Difusión Cencos México D.F., 5 de junio de 2012

Boletín de prensa
OSC de DH / Campesinas / Ambientalistas 

Hoy 5 de junio de 2012, día mundial del medio ambiente, decenas de organizaciones y personas emplazaron a Juan Rafael Elvira Quesada, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a que se comprometa a no firmar un permiso más para siembras experimentales, piloto o comerciales de cultivos transgénicos, lo cual es parte fundamental en el Cumplimiento de su obligación de respetar el derecho humano al medio ambiente sano. Las organizaciones le dieron como plazo al funcionario una jornada laboral para hacer lo que no ha hecho en un sexenio: comprometerse con el campo mexicano y con el medio ambiente.

Con el mensaje Elvira: queremos verte trabajar por un México sin transgénicos las organizaciones le dieron como plazo al funcionario una jornada laboral para hacer lo que no ha hecho en un sexenio: comprometerse con el campo mexicano y con el medio ambiente.

La Semarnat es la instancia que da la última palabra a las solicitudes de siembra de transgénicos mediante un dictamen vinculante, el cual debe ser acatado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

“Hoy es la oportunidad del secretario Juan Elvira de demostrar para quien trabaja, si para las empresas transnacionales o para los mexicanos. Las organizaciones y ciudadanos que hoy estamos aquí presentes sabemos el grave daño que esta tecnología ocasionará al campo mexicano y a nuestra salud. Los permisos que se ha otorgado favorecen tan sólo a tres empresas: Monsanto, Syngenta y Agrodown; con lo cual se está favoreciendo el monopolio sobre nuestras semillas y la apropiación de nuestra riqueza genética, lo que significa el fin de nuestra soberanía alimentaria”, afirmó José Herrera Vizcarra, de la Central Campesina Cardenista.

De acuerdo con la legislación internacional y las últimas reformas a la Constitución nacional, el Estado mexicano desde todas sus instancias tiene la obligación de respetar, garantizar, proteger y promover los derechos humanos de todas las personas que habitan y transitan en el territorio mexicano, el artículo 4º. constitucional ahora reconoce el derecho a un medio ambiente sano, al agua y a la alimentación. Por tanto todas las instancias de gobierno deben responder a estos derechos porque son obligaciones que han adquirido tanto en lo nacional como en lo internacional, declaró Clara Meyra del Centro de Derechos Humanos Fr. Francisco de Vitoria.

“En múltiples ocasiones, Juan Rafael Elvira ha expresado su compromiso con la protección de los maíces nativos, sin embargo observamos su indiferencia ante lo más preciado que tenemos los mexicanos y que le hemos brindado al mundo: nuestro maíz. Con los transgénicos están regalando nuestra riqueza, nuestra identidad a las trasnacionales y usted será cómplice de ello”, dijo Francisco Almazán e Ignacio Cortez de la Comunidad Agraria de Tepoztlán.

“Rafael Elvira sigue firmando más permisos para siembras de transgénicos cuando tiene los elementos científicos de los estudios que confirman el grave daño que se estaría infringiendo a la riqueza genética de nuestro maíz. El Proyecto Global de Maíces Nativos costó millones a la Nación y ustedes han hecho caso omiso a las recomendaciones del mismo”, señaló Cati Marielle del Grupo de Estudios Ambientales (GEA).

“Esta es una jornada en defensa de nuestra alimentación y de la producción campesina; estamos en contra de la entrega de nuestro patrimonio a Monsanto por parte del titular de Semarnat, Juan Rafael Elvira. Hoy Elvira debe elegir si se va con la vergüenza de haber permitido la contaminación transgénica del país o si actúa a favor de los miles de campesinos y consumidores que exigen un México sin transgénicos. Es su responsabilidad con las generaciones presentes y futuras”, demandó Adelita San Vicente de Semillas de Vida.

“Las áreas de consulta de la Semarnat, como son la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), el Instituto Nacional de Ecología (INE) y la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp), han dado opiniones negativas sobre la siembra de transgénicos en México; sin embargo, Juan Rafael Elvira, ha otorgado 35 permisos para cultivos transgénicos de soya, 191 para algodón, 17 para trigo y 158 para maíz, poniendo en riesgo la biodiversidad y las semillas nativas. Por eso hoy, con base en argumentos técnicos, científicos y legales, le exigimos que no otorgue ni un permiso más”, exigió, Aleira Lara, coordinadora de la campaña de Agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace México.

Debido a la irresponsable decisión de Elvira Quesada de autorizar cultivos de soya genéticamente modificada (GM) en la Península de Yucatán, Chiapas y la Planicie Huasteca (1) el país se encuentra frente al posible cierre de mercado de la miel mexicana, por contaminación con polen transgénico de cultivos de Monsanto, así como al riesgo de daños a la salud por el uso de agroquímicos ligados a los transgénicos, sin embargo los permisos continúan.

“El permiso a soya GM otorgado por la DGIRA-Semarnat, firmado por Alfonso Flores Ramírez (1), es una evidencia más de la intención de allanar el camino a las empresas de transgénicos en perjuicio del medio ambiente y de los derechos humanos de la sociedad. La Semarnat dio luz verde a pesar de que la Conabio y el INE dieron dictamen no favorable, y la Conanp opinó que, dado el evidente riesgo de afectación a áreas naturales protegidas por contaminación del glifosato, así como de afectación a la polinización favorecida por la apicultura, se haga una evaluación del impacto ambiental de la soya transgénica antes de ser liberada”, denunció Federico Berrón de Miel integradora S.A., integrante del colectivo MA-OGM de la Península de Yucatán.

El Dr. Andrés Carrasco, jefe del laboratorio de Embriología Molecular de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, Argentina, y becario Guggenheim desde 2005, autor del estudio “Los efectos teratogénicos y genotóxicos del glifosato”, ha demostrado un aumento de casos de cáncer, malformaciones y abortos en regiones cercanas a donde se realiza el cultivo de soya transgénica en Argentina, el cual está asociado con el uso del herbicida glifosato. Explicó que en diez años se triplicaron las malformaciones en extremidades, cara y abdomen, hubo aumento de leucemias y otros tipos de cáncer. Incluso, un organismo del ministerio de salud estudió 27 tipos de malformaciones y encontró que en la zona centro del país aumentaron dichas anomalías. El Dr. Carrasco sostiene que existe una correlación entre el momento en que comenzó a cultivarse –en 1996– y a crecer la superficie sembrada de soya transgénica con el incremento de estos problemas de salud en la población (2).

Las organizaciones han expresado su rechazo a la siembra de transgénicos en México con base en numerosas evidencias científicas sobre los daños provocados al ambiente, a la salud y a la economía campesina. También han aportado nuevas pruebas de estudios independientes realizados en Estados Unidos, Argentina, Canadá y la Unión Europea, que año con año demuestran que las advertencias y los riesgos se transforman en nuevos problemas, cada vez más difíciles de combatir.

“Esta podría ser una última llamada frente a la cerrazón del gobierno mexicano: el pueblo de México tendrá que tomar en sus manos la defensa de sus semillas y de su soberanía alimentaria, para impedir que el territorio nacional se convierta en república bajo dictado de Monsanto y cia”, finalizó Víctor Suárez de ANEC.

Fuentes:

1. Dictamen para la siembra de 253 mil hectáreas de soya en la Península de Yucatán, Chiapas y la Planicie Huasteca. Oficio S.G.P.A./D.G.I.R.A/D.G./3530. Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental. Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental.
2. Paganelli, A., Gnazzo, V., Acosta, H., López, S.L., Carrasco, A.E. 2010. Herbicidas a base de glifosato producen efectos teratogénicos en vertebrados al perjudicar la señalización del ácido retinoico. Chemical Research Toxicology, Agosto 9, 23 (10), pp 1586–1595. http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749.

Mayor información con:

Angélica Simón (Greenpeace México) al 55 40 84 53 20, al correo asimon@greenpeace.org y en la página www.greenpeace.org.mx.
Adelita San Vicente (Semillas de Vida) al 55 26 53 77 00. adelita@semillasdevida.org.mx.
Cati Marielle (Grupo de Estudios Ambientales GEA) al 55 18 34 00 45, correo geasas@laneta.apc.org.

Boletín 12045 / 5 de junio de 2012

 

Vídeo: Defendiendo el ambiente. Toma de Semarnat

 

 

Vídeo: “Clausura” de Semarnat

 

Información difundida por el Área de Comunicación y Visibilidad de Cencos

Anuncios