LUNES, 14 DE MAYO DE 2012

PL

Mineros, estudiantes y organizaciones ciudadanas alistan nuevas jornadas de protesta social en Chile contra la profundización en el país del modelo neoliberal.

Para el próximo miércoles está prevista la primera de tres jornadas sucesivas de movilización, convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) que aglutina a las principales federaciones universitarias.
“Secundarios, universitarios y profesores estamos unidos en la misma lucha para terminar de una vez por todas con la real herencia de la dictadura, que es este sistema educativo segregador, que discrimina a los más pobres”, manifestó Gabriel Boric, portavoz de Confech.
Por su parte Eloísa González, vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, señaló que la única forma de “poder reivindicar nuestras demandas y poder triunfar es creciendo cualitativamente y cuantitativamente dentro del movimiento”.
Recalcó la líder estudiantil que la juventud chilena seguirá saliendo a la calles hasta tanto la educación sea entendida como un derecho y se garantice en forma gratuita por el Estado.
En tanto, la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) llamó a una movilización el próximo jueves en demanda de mejoras laborales en el sector cuprífero y de respeto al trabajo sindical.
En declaración circulada en esta capital, la agrupación de los mineros chilenos, partidaria de la renacionalización del metal rojo, dio a conocer que la estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco) intenta despojar a los obreros de los beneficios ganados en los últimos años.
La CTC denunció que la industria privada insiste en mantener y acentuar las precarias condiciones de labor de los mineros y en desconocer y castigar el trabajo sindicalizado.
Advirtió que de no atenderse sus demandas por parte de Codelco no podría descartarse la posibilidad de un paro por tiempo indefinido.
Por último, para el cierre de semana está anunciada una marcha en Calama, la capital minera del país, en rechazo a Fondenor, un proyecto de financiamiento del gobierno para las comunas cupríferas, el que autoridades locales y organizaciones sociales califican de insultante por su deficitario monto.
El llamado Fondo de Desarrollo para el Norte (Fondenor) contempla la distribución de 225 millones de dólares para distribuir hasta el año 2025 entre 40 comunas mineras.
A juicio del alcalde de Calama, Esteban Velásquez, las ciudades que producen el cobre de Chile entregan casi cuatro mil millones de dólares anuales en utilidades y de esas riquezas aportadas por décadas no queda apenas nada para los pobladores de esos lugares que viven en precarias condiciones.
Sobre Fondenor, opinó que lleva mal el nombre “porque no alcanza para ser un fondo de desarrollo; esto más bien es un fondito, un insulto a nuestra inteligencia”, expresó.
En su rechazo a Fondenor Calama sumó el respaldo de varias comunas mineras del llamado Norte Grande de Chile y en particular de toda la región de Antofagasta, donde está situada Calama, a unos mil 500 kilómetros de Santiago.
Anuncios