Primera declaración de la Red de Radios Comunitarias y Medios Libres de Guerrero

Deja un comentario


Dilo Tú


Difusión México D.F., 13 de abril de 2012

Boletín de prensa
Radios Comunitarias / OSC de DH 

Somos radios comunitarias que servimos a los pueblos de Guerrero. Somos radios libres que transmitimos sin permiso del Estado, pues las leyes que regulan los medios de comunicación como la radio, son excluyentes y están diseñadas para que solamente los ricos puedan utilizar y tener sus propios medios de comunicación.

Ante la necesidad de resistir de forma organizada al desprecio, el despojo, la explotación  y la represión que el sistema capitalista impone a nuestros pueblos y comunidades, y ante la necesidad de hacer escuchar nuestra palabra ignorada desde quienes usan el poder para su beneficio, nos hemos organizado para crear nuestros propios medios de comunicación con el permiso y la legitimidad de nuestros pueblos y comunidades cuyo espíritu está recogido en Los Acuerdos de San Andrés, así como con el respaldo de los diversos instrumentos legales vigentes en México: la Constitución mexicana, el Convenio 169 de la OIT, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Reunidos los días 30 y 31 de marzo de 2012, en la Casa de Justicia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias – Policía Comunitaria en San Luis Acatlán, Guerrero, las radios  Ñomndaa de Suljaa’ en el 100.1 FM, Uan Milahuak Tlajtoli de Chilapa en el 94.1 FM, La Voz de los Pueblos de Espino Blanco en el 91.1 FM, Radio UNISUR de Cuajinicuilapa en el 104.3fm, La Voz de la Costa Chica de San Luis Acatlán en el 98.3 FM, Radio Despertar de mi Pueblo desde Chilixtlahuaca en el 98.3 FM, Vaza Radio de Tlapa en el 93.1 FM, Voces Nuestras de Ayotzinapa en el 90.1 FM, así como integrantes de diversas organizaciones y colectivos que colaboran, apoyan y respaldan el trabajo de estas radios comunitarias, hemos conformado la Red de Radios Comunitarias y Medios Libres de Guerrero, con la finalidad de compartir y difundir la información que se genera en nuestros pueblos, comunidades y regiones, así como para fortalecer la defensa de las radios como patrimonio de los pueblos, pues entendemos que el aire por donde viaja nuestra palabra es parte del territorio en el que vivimos y que nos pertenece, el mismo territorio en el que producimos nuestros alimentos y reproducimos nuestra identidad cultural.

La Red de Radios Comunitarias y Medios Libres de Guerrero se agrupa bajo los siguientes principios: Respeto y fomento de la autonomía de cada radio y cada pueblo, apoyo mutuo, solidaridad, luchamos contra el capitalismo, somos y nos mantendremos independientes de los partidos políticos y de quienes se ostentan como gobierno, estamos en contra del proselitismo religioso, trabajamos por autogestión, somos una Red sin representantes, tomamos las decisiones por consenso y en asamblea, luchamos contra la enajenación en defensa de nuestra identidad y por el ejercicio de nuestros derechos colectivos.

Como resultado de nuestra articulación y nuestro trabajo en Red, a partir del lunes 16 de abril difundiremos el noticiero Noticias de mi Pueblo – Ñaan Kuvii  ñuuin (Tu’unsavi) – Ljo’ na cwuluii naquii njom  (Ñomndaa) – Ij tlajtol to chan (Naua) – Angjgaá ri niriga xuajñu’ (me’phaa) con información de las regiones Centro, Montaña y Costa Chica de Guerrero. Este noticiero es una construcción colectiva desde los pueblos que contrasta con la desinformación generada por los medios de comunicación controlados por los ricos y poderosos. Invitamos a todos los medios comunitarios y libres a difundir este noticiero en sus espacios.

Esta red es un espacio abierto a todos los procesos organizativos que se quieran sumar, aportando sus ideas y experiencias a este esfuerzo.

Hacemos un llamado a los pueblos, organizaciones, colectivos y movimientos a crear sus propios medios de comunicación: radios, periódicos, televisión, medios digitales o cualquier otro que la imaginación y fuerza de los pueblos puedan crear, para romper el cerco informativo, comunicar la palabra de los pueblos y construir comunidades fuertes, organizadas, libres, independientes y autónomas.

Voces Nuestras
Voz de todos desde Ayotzinapa

Vaza Radio
Frecuencia en resistencia desde Tlapa
La Voz de la Costa Chica, La Voz de los Pueblos y Radio Despertar de mi Pueblo
Solo el pueblo comunica y defiende al pueblo desde territorio comunitario

Radio UNISUR
La voz de los pueblos del sur desde Cuajinicuilapa

Uan Milahuak Tlajtoli
Sembramos palabras para cosechar esperanzas desde Chilapa

Radio Ñomndaa
La Palabra del pueblo es libre, rebelde y verdadera desde Suljaa’

Organizaciones de apoyo a la Red de RC y ML de Guerrero

Tlachinollan Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias – Policía Comunitaria.

12 de abril de 2012

Colaboradores de Axocotzin Radio festejan tres años del proyecto comunitario

Deja un comentario


 

Por: Paula Carrizosa

2012-01-23 04:00:00

Con más de 5 mil horas de transmisión vía en internet y a través del 104.5 de frecuencia modulada, y con una lista actual de 27 programas en vivo de música y de contenido diverso, la radio comunitaria de San Bernardino Tlaxcalancingo, Axocotzin Radio, celebró su tercer aniversario.

En lugar de conmemorar desde su cabina radiofónica, los más de 90 colaboradores de este medio de comunicación ocuparon la plaza pública de la comunidad para convivir, intercambiar y mostrar los programas y los contenidos de dicha radio.

Juan Flores Solís, uno de los fundadores del proyecto, recordó que a tres añosAxocotzin Radioha significado un proceso de aprendizaje y una forma de intercomunicación entre los habitantes de Tlaxcalancingo y otras comunidades cercanas.

“Hace 10 años un grupo vecinos soñaron con poner en marcha un medio como este y hoy celebramos los primeros tres”, confió con una sonrisa.

Adelantó que uno de los proyectos de este año, es cambiar y adecuar una nueva cabina de transmisión. Otro, será constituir una red de colaboración con comunicadores independientes de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, que trabajen en proyectos de este tipo, con la finalidad de construir canales de solidaridad y cobertura. Uno más, está enfocado en la búsqueda de financiamientos para este tipo de radios comunitarias.

Estos objetivos se suman a los mencionados por la colaboradora Miriam Vargas, quien señaló que el equipo continuará trabajando en la conformación del expediente que presentarán ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para que les sea otorgada una concesión de radio permisionada.

Otro proyecto es que la radio sea sede de un primer encuentro de radios comunitarias que permitirá compartir las experiencias y conjuntar proyectos.

Para Jaime López, egresado de Comunicación de la UAP y conductor del programa Las espinas del nopal, la radio significa una oportunidad de analizar y ver desde otros puntos de vista los temas de índole local, estatal o nacional.

El proyecto, consideró, es “un puente de difusión” que no responde a intereses políticos o económicos, sino al gusto y a las necesidades de los vecinos. “La mayoría de los medios de comunicación buscan un beneficio propio o para cierto grupo; mientras que aquí ese beneficio es para la mayoría”, añadió.

En la programación de la radio, que va de las 8 a las 22 horas, se incluyen programas de contenido diverso como Nuestra palabra náhuatl, El frijol y la tortilla, Mayordomías, Campo y ciudad, diálogo necesario, Venerable pan de maíz, Totaltojme, Ritmo sonideroo Letrearte, que en conjunto forman una oferta amplia e incluyente de las expresiones locales, incluso por edad y género.

Un ejemplo es el proyecto Porque el rock es nuestra vida, que es coordinado por un grupo de jóvenes punk de la comunidad, quienes además de “tocar la música que no está incluida en las radios comerciales”, les da la oportunidad de romper con los prejuicios “de aquellos que nos juzgan por nuestra forma de vestir”.

Uno de los programas que festejaron también su tercer año, fue Todo con la salud, que está constituido por un grupo de mujeres promotoras de la salud que se encargan de difundir el uso de los alimentos alternativos, en su mayoría de origen natural.

La celebración incluyó juegos, dinámicas, talleres y exposiciones gastronómicas y artesanales. También los conciertos de La hormiga Juana, música para niños; con la participación de cantantes de música para niños como La hormiga Juana, los Huicholes Brothers quienes fusionaron instrumentos prehispánicos y música electrónica, los sonidos mazatecos del grupo Huehuentones que vinieron desde Huautla de Jimenez, Oaxaca; y los grupos de rock y blues, Ruido Subterráneo y Hikuri.

El trato a las radios comunitarias es parámetro del respeto a los derechos humanos por parte de los Estados

Deja un comentario


 

Dilo Tú

Difusión Cencos México D.F., 1 de diciembre de 2011

Declaración de Lima
AMARC ALC

Los y las representantes nacionales de catorce países latinoamericanos, junto al Consejo Regional y el Programa de Legislaciones y derecho a la comunicación de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias – América Latina y Caribe (AMARC ALC) reunidos/as en Lima, Perú, los días 25 y 26 de noviembre de 2011, hemos revisado la situación de las radios comunitarias de la región a la luz de los Principios para garantizar la diversidad y el pluralismo en la radiodifusión y los servicios de comunicación audiovisual formulados en 2010 por nuestra organización.

Tomando en consideración:

a. La situación de los medios de comunicación en general y de los medios comunitarios en particular en la República de Honduras, caracterizada por un ambiente hostil a la actividad comunicacional, informativa y periodística, en la que se pone en riesgo en forma cotidiana la vida de las personas y la integridad de las instalaciones.

b. La existencia de medidas cautelares determinadas por los órganos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos respecto de tales hechos ocurridos en Honduras.

c. La situación de violencia contra el periodismo que se verifica en la República de México.

d. El marco legal discriminatorio contra los medios comunitarios mexicanos, que se suma a una deuda histórica que se manifiesta en las modificaciones y los vacíos que aún subsisten tras la declaración de inconstitucionalidad de partes sustantivas de la reforma a la Ley Federal por parte de la Corte Suprema.

e. La existencia de varios centenares de personas bajo proceso penal en Chile, Brasil, México y Guatemala, países donde las condiciones legales impiden acceder a la concesión o licencia de un medio de radiodifusión, con agravantes tales como exigir para la procedencia de medidas de “probation” la entrega del equipamiento a las emisoras comerciales o sus cámaras societarias.

f. La verificación en varios países del continente de la vocación de los sectores concentrados de la radiodifusión, en alianzas con sectores políticos, de obtener reformas legales que garanticen la inamovilidad de los actuales propietarios de los medios en el espectro radioeléctrico, por vías tales como la entrega de las licencias a perpetuidad, prórrogas automáticas sin constatación alguna del cumplimiento de las leyes, o aumento de los plazos de asignación de licencias o concesiones, determinando así la equiparación de las mismas a la entrega de un derecho de propiedad sobre un recurso caracterizado como patrimonio común de la humanidad, implicando un privilegio inadmisible en el sistema democrático del Estado de derecho, circunstancias de ocurren en Chile, México, Guatemala y Honduras.

g. La constatación de la permanencia en los regímenes legales en países como Honduras y Guatemala de mecanismos de asignación de frecuencias por vía de subasta, contrariando las advertencias del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

h. La insistencia del Congreso paraguayo en adoptar reglas discriminatorias y criminalizantes de los medios comunitarios.

i. La inexistencia de reglas jurídicas que admitan el funcionamiento de los medios comunitarios como tales en varios países de la región o bien que sólo los admiten en condiciones de discriminación que las condena a la extinción o escasa visibilidad social.

j. La aún inconclusa discusión de nuevas y más democráticas reglas para la actividad en Uruguay y Brasil.

k. La subsistencia, pese a los reclamos del Sistema Interamericano, de las previsiones legales de sanciones penales a quienes no pueden acceder legítimamente a la posesión de una licencia o concesión para operar servicios, lo que significa amenazar con la pérdida de la libertad personal a quienes quieren ejercer el derecho a la comunicación.

DECLARA:

1. Su repudio a las regulaciones y prácticas administrativas discriminatorias contra los medios comunitarios y de la sociedad civil.

2. Su rechazo a los actos de violencia contra los/as trabajadores/as de los medios comunitarios, ya sea a través de violencia institucional o delincuencial que buscan acallar a las organizaciones de la sociedad civil.

3. Su preocupación y rechazo por la adopción de reglas antidemocráticas destinadas a mantener situaciones de privilegio en la actividad radiodifusora a favor de los sectores más poderosos de nuestras sociedades.

4. Su rechazo absoluto a la existencia de reglas penales que castigan a los medios de comunicación comunitarios que no tienen posibilidad de regularizar su situación en condiciones democráticas y accesibles.

AMARC ALC hace un llamado a los Estados de la región y a los órganos del Sistema Interamericano para concretar:

  • La sanción de reglas jurídicas más democráticas y compatibles con los Estándares Interamericanos de libertad de expresión y derecho a la comunicación.
  • El cese de las prácticas discriminatorias contra los medios comunitarios y la abolición de las leyes que las permiten.
  • El cese de las prácticas facilitadoras del aumento de la concentración y los monopolios en la radiodifusión.

Lima, Perú, 25 de noviembre 2011

Carlos Aparicio, Vicepresidente de AMARC ALC
Perla Wilson, Vicepresidenta de la Red de Mujeres de AMARC ALC
Liliana Belforte, Subregión Cono Sur
Ana Limachi, Subregión Andina y representante de AMARC en Bolivia
Oscar Pérez, Subregión Centroamérica y representante de AMARC en El Salvador
Arthur William, Subregión Brasil y representante de AMARC en Brasil
Sócrates Vázquez, Subregión México y representante de AMARC en México
Juan Ortega, representante de AMARC en Chile
Alfredo López, representante de AMARC en Honduras
Geovanni Acate, representante de AMARC en Perú
Alcides Villamayor, representante de AMARC en Paraguay
Rogelio Suárez, representante de AMARC en Venezuela
Cándido Rodríguez, representante de AMARC en Guatemala
Juan Carlos Duarte, representante (a.i.) de AMARC en Nicaragua
Carlos Regueyra, representante de AMARC en Costa Rica
Fabián Romero, representante de AMARC en Uruguay
Gabriel Cena, representante de AMARC en Argentina
Damián Loreti, Asesor Legal de AMARC ALC
Carlos Rivadeneyra, Coordinador Regional de AMARC ALC

AMARC ALC – Asociación Mundial de Radios Comunitarias América Latina y Caribe

Democratizar la información, sí, se puede

Deja un comentario


viernes 11 de noviembre de 2011

Las presiones nacionales e internacionales en defensa de los privilegios de los grandes grupos y las hipócritas apelaciones a la libertad de prensa y expresión para defender el monopolio de los holdings de comunicación son constantes, pero la firmeza de los gobiernos suramericanos y el apoyo popular han sido más contundentes y valientes.

Pascual Serrano / Rebelion

Cuando criticamos el funcionamiento del sistema mediático al comprobar todas su deficiencias, mezquindades, intereses ocultos y su resultado desinformador entre las audiencias, muchos ciudadanos plantean cómo se puede resolver esa situación. Siempre respondo que los primeros responsables a los que hay que exigir soluciones y cambios son el Estado y los gobernantes, quienes tienen en su mano la capacidad de legislar las reformas necesarias destinadas a garantizar un sistema informativo más plural, más democrático y más veraz.

No solamente pueden hacerlo sino que existen ya ejemplos de decisiones y acciones gubernamentales en esa dirección de las que deberíamos tomar nota y proponerlas como modelos a estudiar. En Argentina se acaba de publicar el libro La cruzada de los medios en América Latina. Gobiernos progresistas y políticas de comunicación”, del doctor en Comunicación y Cultura por al Universidad de Río de Janeiro Dênis de Moraes. En esta obra se repasan los cambios que están iniciando los gobiernos de izquierda de esa región y podemos descubrir iniciativas interesantísimas destinadas a democratizar el panorama mediático.

Se trata de gobiernos que llegaron al poder en países donde el Estado apenas tenía medios públicos o estaban prácticamente desmantelados, unas pocas familias o multinacionales controlaban toda la oferta informativa y disfrutaban de privilegios fiscales inadmisibles, los grupos sociales organizados apenas tenían cabida con sus medios alternativos en una oferta radioeléctrica que sólo legalizaba los medios de las grandes empresas. En pocas palabras, lo que estamos teniendo en Europa y cada vez se está acentuando más.

De Moraes repasa cómo han desarrollado algunos gobiernos los medios estatales promoviendo contenidos más culturales y plurales sin fines comerciales. Es el caso de Venezuela, que ha creado una televisión fundamentalmente cultural como Teves, Argentina con el canal también cultural Encuentro y otros infantiles y deportivos. También se han fundado diarios públicos en Ecuador, Bolivia, Venezuela y Paraguay. Han aprobado leyes antimonopolio que restringen la concentración, en especial de radio y televisión, como la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual de Argentina que ha inspirado a Ecuador y Uruguay. En Argentina han puesto en marcha leyes que impiden la explotación cuasi monopolística del papel decretándolo de interés público. Existe otra batería de legislaciones destinadas a proteger y desarrollar la producción cultural independiente y nacional frente al dominio de las distribuidoras extranjeras, en especial estadounidenses. Se ha hecho en Argentina o en Venezuela con la Ley de Cinematografía Nacional, que establece un mínimo de producciones nacionales que se deben exhibir en el país, medida que también se ha establecido en Brasil.

Conscientes de que los medios estaban siendo tomados por grupos económicos con intereses enfrentados a los de la ciudadanía, gobiernos como el de Ecuador primero y el de Venezuela después establecieron por ley que ni las entidades bancarias y financieras ni sus accionistas mayoritarios o sus representantes podían tener participación accionarial en los medios de comunicación. En el caso de Argentina tampoco los políticos, para evitar su utilización partidaria y en Ecuador tampoco los empleados públicos y miembros de consejos y directorios de órganos de reglamentación o concesión de licencias.

Se han desarrollado leyes destinadas a poner coto a las mentiras, manipulaciones y falsedades de muchos medios y garantizar una información veraz. Es el caso de la ley de Responsabilidad Social de Radio y Comunicación en Venezuela, la Ley de Lucha Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación en Bolivia y la Ley de Radiodifusión y Televisión en Ecuador que establece el deber de la promoción de valores éticos, morales y cívicos de las diferentes culturas existentes en el país, así como el compromiso con la verdad y la responsabilidad social.

En Brasil Lula convocó la I Conferencia Nacional de Comunicación, donde se aprobaron, por el momento a modo de proposiciones, el combate a la concentración del sector, la determinación de limites a la propiedad horizontal, vertical y cruzada, la garantía de espacio para la producción regional e independiente, la despenalización de la radiodifusión comunitaria y la apertura de más espacio para este tipo de servicios, la definición de reglas más democráticas y transparentes para concesiones y renovaciones de licencias.

Conscientes de que existe una sociedad organizada que exige el acceso a los medios de comunicación e incluso su gestión si de verdad se quiere llevar la democracia al sistema informativo, se han desarrollado legislaciones que legalizan y apoyan a los medios alternativos y comunitarios las cuales han logrado reconocimiento legal en Uruguay, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Chile. Una de las normas más audaces es reservar un tercio del espacio radioeléctrico para licencias a radios y televisiones sin ánimo de lucro como se ha hecho en Argentina y Uruguay.

Los países latinoamericanos han iniciado programas de integración regional sin fines de lucro que suponen intercambios informativos y audiovisuales entre agencias de noticias y canales de televisión estatales; coproducción, codistribución y reserva de mercado para películas, documentales y series televisivas. Brasil, Argentina y Venezuela han creado un fondo internacional de coproducción. El caso de Telesur es emblemático, un canal público básicamente de noticias participado por varios países del continente.

Por supuesto, ninguno de estos avances ha resultado fácil. Las presiones nacionales e internacionales en defensa de los privilegios de los grandes grupos y las hipócritas apelaciones a la libertad de prensa y expresión para defender el monopolio de los holdings de comunicación son constantes, pero la firmeza de los gobiernos y el apoyo popular han sido más contundentes y valientes. Mientras tanto en España bancos, grandes editoriales, empresas de telefonía, Berlusconi, familias franquistas y multinacionales italianas se reparten la propiedad de los medios, las licencias de televisión digital se han distribuido a los pocos grupos que ya contaban con una licencia analógica, las radios y televisiones sin ánimo de lucro tienen prohibido facturar más de cincuenta y cien mil euros por año, es decir, deben ser marginales por ley. Ni siquiera el gobierno se ha atrevido a impedir los anuncios de prostitución en la prensa escrita.

Insuficiente el nivel de cumplimiento del Estado mexicano en materia de libertad de expresión: Relatorías

Deja un comentario


México D.F., 25 de octubre de 2011 (Cencos).- A pesar de que los relatores para la libertad de expresión Catalina Botero y Frank La Rue de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Organización de Naciones Unidas, respectivamente, reconocieron que el Estado mexicano realizó algunos esfuerzos importantes en materia de acceso a la información e impulsó la firma del Acuerdo interinstitucional para la creación de un mecanismo de protección para periodistas en noviembre del año pasado, advirtieron que estos no han sido suficientes para inhibir la violencia contra la prensa en nuestro país, misma que del año 2000 al 2010 ha cobrado la vida de 70 periodistas, y de 13 más en lo que va de 2011 aunque aclararon que no en todos los casos se ha confirmado el vinculo entre el asesinato y la labor periodística.

Esto durante la presentación desde Washington D.C. -a través de video conferencia- del informe conjunto sobre su visita oficial a México en agosto de 2010, comentado por Brisa Solís, directora del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Roberto Rock, representante de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y de Javier Sepúlveda, director general del programa de agravios contra periodistas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). De esta misión de observación se emitieron varias recomendaciones al Estado mexicano relacionadas con los principales obstáculos que existen para ejercer el periodismo, el más urgente, tiene que ver con el cese de las agresiones, situación que ha colocado al país como el más peligroso del continente para ejercer la libertad de expresión y el periodismo.

De entre las recomendaciones, Catalina Botero destacó tres niveles de atención al problema: en materia de prevención el Estado debe admitir que tiene un problema grave de violencia contra la prensa y por ende de censura públicamente y emitir un discurso que abone a legitimar la labor de la prensa; asimismo, debe comprenderse que la prensa crítica es fundamental para el desarrollo de la democracia y revertir el mensaje de impunidad que se está enviado al no resolver de manera adecuada los delitos cometidos contra periodistas. Se necesita también información oficial cuantitativa y cualitativa para entender el fenómeno de agresiones y poder atenderlo de manera adecuada

En materia de protección, destacó que la firma del Acuerdo interinstitucional es insuficiente puesto que no cuenta con recursos claros asignados ni con lineamientos definidos para su operación. Prueba de que no está funcionando adecuadamente es que a casi un año de la firma han asesinado a 13 periodistas y se han cometido múltiples agresiones que pudieron prevenirse, “el mecanismo requiere una buena coordinación con los estados, de la colaboración de la sociedad civil y de los propios periodistas para la implementación adecuada de las medidas” aseguró Botero.

En el tercer nivel se refirió a la impartición de justicia destacando que la impunidad es casi de un 100 por ciento, lo que manda un mensaje equivocado sobre el respeto a la prensa y representa una invitación a cometer un nuevo acto de violencia. En ese sentido, La Rue complementó explicando que aunque la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión es un avance significativo, de poco servirá sin la federalización de los delitos contra periodistas -iniciativa “congelada” en el Congreso de la Unión desde el año 2008- y sin recursos asignados para su funcionamiento a falta de una estructura administrativa definida.

La Rue también puso énfasis en la necesidad de desconcentrar los medios de comunicación e inhibir la persecución penal de las radios comunitarias “porque esto no puede considerarse un delito, ni un ataque a la propiedad de nadie, es un derecho que los pueblos deben ejercer y debe ser regulado ya que es una deuda que se tiene con los pueblos indígenas”, así mismo se refirió al abuso del derecho penal en torno a los delitos de calumnia e injuria y consideró lamentable que aún exista la ley de imprenta.

Sobre el aumento de la violencia a raíz de la lucha contra el narcotráfico, La Rue y Botero coincidieron en que esta situación sin duda aumenta el riesgo para la prensa al ser un conflicto armado “atípico”; sin embargo, aseguraron que no es el crimen organizado el mayor agresor de la prensa en México y que las agresiones provenientes de las fuerzas del orden y de funcionarios públicos (sobre todo del ámbito local) representan un gran porcentaje. En este sentido, Botero planteó la necesidad de entender la seguridad de manera integral y como parte de un plan estratégico en el que la seguridad de las y los periodistas no esté “por fuera” de las políticas nacionales en este sentido, ya que la prensa es un aliado estratégico en el rescate legítimo del país y en la búsqueda de la justicia

En sus comentarios, Roberto Rock destacó el estancamiento del mecanismo de protección y la ausencia de lineamientos claros para su operación a pesar de que por parte del ejecutivo federal se señale que este ya está en funcionamiento

Por su parte, Brisa Solís destacó la importante labor de las relatorías con la presentación del informe La libertad de Expresión en México y aseguró que este trabajo no hubiera sido posible sin los aliados en la sociedad civil que trabajan con el tema y llamó a poner atención en nuevos fenómenos de censura en Internet y agresiones contra mujeres periodistas que se han hecho presentes durante 2011.

Ambos relatores aseguraron que para sus oficinas es una prioridad dar seguimiento puntual a los avances o retrocesos que México tenga en la materia dada la grave situación que enfrenta y se comprometieron a acompañar al Estado mexicano en el cumplimiento de estas recomendaciones

Descarga la publicación conjunta en PDF

Con opacidad y discrecionalidad, Cofetel fomenta concentración de señales y prácticas anticompetitivas

Deja un comentario


Difusión Cencos México D.F., 13 de septiembre de 2011

Boletín de Prensa
Amedi

La incapacidad del gobierno federal para plantear una política congruente de transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) está propiciando decisiones discrecionales por parte de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), que agravan la concentración en la televisión abierta a través de la multiprogramación.

El 20 de julio el Pleno de la Cofetel “tomó nota” del lanzamiento de seis transmisiones de multiprogramación por parte de los concesionarios Televisión Digital en Monterrey (Grupo Multimedios de Milenio Televisión y su cadena de diarios), Tele Nacional en Tijuana (Televisa) y el Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA), el cual transmitirá las señales de los canales culturales 11 y 22, sin que estos medios posean la titularidad de las licencias.

La multiprogramación o multiplexeo es la posibilidad técnica de que a través de los 6 Mhz que explotan los concesionarios, puedan incorporar otras señales de televisión abierta para ofrecer hasta seis señales con programación distinta, con base en el estándar que impuso la autoridad a petición de los industriales. Si bien los avances tecnológicos resultan positivos, las ventajas del multiplexeo pueden convertirse en desventajas y barreras de entrada si no existe una legislación y regulación sustentadas en el principio del servicio público, que fomenten la competencia y protejan los derechos de las audiencias; en suma, un andamiaje legal que otorgue certidumbre jurídica a la industria, la autoridad y los televidentes.

Esto ocurre a menos de un año de la elección presidencial de 2012, en un contexto en el cual el gobierno ha pospuesto intencionalmente para el final de su administración la posible licitación de una tercera o cuarta cadena de televisión digital. La multiprogramación constituye un obsequio de fin de sexenio al duopolio televisivo. Además, se puede interpretar como una negociación política para que las televisoras cubran de manera favorable al candidato del presidente Calderón de cara a la contienda electoral.

Los retos que implican la digitalización de la televisión no están siendo resueltos por la autoridad ni por el Congreso, renuentes a reformar el actual régimen legal obsoleto que legitima la concentración, por temor a las represalias mediáticas. Por su parte, la Comisión Federal de Competencia (CFC), órgano antimonopolios, sólo se ha limitado a emitir opiniones y no ha dejado en claro el régimen de derechos adquiridos y las prácticas anticompetitivas que implicaría explotar varios canales digitales.

Actualmente, Televisa opera dos canales nacionales y dos regionales, con la multiprogramación tendrá 16 o más con el mismo modelo de programación comercial. Es el mismo caso de TV Azteca, que en lugar de dos canales, podría explotar más de ocho señales. De ese tamaño es la competencia y la rivalidad que tendrían que enfrentar los nuevos jugadores que intentaran participar del mercado de la televisión.

Ese esquema agudiza la ya escandalosa concentración en la TV abierta, vulnera la rectoría del Estado en la administración del espectro, avanza discrecionalmente en la transición a la TDT sin la existencia de una política pública, no resuelve la controversia constitucional ante la SCJN y cancela la posibilidad de competencia en el mercado televisivo. Por si fuera poco, la autoridad no previó una contraprestación al Estado por la multiprogramación, a pesar de que las televisoras están explotando comercialmente un bien del dominio de la nación.

El modelo de TDT contempla audiencias específicas, nichos de mercado, televidentes con mayor poder adquisitivo (por el simple hecho de poseer un receptor digital) e interactividad, lo cual resulta mucho más atractivo para los anunciantes. Aunque sigue basado en la publicidad, el modelo de negocios se transforma porque la TDT incorpora video bajo demanda, juegos interactivos, compras electrónicas, datos complementarios a una velocidad de 20 Mbps, etcétera.

Además, los concesionarios podrán arrendar capacidad espectral, lo cual convierte a la radiodifusión en un servicio de telecomunicación y pone en duda la función social del medio, la vigilancia de las transmisiones, la naturaleza y propósito de las estaciones e incluso la nacionalidad de los operadores de señales, pues la Ley Federal de Radio y Televisión establece que las concesiones se otorgarán únicamente a sociedades o ciudadanos mexicanos, pero inversionistas extranjeros e incluso asociaciones religiosas podrían rentar una señal digital, sin necesidad de poseer o administrar directamente una concesión.

En 2010 el gobierno federal otorgó a Televisa 60 canales digitales y a TV Azteca 31, cuyas concesiones vencen en 2021. Grupo Multimedios ha recibido ocho canales espejo. Estas cifras contrastan con los 13 canales digitales que opera el OPMA (organismo sectorizado a la Secretaría de Gobernación), un solo canal al Gobierno del Distrito Federal y cuatro a otras empresas. Es decir, el duopolio televisivo concentra 77.77% de los canales digitales que ha otorgado la autoridad. Adicionalmente, es el principal productor de contenidos televisivos en México y en habla hispana y ambas empresas poseen intereses en otros mercados como la TV por cable, satelital y fibra óptica. Asimismo, la ley no obliga al duopolio a ceder sus señales abiertas a otros sistemas de televisión restringida (must offer)y tienen propiedad cruzada de medios sin límites a la concentración.

La televisión abierta es el medio que acapara la inversión publicitaria, la mayor parte de la audiencia y la que absorbe el mayor porcentaje del gasto en comunicación social del gobierno federal y los estados. Ninguno de estos factores anticompetitivos y de concentración ha sido analizado por la Cofetel o la CFC; no obstante, el regulador autoriza a Televisa, TV Azteca y otros concesionarios la multiprogramación, lo cual potencia esos privilegios. Cabe remarcar que además tampoco tienen ninguna obligación de digitalizar el país con la provisión de decodificadores digitales, poniendo en riesgo la más amplia cobertura geográfica y de acceso a sectores sociales de menores ingresos.

En suma, se trata de uno de los privilegios más cuantiosos y escandalosos del actual gobierno al duopolio, al mismo tiempo que se prosterna hacia el poder fáctico de la televisión fortaleciendolo, lo cual representa un grave retroceso para la pluralidad y la diversidad de voces y, por ende, para el debate democrático en nuestro país.

México D. F., 12 de septiembre de 2011
Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) A. C.
En representación del Consejo Directivo:
Lic. Aleida Calleja, Presidenta

Segundo fallo de SCJN a favor de publicidad oficial para radio comunitaria

Deja un comentario


Difusión Cencos México D.F., 25 de agosto de 2011

Boletín de prensa
AMARC / LitigaOle

  • El amparo de Radio Nandía de Mazatlán Villa de Flores, Oaxaca, es procedente y la Secretaría de Salud tendrá que revisar su negativa para otorgar publicidad oficial a la emisora.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por unanimidad, resolvió favorablemente a la demanda de amparo de Radio Nandía en el caso de negativa, por parte de la Secretaría de Salud del Estado  de México, de otorgamiento de publicidad oficial.

Con este resolutivo la SCJN sentencia, por segunda vez en dos meses, que los argumentos presentados por la Secretaría de Salud  las radios comunitarias carecen de fundamentos.

La SCJN solicitará a la Secretaría de Salud que revise sus argumentos para negarle publicidad a la radio, de esta manera se ratifica que las radios comunitarias son medios permisionados que cumplen un función social y de difusión de información oficial dirigida a la población a la que sirven.

El 30 de octubre de 2009, Radio Nandía se dirigió a la secretaría con un escrito solicitando la contratación de publicidad oficial con este medio de comunicación, que proporciona servicios de comunicación e informativos a la población de Mazatlán Villas de Flores, Oaxaca y algunos lugares aledaños.

La Secretaría de Salud del Estado de México respondió negativamente a Radio Nandía el 15 de diciembre de 2009 bajo el argumento de ser una radio que se encuentra en etapa de proyecto:

“En el caso de Mie Nillu Mazateco, A.C.,se trata de una radiodifusora comunitaria, que no cubre las expectativas de difusión de la Secretaría de Salud para lograr sus objetivos, y aunque cuenta con registro, se encuentra en etapa de proyecto, por esta razón, no es posible considerar a Mie Nillu Mazateco, A.C., como opción para difundir el que hacer institucional”.

Ya en julio pasado, la Segunda Sala de la SCJN falló en el mismo sentido en relación al amparo que interpuso La Voladora Radio, de Amecameca, Estado de México.

Los motivos de la secretaría resultan infundados en ambos casos, ya que ellos mismos admiten que las radios cuentan con registro y el argumento de encontrarse en etapa de proyecto no se fundamenta. Radio Nandía opera con el permiso correspondiente desde 2004, por tanto, y por ley, la radio no puede encontrarse en etapa de proyecto.

La SCJN ha vuelto a determinar que la secretaría ha violentado el principio de igualdad en tanto ha negado un trato equitativo a un medio por el hecho de ser comunitario sin una base objetiva y razonable.

AMARC México y Litiga Olé celebran la resolución de los ministros de la Primera Sala de la SCJN, misma que, sin duda, contribuye al cumplimiento en México de los criterios internacionales de equidad y pluralidad que se incluyen en el derecho de libertad de expresión.

Para mayor información:

Luis Miguel Cano, abogado Litiga Olé
55930982
Cel. 5519191889

María Eugenia Chávez, oficina ejecutiva AMARC México
56724961
Nextel. 36195414

México D.F., a 24 de agosto de 2011

Older Entries