CX36 RADIO CENTENARIO

La realidad griega a partir del triunfo de la derecha en las elecciones del domingo 17; el golpe de Estado en Egipto, el ataque imperialista contra Siria, así como la masacre contra campesinos paraguayos del viernes 15 enmarcada en la falsedad de los procesos denominados ‘progresistas’ en América Latina, fueron el eje del análisis del sociólogo norteamericano James Petras en CX36 Radio Centenario(*) en su audición de este lunes 18 de junio, cuya transcripción íntegra compartimos a continuación.

Chury Iribarne: Estamos en contacto con Nueva York, donde está James Petras, bienvenido James Petras, ¿cómo estás?
James Petras: Estamos muy bien, trabajando en muchos temas porque hay varias cosas que necesitan clarificarse.
Para comenzar hoy, quería instalarme en Grecia.
ChI: Bien, te escuchamos.
JP: Lo que tenemos como resultado es que los que estaban a favor de la austeridad y la represión, sólo consiguieron un 40% del voto. Pese a eso, obtuvieron una mayoría muy limitada.
El 60% del electorado votó en contra. Entonces es un gobierno minoritario.
La coalición de la derecha y los seudo socialistas, apenas supera el 40%.
En segundo lugar, esto no resuelve ningún problema. Grecia tiene una deuda de 327 mil millones de euros y no hay ningún dinero ni para pagar a los limpiadores de las calles.
Más allá de eso, las condiciones que el gobierno tiene que enfrentar a partir de esto, es despedir más de 100 mil funcionarios públicos, recortar el salario mínimo y destruir el sistema de Salud.
Ahora mismo en Grecia los pacientes de los hospitales no tienen medicinas, no tienen las condiciones básicas para continuar el tratamiento, pero además quieren recortarlo un 25% más. Lo pondrá en una situación catastrófica.
El gobierno de coalición dice que va a renegociar las condiciones, pero ¿qué va a renegociar cuando el pueblo ya está inmerso en la miseria absoluta?
No creo que este gobierno tenga mucha vida, tenemos que anotar que la oposición de Syriza casi ganó las elecciones, tuvo 27% de los votos contra el 30% que obtuvo el principal partido de la derecha. Por tanto estamos en una situación sin solución como en España y otras partes. No hay salida dentro de esta austeridad.
Ahora bien, ¿cómo explicamos que la derecha consiga incluso un 40%?
En primer lugar, en muchos casos la campaña del terror funcionó, respecto a que las cosas irían peor si Grecia votaba contra el acuerdo con los banqueros.
En segundo lugar las promesas falsas de que la derecha va a renegociar las condiciones para ver si no imponen los recortes más brutales.
Y en tercer lugar, hay todavía sectores de la población que pueden aprovecharse de la miseria, por ejemplo los dueños de propiedades que están obligados a vender porque están en situación grave. Hay depredadores que están aprovechando la crisis.
Entonces, entre las promesas falsas y los buitres que están operando es la realidad griega hoy. Y como decía, Grecia dentro de este esquema va de mal en peor, va hacia el infierno , y por esa razón creo las Bolsas no confían n i en el éxito relativo de la derecha. Todo va a continuar igual y la Grecia que conocimos en el pasado, como un lugar de alegría, no queda nada. Es un país de grandes angustias, bronca y rebeldía.
Lo que pasa en esta situación es que Syriza tiene que formar una alianza, pero todavía el Partido Comunista que volvió a perder votos, es el cuarto partido político hoy en Grecia, sigue con su sectarismo y no ha mostrado todavía ninguna reorientación hacia una alianza para conformar un frente popular.Entonces está reducido cada vez más al margen de la política. Pese a tener algunos buenos militantes sindicales, está cada vez más reducido como fuerza, totalmente al margen.
Esto va a tener repercusiones en toda Europa.En el momento que los elegidos tratan de formar un nuevo gobierno, será muy estrecho, con apoyo de los banqueros y sin apoyo interno para mantener el acuerdo. En esa situación, simplemente se está postergando la explosión del próximo volcán.
ChI: Los economistas europeos confiaban en el triunfo de la derecha, pero sin embargo, las Bolsas siguen cayendo.
JP: Es que el llamado del derechista Antonis Samaras para la ‘unidad nacional’ queda vacía.Ningún partido progresista quiere meterse en ese acuerdo porque sabe que tarde o temprano las viejas luchas van a volver con más fuerza por el engaño que prometieron en esta campaña electoral. El sufrimiento de la gente ha tocado el tope y eso no lo entienden los banqueros de Alemania, Inglaterra o Francia no lo entienden. Incluso (François) Hollande sigue insistiendo en la misma política que (Angela) Merkel, no ha dado el nuevo gobierno socialista ninguna concesión en el sentido de solidaridad, de facilitar algún financiamiento.Insisten en las mismas restricciones y de austeridad que (Nicolás) Sarkozy. No hay ningún cambio en la política francesa hacia Grecia.
ChI: ¿Cómo está hoy la situación en Siria?
JP: En Siria la situación es cada vez más cercana a una guerra. Pero no es una guerra civil, sino una guerra provocada por la invasión de los cipayos del imperialismo.Es decir, las fuerzas que están combatiendo al gobierno de Siria están siendo financiados, armados y dirigidos por Turquía, los saudíes y los países monárquicos del Golfo, respaldados por la Francia de Hollande; la Inglaterra de (David) Cameron y de Estados Unidos con (Barack) Omaba.
Es una intervención imperialista, utilizando las fuerzas más extremistas, mercenarios de Al Qaeda, grupos fanáticos, que están trabajando pagados por los poderes exteriores. Ellos tienen un interés simplemente de destruir el país, no tienen un plan, no tienen perspectivas de gobernar ese país. Las últimas noticias es que a partir de la influencia israelita, lo que quieren es hacer lo que hicieron en Irak, dividir el país entre varios grupos; una parte para musulmanes, otra para los kurdos, etc. y así destruir el país, fragmentarlo en pedazos para que los imperialistas puedan manejar los recursos con el aval de los cipayos que están al frente de estos grupos armados.
Pero quiero destacar que la prensa occidental es una enorme vergüenza, leyendo BBC,NewYork Times, Al Yazira, ni hablar de Le Monde, El País de España, y los otros diarios, siguen con esta falsedad de que son “rebeldes”, que son “activistas” o que son “defensores del pueblo”. Nada de eso. Son mercenarios que están destruyendo el país, asesinado a cualquiera que sea, utilizando ahora armas pesadas importadas de Turquía y cruzando la frontera con Líbano.
Esta es una guerra imperialista igual a lo que pasó en Somalia, o lo que pasó en Libia o en Yemen. Hay una ofensiva imperialista formidable que anotamos a partir del año pasado .A partir de que empezó la ‘primavera árabe’, el imperialismo lanzó este contraataque, empezando por Libia y ahora el golpe de Estado en Egipto.
Esto la prensa occidental trata de disfrazar, pero es un golpe total: han terminado con el Congreso, anularon las elecciones legislativas, los militaron se apropiaron del Consejo Constitucional, controlan el Poder Judicial, e imponen restricciones sobre cualquiera que sea elegido Presidente..
Es un tipo de golpe disfrazado como un acto dentro del sistema electoral, pero el sistema electoral ahora es totalmente hueco.Los militares han dado vuelta la rebelión del año pasado y eso forma parte del eje del mal que está atacando ahora Siria.Han tomado el poder en Egipto, han tomado el poder en Libia. Estamos frente a una gran ofensiva militar colonial del imperialismo, utilizando mercenarios de la peor índole.
ChI: ¿Rusia se está quedando sola en la oposición a la guerra?
JP: Siria recibe armas y apoyo de Rusia; recibe apoyo financiero de Irán; tiene relaciones con Irak. Los principales enemigos de Siria son los países europeos –principalmente Francia e Inglaterra- y los Estados Unidos; y también Arabia Saudí, que es el mal más grande después de Israel en Medio Oriente. No hay dudas que los jefes de Arabia Saudí trabajan mano a mano con Israel para descuartizar cualquier país que trabaje con independencia en esta región.
La idea es utilizar el dinero y las armas de Arabia Saudí, con el entrenamiento y la subversión de Israel, apoyados por los países occidentales y se suma el apoyo de (el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip) Erdogan, que presta mano a esta operación. Es una alianza poco santa entre sionistas, fundamentalistas saudíes, con los países imperialistas de occidente.
ChI: ¿Egipto entonces sigue siendo un agente del imperialismo?
JP: Si, vuelve a las condiciones dictatoriales. La Constitución está anulada, los militares dictaron ayer las condiciones presidenciales, diciendo que el Presidente no puede manejar la Defensa ni el Interior; empezaron procesos judiciales, procesos electorales… El proceso electoral es un chiste de mal gusto.
Han tomado el control de todas las instituciones públicas y deciden qué puede hacer y que no el Presidente. Y deciden qué candidatos que pueden participar.
Repito: Hay un golpe militar puro y duro en Egipto y nadie debe engañarse.
Además, los gobiernos occidentales muy favorables, mantengan un doble discurso. Primero dicen que están preocupados por los acontecimientos, pero por otro lado dicen que van a esperar a ver como se desarrolla el proceso. O sea, una vez que hay un golpe militar quieren ver el grado de resistencia, rebelión o protesta, y si nada grave pasa, van a pasar a abrazar el nuevo sistema militarizado y golpista.
ChI: Nos venimos para América Latina. El viernes hubo una terrible masacre en Paraguay. ¿Cuál es tu visión sobre esto?
JP: Yo estuve en Paraguay con organizaciones campesinas dando seminarios, hace varios años, conozco la situación y hay varias cosas que debemos entender.
Primero, que los campesinos sin tierra en su mayoría eran los desplazados durante el período de Stroesner por los militares y los grandes latifundistas.
La tenencia de grandes tierras son ilegales pues se obtuvieron por la fuerza.Así que lo que están haciendo los campesinos es reclamar sus viejas tierras.
En segundo lugar, Fernando Lugo es un gran hipócrita, un obispo que perjudicaba a las mujeres que iban a consultarlo en una forma espiritual, violándolas.Y ahora violando a los campesinos. Tiene una tradición de violador generalizada, primero a nivel personal y ahora como político.
Otra vez debemos comentar que muchas personas de izquierda pensaban que Lugo forma parte del progresismo en América Latina. Ahora vemos como Humala está militarizando el país y enfrentando 230 conflictos en Perú; el señor Lugo asesinando campesinos, militarizando las zonas donde los reclamos de los campesinos son justificadas.
Los campesinos están preparando una huelga general en Paraguay.Conozco a los dirigentes campesinos, son gente muy valiente, con mucho coraje, con ese espíritu del siglo XIX del famoso coraje paraguayo frente a las agresiones. Lo que falta en este momento es la solidaridad de los gobiernos progresistas ¿Dónde está Evo Morales? ¿Dónde están los otros líderes? Que deberían estar levantando la mano para decirle: “Señor Lugo sos un delincuente presidente, debes dejar de masacrar”. Porque además, ahora Lugo abre la puerta para que otros gobiernos vuelvan a aplicar las prácticas de masacres y eso no se puede permitir.
La izquierda debe reflexionar otra vez. Primero esta idea de que había una ola de grandes progresos en América Latina es falsa: Huidobro en Uruguay firmando acuerdos con los asesinos de la SEAL; Lugo matando campesinos en Paraguay; Humala en Perú militarizando bajo ley marcial el campo.
¿Por qué la izquierda no vuelve a reflexionar que su superficialidad excede su conocimiento de la realidad?
Lugo jamás tuvo ningún compromiso con el movimiento campesino.En algún momento hizo declaraciones demagógicos, pero desde el momento que asumió el gobierno practica una política a favor del gran latifundismo y los grandes dueños de plantaciones.
Debemos utilizar este momento, para decir lo mismo con Hollande en Francia: tiene mayoría en el Congreso, controla el ejecutivo y dice que tiene que balancear las cuentas. Tengo la idea que Hollande no va a alcanzar ni un tercio de sus promesas, pero si va a cumplir con las políticas de austeridad, imponiendo restricciones en la política de empleo y utilizando su socialismo para pactar con los patrones y sindicatos.
ChI: ¿Qué puede significar la actuación de la presidente Cristina Fernández respecto a Malvinas?
JP: La diplomacia argentina ha tenido gran éxito en el sentido de conseguir mayorías absolutas en América Latina, aislar la posición inglesa, ir a Naciones Unidas a la comisión contra el colonialismo. Han tenido éxitos diplomáticos.
Sin embargo, Inglaterra tiene el apoyo del imperialismo francés, norteamericano y canadiense. Por eso no se sienten amenazados por la diplomacia, porque siga la agresividad buscando provocar incidentes o por la presencia ahora que van a realizar un seudo referéndum con los colonos allá, mientras están totalmente aislados en América Latina.
El problema es que la solidaridad internacional en América Latina no se traduce en algunas medidas de sanciones contra los ingleses, eso si podría afectar la política inglesa por ejemplo declarar un boicot a las importaciones inglesas o limitar las relaciones financieras con Inglaterra. Si América Latina unificada tomara represalias contra Inglaterra podría resultar más favorable la resolución con negociación del proceso.
ChI: Bien Petras, te agradecemos mucho este análisis y nos reencontramos el lunes.
JP:

Chau, un saludo a la audiencia.

Anuncios