PL

Intelectuales, artistas y periodistas paraguayos denunciaron agresiones y censura por parte del gobierno, y rechazaron un plan para cerrar numerosas emisoras de radio de tipo comunitario.

Un documento firmado por 35 escritores, poetas, científicos, artistas y trabajadores de la cultura rechazó el golpe parlamentario que realizó, dijeron, un juicio sumario al presidente constitucional, Fernando Lugo, el cual concluyó con su destitución.
Los protestantes afirmaron que se impuso la censura especialmente en la televisión pública, la Radio Nacional y el canal indígena Unici, y se encuentra en proceso la amenaza de extinción de las radios comunitarias, defensoras del pueblo.
Apelaron a todos sus colegas del país para resistir y alegaron que viven momentos de retroceso a la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), sufrida por la nación suramericana, pues carecen de validez todas las disposiciones del gobierno de Federico Franco.
Al hablar a la comunidad internacional, las personalidades de la cultura paraguaya subrayaron que no existen garantías para el ejercicio de los derechos humanos fundamentales.
Por su paste, un artículo del investigador y periodista Washington Uranga, conocido aquí, dio cuenta del despido de periodistas del sistema de medios públicos de Paraguay, especialmente en la Secretaría de Información, la televisión pública, la Radio Nacional de Paraguay y la agencia de noticias oficial IP Paraguay.
Señaló que esos despidos se realizan sin causa justificada y se apoyan en argumentos de tipo ideológico y político y se acompañan con amenazas a los periodistas y corte de su acceso a los medios sociales y correos electrónicos.
En Paraguay, el golpe es también contra el derecho a la comunicación, subrayó Uranga en su análisis de la situación existente tras la destitución de Lugo.
Anuncios