Vanessa Ramos – Hernán Rivadeneira J.

La AAJ, organización no gubernamental con estatuto consultivo en las Naciones Unidas, rechaza las maniobras del gobierno de Estados Unidos para excluir a Cuba de la VI Cumbre de las Américas a realizarse en Cartagena de Indias, Colombia el 14 y 15 de abril. La exclusión de Cuba constituye una inaceptable violación del principio de igualdad soberana de todos los estados y una imposición al conjunto de los gobiernos americanos en sus relaciones exteriores, con el claro objetivo de frustrar la solidaridad y unidad regional debilitando a la UNASUR y la naciente CELAC. Debe recordarse que en la V Cumbre de las Américas, celebrada en Trinidad y Tobago en abril de 2009, se rechazó la injustificada exclusión de la República de Cuba de las cumbres americanas.

La AAJ expresa que no puede hablarse de una Cumbre de las Américas cuando se excluye a un país integrante, la República de Cuba, país latinoamericano y caribeño. La AAJ toma nota de la posición del Presidente de Ecuador, Rafael Correa, que decidió la no participación de su país, en rechazo a la exclusión de Cuba, denunciando que “Es inaceptable que en estas cumbres se soslayen temas tan fundamentales como el inhumano bloqueo a Cuba, así como la aberrante colonización de las islas Malvinas (reclamadas por Argentina), las cuales han merecido el rechazo casi unánime de las naciones del mundo”.
La AAJ llama a las naciones americanas que asistan a la Cumbre a poner en discusión el bloqueo comercial, económico y financiero contra Cuba, el caso de los cinco patriotas cubanos, la situación colonial de las Islas Malvinas, el caso colonial de Puerto Rico, el incremento de bases militares estadounidenses en el Continente, las violaciones de los derechos humanos y la necesaria integración soberana de nuestras naciones.
10 de abril de 2012
Vanessa Ramos es Presidenta AAJ Continental y Hernán Rivadeneira J. es Secretario General de AAJ
La AAJ es una Organización No Gubernamental con estatuto consultivo ante el ECOSOC y representación permanente ante la ONU de Nueva York y Ginebra.
Anuncios