miércoles 25 de abril de 2012

XINHUA

Las autoridades brasileñas destinarán 32.000 millones de reales (unos 17.000 millones de dólares) para obras de movilidad urbana regional y municipal, según informó hoy la presidenta del país, Dilma Rousseff.

El Gobierno federal aportará 22.000 millones de reales (11.700 millones de dólares), mientras que los gobiernos estatales y los ayuntamientos aportarán 10.000 millones más (5.300 millones de dólares), que deberán beneficiar 51 municipios de 18 estados.
El Ministerio de las Ciudades afirmó que se realizarán obras en las líneas de metro y en los trenes de cercanías, además de los carriles especiales para autobuses en las ciudades con más de 700.000 habitantes, que en total deben beneficiar unos 53 millones de personas.
El ministro de las Ciudades, Aguinaldo Ribeiro, informó que las nuevas inversiones no sólo servirán para reducir los tiempos de viaje para la población, sino también para generar empleos, estimular la economía y reducir las emisiones de gases del efecto invernadero.
“Los brasileños a veces tardan cuatro horas en ir de casa al trabajo y viceversa. En algunas situaciones, este tiempo se reducirá de manera significativa a una hora”, apuntó Ribeiro.
La presidenta Rousseff dijo que los proyectos presentados para recibir las inversiones son coherentes y de buena calidad, y puso de manifiesto la necesidad de invertir en el metro, algo que según ella, los gobiernos anteriores consideraron demasiado caro, cosa que dificulta hoy en día la construcción y ampliación de líneas de metro en las grandes ciudades.

Publicado por ARGENPRESS

Anuncios