Estudiantes le reprochan que en lo oscurito avalara alianzas PAN-PRD

Se disculpa Gómez Mont por escándalos entre políticos
Luis A. Boffil Gómez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 27 de marzo de 2010, p. 10

Mérida, Yuc., 26 de marzo. El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, ofreció una disculpa a los ofendidos por los recientes escándalos entre dirigentes de los partidos, que llegaron a agresiones verbales en la Cámara de Diputados, con motivo de la política de alianzas negociadas para los próximos comicios.

En el contexto de su participación en el foro Espacio 2010 –organizado por Televisa–, con el tema Del proyecto al programa de nación, Gómez Mont tuvo un encuentro con estudiantes, quienes lo interrogaron sobre el comportamiento de los partidos y funcionarios involucrados en esos hechos.

Cuando la política se deshumaniza, es una vergüenza; cuando la política pierde el decoro, la humanidad es triste; pero la política no puede quedar secuestrada por estas actitudes, afirmó, pero confió en que se retorne a la decencia y generosidad política.

Interrogado por un alumno de la Universidad Veracruzana sobre los dimes y diretes entre panistas y priístas en San Lázaro, respondió: es muy lamentable, muy triste, y eso impide llegar a acuerdos importantes para el desarrollo de la nación.

Dijo que la reforma del Estado que promueve el gobierno de Felipe Calderón busca acercar a la ciudadanía a la política, y viceversa, porque es la manera de construir liderazgos más serios y transparentes.

En el panel, Gómez Mont insistió en la reforma del Estado, pero censuró a la oposición por frenar el avance del país. En ese momento, varios estudiantes comenzaron a abuchearlo y le pidieron que identifique a qué oposición se refería: si a PRI, PRD o al propio PAN.

Agregó que con la reforma del Estado, la sociedad podrá retomar la confianza en la clase política y exigir a los funcionarios que ahora sí deben cumplir a la gente con trabajo efectivo.

Algunos estudiantes le reprocharon las alianzas entre panistas y perredistas, así como que se haya prestado al juego político en lo oscurito. Gómez Mont esbozó una sonrisa, pero se refirió veladamente al tema con la urgencia de que las agrupaciones partidistas de México mantengan la civilidad.

Defendió que funcionarios o diputados abandonen sus cargos para competir por otros de elección popular. Aunque hay rechazo social –dijo–, estas acciones podrían seguir vigentes.

Lograr un ejercicio permanente de la política subordinada a la gente significa también la necesidad de que existan ciudadanos comprometidos, ya que quien toma decisiones en la vida debe creer en lo que hace, enfatizó.