Guadalupe Cruz Jaimes (CIMAC)

La periodista Sanjuana Martínez fue detenida esta mañana en su domicilio por elementos de la policía de Nuevo León, quienes sin decirle el motivo del arresto ni mostrarle orden de aprehensión, la trasladaron a un lugar de confinamiento.

Con amenazas y amagos de armas largas, los integrantes de la Fuerza Civil estatal la subieron a la patrulla 206, según versiones de varios medios de comunicación.
Consuelo Morales, directora de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), organización civil que asumió la defensa de Sanjuana Martínez, dijo a Cimacnoticias que “el gran despliegue policiaco” que realizó la autoridad local para detener a la periodista “fue excesivo”.
Además, una vez arrestada, “la trajeron de un lado a otro, hasta hace una hora y media o dos (después de la una de la tarde), ya quedó en la estación de la policía ministerial Alamey, en Monterrey, capital del estado. Ahorita está junto con su abogada”, abundó.
Morales añadió que al tratarse de un arresto administrativo es probable que la periodista logré salir bajo fianza hoy mismo.
La directora del CADHAC informó que “en el fondo” la detención tuvo un fundamento legal, ya que Sanjuana incumplió un mandato del Juzgado 15 en el que le pedían que “llevara a sus hijos a un momento de convivencia con el padre, pero parece ser que en algún momento no cumplió”. Por lo que se emitió una orden de arresto administrativo.
Morales indicó que más tarde darán a conocer los detalles de la detención y del proceso legal que afrontará la periodista.
Por lo pronto, fuentes en Twitter informaron que el arresto administrativo no debe durar más de 36 horas. La detención fue ordenada por el Juzgado 15 de lo Familiar Oral, donde Martínez enfrenta un proceso de divorcio desde el año pasado.
Hay que recordar que desde hace más de un año, la periodista pidió ayuda a las abogadas de la organización “Alternativas Pacíficas” porque su ex marido, el juez Carlos Castresana, la amenazó con trasladar a sus hijos a España, según el portal SinEmbargo.mx
Sanjuana ha dedicado su trayectoria periodística a la investigación y denuncia de violaciones a los Derechos Humanos, como los delitos de lesa humanidad cometidos por curas pederastas en contra de cientos de niñas y niños en México.
La originaria de Nuevo León ha escrito varios libros sobre esta problemática, entre ellos “Prueba de fe, manto púrpura. Pederastia clerical en tiempos del cardenal Norberto Rivera”, y “La cara oculta del Vaticano”. También ha publicado múltiples artículos sobre el tema.

Además documentó la desaparición de niños del albergue Casitas del Sur en el DF en el texto “Se venden niños”, y recientemente presentó “La frontera del narco”, libro en el que describe el impacto de la violencia del crimen organizado en el norte del país.

Anuncios