Por : Javier Puga Martínez

2012-04-13 04:00:00

�Respecto a la demanda de la madre de la menor
para la entrega de su hija y el lamentable acto de
exhibicionismo colgada de una cruz con los labios
cosidos frente al Senado, la procuradur?informa la
imposibilidad jur?ca de acceder al reclamo de
Mar?Antonieta L? Cruz�, se lee en el comunicado de
la PGJ

 

Mientras la salud de Antonia Cruz López se va deteriorando cada vez más por mantener su protesta crucificada y con los labios cosidos frente al Senado de la República, en exigencia para que le sea devuelta su hija Concepción Fernández López “Cuco”, de 6 años de edad y retenida en el DIF estatal de Puebla, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) canceló cualquier posibilidad de liberar a la menor.

Ayer por la tarde, el procurador Víctor Carrancá Bourget se entrevistó con el abuelo de “Cuco”, Antonio Fernández, para hacerle saber que si quería que la niña fuera devuelta primero la mujer tendría que dejar su protesta y luego presentarse en la PGJ junto con su esposo, el activista defensor de los derechos humanos, Antonio Fernández Sánchez, pues ambos serán detenidos y encarcelados para ser investigados por un presunto maltrato familiar, ya que existe un proceso judicial abierto.

La reunión se llevó a cabo ayer en la sede de la dependencia, en la 31 Oriente y bulevar 5 de Mayo, donde el familiar de “Cuco” relató que Carrancá Bourget le espetó: “puede haber diálogo siempre y cuando la señora se baje de la cruz”.

El abuelo de “Cuco” agregó que el procurador le señaló que “la niña no será entregada hasta que se culmine el proceso y se establezcan condiciones para que la niña se quede con algún otro familiar”. Indicó que se los propios familiares de “Cuco” ya habían hecho este ofrecimiento al Ministerio Público, pero éste lo rechazó.

Señaló que el procurador insistió en que la niña padece maltrato, pero le recordó que esto no lo ha demostrado la PGJ, además de que Leticia Villaraldo, coordinadora de Ministerios Públicos, ha cometido una serie de irregularidades en este caso, como negar una copia de la averiguación previa 495/2012/AESEX, a “Cuco” y a sus hermanos de 7 y 9 años de edad se les tomó una declaración con la ausencia de un adulto que los acompañara, a pesar de que estos menores manifestaron que el personal de la PGJ los obligaba a decir que su padre los maltrata.

“Los hermanos manifestaron que la lesión de Cuco fue accidental, pero ahora la procuraduría está cambiando la versión”, agregó Fernández, quien aseguró que en la PGJ le advirtieron que se “consiguieron” nuevos testigos que van a señalar a su hijo, Antonio Fernández, padre de la menor, como responsable de maltratos contra su hija.

“También dice la procuraduría que mi hijo mandaba a los niños por cigarros y cervezas a la tienda, pero si así fuera, ¿por qué no comenzó por investigar al tendero pues está prohibido vender cigarros y cerveza? Todo está manipulado”, agregó.

Abundó que “no creo que la mamá de la niña se baje de la cruz y termine su protesta si no le devuelven a su hija. La señora se va a morir ahí y de esto va a ser responsable el procurador”.

Antonio Fernández mostró un video donde se observa cómo policías ministeriales apoyados por patrullas del estado se llevaron por medio de la fuerza  a “Cuco” para internarla en una casa–hogar del Sistema DIF estatal de Puebla. Incluso recordó que existe un oficio de este organismo en donde reconoce que no se justifica la detención de la menor en ese lugar, y por lo tanto no se hace responsable de la niña.

En tanto, la salud de Antonia Cruz López, quien permanece frente al Senado de la República atada a una cruz de madera y con la boca cosida, se sigue deteriorando cada vez más y, de acuerdo con el reporte que de los paramédicos que la mantienen bajo observación, este mismo día podría entrar en estado de coma por la falta de alimentos.

El padre de “Cuco”, Antonio Fernández Sánchez, señaló este miércoles que la retención de su hija es un acto político y no judicial, pues hasta ahora la PGJ no ha podido demostrar que la menor fue víctima de un supuesto maltrato familiar, razón por la cual fue enviada al DIF.

Desde hace 15 días la familia poblana Fernández López realiza una protesta frente a las puertas del Senado de la República. Busca que los legisladores intervengan en su caso y pidan al gobierno estatal la devolución de “Cuco” a sus padres, que laboran en la Alianza Fraternal Suprema Mexicana en Defensa de los Derechos Humanos desde hace 20 años, denunciando abusos del poder y actos de corrupción.

 

“Es exhibicionismo”,

responde la PGJ

 

La Procuraduría General de Justicia del estado respondió hasta este miércoles los señalamientos hechos por la familia Fernández López. Por medio de un comunicado oficial rechazó acceder a la devolución de “Cuco”. La dependencia señaló que “lamenta que se enarbole la defensa de los derechos humanos y a través de actos de exhibición pública se pretenda ejercer presión para la devolución de una menor que se encuentra bajo resguardo de las autoridades, en cumplimiento de la obligación de tutelar y salvaguardar su integridad física y mental”.

Y agrega que: “respecto a la demanda de la madre de la menor para la entrega de su hija y el lamentable acto de exhibicionismo colgada de una cruz con los labios cosidos frente al Senado, la procuraduría informa la imposibilidad jurídica de acceder al reclamo de María Antonieta López Cruz, con base en los elementos que forman parte de la averiguación previa 495/2012/AESEX iniciada en la Dirección de Atención a Delitos contra la Mujer, el día 21 de febrero de 2012, una vez que el Ministerio Público recibió un reporte del Hospital Universitario de Puebla en el que se hacía del conocimiento de la autoridad el ingreso de una menor de edad con fractura del brazo izquierdo y diversos hematomas en la cara y otras partes del cuerpo. Consta textualmente en la averiguación previa la existencia de una lesión física, al parecer ocasionada por sus familiares, con posible síndrome del niño maltratado.

Tras señalar en términos técnicos seis lesiones, el comunicado agrega que había otros daños ocasionados a “Cuco” en un periodo menor a 24 horas, así como otros golpes que habían trascurrido en un tiempo de tres a 11 días. El texto expone que: “la víctima de 6 años de edad y de nombre Concepción Antonia, refirió ante el Ministerio Público lo siguiente: ‘me pegó Leo mi hermano jugando luchitas’, por lo que se le pregunta a la menor si alguien más le pega, respondiendo: ‘Si, Toño’, ‘papá’. Al preguntarle en dónde le pega Toño ‘la menor señala su ojo derecho, su mejilla derecha y su espalda, y refiere ‘ya no digo nada’.

El comunicado también refiere las declaraciones que ofreció Antonio Sánchez al Ministerio Público, donde reconoce haber entrenado a su hijo de 9 años en box y lucha, así como en el uso de armas de fuego. Sin embargo, agrega que es con la declaración de la hermana de “Cuco” como se confirma que fue Antonio Sánchez quien lastimó a la menor rompiéndole el brazo, razón por la que acudieron al Hospital Universitario, pero advirtiéndole a la niña que no dijera nada o sería enviado a la cárcel y ellos al DIF. “La versión de este testigo de los hechos se ve corroborada con diversos dictámenes médicos, psicológicos y periciales y con la declaración de otros testigos”, asegura la PGJ, sin ofrecer más detalles.

“Ante la gravedad de los acontecimientos y el peligro inminente en que puede estar la víctima de maltrato, por resolución ministerial, la menor Concepción Antonia fue canalizada al DIF en tanto concluyen las investigaciones. Si bien es cierto los padres de la víctima han solicitado su reintegración, los respectivos especialistas han determinado su improcedencia ante el evidente riesgo en que se colocaría a dicha menor de edad, con violación a sus derechos fundamentales y los previstos en la Convención sobre los Derechos del Niño”, agrega el texto.

El comunicado finaliza asegurando que se solicitó la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, “a fin de que dicho organismo tutele los derechos fundamentales de la menor y en su caso, conforme a sus atribuciones, determine lo que a derecho corresponda”.

Anuncios