Herencia soviética en Cuba (Parte IV)

Deja un comentario


miércoles 29 de febrero de 2012

Jorge Gómez Barata (especial para ARGENPRESS.info)

Las vanguardias políticas pueden intuir el momento en que un régimen ha agotado sus posibilidades; lo cual no significa que dispongan de un proyecto sustitutivo ni puedan anticipar las tensiones a que tal empeño someterá a la sociedad. La Revolución Cubana no es una excepción. En enero de 1959 Fidel Castro predijo que: “…En lo adelante todo será más difícil”, aunque seguramente no imaginó que 50 años después podría repetir las mismas palabras.

Las fórmulas preconcebidas, los dogmas que estorban más que ayudar, las posiciones inflexibles, a veces presentadas como principios o expresión de firmeza, los llamados a la unidad que en realidad promueven la obediencia y excluyen las ventajas del pensar diferente, cierran el paso a las ideas nuevas. Allí donde se penalizada la herejía tampoco echa raíces la fe y donde se cierran los espacios para la duda y la crítica, tampoco florece la verdad.
En los últimos años, como parte del clima de apertura en el ámbito digital (no en la prensa cubana), se han difundido impugnaciones a la Revolución Cubana por copiar el modelo político stalinista establecido en la Unión Soviética. La afirmación es errónea.
El stalinismo no fue una doctrina ni un sistema político, tampoco un modelo económico, sino una aberrante deformación de ambos. Lo que hizo aborrecible a Stalin no fue la planificación centralizada, la verticalidad ni incluso la ausencia de democracia en el funcionamiento de las instituciones, sino las acciones de fuerza, las violaciones de la legalidad, los procesos amañados, las condenas arbitrarias y la corrupción política.
Tal vez porque las confusiones teóricas instaladas autoritariamente no le permitieron percatarse de que de haber contado con instituciones eficaces, aquel fenómeno pudo evitarse, el “deshielo” impulsado por el XX Congreso no se propuso reformar el sistema político sino solamente corregir las deformaciones y penalizar, incluso después de muertos a quienes violaron la legalidad, falsearon los hechos, cometieron crímenes y restablecer las bases el sistema.
Debido a ese enfoque estrecho, las reformas impulsadas Kruzchov y Brezhnev se limitaron a castigar a unos y reivindicar a otros sin rozar siquiera al sistema político ni resolver los problemas estructurales que generaban déficits de democracia. El hecho de que se mantuvieran los privilegios de una élite política inmune al control social, se practicara la censura y se sostuviera la exclusividad ideológica y el dogmatismo y prevalecieran el burocratismo y el inmovilismo, no los hizo stalinistas; como tampoco ser reaccionario convierte a otros políticos en fascista.
Urgida de encontrar procedimientos para administrar la economía nacional y toda la actividad social; después de 17 años de búsquedas y de afrontar graves desajustes que amenazaba con colapsar la economía, la Revolución Cubana miró hacia la experiencia en el manejo de la economía acumulada por la Unión Soviética y los países integrantes del entonces llamado: “Campo Socialista.
En realidad la opción no era errada. Aquellos mecanismos hoy desacreditados no sólo habían permitido a la Unión Soviética dejar atrás a la Rusia feudal, restañar la ruina provocada por la Primera Guerra Mundial, allegar los recursos para derrotar a la contrarrevolución y la intervención extranjera y apenas 20 años después, salir victoriosa de la confrontación con la Alemania fascista. El sistema económico soviético, sin Plan Marshall y obligado a involucrarse en la carrera nuclear, avanzó espectacularmente en la reconstrucción del país.
Cuando a mediados de la década de los setenta, la dirección revolucionaria cubana decidió aplicar en la economía cubana un sistema de dirección que incorporaba la experiencia soviética, no se afiliaba a una opción desprestigiada ni derrotada, sino todo lo contrario.
No obstante, es preciso anotar que a aunque sin disponer de fórmulas sustitutivas viables, casi inmediatamente, Fidel Castro, se percató de que aquel esquema no arrojaba en Cuba los resultados que en otras épocas y circunstancias había aportado en la Unión Soviética.

Ese hecho explica por qué, a principio de los años ochenta, antes de que se iniciara la Perestroika en la URSS, en Cuba se desató el Proceso de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas que constituye la fase más dramática e ilustrativa de la introducción de las experiencias soviéticas en Cuba. Luego les cuento. Allá nos vemos.

Publicado por ARGENPRESS

Cuba, otro modo de vivir: Reunión de intelectuales extranjeros con Fidel Castro

Deja un comentario


miércoles 29 de febrero de 2012

Peter Phillips (MAPOCHO PRESS, especial para ARGENPRESS.info)

En una conferencia de todo el día 10 de febrero de 2012, unos 120 autores, profesores y periodistas de decenas de países del Caribe, América y África, se reunió con Fidel Castro. Los asistentes fueron invitados entre los participantes de los encuentros intelectuales por la Paz y la Preservación del Medio Ambiente en el Centro de Convenciones de La Habana. Los temas discutidos en la sesión de nueve horas fueron la paz mundial, el ecologismo, el capitalismo neo-liberal, y la continua importancia del socialismo.

Fidel Castro (85 años) instó a los presentes al deber moral de evitar la extinción de la humanidad y desafiar la depredación de la expansión neoliberal del capitalismo global, a la vez que analizó el inevitable colapso de Wall Street y el sistema monetario internacional. El papel moneda no vale nada sin el respaldo de oro o de otros activos, afirmó Castro. La destrucción del medio ambiente no reconoce clases y en ella, finalmente, todos vamos a sufrir, tanto ricos y pobres, si el capitalismo neoliberal sigue la destrucción mundial, que profesa.
El principal mensaje de Castro fue claro: El socialismo cubano es un ejemplo internacional de una economía humanitaria en el mundo. “Tenemos más de 80.000 médicos”, dijo, y “estamos formando actualmente 830 estudiantes paquistaníes de medicina y muchos otros de todo el mundo.”
Fidel Castro, a quien muchos de los presentes se referían con reverencia como el “Comandante”, estaba flanqueado por el ministro de Cultura, Abel Prieto, y el presidente del Instituto Cubano del Libro, Zuleika Romay. Los participantes en el encuentro fueron invitados a la Feria Internacional del Libro Cuba 2012 que se extendió del 10 al 19 de febrero en La Habana.
La sesión de nueve horas fue de 1:00 PM hasta después de las 10:00 PM, con sólo dos breves pausas para el café. Fidel dio respuestas más extensas durante el evento, al comentar las presentaciones, haciendo preguntas, y recordando la historia de la revolución cubana y los esfuerzos humanitarios de Cuba en los últimos cincuenta años o más. Unas 40 personas presentaron información sobre sus preocupaciones. Las mentiras y la propaganda de los medios de comunicación corporativos / capitalista fueron temas importantes ese día. Un participante comentó cómo los medios corporativos globales buscan crear un monocultivo de la mente dentro de los países capitalistas.
Como autor invitado a la Feria del Libro de Cuba Internacional, tuve el honor de participar en las conversaciones mantenidas con el “Comandante”. Su energía es inspiradora y su dominio de la historia y los problemas contemporáneos es fenomenal. Castro tenía serios problemas de salud hace unos años, pero se mantiene mentalmente alerta. Caminaba con la ayuda de sus guardaespaldas, pero se mantuvo plenamente participativo en la sesión de nueve horas.
Cuba es un ejemplo internacional de las potencialidades del socialismo, y un desafío simbólico constante al capitalismo de mercado. En Estados Unidos hay un ritmo de batería de propaganda continua en contra de la revolución cubana. Castro es a menudo descrito como un dictador militar, que dirige la represión de su pueblo y el bloqueo de las libertades en Cuba. Pero esta descripción hace caso omiso de algunos indiscutibles avances sociales bajo su liderazgo que podrían servir como ejemplo de lo que puede hacer una sociedad cuando utiliza sus recursos para fines humanitarios.
El capitalismo contemporáneo neoliberal reduce los salarios, los sindicatos y el bienestar social, lo que resulta en la expansión de la pobreza, el hambre y la desigualdad extrema. Cuba es una demostración de que el socialismo humanitario puede trabajar para las masas. Es el país número uno en agricultura ecológica en el mundo, cuenta con pleno empleo, hambre cero y alguna de la mejores atenciones médicas en el mundo. La esperanza de vida en Cuba es igual a la de Estados Unidos y la educación hasta la universidad es pagada por el Estado a todos los estudiantes.
Otro modo de vivir… sin grandes medios
Como participante y observador mediático vi llegar a decenas de miles de jóvenes a la Feria Internacional del Libro, en el viejo fuerte español con vista al centro de La Habana. Estas son múltiples generaciones de personas que nunca han sufrido anuncios en los medios. Me reuní con tres carreras de Literatura de la Universidad de La Habana, con cuyos estudiantes y docentes pasé un día completo. Se echaron a reír casi histéricamente cuando les pregunté si preferían el Happy Meal de McDonalds. Ellos representan a personas que aceptan la igualdad del socialismo y el crecimiento colectivo de mejoramiento humano, y defienden con fuerza su modo de vida si es necesario. Los alumnos de Letras con quienes estuve habían completado tres años de latín y griego clásico y habían cursado literatura latinoamericana y europea histórica y moderna, y arte. Su educación universitaria les cuesta nada y el gobierno ofrece todos los libros de texto y gastos de subsistencia.
Después del colapso de la URSS, Cuba perdió la mayor parte de sus subsidios del bloque socialista de naciones. Los años 1990 fueron una transición difícil. Fue entonces cuando Cuba abrió sus puertas a los que quería irse. Unas 30.000 personas decidieron mudarse a Estados Unidos. Sin embargo, diez millones de personas optaron por quedarse y construir el país socialista independiente que Cuba es hoy. Varios otros países de Sudamérica, especialmente Venezuela y Ecuador, han tomado nota de los éxitos de Cuba y se están moviendo en una dirección similar de igualdad socialista.
Algunas personas de Estados Unidos creen que, cuando fallezcan los principales dirigentes de Cuba desde la revolución de 1959, las corporaciones estadounidenses y cubanos desplazados en el extranjero van a realizar copias de seguridad en La Habana para hacer regresar el capitalismo a la isla. Resultó muy claro para mí, y muchos observadores contemporáneos, que varias generaciones de cubanos socialistas nunca permitirán que esto suceda.

Peter Phillips, sociólogo de Estados Unidos, preside la fundación Media Freedom Internacional, que anualmente publica el informe Proyecto Censurado, asociado a la Universidad Sonoma State de California.

Publicado por ARGENPRESS

Cuba: Fidel y Raúl

Deja un comentario


sábado 4 de febrero de 2012

La derecha ha procurado una visión de Raúl como una especie de “hermano pequeño y obsecuente del dictador cubano”. En realidad una lectura sutil, como la que suelen hacer los opositores inteligentes desde La Florida, lo ven como un dirigente con una visión propia que ha tenido una relación compleja con un líder que es un héroe nacional y al que la inmensa mayoría del pueblo cubano admira y quiere.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América

Desde Puebla, México

Desde 1996 por motivos familiares he viajado a Cuba muchas veces. Mi perspectiva de lo que en la isla sucede es la de un asiduo visitante que se va a vivir a alguno de los barrios de La Habana y que platica con familiares, amigos y conocidos. Que lee permanentemente con atención cuanto material le llega a las manos, con mayor razón los que puede obtener durante sus estancias en el país. No es la perspectiva de quien vive a Cuba desde un hotel y a través de tours. Ciertamente mi visión de Cuba es predominantemente habanera y eso la hace parcial, por más que jocosamente los habaneros digan que “Cuba es La Habana y lo demás son áreas verdes y paisaje”. He visto pues el transcurrir de los hechos en Cuba en los últimos 16 años.

La novedad ahora son los “timbiriches” que han empezado a proliferar en La Habana y demás ciudades. Son los puestos de ventas que por ejemplo se han expandido en la calzada de Luyanó aprovechando los portales que abundan en la misma. Cafeterías, pizzerías, cerrajerías, plomerías, electricistas, ventas de discos y películas piratas, combustible para encendedores, ropa, frutas y verduras, y muchas otras cosas más. Todo esto se une a los llamados “paladares” pequeños restaurantes privados que desde hace varios años han estado funcionando. Hoy la nueva política económica aprobada por el VI Congreso del Partido comunista de Cuba en abril de 2011, les ha permitido aumentar sus dimensiones y cobertura. La gran novedad desde la última vez que estuve en Cuba en septiembre de 2009 es el trabajo por cuenta propia, el “cuentapropismo”. Las “Regulaciones sobre el ejercicio del trabajo por cuenta propia y los procesos de reducción de plantillas infladas”, publicadas en septiembre de 2011 nos dan cuenta de más 200 actividades autorizadas por medio de las cuales los cubanos ejercen el autoempleo. Desde la perspectiva neoliberal esto es el paraíso de las microempresas. Desde el pensamiento crítico esto sería el infierno de la economía informal. En Cuba es más lo primero que lo segundo, porque el Estado se cuida bien de regular todas estas actividades y de que paguen los impuestos respectivos.

Caminando por la calzada de Luyanó, transitando por la calle de Obispo en La Habana Vieja, recorriendo por varios lugares de La Habana, evoqué mi primera visita por motivos familiares a la isla. Recordé al joven José Luis Véliz, secretario ideológico del PCC en el municipio de Melena del Sur. Me contó que en el partido se estaba leyendo el libro del ex embajador soviético Vitaly Vorotnikov. El libro llevaba por nombre “Mi Verdad” y la tesis que sostenía era que Gorbachov había fracasado porque había ensayado la apertura política e ideológica (Glasnost) al mismo tiempo que la apertura económica (Perestroika). Había sido un error político haber conjuntado ambas aperturas, error que en China por supuesto no se ha cometido. Cuando el avezado cuadro del partido me contó que el principal promotor de la lectura de este libro era Raúl Castro, intuí que detrás de ello había un proyecto político.

La derecha, empezando en Miami y terminando en todas partes, ha procurado una visión de Raúl como una especie de “hermano pequeño y obsecuente del dictador cubano”. En realidad una lectura sutil, como la que suelen hacer los opositores inteligentes desde La Florida, lo ven como un dirigente con una visión propia que ha tenido una relación compleja con un líder que es un héroe nacional y al que la inmensa mayoría del pueblo cubano admira y quiere. Cuando estuvo a cargo del ejército, Raúl hizo autosuficiente desde el punto de vista económico a las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Y desde 2006 cuando Fidel enfermó y fue relevado en los hechos de la conducción, su estilo paulatinamente se empezó a imponer. Acabó con “los grupos de apoyo del Comandante”, suertes de fuerzas de tarea a cargo de Fidel que a veces entrecruzaban sus funciones con las de los ministerios e incluso tenían más autoridad y operatividad que éstos. Ha abierto el arrendamiento de tierras para fines productivos privados. Figuras que fueron importantes durante los últimos años de Fidel, Carlos Lage y Felipe Roque, fueron defenestrados. Ahora ha comenzado una nueva política económica muy parecida a la que desde hace 17 años estaban recomendando Julio Carranza, Luis Gutiérrez y Pedro Monreal en su libro “Cuba, la reestructuración de la economía” (1995). Irónicamente fue un anatema lanzado por el propio Raúl el que hizo caer en desgracia a estos economistas y a otros integrantes del Centro de Estudios de América. Fidel ha apoyado con su enorme autoridad moral los cambios introducidos por Raúl, pese a que es sabido su gran reticencia por las consecuencias ideológicas que estos cambios tendrán.

Al parecer no hay alternativa. Cuba enfrenta el bloqueo, la ausencia de la Unión Soviética y la crisis mundial del capitalismo. Dicen que Raúl ha dicho, vaya usted a saber si es cierto, que “a Fidel el pueblo le perdonaba todo, a nosotros no nos perdonará nada”.

Cuba. Reflexiones del compañero Fidel Castro: La paz mundial pende de un hilo

Deja un comentario


viernes 13 de enero de 2012

Ayer tuve el gusto de conversar sosegadamente con Mahmoud Ahmadinejad. No lo había visto desde septiembre del 2006, hacía más de cinco años, cuando visitó nuestra Patria para participar en la XIV Cumbre del Movimiento de Países No Alineados que tuvo lugar en La Habana, donde se eligió por segunda vez a Cuba como Presidente de esa organización por el tiempo establecido de tres años..

Yo había enfermado gravemente el 26 de julio de 2006, mes y medio antes de la misma y apenas podía sentarme en la cama. Varios de los más distinguidos líderes que asistían al evento tuvieron la amabilidad de visitarme. Chávez y Evo lo hicieron más de una vez. Un mediodía lo hicieron cuatro a los que siempre recuerdo: Kofi Annan, Secretario General de la ONU; un viejo amigo, Abdelaziz Buteflika, Presidente de Argelia; Mahmoud Ahmadinejad, Presidente de Irán; y un Viceministro de Relaciones Exteriores del gobierno de China y actual Canciller de ese país, Yang Jiechi, en representación del líder del Partido Comunista y Presidente de la República Popular China, Hu Jintao. Fue realmente un momento de importancia para mí que con gran esfuerzo reeducaba la mano derecha que había sufrido un serio accidente en la caída en Santa Clara.
Con los cuatro comenté aspectos de los problemas que el mundo afrontaba en aquellos instantes. Estos, ciertamente, se han ido tornando cada vez más complejos.
En el encuentro de ayer observé al Presidente iraní absolutamente sosegado y tranquilo, indiferente por completo a las amenazas yankis, confiado en la capacidad de su pueblo para enfrentar cualquier agresión y en la eficacia de las armas, que en gran parte producen ellos mismos, para ocasionar a los agresores un precio impagable.
En realidad del tema bélico apenas habló, su mente se concentraba en las ideas expuestas en la conferencia impartida en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, centrada en la lucha por el ser humano: “caminar hacia llegar y lograr la paz, la seguridad, el respeto y la dignidad humana como un deseo de todos los seres humanos a lo largo y ancho de la historia.”
Estoy seguro de que, por parte de Irán, no deben esperarse acciones irreflexivas que contribuyan al estallido de una guerra. Si esta, inevitablemente se desata, será fruto exclusivo del aventurismo y la irresponsabilidad congénita del imperio yanki.
Pienso por mi parte que la situación política creada en torno a Irán y los riesgos de una guerra nuclear que de ella emanan y a todos involucra -posean o no tales armas-, son sumamente delicados porque amenazan la propia existencia de nuestra especie. El Oriente Medio se ha convertido en la región más conflictiva del mundo, y el área donde se generan los recursosenergéticos vitales para la economía del planeta.
El poder destructivo y los sufrimientos masivos que originaban algunos de los medios utilizados en la Segunda Guerra Mundial motivaron una fuerte tendencia a prohibir algunas armas como los gases asfixiantes y otras empleadas en aquella guerra. Sin embargo, las pugnas de intereses y las enormes ganancias de los productores de armas los llevó a la confección de armamentos más crueles y destructivos, hasta que la tecnología moderna aportó el material y los medios cuyo empleo en una guerra mundial conducía al exterminio.
Sostengo el criterio, sin dudas compartido por todas las personas con un sentido elemental de responsabilidad, de que ningún país grande o pequeño tiene el derecho a poseer armas nucleares.
Nunca estas debieron usarse para atacar dos ciudades indefensas como Hiroshima y Nagasaki, asesinando e irradiando con horribles y duraderos efectos a cientos de miles de hombres, mujeres y niños, en un país que ya estaba militarmente vencido.
Si el fascismo obligaba a las potencias coaligadas contra el nazismo a competir con ese enemigo de la humanidad en la fabricación de tales armas, finalizada la guerra y creada ya la Organización de Naciones Unidas, el primer deber de esa organización era prohibirlas sin excepción alguna.
Pero Estados Unidos, la potencia más poderosa y rica, impuso al resto del mundo la línea a seguir. Hoy posee cientos de satélites que espían y vigilan desde el espacio a todos los habitantes del planeta. Sus fuerzas navales, aéreas y terrestres están equipadas con miles de armas nucleares, manejan a su antojo, a través del Fondo Monetario Internacional, las finanzas y las inversiones del mundo.
Si se analiza la historia de cada una de las naciones de América Latina, desde México hasta la Patagonia, pasando por Santo Domingo y Haití, podrá observarse que todas, sin una sola excepción han sufrido durante doscientos años, desde los inicios del siglo XIX hasta hoy, y de una u otra forma están sufriendo cada vez más los peores crímenes que el poderío y la fuerza pueden cometer contra el derecho de los pueblos. Escritores brillantes surgen en creciente número: uno de ellos, Eduardo Galeano, autor de “Las venas abiertas de América Latina” que describe lo anterior, acaba de ser invitado a inaugurar el prestigioso Premio Casa de Las Américas, como un reconocimiento a su relevante obra.
Los acontecimientos se suceden con increíble rapidez; pero la tecnología los transmite al público de forma aún más rápida. Un día cualquiera, como el de hoy, noticias importantes se suceden con extraordinario ritmo. Un despacho cablegráfico fechado ayer 11, recoge la siguiente noticia textual: “La presidencia danesa de la Unión Europea afirmó el miércoles que una nueva serie de sanciones europeas más severas contra Irán se decidirá el 23 de enero en razón de su programa nuclear, apuntando no sólo al sector petrolero sino también al Banco Central.
“Iremos más lejos a la vez en lo que se refiere a las sanciones petroleras y contra las estructuras financieras”, dijo el jefe de la diplomacia danesa Villy Soevndal, durante un encuentro con la prensa extranjera. Puede apreciarse con claridad que, a fin de impedir la proliferación nuclear, Israel puede acumular cientos de ojivas nucleares mientras Irán no puede producir uranio enriquecido al 20 %.
Otra noticia sobre el tema, de una conocida y experta agencia informativa británica refiere que: “China no dio señales el miércoles de ceder terreno a las demandas de Estados Unidos de que reduzca sus compras de petróleo iraní y consideró un exceso las sanciones de Washington contra Teherán… “.
Cualquiera se asombraría de la tranquilidad con que Estados Unidos y la civilizada Europa promueven esta campaña con una pasmosa y sistemática práctica terrorista. Baste estas líneas transmitidas por otra importante agencia europea de noticias: “El asesinato, el miércoles, de un responsable de la planta nuclear de Natanz, en el centro de Irán, cuenta tres precedentes desde enero de 2010.”
El 12 de enero de ese año: “Un físico nuclear internacionalmente reconocido, Masud Alí Mohamadi, profesor en la universidad de Teherán y que trabajaba para los Guardianes de la Revolución, murió en la explosión de una moto bomba delante de su domicilio… “.
“29 de noviembre de 2010: Majid Shahriari, fundador de la Sociedad nuclear de Irán y ‘encargado de uno de los grandes proyectos de la Organización iraní de la energía atómica’ [… ] fue muerto en Teherán por la explosión de una bomba magnética fijada a su automóvil.
“El mismo día, otro físico nuclear, Fereydoun Abasi Davani, fue objeto de un atentado en condiciones idénticas cuando estacionaba su coche delante de la universidad Shahid Beheshti en Teherán, donde los dos hombres eran profesores.” -Fue solo herido.
“23 de julio de 2011: El científico Dariush Rezainejad, que trabajaba en proyectos del ministerio de la Defensa, fue muerto a balazos por desconocidos que se desplazaban en una moto en Teherán.”
“11 de enero de 2012: -es decir, el mismo día en que Ahmadinejad viajaba de Nicaragua a Cuba, para dar su conferencia en la Universidad de La Habana- el científico Mostafa Ahmadi Roshan, que trabajaba en la planta de Natanz, de la cual era vice-director para los asuntos comerciales, murió en la explosión de una bomba magnética colocada sobre su automóvil, cerca de la universidad Allameh Tabatabai, al este de Teherán”. Como en años anteriores “Irán acusó nuevamente a Estados Unidos e Israel.”
Se trata de una carnicería selectiva de brillantes científicos iraníes sistemáticamente asesinados. He leído artículos de conocidos simpatizantes de Israel que hablan de crímenes realizados por sus servicios de inteligencia, en cooperación con los de Estados Unidos y la OTAN, como algo normal.
Al mismo tiempo, desde Moscú las agencias informan que “Rusia advirtió hoy que en Siria está madurando un escenario similar al de Libia, pero alertó que esta vez el ataque vendrá desde la vecina Turquía.
“El Secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, sostuvo que Occidente desea ‘castigar a Damasco no tanto por la represión a la oposición sino por su renuencia a interrumpir su alianza con Teherán’.”
“… en su opinión, en Siria está madurando un escenario como el de Libia, pero en esta oportunidad, las fuerzas de ataque no vendrán de Francia, Gran Bretaña e Italia sino de Turquía.”
“Incluso, se atrevió a adelantar que ‘es posible que Washington y Ankara están ya definiendo varias opciones de zonas de exclusión de vuelo, donde ejércitos armados de rebeldes sirios podrían ser entrenados y concentrados’.”
Las noticias no solo proceden de Irán y el Oriente Medio, sino también de otros puntos del Asia Central próximos al Oriente Medio. Las mismas nos permiten apreciar la complejidad de los problemas que pueden derivarse de esa peligrosa zona.
Estados Unidos ha sido conducido por su contradictoria y absurda política imperial a problemas serios en países como Pakistán, cuyas fronteras con otro importante Estado, Afganistán, fueron trazadas por los colonialistas sin tomar en cuenta cultura ni etnias.
En este último país, que durante siglos defendió su independencia frente al colonialismo inglés, la producción de drogas se ha multiplicado desde la invasión yanki, y los soldados europeos apoyados por los aviones sin piloto y armamento sofisticado de Estados Unidos cometen bochornosas matanzas que incrementan el odio de la población y alejan las posibilidades de paz. Eso y otras inmundicias también se reflejan en los despachos de las agencias occidentales de noticias.
“WASHINGTON, 12 Enero 2012 – El secretario estadounidense de Defensa, Leon Panetta, calificó este jueves de ‘absolutamente lamentable’ el comportamiento de cuatro hombres presentados como marines norteamericanos orinando sobre cadáveres en Afganistán en un video difundido por Internet.
“He visto las imágenes y encuentro el comportamiento (de esos hombres) absolutamente lamentable… “
“‘Este comportamiento es totalmente inapropiado de parte de miembros del ejército estadounidense y no refleja en ningún caso los criterios y los valores que nuestras fuerzas armadas juran respetar’… “
En realidad ni lo afirma ni lo niega. Cualquiera puede quedarse con la duda y posiblemente el mismo Secretario de Defensa.
Pero también resulta extremadamente inhumano, que hombres, mujeres y niños, o un combatiente afgano que lucha contra la ocupación extranjera, sea asesinado por las bombas de los aviones sin piloto. Algo también muy grave: decenas de soldados y oficiales pakistaníes, que cuidaban las fronteras del país, han sido destrozados por esas bombas.
En declaraciones del propio Karzai, Presidente de Afganistán, este expresó que el ultraje a los cadáveres era “‘simplemente inhumano’, y pidió al gobierno estadounidense que ‘aplique el castigo más severo a quien sea, que acabe siendo condenado por este crimen’.”
Portavoces de los talibanes declararon que “‘en los diez últimos años se dieron centenares de actos similares que no fueron revelados’… “
Uno incluso siente lástima por aquellos soldados, separados de familiares y amigos, a miles de kilómetros de su propia patria, enviados a luchar en países que ni siquiera tal vez oyeron mencionar como escolares, donde les asignan la tarea de matar o morir para enriquecer a empresas transnacionales, fabricantes de armas y políticos inescrupulosos, que dilapidan cada año los fondos que se necesitan para la alimentación y la educación de los incontables millones de hambrientos y analfabetos en el mundo.
No pocos de esos soldados, víctimas de los traumas sufridos, terminan privándose de la vida.
¿Acaso exagero cuando afirmo que la paz mundial pende de un hilo?
Fidel Castro Ruz
Enero 12 de 2012

9 y 14 p.m

Cuba. Reflexiones del compañero Fidel Castro: La marcha hacia el abismo

Deja un comentario


viernes 6 de enero de 2012

 

No es cuestión de optimismo o pesimismo, saber o ignorar cosas elementales, ser responsables o no de los acontecimientos. Los que pretenden considerarse políticos debieran ser lanzados al basurero de la historia cuando, como es norma, en esa actividad ignoran todo o casi todo lo que se relaciona con ella..

No hablo por supuesto de los que a lo largo de varios milenios convirtieron los asuntos públicos en instrumentos de poder y riquezas para las clases privilegiadas, actividad en la que verdaderos récords de crueldad han sido impuestos durante los últimos ocho o diez mil años sobre los que se tienen vestigios ciertos de la conducta social de nuestra especie, cuya existencia como seres pensantes, según los científicos, apenas rebasa los 180 mil años.
No es mi propósito enfrascarme en tales temas que seguramente aburrirían a casi el ciento por ciento de las personas continuamente bombardeadas con noticias a través de medios, que van desde la palabra escrita hasta las imágenes tridimensionales que comienzan a exhibirse en costosos cines, y no está lejano el día en que también predominen en la ya de por sí fabulosas imágenes de la televisión.
No es casual que la llamada industria de la recreación tenga su sede en el corazón del imperio que a todos tiraniza.
Lo que pretendo es situarme en el punto de partida actual de nuestra especie para hablar de la marcha hacia el abismo. Podría incluso hablar de una marcha “inexorable” y estaría seguramente más cerca de la realidad.
La idea de un juicio final está implícita en las doctrinas religiosas más extendidas entre los habitantes del planeta, sin que nadie las califique por ello de pesimistas. Considero, por el contrario, deber elemental de todas las personas serias y cuerdas, que son millones, luchar para posponer y, tal vez impedir, ese dramático y cercano acontecimiento en el mundo actual.
Numerosos peligros nos amenazan, pero dos de ellos, la guerra nuclear y el cambio climático, son decisivos y ambos están cada vez más lejos de aproximarse a una solución.
La palabrería demagógica, las declaraciones y los discursos de la tiranía impuesta al mundo por Estados Unidos y sus poderosos e incondicionales aliados, en ambos temas, no admiten la menor duda al respecto.
El primero de enero de 2012, año nuevo occidental y cristiano, coincide con el aniversario del triunfo de la Revolución en Cuba y el año en que se cumple el 50 Aniversario de la Crisis de Octubre de 1962, que puso al mundo al borde de la guerra mundial nuclear, lo que me obliga a escribir estas líneas.
Carecerían de sentido mis palabras si tuviesen como objetivo imputar alguna culpa al pueblo norteamericano, o al de cualquier otro país aliado de Estados Unidos en la insólita aventura; ellos, como los demás pueblos del mundo, serían las víctimas inevitables de la tragedia.
Hechos recientes ocurridos en Europa y otros puntos muestran las indignaciones masivas de aquellos a los que el desempleo, la carestía, las reducciones de sus ingresos, las deudas, la discriminación, las mentiras y la politiquería, conducen a las protestas y a las brutales represiones de los guardianes del orden establecido.
Con frecuencia creciente se habla de tecnologías militares que afectan la totalidad del planeta, único satélite habitable conocido a cientos de años luz de otro que tal vez resulte adecuado si nos movemos a la velocidad de la luz, trescientos mil kilómetros por segundo.
No debemos ignorar que si nuestra maravillosa especie pensante desapareciera transcurrirían muchos millones de años antes de que surja nuevamente otra capaz de pensar, en virtud de los principios naturales que rigen como consecuencia de la evolución de las especies, descubierta por Darwin en 1859 y que hoy reconocen todos los científicos serios, creyentes o no creyentes.
Ninguna otra época de la historia del hombre conoció los actuales peligros que afronta la humanidad. Personas como yo, con 85 años cumplidos, habíamos arribado a los 18 con el título de bachiller antes de que concluyera la elaboración de la primera bomba atómica.
Hoy los artefactos de ese carácter listos para su empleo incomparablemente más poderosos que los que produjeron el calor del sol sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki suman miles.
Las armas de ese tipo que se guardan adicionalmente en los depósitos, añadidas a las ya desplegadas en virtud de acuerdos, alcanzan cifras que superan los veinte mil proyectiles nucleares.
El empleo de apenas un centenar de esas armas sería suficiente para crear un invierno nuclear que provocaría una muerte espantosa en breve tiempo a todos los seres humanos que habitan el planeta, como ha explicado brillantemente y con datos computarizados el científico norteamericano y profesor de la Universidad de Rutgers, New Jersey, Alan Robock.
Los que acostumbran a leer las noticias y análisis internacionales serios, conocen cómo los riesgos del estallido de una guerra con empleo de armas nucleares se incrementan a medida que la tensión crece en el Cercano Oriente, donde en manos del gobierno israelita se acumulan cientos de armas nucleares en plena disposición combativa, y cuyo carácter de fuerte potencia nuclear ni se admite ni se niega.
Crece igualmente la tensión en torno a Rusia, país de incuestionable capacidad de respuesta, amenazada por un supuesto escudo nuclear europeo.
Mueve a risas la afirmación yanki de que el escudo nuclear europeo es para proteger también a Rusia de Irán y Corea del Norte. Tan endeble es la posición yanqui en este delicado asunto, que su aliado Israel ni siquiera se toma la molestia de garantizar consultas previas sobre medidas que puedan desatar la guerra.
La humanidad, en cambio, no goza de garantía alguna. El espacio cósmico, en las proximidades de nuestro planeta, está saturado de satélites de Estados Unidos destinados a espiar lo que ocurre hasta en las azoteas de las viviendas de cualquier nación del mundo.
La vida y costumbres de cada persona o familia pasó a ser objeto de espionaje; la escucha de cientos de millones de celulares, y el tema de las conversaciones que aborde cualquier usuario en cualquier parte del mundo deja de ser privado para convertirse en material de información para los servicios secretos de Estados Unidos.
Ese es el derecho que va quedando a los ciudadanos de nuestro mundo en virtud de los actos de un gobierno cuya constitución, aprobada en el Congreso de Filadelfia en 1776, establecía que todavía los hombres nacían libres e iguales y a todos les concedía el Creador determinados derechos, de los cuales no les quedan ya, ni a los propios norteamericanos ni a ciudadano alguno del mundo siquiera el de comunicar por teléfono a familiares y amigos sus sentimientos más íntimos.
La guerra, sin embargo, es una tragedia que puede ocurrir, y es muy probable que ocurra; más, si la humanidad fuese capaz de retrasarla un tiempo indefinido, otro hecho igualmente dramático está ocurriendo ya con creciente ritmo: el cambio climático. Me limitaré a señalar lo que eminentes científicos y expositores de relieve mundial han explicado a través de documentos y filmes que nadie cuestiona.
Es bien conocido que el gobierno de Estados Unidos se opuso a los acuerdos de Kyoto sobre el medio ambiente, una línea de conducta que ni siquiera concilió con sus más cercanos aliados, cuyos territorios sufrirían tremendamente y algunos de los cuales, como Holanda, desaparecerían casi por entero.
El planeta marcha hoy sin política sobre este grave problema, mientras los niveles del mar se elevan, las enormes capas de hielo que cubren la Antártida y Groenlandia, donde se acumula más del 90% del agua dulce del mundo, se derriten con creciente ritmo, y ya la humanidad, el pasado 30 de noviembre de 2011, alcanzó oficialmente la cifra de 7 mil millones de habitantes que en las áreas más pobres del mundo crece de forma sostenida e inevitable.
¿Es que acaso los que se han dedicado a bombardear países y matar millones de personas durante los últimos 50 años se pueden preocupar por el destino de los demás pueblos?.
Estados Unidos es hoy no solo el promotor de esas guerras, sino también el mayor productor y exportador de armas en el mundo.
Como es conocido, ese poderoso país ha suscrito un convenio para suministrar 60 mil millones de dólares en los próximos años al reino de Arabia Saudita, donde las transnacionales de Estados Unidos y sus aliados extraen cada día 10 millones de barriles de petróleo ligero, es decir, mil millones de dólares en combustible. ¿Qué será de ese país y de la región cuando esas reservas de energía se agoten?.
No es posible que nuestro mundo globalizado acepte sin chistar el colosal derroche de recursos energéticos que la naturaleza tardó cientos de millones de años en crear, y cuya dilapidación encarece los costos esenciales. No sería en absoluto digno del carácter inteligente atribuido a nuestra especie.
En los últimos 12 meses tal situación se agravó considerablemente a partir de nuevos avances tecnológicos que, lejos de aliviar la tragedia proveniente del derroche de los combustibles fósiles, la agrava considerablemente.
Científicos e investigadores de prestigio mundial venían señalando las consecuencias dramáticas del cambio climático.
En un excelente documental fílmico del director francés Yann Arthus-Bertrand, titulado Home, y elaborado con la colaboración de prestigiosas y bien informadas personalidades internacionales, publicado a mediados del año 2009, este advirtió al mundo con datos irrebatibles lo que estaba ocurriendo.
Con sólidos argumentos exponía las consecuencias nefastas de consumir, en menos de dos siglos, los recursos energéticos creados por la naturaleza en cientos de millones de años; pero lo peor no era el colosal derroche, sino las consecuencias suicidas que para la especie humana tendría. Refiriéndose a la propia existencia de la vida, le reprochaba a la especie humana: “Te beneficias de un fabuloso legado de 4 000 millones de años suministrado por la Tierra. Solamente tienes 200 000 años, pero ya has cambiado la faz del mundo.”
No culpaba ni podía culpar a nadie hasta ese minuto, señalaba simplemente una realidad objetiva. Sin embargo, hoy tenemos que culparnos todos de que lo sepamos y nada hagamos por tratar de remediarlo.
En sus imágenes y conceptos, los autores de esa obra incluyen memorias, datos e ideas que estamos en el deber de conocer y tomar en cuenta.
En meses recientes, otro fabuloso material fílmico exhibido fue Océanos, elaborado por dos realizadores franceses, considerado el mejor film del año en Cuba; tal vez, a mi juicio, el mejor de esta época.
Es un material que asombra por la precisión y belleza de las imágenes nunca antes filmadas por cámara alguna: 8 años y 50 millones de euros fueron invertidos en ella. La humanidad tendrá que agradecer esa prueba de la forma en que se expresan los principios de la naturaleza adulterados por el hombre. Los actores no son seres humanos: son los pobladores de los mares del mundo. íUn Oscar para ellos!.
Lo que motivó para mí el deber de escribir estas líneas no surgió de los hechos referidos hasta aquí, que de una forma u otra he comentado anteriormente, sino de otros que, manejados por intereses de las transnacionales, han estado saliendo a la luz dosificadamente en los últimos meses y sirven a mi juicio como prueba definitiva de la confusión y el caos político que impera en el mundo.
Hace apenas unos meses leí por primera vez algunas noticias sobre la existencia del gas de esquisto. Se afirmaba que Estados Unidos disponía de reservas para suplir sus necesidades de este combustible durante 100 años.
Como dispongo en la actualidad de tiempo para indagar sobre temas políticos, económicos y científicos que pueden ser realmente útiles a nuestros pueblos, me comuniqué discretamente con varias personas que residen en Cuba o en el exterior de nuestro país.
Curiosamente, ninguna de ellas había escuchado una palabra sobre el asunto. No era desde luego la primera vez que eso sucedía. Uno se asombra de hechos importantes de por sí que se ocultan en un verdadero mar de informaciones, mezcladas con cientos o miles de noticias que circulan por el planeta.
Persistí, no obstante, en mi interés sobre el tema. Han transcurrido solo varios meses y el gas de esquisto no es ya noticia. En vísperas del nuevo año se conocían ya suficientes datos para ver con toda claridad la marcha inexorable del mundo hacia el abismo, amenazado por riesgos tan extremadamente graves como la guerra nuclear y el cambio climático. Del primero, ya hablé; del segundo, en aras de la brevedad, me limitaré a exponer datos conocidos y algunos por conocer que ningún cuadro político o persona sensata debe ignorar.
No vacilo en afirmar que observo ambos hechos con la serenidad de los años vividos, en esta espectacular fase de la historia humana, que han contribuido a la educación de nuestro pueblo valiente y heroico.
El gas se mide en TCF, los cuales pueden referirse a pies cúbicos o metros cúbicos no siempre se explica si se trata de uno o de otro depende del sistema de medidas que se aplique en un determinado país. Por otro lado, cuando se habla de billones suelen referirse al billón español que significa un millón de millones; tal cifra en inglés se califica como trillón lo cual debe tenerse en cuenta cuando se analizan las referidas al gas que suelen ser voluminosas. Trataré de señalarlo cuando sea necesario.
El analista norteamericano Daniel Yergin, autor de un voluminoso clásico de historia del petróleo afirmó, según la agencia de noticias IPS, que ya un tercio de todo el gas que se produce en Estados Unidos es gas de esquisto.
“la explotación de una plataforma con seis pozos puede consumir 170.000 metros cúbicos de agua e incluso provocar efectos dañinos como influir en movimientos sísmicos, contaminar aguas subterráneas y superficiales, y afectar el paisaje.”
El grupo británico BP informa por su parte que “Las reservas probadas de gas convencional o tradicional en el planeta suman 6.608 billones -millón de millones- de pies cúbicos, unos 187 billones de metros cúbicos, […] y los depósitos más grandes están en Rusia (1.580 TCF), Irán (1.045), Qatar (894), y Arabia Saudita y Turkmenistán, con 283 TCF cada uno”. Se trata del gas que se venía produciendo y comercializando.
“Un estudio de la EIA -una agencia gubernamental de Estados Unidos sobre energía- publicado en abril de 2011 encontró prácticamente el mismo volumen (6.620 TCF o 187,4 billones de metros cúbicos) de shale gas recuperable en apenas 32 países, y los gigantes son: China (1.275 TCF), Estados Unidos (862), Argentina (774), México (681), Sudáfrica (485) y Australia (396 TCF)”. Shale gas es gas de esquisto. Obsérvese que de acuerdo a lo que se conoce Argentina y México poseen casi tanto como Estados Unidos. China, con los mayores yacimientos, posee reservas que equivalen a casi el doble de aquellos y un 40% más que Estados Unidos.
“países secularmente dependientes de proveedores extranjeros contarían con una ingente base de recursos en relación con su consumo, como Francia y Polonia, que importan 98 y 64 por ciento, respectivamente, del gas que consumen, y que tendrían en rocas de esquistos o lutitas reservas superiores a 180 TCF cada uno”. “Para extraerlo de las lutitas -señala IPS- se apela a un método bautizado fracking (fractura hidráulica), con la inyección de grandes cantidades de agua más arenas y aditivos químicos. La huella de carbono (proporción de dióxido de carbono que libera a la atmósfera) es mucho mayor que la generada con la producción de gas convencional.
“Como se trata de bombardear capas de la corteza terrestre con agua y otras sustancias, se incrementa el riesgo de dañar subsuelo, suelos, napas hídricas subterráneas y superficiales, el paisaje y las vías de comunicación si las instalaciones para extraer y transportar la nueva riqueza presentan defectos o errores de manejo.”
Baste señalar que entre las numerosas sustancias químicas que se inyectan con el agua para extraer este gas se encuentran el benceno y el tolueno, que son sustancias terriblemente cancerígenas.
La experta Lourdes Melgar, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, opina que:
“Es una tecnología que genera mucho debate y son recursos ubicados en zonas donde no hay agua”.
“Las lutitas gasíferas -expresa IPS- son canteras de hidrocarburos no convencionales, encalladas en rocas que las guarecen, por lo que se aplica la fractura hidráulica (conocida en inglés como fracking) para liberarlas a gran escala.”
“La generación de gas shale involucra altos volúmenes de agua y la excavación y fractura generan grandes cantidades de residuos líquidos, que pueden contener químicos disueltos y otros contaminantes que requieren tratamiento antes de su desecho.”
“La producción de esquisto saltó de 11.037 millones de metros cúbicos en 2000 a 135.840 millones en 2010. En caso de seguir a este ritmo la expansión, en 2035 llegará a cubrir 45 por ciento de la demanda de gas general, según la EIA.
“Investigaciones científicas recientes han alertado del perfil ambiental negativo del gas lutita.
“Los académicos Robert Howarth, Renee Santoro y Anthony Ingraffea, de la estadounidense Universidad de Cornell, concluyeron que ese hidrocarburo es más contaminante que el petróleo y el gas, según su estudio Metano y la huella de gases de efecto invernadero del gas natural proveniente de formaciones de shale, difundido en abril pasado en la revista Climatic Change.
“La huella carbónica es mayor que la del gas convencional o el petróleo, vistos en cualquier horizonte temporal, pero particularmente en un lapso de 20 años. Comparada con el carbón, es al menos 20 por ciento mayor y tal vez más del doble en 20 años, resaltó el informe.”
“El metano es uno de los gases de efecto invernadero más contaminantes, responsables del aumento de la temperatura del planeta.”
“En áreas activas de extracción (uno o más pozos en un kilómetro), las concentraciones promedio y máximas de metano en pozos de agua potable se incrementaron con proximidad al pozo gasífero más cercano y fueron un peligro de explosión potencial, cita el texto escrito por Stephen Osborn, Avner Vengosh, Nathaniel Warner y Robert Jackson, de la estatal Universidad de Duke.
“Estos indicadores cuestionan el argumento de la industria de que el esquisto puede sustituir al carbón en la generación eléctrica y, por lo tanto, un recurso para mitigar el cambio climático.
“Es una aventura demasiado prematura y riesgosa.”
“En abril de 2010, el Departamento de Estado de Estados Unidos puso en marcha la Iniciativa Global de Gas Shale para ayudar a los países que buscan aprovechar ese recurso para identificarlo y desarrollarlo, con un eventual beneficio económico para las transnacionales de esa nación.”
He sido inevitablemente extenso, no tenía otra opción. Redacto estas líneas para el sitio web Cubadebate y para Telesur, una de las emisoras de noticias más serias y honestas de nuestro sufrido mundo.
Para abordar el tema dejé transcurrir los días festivos del viejo y el nuevo año.
Fidel Castro Ruz
Enero 4 de 2012

9 y 15 p.m.

Fidel y la horda de cobardes

Deja un comentario


viernes 23 de diciembre de 2011

El hecho de que la organización Guinness World Records haya registrado en este año 2011 al Comandante Fidel Castro como la persona a la que más veces han intentado asesinar en la historia, es una manera de desenmascarar al imperio y sus brazos tenebrosos que son la CIA y los grupos terroristas conformado por batistianos cubanoamericanos.

Abner Barrera R. / AUNA-Costa Rica

En estos días los “valientes guerreros” de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y los mercenarios de la cloaca de Miami con su sucursal en Madrid (encabezado por el terrorista Montaner) amanecieron turulatos y atragantados con sus propios excrementos. La noticia salió del Reino Unido y fue divulgada al mundo entero: el líder histórico de la revolución cubana Fidel Castro ingresó al libro de los récords Guinness por ser “la persona a la que más veces se ha intentado asesinar”.

Aunque ellos por ser actores comprometidos en los hechos debieran ser los primeros en acreditar la noticia, “no pueden creerlo”, ¡pensaban que no se sabría sus fechorías! No ha sido el gobierno cubano quien ha informado esos acontecimientos (pues cuando Cuba lo ha hecho entonces ha sido acusada de hacer publicidad revolucionaria), ha sido la organización Guinness World Records -para nada simpatizante con la revolución cubana-, la que ha afirmado que al Comandante Fidel Castro han intentado asesinarlo 638 veces.

La noticia emitida por Guinness World Records no específica mayores detalles sobre los autores de esos intentos. Otros medios de información se encargaron de señalar -especialmente los diarios cubanos- quiénes fueron esos facinerosos y cuáles los métodos que planearon. Al respecto, desde hace buen tiempo, se han publicado muchos libros (uno de los más significativos es del Fabián Escalante Font: Acción ejecutiva. Objetivo: Fidel Castro) y en la web también circulan videos que tratan el tema, pero como se trata de Cuba, entonces los grandes medios comerciales hacen silencio. Pregunta: ¿Qué hubiera sucedido mediáticamente si tan sólo hubiera habido un par de intentos de asesinato contra algún presidente del llamado primer mundo?

En el documental de Estela Bravo Fidel la historia no contada, le preguntan al Comandante: “¿Cuántos atentados han habido contra usted?”, él responde: “Lo sabré cuando llegue al cielo”. Además de ser una respuesta modesta -porque Fidel no ha vivido alardeando de eso ni haciéndose la víctima-, también es una forma de decir, que han sido muchos y que su seguridad personal sólo ha podido nombrar los que llegaron a detectar.

El 2005 en el programa La noche del 10, en La Habana, Diego Armando Maradona le pregunta: “¿Cuántas atentados sufrió Comandante?”. Fidel responde: “Ninguno, porque no llegaron a disparar. Según los órganos de inteligencia fueron alrededor de 600 veces…Ninguno de esos mercenarios ha muerto nunca en una acción, si ellos tuvieran la decisión de morirse, yo no estaría vivo, no estaría conversando contigo. Mi suerte es que son mercenarios. Y deseaban disfrutar de los placeres que podía darle el dinero que le pagaban. Delante de mí, con cámaras como esas, allá en Chile tuvieron una ametralladora apuntando. No se atrevieron a disparar porque no querían morir. Esa ha sido la historia real.” Como puede verse se trata de una horda de cobardes que durante cinco décadas actuaron ilegalmente por dinero, apoyados y protegidos por las autoridades norteamericanas.

Pero la integridad física de Fidel en todo este tiempo también habla muy bien del profesionalismo de la Seguridad del Estado cubano y especialmente de su guardia personal. Una vez Fidel dijo “En cuanto a la seguridad de nuestra delegación, no albergamos preocupación alguna; está advertida, posee experiencia y es veterana en la lucha contra emboscadas, planes traicioneros y otras agresiones del imperio y sus aliados.” Suelen narrarse anécdotas de los riesgos a los que Fidel se ha expuesto a lo largo de medio siglo, por el estilo de liderazgo sui géneris que ha ejercido, mezclándose entre la gente -dentro y fuera de Cuba-, rompiendo los protocolos y poniendo en apuros a su guardia personal. Al respecto puede verse el libro de Luis Báez Fidel por el mundo.

¿Por qué tanto interés del imperio en asesinar al líder revolucionario? A Fidel y a Cuba el imperio no le tolera la rebeldía, no le perdona el ejemplo internacional de independencia y soberanía, no acepta que sea un paradigma de la solidaridad de los pueblos, de resistencia y lucha por un mundo más justo, más libre y más humano. El presidente dominicano Leonel Fernández definió a Fidel en 1998 como “Una fuerza histórica viviente, que ha servido para canalizar las aspiraciones de justicia y bienestar de millones de seres humanos, no solo de América Latina sino también de otras naciones del llamado Tercer Mundo”. Fidel y Cuba son un símbolo de la dignidad y la resistencia latinoamericana en contra del imperialismo. En 1996 en Italia después de su breve discurso en la Cumbre Mundial de la Alimentación, organizada por la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se dijo de él: “Es un extraterrestre que defiende al planeta del hambre”.

En 1998 después de la VIII Cumbre Iberoamericana en Oporto, Portugal, estando en Extremadura, España, llegó la noticia del arresto de Pinochet (adalid del anticomunismo y aliado incondicional de los Estados Unidos), entonces un periodista se atrevió a preguntarle “¿Tiene miedo de que algún día le pudiese ocurrir los mismo que a Pinochet?”, Fidel respondió contundentemente: “¿A mí? No, porque no somos dos casos iguales…he recorrido el mundo en medio de la cacería que han organizado a lo largo de muchos años para eliminarme físicamente y no tengo temor de ir a cualquier parte. Se pueden contar por centenares los planes de atentado que contra mí han tratado de llevar a cabo y aquí estoy entre ustedes, feliz, en la mañana de hoy. Además pertenezco a la estirpe de los que difícilmente puedan ser arrestados en ninguna parte, no solo por la moral que tengo, la convicción que tengo, sino por la historia de toda mi vida, la que conozco bien, bastante bien, y no es la que han escrito nuestros enemigos. Se podría hacer una enciclopedia para marcar las diferencias”.

El hecho de que la organización Guinness World Records haya registrado en este año 2011 al Comandante Fidel Castro como la persona a la que más veces han intentado asesinar en la historia, es una manera de desenmascarar al imperio y sus brazos tenebrosos que son la CIA y los grupos terroristas conformado por batistianos cubanoamericanos; pero es también una forma de registrar el rotundo fracaso de ellos en sus propósitos de acabar con la vida de Fidel. La historia ya consigna la grandeza del Comandante y la miseria de sus enemigos.

Older Entries Newer Entries