LUNES, 7 DE MAYO DE 2012

Anayeli García Martínez (CIMAC)

Reporteros de medios escritos, televisivos y radiofónicos increparon a funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob) y del Gobierno de Veracruz, a quienes pidieron que expliquen qué harán para proteger la vida e integridad de las y los periodistas en la entidad.

En una protesta realizada esta tarde en la representación de Veracruz en la Ciudad de México, y posteriormente en las instalaciones de la Segob, decenas de reporteros exigieron que se investiguen los asesinatos de periodistas y que se tomen medidas para proteger a aquellos que aún están en riesgo.
El acto se dio luego de que el día de ayer, Día Mundial de la Libertad de Prensa, se encontraran los cuerpos sin vida de los reporteros gráficos Guillermo Luna Varela, Gabriel Huge y Esteban Rodríguez e Irasema Becerra, los cuatro asesinados en Veracruz.
Este hecho que se sumó al reciente asesinato de la periodista Regina Martínez Pérez, corresponsal en la entidad de la revista Proceso, encontrada asesinada en su casa el pasado 28 de abril, dio lugar a una protesta del gremio que exigió garantías para realizar su labor informativa.
Periodistas, camarógrafos, fotógrafos y articulistas, se dieron cita para denunciar que hay más casos de reporteros amenazados que no cuentan con protección por parte de las autoridades como sucedió con el caso de los tres foto-reporteros asesinados.
Fabrizio Aguilar, representante del gobierno de Veracruz en el Distrito Federal, informó a los representantes de los medios de comunicación que se manifestaron que los casos se estaban investigando y que había un compromiso del gobernador, Javier Duarte, para tomar acciones.
Sin embargo no quiso decir si ya había una línea de investigación en cada caso, si había consignados, ni cuáles eran las acciones concretas para proteger a las familias de los reporteros ni a las personas que son amenazadas por ejercer el periodismo.
El funcionario habló en medio de las frases que gritaban los periodistas como ¡No más sangre!, ¡Asesinos!, ¡Justicia para los periodistas! o ¡Alto a la violencia! y sorteando preguntas como ¿Qué tiene que decir al respecto? ¿Qué va a hacer el gobernador? ¿Qué avances hay? o ¿Los asesinatos son por ineptitud o por complicidad?
Aunque Aguilar dijo que Javier Duarte ya instruyó al procurador de la entidad a tomar acciones para proteger a las y los periodistas en riesgo, y a los veracruzanos en general, no dio más detalles argumentando que el gobernador lo haría en próximas horas.
Una vez terminado el mitin convocado a través de las redes sociales, las y los periodistas se trasladaron a las instalaciones de la Segob en la capital del país, donde entregaron el mismo pronunciamiento que dejaron en las oficinas de Fabrizio Aguilar.
En el acto donde estuvieron presentes reporteros de distintos medios de comunicación se observaban mantas y carteles alusivos a la no violencia y a la justicia para el gremio periodístico.
Jenaro Villamil, reportero de la revista Proceso, medio donde laboraba Regina Martínez, criticó que los funcionarios no digan nada concreto y afirmó que mientras no resuelvan los casos no tendrán credibilidad.
El reportero explicó a esta agencia que las autoridades no están dimensionando el problema y advirtió que los recientes asesinatos de periodistas en el Día Mundial de la Libertad de Prensa son un indicador de la crisis de gobernabilidad que se viven en México.
Sobre la transparencia que argumentó el representante del Gobierno de Veracruz respecto a la participación de Proceso en las investigaciones sobre el asesinato de Regina Martínez, Villamil refutó que se trata de un derecho elemental de la revista de ser coadyuvante.
“La transparencia y la rendición de cuentas va a ser en el momento en que ellos nos digan qué es lo que está generando esta podredumbre en Veracruz, qué es lo que está generando esta descomposición”, afirmó.
Finalmente señaló que la situación para la prensa mexicana es peor que hace algunos años por lo que aseguró que el gobierno federal no puede presumir de más libertad de expresión cuando hay más de 70 crímenes contra periodistas, ninguno resulto de manera clara.
Por su parte, Julio Hernández, columnista del diario La Jornada y uno de los convocantes a esta protesta, dijo a esta agencia que la fría respuesta de los funcionarios demuestra el nivel de insensibilidad y la burocracia de las autoridades.
“No va a haber nada que se haga si no es a partir de que los periodistas seamos capaces de protestar, de mostrar nuestro enojo y de hacerlo en todo acto y en toda reunión en la que participemos”, sentenció el periodista.
Ante la violencia desatada contra el gremio periodístico en Veracruz, Hernández hizo un llamado para que en cada ciudad las y los reporteros realicen actos similares de protesta y de denuncia como el que se hizo hoy en la Ciudad de México.
“Vivimos en una crisis, en un estado informativo de expresión, cada vez con más problemas”, sentenció.
Anuncios