Por : Javier Puga Martínez

2012-04-12 04:00:00

La investigadora de la Universidad Autónoma de Puebla, Montserrat Galí Boadella, reprobó la venta de inmuebles que son patrimonio histórico de la capital del estado, pues sólo se esta contribuyendo a la destrucción de este en vez de cumplir con su obligación de restaurarlo y protegerlo a través de planes de conservación.

Asimismo, criticó el silencio que hasta ahora ha guardado el Centro Puebla del Instituto Nacional de Antropología e Historia, que no se ha pronunciado sobre esta venta a pesar de ser responsable junto con el ayuntamiento de Puebla, de la conservación de estos inmuebles.

La académica ofreció una rueda de prensa junto con Rutilia Amigón, investigadora del Centro INAH–Puebla, quien agregó que en el caso de los Fuertes, se está creando una zona exclusiva que atenta contra las celebraciones populares.

Esto ocurrió la semana pasada con la celebración del llamado “calvario” en semana santa, donde se prohibió a las familias subir al cerro de Loreto como por décadas se ha realizado para realizar días de campo, colocar hamacas en los árboles y disfrutar el día. A quienes intentaron cruzar por Casa Puebla se les impidió el paso, y a quienes ya realizaban una convivencia familiar se les retiró, agregó la investigadora.

“Es muy riesgoso que esta zona se convierta en comercial y sólo para cierta élite. La gente ya no podrá acudir a este lugar, que ya tiene cinco accesos y que se plantea sea administrado privada, que regulará el lugar con horarios. Ir a los Fuertes será en adelante por medio de un pago”, señaló.

Criticó que las casas que llegaron a ser propiedad del gobierno del estado, como la ubicada en la 2 Oriente 808, que es conocida como “la Casa de los azulejos”, pues hasta a principios de la década de los 90 estaba completa, sólo necesitaba de mantenimiento y algunas reparaciones, pero ahora está totalmente destruida.

Por ello las académicas exigieron un estudio en el que se considere que la venta de estos inmuebles es realmente factible, ya que en algunos casos, como el de convento de Santa Mónica, pues se trata de un complejo que forma el núcleo fundacional del propio convento al que no se le puede cortar y venderlo en partes.

“No se puede poner alegremente a la venta, sin ningún control y con en la arbitrariedad total”, señalaron.

En ese sentido, lamentó la destrucción que Moreno Valle emprendió en la zona de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, con el pretexto de “modernizar la zona”, sólo está creando una “zona de exclusión” para separar “a la prole y a los pobres” de los ricos y de la clase dominante.

Poner a la venta inmuebles históricos como “terrenos con fachada” y crear un “parque de diversiones” sobre el lugar donde murieron cientos de mexicanos defendiendo la patria, sólo habla de la profunda ignorancia de este gobierno panista, señaló la académica.

Los ciudadanos, agregó, tenemos que reclamar nuestro derecho a tener un patrimonio histórico, pero aseguró que por desgracia el deterioro intencional de las casonas y edificios coloniales no es nuevo.

“Esto es gravísimo. Es un agravio a los mexicanos que han dejado su sangre y sus huesos en el caso de Los Fuertes. Como académicos, arquitectos, historiadores nos corresponde decir que esto es una ignominia. Es decir, es un descaro y una falta de respeto total a la historia y al pasado. Esa es la característica de los llamados Neo–con es decir, de los neo conservadores, porque los conservadores del siglo 19 eran otra cosa: gente con una gran cultura y un sustento ideológico”, señaló.

Agregó que estos gobiernos panistas lo que tienen hoy en día es una ambición desmedida y una ansiedad por salir en la televisión, pero para esto necesitan escenarios que poco importa si estos se construyen sobre un terreno donde murieron los mexicanos defendiéndose de la invasión francesa.

“Estoy segura de que esto ni siquiera lo saben estos funcionarios. Ni les importa. Y sobre este lecho van a hacer su show. Como conocedores de la historia debemos denunciar esto, no lo podemos permitir. Que las televisoras digan lo que quieran ¿qué van a decir? Es su espectáculo y van a decir que lo que hace el gobierno del estado es una maravilla que los ciudadanos pagamos con nuestros impuestos”, expuso.

Ayer, en rueda de prensa, Galí Boadella criticó que los descendientes de los propietarios de estas casonas en venta, como de quienes participaron en la batalla del 5 de mayo de 1862, no han expresado su rechazo a lo que realiza el gobierno estatal.

Anuncios