LUNES 26 DE MARZO DE 2012

ANSA

La discriminación de los jóvenes por pobreza y origen racial se ha convertido en política pública en América Latina, “hecho que ni siquiera los avances democráticos han podido erradicar” en la región, según sostiene la antropóloga social mexicana Rossana Reguillo.

Sin embargo, en América Latina no ha prosperado “el discurso de la pureza racial” que ha tomado por asalto los espacios mediáticos europeos, compara la especialista.
Otro tanto sucede con los movimientos juveniles racistas como los skinheads alemanes e ingleses y los blouson noir franceses, que “no constituyen todavía el principal problema de una biopolítica racial excluyente” en América Latina, analiza la antropóloga.
Reguillo compara que en el Distrito Federal de México los jóvenes sin instrucción escolar representan el 1,5 por ciento del total, mientras que en Chiapas, Estado con alta población indígena en el sur del país, la cifra equivale al 18 por ciento del total.
Autora del ensayo “Cultura juveniles-Formas políticas del desencanto”, Reguillo advierte que la pobreza “se ha vuelto una categoría sociocultural, es decir un criterio de descalificación que define oportunidades, cancela expectativas y modela culturalmente”.
La antropóloga aborda en su ensayo las consecuencias en América Latina de la denominada “doctrina Giuliani” sobre la “Tolerancia Cero”, exportada por el ex alcalde de Nueva York y que “ha colocado en el ojo del huracán a los jóvenes de los sectores populares”.
Anuncios