miércoles 31 de agosto de 2011

 

PL

A un año del cese de las operaciones de Mexicana de Aviación por problemas financieros, hoy se cumple el plazo para declarar la quiebra de la compañía aérea, alertan los representantes sindicales de la aerolínea.

Según el gobierno federal, tampoco se utilizarán recursos del erario público para su rescate y para autorizar su despegue los grupos inversionistas interesados en su compra deberán presentar y garantizar 250 millones de dólares, actos sin realizar aún.
Para Lisette Clavel, de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), hay desconfianza de los inversionistas para apostar por una empresa emblemática y con un alto valor de marca.
“Está la suma de voluntades, pero falta la inyección de capital, me parece que todo es desconfianza de los inversionistas de saber que van a estar arriesgando su capital en una concesión de Estado que va a estar supeditada a los vaivenes del mercado”, dijo.
El 28 de agosto de 2010, Nuevo Grupo Aeronáutico, propietario de las tres aerolíneas que pertenecieron a Grupo Mexicana (Compañía Mexicana de Aviación, Mexicana Click y Mexicana Link) decidió cancelar las operaciones de estas líneas aéreas.
La decisión se debió a los graves problemas de liquidez que se atravesaban, y ante la imposibilidad de alcanzar acuerdos para cambiar el contrato colectivo con trabajadores y de estructura financiera con acreedores.
Durante este año, una decena de grupos inversionistas se han interesado en la compañía, sin que hasta ahora puedan demostrar su capacidad financiera para que la Secretaria de Transporte y Comunicación les otorgue el certificado de operador aéreo.
Esta situación mantiene a más de 200 mil trabajadores sin empleo, según Miguel Ángel Yúdico, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares.
Yúdico comentó que ha faltado decisión y seriedad por parte de los inversionistas, ya que una y otra vez han fallado en demostrar su solvencia financiera.
Para esta semana los grupos interesados, Ivan Barona, Altus Prus y Avanza Capital, se comprometieron una vez más a presentar sus fondos, con lo cual se avivaron las esperanzas de definir el proceso de capitalización de Mexicana de Aviación.
Este lunes los sindicatos de la empresa igualmente solicitaron la intervención del presidente Felipe Calderón para una pronta solución al conflicto y recuperar los empleos.
Fernando Perfecto, secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), asegura que con la salida de la empresa las tarifas en el mercado doméstico se incrementaron de 10 a 60 por ciento, mientras que en el internacional de 70 hasta 280 por ciento.
La ausencia de la aerolínea afecta la conectividad del país y presiona el gasto de los mexicanos al incrementar las tarifas aéreas, añadió.
Además de ceder la soberanía de los cielos a compañías extranjeras y mantener la incertidumbre de las familias por la pérdida de empleos, aseguró.


Publicado por ARGENPRESS

About these ads