LUNES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2012

Dick Emanuelsson – Mirian Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Con consignas como “No a Ciudad Modelo, Si a la Recuperación de la Independencia”, desfilaron miles y miles de hondureños en el 191 Aniversario de la Liberación de Centroamérica bajo la guía del Libertador, General Francisco Morazán, repudiando el hecho de convertirse, literalmente, en una “Bananarepública”.

La impresionante movilización popular fue al mismo tiempo una muestra de la fuerza de convocatoria que tiene el Frente Nacional de Resistencia Popular que había hecho la convocatoria que no era, subrayaban los líderes, una “paralela” a la del gobierno hondureño del presidente Porfirio Lobo.
Éste recibió en el Estadio de Tegucigalpa las bandas de guerra de los colegios privados y algunos pocos colegios públicos, más tropas de las FF.AA. y Policía. Pero la gran masa hondureña se encontraba en las calles, rechazando la política de hambre y terror que reina en la nación centroamericana.
“Empresa de maletín” ¿nuevo dueño de territorio hondureño?
Foto: ¡“Dale duro a Facussé”! fue la consigna contra el hombre más poderoso de Honduras en el Día de la Independencia.
Como ironía de la vida el Congreso Nacional había dado luz verde para la entrega de cuatro territorios a empresas transnacionales. El mismo presidente del congreso, Juan Orlando Hernández, también candidato presidencial para el Partido Nacional (derecha), firmó un contrato, en la semana, con una “empresa de maletín”, tal la terminología utilizada por David Romero, de Radio Globo, justo la misma semana de la celebración de la Independencia.
Éste hecho fue considerado por el fiscal demócrata Jari Dixon como una “Traición a la Patria”, ya que significa deshacerse de territorio hondureño por 99 años y se podría aplicar una severa sentencia a los responsables.
Las empresas transnacionales ocuparán prácticamente la mejor tierra, bosques o la mejor posición geográfica con acceso a puertos, tanto en la costa Atlántica como en la Costa Pacífica. El movimiento contra las Ciudades Modelo ha apelado ya la decisión del Congreso a la Corte Suprema de Justicia para que esta institución golpista impida la aplicación de la Ley. Si no lo hace, la candidata presidencial del brazo político de la Resistencia hondureña, Xiomara Castro, no cederá un milímetro, al decir que todas las leyes que los regímenes han tomado desde el golpe de estado y que van en contravía de los intereses del pueblo hondureño, serán revocadas. Entre ellas la Ley de Ciudad Modelo.
Foto: Juan Barahona: ¡”No a Ciudad Modelo”!
La firma del presidente del Congreso con la “Empresa Bluff” no significa ninguna inversión para el desarrollo de las regiones, sino todo lo contrario. Las empresas que se instalarán en esas regiones ya tienen construida la infraestructura de carreteras y comunicaciones, tanto de teléfono como Internet. Tendrán puertos para exportar la materia prima o los productos que van a producirse en los gigantescos hangares donde se instalarán las llamadas maquilas, fábricas en donde los dueños ni siquiera, según la ley, pagan los salarios mínimos y en donde los obreros/as trabajan bajo condiciones infrahumanas, tragando un aire espeso por el polvo de las telas, que dejará secuelas mortales en los trabajadores.
Ni un diez por ciento de los obreros en las maquilas existentes están sindicalizados y menos lo serán en fábricas en donde ni siquiera la ley hondureña rige, siendo suplantada por la ley neoliberal de las transnacionales.
Foto: Ataúdes de las víctimas de las masacres contra campesinos en el Valle del Bajo Aguán.
Setenta campesinos asesinados en el Bajo Aguan
En la marcha con varias bandas de guerra de los colegios públicos, desfiló mucha juventud. Varios miles de estudiantes que fueron obligados a participar en la Marcha Oficial, se pasaron a la Marcha de la Resistencia después de haber cumplido la obligación impuesta.
Nos encontramos también con una impactante sección, constituida por campesinos, hermanos, hermanas, madres e hijos de los 70 campesinos asesinados por el poder mortal de los terratenientes de Palma Africana. Cargaban decenas de ataúdes negros, cada uno con la foto de un campesino asesinado por el sicariato del poder terrateniente.
“Pedro”, que no quiso decir su nombre y apellido, habló detrás de su pañuelo rojo, sobre la dramática situación en el Valle del Bajo Aguán donde la tierra se tiñe con sangre campesina cuando caen víctimas de una política criminal.
Foto: “Pedro”, dirigente campesino
– Los poderosos en éste país van a seguir asesinando a la gente, a los humildes, los que reclaman por un pedazo de tierra, la tierra que es nuestra y que nos pertenece. Si usted mira al fondo esos ataúdes simbolizan a los compañeros caídos por la defensa de la tierra, los que nos ha mandado a asesinar el señor Miguel Facussé, Reynaldo Canales y René Morales, terratenientes en el Bajo Aguán. Por eso nosotros levantamos nuestra voz de protesta y exigimos al gobierno que ponga manos en este asunto de lo que es la Reforma Agraria. Porque esa tierra fue destinada para la Ley de la Reforma Agraria y no pueden estar en manos de los terratenientes.
“No somos guerrilleros sino campesinos”
Después de largos conflictos, cuando el pueblo organizado de los campesinos o los maestros ha mostrado su gran fuerza, el presidente Lobo ha hecho acuerdos tácticos que casi inmediatamente han sido violados y reducidos a papel para el basurero, dicen los líderes de ambos gremios. En el caso de los campesinos en Bajo Aguán, además de no recibir la tierra prometida, son asesinados por su contraparte, mientras el Estado y el gobierno hondureño envían mil soldados, policías y agentes de la inteligencia militar, subrayó Pedro agregando:
– El gobierno solo hace promesas tras promesas y no cumplen. Y a raíz de que no cumplen, protestamos, nos vamos a la calle y nos golpean, nos asesinan. Por eso exigimos al gobierno que no venga con más mentiras y nos da una verdadera solución para esto que es el conflicto agrario en el Bajo Aguán. También exigimos que no sigan militarizando la zona por que no somos guerrilleros sino campesinos que queremos nuestra tierra.
Se calcula, que más de 650 seres humanos han sido afectados por los asesinatos de más de 70 campesinos en el Bajo Aguan. Son casi 70 viudas y el resto son niños que hoy son huérfanos. Para proteger como un “escudo humano” a los miles de trabajadores del campo organizados en las diferentes organizaciones, como MUCA, que viven con sus familias en asentamientos o en las mismas plantaciones de la Palma Africana, se hicieron presentes, en varias ocasiones, delegaciones o brigadas internacionales con el fin de supervisar la situación y reportar inmediatamente las violaciones a los derechos humanos en la región. Pese a esas presencias, las muertes no cesaron sino todo lo contrario. La semana pasada, sin ir más lejos, fueron asesinadas tres personas cuando el ejército y la policía desalojaron más de cien familias campesinas de un asentamiento.
– Al gobierno no le interesa la opinión internacional, lo que le interesa es la opinión de los poderosos de este país, de los terratenientes. La policía y el ejército se prestan para este juego sucio del gobierno y los terratenientes.
Militares y agentes duermen en el predio de Facussé
Estos dos periodistas tenemos fuentes de adentro de la policía y la fiscalía que admiten que los terratenientes mencionados reciben en sus lujosas cabañas a militares, policías, agentes de los organismos de seguridad y fiscales de los antinarcóticos. Ahí los albergan con aire acondicionado, refrigeradores con whisky y tres platos de comida al día.
¿Qué independencia puede tener un oficial que va a investigar las acusaciones de los campesinos contra esos terratenientes, si es que antes ha pasado un fin de semana en el predio del mismo terrateniente?
– Esto es así, Miguel Facussé recibe a los altos oficiales y jueces en su oficina, no dudamos que utiliza el soborno ya que todo fallo le resulta favorable tal como sucede con quienes tienen dinero y sabemos que con ello se compra hasta la “razón”.
Foto: La popularidad de la “parejita” es grande. Incluso en las edades más jóvenes. . .
La candidata del Libre, avanza
El Partido Libre, Libertad y Refundación, está sacudiendo el establecimiento hondureño. Éste día estuvieron las cinco corrientes del partido, en las calles de Tegucigalpa y otras ciudades como San Pedro Sula, centro industrial del país. En medio de la multitud llegó caminando con dificultades el ex presidente Manuel Zelaya, apoyado por David Romero, director de Radio Globo que durante y después del golpe de estado fue el medio por donde la Resistencia se comunicaba para responder a la dictadura. Prácticamente fue una central de comunicaciones para la lucha clandestina y pública contra la dictadura cívico-militar.
Después de una caída durante una reunión en Republica Dominicana, Zelaya tuvo que ser operado, accidente que no le impide al máximo jefe del partido Libre de participar y convocar a las masas hondureñas, exhortándolas a asistir a las próximas elecciones internas en el país.
Su esposa, Xiomara Castro, valiente mujer que se quedó en Honduras durante el exilio de su esposo participando en el “Frente Interno”, es la única candidata presidencial y con consenso de las cinco corrientes de Libre. Se ha “independizado” poco a poco y habla ya como una lideresa popular, relajada y mucho más segura que cuando “estrenó” su accionar público en el mes de febrero en la gigantesca asamblea nacional de FRP (Fuerza de Refundación Popular), la corriente y brazo político del Frente Nacional de la Resistencia Popular. En el Parque Central fue recibida con sentimientos eufóricos de las masas aglutinadas en la Plaza del General Morazán. Ahí lanzó su discurso que sería citado por los medios el día siguiente.
Los comentarios estaban cargados de ironía y burlas contra la candidata y contra el propio movimiento que se convirtió en descomunal el 28 de junio de 2009, mientras helicópteros de guerra sobrevolaban la casa presidencial apuntando sus ametralladoras contra decenas de miles de hondureños, en lo que precedía a un baño de sangre.
En el Congreso Nacional, los diputados golpistas lloraron de emoción por haber derrocado al presidente lo que consideraban un triunfo. Poco les duró la alegría porque el pueblo no falló sino que tomó las riendas para construir lo que los propios golpistas habrían de visualizar como algo inédito en el país centroamericano. El General Morazán hubiera estado contento frente al despertar de tantas conciencias creadas desde el dolor durante estos más de tres años sacudón.
Foto: José Grifit de la corriente MRP hizo éxito cantando un rap sobre el anhelo de la juventud rebelde y futuro mejor
“Ponerle fin a la dictadura bipartidista”
Hoy los golpistas de entonces, no son tan “bravos”, sabiendo que el pueblo que anduvo en las calles este 191 Aniversario de la Independencia no se quedará con los brazos cruzados o sin responder ante cualquier peligro de un nuevo golpe de estado futuro, porque el pueblo esta ya organizado.
Las masas comenzaron a agruparse en el Bulevar Morazán a las 6 de la madrugada de este 15 de septiembre. A las 11.15 horas fue clausurado el acto formal en el Parque Central. A las 14.15, cuando nosotros nos retiramos del lugar para poder editar este texto y videos, seguían entrando miles y miles de hondureños, prometiendo que Honduras no quedará como ahora. O, como decía Xiomara frente a la multitud que aclamaba su presencia:
– Para lograr la verdadera independencia tenemos que ponerle fin a la dictadura bipartidista y cambiar el modelo transnacional que se nos impone hasta con la fuerza militar.
Los hondureños y hondureñas están en pie de lucha sin resignar un minuto de su aliento, es demasiado el dolor padecido como para que olviden la pesadilla, el futuro los espera y hacia allí van marchando con voluntad y compromiso.

Audio Bajo Aguán: https://www.box.com/s/b2unhvtux9oamknk3f23

Anuncios