ALTAVOZ

MARCHA PACÍFICA Y APARTIDISTA DONDE PARTICIPARON FAMILIAS ENTERAS, HOMBRES Y MUJERES, NIÑOS Y NIÑAS, JUBILADOS, DISCAPACITADOS; ASÍ COMO UNA MAYORÍA DE JÓVENES UNIVERSITARIOS DE INSTITUCIONES COMO LA UNAM, LA ENAP, IPN, UAM O UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA


Abril y Mariana Riveros

Cuando parecía que los tropiezos del candidato a la presidencia de la república por el PRI, Enrique Peña Nieto, no terminaban de despeinar su imagen, una ola de movilizaciones en su contra proliferaría paralelamente en más de 17 estados del país a raíz de su visita a la Universidad Iberoamericana del campus Santa Fe el día 11 de abril.

Durante aquella visita los estudiantes expresaron su rechazo a un personaje que aspira a la presidencia y que arrastra uno de los pasados más cuestionables como ex gobernador del Estado de México además de su trato con figuras del ámbito político relacionadas con casos de corrupción y tráfico de influencias, como Carlos Salinas de Gortari, Elba Esther Gordillo o Arturo Montiel. En su paso por la universidad se le reprochó principalmente la brutal e injusta forma con que actuó su gobierno para tratar de acallar al pueblo de San Salvador Atenco en aquel conflicto que se desató el 3 y 4 de mayo de 2006, donde hubo graves violaciones a los derechos humanos de mujeres, niños e inclusive discapacitados. “Ni un aplauso a este asesino” fue una de las leyendas que se plantaron frente al rostro de Peña Nieto en el auditorio de aquella casa de estudios. La visita del candidato culminaría con la salida por la puerta trasera de aquella casa de estudios.

La inconformidad de los jóvenes aumentó cuando advirtieron que los principales noticieros de televisión abierta a nivel nacional habían desvirtuado significativamente los acontecimientos de aquel día, borrando todo indicio de rechazo a la figura de Peña Nieto. Es entonces que surge el movimiento #Yo soy 132 como desmentido de los universitarios a la información difundida que presentaba un número que minimizaba la cantidad de estudiantes que se habían manifestado en su contra. Por fortuna para muchos, otra versión de la estancia del candidato en la Universidad Iberoamericana comenzó a circular en las redes sociales desde las horas posteriores a su visita.

La utilidad de las redes sociales, donde existe la ventaja y la libertad de expresarse y difundir la información con mayor apertura a la crítica y el cuestionamiento, se ha dejado sentir más recientemente luego de que el sábado 19 de mayo se convocara a una Marcha Informativa Anti-Peña Nieto o Marcha Anti-Peña en diversas ciudades del país con el propósito de difundir toda aquella información que se omite en los grandes medios de comunicación y a la que no tienen acceso aún miles de personas a falta de Internet.

A un par de meses de las elecciones presidenciales la comunidad estudiantil así como otros sectores de la sociedad civil han demostrado su indignación por la imposición de un candidato a través de la manipulación de la información. “Estudiantes Informados Jamás Manipulados” y “Televisa Idiotiza” eran algunas de las consignas que la multitud gritaba a su paso, mientras que en letreros y camisetas se leía “Peña Nieto, los que leemos NO te queremos”, “Peña Nieto Tu compromiso es con Televisa”,  “NO al cerco Informativo, SÍ al periodismo Libre” en clara alusión al papel de las dos televisoras más poderosas de México.

Radio Teocelo tubo la oportunidad de dar cobertura a esta movilización desde la capital de la República, en el Distrito Federal, donde la asistencia registrada fue de más de 46 000 ciudadanos. Se trató de una marcha pacífica y apartidista donde participaron familias enteras, hombres y mujeres, niños y niñas, jubilados, discapacitados, integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas y del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco así como una mayoría de jóvenes universitarios de instituciones como la UNAM, la ENAP, IPN, UAM o Universidad Iberoamericana, que decidieron integrarse en una sola voz dejando demostrando que sin importar que se trate de una universidad pública o privada el derecho a un Voto Informado es de todos.

La gente llegó al Zócalo de la ciudad haciendo de este un espacio para compartir información mediante pancartas de todos tamaños, boletines, lonetas, tarjetas, calcomanías, dibujos, muñecos e inclusive representaciones donde la imaginación, originalidad e ingenio fueron ingredientes indispensables. La meta era llegar al Ángel de la Independencia.

Minutos antes de que iniciara la marcha, un hombre con altavoz en mano dio algunas instrucciones con una invitación a mantener la organización durante el recorrido no respondiendo a cualquier tipo de provocación y evitando altercados que pudieran poner en duda la credibilidad de la movilización. Una vez reunido un número considerable de asistentes en el Zócalo, a un costado del asta a la bandera, se entonó el Himno Nacional como aviso de que el recorrido comenzaría. Dos helicópteros circularon la zona desde los minutos previos a que iniciara la marcha.

Conforme los ríos de gente avanzaban por las interminables calles, las expresiones de apoyo se fueron recogiendo de donde vinieran; automóviles en movimiento o en espera de su paso ante la luz roja del semáforo, en los balcones de los antiguos edificios del centro histórico, a las afueras de comercios o desde las mismas aceras ante las que pasaban. Quienes pudieron y tuvieron la disposición de hacerlo se unieron a la marcha incorporándose entre los espacios vacíos que hubiera a su paso. Al pasar por la popular calle Madero, donde las estatuas vivientes suelen captar la atención de los transeúntes, una de las figuras en un movimiento impredecible sacó un celular para registrar la multitud que pasaba frente a él.

Al llegar al emblemático Ángel de la Independencia el Himno se entonó de nuevo con mucho más fervor entre los asistentes, las consignas siguieron y la gente permaneció varios minutos después de que la marcha se diera por concluida. No se registró ningún incidente. Durante las últimas semanas las marchas han continuado así como las manifestaciones afuera de las instalaciones de Televisa, los jóvenes aseguraron que continuarían con estas movilizaciones mientras se mantenga el cerco informativo, ya se ha convocado a una Segunda jornada de Marchas Anti-Peña en diversos puntos del país para expresar su rechazo al candidato y las televisoras, una de ellas contará con la participación de 50 universidades y está convocada para el próximo 3 de junio a las 12 del día en el Zócalo de las ciudades de todo el país.

Anuncios