miércoles 28 de marzo de 2012

PL

Representantes de diferentes sectores políticos y organizaciones sociales pidieron acelerar el trámite de un proyecto de ley antidiscriminación, en medio de la conmoción causada por la muerte del joven homosexual Daniel Zamudio, salvajemente agredido por neonazis.

La directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fries, reconoció que el Estado chileno está en deuda en materia de legislación contra actos discriminatorios.
Asimismo el senador socialista Juan Pablo Letelier solicitó al gobierno que ponga urgencia inmediata a la tramitación del referido proyecto de ley que se encuentra en la Cámara de Diputados.
Sin embargo, Letelier consideró que no solo el camino punitivo alcanzará a poner fin a las expresiones de discriminación por género, raza, etnia, nacionalidad, orientación sexual o condición socioeconómica.
Es necesario promover un sistema escolar que eduque a nuestros niños y jóvenes en el respeto a la diversidad, la no discriminación y el reconocimiento que todo ser humano tiene de los mismos derechos y la misma dignidad, subrayó.
Por su parte el vocero del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, Jaime Parada, comentó que Zamudio es una víctima de “la intolerancia, de la homofobia y del odio que algunos han cultivado” en Chile.
Señaló que los parlamentarios que han rechazado por siete años la Ley Antidiscriminación son responsables morales de lo sucedido al joven de 24 años de edad. “Hay un grupo de conservadores enquistados en el Congreso que le deben una explicación al país”, afirmó.
Mencionó en ese grupo a 33 diputados de la oficialista Unión Demócrata Independiente, a nueve de la también gubernamental Renovación Nacional y a uno de la Democracia Cristiana que pusieron un requerimiento ante el Tribunal Constitucional.
Luego de tres semanas luchando por su vida, murió anoche Daniel Zamudio a quien el pasado 3 de marzo un grupo de apariencia neonazi lo golpeó salvajemente y lo torturó durante horas por su condición homosexual.
Antes de dejarlo abandonado en un parque de Santiago, sus atacantes le marcaron tres esvásticas en su cuerpo con el gollete de una botella.
A través de su cuenta en Twitter, el presidente Sebastián Piñera remarcó anoche que serán castigados los responsables de la muerte de Daniel.
“Su muerte no quedará impune, y refuerza el compromiso total del gobierno contra toda discriminación arbitraria y con un país más tolerante”, afirmó el mandatario.

Publicado por ARGENPRESS

Anuncios