Dilo Tú


Difusión Cencos México D.F., 29 de marzo de 2012

Boletín de prensa
OPSDH

Nuestro país enfrenta importantes retos en materia educativa. En su más reciente visita a México, el Relator de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Educación, sentenció: la exclusión de las oportunidades educativas tiene destinatarios muy precisos, las poblaciones marginadas. Afirmó que el Estado mexicano tiene una deuda importante en la realización de este derecho, especialmente con quienes viven en situaciones sociales caracterizadas por carencias de diverso tipo que, a su vez, los enfrenta a desventajas importantes para desarrollar de manera exitosa la escolarización obligatoria. 1

Este documento se propone ilustrar la situación que guarda la realización de la educación en Guerrero a través de indicadores elaborados desde la perspectiva de los derechos humanos. Se diferencian de otras mediciones porque reflejan el contenido mínimo del derecho en cuestión y miden el esfuerzo que realiza el Estado para cumplir sus obligaciones respecto de los derechos humanos. 2 Son importantes porque visibilizan aspectos que han sido desatendidos, establecen la magnitud de los problemas que se enfrentan y contribuyen a la rendición de cuentas en tanto la asignación de responsabilidades estatales y la exigencia de respuestas por sus acciones u omisiones.

Indicadores Generales. El grado promedio de escolaridad y el analfabetismo son indicadores que posibilitan revisar el nivel educativo de la población de 15 años y más. El primero, refleja que en México hasta 2010 se sumaban 8.6 grados  aprobados. Guerrero se sitúa entre las entidades cuyos habitantes poseen el menor número de años de estudio en el país, actualmente registra un promedio debajo de la media nacional de hace diez años (7.3). Los datos son todavía más preocupantes para el caso de la población indígena, pues tienen hasta tres años menos de escolaridad la que no lo es (4.3 años). Ello quiere decir que la población indígena de la entidad entre 15 y más años, no ha cursado ni siquiera la educación básica.

Por su parte, la tasa de analfabetismo disminuyó durante la primera década del siglo. En 2010, el 7% de la población mexicana, no sabía leer ni escribir. Esta tasa se eleva hasta 17% en Guerrero que forma parte del grupo de  las cinco entidades con mayor porcentaje de analfabetas respecto al total de su población. Si se desglosan estos datos, se obtiene que la tasa de analfabetismo de la población indígena guerrerense es más de tres veces (41%) la de la población no indígena (13%).

Accesibilidad. En Guerrero, la tasa neta de escolarización en educación preescolar creció un 78% en la última década, esto es, en el año 2000 apenas 5 de cada diez niños de tres a cinco años ingresaban a este nivel, mientras que en 2010 esta proporción se incrementó hasta casi abarcar a la totalidad de la población de esa edad. Para el caso de la educación primaria, este mismo indicador registró en 2010 una tasa de 111.8.  Sin embargo, se evidencia una ruptura en la continuidad de las y los niños guerrerenses en el sistema educativo. Únicamente el 74.6% de quienes tienen entre 12 y 14 años de edad, ingresó a secundaria. Este porcentaje, aunque se ha ido incrementando paulatinamente en la década de referencia, denota una de las peores coberturas de todos los estados en este nivel.

Existen otros indicadores que permiten revisar la trayectoria educativa, entre ellos, la matriculación con rezago grave o ligero respecto al grado normativo. Ésta nos revela que si la población en edad escolar continúa una trayectoria ininterrumpida se esperaría que concluyera la educación preescolar, primaria y secundaria a los 15 años, por el contrario aquélla con rezago grave se encontraría más cercana al abandono escolar. 3 En el ciclo escolar  2008/2009, se reportó que Guerrero es el estado que mayor rezago grave en estudios de primaria registra, secundado por Chiapas, Oaxaca y Veracruz; esto es, siete de cada cien estudiantes en ese nivel educativo están matriculados dos o más grados por debajo del grado que corresponde a su edad.

Se afirma que el rezago educativo es un proceso acumulativo y permanente, por tanto las y los niños que presentan estas condiciones en edad temprana, permanecerán en ella a lo largo de su vida. Así pues, la tasa de matriculación en secundaria con rezago grave en el estado registró un 17%, mientras que el rezago ligero se ubicó en 22%, ambos por encima de los valores nacionales. En esta categoría, la entidad se mantiene como la que registra las tasas de rezago más alarmantes.

Ahora bien, la eficiencia terminal es uno de los criterios para evaluar el funcionamiento de la educación pues da cuenta de los logros de la institución responsable de la misma. En Guerrero, en 2010 noventa de cada cien alumnas/os que ingresó a la primaria la concluyó; esta proporción desciende a sólo 75 de cada cien estudiantes de secundaria. En este sentido, la  deserción es un factor involucrado. Al respecto, poco más del 7% de las y los alumnos de secundaria desertó. Aunque esta cifra está por arriba de la media nacional (5.6%), se ha reducido con respeto al inicio de la década, fecha en que se reportó un 12%. La CEPAL ha documentado que las tres principales causas de deserción escolar son las dificultades para costearla, la frustración por su mala calidad o su escasa relación con el empleo bien remunerado (2007). 4

Disponibilidad. La suficiencia de recursos físicos y humanos es esencial para que los gobiernos puedan determinar la mejor manera de atender las necesidades de su población. Durante el ciclo escolar 2010/2011, había 21 estudiantes por cada profesor y cada escuela –en promediocontaba con 5 maestras/os en la entidad de estudio. En educación secundaria, puede decirse que por cada maestra/o había 17 estudiantes y que en cada escuela laboraban 7 profesores. Por tratarse de promedios, las cifras arriba expuestas no son elemento suficiente que permita valorar los recursos humanos y materiales en las escuelas, con frecuencia se pasa por alto la existencia de escuelas incompletas o que operan bajo una organización multigrado.

Casi 40% de las primarias generales de Guerrero son multigrado, de éstas, en el 14% sólo un docente está al frente de todos los grados; en un 13% dos profesores se encargan de los grupos y el 10% restante es tridocente.  El porcentaje de escuelas primarias multigrado se incrementa en la modalidad indígena, prácticamente la mitad de ellas opera bajo esta forma de organización, entre ellas, el 18.5% funciona únicamente con un/a profesor a la cabeza de los grupos.

Otro aspecto importante tiene que ver con la disponibilidad de servicios básicos en las escuelas. Aunque no se dispone de datos por entidad federativa, el INEE ha documentado que entre las escuelas públicas, aquéllas que atienden a la población de contextos socioeconómicos más favorables, como las primarias urbanas y las escuelas técnicas y generales de educación secundaria, tienen una cobertura prácticamente completa de energía eléctrica, drenaje y agua entubada. En cambio, enfrentan mayores carencias las escuelas que atienden a la población en contextos desventajosos, como las primarias comunitarias, indígenas, rurales y las telesecundarias. 5 Así pues, un tercio de las escuelas primarias de Guerrero podrían estar enfrentando esta situación, lo mismo que la mitad de las secundarias. 6

Calidad. Mejorar la calidad de la educación es tan importante como incrementar el acceso. En opinión de la UNICEF, carece de sentido que una niña o un niño se matriculen si luego abandonarán la escuela por su mala calidad o que al egresar no sepa leer, escribir, hacer cálculos aritméticos, evaluar opciones o adoptar decisiones. 7 Los resultados de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE), aplicada en 2011. Ubican al grueso de las y los estudiantes guerrerenses de sexto grado de primaria con logro de elemental a bueno en matemáticas y español. En la modalidad de primaria indígena, las cifras se mueven y reflejan que si tuviéramos un grupo integrado por diez estudiantes, cinco calificarían con logro elemental en matemáticas, tres con insuficiente y uno con bueno. En español, los datos confirman la tendencia. Por su parte, los estudiantes de tercero de secundaria de la entidad apenas poseen conocimientos que los colocan con logro insuficiente en español y matemáticas (48% y 58%, respectivamente). 8

Continuamente se ha discutido respecto de la idoneidad de la prueba en comento, el Relator Especial sobre el Derecho a la Educación se pronunció en ese sentido confirmando que aunque estas pruebas pueden ser útiles, al ser estandarizadas no necesariamente atienden la diversidad, la variedad de expresiones sociales y culturales ni consideran la multiplicidad de matices comunitarios. En la práctica las pruebas han tenido un efecto problemático, pues han proyectado injustamente una mala imagen de los maestros y maestras, haciendo creer que los problemas de la eficiencia escolar les son achacables exclusivamente a ellos y ellas y no a un sistema educativo que ha resultado moroso en la ejecución de políticas públicas consistentes.9

Como se ha visto, en la mayoría de los indicadores revisados, Guerrero ocupa las últimas posiciones en el contexto nacional. Este panorama es alarmante pues confluyen en el estado un conjunto de condiciones que someten a su población a condiciones de pobreza que configuran un círculo vicioso donde la educación desigual y el poco interés por proveer a las localidades que albergan a esta población de bienes e infraestructura públicos adecuados, se constituye como el medio por el que tiene lugar la selección profesional y por el que se transmiten las ventajas y desventajas de generación en generación, como ha sostenido el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

1 Comunicado de prensa “Relator especial sobre derecho a la educación culmina su visita a México”, 18 de febrero de 2010.
2 Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). Informe sobre indicadores para promover y vigilar el ejercicio de los derechos humanos, HRI/MC/2008/3, 15 de mayo de 2008, párr. 5

3 Instituto Nacional para la Evaluación Educativa. Panorama educativo de México. Indicadores del sistema educativo nacional 2009. México, INEE, 2011.

4 UNICEF y CEPAL. “Maternidad adolescente en América Latina y el Caribe. Tendencias, problemas y desafíos”, en Desafíos, Santiago de Chile, Comisión Económica para América Latina, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, núm. 4, enero 2007.

5 Instituto Nacional para la Evaluación Educativa. Infraestructura escolar en las primarias y secundarias de México. México, INEE, 2007.

6 Para el ciclo escolar 2010/2011, la SEP reportó la existencia de 4742 escuelas primarias: 3087 generales;  880 indígenas y 775 comunitarias. En educación secundaria, la distribución es la siguiente: 894 telesecundarias, 528 generales y 298 técnicas.

7 Fondo de Naciones Unidas para la Infancia. Para financiar el desarrollo hay que invertir en niños y niñas. Nueva York, UNICEF, 2002.

8 Los resultados de las diferentes materias y años no son comparables entre sí, se presentan estos datos para efectos meramente ilustrativos.

9 Consejo de Derechos Humanos. Informe del Relator Especial sobre el derecho a la educación, Sr. Vernor Muñoz. Misión a México, A/HRC/14/25/Add.4, 2 de junio de 2010, párr. 102

Observatorio de Política Social y Derechos Humanos

Hilario Pérez de León No. 80, Col. Niños Héroes de Chapultepec, Benito Juárez, México D.F., 03440
Tel. 55 90 87 54 / 55 79 74 13
www.observatoriopoliticasocial.org

Anuncios