Expulsó Francia más de 32 mil migrantes en 2011

Deja un comentario


martes 10 de enero de 2012

PL

Francia expulsó el pasado año a 32 mil 922 extranjeros, 17 por ciento más que el año anterior, como parte de un endurecimiento de las medidas contra los migrantes.

Según declaró hoy en conferencia de prensa el ministro del Interior Claude Guéant, la cifra es superior a la meta de 28 mil que se habían fijado.
“Es el mayor nivel jamás alcanzado”, dijo el titular y adelantó que el objetivo para 2012 sería la expulsión de 35 mil indocumentados.
Guéant, candidato a diputado para las elecciones de este año y miembro de la gubernamental Unión por un Movimiento Popular, defiende las políticas contra los indocumentados, pero también aboga por reducir la migración legal.
Este año los permisos de residencia de extranjeros se limitarán a 150 mil, después de los 182 mil 595 otorgados en 2011.
Su intención -dijo- es volver a las cifras de entrada de la década de 1990.
En mayo pasado se aprobaron nuevas disposiciones para endurecer las medidas contra los migrantes, entre ellas la prolongación de 32 a 45 días del período de retención de los sin papeles.

También se redujeron las concesiones de permisos de trabajo y los oficios en los que las empresas pueden recurrir a contrataciones de extracomunitarios.

Publicado por ARGENPRESS

Amenazas de expulsión y rumores agravan situación de desplazados guatemaltecos, alertan organizaciones

Deja un comentario


Difusión Cencos México D.F., 11 de noviembre de 2011

Boletín de prensa
CentroProDH / CDH Usumacinta / La 72 / Indignación / Sin Fronteras

Diversas organizaciones de derechos humanos nos hemos dirigido hoy a los gobiernos de México y Guatemala para expresarles la preocupación por el agravamiento de las condiciones en que se encuentran las personas desplazadas de la comunidad Nueva Esperanza, del departamento de La Libertad, zona de El Petén, Guatemala, quienes fueron desalojadas violentamente por el ejército de su país el pasado 23 de agosto y desde esa fecha se encuentran refugiadas en la línea fronteriza que colinda con la comunidad de Nuevo Progreso, municipio de Tenosique, Tabasco donde sobreviven con gran dificultad desde hace más de ochenta días, en condiciones extremadamente precarias que ponen en riesgo su salud y su integridad.

Además de las críticas condiciones de vida que las y los refugiados enfrentan desde su desplazamiento, actualmente están siendo objeto de amenazas y  propagación de información no sustentada; dichos rumores aumentan sus condiciones de vulnerabilidad ya que en caso de no detenerse o investigarse adecuadamente, se generarán actos de exclusión, discriminación y  xenofobia contra ellos.

Los gobiernos de Guatemala y México no están proporcionando la asistencia humanitaria a la que están obligados ante personas desplazadas y refugiadas, tal como señalan los principios y directrices de Naciones Unidas en ambos casos. La han negado o regateado y, la ayuda mínima otorgada ha resultado insuficiente poniendo en riesgo la salud y la integridad de la población. La escasa ayuda que reciben ha provenido, casi en su totalidad, de organizaciones religiosas y poblaciones vecinas.

Diversas organizaciones de México, conformadas en una Misión Civil de Observación, constatamos en octubre pasado la crítica situación en la que se encuentran las casi trescientas personas, de las cuales 115 son niños, niñas o adolescentes, quienes deberían gozar de una especial protección. La Misión documentó, además de las inhumanas condiciones, acusaciones contra la población desplazada que nos causaron gran preocupación porque no estaban sustentadas en pruebas ni implicaban procesos formales, pero sí eran sostenidas por autoridades de Guatemala.

En su momento y tras entrevistarse con el cónsul de Guatemala en Tenosique, integrantes de la Misión Civil de Observación fueron muy claros al afirmar en el comunicado que emitieron al término de la misma, que “constituye un motivo de gran preocupación la intención de justificar el desplazamiento atribuyéndole a las y los desplazados la comisión  de ilícitos sin que haya alguna prueba contra ellos.”

En ese momento nos referíamos a acusaciones contra las y los desplazados con respecto a daños ocasionados al medio ambiente ya que se encontraban en una zona natural protegida y con respecto a colaborar con narcotraficantes. En ambos casos el cónsul admitió que no había pruebas contra las y los entonces pobladores y ahora desplazados de Nueva Esperanza.

Durante los primeros días de noviembre tuvimos noticia de una carta que habitantes de Nuevo Progreso, Tenosique, dirigieron a sus autoridades acusando a “los pobladores” de cometer desmanes, emborracharse, golpear a sus mujeres y portar armas.

Todas esas conductas, por supuesto reprochables, requieren investigarse con apego a la ley para poder inculpar a alguien; mientras tanto representa un acto de riesgo y discriminación el hecho de atribuirlas a un colectivo. Nos preocupa que alguna autoridad de México o Guatemala pueda estar contribuyendo a la propagación de rumores que puedan ocasionar discriminación o conducir a respuestas violentas.

Sabemos que se están desarrollando mesas de diálogo entre la población desplazada y el gobierno de Guatemala. Sin embargo, alertamos sobre la dificultad de mantener una negociación en medio de condiciones tan precarias para la población desplazada. A estas condiciones, que representaban ya una grave emergencia, se suma el hacerlo ante la amenaza velada de ser repatriados por parte de México, como se publicó en un periódico mexicano[1].

Sería grave que el gobierno mexicano pretendiera tomar una medida de esa índole, pues es preciso recordar que la Ley de Migración recientemente modificada por el Congreso de la Unión, establece, en su artículo segundo, que un principio fundamental de la política migratoria mexicana es el “respeto irrestricto de los derechos humanos de los migrantes, nacionales y extranjeros, sea cual fuere su origen, nacionalidad, género, etnia, edad y situación migratoria, con especial atención a grupos vulnerables como menores de edad, mujeres, indígenas, adolescentes y personas de la tercera edad, reconociendo ese mismo numeral que “ en ningún caso una situación migratoria irregular preconfigurará por sí misma la comisión de un delito ni se prejuzgará la comisión de ilícitos por parte de un migrante por el hecho de encontrarse en condición no documentada”. La misma norma reitera otros principios que deben imperar en el actuar de las instituciones migratorias, como el de hospitalidad y solidaridad con las personas que necesitan un nuevo lugar de residencia temporal o permanente debido a condiciones extremas en su país y el interés superior de la infancia, entre otros.

De no ser cierta la amenaza de expulsión, se pide a las autoridades pronunciarse o desmentir al respecto de lo comentado en dicho diario.

Ante los constantes rumores y la crítica situación que vive la comunidad refugiada, las organizaciones firmantes solicitamos al gobierno mexicano que haga efectivos los principios de solidaridad, hospitalidad y protección, que deben regir la política migratoria mexicana, estableciendo garantías de permanencia para la comunidad desplazada de Nueva Esperanza, mismas que deben incluir todo tipo de ayuda humanitaria indispensable para que los desplazados, hoy refugiados puedan vivir en condiciones de mínima dignidad el tiempo que dure su situación de refugio, así como evitar cualquier tipo de hostigamiento o amenaza que ponga en riesgo su integridad. Dichas medidas deberán prevalecer hasta en tanto el Estado guatemalteco garantice el retorno de los habitantes a su comunidad en condiciones que sean compatibles con sus derechos humanos y restituyan su derecho a la tierra y a una vivienda digna.

Por su parte, al Gobierno de Guatemala se le solicitó agilizar las mesas de diálogo, garantizando que a la comunidad de Nueva Esperanza les sean restituidas de manera adecuada y con estándares compatibles con los derechos humanos, sus tierras, viviendas y, en general todas aquellas condiciones necesarias para una vida digna. Asimismo, la ayuda humanitaria resulta fundamental para poder llevar una adecuada mesa de negociación.

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustin Pro Juárez
Centro de Derechos Humanos del Usumacinta
Equipo Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
La 72-Casa Hogar Refugio para Personas Migrantes
Sin Fronteras IAP

[1] Asentados en el ejido Nuevo Progreso de Tenosique, Repatriarán a asilados guatemaltecos por queja de pobladores. Son acusados de realizar desmanes en territorio mexicano por habitantes de la comunidad de Nuevo Progreso en Tenosique. Publicado en Milenio el 1º de Noviembre de 2011, disponible en:  http://impreso.milenio.com/node/9054418

Remesas de inmigrantes en Brasil al exterior se multiplican por seis en diez años

Deja un comentario


martes 8 de noviembre de 2011

 

XINHUA

Las remesas de dinero que salieron de Brasil para el exterior se han multiplicado por 6 en los últimos 10 años y por primera vez, podrían superar el billón de dólares anuales, según datos del Banco Central.

El aumento de inmigrantes procedentes de otros países en territorio brasileño es la principal causa del aumento del flujo monetario que salió de Brasil, mientras que a su vez, las remesas que llegaron al país procedentes de los brasileños que habitan en el exterior disminuyeron.
Según el Banco Central, hace diez años las remesas en moneda extranjera que salieron de Brasil fueron de 169,5 millones de dólares. Tras bajar hasta los 138,4 y 135,9 millones de dólares en 2002 y 2003 respectivamente, las remesas empezaron una ascensión hasta el momento actual.
En 2006, por primera vez se alcanzaron los 300 millones de dólares, en 2007 las remesas fueron de 514,1 millones de dólares, en 2009 llegaron a 668,6 millones de dólares, y en 2010 se alcanzó la cifra récord de 855,4 millones de dólares.
Entre enero y agosto de 2011, las remesas llegaron a los 535 millones de dólares, por lo que los analistas calculan que a finales de año, la cifra rondará el billón de dólares por primera vez en la historia..
Por otra parte, las remesas que entran al país procedentes de los brasileños que viven en el exterior disminuyeron en los últimos años. De los 3 billones de dólares que se recibían por año antes de la crisis financiera mundial, el volumen se estabilizó alrededor de los 2 billones de dólares.

El Banco Central apuntó que la crisis financiera global y la cada vez más creciente economía de Brasil hicieron que muchos brasileños retornaran a su país, con lo que las remesas que llegaron al país disminuyeron.

Publicado por ARGENPRESS

México es un cementerio de migrantes: Solalinde Guerra

Deja un comentario


Karina Avilés y Octavio Vélez Ascencio
Reportera y corresponsal
Periódico La Jornada,
Martes 4 de enero de 2011

caravana de Chiapas a Oaxaca para denuncir abusosOaxaca, Oax., 3 de enero. Al expresar que México es cementerio de migrantes centroamericanos y sudamericanos, el director del albergue Hermanos en el Camino, Alejandro Solalinde Guerra, convocó a ciudadanos, autoridades y defensores de derechos humanos a participar en la caravana Paso a paso hacia la paz, con la finalidad de que la ruta Arriaga, Chiapas, a Chahuites, Oaxaca –trayecto para la trata de personas, tráfico de armas y de drogas– deje de ser un desastre humanitario para los migrantes.

El sacerdote informó que la caravana –cuyos integrantes viajarán a bordo del ferrocarril– partirá este viernes de la estación de Arriaga, a la de Chahuites. “Ese camino ha sido cuartel de Los Zetas, que no digan que no existen, están en Oaxaca y en el Istmo. No vamos a retarlos. Vamos a convocar a la gente a que nos ayude a cuidar ese camino para que sea menos peligroso para nuestros hermanos del sur”.

En entrevista telefónica, Solalinde Guerra, quien ha recibido un permanente acoso y amenazas por su labor en favor de la defensa de los migrantes, expresó que el gobierno mexicano debe acostumbrarse a que los pobres exijan, por eso es correcto que los cancilleres de El Salvador, Guatemala y Honduras hayan denunciado el secuestro de medio centenar de inmigrantes en la región del Istmo de Tehuantepec.

La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, debería tener una sensibilidad diferente para tratar a nuestros hermanos más pobres y para entender el dolor de los secuestrados, desaparecidos y de los que silenciosamente van pereciendo en México, enfatizó.

El también fundador del albergue advirtió: No soy de la DEA ni de la PGR, soy un pastor y cuido a mis ovejitas. Por ello, añadió, se realizará este movimiento de conciencia, que no es un acto de exhibicionismo ni de publicidad.

El propósito es acrecentar la solidaridad y hacer que la ciudadanía se indigne por la agresión, la violencia y el maltrato hacia los migrantes.

Explicó que la ruta de Chahuites en adelante es peligrosa, pero más peligrosa es para quienes atraviesan nuestro país en busca de llegar a Estados Unidos. Detalló que este viernes se realizará a las 10 de la mañana una conferencia de prensa en Arriaga, frente a las vías del tren y el palacio municipal.

En razón de que no hay un horario fijo para tomar el ferrocarril hacia Chahuites, lo harán en cualquier momento del viernes o incluso, en las primeras horas del sábado, con el propósito de realizar un acto simbólico en la estación de Chahuites. Este se efectuará el mismo sábado a las 13 horas. Ahí, la zona será declarada como un sitio de paz, defensa y seguridad para los migrantes.

Por su parte, Elvira Arellano, integrante de la organización Familia Latina Unida Sin Fronteras, explicó que con esta acción también se busca revalorar el trabajo hecho por todos aquellos involucrados en la protección de los derechos humanos de migrantes. Se planea el uso de simbolismos que desnuden la violencia física, sicológica y moral que sufren los migrantes en este tramo.

Detalló que además de Solalinde, las integrantes de la organización La Patrona, de Veracruz, y el fotógrafo Irineo Mújica Arzate, serán algunos de los pasajeros del tren conocido como La Bestia.

En la caravana también se exigirá la cancelación de los operativos nocturnos por autoridades mexicanas realizados en condiciones riesgosas, los cuales han derivado en la constante violación de los derechos humanos de los migrantes irregulares, dijo.