martes, 5 de junio de 2012

Dick Emanuelsson – Mirian Hueso Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

¿Cómo es posible, pensé que Jorge ahora presente, no un nuevo libro, sino dos en medio de tanto trabajo como es el de editar sus ya legendarias “Crónicas del Caminante de la Resistencia”. Y esto no es futuro sino que ya es un hecho.

Este escritor hondureño nació en La Ceiba, departamento de Atlántida, en la costa caribeña hace un poco más de sesenta años. Ha obtenido reconocimientos nacionales e internacionales en narrativa. Lo conocemos como el “Cronista de la Resistencia”, es ese hombre que con su cuaderno andaba -y anda- registrando cada suceso después del golpe de estado de junio de 2009. Lo que sentimos más admirable aún, es que este jubilado que podría estar descansando y disfrutando de su tiempo libre, se abocó a la tarea de denunciar desde la literatura los hechos más tristes sucedidos en su patria.
Foto: En plena acción de trabajo.
Mientras los trabajadores regresaban a sus casas luego de arduas jornadas en las calles de la Resistencia, Jorge se dedicó a transcribir, letra por letra, todos los discursos de los oradores o los entrevistados en distintos lugares día a día.
Así fue pasando sus horas durante 150 días de marchas y manifestaciones desde el día del golpe hasta el de las elecciones espurias del 20 de noviembre de 2009, como muy bien definieran los militantes de la resistencia, al acto electoral.
Cuando todo se calmo un poco, después del 29 de noviembre, con la nueva táctica y estrategia de la Resistencia, Jorge trabajaba en diferentes temas, todos relacionados con la resistencia al régimen y las secuelas dejadas por el golpe, sin dejar de mencionar la necesidad de una reconstrucción imprescindible del país.
Uno como periodista sabe que el mejor texto es el texto que uno hace en el momento o las horas después de un suceso. Mejor es terminarlo y no dejarlo para el otro día. Y a veces terminamos con nuestro trabajo a la 1 o a las 2 de la madrugada y vimos que Jorge había seguido trabajando cuando abrimos los correos al otro día. Muchas veces su envío de la crónica fue registrada a la 1, 2 o 3 de la mañana, y unas pocas horas después, estaba en a las 8 de la mañana en el portón de la Universidad Pedagógica, registrando y entrevistando a los “Incansables Caminantes de la Resistencia”.
Foto: Los dos nuevos libros de Jorge Miralda.
Hay pocos escritores y periodistas con esa capacidad y firmeza potencial que alterna con su actitud de camarada con la humildad que sólo las personas con grandeza verdadera pueden alcanzar, arrasando la soberbia y la altanería de más de uno.
Él es un producto, también, de las circunstancias del despertar hondureño que con el golpe militar tanto movió la tierra del general Morazán. Tiene las raíces en la columna histórica de la gran huelga general del 1954, que comenzó en su tierra en las fincas bananeras de la Standard Fruit Co., en la costa norte.
Y digo que hay pocos con el calibre y capacidad como la de Jorge, que tiene esa consciencia expresa en la necesidad de combinar la fuerza del cerebro con la de las manos, entendiendo la alianza estratégica entre el obrero revolucionario y humilde con el intelectual para aumentar la velocidad del motor histórico en el proceso político.
Y esa humildad ante la gran masa hondureña, esa masa que en su mayoría no ha tenido el derecho humano de aprenderse a leer o escribir pero por las circunstancias obvias, ha entendido que en la resistencia y su brazo político, se entiende, que por primera vez desde el 1954, tienen una herramienta que puede cambiar el rumbo de la historia.
Por todo esto es que no nos produjo ninguna sorpresa que la noche del viernes pasado en la Biblioteca Nacional, un puñado de militantes y representantes de los sindicatos obreros, hayan asistido a la presentación de su trabajo admirable. Son las personas que ven en Jorge al aliado estratégico, al compañero que ha puesto su capacidad intelectual al servicio de la lucha de la clase obrera hondureña.
En ese humilde lugar donde se produjo el evento, a diferencia de los ámbitos lujosos donde los escritores de la burguesía presentan sus obras, estuvimos celebrando con el compañero, el nacimiento de las suyas.
La compañera Lesbia Ramos tuvo el honor de dar la bienvenida al público y subrayó la importancia de las dos nuevas obras de Jorge, impresas en 500 ejemplares, porque detrás de Jorge no existen editoriales multimillonarias sino esfuerzo puro, lo que impide aumentar la tirada y por ende multiplicar la socialización de los temas abordados.
Foto: Con Xiomara Castro, candidata presidencial por el Partido Libre, brazo político de la Resistencia.
El esfuerzo de un hombre acompañado por el pueblo de Honduras tuvo su noche de bienvenida.
Entregamos a ustedes el video que grabó Mirian como para que puedan hacer su propia interpretación, a la vez que nos formulamos una pregunta: ¿Quién dijo que Honduras, el segundo país más pobre del continente, es pobre de toda pobreza?
Mientras existan compañeros como Jorge podremos decir que la nación centroamericana está llena de riqueza humana e intelectual, siendo ese su capital más importante.
Nombre: Jorge Alberto Miralda Cruz.
28 de marzo, 1950, La Ceiba, Atlántida; Maestro de Educación Media en Letras.
Domicilio en Tegucigalpa, Honduras.
Padres: Marcial Miralda y María Luisa Cruz de Miralda.
Trabajos desempeñados (Mil usos: trabajaba en el día y estudiaba en la noche, así me gradué en educación media): Tipógrafo, fontanero, ayudante de carpintero, conserje en la Standard Fruit Co., estibador de cajas de bananos en el muelle de La Ceiba, vendedor ambulante de paquines en el tren y cuando no había trabajo iba a pescar.
Libros publicados:
a) Cuentos míos, tuyos, nuestros (cuentos, 2006).
b) Espíritus en el Lodo (cuentos, 2007).
c) El Descifrador de Sueños (cuentos, 2008).
d) Crónicas del Golpe de Estado en Honduras (narración testimonial, 2110).
e) Caminante de la noche (novela, 2012).
f) XIII (cuentos, 2012).
Organizaciones a la que pertenece:
Secretario de la Unión de Escritores y Artistas de Honduras (UEAH).
Voluntario de la Biblioteca Nacional Juan Ramón Molina.
Asociación Cultural Ceibeña Pintando Sonrisas.
Sociedad Cultural de La Ceiba (SOCLACE).
Cronista del FNRP-LIBRE.
Últimos reconocimientos recibidos:
1. Pergamino del Sindicato de Trabajadores del Patronato Nacional de la Infancia, SITRAPANI, por su aporte periodístico al pueblo de Honduras (30 de julio 2010).
2. Estatuilla El Monje Lector (Biblioteca Nacional Juan Ramón Molina, 27 de agosto 2011).
3. Segundo Lugar en la Rama de Prosa, del Concurso Internacional VI Juegos Florales Esquipulas-Chiquimula, Guatemala (15 de julio 2011).
4. Pergamino de Reconocimiento a la primera mención honorífica en el III Certamen Centroamericano Permanente de Novela Corta (Honduras, 21 de septiembre 2011).
Ha presentado sus libros además de su país, en Guatemala y Costa Rica.

Video (55 min.): http://youtu.be/8EiqpdFsXdA

Publicado por ARGENPRESS

Anuncios