La empresa ofreció mejores salarios y ya no quiere cumplir, dice líder

 

Carlos García
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 2 de abril de 2012, p. 34

Silao, Gto., 1º de abril. Doscientos trabajadores de la planta Volkswagen Silao –que se encuentra apenas en proceso de arranque– iniciaron una huelga, debido a los bajos salarios que quiere imponer la armadora alemana en el contrato colectivo de trabajo que regirá las relaciones obrero-patronales cuando entre en operaciones.

La empresa contrató a técnicos que están en proceso de capacitación –algunos en el extranjero– y les ofreció ciertos salarios y prestaciones. Sin embargo, ahora que está próximo el arranque les quiere pagar menos de lo que se les ofreció inicialmente, explicaron los afectados.

Lo que se pide es un salario acorde al mercado, pues no es gente que tenga estudios de primaria o secundaria, son técnicos, dijo Hugo Varela Flores, secretario general de la Confederación Nacional de Trabajadores (CTM) en Guanajuato.

Este domingo, los trabajadores colocaron una bandera rojinegra en el acceso de la armadora. La planta tiene proyectado producir 330 mil motores por año a partir de 2013, para lo cual invierte 550 millones de dólares en esta planta, ubicada en en el complejo Puerto Interior, sobre la carretera Silao-León.

El líder sindical reveló que hay un desacuerdo entre el salario y las prestaciones que piden los trabajadores y las que quiere plasmar la empresa alemana en el contrato laboral. En este momento no puedo comentar los detalles de los salarios que se piden, pues hay una comisión negociadora con la empresa y no quiero calentar el ambiente, comentó el también diputado local.

Agregó que los 200 trabajadores estallaron la huelga porque no queremos empleos mal pagados. La comisión está en las pláticas, pero no ha sido posible la negociación, por eso la huelga estalló conforme a lo que marca la ley, y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social tiene conocimiento del conflicto, apuntó Varela Flores.

Anuncios