríos
De todo ello se desprende la necesidad de avanzar en el proyecto que, como equipo de Desarrollo Sustentable, nos hemos propuesto y que comenzamos a perfilar en el Nº 53 de Altavoz. Este proyecto, para preservar dinámicamente las semillas alimentarias regionales, ha sido presentado ante INDESOL de la ciudad de México el pasado lunes 22 de los corrientes y tiene como objetivo general:
Promover dentro del área de influencia de Radio Teocelo, un proceso dinámico de acopio, sistematización y distribución de las semillas alimenticias tradicionales y el fomento a la cultura que les ha dado vigencia, con la finalidad de contribuir a incrementar la seguridad alimentaria y la recuperación de la biodiversidad en las comunidades rurales ahí contenidas.
A su vez, conlleva tres etapas que pertenecen a cada uno de los objetivos específicos que nos hemos propuesto:
1.- Acopiar las semillas alimenticias tradicionales e información sociocultural de las mismas, dentro del área de influencia de Radio Teocelo.
2.- Sistematizar el material recabado en cada comunidad.
3.- Distribuir dinámicamente, en el resto de las comunidades, tanto las semillas como la información sociocultural que da sustento a cada una de ellas.
En un próximo artículo continuaremos escribiendo sobre este tema de tanta importancia regional.

Editorial 53 Obesidad Infantil engorda de billetes a empresas y gobiernos. ALTAVOZ

Deja un comentario


martes 2 de marzo de 2010


Aunque todos ya sabíamos que hay un gordo problema en casa, en la comunidad e incluso a nivel estatal y nacional, fue el periódico El Universal, en ediciones recientes, el que nos recordó otra vez que LA OBESIDAD INICIA EN LAS ESCUELAS.

¿Quiere decir que por comodidad –léase flojera-, los papás dejamos que a nuestros hijos les metan comida chatarra durante el recreo? Es posible

Pero eso es sólo una parte del problema. Hay más.

Por ejemplo: ¿qué responsabilidad tienen en esto las sociedades de padres de familia y aún más los directores de las escuelas, supervisores y demás autoridades educativas?

Tampoco están exentas de responsabilidad en este caso los centros de salud, jurisdicciones sanitarias y altas autoridades del ramo, de los tres niveles de gobierno.

Se agrega a esta serie de negligencias y omisiones, el papel de los medios electrónicos comerciales –radio y televisión- donde empresas pequeñas, medianas y grandes de comida chatarra engordan sus bolsillos a costa de la salud de nuestros hijos.

Claro que no se puede dejar de mencionar a los legisladores, diputados y senadores, que en vez de representarnos a los ciudadanos, representan a los obesos empresarios que pagaron sus campañas en la TV.

Por cierto, la expresión más burda del negocio de la comida chatarra que va ligado a una alianza perversa entre empresarios y televisoras y que pone en evidencia la negligencia o franca complicidad de todos ellos con autoridades educativas y sanitarias lo representa el programa En Familia, con Chabelo.

Durante horas, el arrugado conductor finge voz de chamaco y presume hacer un programa para el entretenimiento familiar, mezclando competencias o concursos de niños y papás, con anuncios y promociones de la comida chatarra más peligrosa para la salud de chicos y grandes.

Refrescos, frituras, dulces, pastelillos y demás golosinas son publicitados en cadena nacional en emisión dominical, que le llena las bolsas de dinero al dueño de Televisa y a Chabelo también, pues este patético personaje de la caja idiota –que con cancioncitas cursis y sentimentales- se mete a nuestras casas cada domingo para robar la inocencia de niñas y niños indefensos por un sueldo mensual de casi 400 mil pesos.

No hay duda. En el México del Centenario y el Bicentenario, los gobiernos, empresarios, legisladores, partidos políticos y medios de comunicación, están unidos para castrar nuestra dignidad de personas y ciudadanos, dejándonos únicamente en la condición de consumidores, contribuyentes y votantes.

Niñas y niños con menos calidad de vida es el resultado de esa alianza perversa, pero también por culpa de nuestra flojera. No nos ocupamos de lo que más decimos querer.

Avances y retrocesos en los derechos de las mujeres en México: paradojal desafío.

Deja un comentario


Difusión Cencos México D.F., 8 de marzo de 2010
 
Boletín de prensa
 Observatorio de Política Social y Derechos Humanos
 
 
 
La conmemoración del Día Internacional de las Mujeres este 8 de marzo del
2010, sucede en un contexto de clarobscursos en materia de los derechos humanos
de las mujeres en nuestro país que supone la celebración de avances y al mismo
tiempo la amenaza de retrocesos graves.
 
Por una parte hay importantes avances en materia del reconocimiento y de las
medidas en pro de los derechos humanos de las mujeres, de prevención y
atención de la violencia de género, así como algunos procesos significativos
de transversalización de la perspectiva de género en la gestión pública; y
por el otro lado, observamos alarmantes medidas legales y de políticas
públicas que atentan consistentemente contra esos avances y los derechos de las
mujeres y la solución de las desigualdades de género, sobre todo en materia de
derechos sexuales y reproductivos y del reconocimiento de la diversidad
familiar, en distintas entidades federativas del país. Estas tendencias
contradictorias se identifican no sólo en México, sino en toda Latinoamérica.
 
Vale la pena dar un mínimo contexto a este momento, antes de revisar esos
clarobscuros. El movimiento feminista y más amplio de mujeres en forma muy
general podemos decir que ha presentado tres grandes etapas en su estrategia
para posicionar los derechos de las mujeres en México y Latinoamérica: 
 
• Una primera etapa (70’s a 80’s) en que se fue construyendo el problema
de la desigualdad entre hombres y mujeres como un problema social, cultural e
histórico evidente (visibilización), cuyos esfuerzos políticos, de
investigación y creación artística dieron visibilidad y un lugar propio a los
problemas de las mujeres: existen desventajas y desigualdades de las mujeres
sólo por serlo, es decir por su identidad de género. El peso de las acciones
ocurre en la sociedad civil y las movilizaciones sociales, en la arena
política.
 
• Una segunda etapa (80’s a 90’s) se conformó de la lucha nacional e
internacional para que las desigualdades de género, con énfasis en la
discriminación y la violencia hacia las mujeres se volvieran un problema
público relevante en la agenda de desarrollo de los países y en las agendas de
los derechos humanos y los procesos de democratización de los gobiernos
latinoamericanos, y que permitió -no sin contradicciones y tensiones-,
posicionar las desigualdades de género como un problema público. El peso de
las acciones se da en la elaboración de legislaciones, acuerdos, convenciones
internacionales y sus correlatos nacionales que dan los parámetros y
estándares a buscar por los gobiernos y las sociedades en la equidad e igualdad
de las mujeres.
 
• Una tercera etapa (90’ a la actualidad) en que las tareas centrales han
sido la creación de herramientas conceptuales y técnicas más eficientes para
llevar la igualdad y equidad de género efectivamente a la gestión pública, y
por ende a sus programas nacionales, estrategias, políticas públicas,
programas, mediante un trabajo de alianzas entre feministas, hombres
profeministas y defensores de derechos humanos en los gobiernos, la sociedad
civil y la academia, aprendiendo desde sus propias experiencias e innovaciones
de los procesos de institucionalización y trasnversalización de la perspectiva
de género (etapa incipiente todavía en el país)
 
Empecemos pues con los avances en legislación y políticas públicas a favor
de los derechos humanos de las mujeres, la igualdad y equidad de género,
producto de todo este trabajo, de toda esta lucha. Hoy podemos afirmar cuatro
logros cruciales para los derechos humanos de las mujeres:
 
1. Se tiene un marco jurídico internacional de derechos humanos que atienden
específicamente los derechos de las mujeres. Destaco los más relevantes
 
 
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
2. Se tiene una forma más compleja y profunda de entender la desigualdad, cuya
evolución esquematizo a continuación:
 
 
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
3. Se tiene una serie de consensos en la agenda pública nacional e
internacional que prácticamente son irrebatibles pese al machismo y el sexismo
de nuestras culturales y que han costado décadas de lucha y estudios:
 
 
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
4. Se tienen legislaciones nacionales y algunas estatales estratégicas (leyes
de Igualdad de las mujeres, leyes por una vida libre de violencia, programas
integrales para promover políticas de igualdad y equidad en el país y una
parte importante de las entidades federativas, lo que evidencia su integración
a la agenda gubernamental, aunque todavía con muy diferentes niveles de
compromiso político efectivo y no sólo retórico.
 
Ahora veamos los retrocesos en materia de derechos humanos de las mujeres, que
son finalmente los desafíos para el movimiento de derechos humanos de las
mujeres en este momento:
 
Una primera estrategia gubernamental sobre todo de gobiernos conservadores de
diferentes partidos fueron empezar a darle acento a políticas de
“fortalecimiento de la familia” y de la denominada “trasnversalización de
la perspectiva familiar” como una forma de restar relevancia a los derechos de
las mujeres y para sustituir la perspectiva de género.
 
Otra estrategia ha sido dar marcha atrás en programas de salud sexual y
reproductiva, prevención de VIH-SIDA, educación sobre sexualidad, equidad de
género y derechos humanos y programas sociales orientados hacia derechos y
construcción de ciudadanía, para concentrar sus “apuestas” a la
recuperación de la familia y sus valores tradicionales, la atención de la
pobreza extrema y el apoyo a mujeres solas y madres solteras para que puedan
cubrir su función materna, bajo la lógica de reproducir los roles de género
estereotipados y fomentar el regreso de las mujeres “a su casa”. Esta
vertiente incluye importantes inversiones privadas y públicas para hacer
campañas de comunicación que refuerzan los estereotipos de género y
desigualdades tradicionales como lo “natural” y “adecuado” para la vida
familiar y simplifican los problemas económicos y sociales como asuntos que se
pueden enfrentar desde el esfuerzo individual, lo que desresponsabiliza
simbólicamente al Estado y los agentes económicos de la sistemática
desprotección que las personas y las familias han sufrido en los últimos 40
años con la globalización y el neoliberalismo.
 
Una tercera ofensiva conservadora a novel nacional son las modificaciones
constitucionales en 18 estados de la república, que violentan los derechos
reproductivos de las mujeres al proteger la vida desde el momento de la
concepción, eliminando las causales de despenalización vigentes en dichas
entidades; y afectan el reconocimiento legal de la diversidad de arreglos
familiares al definirla en forma restrictiva como un hombre con una mujer unidos
en matrimonio para toda la vida con el fin de procrear hijos, eliminando y
contradiciendo buena parte de legislaciones locales, nacionales y del marco
internacional de arreglos familiares no tradicionales, derechos de jóvenes, de
la infancia y de las mujeres en esas familias.
 
Todas estas estrategias se han basando en argumentos de corte religioso y
pensamiento fundamentalista, vulnerando el Estado laico, empobreciendo y
focalizando las políticas públicas, e ignorando los aspectos de justicia
social y de salud pública que dichas reformas implican para las mujeres, la
niñez y las familias; así como incumpliendo los compromisos que el Estado ha
adquirido a nivel internacional.
 Celebremos pues este día internacional de las mujeres desde esta paradojal
situación que nos enfrenta a consolidar y extender los logros alcanzados y a
defenderlos de las amenazas punzantes hacia los derechos de las mujeres y las
políticas de igualdad y equidad de género en que gobiernos y sectores
neoconservadores impulsan en el país.
 
Por Lilia Monroy Limón
 INCIDE Social A.C.
 
NOTAS
 
 1. Maestra en Estudios de Género por el Colegio de México, socia de INCIDE
Social, integrante del Observatorio de familias y Políticas Públicas,
profesora en línea de la Maestría Semipresencial en Políticas Públicas y
Género por la Facultad Latinoamericana de ciencias Sociales, FLACSO
 2. El Día Internacional de la Mujer se celebra el día 8 de marzo y está
reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En este día se
conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el
hombre, en la sociedad y en su desarrollo integro como persona. Es fiesta
nacional en algunos países.
 3. La categoría de género se define como un elemento constitutivo de las
relaciones sociales y una forma primaria de relaciones significantes de poder.
La perspectiva de género busca explicar la construcción de un tipo de
diferencia entre los seres humanos que se fundamenta en una diferencia
sexual-anatómica y que ha implicado una relación de poder asimétrico entre
hombres y mujeres en el nivel social produciendo desigualdad y subordinación
para las mujeres (Scott, 2000; Benhabid, 1992).
 4. Se entiende como incorporar a las rutinas y procesos de una organización
los valores y objetivos de la igualdad y equidad de género
 5. Se define como las estrategias integrales e intersectoriales para
incorporar a la corriente principal de las políticas públicas la agenda por la
igualdad de género y la perspectiva de género en todas las fases de
formulación de las políticas públicas
 6. La Carta de las Naciones Unidas, firmada en San Francisco en 1945, fue el
primer acuerdo internacional que proclamó que la igualdad de los sexos era un
derecho humano fundamental. Desde entonces, la Organización ha contribuido a
crear un legado histórico de estrategias, normas, programas y objetivos
concertados internacionalmente para mejorar la condición de la mujer en todo el
mundo.
 
Información difundida por el Área de Comunicación y Visbilidad de Cencos

Privatizar y fortuna. Jaime Richart

Deja un comentario


jueves 11 de marzo de 2010

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

Hoy una revista publica el ránking de los 10 personajes más ricos del mundo, y un periódico local, la docena de los más ricos y ricas de España. Ambos, para ponernos los dientes largos y para animarnos a imitarlos a ser como ellos cuando seamos mayores…

¿Qué habrán podido hacer estas gentes para no tener detrás de ellos por lo menos una docena de cadáveres más o menos conocidos, siendo así que la propiedad privada es de por sí un robo y que detrás de cada fortuna hay por lo menos un crimen?
Así sabemos que el mexicano Carlos Slim es el más rico del mundo, y que a él se ha asociado como asesor (qué le dirá) el supersocialista e inventor del pesoísmo español, Felipe González, quien se convierte así -una inferencia lógica- en el consejero más rico del mismo mundo que su asesorado. Al final todos los mencionados en la revista y el periódico han conseguido privatizar efectivamente la riqueza. Son los paradigmas del sistema, como los es Bin Laden, aunque no figure en la revista por despecho de alguno. Por eso todo el empeño de la “nueva doctrina” neoliberal es privatizarlo todo; para azuzarnos a ser como Slim o como Gates o, como González…
.
Pero téngase en cuenta que privatizar no es exaltar al individuo por encima y a costa del conjunto de individuos. Precisamente privatizar es expoliar no sólo la res publica, la cosa pública, acorralar al cooperativismo, evitar al comunismo y al socialismo verdadero, perseguir los intereses comunales. Privatizar es destruir el pequeño comercio y el pequeño negocio en manos de personas de carne y hueso. Privatizar es empequeñecer y aun anular al individuo común. Además, es el principal enemigo de la familia tradicional que, por otros conductos, tanto aparentan defender los neoliberales Pero también de la familia de nuevo cuño en beneficio de la familia mafiosa, criminógena.
La privatización busca precisamente diluir la individualidad y la familia natural en un cuerpo o ente jurídico anónimo, donde sus cabecillas y propietarios desaparecen virtualmente del concierto social para preservarse de la responsabilidad indubitada que tenían en el antiguo régimen y desde luego de la que tienen en el negocio individual.
¿Quiénes son los dueños de los bancos, de los corteingleses, de los carrefoures, de los mediamarktes, de los vodafones, de los movistares, de las tantas marcas de coches, de las cajas de ahorros y de tantos grupos, tinglados y lobbies que se extienden sobre la sociedad global como una red marina de arrastre? Pues os lo diré: un puñado de milmillonarios sin escrúpulos conchabados con políticos de más o menos relumbrón, que dejan la gestión en manos de apoderados que a su vez transmiten órdenes militares a legiones de trabajadores sin personalidad para que respondan con normas de tablón ante usuarios y clientes cuitados, mientras aquellos se tuestan al sol con un guisqui en la mano en las paraísos individuales que todavía quedan. Total, unos miles de individuos en el mundo que contrastan con los miles de millones que los padecemos a cambio de unas cuantas golosinas…
A esto le llaman privatizar. Se traspasa a manos de pequeños grupos los bienes de producción mientras millones de pequeños comerciantes y ciudadanos “individualizados” han desaparecido ya, y los que todavía agonizan se las ven y se las desean para sobrenadar en este inmundo capitalismo, jungla donde nuestros depredadores no tienen más depredadores que los de su misma especie. La cadena trófica de la naturaleza en este sistema se convierte en un escalonada antropofagia social en la que unas veces somos las cobayas de laboratorio, y otras veces somos las ratas de cloaca que se alimentan de lo que tiran los grandes y medianos poseedores. Así es cómo los grandes empresarios reunidos en la CEOE invitan ahora a negociar contratos laborales que sustantivamente son más leoninos para el trabajador incluso que en el pasado caudillismo y desde luego que en otros países del sistema.

Privatizar es lo que están haciendo los ministros y otros “socialistas” de pega que promocionan los planes de pensiones privados mientras dicen que apuestan por la sostenibilidad del sistema público. Entre unas cosas y otras, con este pacto tácito entre la derecha que privatiza sin disimulo, y las mentiras y patrañas de los falsos socialistas que dicen apostar por lo público pero son topos de la privatización y de la derechización, ya podemos darnos por jodidos…

Comentarios de atalaya (XII): Socialismo presidencial. Jorge Gómez Barata

Deja un comentario


jueves 11 de marzo de 2010

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

Es curioso que en un país como los Estados Unidos donde de izquierda marxista no ha tenido el menor arraigo, tres presidentes norteamericanos hayan sido tildados de socialistas. Naturalmente nunca fue un elogio sino un intento de diatriba.

En los casos de Woodrow Wilson y Franklin D. Roosevelt, los detractores se atuvieron a hechos que les parecían probatorios de desviaciones de la doctrina liberal, sobre todo en relación con la intervención del gobierno en la vida social, especialmente en la economía y, en el caso de Barack Obama, el juicio se deriva, además de por la forma como ha administrado la crisis económica, por presunciones ideológicas relacionadas más con sus palabras que con su gestión.
A diferencia de Roosevelt que actuó en respuesta a una crisis, Wilson lo hizo en forma de un escape hacia adelante, realizado mediante un conjunto de medidas adoptadas para asegurar material, política y jurídicamente la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, que no consistió simplemente en sumarse a una operación militar aliada, sino que conllevó a una modificación doctrinaria en virtud de la cual, el país pasó de ser una nación para convertirse en un imperio. A partir de ese momento el teatro de operaciones norteamericano fue el mundo.
Decidido a romper con la política de aislacionismo indicada por George Washington, interrumpida brevemente por William McKinley en 1898 para apoderarse de Cuba, Filipinas y Puerto Rico, Wilson entró en la guerra europea con una fuerza decisiva: dos millones de combatientes al mando de Joseph Pershing que desembarcó en Europa sin subordinarse a ningún mando aliado ni contraer obligación alguna con otras fuerzas amigas. De hecho, Estados Unidos no se sumó a Europa sino al revés.
Para reunir semejante fuerza y dotarla de todo lo necesario: armas y municiones, carros de combate y transporte, buques militares y trasatlánticos, trenes y vagones, vituallas, aseguramiento médico y de todo tipo para acciones combativas que Estados Unidos nunca había librado y en teatros de operaciones a 4 000 kilómetros de distancia, Wilson tuvo que crear el ejército, reinventar el gobierno federal y pasar, no sólo la economía sino a toda la sociedad norteamericana a las condiciones de guerra.
Semejante viraje en una democracia liberal como la norteamericana, que regía un país apegado al federalismo, no habituado a la irrupción del gobierno en la vida social, requirió una profunda reforma y el empleo por primera vez de prácticas autoritarias, cosa que se hizo más perentoria porque el país y parte del stablishment, entonces no estaban convencidos de que arreglar al mundo fuera una misión de los Estados Unidos, a quienes les iba de maravillas en su cómodo aislamiento detrás de las barreras naturales que representan los océanos Atlántico y Pacifico.
Las reformas de Wilson comenzaron en 1913 con la creación de la Reserva Federal, la cual según todavía se afirma, usurpó la facultad que la Constitución atribuyó al Congreso para “crear el dinero” de los Estados Unidos, para lo cual fue necesario introducir la Decimosexta Enmienda que facultó al gobierno para recaudar el impuesto sobre los ingresos que los fundadores habían considerado intocables.
Seguidamente y con la vista puesta en la guerra, la administración y el Congreso se enfrascaron en la creación del Departamento de Comercio, el Comité de Industrias de Guerra y aseguró el frente ideológico, mediante la creación del Comité de información Pública encargado, a la vez de la propaganda y la censura, respaldado jurídicamente por las leyes para la represión del espionaje y la sedición que ampliaron las facultades del gobierno y redujeron los derechos de los ciudadanos. En analogía a lo que ocurría en la Rusia soviética, las políticas de Wilson fueron motejadas como “socialismo de guerra.”
Roosevelt, que asumió la presidencia en medio de la Gran Depresión, con apoyo popular aunque no del Congreso ni del Tribunal Supremo, usó los poderes presidenciales para organizar la intervención del Estado en la economía y usar a discreción fondos públicos para reanimar la producción y el consumo. La II Guerra Mundial y los desmanes del fascismo en Europa, pero sobre todo el ataque a Pearl Harbor, le desataron las manos. La combinación de paradigma de la democracia con la habilidad para aliarse con Stalin y Churchill y la inmensa prosperidad de que disfrutó el país que libró unido la II Guerra Mundial, le permitieron gobernar durante 12 años.
Con Barack Obama, la política norteamericana ha dado un importante cambio que puede o no dar otros frutos; cosa que podrá determinarse cuando termine de pagar la factura dejada por Bush en forma de dos guerras y una crisis y comience lo que pudiera ser su obra.
Con los mismos argumentos, la derecha lo acusa de socialista y la izquierda lo ataca por preocuparse más de los bancos que de los pobres. Ninguno ha explicado qué pudo haber ocurrido si la administración salva a los pobres y permite que colapse el sistema financiero y se abstiene de maniobrar para reflotar a las instituciones que forman el núcleo del sistema.
En un escenario así, tal vez Estados Unidos hubiera colapsado y arrastrado consigo no solo a los ricos y a los pobres, sino a la economía mundial. Hundir el imperio no es una hazaña si para ello es preciso inmolarse.

Imagen: Estados Unidos – Montaje fotográfico distribuido en sitios web conservadores norteamericanos.

Trabajo infantil indígena y descolonización. Cristiano Morsolin

Deja un comentario


jueves 11 de marzo de 2010

Cristiano Morsolin (especial para ARGENPRESS.info)

17 millones de niños indígenas trabajan en América Latina en labores agrícolas y en el área urbana se desempeñan en actividades domésticas, en construcción y como vendedores ambulantes, según datos de la OIT y UNICEF.

El tema es abordado en el Encuentro Latinoamericano: “Pueblos indígenas y gobierno: hacia una protección efectiva de los derechos de los niños, niñas y adolescentes indígenas en situación de trabajo infantil por abolir. De la declaración a la acción” que se desarrolla en Cartagena de Indias, con la participación de 200 representantes de entidades gubernamentales y comunidades indígenas. UNICEF ha presentado, junto con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Fundación para la Educación en Contextos de Multilingüismo y Pluriculturalidad (FUNPROEIB Andes), el Atlas sociolingüístico de pueblos indígenas en América Latina, un análisis lingüístico y sociocultural para Latinoamérica. “No teníamos ningún informe sobre el estado de la situación de los pueblos indígenas, ni en el ámbito cultural, educativo, lingüístico, económico, demográfico ni social”, señala el jefe de la Unidad de Políticas Intraculturales, Interculturales y Plurilingüismo del ministerio de Educación de Bolivia y aymara del altiplano boliviano, Walter Gutiérrez. Según él, sin una “mirada amplia” sobre América Latina, resulta “imposible planificar políticas integrales que protejan los intereses indígenas”. Por esta razón, califica el Atlas como “un avance” y una “herramienta útil” para planificadores y gobernantes.
Con información de 21 países, el Atlas inicia un recorrido de sur a norte desde la Patagonia hasta México, describiendo los 522 pueblos indígenas latinoamericanos, a través de datos demográficos, geográficos y con una mirada crítica sobre su situación actual. El Atlas prevé convertirse en un instrumento para el diseño e implementación de políticas públicas que tengan en cuenta la riqueza y la complejidad sociolingüística de América Latina. Para la Asesora Regional de UNICEF en Educación y Poblaciones Excluidas para América Latina y el Caribe, Anna Lucía d’Emilio, “el tener más información sobre pueblos indígenas ubicados en varios países de Latinoamérica permite ahorrar energías y esfuerzos en materia educativa, ya que se pueden capitalizar las experiencias exitosas registradas en un sólo país para otros en la región”. Por su parte, la coordinadora de actividades del Programa Indígena de la AECID, Leticia Casañ Jensen, asegura que el Atlas “se va a convertir, sin duda alguna, en una importante herramienta para todas aquellas personas que trabajan por el reconocimiento y el derecho al autodesarrollo de los pueblos indígenas de América Latina”.
Entrevista a Tania Pariona
Entrevistamos algunos líderes indígenas para entender la verdadera realidad.
PREGUNTA (PRE): Cuéntanos tu experiencia de joven líder indígena…
RESPUESTA: Yo soy Tania E Pariona Tangui, joven quechua de Perú, de la comunidad de Cayana-Ayacucho. Soy de la organización de niños, adolescentes y jóvenes quechuas “Noganchiq”. Nosotros mismos, quienes trabajamos por la afirmación de nuestra identidad cultural a través del arte. Hace 5 anos integre el taller permanente de mujeres indígenas, andinas y amazónicas del Perú, organización que hace parte del enlace continental de mujeres indígenas de las Américas. Desde la edad de 10 anos me inicie en las organización y siento y estoy convencida de que esa fue mi escuela y mi universidad, porque aprendí a reconocerme a mi misma, valorarme, a ejercer mis derechos y a defender los derechos de mi pueblo, entre otros.
Mi mayor pasión es el trabajo con niños porque ellos nos ensenan mucho y nos dan lecciones de vida y no es cierto que porque son niños no tienen decisión ni capacidad…ellos son los actores y sujetos que harán cambios sustanciales en nuestra sociedad.
PRE: ¿Empezaste a trabajar a los 9 años, que piensas del trabajo infantil?
RESP: El trabajo infantil es un tema que acontece casi en todos los países del mundo, debido a miles y miles de factores, y que requiere un diagnóstico bastante verídico y conciso. Muchas veces los pequeños detalles de la vida cotidiana se pasan por alto sin poder reflexionarla. La causa esencial de este problema es la pobreza y las necesidades de su pervivencia entre otros. Por tanto, yo las considero un buen paso para lograr un desarrollo, más no así estar en situación de mendicidad. Muchas personas plantean este problema como causante de la deserción escolar, del pandillaje, prostitución, etc., pero desde la experiencia que yo personalmente tengo, el trabajo infantil ayuda a tomar conciencia del contexto donde vives. Además, a través de ello potenciar tus destrezas y habilidades como los cómicos ambulantes y los lustradores de zapatos, entre otros, en conclusión ayuda a disminuir la pobreza y dignifica al hombre. Es muy importante señalar que el trabajo infantil no se puede dar en condiciones indignas de explotación, maltrato ni discriminación. Pero si un trabajo que este acorde a tu capacidad física, mental y espiritual, un ejemplo claro es que los niños dentro de un taller de producción de cosas manuales se sienten cómodos y satisfechos de sus habilidades, donde no tienen que estar obligados ni reprimidos por lo que hacen. Además, el trabajo en general es un derecho, es decir, la facilitad de poder hacerlo si es que esta acorde a tu persona, tu realidad y no necesariamente una obligación.
PRE: ¿Cómo es la realidad andina?
RES: Yo soy de una zona andina, provengo de un pueblo pequeño, la provincia de Victor Fajardo que ahora por cuestiones de estudio y por un contexto histórico de la violencia política en la década de los 80 hemos tenido que desplazarnos de ese pueblo a la misma ciudad, muchos de los otros chicos provienen de esas comunidades. Hay chicos que tienen trabajo en la agricultura, experiencias de haber estado en el campo, eso siempre, es un tipo de trabajo recreativo también porque en los tiempos de estudio ellos bajan a la ciudad y en los tiempos que tienen que trabajar vuelven a su pueblo porque tienen que cosechar, sembrar y hacer otras actividades, eso yo lo digo por mi experiencia y por la experiencia de otros compañeros que conozco, y si considerar la integración de chicos que vienen del campo a la ciudad.
PRE: Cuéntanos tu experiencia de organización con los NATs…
RES: Como ya me presentó soy una ex niña y adolescente trabajadora miembro del MNNATSOP, asumo otro rol que es el de poder acompañar a los grupos organizados en la región Sierra Central del Perú.
El Movimiento Nacional de Niños y Adolescentes del Perú ha empezado su experiencia desde hace 34 años fomentando la organización y en base a la participación protagónica de los propios chicos pero siempre asumiendo un rol de poder tener un trabajo colectivo con el acompañamiento de algunos adultos que ayudan, que apoyan, que co-asumen, que co-colaboran junto con ellos. El movimiento tiene 3 principios básicos, por un lado la valoración crítica que se hace al trabajo infantil, el protagonismo organizado y lo otro que tiene que ver con la participación misma. Por otro lado el Movimiento Nacional ha podido tener acciones que han impactado, de alguna forma eso ha ayudado al movimiento a que tenga voz pública en la sociedad, en el Perú se manejó otra experiencia, en Uruguay todavía no es tan visible la participación de los niños y adolescentes. En el Perú ya hemos logrado tener algunos espacios de participación a través de los espacios, con los Ministerios, con los Congresistas, en mesas de debate. Vale recalcar que el movimiento viene trabajando y luchando porque estos derechos sean conocidos y que los niños y la infancia en general. El lema de nuestro movimiento para los próximos años es que incluyamos a la infancia en general. Al final de cuentas el niño trabajador, el niño que no trabaja somos al final, son y somos sociedad y creo que los Derechos son de todos porque sujetos somos todos, así nuestra lucha se va agrandando. Mi experiencia ha sido en el espacio del movimiento y ahora asumo el rol de colaboradora y vengo acompañando a los grupos pero desde una perspectiva de colaboradora, quien asume una tarea de co-participar, co-animar las tareas y las actividades con los demás grupos y siempre teniendo en cuenta la perspectiva de protagonismo. El movimiento tiene una cobertura nacional, teniendo en cuenta y considerando la participación del campo y la ciudad. Como ahora tenemos 6 regiones articuladas, la Costa, el Norte, el Sur, la Sierra, la Selva Amazónica, la Selva Oriental, es muy amplia la organización y ahora se aproxima a tener 14.000 niños organizados a nivel del movimiento.
PRE: ¿Como se coloca la lucha de los NATs en la sociedad peruana?
RES: El Movimiento Nacional del Perú y también de Paraguay, así como otros países como Venezuela y Colombia, y a nivel mundial en Asia y África, no es que estaban teniendo un trabajo cerrado entre los que son los niños trabajadores, los que colaboran, no es una cuestión cerrada sino que os objetivos son tener lazos, contactos con otros movimientos que luchan por lo mismo que nosotros, el derecho laboral en este caso no solo lo reclaman los niños, lo reclamamos los jóvenes, los adultos, los de la generación anterior quienes han luchado y tal vez no han podido conseguir lo que han querido y es que la lucha social por lograr esta sociedad que tanto se sueña no solo es de sectores separados sino que la idea es poder confluir esto en un movimiento social más amplio y el movimiento ha tenido vínculos y actividades con el Sindicato Único de Trabajadores de Perú, son los trabajadores, los docentes, ellos formaron parte del proceso histórico del movimiento en el tiempo donde el SUTEP se creaba, más o menos 70, y 76, es cuando comienza a crearse el NATP, niños, adolescentes trabajadores en el Perú, ellos contribuyeron en ello, así como ellos salieron a marchar el movimiento se sumó a esa marcha. Cuando el movimiento pasa por situaciones como cantidad de X niños que trabajaban en X empresas fueron maltratados, despedidos, sale el movimiento y ahí se suma el sindicato, están los obreros, el movimiento de las mujeres indígenas que están tratando de poner el tema de la infancia indígena que mucho no se escucha. También los movimientos que luchan por la justicia y la paz, el movimiento hizo una vigilia en la capital cuando se conmemoraba a los cientos de desaparecidos durante la violencia política.
Nuestra visión es mucho más amplia, también dentro de sus líneas se considera la recreación, la cultura misma por el hecho de que Perú es multilingüe, pluricultural, la cultura y la participación, la recreación, la preservación de la ecología, es tan amplio que nos permite reconocer toda la realidad y lo latinoamericano.
PRE: Para la cosmovisión de pueblos indígenas Quechua y Wiwa, que no han participado en las experiencias históricas europeas que desembocan en la formulación de los derechos humanos, sino que más bien han padecido la versión colonizadora de los productos culturales occidentales, ¿qué significan los derechos humanos?
RES: Los quechuas somos el pueblo mayoritario en Perú y estamos presentes también en Bolivia, Ecuador, Chile y Argentina. Desde lo que siento y lo que pienso como joven, hablar de Derechos Humanos significa hablar de nuestras raíces e historia, del presente y de nuestra visión de futuro. Para los quechuas, la Pachamama (Madre Tierra) y el Territorio son la base de nuestra existencia y pervivencia espiritual, cultural, social y política, donde todo tiene vida, todo es integral y holístico, donde existe armonía y reciprocidad con la naturaleza, donde interactuamos en colectividad. Nuestra forma propia de vida es diferente, debe ser respetada y debemos tener el derecho a ejercerla con libertad, sin ser discriminados. Tenemos derecho a vivir una vida digna, en la que las nuevas generaciones seamos realmente la continuidad de nuestros pueblos.
PRE: Los Estados latinoamericanos han reconocido constitucionalmente la diversidad cultural y la validez legal a los sistemas jurídicos indígenas. Sin embargo, hay una gran brecha entre los derechos reconocidos en la letra y la autonomía “concedida” en la práctica. ¿Por qué?
RES: Los Estados son conscientes de nuestra existencia como pueblos indígenas, así como de la existencia de población afrodescendiente, pero manejan la concepción ideológica de que no somos sujetos de derechos, significamos pobreza y atraso cultural para el país. Alan García, presidente de Perú, dijo hace unas semanas que “los indios son de segunda clase” y que son “obstáculos para el desarrollo”. Ese pensamiento se traduce en la falta de voluntad política y desinterés en generar condiciones efectivas para hacer realidad los derechos que están en el papel, suscritos y ratificados por los Estados. Por encima de los derechos humanos se priman otros intereses de tipo político, económico y el afán de lograr el llamado “desarrollo” de un país, concebido como explotación de recursos, embellecimiento de las ciudades, urbanización, inversión de capitales extranjeros, privatización, etc. No se tiene en cuenta que en ese proceso se violan derechos individuales y colectivos y se atenta contra la vida de seres humanos.
Ecuador y el trabajo formativo Wawa Yanapak
GUILLERMO CHURUCHUMBI, COORDINADOR DE LA AGENDA NIÑEZ INDÍGENA – ECUARUNARI ha comentado en la entrevista realizada el martes 13 de octubre del 2009 que “existe una doble exclusión de la niñez indígena relacionada al acceso de educación, salud, recursos, etc. Es un problema estructural del Estado. Antes de la conformación del Estado había diferentes pueblos indígenas que no han sido parte del Estado, ni parte de la sociedad, desde la concepción del Estado Dominante se consideraba como cultura salvaje. Hoy este problema esta vigente. La nueva Constitución reconoce la plurinacionalidad y la sabiduría de los pueblos indígenas; todavía es una declaración de principios. En el Gobierno no se visibilizan políticas públicas plurinacionales para combatir las inequidades económicas, necesita fortalecer la economía propia de los pueblos. Si un padre indígena del Chimborazo no tiene empleo, son obligados a la fuerte emigración hacia la ciudad. En su lugar de origen hay grandes haciendas, hay grandes acaparamientos de agua por la actividad productiva pero hay mucha pobreza. Las organizaciones y ONG no están viendo las causas del trabajo infantil. Se repite el círculo de la pobreza. La salud estatal no respeta enfoque de las culturas indígenas. La educación bilingüe fue propuesta por los pueblos indígenas para recuperar el tema educativo vinculado al respeto de la tierra, a los valores culturales. Por 20 años la educación bilingüe fue sin presupuesto. En el Gobierno de la revolución ciudadana la inversión pública en educación es de 300 dólares por año por un niño urbano y 180 dólares por los niños indígenas. Necesita fortalecer la educación bilingüe, así se recupera la sabiduría de los pueblos y la defensa de la tierra, del agua, y permite vivir en armonía con la Pachamama.
Hemos cuestionado el tema del trabajo infantil. Para los niños indígenas es trabajo formativo y educativo, no es como por la cultura occidental-teórica, es un proceso de aprendizaje haciendo, desde niños vinculados al trabajo rural que no es explotación, no son peores formas de trabajo infantil en la agricultura como dice OIT, son políticas que realmente no eliminan el trabajo infantil. Combatir la mendicidad en Navidad no resuelve el problema. Quieren ocultar a la pobreza, combatiendo la mendicidad. No entienden que el trabajo formativo de los niños tiene que ver con la trasmisión de conocimiento, de saberes, la trasmisión histórica y cultural, del respetar los sitios sagrados, de ir a pescar con los padres, con todo eso el niño aprende el BUEN VIVIR. La utilización en la trata de niños por la mendicidad no es aceptada por las comunidades indígenas. El trabajo de los niños en las comunidades indígenas es colectivo, familiar, comunitario; la minga es una práctica cultural, es un proceso participativo intergeneracional, el adulto enseña a los niños. En la agenda de niñez indígena consideramos que el trabajo infantil debe ser aterrizado al contexto de la familia y de la comunidad y no ser tratado como niños aislados, el niño es parte de la comunidad y el cumplimiento de los derechos de los niños debe ser abordado desde los derechos colectivos. El Estado debe implementar políticas públicas vinculadas a procesos familiares y comunitarios; hoy son encentrados en el individuo. Para la Agenda de niñez indígena es fundamental la educación intercultural y también el tema del territorio, cultura e identidad. El territorio es el espacio libre de la contaminación, es espacio de vida familiar y comunitaria donde se realiza la relación con la organización, con la cultura alimentaria, de cuidado familiar, las curaciones médicas. Es pertenencia cultural e identitaria.(…) OIT esta en proceso de entendimiento pero aun no hay participación real de los pueblos indígenas; hay un intento de acercamiento, hay buenas intenciones pero hay que ser mas profundos en estas mesas de debate. Los académicos de FLACSO y sus invitados españoles de los cursos de erradicación del trabajo infantil no entienden el WAWA YANAPAK, el trabajo de apoyo, de ayuda, de colaboración de los niños, de su actividad infantil. Este concepto va mucho mas allá del trabajo formativo reconocido en el Código de Niñez. La Agenda de niñez indígena es una forma de participación normal y comunitaria, no es inducida. ECUARUNARI esta articulando varios espacios de alianza y de compromiso como la 4 cumbre indígena en Puno, el 30 noviembre organizamos el Rencuentro Plurinacional de niñez y adolescencia en Ecuador donde participaron 250 niños, niñas y adolescentes indígenas y el 30 de noviembre queremos dialogar con otros sectores sociales y también con los niños trabajadores organizados”, concluye Churuchumbi.
Conclusión
La nueva Constitución Política de Bolivia especifica la prohibición del trabajo forzado y la explotación infantil y no impide que este sector pueda desempeñar voluntariamente actividades laborales remuneradas. El parágrafo del articulo 61 señala: “Se prohíbe el trabajo forzado y la explotación infantil. Las actividades que realicen las niñas, niños y adolescentes en el marco familiar y social están orientadas a su formación integral como ciudadanos y tendrán una función formativa. Sus derechos, garantías y mecanismos institucionales de protección serán objeto de regulación especial”, como reporta la Agencia Boliviana de Información ABI (http://alainet.org/active/28944〈=es). Entrevistado por la agencia EFE en La Paz el Canciller David Choquehuanca explicó que los aymaras -pueblo del altiplano andino al que pertenecen él y Morales- no se asustan “cuando los niños trabajan en la comunidad”. “Los niños tienen que trabajar, tienen sus responsabilidades desde temprana edad -prosiguió-. Occidente dice que los niños no tienen que trabajar. Nosotros no, porque el trabajo era felicidad, no era explotación”. Choquehuanca señaló que en la cosmovisión aymara el hombre no es el centro del universo: “Para nosotros lo más importante no es la plata. No estamos de acuerdo con el capitalismo. Para nosotros lo más importante tampoco es el hombre. Tenemos coincidencias con el socialismo y buscamos también satisfacer las necesidades materiales y espirituales del hombre. Pero para nosotros lo más importante es la vida, que va más allá del hombre” (http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=31150 ).
En ocasión de la visita de la Relatora ONU Gulnara Shahinian a Ecuador, yo he difundido el articulo “Infancia indígena y autodeterminación de los pueblos” (http://www.voltairenet.org/article163756.html ) que ha tenido un fuerte impacto internacional en la perspectiva de valorar la cosmovisión indígena y la necesidad de descolonizar cierto eurocentrismo presente en Instituciones Internacionales como OIT.
Estos temas serán debatidos en Quito el miércoles 24 de marzo en la Universidad Salesiana en ocasión de la presentación de la publicación “En deuda con los derechos – Diferentes miradas sobre ciudadanía, explotación, trabajo infantil, derechos de los niños, niñas y adolescentes en Ecuador”, realizado por Morsolin con el auspicio de la Compaña de Jesús de Ecuador.
Alejandro Cussianovich, experto a nivel mundial sobre políticas para la infancia, docente de la Universidad San Marcos de Lima y Director Instituto IFEJANTs comenta al Observatorio SELVAS: “felicitaciones Cristiano por tu articulo “INFANCIA INDIGENA Y AUTODETERMINACION DE LOS PUEBLOS”, es un excelente trabajo. Me he permitido enviárselo a Tania Pariona que en estos momentos está en Cartagena en la reunión de los pueblos indígenas sobre el mal llamado trabajo infantil indígena. Con ella nos hemos reunido y lleva la voz como una ex-Nat y delegada nacional del Mnnatsop. Tu artículo es contundente. Creo que eres demasiado bueno al tratar a la OIT cuando dices que va entendiendo algo de la realidad de los NNATIs, niños, niñas y adolescentes trabajadores indígenas. Lo que pasa es que estamos ante una embestida máxima de la OIT, BM y UNICEF. Lo que se busca, y tú lo dices al citar a un indígena, es que quieren atacar a los niños con el cuento de la escolarización para que emigren a las ciudades, dejen libre la Amazonía y el ande y puedan en los próximos 50 años adueñarse de las aguas, de los bosques y de las minas las transnacionales, pues ya circula como filosofía de la potencia mayor, USA, que hay territorios que son de interés internacional y por ende no hay soberanía de los pueblos sobre ellos. El interés del “mundo” (léase transnacionales, USA, etc.,) está por encima de pequeñas “tribus” destinadas a desaparecer con el avance de la modernidad. Esta generación debe ser recolonizada en las matrices del pensamiento y cultura neoliberal. Estamos ante un nuevo intento de exterminio y empiezan por los niños y niñas bajo el cuento de que están en formas de esclavitud y servidumbre y que los propios dirigentes indígenas no hacen nada por emancipar a sus hijos. Es lo que dicen en Ginebra los encargados de proyectos para pueblos indígenas y la erradicación del trabajo de menores de edad. Todo esto es funcional a los grandes intereses que a mediano plazo terminarán por entregar la reserva del mundo en agua y otros recursos naturales a las multinacionales, ni siquiera a los estados”.
Bartolomé Clavero, miembro del Foro Permanente de Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla, España, comenta que “1999 es el año del Convenio 182 de la OIT, Convenio sobre las Peores Formas del Trabajo Infantil y la Acción Inmediata para su Eliminación, entendiendo por tales peores formas las de implicación esclavista, de conscripción paramilitar, de prostitución o de otras actividades ilícitas que dañen “la salud, la seguridad o la moralidad de los niños”, los menores de dieciocho a estos efectos. Para las debidas decisiones, el escenario es el estatal, escolarización inclusive, “previa consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores”, sin consideración ni del caso ni de consulta indígenas, pese esto último a que la consulta es la regla para el recién citado Convenio 169 de una década antes. La Recomendación 190, la subsiguiente a este Convenio, amplia el abanico de las consultas sin atención tampoco específica al caso indígena: “Entre otras medidas encaminadas a la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil podrían incluirse las siguientes (…) hacer partícipes a las organizaciones de empleadores y de trabajadores y a las asociaciones civiles”.
La consideración de un contexto doméstico y así comunitario en formas de trabajo infantil sin explotación ni daño podría haber conducido a la atención del caso indígena, pero no ha sido así. Además, dicha consideración se ha perdido en la evolución de los instrumentos normativos de la OIT al imponerse el contexto estatal de forma prácticamente absoluta. ¿Es que para la socialización de la infancia indígena no cabe otro horizonte? Si esto fuera así, si la escolarización obligatoria se mantuviera como una forma de transculturalización indígena, la novedad, en 2007, de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de Derechos de los Pueblos Indígenas se encontraría sin futuro plausible. La resistencia de la OIT a hacerse cargo de su valor normativo (art. 42: “Las Naciones Unidas, sus órganos, incluido el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, y los organismos especializados, en particular a nivel local, así como los Estados, promoverán el respeto y la plena aplicación de las disposiciones de la presente Declaración y velarán por la eficacia de la presente Declaración”) responde por supuesto al temor ante la profundidad de la revisión de políticas a la que le obliga. En suma, la OIT se encuentra ahora con un reto especialmente exigente en materia de trabajo infantil indígena.
A escala regional de la propia OIT puede estarse mejor recobrando la constancia perdida a sus niveles generales. En el caso de América Latina puede ya apreciarse. La base de partida es la referida. En 1997, la Declaración de Cartagena acordada por la Primera Reunión Iberoamericana Tripartita de Nivel Ministerial sobre Erradicación del Trabajo Infantil, reunión tripartita por la concurrencia de representaciones empresariales y sindicales, puede todavía apoyarse en los planteamientos de la OIT y de UNICEF para presentar un presente y perfilar un futuro sin indígenas. Las oficinas latinoamericanas de la OIT vienen en cambio durante los últimos años, sobre todo a raíz de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, comenzando a tomar en cuenta la variable indígena en el abordaje de la problemática del trabajo infantil, la que no es igual por supuesto en el caso de explotación ajena que en el caso de participación familiar y socialización comunitaria. Si no se malentiende, lo que suele ocurrir de forma nada inocente, en el caso indígena ciertas formas de trabajo infantil pueden incluso constituir un componente del currículo educativo, bien práctico además. La OIT, toda ella, debiera comenzar por revisar el estereotipo colonial, en fase humanitaria, del trabajo infantil como fenómeno abstraído de prácticas familiares y comunitarias en un mundo consiguientemente irreal sin otros ordenamientos que los del Estado. En 2006, la OIT ha publicado el informe La eliminación del trabajo infantil: un objetivo a nuestro alcance con esta referencia más sustantiva entre las pocas que contiene al caso indígena: “Los niños de los pueblos indígenas y tribales y otras minorías étnicas suelen estar expuestos al trabajo infantil y no están escolarizados”. La familia y la comunidad pueden ser escuela o parte de la misma; la fábrica y la mina, indudablemente no pueden serlo. Y lo primero depende del contexto por supuesto. Evidentemente, no se trata de renunciar al escrutinio de situaciones concretas en el ámbito indígena, sino de no dejarse guiar por el prejuicio y de abordar el asunto en interlocución con las comunidades afectadas y las organizaciones interesadas. Comenzar, habrá de comenzar por admitirse que los propios instrumentos y las mismas prácticas de la OIT presentan deficiencias importantes al respecto” ( http://clavero.derechosindigenas.org/?p=5573)
Estas palabras así contundentes de Bartolomé Clavero coinciden con aquella de Tania Pariona, que en octubre del 2002 yo tuve el placer de acompañar en audiencia de la red ITALIANATs con la Comisión Parlamentaria para Infancia del Gobierno de Italia (http://www.selvas.eu/dossNAT9.html ); es el mismo pedido de respecto hacia la diversidad cultural, la autodeterminación de los pueblos y el trabajo en condiciones dignas.

Cristiano Morsolin, operador de redes internacionales para la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Trabaja en Latinoamérica desde 2001. Co-fundador del Observatorio sobre Latinoamérica SELVAS.

El Secretario de Agricultura de Reagan llama a desarrollar relaciones con Cuba. Jean-Guy Allard

Deja un comentario


jueves 11 de marzo de 2010

Jean-Guy Allard

Mientras el aparato de propaganda norteamericano alimenta una furibunda campaña de propaganda contra Cuba a través de su red de desinformación, un ex ministro de la Agricultura del gobierno Reagan reconoce públicamente que los obstáculos a compras de productos agrícolas norteamericanos por la Isla han sido “ridículos” cuando pudieran crear “empleos y ganancias” para Estados Unidos.

En una pagina de publicidad pagada en el diario Roll Call de Washington que se dedica a la cobertura de asuntos del Congreso, John Rusling Block, Secretario a la Justicia en la Administración de Ronald Reagan, afirma que los intercambios comerciales e incluso el levantamiento de la prohibición de los viajes a Cuba son “una expresión de los valores conservadores que me llevaron a Washington”.
“A través de nuestra relación limitada, Cuba ha sido un buen mercado para nosotros y añadiendo turismo norteamericano a su economía, (Cuba) tendría más recursos para comprar alimentos norteamericano,” precisa.
El ex político nacido en Illinois es hoy un ejecutivo del importante fabricante de maquinaria agrícola John Deere y sigue como asesor legal del Departamento de la Agricultura con el bufete Olsson, Frank & Weeda. Fue presidente de la firma Food Distributors International.
Para Block, el desarrollo de tales relaciones con la Isla, crearían empleos y ganancias para los norteamericanos en esta situación donde el desempleo alcanza niveles jamás vistos desde la Gran Depresión en la primera mitad del siglo pasado.
“Tengo una pasión para los intercambios comerciales, para la agricultura en todos los países, y consideré desde años que es ridículo que no tengamos una relación abierta con Cuba”, comenta sin esconder que la apertura comercial es “es la mejor manera para nuestra nación de influir en cambios” que llevan “a la expansión de la democracia” – por supuesto en su versión norteamericana.
La declaración de Block en el periodico Roll Call ha sido publicada por el Center for Democracy in the Americas, el Latin America Working Group, y The New America Foundation.
Mientras la mafia sigue con su campaña de histeria
Esta llamada al pragmatismo en las relaciones con Cuba de parte de un político republicano ocurre mientras los elementos más recalcitrantes de la maquinaria de propaganda contra Cuba están desarrollando una campaña que alcanza la histeria para sabotear cualquier acercamiento entre las dos naciones.
En su sitio web oficial, el Comité de Acción Política (PAC) “US-Cuba Democracy” manejado por el ex funcionario federal Mauricio Claver-Carone, de inmediato atacó las declaraciones de Block en una extraña referencia al gobierno iraqi de Saddam Hussein.
En 1988, “el Congreso estadounidense consideró sanciones en contra del régimen Saddam Hussein después de reportes del asesinato en masa de miles de kurdos”, escribe Claver-Carone sin darse cuenta de lo absurdo de tal comentario. “Desgraciadamente, el proyecto de ley fue por la oposición del potente lobby de la agricultura, en particular de los productores de arroz que vendían más de mil millones de dólares en ´productos agrícolas” a Iraq.
Claver-Carone se abstiene comentar lo desastroso de la agresión contra Cuba y el hecho de que su “PAC” es la criatura los multimillonarios miamenses Remedios “Reme” Díaz-Oliver y Gus Machado.
El Cuba Democracy PAC se dedica más que nunca a comprar los votos de congresistas, a golpe de “donaciones a fondos de campaña”, para que voten en contra de Cuba ante cualquier intento de desmantelar la telaraña de las legislaciones anticubanas.
Mientras tanto, la politiquera republicana Ileana Ros-Lehtinen, la Loba Feroz, asociada a sus socios de la mafia cubanoamericana y a funcionarios del Departamento de Estado lidera la nueva operación basada en la huelga de hambre de un colaborador remunerado de la Sección de los Intereses norteamericanos en Cuba, con el propósito de impedir cualquier dialogo entre Washington y La Habana.

La representante para Miami que apadrinó al régimen asesino del hondureño Roberto Micheletti en Washington y que apoya abiertamente al terrorista internacional Luis Posada Carriles, acaba de exigir al director de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, que entrega más dinero a organizaciones mafiosas de la Florida del Sur. Cuando en los últimos años este financiamiento a la subversión ha sido el centro de multiples escándalos de diversión de fondos y de fraude.

Older Entries