Verónica López/Milenio Puebla
El reporte del Coneval destaca los ajustes en la tortilla, con un alza de 84.4 por ciento, y el huevo que casi ha duplicado su costo

Gabriela Martínez. Foto: Milenio

Puebla • De mayo de 2005 a igual mes del 2012, el precio de la canasta básica urbana registró un incremento de 44.5 por ciento, el costo total de productos esenciales para la alimentación pasó de los 749.94 pesos a mil 83 pesos con 67 centavos, según el informe mensual del Coneval.

En el periodo de referencia, el valor de la canasta básica de consumo mensual para una persona representó un alza de 333.73 pesos; es decir, los trabajadores en la capital poblana invierten poco más de 18 salarios mínimos para la compra de alimentos básicos.

El deterioro del poder adquisitivo, sobre todo en familias de menores ingresos derivó en la disminución de compra de alimentos para una dieta balanceada y la suma de un mayor número de horas trabajadas para mantener el mismo nivel de consumo que hace siete años.

La canasta básica urbana la integra más de18 productos, entre los que destacan: tortilla de maíz, pastas para sopa, pan blanco, arroz en grano, cereales, carne de res, cerdo, pollo, carnes procesadas, lácteos, huevo, aceite vegetal, verduras y legumbres, leguminosas, frutas frescas, bebidas no alcohólicas, azúcar y alimentos preparados.

Conforme al reporte del Coneval, destacan los ajustes en productos como la tortilla de maíz con un alza de 84.48 por ciento en el periodo de análisis, esto si se considera el consumo individual de 155.4 gramos al día, el precio del kilogramo pasó de siete pesos a los 13.4 pesos promedio.

De igual forma se observa un incremento en los costos de la carne de cerdo que disparó su precio en un 46.96 por ciento al pasar de 28 pesos con 15 centavos a 42 pesos el kilogramo; la leche se elevó en 43 por ciento y el huevo casi duplicó su costo al pasar de 12.98 pesos a 22.38 pesos en dicho periodo.

Especialistas consideran que en los próximos meses podrían incrementar los costos de los alimentos ante fenómenos climatológicos como las sequías o heladas, aunado a la variación del dólar y los efectos de la economía que se vive a nivel mundial.

Anuncios