Ex jefe CIA de la inteligencia ecuatoriana enjuiciado, conspiró en Miami con la mafia cubanoamericana

Deja un comentario


Jean-Guy Allard (especial para ARGENPRESS.info)

Mario Pazmiño, el ex director de Inteligencia del Ejercito de Ecuador que acaba de ser enjuiciado por las autoridades de este país por divulgar información reservada y frustrar un operativo contra narcotraficantes es un agente de la CIA asociado a la mafia cubanoamericana que participó en Miami, con Lucio Gutiérrez y Carlos Alberto Montaner, a la conspiración previa al fracasado golpe de Estado contra el Presidente Rafael Correa.

Mario Raúl Pazmiño Silva (Cedula 1705693016) es un puro producto del mecanismo USA de captación de agentes en América Latina, tal como descrito por Philip Agee, el ex agente CIA. En 1985, al joven militar Pazmiño, con disposición para la inteligencia, lo mandaron a la Escuela de las Américas de donde salió preparado para pronto integrarse a la red de la Embajada USA de Quito.
Tanto es así que un solo año después, en 1986, Mario Pazmiño – encaminado por sus oficiales de caso – ya integraba una unidad de inteligencia especial como la Compañía de Contrainteligencia Quito (CCIQ) en los grados de capitán y mayor, una unidad de investigación que centra su atención sobre la contrainsurgencia y que orienta otras instancias militares y policiales de similar configuración.
Ultraderechista militante, Pazmiño se dedica mientras tanto a conformar con algunos de sus semejantes – entre los cuales el General Edgar Vaca de la Policía Nacional – la llamada Legión Blanca, grupo clandestino de perfil fascista, terrorista, que se dedica a amenazar de muerte a izquierdistas. Con la bendición de órganos de espionaje extranjeros.
“La hoja de vida del coronel Mario Pazmiño Silva denota una formación muy efectiva por los organismos de seguridad de los Estados Unidos y de Israel”, señaló Ecuadorinmediato.com, confirmando todas las sospechas.
Pazmiño será luego el director de Inteligencia del Ejército, puesto clave que consiguió por la voluntad de sus amos, que le convertirán en “hombre fuerte” del conjunto de este sector eminentemente sensible.
Según el Informe de Penetración de la CIA en las Fuerzas Armadas y Policía Nacional (2008), Pazmiño – algo típico de los oficiales con respaldo yanqui – utilizaba según su voluntad personal, sin referirse a la autoridad estatal, con un absoluto nivel de arbitrariedad, los inagotables y múltiples recursos “regalados” en el marco de la “cooperación” con Estados Unidos.
El informe, difundido en el 2008, señalaba como muchos miembros de los cuerpos policíacos y militares desarrollaban entonces una verdadera “dependencia” hacia la Embajada de Estados Unidos.
Choque con la realidad: La llegada de Correa
El periodista e investigador Dick Emanuelsson, cita el correo electrónico del 12 de julio de 2005 del jefe de comunicaciones de la División Estratégica de Desarrollo de la USAID en Ecuador, enviado a representantes de la USAID en Quito, donde la ONG estatal yanqui ya alerta acerca de una cierta “influencia comunista” representada por Rafael Correa entonces ministro de economía bajo la presidencia transitoria de Alfredo Palacio.
La subida a la presidencia de Correa quién se afirmó como el líder progresista de la nación andina, iba a sacudir el confort intelectual del “hombre de la Embajada” en este sector más que sensible.
“Siempre fue un murmullo en los círculos militares y políticos que Pazmiño era el operador clave de los organismos de inteligencia extranjeros en el país andino pues entregaba los informes de la inteligencia primero a otras inteligencias extranjeras en vez de reportar sobre asuntos delicados del Estado a su presidente”, señala Emanuelsson.
El primero de agosto del 2005, es designado comandante del CEM-29-BIM, una brigada de inteligencia, hasta que el 22 de mayo del 2006 se consigue el puesto de Agregado Militar Adjunto a la Embajada del Ecuador en Washington.
Ya su carrera militar se acerca a su fin.
“Lo botamos porque era pagado por la CIA”
En el 2008, fue descubierto la extensión de su sumisión como jefe de inteligencia del ejercito a los servicios de espionaje norteamericanos al observarse su comportamiento traicionero en relación con el bombardeo del 1 de marzo de 2008 a un campamento de las FARC en Angostura, en el que murieron 26 personas, entre ellas “Raúl Reyes”, cuatro estudiantes mexicanos y un ecuatoriano.
Pazmiño fue entonces destituido de todas sus responsabilidades.
“Lo botamos porque descubrimos que era pagado por la CIA, indicó entonces el Presidente.
Pazmiño regresó a su domicilio para, a partir de este momento, dejarse entrevistar por la prensa burguesa, difamar el gobierno Correa, y … conspirar. Desde El Universo oligárquico hasta la CNN imperial, Pazmiño se convirtió en el interlocutor ideal en la guerra sucia de la desinformación desencadenada desde Washington en contra del gobierno de Ecuador.
Pazmiño multiplica entonces los viajes a Miami donde se une a la fauna mafiosa cubanoamericana, bajo el dominio de la inteligencia yanqui, y a los planes manejados por el ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez y su socio, el prófugo cubano Carlos Alberto Montaner, terrorista que la CIA convirtió hace cinco décadas en oficial de propaganda disfrazado de intelectual “prestigioso”.
En el santuario terrorista de Miami, donde la agencia acoge y jubila a su personal sudamericano y caribeño, Pazmiño se encuentra con Gustavo Lemus, conocido en Quito como el jefe de los torturadores en el gobierno socialcristiano de León Febres Cordero (1984-1988).
Siete días antes del intento de golpe de estado en Ecuador, Pazmiño aparece como uno de los líderes en la reunión conspirativa sostenida bajo auspicios del llamado Instituto Interamericano por la Libertad y la Democracia, una criatura CIA, con su socio el torturador Lemus.
Ahí el golpista Gutiérrez llama a “sacar” del poder al presidente Rafael Correa.
Rodeado por varios contrarrevolucionarios cubanos identificados al terrorismo, Carlos Alberto Montaner, bajo los aplausos de esa tropa traidora, expresa que “Gutiérrez es una de las esperanzas de la reconquista democrática para Ecuador”.
Con intenciones evidentes – parte del plan de desestabilización norteamericano – el jefe del “Partido Sociedad Patriótica” habló con insistencia de un supuesto descontento militar “causado por el desmantelamiento de los aparatos de inteligencia” y afirmó que “el coronel Mario Pazmiño (sentado a su lado con Montaner) ha sido uno de los que ha sufrido eso”.
El aspirante golpista a la presidencia le promete abiertamente entonces a Pazmiño entregarle sus antiguos privilegios.
El 30 de septiembre del 2010, Lucio Gutiérrez, su denominada “Sociedad Patriótica”, y los sectores más violentos de la derecha respaldaban la asonada golpista – la supuesta “rebelión policial” – que por poco le cuesta la vida al presidente Correa y deja cinco muertos y una docena de heridos.
Este día en Miami, Gustavo Lemus irrumpe en el consulado de Ecuador en Miami con un comando de partidarios de Gutiérrez y de extremistas cubanoamericanos,

El Ministerio del Interior ecuatoriano acusa a Pazmiño – que hasta ahora andaba suelto – de divulgar información reservada y frustrar un operativo al impedir la detención de los tripulantes de una narcoavioneta. Con sus filtraciones, el ex jefe de la Inteligencia “atentó contra la seguridad de Estado, contra la vida de los policías y del Fiscal en el caso”, denunció el ministro ecuatoriano del Interior José Serrano.

Anuncios

Estados Unidos asesina civiles inocentes con aviones no tripulados en nombre del “combate al terrorismo”

Deja un comentario


LUNES, 7 DE MAYO DE 2012

 

Adán Salgado Andrade (especial para ARGENPRESS.info)

En los últimos días de abril del presente año (2012), grupos progresistas y asociaciones civiles de Estados Unidos, realizaron un foro para analizar los frecuentes atentados que su país realiza con aviones no tripulados, los “drones”, so pretexto de “combatir al terrorismo”.

Sin embargo, el empleo de drones no sólo es para “combatir” al terrorismo, sino también ya es cotidiano que tales aparatos sobrevuelen las fronteras canadiense y mexicana, en especial ésta última, para vigilar y evitar que peligrosísimos ilegales osen cruzar a territorio estadounidense. Y como esos aparatos están también equipados con armamento, pudiera ser incluso que la policía fronteriza lo accionara, con tal de deshacerse de tales inmigrantes (si esto ocurre, seguramente ha de estar celosamente resguardado, para que no salga a la luz pública).
Pero no sólo sirven para cazar ilegales, sino que también dentro de EU se están utilizando para labores policiacas. Como reveló una nota periodística de diciembre del año pasado, ya también en algunos estados, como en Dakota del Norte, la policía emplea esos aparatos para “investigar” a criminales, aunque al hacerlo, de acuerdo con algunos congresistas y defensores de los las libertades civiles y los derechos humanos, se viola la privacidad de los ciudadanos, pues con esos aparatos se les espía. Además, no han sido, precisamente, peligrosos criminales los que han caído mediante este nuevo método de “investigación” policiaca. Por ejemplo, en ese estado, recientemente se arrestaron a los miembros de una familia de granjeros que discutieron con otra, con la que tuvieron problemas ¡por ganado!, nada de drogas o cosas así, pero además, como estaban armados – algo que no sorprende en ese país, en donde la posesión de armas es un derecho inalienable –, tuvieron un enfrentamiento con comisarios locales, suficiente para que la policía fuera tras ellos. Eso lo logró, justamente espiándolos.
Al respecto, una ex congresista de California, la señora Jane Harman, que ahora trabaja para el centro internacional Woodrow Wilson, afirma que tales acciones son anticonstitucionales, pues se viola la integridad y la privacidad de los ciudadanos estadounidenses, quienes a la menor sospecha de estar haciendo algo malo, podrían se encarcelados preventivamente. Harman apunta a la necesidad de que el congreso discuta el espionaje con drones, pues nunca se ha hecho, así que es una acción ilegal. Y es tan extendida la práctica, que el año pasado, 2011, de acuerdo con la Oficina de Inmigración, esos aparatos volaron un total de 4100 horas en territorio estadounidense. De ésas, solamente 274 horas fueron en relación a revisar daños provocados por desastres naturales, en tanto que del resto de horas, dicha oficina no pudo establecer para qué fueron empleadas exactamente, pues, justificaron a los periodistas que condujeron la investigación, en sus sistemas no es una prioridad rastrear en qué se emplean tales drones cuando no están revisando desastres, lo que apuntaría a que si lo saben, tienen prohibido revelarlo (en el siguiente link, puede verse el video que hace referencia a la nota que comento: http://www.youtube.com/watch?v=LZIBINJrqgQ).
Justamente esa es una razones, el infringir las libertades de los ciudadanos estadounidenses dentro de su propio país, que llevó a la realización de la conferencia a la que aludo antes.
En ella, asistieron varios periodistas y activistas sociales que expusieron las barbaridades y arbitrariedades que EU comete por todo el mundo en nombre del “combate al terrorismo”, y que lo hace cada vez más empleando aviones no tripulados (drones), aunque también a veces se auxilia con misiles y bombas de racimo.
La exposición más clara e informada fue la del periodista Jeremy Scahill, quien comentó cómo bajo la supuestamente liberal y progresista presidencia de Barack Obama, no sólo no han cesado los ilegales asesinatos que EU realiza con drones por todo el mundo, sino que han incluso aumentado. Pero, además, ni siquiera se ataca a “sospechosos reales”, sino que es en base a lo que la CIA, la agencia encargada de tales ataques, denomina “signature strikes”, en los cuales a los “sospechosos” que se ataca es porque se “presume” que andan metidos en “actividades terroristas”, o sea, no es una “sospecha real”, sino, ¡háganme favor!, de que “quizá sí sea culpable y por eso mejor lo matamos con un disparo del avión-robot”. Y esa práctica se ha venido realizando ya desde hace varios años, desde George Bush, y, como afirma Scahill, con Obama han seguido y se han incrementado tales ataques. Y también denunció Scahill en la conferencia, la deleznable práctica que tiene EU de que a todas aquellas personas que le ayudan a hacer su trabajo sucio, las protege y las ayuda en todo lo que puede. Sucede lo mismo con los periodistas vendidos que ni por error difunden temas tan delicados como los ataques deliberados con drones. Sin embargo, cuando alguna de las personas que hacen esos trabajos sucios deciden revelar los ilegales secretos en los que estuvieron trabajando, entonces el gobierno emprende una brutal cacería, tratando de acabar con la reputación y haciéndole la vida prácticamente imposible (eso puede verse en la cinta reciente, basada en hechos reales, Fair Game, con Naomi Watts y Sean Penn, basada en el libro escrito por la ex agente de la CIA Valerie Plame, Fair Game: my betrayal by the White House, en el que narra cómo el gobierno reveló su verdadera identidad cuando su esposo, el diplomático Joseph C. Wilson, se opuso a avalar que Irak tuviera armas nucleares, pues esas mentiras, de que sí tenía “armas de destrucción masiva” Irak, dieron lugar a la infame, ilegal invasión, que ha hecho de ese país un desastre social y económico).
Y, señaló Scahill, eso también sucede con periodistas honestos, como él, quien ha recibido constantemente amenazas, calificativos, calumnias… todo por negarse a hacerle el juego al gobierno y revelar situaciones como los ataques de drones.
De la conferencia se produjeron algunos importantes informes, como el del The Bureau of Investigative Journalism, que da cuenta de los ataques con drones, misiles y bombas de racimo, así como los muertos, la mayoría civiles inocentes, que han dejado tales infames, ilegales acciones.
Por ejemplo, en Yemen, desde el 2002, se han realizado varios ataques. Aquí, Scahill señala que eso se ha debido a que EU sostiene al actual presidente, Abd al-Rabuh Mansur, quien es un títere, así que tales ataques se dan principalmente contra opositores a Mansur, a los que se acusa de ser, simplemente, “terroristas” (el control de Yemen le interesa a EU, porque aparte de que aún tiene algo de petróleo y reservas de gas natural, su estratégica ubicación geográfica y marítima, cerca de Somalia, en el golfo de Adén, le permite tanto el despliegue de su fuerza naval militar, la de EU, como sus portaaviones y submarinos, así como el que tenga injerencia en el tráfico comercial de esa muy importante zona, por la que cruza, desde el canal de Suez, casi el 8% del comercio marítimo mundial. Por eso han surgido en los últimos años los piratas somalíes, modernos bucaneros que de vez en cuando logran secuestrar a un barco mercante, por el que piden jugoso rescate. Quizá por ello sea que también EU no deja Yemen, para tratar de combatir esa “moderna piratería”).
De acuerdo al documento, en Yemen, entre el 2002 y el 2012, se han realizado entre 20 y 88 ataques, que han dejado unos 355 muertos, de los cuales alrededor de 40 han sido civiles inocentes. Pero además en ese país se han realizado 102 bombardeos con aviones tripulados; 87, con drones; 44, con misiles; 29, con bombardeos y ataques con barcos, así como 13 ataques con drones, apoyados por el ejército yemenita (¡háganme favor!).
En Pakistán, el informe señala que entre el 2004 y el 2012, ha habido 320 ataques con drones, de los cuales, ¡fíjense!, Obama ha ordenado que se realicen 268, o sea, casi el 84%, al presidente que, irónico, le dieron en el 2009 un inmerecido “Premio Nobel de la Paz” (ver en este mismo blog mi artículo “Premio Nobel al armamentista Barack Obama). Los muertos que han dejado esos ilegales ataques se calculan entre 2429 y 3097, de los cuales, entre 479 y 811 han sido civiles inocentes (los “daños colaterales” que no pueden evitarse, como afirma el Pentágono). Y, lo más infame, de tales civiles asesinados, ¡174 han sido niños! Esa es la política “antiterrorista” de EU, asesinando a niños inocentes (en el siguiente link está el informe completo, se dan más detalles, incluidos los nombres de las víctimas: . http://privacysos.org/sites/all/files/TBIJWashingtonfinal.pdf).
Scahill reveló también que en varios países nada menos que la CIA tiene cárceles, en donde paga a los locales alrededor de 200 dólares mensuales por retener allí a “sospechosos de actividades terroristas”, sin que realmente haya una base sólida. Por ejemplo refirió el caso de una cárcel que está justo a un lado del aeropuerto de Mogadishu, en Somalia, al que irónicamente la gente de allí se refiere como “Guantánamo”, pues, afirma Scahill, dicha palabra se usa ya coloquialmente para referirse a esas ilegales cárceles que EU financia dentro de varios países, a través de la CIA, para retener a “sospechosos” de estar ligados al terrorismo y torturarlos para que “confiesen”. Así que, miren nada más cómo EU nunca ha dejado sus sucias prácticas que desde hace años ha realizado, a través de la CIA, organizando invasiones, golpes de estado, sabotajes, pagando espías y, ésos, sí, terroristas. Lo peor es que, como señaló Scahill, se cuenta con la anuencia del gobierno, sea demócrata o republicano. Destacó que hace poco se votó para ver si esos asesinatos ilegales continúan haciéndose con tal de seguir “combatiendo al terrorismo” o se prohibían. Y lamentablemente sólo seis congresistas se opusieron, y del Senado, nadie cuestionó tan bárbara práctica. Así que el gobierno “democrático” de Barack Obama ha aprobado que EU siga asesinando a gente “sospechosa”, más los civiles inocentes que se dan como “daño colateral”, en nombre del “combate al terrorismo”. Y por esa razón es que la cárcel de Guantánamo, la que está en Cuba (no sus clones), no ha sido cerrada por Obama, a pesar de que prometió que lo haría, pues allí se sigue encerrando a decenas de “sospechosos” de ser terroristas, a pesar de que muchos, señala Scahill, son ciudadanos estadounidenses.
Sin ir más lejos, vean cómo aquí se aprobó el año pasado la nefasta operación “Rápido y furioso”, que permitió la entrada de armas ilegales con tal de, fue la estúpida justificación, dar con los narcotraficantes que las importaban
También destacó Scahill el caso de un periodista yemenita, Abdul-Elah Haidar Shaye, cuyo único “delito” fue haber denunciado que en un ataque de misiles ordenado nada menos que por Obama a supuestos “terroristas” de Yemen en diciembre del 2009 (poco después de que Obama recibiera su inmerecido Premio Nobel de la Paz), no murieron terroristas, sino más bien civiles inocentes, un total de 55, de los que 21 eran niños. Shaye afirmó en su “juicio” que ese día, justamente, fue arrestado “por atreverme a decir la verdad”. Shaye sigue arrestado, pero lo peor fue que hace poco que su abogado apeló la sentencia, mostrando que los cargos no ameritaban que su cliente siguiera en prisión, y que el juez encargado estuvo a punto de darle la libertad, éste fue telefoneado nada menos que por el mismísimo Barack Obama, pidiéndole que no dejara libre a Shaye, pues no era “conveniente para los intereses estadounidenses” (la conferencia completa de Scahill está en el siguiente link, y aunque está en inglés, me parece que con lo que les comenté puede ser entendible, para que la vean y la difundan: http://privacysos.org/node/609).
Así que, piensen, si así se está conduciendo la “política exterior” estadounidense, legalizando los asesinatos, las torturas, las cárceles clandestinas, financiadas por la CIA, los ataques con drones, misiles y bombas de racimo… pues nada de lo que haga en el cercano futuro, podrá ya sorprendernos (esta práctica, la de asesinar a supuestos “terroristas”, también es empleada por Israel, cada que con misiles asesina a algún “sospechoso”, sin importar las muertes de civiles inocente que tan deleznable acción provoque).

Ah, pero todo sea en nombre de la defensa de las “libertades de Estados Unidos”.

Reporteros sin Fronteras protesta pero reconoce que la UNESCO le negó estatuto y confiesa su conexión CIA

Deja un comentario


 

Jean-Guy Allard (especial para ARGENPRESS.info)

En un comunicado donde se dice “victima” de desinformación mientras tergiversa los hechos, la ONG francesa Reporteros sin Fronteras, reconoce “no haber obtenido la promoción al estatus de ONG ‘asociada’ a la UNESCO” debido al “odio histórico” de “algunas delegaciones”.

En el mismo documento, Olivier Basille, director general de Reporteros sin Fronteras que sustituyó al fundador Robert Ménard, admite que existió lo que llama “un acuerdo de cooperación” entre el propio Ménard y el Center for a Free Cuba, de Washington, organización creada y manejada por Frank Calzon, un connotado agente CIA, y financiada por la USAID.
Mientras dice denunciar “una operación de desinformación” en su contra que pretende, según él, que la ONG fue “excluida” de la Unesco el 8 de marzo de 2012 “falta de ética”, Sin embrago. Basille admite que el Consejo Ejecutivo de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura se negó a otorgarlo el estatus “asociativo”.
“Nuestras colaboraciones con la UNESCO han sido fructíferas y eficaces”, sostiene el jefe de RSF sin mencionar como la institución de las Naciones Unidas le retiró el miércoles 12 de marzo de 2008 el coauspicio del Día por la libertad de Internet precisamente por su falta de ética al atacar y “descalificar a un número determinado de países”.
Detalle interesante, Basille afirma que la “promoción había sido recomendada por la directora general de la Unesco, Irina Bokova, en una misiva que nos envió el 3 de febrero de 2012”. Bokova fue elegida en 2009, en una de las elecciones más disputadas de la historia de la organización, gracias al voto de los europeos, frente al egipcio, Faruk Hosni, supuestamente hostil a Israel.
Revelando la orientación política de la ONF francesa, Basille explica la exclusión de RSF del estatus “asociativo” por el supuesto hecho que durante la sesión del Consejo, “algunos países occidentales, sobre todo europeos, se retiraron de la sala en protesta por la presencia de Siria” y que “Venezuela, apoyado en especial por China y Cuba, pudo bloquear fácilmente la promoción”.
Según el jefe de RSF, la noticia “dio lugar a que en Internet se repitieran viejos ataques que calumnian a Reporteros sin Fronteras”.
Sin embargo, Basille luego admite “que existió un acuerdo de cooperación entre su ex secretario general y una controvertida organización humanitaria (Center for a Free Cuba) surgida de la disidencia cubana en el exilio”.
El Center for a Free Cuba es de ninguna manera una creación de la llamada disidencia sino, al revés, una fachada CIA montada para encubrir operaciones de subversión y desestabilización subsidiadas por la USAID. Su jefe, Frank Calzón, tiene un largo historial de actividades vinculadas a la inteligencia norteamericana.
Pretende Basille: “Este acuerdo fue denunciado en 2008, a petición de los trabajadores de Reporteros sin Fronteras, durante el último cambio de dirección de nuestra organización” (la salida de Ménard). Un episodio hasta ahora desconocido de la historia de la ONG parisina igualmente controvertida.
Basille omite precisar hasta donde fue la colaboración de RSF con Calzón, la que dio lugar a decenas de operaciones sucias de desinformación y de propaganda contra Cuba, rompiendo record en materia de difamación. Con financiamiento norteamericano.
En el curso de estas actividades, Ménard viajó a Cuba para reunirse, en un guión de película de espionaje, con el entonces presidente de una supuesta asociación de periodistas independientes, el fallecido Néstor Baguer, que actuaba de colaborador de los órganos de seguridad cubana.
Las aventuras “controvertidas” de Ménard y de RSF son innumerables, e incluyen un viaje a Taiwán para recibir públicamente una importante suma de dinero para seguir con sus ruidosos ataques contra China. En septiembre 2008, Robert Ménard abandonó RSF no por razones de ética, sino para aceptar un contrato del Emir de Qatar para apadrinar un “centro” para la “libertad de prensa”. El proyecto, que tuvo como director el patrón de Al Jazeera, fracasó a pesar de los millones invertidos.

Bolivia: Mercenario CIA de Miami inventa una “guerrilla bolivariana”

Deja un comentario


LUNES 12 DE MARZO DE 2012

Jean-Guy Allard (especial para ARGENPRESS.info)

Eduardo Macaya, supuesto especialista en materia de seguridad, que intentó formar un escándalo hace unos días al pretender que existía en Bolivia un grupo guerrillero “bolivariano” entrenándose para matar a un líder opositor, es un ex terrorista de Omega 7 y un ex mercenario de la CIA que hoy vive en Miami de sus inventos y fabulaciones.

Macaya formuló su “denuncia” en una entrevista del presentador de televisión peruano Jaime Bayly, que se difunde desde Estados Unidos en varios países de Latinoamérica.
En Bolivia, la Red Uno difundió las imágenes del programa donde Macaya declaró que un grupo guerrillero denominado “Ejército de Liberación” está entrenándose militarmente en el parque Madidi, cerca con la frontera con el Perú, “con miembros de las FARC” y “iraníes”, afirmaciones absurdas sin el menor fundamento.
Estos “guerrilleros tendrían la misión de “proteger al presidente Evo Morales con financiamiento del Gobierno venezolano” y de asesinar el político de derecha Samuel Doria, jefe de un partido opositor y empresario boliviano, además del propio presentador Bayly.
De “especialista de seguridad” tiene solo su pasado de colaborador servil de la inteligencia norteamericana en sus planes asesinos contra Cuba y América Latina.
Según el investigador cubano José Luis Méndez, Eduardo Macaya fue parte de las reclutas de las llamadas “Unidades Cubanas” de la US Army, conformadas para la (fracasada) invasión de Playa Girón.
Omega 7 – grupo terrorista donde se manifestó el “especialista” Macaya – se conformó en los años 70 con cubanoamericanos, entrenados para operaciones contra Cuba, que se dedicaron a perpetrar asesinatos en territorio norteamericano, como los del diplomático cubano Félix García Rodríguez y del ciudadano cubano-americano Eulalio José Negrín.
Varios individuos como Macaya, adiestrados en el uso de las armas y de los explosivos, reaparecieron en las filas de varias organizaciones terroristas, muchas de ellas claramente apadrinadas por la misma central de inteligencia norteamericana.
Macaya fue empleado en la guerra de Vietnam y en operaciones sucias de la CIA en Centroamérica. En la guerra contra Nicaragua, en la década de los ochenta, perteneció a los “Freedom Fighters”, financiados y organizados por la CIA.
Macaya está asociado al llamado Fondo De Ayuda A La Democracia En Cuba de Saturnino Labaut, otro invento miamense usado para recoger dinero para el mayor beneficio de sus accionistas.
Arturo Eduardo Macaya reside en 7035 West 15th Ave Hialeah, Florida.
En conferencia de prensa, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, descartó que un grupo guerrillero este entrenando en territorio boliviano, tal como denunció Macaya.
El jefe del gobierno boliviano calificó estas declaraciones como “una intromisión y una estrategia de los Estados Unidos” para perjudicar desestabilizar su administración.
En cuanto al presentador peruano Jaime Bayly, se hizo famoso por sus entrevistas “escandalosas”. En 1990, apoyó al candidato presidencial de derecha Mario Vargas Llosa que calificó su ayuda de “invalorable”,
En las presidenciales del 2006 Baily publicitó su rechazo al candidato nacionalista Ollanta Humala para favorecer a Alan García.En 2011 se identificó a la candidatura de Keiko Fujimori.
Si hace falta más para describir su opción política: tiene una crónica en el Nuevo Herald de Miami, diario vocero de la mafia cubanoamericana.

Los “guerrilleros bolivarianos” es, de manera cierta, otro falso escándalo generado desde Miami por los servicios especiales norteamericanos, en el marco de su incesante guerra psicológica-informativa contra los países progresistas de América Latina.

La SIP-CIA se identifica en el Perú

Deja un comentario


viernes 21 de octubre de 2011

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)
¿Quién es el señor Milton Coleman?

De acuerdo a la prensa sipiana, es el nuevo Presidente de la SIP-CIA, nombrado, en Lima Perú, por la llamada asamblea semestral de la SIP.

Sigo en el aire: pero, ¿qué es la SIP-CIA, que tú dices?
Si no sabes qué es la SIP, no sabes nada.
He oído ese nombre pero no sé qué significa y ¿porque el señor Coleman es importante?
Voy a tratar de resumirte. La SIP quiere decir oficialmente Sociedad Interamericana de Prensa; pero debería llamarse Sindicato Intocable de Pelucones.
¿Y qué tiene que hacer la CIA ahí?
Pues verás, según datos históricos comprobados, la SIP, con un carácter gremial (de dueños de periódicos y de periodistas) fue organizada, antes de los años 50, en La Habana, Cuba. Un año después, se realizó el segundo congreso en alguna ciudad de Estados Unidos (USA) pero a esa reunión ya no les dejaron ni siquiera entrar a USA a los periodistas que eran identificados como izquierdistas, como fue el caso de Carlos Rafael Rodríguez, un dirigente comunista de Cuba. Te vuelvo a preguntar: ¿Y qué tiene que hacer la CIA ahí?
A eso iba. Ocurrió en alguna ciudad norteamericana que se introdujeron dos reformas a lo acordado en La Habana, mucho antes de la revolución.
¿Cuáles reformas?
Pues que se había acordado que sea un organismo de dueños de periódicos y de periodistas, ya que algunos (los más) tenían esa doble calidad; y que cada país tenga un solo voto en la SIP En Estados Unidos decidieron que cada miembro (cada periódico) tenga un voto y que la conformación oficial sea ese congreso que estuvo patrocinado directamente por un alto oficial del Servicio de Inteligencia norteamericano, la CIA.
¿Y ese no es un invento de los comunistas?
Pues, el nuevo promotor de la SIP fue nada menos y nada más que un agente de la CIA; el alto oficial, señor Jules Dubois. Desde entonces, la SIP ha estado muy ligada a este organismo de espionaje.
Por eso hablo de la SIP-CIA.
¿Y en esta reunión de Lima, le nombraron Presidente al señor Coleman?
¿No era Presidente, un señor Marroquín, de Guatemala?
El señor Marroquín fue Presidente de la SIP, creo que por tres años. Le sucede este señor Coleman, que habla un español de turismo; y que es Director nada menos que del Washington Post, uno de los principales periódicos de USA.
¿Es decir, los diarios norteamericanos volvieron a dominar la SIP?
En apariencia, porque ellos nunca la han abandonado a su suerte. Alternan entre un ejecutivo gringo-gringo y otro latinoamericano, de esos que son incondicionales. El señor Gonzalo Marroquín, por ejemplo, es dueño o condueño de cuatro principales periódicos guatemaltecos. Este señor ha estado siempre muy ligado a la SIP y a USA.
¿Y no es preferible que esté un latinoamericano?
Yo pienso que no. Es preferible que al frente de la SIP esté siempre un norteamericano, porque eso le identifica a la SIP y porque los de América Latina, son peores y más descarados que los gringos. Son, más papistas que el Papa.
¿Pero la SIP tenía algún prestigio en nuestro Continente, alguna credibilidad? Lo has dicho bien: ”tenía” Hay que recordar que la SIP, en América Latina, allá por los años 60-70 del siglo pasado (siglo 20) ERA un organismo que cuestionaba las feroces dictaduras que asolaban América Latina: los Trujillo, los Somoza, los Batista y tantos y tantos otros.
¿Podrías explicarte?
Históricamente, fueron dictaduras al servicio del gran imperio (USA) pero que cometieron cualquier cantidad de crímenes y delitos, contra los mismos medios (les empastelaban) y especialmente, sus periodistas, que eran intelectuales libres y que tenían algún concepto de ética periodística. A esos gorilas y sus matones, la SIP tuvo que oponerse (para disimular) y por eso creo que el Presidente Nixon dijo que esos tiranos “eran unos hijos de puta pero que eran NUESTROS hijos de puta” para relievar que eran agentes USA y que estaban a su servicio. ¿Y ahora? ¿Ya la SIP no defiende a los periodistas y los medios? Ya la SIP no tiene necesidad de defender a los medios sipianos si ellos son su alma y corazón. Ya ellos, no solo que se defienden solos sino que, con frecuencia, son aliados de las peores dictaduras.
¿Como cuáles? Me parece que hablas de memoria.
No te voy a hacer un inventario de las veces en que los llamados “grandes medios” (prensa escrita, estaciones radiales y televisivas) han estado muy cerca de feroces dictaduras. Te cito: El Mercurio de Santiago de Chile, que estuvo muy cerca de Pinochet, durante 17 años. Y los diarios La Nación y Clarín de Buenos Aires, que respaldaron a la bestial dictadura militar de Argentina (1976-1983) ¿Y los diarios que respaldaron a Fujimore, en el Perú? Y estos medios se permiten hablar ahora de democracia y libertad.
¿Y en Ecuador? ¿Puedes decir algo de Ecuador?
Cómo no. Según la Comisión de la Verdad, el período más violento que hemos sufrido fue durante el gobierno “constitucional” del señor Febres Cordero (1984-1988) Y a pesar de que nosotros no hemos conocidos dictaduras como en muchos otros países, sin embargo, te pregunto ¿quiénes estuvieron muy cerca de ese Gobierno? ¿No fueron acaso El Universo, Expreso, El Comercio y estaciones de radio y tv.? ¿Y ahora? ¡No me vas a decir que ahora, en este Ecuador no hay ataques a la libertad de expresión. Y yo creo que el señor (Rafael) Correa debe estar muy preocupado con lo que acaba de decirle la SIP, desde Lima!
Yo creo lo contrario; que la preocupación hubiera podido darse si la SIP reconocía por ejemplo que en Ecuador se goza de la más amplia libertad de expresión del pensamiento , conforme lo dicen las Naciones Unidas y conforme está consignado en nuestras Constituciones. Entonces, si habría que preocuparse. Pero la SIP repite la cantaleta que circula entre los medios sipianos del continente, es más bien en un indicador de que va bien, yo diría que muy bien.
Entonces, ¿en Ecuador no pasa nada?
Si, está pasando que los medios sipianos y sus colaboradores estrella, en todo el continente, han tenido que quitarse la careta de democráticos y libres y han tenido que asumir la defensa del sistema imperante (la sociedad de consumo) y de sus principales “ejecutivos” que, en todo el mundo, están de capa caída.
Es la primera vez que escucho a un periodista decir semejantes cosas Es un sentí,r yo pienso, que mayoritario entre los periodistas profesionales, especialmente en aquellos que todavía trabajan para los grandes medios y que, si dicen algo, pues corren el riesgo de pasar a la desocupación. Pero, hace rato que muchos (o pocos) pensamos y actuamos distinto.
Es que hay que diferenciar entre lo que es la libertad de expresión del pensamiento –valor universal, consignado en las Naciones Unidas- y la libertad de expresión que defienden los medios sipianos. ¿Y cuál es esa diferencia?
En que los medios sipianos SE HAN APODERADO de la libertad de expresión, para sus propios fines. Consideran que libertad de expresión es que ellos puedan decir del resto de seres humanos lo que les venga en gana y que nadie puede contradecirlos. Ellos se han erigido en sucesores de los reyes europeos (que todavía quedan) se consideran superiores a los demás y, sobre todo, irresponsables ante la ley. Y eso no puede ser así. No puede seguir así.
Entonces, ¿justificas la sanción a El Universo?
No solo que justifico sino que considero que al fin se ha hecho algo de justicia. No por nada, el autor de toda la trifulca, ese señor que se nombra Emilio Palacio y que presume de periodista (para vergüenza nuestra) se auto exiló en Miami, Estados Unidos. Para mí, muy bien se haya ido a Miami, allá tiene a toda la gusanera cubana, para que le acompañe.
¿Y los señores Pérez?
Me dan pena. Son los herederos del heredero principal del diario El Universo. Tienen indudable corresponsabilidad en lo que le permitieron que dijera y acusara el señor Emilio Palacio. Para ponerlo en cristiano, te pregunto: ¿tú permitirías que en tu casa se instale un enemigo jurado de tu vecino solo porque tú también estás en descuerdo con el vecino y quisieras decirle samba canuta? Para mí, los señores Pérez (Barriga y Lapentti) también creyeron que, por ser ellos, no podían enjuiciarles. Ahora, que paguen la novatada. Para eso el progenitor les dejó empresas y dinero.
Dicen que si se aplica la sentencia (40 millones de dólares) se liquida el periódico.
Es posible; pero, si se resisten.
¿Y que paguen los trabajadores?
Me parece que esa versión es para impresionar. Yo invito a los periodistas investigadores, a que averigüen por qué el señor Emilio Palacio se auto exiló en Miami, Estados Unidos. Yo no sé, ni me preocupan las fortunas de otros; pero me dicen (sin confirmación) que los señores Pérez tienen como 5 supermercados en La Florida; y que el más grande supermercado ecuatoriano es una tienda al lado de uno de estos gigantes.
¿No es, de todas maneras, acaso un ataque a la libertad de expresión? Sería (condicional) si, por ejemplo, el señor Correa hubiese dictado la ley por la cual se está juzgando. De lo que yo sé, es una vieja ley penal que existe en el Ecuador, desde hace décadas y que ha sido muy poco empleada. ¿Protestaron estos sipianos cuando le condenaron, por ejemplo, al doctor Fierro Benítez, colaborador del diario El Comercio?
Es la misma ley.
No solo sabía.
Pues entérate, que esa ley existe desde hace tiempos y que fue dictada por congresos y presidentes pelucones. Lo que ha pasado es que ha sido muy poco utilizada porque demanda mucha paciencia y mucho dinero. Pero Correa ha ejercido de todas maneras presión.
Es posible pero que se haya sabido, la justicia mas bien está en contra de Rafael Correa por haberle puesto en entredicho. Y todo el mundo sabe que los jueces y ministros jueces, en el Guayas (donde está Guayaquil) han dependido mucho de los social cristianos, ahora llamados madera de guerreros o algo parecido.
¿Y los otros juicios que se han iniciado contra medios y contra periodistas? Es un buen síntoma. Los medios y los periodistas deben saber que no pueden insultar, calumniar a nadie, sin pruebas o por lo menos indicios. En Estados Unidos, han preferido la cárcel, periodistas, antes que rebelar fuentes de información. Eso se llama ética.
La mayor parte de ecuatorianos y ecuatorianas ignoramos estas cosas. Precisamente, esa es la libertad de expresión que defienden los medios sipianos. Que solo ellos tengan acceso a la verdad; y, sobre todo, a decirla.
Como corolorario, voy a repetir una vieja sentencia que he oído: NO ES LO MISMO EQUIVOCARSE QUE MENTIR. Para el primer mal (cuando hay buena intención) hay la rectificación, que en Ecuador, desde hace rato, es una obligación constitucional y legal. Para el segundo, ninguno.
P.S. Por último, debo consignar que este es un ensayo de una conversación entre un ciudadano que sabe poco de estos detalles y que, desde luego, no tiene interés alguno en aparecer con su nombre y apellido. Y segundo, para una aclaración de mi artículo sobre el banquero y algunos personajes. En los tiempos, estuve equivocado, ya que el banquero bueno (el señor Guillermo Lasso) estuvo metido en toda la crisisbancaria del señor Jamil Mahuad (1998-2000) Segundo, que hablé del Dr. Enrique Echeverría cuando en realidad quise consignar al señor Herrería, el asambleísta, el de Guayaquil, que fue de la ID, luego del socialcristianismo y de los guerreros de madera (o al revés) Actualmente no sé dónde andará ni me interesa saberlo.

Fuente imagen: APORREA

La CIA utilizó contra Cuba la patria potestad

Deja un comentario


martes 20 de septiembre de 2011

 

Lino Luben Pérez (AIN, especial para ARGENPRESS.info)

Más de 14 mil familias cubanas se dejaron engañar por el macabro plan organizado en Estados Unidos con el criptográfico nombre de Operación Peter Pan, el cual fue denunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro como un invento absurdo, inverosímil y ridículo.

“Es la patraña más descarada que se le ha ocurrido inventar a la contrarrevolución’’, afirmó el máximo líder de la Revolución el 19 de septiembre de 1961 en un acto para la entrega de los premios a los ganadores del Concurso de Canciones Populares, efectuado en el teatro García Lorca.
Los antecedentes de semejante campaña sobre la Ley de la Patria Potestad datan del 26 de octubre de 1960, cuando la emisora Radio Swan comenzó a intercalar anuncios alarmantes sobre el particular.
Radio Swan formó parte del Programa de Acción Encubierta contra las autoridades cubanas, aprobado el 17 de marzo de 1960 por el presidente Dwight D. Eisenhower, quien rompió las relaciones diplomáticas con la Isla el tres de enero de 1961.
En la extensa lista de acciones reprobables de la CIA estuvo esa falsa ley, profusamente reproducida y distribuida por sus agentes internos, para hacer creer que el gobierno despojaría a los padres de la Patria Potestad sobre sus hijos, ese arcaico principio del Derecho que data de la antigua Roma imperial.
Los autores del documento legislativo lo dieron a la publicidad cuando el gobierno cubano, con su Ley 797 del 20 de mayo de 1960, facultó al Ministerio de Justicia para que en forma gratuita realizara inscripciones y transcripciones de nacimientos y efectuara matrimonios ilegales hasta el momento.
No obstante, la referida Agencia continuó su propósito, públicamente reconocido, de fabricar dentro y fuera de Cuba a la “oposición” contrarrevolucionaria, como se evidencia en la Ley Helms-Burton y otros textos.
La falsa Ley de la Patria Potestad estaba supuestamente firmada por Fidel y el Presidente Osvaldo Dórticos, cuando ni siquiera este último se encontraba en La Habana.
De modo que una rara masa de niños confundidos preparándose a viajar solos hacia Estados Unidos, comenzó a colmar el Aeropuerto Internacional José Martí.
En violación de sus propias leyes de inmigración, Washington gastó grandes sumas con las compañías aéreas para recibirlos en Miami, en un centro de “refugiados” para los mayores y otro con varios pabellones para los niños que llegasen solos.
Una parte de los menores encontró a familiares que los albergaron, pero otros quedaron al cuidado de instituciones católicas, en campos de asilo o fueron recibidos por familias en varios lugares de Estados Unidos.
Era una gran paradoja: abandonaron a sus hijos a una incierta suerte, con la incauta intención de protegerlos. Los niños llegaron a 187 ciudades, en 45 estados de EEUU, según fuentes de la Unión.
La mayoría de ellos sufrió un gran trauma que desembocó en desarraigo. Hubo desde quienes aprendieron solos a situarse en la vida, hasta casos dramáticos como el de Robert Rodríguez, quien a los 55 años de edad, presentó una demanda ante un juez de Miami.

Denunció que durante los cinco años que estuvo bajo la “protección del programa de la arquidiócesis de esa ciudad, fue víctima, junto a otros niños, de continuos abusos sexuales y emocionales… en los distintos campamentos donde lo tuvieron”.

Publicado por ARGENPRESS

Afirman que presidentes acordaron operaciones de Estados Unidos en México

Deja un comentario


viernes 12 de agosto de 2011

PL

El acuerdo entre México y Estados Unidos para que agentes estadounidenses realicen operaciones en territorio mexicano forma parte de una carta de entendimiento firmada por ambos presidentes hace 18 meses.

Según legisladores de varios partidos, los detalles de coordinación se concretaron durante la reunión entre los primeros mandatarios Felipe Calderón y Barack Obama celebrada el pasado marzo, publica hoy el diario La Jornada.
El acuerdo comenzó a operar hace dos meses, cuando los estadounidenses iniciaron trabajos de inteligencia, de planeación y ejecución de operaciones contra los cárteles de la droga en una base militar ubicada en el norte de México.
Los agentes en suelo mexicano pertenecen a las agencias antidrogas (DEA) y Central de Inteligencia (CIA), así como al Pentágono.
El senador del PRI Carlos Jiménez dijo que recibió información de la existencia de ese memorando de entendimiento, lo cual confirma gran parte de lo publicado por The New York Times, agrega La Jornada.
El senador Jimenez añadió que ese memorando se diseñó para violar las leyes mexicanas, que prohíben la operación de fuerzas militares y policíacas extranjeras, así como la participación directa de otra nación en asuntos internos, sobre todo si son de seguridad nacional.
La Comisión Permanente del Congreso exigió ayer que el gobierno informe sobre la permanencia de agentes de seguridad estadounidenses en México.
Sus integrantes avalaron que la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional cite a varios funcionarios del gobierno para que rindan información sobre las operaciones de personal de la DEA y la CIA estadounidenses en territorio nacional.

Los funcionarios que deben ser citados por el Congreso son los secretarios de Gobernación y de Relaciones Exteriores, Francisco Blake y Patricia Espinosa, respectivamente; así como el secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad Pública, Alejandro Póire

Older Entries