DENUNCIA DE LA OTRA TLAXCALA POR ACOSO A COMPAÑERA LUZ RIVERA

Deja un comentario


Compañeros y compañeras, el Consejo Nacional Urbano y Campesino les hace llegar la siguiente DENUNCIA.
Que desde el día viernes 15 de abril, un vehículo nissan tsuru color blanco con placas XUK 48-51 del estado de Tlaxcala con dos sujetos a bordo se ha estacionado frente a la casa de nuestra compañera LUZ RIVERA MARTINEZ compañera adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y a la Otra Campaña e integrante de nuestra organización, dichos sujetos en todo momento realizan labor de “vigilancia” sobre la casa y este día siguieron el vehículo de la compañera y se mantuvieron en el lugar donde se quedo estacionado el carro, fuera de la casa de nuestra organización, lugar donde se han realizado reuniones y se recibió a la comisión sexta a su paso por Tlaxcala en el último recorrido que realizó el delgado zero, esto en Tlaxcala capital.
Hace unas horas, los compañeros de CNUC que se percataron de su presencia, decidieron acercarse a ellos y cuestionarlos sobre el por qué de su hostigamiento y presencia en el lugar y sobre su identidad a lo que respondieron que son policías ministeriales (uno de ellos saco de entre sus ropas un gafete el cual no nos permitió revisar) de la procuraduría del estado y que se encuentran en labor de investigación y que si teníamos más dudas fuéramos a hablar con la procuradora del estado (Lic Alicia Fragoso Zarate) ya que era ella quién había ordenado que desarrollaran esa labor. Después de esto ambos sujetos permanecieron en el lugar y ya después de unos minutos se alejaron unos cuantos metros a bordo del mismo vehículo. Posteriormente cuando el vehículo de nuestra compañera se dirigió a su casa en el poblado de Tepeyanco el mismo vehículo con los sujetos que se presentaron como judiciales siguieron de cerca al carro y hasta el momento se encuentra fuera de la casa.
Compañeros y compañeras, la labor de la compañera LUZ RIVERA es y ha sido en todo momento la de acompañar las dignas y justas luchas de los pueblos y su actuar en todo momento ha sido civil y pacifica sin vinculo alguno con con cualquier grupo o acción criminal o que se pueda considerar como la comisión de delito alguno.
Pensamos que el hostigamiento y persecución hacia nuestra compañera obedece a que CNUC y otras organizaciones han emprendido una lucha importante por fertilizante y en contra de una ley que recién se aprobó en el estado y que da entrada a la siembra de maíz transgénico.
Compas, le solicitamos re enviar esta denuncia y a estar atentos a cualquier llamado de solidaridad.
VIVA LA SEXTA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA
NO A LA CRIMINALIZACION DE LA ORGANIZACIÓN Y LA PROTESTA
VIVA EL EZLN

Carta de una Tamaulipeca a Ciro Gómez Leyva.

1 comentario


Ciro Gómez Leyva:

 

Sucumbir” dijo usted de Tamaulipas: ni nos hemos rendido, ni hemos perdido, ni hemos muerto todos. Por el contrario estamos resistiendo, luchando con las armas que una Sociedad tiene: su trabajo, su labor comunitaria, el talento y grandeza de su gente.

La próxima vez que se refiera a Tamaulipas refiérase a la valentía de todos los que salimos a la calle a cumplir con la faena con el riesgo de cruzarnos en una balacera, a quienes a pesar de las extorsiones a las que son sujetos por autoridades y delincuencia sostienen las fuentes de trabajo, refiérase a los hombres de campo que producen alimento para todos los mexicanos, en ranchos amenazados por la invasión violenta, refiérase al valioso espíritu de nuestros extraordinarios jóvenes que acuden a la escuela, y que han sido sus redes de comunicación y su compromiso los que nos tienen informados, y nos previene de los peligros y acontecimientos ante la desinformación por televisoras, radio y periódicos amordazados. Y que además están cediendo al país parte de su juventud al no tener disponibles sitios de esparcimiento y oportunidades de desarrollo. La próxima vez que hable de Tamaulipas refiérase a la comunidad cultural que no ha dejado de ofrecer eventos para el pueblo, ni de destacar en producción y premios nacionales e internacionales. Refiérase a los clubes sociales y a la Cruz Roja que siguen adelante con sus actividades benéficas. Refiérase a nuestros adultos mayores que soportan los días con el rosario en las manos en un ambiente de peligro, dando ejemplo de valores y orando por México, y la protección para ellos mismos, sus hijos y nietos. Refiérase a los muertos inocentes, de los que sólo llevamos cuenta los que aquí vivimos, ante el silencio obligado de sus deudos. Platique en la sobremesa de qué hacer en caso de estallido de una granada. Duerma en la habitación de su casa, en donde menos riesgo haya de recibir una bala. No confié en una patrulla, ni en un tránsito, ni en retén. Reciba cada día noticia de un nuevo riesgo. Súbase a su auto, camine por la banqueta, espere un taxi en la esquina, haga ejercicio en un parque, vaya al trabajo, al cine, a misa, a visitar a sus padres, quizá alguien lo secuestre por dos mil pesos, o por diez millones.

 

Lo reto a que sostenga el ánimo y la fortaleza con que los tamaulipecos afrontamos nuestros deberes día a día, buscando progreso comunitario en un ambiente adverso, turbio y riesgoso. La próxima vez que hable de “sucumbir” recuerde que al hablar de Tamaulipas habla usted de todo México. Usted está subido en este potro. El gobernador ni lo lee, ni le importa, lo leemos el pueblo que estamos en un proceso crítico de búsqueda de soluciones. Deje de decir pendejadas.

 

El FNLS exige la legalización de tierras en Chiapas

Deja un comentario


BOLETÍN DE PRENSA

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a 18 de abril de 2011

A LA OPINIÓN PÚBLICA

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS NACIONALES E INTERNACIONALES

Desde el pasado 10 de abril como parte de nuestra jornada de lucha nacional en defensa de la tierras ejidales y comunales, nos instalamos en plantón indefinido en esta plaza de la resistencia en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, para exigir al gobierno una respuesta definitiva a nuestras demandas añejas de legalización de nuestras tierras que tenemos en posesión por más de 20 años, desarticulación de las bandas paramilitares de la Orcao, Yachil Atel, los Petules y Paz y Justicia, y reconocimiento de nuestro agente municipal en Petalcingo, Tila, como autoridad nombrada democráticamente, la entrega formal de tierras para cinco familias desplazadas de la reserva ecológica de Montes Azules y que hasta el momento la respuesta de este gobierno es la indiferencia.

Por esta razón denunciamos que en audiencia con autoridades gubernamentales el sábado 16 del presente, el gobierno dejó manifiesto el apoyo tácito a los representantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el grupo paramilitar Paz y Justicia que mientras se platicaba con dichas autoridades este grupo paramilitar hizo presencia con 80 elementos vestidos con uniforme parecido al de la policía estatal y armados, hostigando a nuestros compañeros del Movimiento de Resistencia Popular del Sureste (MRPS-FNLS) en la comunidad de Petalcingo quienes mantienen un plantón para exigir el reconocimiento del agente municipal nombrado democráticamente, cabe destacar que este grupo paramilitar ya había agredido a pedradas a nuestros compañeros el día lunes 11 de abril.

Queda claro que el gobierno de Chiapas, encabezado por Juan Sabines Guerrero, no le interesa al pueblo chiapaneco y mucho menos resolver los rezagos sociales, pues la actitud de sus funcionarios fue totalmente de oídos sordos, de lavarse las manos y empujar a que la gente se enfrente con sus bandas de paramilitares, además de amenazar a nuestros compañeros con echarles a la policía estatal “si no levantan el plantón”.

Si el problema de darle reconocimiento a una autoridad en nuestro ejido Petalcingo NO quieren solucionarlo, mucho menos quieren escuchar que se les pida la solución de las demandas agrarias, o la entrega de las tierras a nuestros compañeros desplazados de la Selva Lacandona desde diciembre de 2002, obligándolos prácticamente a regresar a poblar dicha selva.

Cabe destacar que la Secretaría del Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP) compró tierras para estas 5 familias de compañeros desplazados de la Selva Lacandona, pero funcionarios de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) mediante la corrupción se están adueñando de dichas tierras y mantiene a nuestros compañeros amenazados para que no exijan la legalización de tierras, mientras la reprivatizan de nuevo a favor de este funcionario (que no informan cual es su nombre).

Este gobierno tiene el compromiso con las empresas transnacionales de aniquilar toda expresión popular caracterizándose por la mediatización, cooptación y  represión a las organizaciones populares, financiamiento las bandas paramilitares que ha creado el ejército para golpear a las comunidades y la reclusión de la población rural en los apartheid mal llamados ciudades rurales, para despojarnos de nuestras tierras y entregarlas a las empresas transnacionales.

Llamamos al pueblo de México estar atentos ante las amenazas de represión contra las organizaciones que conformamos el Frente nacional de lucha por el Socialismo (FNLS), pues el gobierno de Juan Sabines se ha destacado como un sanguinario por las masacres que realizó en Viejo Velasco en la selva Lacandona, en la comunidad Miguel Hidalgo por oponerse a la privatización del centro arqueológico en Chinkultik, los asesinatos por los paramilitares del Ejército de Dios encabezados por el sicario Esdras Alonso contra campesinos bases del EZLN, entre otros.

¡POR LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR!

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Vivir en verde

Deja un comentario


miércoles 20 de abril de 2011

Ana Muñoz Álvarez (CCS)

El 20% de la energía que consuman los europeos en 2020 tendría que provenir de fuentes limpias. Los altos índices de dióxido de carbono en las ciudades y la crisis nuclear de Fukushima han hecho saltar todas las alarmas. Hoy más que nunca pensamos en vivir en verde.

Hasta el pasado mes de marzo, cuando el día 11 tembló Japón y sus pueblos costeros quedaron devastados por una gran ola y la central nuclear comenzó a fallar, la energía nuclear vivía una época dorada, una más. Los “pronucleares” habían ganado la batalla a los ecologistas, que pensaban en desastres, como el de Chernóbil. Sin embargo, la crisis de Fukushima, elevada ya al último escalón, ha hecho que los ciudadanos y sus gobiernos se replanteen la vida de las centrales y la necesidad, ya, de apostar por las energías renovables
Tras la decisión el gobierno de Angela Merkel de cerrar siete centrales, la energía nuclear se encuentra en un standby que puede llegar a ser definitivo. La ciudadanía y los Estados, después de las bombas atómicas y el incidente de Chernobil en los ochenta, asumieron que un accidente nuclear no sólo repercute en el país en el que se produce. Un incidente nuclear, como el ocurrido en Fukushima, va a tener consecuencias en todo el planeta. Y la Tierra no “puede asumir la maduración de una tecnología, como la nuclear, a base de desastres”, según explican desde la Fundación Renovables. El ensayo con las nucleares parece que tiene que llegar a su fin.
Frente al peligro de la energía nuclear, a los efectos devastadores del dióxido de carbono y al posible peak oil del petróleo, una apuesta verdadera por la energía solar y la eólica, energías limpias en definitiva, sería la única manera de que nuestro planeta sobreviva y las próximas generaciones tengan un mundo en el que vivir.
Pero esta apuesta por sí sola no es suficiente. Los ciudadanos y Gobiernos de todo el mundo tienen que hacer un esfuerzo más: contener el consumo energético. Coches, aviones, luces, ordenadores, aires acondicionados, televisiones, microondas… cada vez se crean más “necesidades”. Y se consuma más y más de energía. Tan sólo la calefacción y la refrigeración de nuestros hogares y de nuestras oficinas representan casi el 50% de la demanda mundial de energía. Esta es la pregunta del millón, ¿estamos preparados reducir nuestro consumo? ¿El sistema capitalista, donde ganar y tener beneficios un año más que el siguiente, está preparado para reducir su gasto energético?
El planeta no tiene mucho más tiempo para que la respuesta sea un rotundo sí. Existen diez retos que la humanidad tendrá que afrontar para mantener el planeta Tierra como nuestro hogar: pensar a largo plazo y asumir las responsabilidad de nuestras acciones en el futuro; innovación, hay que invertir en nuevas tecnologías más limpias y apostar por las energías renovables; presión demográfica, el control de la población será fundamental para equilibrar las actividades humanas, la atmósfera y el clima; cambiar los estilos de vida, la calidad de vida no tiene que ver con el aumento del consumo, tener más coches, más casas, comer más…; cuidar la tierra, la naturaleza, los árboles, los bosques, la vegetación… son fundamentales en la absorción de dióxido de carbono; instituciones fuertes, para que los pactos asumidos se cumplan; equidad, es necesario un pacto justo y sostenible para que nadie vea su desarrollo mermado; estabilidad económica, las dificultades económicas no pueden ser la excusa para que no se presten los apoyos necesarios a un cambio en la estrategia global sobre el desarrollo y el clima; estabilidad política, la seguridad no debe ser tampoco un elemento desestabilizador de la cooperación mundial para conseguir una estrategia común; y movilización social, aunándonos en una misma dirección para lograr cambiar la tendencia de destrucción por una de sostenibilidad y desarrollo global.

Ana Muñoz Álvarez es periodista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Publicado por ARGENPRESS

La competitividad (Krugman, Navarro, Navarrete y García Vara)

Deja un comentario


miércoles 20 de abril de 2011

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

La distancia de la dialéctica entre un experto capitalista (eco no mista o político) y un argumentador no capitalista es la misma que hay en la dialéctica entre un teólogo monoteísta y un razonador ateo. Imposible pasar de la primera premisa. (Paul Krugman o Vi cenç Navarro estaríamos entre los primeros, y Nava rrete, García Vara o yo mismo estaríamos entre los segundos).

Aquellos manejan los conceptos del mercado como los teólogos a Dios o el matemático el cero o el infinito, mientras que para nosotros ni dios ni el cero o el infinito (no hay una sola Matemática) repre sentan algo más que otra hipótesis más. Por eso, mientras para ellos la libre concurrencia, el mercado y la competitividad son con ceptos imprescindibles porque forman parte de la médula ósea del capitalismo, para nosotros no sólo son prescindibles (salvo el mer cado que reservamos sólo para productos secundarios), es que son funestos. Y por eso mismo ellos y los que hablan y discrepan so bre cuál deba ser, por ejemplo, la política monetarista o cómo con seguir competitividad, lo hacen igual que dos juristas que discuten los tér minos o la interpretación de una ley, pero respetando ambos reve rencial mente la propia ley o la constitución que da cobijo a esa ley. Mien tras que nosotros hacemos una enmienda a la totalidad de la li bre concurren cia, como rechazamos el ordenamiento jurídico im puesto al que únicamente nos referimos para destapar sus contra dicciones fla grantes o el injusto social que encierra sus normas y las indig nantes maneras de interpretar las leyes destinadas a según las clases sociales afectados por ellas. En este sentido podemos trope zarnos con la si logística de un Vicenç Navarro contradiciendo a Paul Krugman en distintas cuestiones: dos economistas del capital, más o menos críti cos del sistema y más o menos “izquierdosos”, pero al fin y al cabo ambos desde la socialdemocracia capitalista. El uno de un prestigio ganado principalmente desde el New York Times, y el otro desde múltiples organizaciones académicas moderadas pero tam bién ca pitalistas.
Pero, dentro del firmamento, con su vocabulario y nomenclatura correspondientes a la economía capitalista (bastante estrecho, dicho sea de paso, pese a los cinco años de la carrera), destaco ahora la taumatúrgica palabra competitividad.
Cada vez que la oigo o leo algo sobre ella, me pongo de los ner vios (un término de uso constante en todos los discursos y opiniones de los políticos y los economistas). Y me pongo de los nervios como si ahora (después de los infiernos salidos de Chernóbil y Fukushima) y hablando de energías, estuviésemos viendo foros y más foros a de batir dónde situar nuevas centrales nucleares…
Mientras ellos, los economistas, políticos y periodistas siguen haciendo girar sus discursos en torno a la productividad y el creci miento, confundiendo progreso y desarrollo (aun el sostenible), no sotros consideramos superados y trasnochados esos planteamien tos y conceptos, porque sólo atribuimos esperanzas para nuestros respectivos territorios, para la humanidad y para el planeta al creci miento cero y mucho mejor al decrecimiento. ¡Menudas diferencias entre los capitalistas confesos o los expertos pseudosocialistas, y los profanos marxistas, los socialistas reales y las mentes dotadas del simple sentido común!
Pero detengámonos ahora en ese concepto transido de injusticia, radicalidad y depredación capitalistas tan manoseado por los “ex pertos”, que llaman competitividad:
El Diccionario de la Real Academia Española la define como: “ca pacidad de competir; rivalidad para la consecución de un fin”. De momento ya de por sí la rivalidad y la capacidad de competir en el terreno de la economía y de los medios de vida de millones de per sonas, sin procurar previamente entre todos los países un con senso, tiene toda la enemiga del mundo y están preñadas de rapacidad. Luego, examinada más de cerca esa noción eminentemente capita lista vemos las consecuencias de la rivalidad que va general mente asociada a una menor capacidad de escrúpulos de uno de los con ten dientes. Como en las guerras.
En términos empresariales, se entiende por competitividad la ca pacidad de una organización pública o privada, lucrativa o no, de mantener sistemáticamente ventajas comparativas que le permitan alcanzar, sostener y mejorar una determinada posición en el entorno socioeconómico. Pero siempre, es preciso añadir, hay que contar con que a mayor competitividad, mayores posibilidades de provocar la caída o derrumbamiento de otro u otros, con sus consiguientes pérdidas de puestos de trabajo. Pues raramente las dos partes do tadas de alta competitividad pueden convivir.
Ahora bien la competitividad, en la mayoría de los casos más gra ves y que afectan por entero a la sociedad mundial, tiene su origen en la rapiña. Producir a bajo coste que paga el tercer mundo, aun que esté éste a veces dentro del primero, hará muy competitiva a una multinacional pero también a base de ser despiadadamente de predadora. Por eso me pone de los nervios. Yo no veo “eficiencia”, veo capacidad para destruir cualquier barrera que se interponga en tre la empresa “competitiva” y la que no lo es menos porque tiene menos acceso a la materia prima, por ejemplo, o porque no es ca paz de reducir los salarios o no puede disminuir en general los cos tes. Y tiene menos acceso a la materia prima, porque a los políticos de su país se les han cerrado las puertas a la adquisición de la misma por enemistad manifiesta entre los dos países o por otros factores de carácter más o menos personal o técnico. Total, capita lismo puro y duro.
Por eso es curioso pero no extraño que tanto Paul Krugman, un no neoliberal, como Vicenç Navarro, un economista que se postula de izquierda, empleen el mismo lenguaje y en el mismo sentido el tér mino competitividad, un concepto, como digo, plagado de impreci sión sospechosa o de rotundidad también sospechosa por su conte nido destructivo, como todo lo que atufa a liberalismo, a neolibera lismo y a economía ca pitalista.
Y por eso que los economistas capitalistas todos se parecen, Vi cenç Navarro escribe uno de estos días un artículo titulado “Por qué Paul Krugman está equivocado en sus recetas para España”. Los dos hablan el mismo lenguaje. Si uno de los dos emplease el len guaje marxista, no discreparían, sencillamente no podrían comuni carse. Discrepan porque empleando la nomenclatura del capital, el uno y el otro reniegan de los excesos y el caos del neoliberalismo pero nin guno de los dos abandona la jerga capitalista de la depreda ción. Por eso, si Krugman es relativamente rompedor, Navarro lo pretende ser también desde otra perspectiva pero siempre dentro del sistema.
Por su parte Navarro, después de alabarle desmedidamente afirma que las dos propuestas de Paul Krug man para que España salga de la crisis… capitalista (la salida de España del Euro y la otra ¡faltaría más! la bajada de salarios para hacer a España más ¡competitiva”!) son de todo punto desaconse jables. Y lo razona desde postulados más economicistas… capitalistas.
En resumen que los tres conceptos eminentemente economicistas del capital, según mi leal saber y entender: “competitividad”, efica cia y “solidaridad” deben ser abandonados para nomenclatura de la Nueva Tierra.
El caso de la “competitividad”, que es un concepto, como he dicho, manejado profusamente por los gobernantes y los economistas, choca frontalmente con el de “solidaridad” que manejan con la misma desvergüenza y generalmente en paralelo. Un pensador de izquierdas o un economista que no bebe en fuentes keynesianas no pueden em plear el término competitividad sin vergüenza y un cierto escalofrío. El concepto, en tanto que medida de valor del trabajo (perdón, de la laboriosidad(, e innoble y perverso. Pues de momento encierra la semilla de la destrucción de “el otro”, del competidor. La finalidad de la “competi tividad” no es superar al competidor sino neutralizarle, rendirle y apartarle, y, si es posible, ful minarle para siempre haciéndole ce rrar, obligarle a reti rarse y hun dirle. Luego, analizadas las excelencias del producto que ha “triun fado”, que ha sido colocado en el mercado, se verá que el competidor triunfante se ha servido de dumping, o ha sido a costa de obtener la materia prima con bombas y rapiña, al amparo de la ley que le pro tege que no es sino la fuerza, oficial o subrepticia, de los ejércitos de su país o de los ejércitos in vasores que provocan a su vez otras gue rras in testinas para mien tras tanto saquear por la puerta de atrás el coltán (en el Congo) o el cacao (en Costa de Mar fil). O bien, que ha sido fabricado con sala rios indignos en su propio país, o en otro país a miles de kilómetros de distancia, pagando sa larios de hambre a ni ños que trabajan en sótanos y luz artificial. La “solidaridad”, en la jerga po lítica, es la coartada perfecta de la “com petitividad”.
Esto en cuanto al lenguaje y realidad de la política económica. Pero hay muchísimos más ám bitos en los cuales la política, la eco nomía y el periodismo que les da cobertura interpretan la prostitu ción y la ma quinación como los verdaderos artífices de la “superefi cacia”, de la “solidaridad” intere sada y de la “competitividad”. La competitividad por la que lucha el Estado español como otros Esta dos, no es más que la con firmación de que las democracias burgue sas de hoy no son más que la versión fashion de los conquistadores españoles y británicos del siglo XVI, los corsarios británicos del XVII y los países coloniales del XVIII y XIX.

Por todo esto es imposible que nos entendamos las dos partes: los anticapitalistas sin afeites, por un lado, y Paul Krugman y Vicenç Navarro, un español, un catalán éste egre gio, pero empecinado en mantenerse en los estrechos márgenes del ca pita lismo por mucho que aspire, inútilmente, a reformarlo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Publicado por ARGENPRESS

México: El CCH-UNAM y sus posibilidades libertarias en los 70 y reprimidas después.

Deja un comentario


miércoles 20 de abril de 2011

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. La UNAM, teniendo a Pablo González Casanova como rector y al mismo tiempo un reclamo educativo de jóvenes –que venían del Plan de Once años (1959-70)- que no tenían cupo en las nueve preparatorias ya con varias décadas de antigüedad, dieron lugar a una gran experiencia –me parece a mí, autogestiva- que duró poco (unos siete años) pero demostraron que los estudiantes y profesores podían autogobernarse. El Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), fundado en 1971 con tres planteles (Azcapotzalco, Naucalpan y Vallejo) y al siguiente año con otros dos: CCH Oriente y CC H Sur, por lo menos en sus primeros siete años de vida, fue una experiencia educativa importante. Mi amigo Rubén, exalumno del CCHO, así como José Luis y Delio también destacados dirigentes del PT y exalumnos, ha insistido desde hace años en que escriba algo sobre la experiencia.

2. Lo más importante de los primeros siete años y de los 12 que laboré en el Colegio fue que nuestra guía pedagógica fue siempre Paulo Freire y sus libros “Educación como Práctica de la Libertad” y la “Pedagogía del Oprimido”; que con ellos, más el marxismo y el anarquismo, pudimos ayudar a destruir la educación autoritaria haciendo que los estudiantes participen directamente en las discusión de programas y temas, así como otorgándoles el poder para vigilar, cuestionar, exigir a los profesores mayor preparación y cumplimiento, incluso llevar su queja a las academias de profesores para ser desconocidos aquellos que de democráticos y libertarios no tenían nada.. Casi todos los que mediante un concurso abierto –que consistió de tres pasos: clases en aulas, ensayo escrito y defendido y polémica con otros concursantes- ingresamos, teníamos compromisos con los estudiantes.
3. ¡Cuántos amigos y compañeros profesores y estudiantes de lucha obrera, sindical, política, académica, que no podré olvidar! Murieron mis amigos Carballo, Lupín, Carvajal, Alma, Elsier y otros profesores de la academia de historia. Hace sólo algunos meses fallecieron María Eugenia y Antonio; pero muchos otros siguen con vida luchando en varios frentes políticos, sindicales. ¿Cómo olvidar a compañeros alumnos, hoy con como Caballero (el caballo), al “Ciego”, a los Villarroel, Héctor, Imaz, Straffon, Ramos, Oscar, Mundo, Graciela, Araceli, Margarita y 10 mil más. Por cierto, hasta 1984, el CCH tenía 75 mil alumnos, 15 mil por cada plantel. Desafortunadamente el Colegio, en el que funcionaban cuatro turnos hasta fines de los ochenta, perdió media matrícula y dos turnos. Pero también perdió en siete años aquellos procesos autogestivos que tanta presencia le dieron en la década de los setenta.
4. Pero no puede culparse al reaccionario rector Soberón, al oportunismo de profesores, a la caída de la combatividad de los estudiantes o al reaccionarismo de la UNAM. No puede olvidarse que el sistema educativo nacional es directamente dependiente de la estructura del sistema capitalista mexicano y que la década de los ochenta representó el arribo del neoliberalismo privatizador. Los profesores, que nunca firmamos entradas o salidas a nuestro trabajo porque los estudiantes nos controlaban, nos pasábamos casi todo el día en los planteles y nos dividíamos el tiempo entre las aulas, las asambleas y las huelgas obreras. Decían entre tanto los medios y los sectores reaccionarios que los estudiantes del CCH no saldrían preparados para continuar sus estudios en las Facultades; ¿Cuál fue el resultado? Que con la libertad y los cuestionamientos críticos que adquirieron resultaron los del CCH mejores estudiantes de la UNAM.
5. Del CCH salió la fuerza participativa de estudiantes y profesores más importantes que sirvió para fundar el sindicato de académicos (SPAUNAM); pero sobre todo para estallar, mantener y extender los paros y huelgas universitarias, como la de 1976. Sin embargo tampoco puedo olvidar que el sindicalismo (sin darnos cuenta a lo que llevaría) acabó con la fuerza autogestiva de los estudiantes. Si antes los estudiantes podían deshacerse de los malos profesores y malos programas de estudio, con el SPAUNAM se protegían los profesores corruptos y a la institución. Aunque yo era menos joven, la mayoría de los profesores veníamos del movimiento estudiantil de 1968 y por tanto el CCH representó siempre una búsqueda dentro el enorme sistema autoritario mexicano. Mientras analizábamos la economía mexicana, las guerrillas de América Latina en Colombia, Nicaragua, El Salvador, vimos asesinar a Allende.
6. Paolo Freire nos enseñó que había que acabar con la relación autoritaria maestro-alumno, a olvidar la vieja idea de que el maestro sabe y el alumno es ignorante y que, por tanto, el profesor debe depositar en la cabecita del alumno los conocimientos. Por el contrario nos enseñó que el conocimiento se construye en una relación de igual a igual entre estudiantes y maestros. Y por otro lado que habría que romper con el falso respeto, el “usted”, con el estrado y el escritorio desde los cuales el maestro domina a los alumnos e implantar las discusión igualitaria con sillas movibles y en forma de círculo. Más tarde Illich, Reimer, Neill, Goodman y otros educadores libertarios, contribuyeron a lograr mejores condiciones de libertad y antiautoritarismo; eso me tocó vivir y construir en CCHO hasta 1977, para luego cambiarme al Plantel Sur, cuyas características del estudiantado y de los profesores eran un tanto diferentes. En este último plantel estudiaron mi esposa y luego mi hija.

7. En recientes viajes a la ciudad de México he visitado varias veces el Plantel de Oriente y otras veces al del SUR y he encontrado ya muy deteriorados los edificios que cuentan ya con más de 40 años. Muchos de mis compañeros profesores se han jubilado o cambiaron a Facultades o de universidad. Otros más, a los que más quise: Tocaven, González Rodarte, Centeno, Ramírez y muchos más –sobre todo de CCHO- como yo no podrán olvidar lo que se hizo y lo mucho que se pudo hacer alrededor de esa experiencia que fue renovar la educación a partir de los miles y miles de estudiantes que fueron nuestros compañeros. Todavía recuerdo que en la semana tenía siete grupos con 40 a 50 estudiantes que “me obligaban” a coordinarles su trabajo y sólo me pedían que hiciera comentarios acerca sus análisis y discusiones. ¿Habrá sido el CCH un lugar donde la burguesía nos encerró para desahogarnos “haciendo la revolución”?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Publicado por ARGENPRESS

Negociaciones Chávez-Mel-Santos: El caso de las negociaciones entre la guerrilla y el Estado colombiano

Deja un comentario


miércoles 20 de abril de 2011

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Se ha hablado mucho sobre el papel de Santos y el gobierno de Colombia en las negociaciones sobre el futuro de Honduras. Los críticos califican al régimen de Santos como “fascista” y por ende esta afuera.

Quiero recordar a los amigos que cuestionan las negociaciones y que argumentan sobre “La Carta Colombiana” que la guerrilla de las FARC-EP ha insistido durante más de 40 años en una “Solución Política Negociada”.
Y encima mujeres y hombres guerrilleros caen casi todos los días bombas “traicioneras”.
Pese a eso, la guerrilla ha insistido ante todos los regimenes de Bogota en la mencionada solución.
Estuve en “la Casa Verde” durante dos semanas en los meses de marzo y abril de 1988. Reinaba “El Acuerdo de Cese de Fuego” entre el gobierno conservador de Belisario Betancourt y el Secretariado del Estado Mayor de las FARC-EP, firmado en mayo del 1984. Todos los días se conversó entre el comandante Jacobo Arenas, co fundador con Manuel Marulanda y el representante del régimen para evitar cualquier provocación por parte de los militaristas de las FF.MM. y así evitar que rompiera el acuerdo.
Pero el 9 de diciembre de 1990, el presidente liberal Cesar Gaviria ordenó el bombardeo del campamento madre de la insurgencia colombiana lo que trajo diez años más de guerra y aproximadamente 200.000 más muertos de colombianos.
Pero el acuerdo de cese de fuego con Betancourt abrió primero un espacio democrático formal en donde se logró crear un movimiento político amplio de izquierda que fue la Unión Patriótica, UP, con participación de guerrilleros, la creación de una central obrera que fue la mayoritaria, CUT, federaciones campesinas y movimientos sociales que surgieron como consecuencia del acuerdo entre el estado y la guerrilla.
También se celebraron por la primera vez en la historia política de Colombia elecciones libres y secretas a gobernadores departamentales y alcaldes. Y se acordó sobre los pasos para llegar a una Constituyente, elecciones convocadas por Gaviria el mismo día cuando éste ordenó a las Fuerzas Militares Colombianas de bombardear y atacar a la Casa Verde, una verdadera puñalada traicionera al proceso de paz con la guerrilla que a pesar de eso insistía en la solución política.
Había grupos de la insurgencia colombiana como el M19 que criticaba duramente el acuerdo de cese de fuego entre las FARC-EP y Betancourt. Me acuerdo cuando entrevisté a Vera Grabe, una de las comandantes del M19 que decía que ellos estaban de favor un ejército guerrillero único, lo cual fue inscrito en el documento de la 2ª Cumbre de la Coordinación Guerrillera Simón Bolívar que se realizó durante estos días en Casa Verde, en marzo y abril de 19888. Pero ironía de la vida, por que fueron (m19, EPL y una parte de ELN) los primeros de entregar las armas a Gaviria en unas desmovilizaciones 1990-91 sin absolutamente nada en cambio. No fue otra cosa que una cooptación de esos movimientos políticos-militares que en su mayoría tenían sus raíces en la pequeña burguesía y que hoy no son nada más que unos politiqueros más en Colombia.
Después diez años de guerra el presidente Andrés Pastrana entendió 1998 que era indispensable con un proceso de paz. Se abrió en San Vicente de Caguán, un territorio dos veces de El Salvador, un verdadero laboratorio de paz bajo control total de las FARC-EP.
Pero lo más importante fue el hecho que el canal publico del estado colombiano fue obligado, por el acuerdo con las FARC-EP, de transmitir todos los domingos las “Mesas Temáticas” en donde se hicieron 29.000 intervenciones muy bien elaboradas de todo el movimiento popular colombiano, como los maestros, los campesinos, los sindicalistas, etcétera. La oligarquía chillaba con los dientes cerrados pero el colombiano pudo tomar parte de esas discusiones que enriquecieron el debate político en el país, hasta llegar al interior de la sala del colombiano en común.
Cada acuerdo tiene, si no hay una correlación de fuerza e inteligencia suficientemente grande, su fin. Así también en Colombia en donde la oligarquía es militarista y totalmente intolerante pero muy hábil e inteligente.
Y eso es importante entender cuando Mel, Juan y el Frente entran en unas conversaciones con Chávez y Santos. No aprovecharlas, bueno, son decisiones del Frente, pero repito; la guerrilla colombiana insiste que solamente una “Solución Política Negociada” puede llevar a Colombia a una duradera paz.
“El futuro de Colombia no puede ser la guerra”, repitió muchas veces Jacobo Arenas.
El futuro de Honduras no puede ser de vivir en la sombra de un golpe de estado. Y por eso el movimiento popular, habría dicho Arenas, debe utilizar todas las formas de lucha de MASAS, QUE no descarta ninguna forma, tampoco las negociaciones, aunque sea con el Diablo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Publicado por ARGENPRESS

Older Entries