El Grito del Mandril. 15 emisión

Deja un comentario


En esta emisión:

Hilaria Clinton y sus comparaciones entre crimen organizado e insurgencia social en México

Televisa se pone moralista con la trata de personas

Corresponsales:

PANCHO desde la Agencia Espacial

CONCHA QUETA

En exclusiva:

Entrevista a Don Juan Odonojú, último virrey de la Nueva España

Video thumbnail. Click to play 
Pinche usted aquíy

 

México Psicotrópico. José Santiago

Deja un comentario


 

Mi querido hermano lector, una vez más la certidumbre, la irresponsabilidad y la falta de respeto acosan mis cinco sentidos de una manera tan visceral, que por momentos la realidad parece haber consumido algún tipo de psicotrópico que hace absolutamente incomprensible a la propia razón y su compañera tribal llamada lógica.

El presidente Felipe Calderón, hizo un anuncio exacerbado, pero coherente con su manera de proceder desde el inicio de su sexenio. Sin embargo y pese a ello, no existe justificación alguna, para sin más, tomar el micrófono y sin temor al equívoco, una vez más y en Monterrey, Nuevo León , por ende fuera de toda base racional, por el asesinato de los dos civiles más y bajo el argumento de error operativo; asesta a las cámaras y a la prensa en general: “Agradezco la labor de las fuerzas armadas y la marina por su labor, qué estoy seguro, agradecen también TODOS LOS MEXICANOS”.

Caramba, no tuve la decencia, ni la precaución de esperar en casa, sin desplazarme a l trabajo, para con paciencia, aguardar la llegada del encuestador que me hiciera la pregunta clave: ¿Está usted de acuerdo con lo que hace el ejército y la marina?

Hace tiempo en uno de mis escritos compartí mi mala experiencia cuando la milicia levantó encuestas de su labor y por preguntón, casi termino con la cara debajo de sus botas, así que afirmar cosas como las que afirma el presidente, desde mi particular perspectiva, deja fuera a la tolerancia y al respeto de la diversidad intelectual.

Creo imprudente, hablar con tanta ligereza y participar en un juego de egos personales para afirmar que TODOS los mexicanos pensamos de tal o cual manera. Cada vez es más claro que la filosofía está en agonía, por ende la necesidad de cuestionarnos está claudicando y quedando como una pieza de museo del pasado; esto es, ya no seremos capaces de explicarle a las siguientes generaciones la raíz de los pensamientos y el análisis para así poder tener una disciplina de vida que genere críticos que nos permitan desde su intersubjetividad, conocernos a nosotros mismos, nuestro entorno, contexto y cultura, para así avanzar y crecer firmes en nuestras convicciones pero abiertos al mundo.

No es nueva la postura del presidente Felipe Calderón, ni la de los gobiernos de derecha.

Basta buscar un poco para entender que ésta derecha, tiene una característica especial: La megalomanía.

Por este tipo de actitudes, no confundir con aptitudes, es que nuestro país está en detrimento, enfermo, respirando con dificultad, con un pulso débil, masacrado a tiros por ordenes de un ser aparentemente egoísta y sin escrúpulos, en el cual existen las maneras y formas adecuadas para encerrar por más de dos décadas a mujeres a las que se les ha prohibido vivir en el siglo XXI, para así dejar claro, como en épocas que creímos superadas, que no tienen el derecho a tomar decisión alguna sobre su cuerpo.

Mujeres que por azares del destino, experimentaron el terror de los abortos espontáneos, con su respectiva carga emocional y psicológica, a la que sin criterio, se le aumenta el sometimiento y la cárcel. Y mujeres que sin haber estado embarazadas y con base a llamadas telefónicas anónimas, (todos tenemos un vecino cuyo tiempo es utilizado a favor de la ociosidad y por lo general esa ociosidad redunda en amargarle la vida al barrio), generaron movilizaciones policiacas compuestas de más de 10 miembros, para detener a una pequeña de 18 años de edad, que yace desmayada, por la anemia de la que es presa y que encima de todo, se le inventan un asesinato por parentesco, para no quedar mal con el grandísimo espectáculo de los hombres y mujeres que debieran protegernos, en vez de torturarnos. En nada distan de los procedimientos, en muchos de los casos, estratégicamente poco inteligentes de los militares y los marines de hoy, bajo el mando del presidente de la República.

Esto que pareciera absurdo y demasiado, es lo poco, pues esos grupos sociales, empresariales y políticos con poder, se han echado encima el viejo manto inquisidor y se han dado el permiso de decidir “lo mejor” para todos. Algunas veces deteniendo la expansión de obras de arte en pinturas excelsas, otras “mejorando la forma de vestir de las damas” prohibiéndoles usar mini faldas, algunas más impidiendo la presentación de obras teatrales o cinematográficas.

Espero pues que la resaca de este fortísimo psicotrópico, no sea tan lamentable como su esencia activada desde Los Pinos.

 

José Santiago.