Anayeli García Martínez (CIMAC)

En América, las mujeres indígenas que desean participar en la vida política de sus países enfrentan obstáculos como conciliar su vida privada con la pública, promover transformaciones culturales, y trabajar sin el apoyo de sus respectivos partidos políticos.

Durante el “Foro internacional sobre participación política de mujeres indígenas de las Américas”, realizado en esta capital, ex congresistas y ex gobernadoras relataron los retos y lecciones aprendidas en contextos de conflictos armados y discriminación hacia la población femenina.
Martha Sánchez Néstor, coordinadora de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, lamentó que en el proceso electoral en nuestro país no se haya avanzado en la participación política de las indígenas, ni que se reconocieran sus aportes y conocimientos.
Según datos de Naciones Unidas, la participación política de las mujeres indígenas en México es mínima, toda vez que sólo alcanza el 2 por ciento.
De acuerdo con un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en la Legislatura 1997-2000 de la Cámara de Diputados sólo hubo dos legisladoras indígenas: Aurora Bazán, por el PVEM, y Soledad Baltasar, por el PAN.
Del 2000 al 2006 hubo una senadora indígena: Cirila Hernández, por el PRI. Hasta 2008 no se había logrado ese número de indígenas en cargos legislativos a nivel federal, reporta el PNUD.
El mecanismo de la ONU precisa que en 2008, de un total de 224 diputadas locales en todo el país, sólo cuatro fueron indígenas; es decir, de las 32 entidades federativas sólo tres tuvieron representación de mujeres indígenas en sus congresos locales: Oaxaca, Puebla y Veracruz.
Piden nueva circunscripción electoral
Martha Sánchez, indígena amuzga originaria del estado de Guerrero y quien de cara a los comicios del próximo 1 de julio buscó una diputación federal por el PRD que finalmente no logró, dijo que los pueblos indígenas seguirán exigiendo que se instaure la sexta circunscripción plurinominal exclusiva para personas de grupos étnicos.
Sin embargo reiteró que se tiene que seguir fomentando que las indígenas participen el ámbito político con el apoyo de las instituciones del Estado y de sus comunidades, pues sostuvo que solo así se lograrán los cambios culturales que se necesitan.
Sobre su candidatura señaló: “No logramos estar ahí, no pudimos estar ahora, pero eso no implica que no sigamos luchando y que no esté la propuesta”. Explicó que en próximas semanas la Alianza de Mujeres Indígenas junto con Naciones Unidas presentará una agenda política nacional para las mujeres de grupos étnicos.
Sánchez Néstor mencionó que este encuentro se da en medio del contexto electoral mexicano para visibilizar que las indígenas intervienen en la política a través de estos procesos y fuera de ellos, es decir como líderes en sus comunidades.
Indicó que otro de los objetivos es transmitir las experiencias de otras mujeres que han ejercido el poder, y que con su participación promovieron cambios estructurales para que sociedad y partidos reconozcan que las y los indígenas también son sujetos de derechos políticos.
Explicó que en México es necesario promover que se reconozca la ciudadanía de las indígenas, y que sus conocimientos no sólo se vean como “folclor”, para lo cual es necesaria la formación cívica de las mujeres y la promoción de agendas políticas en la materia.
En el encuentro también participaron mujeres indígenas de Perú, Nicaragua, Guatemala y Ecuador, quienes señalaron que las habitantes de pueblos originarios deben enfrentar la discriminación por género y etnia cuando se postulan a cargos de decisión.
La presidenta del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de Naciones Unidas, la indígena miskita de Perú, Mirna Cunningham, explicó que la política no es una “carrera de relaciones reales y sinceras”.
Afirmó que uno de los retos de las mujeres es seguir trabajando para lograr mayor participación política femenina, pero sin perderse porque aseguró que el objetivo es buscar la libre determinación y autonomía de los pueblos, y la construcción de Estados plurinacionales y multiétnicos.
Cunningham aclaró que las indígenas que deseen buscar un puesto de elección popular deben estar concientes que no pueden hacer política sólo a favor de las demandas de las indígenas, sino también de la sociedad en general.
Anuncios