PL

El Ejército de Estados Unidos planea despedir a unos 29 mil soldados y oficiales en medio de recortes de presupuestos propuestos por el Senado y certificados por el presidente Barack Obama.

Aún no quiero aventurar números exactos pero la previsión de cesantías forma una lista que incluye a 24 mil soldados y entre cuatro mil y cinco mil oficiales, indicó Thomas R. Lamont, jefe de personal del ejército, a una delegación del subcomité de Servicios Armados del Senado.
La administración demócrata aprobó hace dos meses un plan de recortes de gastos por valor de 100 mil millones de dólares anuales, si la Cámara de Representantes -dominada por republicanos- no identifica paliativos para un déficit federal que supera 1,2 billones de dólares.
Las reducciones planificadas se dividirán eventualmente entre costos de programas sociales y operaciones militares o de defensa, que afectarían al Pentágono en el orden de 54 mil millones de dólares menos para 2013.
El secretario de Defensa, Leon Panetta, adelantó el 26 de enero último que bajo la nueva estructuración de su departamento el Ejército norteamericano podría disminuir su plantilla desde 570 mil elementos hasta 490 mil en tres años.
Panetta precisó que el número de marines pasados a retiro serían unos 20 mil desde el actual inventario de 182 mil, la Armada desactivará siete navíos cruceros y la Fuerza Aérea sacará de circulación a 92 aviones de transporte.
Anuncios