Por : Javier Puga Martínez

2012-05-14 04:00:00

Si bien al primer trimestre de 2012 el desempleo en Puebla decreció 5.8 por ciento con respecto al mismo periodo de 2011, los trabajadores poblanos tienen que laborar más horas para poder obtener ingresos suficientes, pero también cada vez más hay empleados que no reciben un pago por su trabajo y el número trabajadores que carece de acceso a las instituciones de salud llegó a un máximo histórico de 70 por ciento.

Quienes más padecen el desempleo son los trabajadores con estudios medios y superiores, ya que forman cerca de 50 por ciento del total de desempleados de la entidad. De igual forma, continúa el éxodo de trabajadores al sector informal, donde 32 de cada 100 personas ocupadas en el estado de Puebla encuentran una fuente de ingresos para su subsistencia.

Este fin de semana el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) publicó el resultado de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al primer trimestre de 2012, y que permite distinguir el desempeño del primer año de la administración de Rafael Moreno Valle al frente del gobierno de Puebla en en esos aspecto.

Así, el número de personas ocupadas aumentó en 6.2 por ciento que es equivalente a 142 mil 75 más de las que había en el primer trimestre de 2011 con una ocupación. Es decir, de 2 millones 255 mil 617 personas pasaron a 2 millones 397 mil 692.

De esta cantidad, 32 por ciento está dentro de la economía informal: 780 mil 237 personas. En el mismo periodo del año pasado eran 749 mil 706 personas.

En cuanto a personas sin empleo, esta cantidad se redujo 5.8 por ciento al pasar de 102 mil 908 al primer trimestre de 2011, a 96 mil 878 al mismo periodo de este año. La tasa de desocupación es de 3.9 por ciento y está debajo de la media nacional.

Casi 50 por ciento de estos desempleados son trabajadores con educación media y superior, que suman un total de 47 mil 304 personas, que son 9 mil 200 más con ese nivel de estudios de las que había en el primer trimestre de 2011.

El Inegi reportó que en los primeros tres meses del actual año, en Puebla 7 mil 137 personas cerraron sus negocios; esta cantidad es 50 por ciento superior a las personas que no pudieron continuar con sus establecimientos en el primer trimestre de 2011, cuando fueron 4 mil 657.

El organismo federal establece que el promedio semanal de horas trabajadas en de 40, pero un tercio del total de personas ocupadas en la entidad –743 mil 893–, tuvieron que trabajar más de 48 horas a la semana para poder completar sus ingresos. Esta cantidad es 5.4 por ciento superior a los trabajadores que laboraron más de 48 horas a la semana a principios del año pasado.

De igual forma, el organismo reportó que 324 mil 870 trabajadores no recibe ningún pago por su las labores que realiza; esa cantidad equivale a 10 por ciento más de los trabajadores sin sueldo registrada el primer trimestre del año pasado.

La cantidad de personas que en sus centros de trabajo no reciben el beneficio de acceder a las instituciones de salud es de un millón 889 mil 307, que es 70 por ciento del total de personas ocupadas en la entidad. El año pasado era 50 por ciento.

La cantidad de personas que ingresaron al trabajo doméstico remunerado aumentó en 5.8 por ciento, al pasar de 117 mil 847 a 124 mil 782. De igual forma aumentó la cantidad de personas que se dedican a la agricultura de subsistencia en un 17 por ciento, equivalentes a 21 mil trabajadores más, al pasar de 127 mil 418 a 149 mil 262.

Anuncios