América Latina: Adiós a la política Monroe

Deja un comentario


viernes 2 de diciembre de 2011

Mario Luis Altuzar Suárez (ARCANO POLITICO)

Surge en la reunión de hoy y mañana de una treintena de jefes de de Estado, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, bosquejada el 23 de febrero de 2010 en la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, en la ciudad de Playa del Carmen, Quintana Roo, México.

Se recuerda que la XXI Cumbre de Río, conocida como la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, reunió a 17 mandatarios de la región los días 22 y 23 de febrero del 2010, en Playa del Carmen, México. Se plantearon algunos de los conflictos en Latinoamérica y al Caribe, con la participación de 32 países de esta región del continente americano.
El presidente de México, Felipe Calderón había soltado una idea en la XX Cumbre del Grupo de Río efectuada en 2008 en Santo Domingo de Guzmán, República Dominicana, que se materializó en Playa del Carmen como la creación de un nuevo organismo denominado Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELC).
El objetivo era crear un espacio regional, como resultado de la unificación de los estados de América Latina y los del Caribe. Fue uno de los temas más álgidos de la cumbre de Playa del Carmen por la gran aceptación que se dio a la iniciativa en donde se incubó la exclusión de Estados Unidos.
En palabras del presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) debe ser “una unión política y sobre esa unión vamos a construir un gran polo de poder del siglo XXI”.
Por si hay duda: “La OEA es lo viejo, un espacio que fue manipulado, dominado por Estados Unidos (…) mellado por los viejos”, mientras que “la CELAC nace con un espíritu nuevo, como un arma de integración política, económica y social”, dijo Chávez poco antes de recibir el 1 de diciembre en Caracas a su par brasileña, Dilma Rousseff.
Seguramente no responde a la idea suelta del presidente mexicano, Felipe Calderón, tan cercano a los lineamientos emanados de Washington. Por ello genera hoy expectación su participación en la III Cumbre de América Latina y El Caribe sobre integración y desarrollo-comunidad de estados latinoamericanos y caribeños.
La preocupación de los Estados Unidos responde a una poderosa razón de mercado: La población total de los países integrados en la CELAC rondaría los 550 millones de habitantes y el territorio una extensión de más de 20 millones de kilómetros cuadrados.
El nerviosismo se proyectó en los senadores Robert “Bob” Menéndez, demócrata por Nueva Jersey y Marco Antonio Rubio, republicano de La Florida y de ascendencia cubana, quienes arremetieron contra la “pasividad” del presidente Barack Obama frente a Nicaragua, por la reelección el mes pasado del sandinista Daniel Ortega, uno de los pilares de la nueva organización.
Piden que la misión estadounidense en la OEA busque la adopción de medidas por parte de este organismo regional incluyendo la posibilidad de suspender a Nicaragua por violar los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática Interamericana.
No son los únicos nostálgicos de las republicas bananeras latinoamericanas. La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., la cubana nacionalizada estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, pidió al gobierno en Washington a que desconozca a Daniel Ortega como presidente recién reelecto en Nicaragua.
Un movimiento legislativo para justificar la presentación de un proyecto de resolución en el Senado que pide a la casa Blanca y al Departamento de Estado adoptar medidas drásticas e inmediatas a fin de que se restaure el orden constitucional en Nicaragua, como en los buenos tiempos del intervencionismo dictatorial en la zona.
Para el anfitrión de la cumbre, el presidente Hugo Chávez, la Celac es un punto de partida y llegada luego de 200 años del primer intento de Bolívar de conformar un gran espacio político. “Pero ya basta de doctrina Monroe, mal entendida de América para los americanos, para los gringos.
El gobernante venezolano afirmó que no podemos dejarnos llevar por las ideologías dominantes en cada uno de nuestros países. “Lo importante es la unión geopolítica”, es un proceso independiente del socialismo cubano, venezolano o de la ideología que impulse el gobierno de Brasil, Colombia, Nicaragua…”
En cuanto a la posible sustitución de la Organización de Estados Americanos señaló que es aventurado delinear lo que será la Celac sin embargo está claro que la OEA es lo viejo. Es un organismo mellado por lo viejo muy lejos los intereses de nuestros pueblos. Aunque son distintos a medida que pasen los años la CELAC irá dejando atrás a la OEA.
Mientras tanto, ya se programaron las dos siguientes reuniones. Chile les recibe en 2012, Cuba en 2013 y Costa Rica en 2014, con base en la información dada por el canciller venezolano Nicolás Maduro, la agenda se aprobó por consenso.
Maduro agregó que hay un punto para debatir aparte, por lo que “damos por aprobada la declaración de Caracas y la elevamos a la Cumbre Presidencial”.

La declaración de Caracas tiene todo un proyecto de ideas y construcción de valores de todo lo que es la Celac.

Peligros para la integración latinoamericana

Deja un comentario


sábado 12 de febrero de 2011

Actualmente se presentan algunas señales poco alentadoras para la continuidad del proceso integracionista.

Eduardo Paz Rada / ALAI

Después de una década de importantes avances en el discurso, las iniciativas políticas y gubernamentales y los proyectos que permiten establecer las bases de la unidad e integración latinoamericana y caribeña en una Patria Grande, para los siguientes años, se advierten peligros de estancamiento debido a las tendencias mundiales, regionales y nacionales marcadas por distintos grados de crisis económica, procesos políticos internos conflictivos, desmovilización social, inciertas elecciones, controversias internacionales y presiones extra regionales.

 

Los hitos de avance fueron, por una parte, la constitución de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), con iniciativas de complementación financiera y comercial a través del Banco del Sur y la creación de una moneda común: el Sucre; de seguridad y defensa regional con la complementación de las Fuerzas Armadas de los países de la región al margen del siniestro Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) apadrinado por Estados Unidos; y de seguridad energética con Petrosur aún en etapa muy preliminar de implementación. Por otra parte, con principios programáticos más avanzados políticamente, se formalizó la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), bajo el timón de Hugo Chávez y la República Bolivariana de Venezuela junto a los gobiernos de Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Dominica y Honduras, sin embargo, después del golpe de Estado y la crisis política en este últimos país, el gobierno de Tegucigalpa desistió de su participación. Y, finalmente, los procesos integracionistas del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) mantuvieron, con avances y retrocesos, sus acciones de complementación subregional.

 

El impulso, triunfo electoral y carisma de los liderazgos de Lula Da Silva, Hugo Chavez, Fidel Castro, Néstor Kirchner, Evo Morales, Daniel Ortega y Rafael Correa fueron muy importantes para la realización de varios encuentros y cumbres en los cuales los proyectos de integración se presentaban como prioritarios y a la orden del día, en medio de un debate público y abierto a los medios de comunicación, como nunca antes se había realizado. Los encuentros personales de los mandatarios también mostraron la afinidad e intención de acciones comunes, recuperando un discurso integrador y bolivariano.

 

En muchos casos el discurso antiestadounidense y la crítica al intervencionismo de la potencia del norte en la política interna latinoamericana y caribeña marcó la agenda de los distintos países, llegando inclusive a plantear la superación de la etapa de vigencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), para ser sustituida por un nuevo organismo regional, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que inició sus actividades en la Cumbre de México de febrero de 2010 y deberá realizar próximamente una trascendental Cumbre.

 

Sin embargo, actualmente se presentan algunas señales poco alentadoras para la continuidad del proceso integracionista. Si bien fueron reelectos Chávez, Morales y Correa, las elecciones de nuevos Jefes de Estado en Chile, Brasil y Colombia y las futuras elecciones en Perú y Argentina avizoran una mayor heterogeneidad de conductores políticos, algunos de ellos muy condicionados por el gobierno de Washington o, en su caso, adheridos a corrientes más conservadoras y tradicionales.

 

La crisis y el desequilibrio entre las economías de los países de la región marcan un indicador negativo para la complementación comercial y económica, sobretodo porque Brasil ha desarrollado, en coordinación con grandes corporaciones transnacionales, un potencial muy superior a los otros países, con elevadas inversiones en Argentina, Uruguay, Ecuador, Perú, Bolivia y Venezuela. Las primeras señales del gobierno de la nueva Presidenta Dilma Roussef parecen orientarse hacia la reducción del ritmo de acercamiento político a los otros países y la priorización de las relaciones económicas desiguales.

 

Por otra parte, se advierte que el Presidente de Venezuela Hugo Chávez ha reducido sus iniciativas regionales en función de priorizar la política interna con miras a profundizar su proyecto del “Socialismo del Siglo XXI” y las elecciones presidenciales que deben realizarse el próximo año. En el caso cubano se están produciendo reformas que tienden a una mayor apertura al libre mercado y en Bolivia y Ecuador los problemas internos han limitado las iniciativas externas de sus mandatarios.

 

Corresponderá a la Segunda Cumbre Presidencial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), a realizarse a mediados de 2011 en Caracas, Venezuela, la adopción de decisiones trascendentales sobre el futuro regional de sus miembros, 32 países, casi 600 millones de habitantes y grandes y estratégicos recursos naturales, muy importantes en la economía y el comercio internacional, en una coyuntura mundial en la cual se posicionan económica y geopolíticamente los grandes bloques económicos y políticos de Asia, como China, Japón y la India, de la Unión Europea, del Mundo Árabe y de los Estados Unidos.

Se trata de una oportunidad para retomar las iniciativas colectivas e impulsar la unidad de América Latina y el Caribe, tomando en cuenta que del CELAC participan y han manifestado su compromiso los países mas fuertes de la región, como son Brasil, Argentina, Venezuela y México, con importante peso subregional en lo político y económico.

La década progresista

Deja un comentario


lunes 3 de enero de 2011

Como decía el sociólogo francés Pierre Bourdieu, hay que romper con el “imperialismo ideológico” que sigue encorsetando al pensamiento creativo latinoamericano, y avanzar hacia formas nuevas de organización social acordes con nuestro propio entorno cultural y nuestras propias necesidades.
Rafael Cuevas Molina / Presidente AUNA-Costa Rica
rafaelcuevasmolina@hotmail.com
La década progresista para América Latina llama Raúl Zibechi a los primeros diez años del siglo XXI[1]. En efecto, no cabe duda que, como nunca antes, los latinoamericanos hemos asistido, en estos últimos años, a la configuración de búsquedas autóctonas de desarrollo que intentan no seguir al pie de la letra los dictados provenientes de Washington o de los organismos financieros internacionales (que para el caso son lo mismo).
Para efectos analíticos, el mismo Zibechi decanta tres escenarios, el de la superación de la dominación estadounidense, el del capitalismo y el del desarrollo, a partir de los cuales se podría evaluar los logros alcanzados.
Considera el uruguayo que ha sido en el primero de los escenarios antes mencionados en donde se ha avanzado más. En efecto, si algo ha quedado patente en estos años es que los Estados Unidos de América ya no pueden pasearse por América Latina con la misma prepotencia e impunidad a la que estuvieron acostumbrados. Es nuestro parecer que, en una relación de doble vía, por un lado los regímenes nacionalistas de corte popular, que hoy nos autorizarían a hablar de una “década progresista”, han puesto un coto al proyecto norteamericano en la región pero, por otro lado, también ellos han sido posibles, entre otras razones, porque como bien apunta George Soros, Estados Unidos se han enfrentado con “una rápida pérdida de poder e influencia” económica y política en el mundo[2]. Seguramente el punto de inflexión en este sentido estuvo marcado por la derrota del proyecto del ALCA en Buenos Aires en el año 2005, en donde la presencia multitudinaria de los movimientos sociales y de los mismos Fidel Castro y Hugo Chávez (que protagonizaron sendos mítines populares, emotivos y multitudinarios) marcaron el signo de los tiempos.
Más difícil la han tenido estos regímenes progresistas con sus intentos de superar el modelo de desarrollo heredado, el neoliberalismo, de cuya aplicación a rajatabla son, en muy buena medida, también producto. Como apunta Carlos Velásquez Carrillo para el caso de El Salvador, a pesar de todos los esfuerzos realizados, los proyectos progresistas se siguen moviendo, en muy buena medida, dentro del proyecto “oligárquico”: “La oligarquía actual no mira al FMLN como un enemigo acérrimo -dice-, sino más bien como un componente que funciona dentro del sistema y al que se puede dosificar.”[3]
En esta cuestión se ha centrado buena parte de la discusión en torno a estos regímenes característicos de la década en cuestión: ¿hasta dónde han llegado realmente como alternativa, como propuesta distinta al modelo de desarrollo neoliberal, más allá de las declaraciones y las políticas asistencialistas?
Seguramente, de la forma como se dé solución a esta problemática dependerá el futuro de estos proyectos. Ya el movimiento bolivariano en Venezuela ha puesto las barbas en remojo, se ha dado cuenta que detenerse es morir y ha pisado el acelerador en el proceso de radicalización. Las reformas constitucionales de Bolivia y Ecuador también apuntan en este sentido y, en Uruguay, las discusiones en el seno del Frente Amplio tienen la misma intencionalidad.
Como decía el sociólogo francés Pierre Bourdieu, hay que romper con el “imperialismo ideológico” que sigue encorsetando al pensamiento creativo latinoamericano, y avanzar hacia formas nuevas de organización social acordes con nuestro propio entorno cultural y nuestras propias necesidades. Digámoslo con las palabras del español José Luis Sanpedro: “Vivimos una época en la que sobran decibelios y estrépito; faltan gentes e ideas que iluminen.”[4]
NOTAS
[1] . Diario La Jornada; México; 31 de diciembre de 2010.
[2] . Diario La Nación; San José; 31 de diciembre de 2010.
[3] . Diario digital Contrapunto; San Salvador; 31 de diciembre de 2010.
[4] . Diario El País; Madrid; 31 de diciembre de 2010.

El Salvador: Sánchez Cerén califica de “craso error diplomático” los 48 años sin relaciones con Cuba

Deja un comentario


martes 7 de septiembre de 2010

 

// //

Erick Vladimir Colocho (COLATINO)

En el cierre del III Congreso de Solidaridad por Cuba, el vicepresidente de la república Salvador Sánchez Cerén, calificó de “craso error diplomático” los 48 años en los que El Salvador no mantuvo relaciones diplomáticas con la isla de Cuba.

“El primero de junio del 2009 derrotamos un craso error diplomático de nuestro país cuando el nuevo gobierno firmó el acuerdo de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre El Salvador y Cuba”, expresó en su discurso.
El Salvador era el único país de Latinoamérica que no sostenía relaciones con la república de Cuba, antes del primero de junio de 2009. Ante esto, Cerén expresó que la reapertura de relaciones con Cuba es parte de una política de integración que busca el nuevo gobierno para fomentar el desarrollo social.
“Esto se da en el marco del nuevo perfil internacional de este nuevo gobierno que busca la integración, convencidos de que solo a través de la unión de los pueblos se pueden vencer los obstáculos que impiden el desarrollo social y político de los pueblos”, enfatizó.
Para el vicemandatario, Cuba es una nación solidaria que ha apoyado a El Salvador en momentos difíciles de emergencia. Cerén resaltó el envío de las Brigadas médicas Mons. Romero para atender la emergencia surgida en San Vicente, tras el huracán IDA, así como los médicos enviados para contrarrestar la epidemia del dengue.
Sobre el viaje que se tiene pendiente a la Isla, el titular de educación, recalcó la importancia de que por primera vez un presidente salvadoreño visite Cuba; de igual manera, considera que esta es una oportunidad para fortalecer el desarrollo de El Salvador.
“Esta visita, lo que busca es fortalecer el desarrollo de El Salvador a partir de intercambios comerciales, culturales, a partir de intercambios en la parte medio ambiental, estos son beneficios para el pueblo salvadoreño (…) nosotros esperamos que esta visita siga fortaleciendo los lazos de amistad y cooperación que se iniciaron a partir de junio de 2009 entre El Salvador y Cuba”, manifestó.
En un informe publicado por la UNICEF a finales de 2009 se reveló que Cuba es el único país de Latinoamérica y el Caribe que tiene un 0% de desnutrición infantil, según la UNICEF, esto se debe a los programas alimenticios que mantiene el estado cubano para sus habitantes.
Presos cubanos bajo el espíritu de Feliciano
“Combatió muchas horas con una 45 que usaba como arma de equipo y una escopeta doce que tenía en su casa, y hasta que quitaron el techo de la casa lograron aniquilarlo lanzándole granadas por el techo”.
Así relató Rafael Benavides los últimos momentos de vida de Tomás Roberto García, el comandante Feliciano, quien no quiso que lo capturaran y luchó hasta el último momento contra las fuerzas militares.
Lucha similar es la que mantiene Rosa Aurora Freijanes, esposa de uno de los cinco cubanos que mantiene Estados Unidos desde hace 12 años.
Por eso el padre de Feliciano, Roberto García, no pudo esperar más, después de recibir el reconocimiento a la memoria de su hijo que murió encarnado en la lucha salvadoreña, el coronel García tomó una pancarta con el rostro del comandante Feliciano y se lo entregó a Rosa Aurora Freijanes.
Como símbolo de las luchas que se mantienen en América latina, Freijanes recibió el rostro de Feliciano, esperando que el espíritu combativo que mantuvo el comandante en el enfrentamiento que lo llevó a la muerte, la acompañe en esta lucha por la liberación de los 5 presos cubanos.
Porque la angustia no es solo tener a su esposo preso, su angustia se vuelve doble cuando piensa que aparte de que les han quitado la libertad, de saber “que han encarcelado a 5 hombres que han dedicado lo mejor de sus vida a luchar contra el terrorismo y por el derecho a la vida ”, en su patria, Cuba.
Freijanes ya no quiere estar el próximo año en otro congreso, ya no quiere ser portadora del mensaje, no quiere ir en representación de nadie; ella quiere que sean los mismos cubanos detenidos los que lleven el mensaje.
Desde las granadas que le cegaron la vida al comandante Feliciano, hasta la cárcel de máxima seguridad en Estados Unidos donde los tiene recluidos, se vislumbra un sentimiento de lucha tras el camino de la liberación de “los 5”.
Es por eso que el coronel García al recibir el reconocimiento a la memoria de Feliciano, lo elevó con las dos manos en alto como si se lo iba a entregar al cielo, forzó al máximo sus cuerdas vocales y exclamó sin ayuda de micrófono: “por los compañeros caídos en la lucha” mientras los asistentes al unísono le replicaron “hasta la victoria siempre”.

Una victoria que quieren conseguir Ramón Salazar, Antonio Guerrero, Fernández González, Gerardo González y René González, quienes alimentados por el espíritu de Feliciano y Playa Girón esperan recuperar la libertad, esa libertad que les arrebataron hace 12 años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Publicado por ARGENPRESS

martes 7 de septiembre de 2010

El Salvador: Sánchez Cerén califica de “craso error diplomático” los 48 años sin relaciones con Cuba

// //

Erick Vladimir Colocho (COLATINO)

En el cierre del III Congreso de Solidaridad por Cuba, el vicepresidente de la república Salvador Sánchez Cerén, calificó de “craso error diplomático” los 48 años en los que El Salvador no mantuvo relaciones diplomáticas con la isla de Cuba.

“El primero de junio del 2009 derrotamos un craso error diplomático de nuestro país cuando el nuevo gobierno firmó el acuerdo de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre El Salvador y Cuba”, expresó en su discurso.
El Salvador era el único país de Latinoamérica que no sostenía relaciones con la república de Cuba, antes del primero de junio de 2009. Ante esto, Cerén expresó que la reapertura de relaciones con Cuba es parte de una política de integración que busca el nuevo gobierno para fomentar el desarrollo social.
“Esto se da en el marco del nuevo perfil internacional de este nuevo gobierno que busca la integración, convencidos de que solo a través de la unión de los pueblos se pueden vencer los obstáculos que impiden el desarrollo social y político de los pueblos”, enfatizó.
Para el vicemandatario, Cuba es una nación solidaria que ha apoyado a El Salvador en momentos difíciles de emergencia. Cerén resaltó el envío de las Brigadas médicas Mons. Romero para atender la emergencia surgida en San Vicente, tras el huracán IDA, así como los médicos enviados para contrarrestar la epidemia del dengue.
Sobre el viaje que se tiene pendiente a la Isla, el titular de educación, recalcó la importancia de que por primera vez un presidente salvadoreño visite Cuba; de igual manera, considera que esta es una oportunidad para fortalecer el desarrollo de El Salvador.
“Esta visita, lo que busca es fortalecer el desarrollo de El Salvador a partir de intercambios comerciales, culturales, a partir de intercambios en la parte medio ambiental, estos son beneficios para el pueblo salvadoreño (…) nosotros esperamos que esta visita siga fortaleciendo los lazos de amistad y cooperación que se iniciaron a partir de junio de 2009 entre El Salvador y Cuba”, manifestó.
En un informe publicado por la UNICEF a finales de 2009 se reveló que Cuba es el único país de Latinoamérica y el Caribe que tiene un 0% de desnutrición infantil, según la UNICEF, esto se debe a los programas alimenticios que mantiene el estado cubano para sus habitantes.
Presos cubanos bajo el espíritu de Feliciano
“Combatió muchas horas con una 45 que usaba como arma de equipo y una escopeta doce que tenía en su casa, y hasta que quitaron el techo de la casa lograron aniquilarlo lanzándole granadas por el techo”.
Así relató Rafael Benavides los últimos momentos de vida de Tomás Roberto García, el comandante Feliciano, quien no quiso que lo capturaran y luchó hasta el último momento contra las fuerzas militares.
Lucha similar es la que mantiene Rosa Aurora Freijanes, esposa de uno de los cinco cubanos que mantiene Estados Unidos desde hace 12 años.
Por eso el padre de Feliciano, Roberto García, no pudo esperar más, después de recibir el reconocimiento a la memoria de su hijo que murió encarnado en la lucha salvadoreña, el coronel García tomó una pancarta con el rostro del comandante Feliciano y se lo entregó a Rosa Aurora Freijanes.
Como símbolo de las luchas que se mantienen en América latina, Freijanes recibió el rostro de Feliciano, esperando que el espíritu combativo que mantuvo el comandante en el enfrentamiento que lo llevó a la muerte, la acompañe en esta lucha por la liberación de los 5 presos cubanos.
Porque la angustia no es solo tener a su esposo preso, su angustia se vuelve doble cuando piensa que aparte de que les han quitado la libertad, de saber “que han encarcelado a 5 hombres que han dedicado lo mejor de sus vida a luchar contra el terrorismo y por el derecho a la vida ”, en su patria, Cuba.
Freijanes ya no quiere estar el próximo año en otro congreso, ya no quiere ser portadora del mensaje, no quiere ir en representación de nadie; ella quiere que sean los mismos cubanos detenidos los que lleven el mensaje.
Desde las granadas que le cegaron la vida al comandante Feliciano, hasta la cárcel de máxima seguridad en Estados Unidos donde los tiene recluidos, se vislumbra un sentimiento de lucha tras el camino de la liberación de “los 5”.
Es por eso que el coronel García al recibir el reconocimiento a la memoria de Feliciano, lo elevó con las dos manos en alto como si se lo iba a entregar al cielo, forzó al máximo sus cuerdas vocales y exclamó sin ayuda de micrófono: “por los compañeros caídos en la lucha” mientras los asistentes al unísono le replicaron “hasta la victoria siempre”.

Una victoria que quieren conseguir Ramón Salazar, Antonio Guerrero, Fernández González, Gerardo González y René González, quienes alimentados por el espíritu de Feliciano y Playa Girón esperan recuperar la libertad, esa libertad que les arrebataron hace 12 años.

El Salvador: Sánchez Cerén califica de “craso error diplomático” los 48 años sin relaciones con Cuba

Deja un comentario


martes 7 de septiembre de 2010

 

// //

Erick Vladimir Colocho (COLATINO)

En el cierre del III Congreso de Solidaridad por Cuba, el vicepresidente de la república Salvador Sánchez Cerén, calificó de “craso error diplomático” los 48 años en los que El Salvador no mantuvo relaciones diplomáticas con la isla de Cuba.

“El primero de junio del 2009 derrotamos un craso error diplomático de nuestro país cuando el nuevo gobierno firmó el acuerdo de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre El Salvador y Cuba”, expresó en su discurso.
El Salvador era el único país de Latinoamérica que no sostenía relaciones con la república de Cuba, antes del primero de junio de 2009. Ante esto, Cerén expresó que la reapertura de relaciones con Cuba es parte de una política de integración que busca el nuevo gobierno para fomentar el desarrollo social.
“Esto se da en el marco del nuevo perfil internacional de este nuevo gobierno que busca la integración, convencidos de que solo a través de la unión de los pueblos se pueden vencer los obstáculos que impiden el desarrollo social y político de los pueblos”, enfatizó.
Para el vicemandatario, Cuba es una nación solidaria que ha apoyado a El Salvador en momentos difíciles de emergencia. Cerén resaltó el envío de las Brigadas médicas Mons. Romero para atender la emergencia surgida en San Vicente, tras el huracán IDA, así como los médicos enviados para contrarrestar la epidemia del dengue.
Sobre el viaje que se tiene pendiente a la Isla, el titular de educación, recalcó la importancia de que por primera vez un presidente salvadoreño visite Cuba; de igual manera, considera que esta es una oportunidad para fortalecer el desarrollo de El Salvador.
“Esta visita, lo que busca es fortalecer el desarrollo de El Salvador a partir de intercambios comerciales, culturales, a partir de intercambios en la parte medio ambiental, estos son beneficios para el pueblo salvadoreño (…) nosotros esperamos que esta visita siga fortaleciendo los lazos de amistad y cooperación que se iniciaron a partir de junio de 2009 entre El Salvador y Cuba”, manifestó.
En un informe publicado por la UNICEF a finales de 2009 se reveló que Cuba es el único país de Latinoamérica y el Caribe que tiene un 0% de desnutrición infantil, según la UNICEF, esto se debe a los programas alimenticios que mantiene el estado cubano para sus habitantes.
Presos cubanos bajo el espíritu de Feliciano
“Combatió muchas horas con una 45 que usaba como arma de equipo y una escopeta doce que tenía en su casa, y hasta que quitaron el techo de la casa lograron aniquilarlo lanzándole granadas por el techo”.
Así relató Rafael Benavides los últimos momentos de vida de Tomás Roberto García, el comandante Feliciano, quien no quiso que lo capturaran y luchó hasta el último momento contra las fuerzas militares.
Lucha similar es la que mantiene Rosa Aurora Freijanes, esposa de uno de los cinco cubanos que mantiene Estados Unidos desde hace 12 años.
Por eso el padre de Feliciano, Roberto García, no pudo esperar más, después de recibir el reconocimiento a la memoria de su hijo que murió encarnado en la lucha salvadoreña, el coronel García tomó una pancarta con el rostro del comandante Feliciano y se lo entregó a Rosa Aurora Freijanes.
Como símbolo de las luchas que se mantienen en América latina, Freijanes recibió el rostro de Feliciano, esperando que el espíritu combativo que mantuvo el comandante en el enfrentamiento que lo llevó a la muerte, la acompañe en esta lucha por la liberación de los 5 presos cubanos.
Porque la angustia no es solo tener a su esposo preso, su angustia se vuelve doble cuando piensa que aparte de que les han quitado la libertad, de saber “que han encarcelado a 5 hombres que han dedicado lo mejor de sus vida a luchar contra el terrorismo y por el derecho a la vida ”, en su patria, Cuba.
Freijanes ya no quiere estar el próximo año en otro congreso, ya no quiere ser portadora del mensaje, no quiere ir en representación de nadie; ella quiere que sean los mismos cubanos detenidos los que lleven el mensaje.
Desde las granadas que le cegaron la vida al comandante Feliciano, hasta la cárcel de máxima seguridad en Estados Unidos donde los tiene recluidos, se vislumbra un sentimiento de lucha tras el camino de la liberación de “los 5”.
Es por eso que el coronel García al recibir el reconocimiento a la memoria de Feliciano, lo elevó con las dos manos en alto como si se lo iba a entregar al cielo, forzó al máximo sus cuerdas vocales y exclamó sin ayuda de micrófono: “por los compañeros caídos en la lucha” mientras los asistentes al unísono le replicaron “hasta la victoria siempre”.

Una victoria que quieren conseguir Ramón Salazar, Antonio Guerrero, Fernández González, Gerardo González y René González, quienes alimentados por el espíritu de Feliciano y Playa Girón esperan recuperar la libertad, esa libertad que les arrebataron hace 12 años.

Publicado por ARGENPRESS

Un sistema de interconexión eléctrica integrará a Centroamérica

Deja un comentario


lunes 26 de julio de 2010

A finales de julio se inaugurará en Costa Rica la primera subestación del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), lo que representa un paso importante en la integración de la subregión.

Una semana después, se pondrá también en marcha la subestación de Panamá, para la cual se han instalado torres, líneas y cables que posibilitarán el tramo sur del naciente mercado eléctrico centroamericano y su inicio de operaciones.
El SIEPAC consta de una línea de transmisión eléctrica de 1.800 kilómetros de extensión, con una capacidad de 300 megavatios, además de que contempla la creación de un Mercado Eléctrico Regional. En la actualidad, el proyecto registra un avance del 93 por ciento.
Durante los próximos meses, habrá inauguraciones similares en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, hasta completar las 15 subestaciones que componen el sistema.
Este proyecto de integración energética regional será una realidad tras varios años de negociaciones y una inversión cercana a los 500 millones de dólares por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Una vez que el SIEPAC esté en pleno funcionamiento, se espera que el costo de energía eléctrica en los países centroamericanos se reduzca.
En la última década, el BID ha destinado cerca de 1.500 millones de dólares a programas de integración regional en Centroamérica. Este monto equivale al 13 por ciento de la cartera total del banco para los países centroamericanos, la cual asciende a 11.000 millones.
Estudios de este organismo financiero y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) confirman que Centroamérica es la región que más ha avanzado en integración regional, contando con grandes proyectos de infraestructura y la armonización de sus marcos regulativos para eliminar barreras y fronteras.
Proyecto Mesoamérica
Los esfuerzos de integración de los países centroamericanos se aceleraron a partir de 2008, cuando los países lanzaron el “Proyecto Mesoamérica”, el cual incorporó como socios a Belice, Colombia, México y República Dominicana.
En este esfuerzo de integración regional se incluyen las áreas de energía, transporte, sostenibilidad ambiental, telecomunicaciones, salud, prevención de desastres naturales y facilitación del comercio.
Uno de los proyectos emblemáticos de esta nueva ola integradora es la transformación del Corredor Pacífico, una carretera de 3.200 kilómetros que une a Panamá con México y que constituye la principal vía logística, al permitir el transporte de un 95 por ciento de los bienes comerciales y ser la ruta vial más corta.
El Corredor Pacífico forma parte de la Red Internacional de Carreteras Mesoamericanas (Ricam), una serie de corredores viales que cruzan fronteras en la región y totalizan unos 12.600 kilómetros.
En julio de 2009, esos países acordaron poner en marcha un ambicioso “Plan de aceleración” del Corredor Pacífico, que busca convertirlo en una carretera de cinco estrellas para 2015.
El estado actual del corredor es desigual, con tramos viales en estado deficiente. Sin embargo, el principal cuello de botella son los pasos de frontera.
Actualmente, la velocidad promedio del corredor es de 17 kilómetros por hora (km/hora), por lo que se requieren ocho días (190 horas) para trasladarse de Panamá a Puebla. La meta es llegar a una velocidad promedio de 60 km/hora, equivalente a 2.25 días de viaje ó 54 horas.
Este plan contempla además la pavimentación, ampliación o rehabilitación de cerca de 1.500 kilómetros, así como la mejora en infraestructura, una optimización operativa de los pasos fronterizos, la armonización aduanera y el establecimiento de un sistema único de pesos.
La iniciativa incluye también proyectos complementarios de seguridad vial y personal, que ayudarán a agilizar y hacer más seguro el tránsito por el Corredor Pacífico. Se estima que en Centroamérica el costo de la inseguridad vial es de 1.5 por ciento del PIB regional.

Este plan requiere inversiones por unos 1.000 millones de dólares. El 20 por ciento de esa inversión total está financiado, ya que el BID aprobó 300 millones a Costa Rica para mejorar la red vial, de los cuales se destinarán 200 millones al Corredor Pacífico.

Entradas más antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 123 seguidores