Yoani Sánchez representará a la SIP, cártel de medios golpistas: ¿golpe a su imagen de víctima?

Deja un comentario


Cuba: Critican “bloqueo” de Google

Deja un comentario


XINHUA

La hija del presidente cubano Raúl Castro, Mariela Castro Espín, criticó hoy el “bloqueo” del buscador en internet Google, de Estados Unidos, para la realización de consultas por parte de la isla.

Sus declaraciones tuvieron luego de que el gigante de internet cerró el acceso de la ínsula antillana al servicio estadístico “Analytics”.
“En el reclamo de Cuba por sus derechos, si bloquean Google sabremos utilizar la solidaridad”, escribió la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), en la red social de internet Twitter.
Al participar este jueves en un debate digital por los derechos de Cuba, Mariela Castro afirmó que el país caribeño buscará solidaridad para sortear este obstáculo.
En un encuentro organizado por “blogueros” cubanos (usuarios de internet que eleboran bitácoras) se denunció que el bloqueo de Google se suma a “las sanciones y provocaciones” de Washington contra la mayor de las Antillas.
Fuentes oficiales de la isla denunciaron el martes pasado que Google cerró a La Habana el acceso a su servicio estadístico “Analytics”, medida que calificaron como “escandalosa censura” de ese portal, que a su vez se justificó al invocar las leyes del bloqueo estadounidense vigente desde 1962.
La medida afecta a los sitios de internet del gobierno cubano y a los “blogueros” del país caribeño, pero también a los “blogs” de los elementos hostiles al gobierno dentro de la isla, a los que La Habana considera mercenarios de Washington.
La herramienta de Google “Analytics” permite a los usuarios conocer datos estadísticos sobre sus sitios, como el número de visitantes y sus lugares de origen.
Los cubanos sólo podrán revisarlos ahora desde fuera de la isla.

Las redes sociales en el dilema de la hegemonía y la contra hegemonía entre los Estados Unidos y Latinoamérica

Deja un comentario


 

Alejandro L. Perdomo Aguilera (Desde La Habana, Cuba. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)
Resumen:
El trabajo aborda como las redes sociales en Internet pueden ser articuladas como mecanismos de dominación ideológica de los Estados Unidos hacia Latinoamérica. Se aprecia cómo actúan estas en el proyecto hegemónico hacia la región, particularmente en las acciones dirigidas hacia la sociedad civil para la construcción de consensos en la opinión pública, que consoliden la dominación mediática. Por otra parte, se analiza como las redes sociales en Internet son también un nuevo instrumento para los movimientos contestatarios. Desde esa perspectiva se argumenta como pueden apoyar a los medios alternativos y a los procesos de transformación que se viven en la región, para impulsar las luchas contra-hegemónicas.
Palabras claves: redes sociales, hegemonía, Estados Unidos, Latinoamérica, emancipación.
_________
Las redes sociales en Internet son, al decir de unos, la nueva arma de las revoluciones, para pena de otros, son también un efectivo mecanismo de dominación ideológica, y un poderoso instrumento del gobierno de los Estados Unidos para extraer información sobre los intereses, las vulnerabilidades y potencialidades existentes en Latinoamérica. El acoplamiento del gobierno estadounidense en las redes sociales en Internet (RSI) denota el marcado interés que adquieren para sus intereses hegemónicos en la región.
La capacidad de las RSI para socializar estados de opinión la convierten en una excelente herramienta de los centros de pensamiento y los medios de comunicación dirigidos por las elites del poder, para hacer llegar a diversos públicos los mensajes de su interés. La rapidez con que fluyen las informaciones en la red, las atractivas formas en que se presentan los mensajes y la concatenación de los estados de opinión con una caracterización ideológica-cultural, socioeconómica y física que se hace de cada internauta, resulta una valiosa información para los entes que controlan los medios de información a nivel global, re-planteando a las redes sociales como un nuevo terreno de combate.
La Administración Obama tomó un interés particular por las redes, vinculándolas al trabajo de los diferentes Departamentos y Agencias gubernamentales, reconociéndolas como unas plataformas de necesario análisis y utilización para la política exterior y de seguridad hacia América Latina, en el contexto actual. En este afán se destinan un número importante de funcionarios y contratistas, lo que revela su importancia estratégica, para el futuro de las relaciones político-diplomáticas a nivel global.
Sin embargo, las declaraciones de la jefa de la diplomacia Hillary Clinton sobre el tema de la Internet y las redes sociales, se destacan divergencias en dependencia de los tópicos que trate. Por una parte, propugna el derecho a la información y a la libertad de expresión, hallando en las RSI un instrumento para impulsar la influencia de las ideas, la cultura y los valores norteamericanos sobre el resto del mundo. Desde estas, se canalizan como referentes las valoraciones políticas e ideológicas del gobierno estadounidense sobre el mundo, y que políticas deben seguirse o no sobre los diferentes temas internacionales.
La utilización que le dan los Estados Unidos a las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones NTICs limitan la privacidad de los usuarios de la red de redes, al punto que “(…) las propias empresas de los Estados Unidos juegan en la supresión de la libertad en Internet. (…) Narus – una compañía americana ahora propiedad de Boeing – suministra en Egipto la tecnología que le permitía al gobierno espiar a los usuarios de Internet.”
Desde diferentes oficinas del Departamento de Estado, se realiza un seguimiento particular al uso de las redes sociales. Hillary Clinton amenazó en el discurso de Libertad en Internet a otros Estados, al expresar en relación a los sucedido en Egipto y Túnez: “Creemos que los gobiernos que han erigido barreras a la libertad en internet se hallarán finalmente encerrados (…) Enfrentarán el dilema del dictador, y tendrán que elegir entre dejar que caigan los muros o pagar el precio de mantenerlos en pie”
Sin embargo, la libertad a Internet vulnera también la seguridad de los Estados Unidos y con ello se aprecia como la pérdida de privacidad no solamente es para la sociedad civil y los gobiernos foráneos sino también para ese país.
La réplica de estos hechos parece inclinarse hacia Irán, de hecho, el Departamento de Estado dispuso un nuevo feed de Twitter traducido al idioma persa para atraer a los usuarios iraníes, a conciencia de la utilidad de de esta red como mecanismo de manipulación ideológica.
Pero esta práctica aplicada al Medio Oriente, se ha extendido hacia Latinoamérica, comprendiendo su factibilidad para el trabajo con la región en los diferentes temas de interés. Para incentivar esta experiencia, “(…) en la Casa Blanca hicieron pública una circular que se refiere a la utilización de las redes sociales por las agencias de gobierno. Se trata de un memorándum elaborado por Cass R. Sunstein, cuyo tema es: Social Media, Web-Based Interactive Technologies, and the Paperwork Reduction Act.” El mismo, especifica que la Ley federal que regulaba la publicación de documentos federales (la Paperwork Reduction Act) no se ajusta a la dinámica actual de las relaciones político-diplomáticas a través de Internet y las redes sociales, por lo que el memo intenta cubrir esa limitante.
Para la relación con Latinoamérica, las RSI tienen un sentido particular. La incorporación masiva de los internautas a las redes sociales en la región ha sido visibilizada por el gobierno de los Estados Unidos -sin dejar de apreciar sus peligros- como una oportunidad para la construcción de consensos y el fortalecimiento de su hegemonía, en un contexto donde amerita mejorar su credibilidad y articular las relaciones con Latinoamérica, de una forma más consensada y no con la metodología impositiva de antes.
La Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias, fue un claro ejemplo de la pujanza que las fuerzas contestatarias a la hegemonía imperial tienen su expresión, también, a nivel gubernamental. Esta realidad denota para ese gobierno, la necesidad de emplear a fondo su poder informacional y mediático. Sin embargo, en esta dinámica los medios tradicionales de comunicación resultan insuficientes, de modo que el trabajo a través de las redes sociales es crucial. Ante la evolución de medios alternativos en la América Latina y el Caribe, y su interacción con las redes sociales, la construcción de matrices de opinión gana nuevos actores y nuevas formas de comunicación. En este escenario convergen actores tradicionales con los nuevos, en una lucha política, diplomática y cultural que se va del campo real al virtual, desarrollando una mayor capacidad diálogo, información y criterios, la cual es más difícil de demonizar.
En este escenario virtual de luchas ideológicas, se articulan movimientos contestatarios, con gobiernos alternativos que manifiestan un impulso a las luchas contra-hegemónicas de Nuestra América. El uso de las redes sociales se ha extendido por la región de forma creciente, vinculando en ellas a varios presidentes latinoamericanos como Chávez, Correa y Dilma, y a otros actores de importancia, que han potenciado nuevas formas de diálogo ciudadano, ante la dominación mediática que lidera el gobierno estadounidense contra los procesos que vive la región.
En un contexto internacional de crisis estructural y multidimensional de la economía mundial, donde crecen los movimientos de indignados, ante el descontento con partidos tradicionales, y la desconfianza de los grandes medios, el escenario de las redes sociales resulta más atractivo y dinámico, en tanto brinda mayores capacidades expresión.
En este aspecto, pudiera enunciarse la entrada en un proceso de transición del desarrollo de la relación entre Estados Unidos y Latinoamérica, donde los parámetros teóricos, políticos e ideológicos de antaño, resultan limitados para valorar una relación tan dinámica. Esta, ya no sólo se comprende por los intereses geoestratégicos hacia la región, los gobiernos de turno o la coyuntura económica, sino que la presencia masiva de latinos en Estados Unidos, también tiene un impacto al interior de ese país.
La influencia de Latinoamérica en Estados Unidos va a tener también su expresión en las RSI y esto va a repercutir hasta en las campañas electorales. Para el caso de las elecciones presidenciales de 2012, Obama ha hecho un serio trabajo en las redes, en aras de atraer a aquellos sectores que normalmente no votan y pueden significar una fortaleza para su campaña, ya que si en algún rol aventaja el actual presidente al resto de los candidatos, es en el trabajo atinado con las RSI.
La relación ciudadana mediante las RSI, estrecha las fronteras regionales y culturales, potenciando un intercambio que ejerce influencias de amabas partes, pero además de la relación que incrementa entre latinos y estadounidenses, también sistematiza la de los latinos en Estados Unidos con sus países de origen. Estas transformaciones, tienen una creciente influencia en las dinámicas políticas, diplomáticas y culturales entre los Estados Unidos y Latinoamérica, donde el dilema hegemonía y contra-hegemonía adquiere nuevos matices.
Con la internacionalización de algunas redes sociales en Internet, desde el orden social, la privacidad adquiere más importancia día a día. Con el auge de la violencia y la inseguridad ciudadana, acentuada por el sicarismo y el pandillerismo que padece la región, las redes sociales ofrecen un nuevo instrumento de potencialidades enormes. Las noticias sobre crímenes y anuncios de contrato para los mismos son un tema bien preocupante. Hace una década atrás resultaba impensable que por una red social en Internet fuera propuesto el contrato para el asesinato de un hombre, cuya vida fue puesta en riesgo al anunciar por Facebook: “Pagaré un ’stack’ (mil dólares, NDR) a quien mate al padre de mi hijo”.
Indudablemente las RSI, cuentan con grandes atractivos, en una interesante combinación de contenidos lúdicos, con los más diversos intereses políticos, sociales, culturales y económicos. En ellas, la comunicación está sujeta a códigos más simples e interpersonales, con un discurso más atractivo para las nuevas generaciones. En esta comunicación el receptor también es emisor, posibilitando una forma de socialización, donde de la noche a la mañana la plataforma virtual saca al internauta del anonimato al mundo de las redes, otorgándole un espacio donde puede ser visibilizado por millones de usuarios, conocer nuevas personas, encontrar ofertas de esparcimiento e, incluso, de trabajo.
Pero además de estos intereses simples de cualquier ser humano, las RSI son un genial instrumento para socializar los discursos mediáticos que les interesa colgar a los Estados Unidos distribuyendo formas de pensamiento, modificando ideologías y culturas, llevados por la hegemonía de un carácter único y diverso, la sociedad en red, el instrumento llamado a crear espacios para todos, pero donde existe un gran “servidor,” encargado de sustraer la información de todos y venderla desde las transnacionales de la moda como a la misma CIA, para que esta haga con ellas lo que más le avenga para sus intereses ideológicos de dominación; digamos que se logra un interesante instrumento por el cual reproducir el dilema hegemónico de Antonio Gramscy, en los tiempos de Internet.
En torno a las redes sociales en Internet (RSI).
La potencialidad de las redes para la reconfiguración de la hegemonía de los Estados Unidos en América Latina y el Caribe, tiene un impacto considerable en la construcción de consensos y en la mediatización de los problemas sociales, buscando la validación de las RSI para la proyección de las estrategias geopolíticas planeadas para nuestra región. Si antes se necesitaba la construcción de los pretextos en el marco de las Naciones Unidas, hoy se canalizan desde las redes para la conducción de las estrategias de dominación hacia el Hemisferio Occidental.
Se desarrollan conceptos como el de ciber-guerra, y algunos movimientos de hackactivistas se adjudican nuevos objetivos a destruir, desde cárteles de la drogas, hasta poder franquear las barreras de seguridad del Pentágono. El fortalecimiento del crimen organizado y la agudización de la violencia al interior de las sociedades latinoamericanas, se ha insertado en la agenda política-electoral de México y Centroamérica, donde independientemente del discurso de derecha o izquierda, sobresalen las promesas de cada candidato para proveer seguridad ciudadana. En esta compleja lucha donde el descontento social reina, y los medios tradicionales se desprestigian, las RSI adquieren una importancia mayor en la construcción de matrices de opinión.
En esa situación el gobierno de los Estados Unidos se expande y atrinchera; se ve a un Secretario de Defensa como Paneta decir que los problemas de seguridad en Internet le quitan el sueño, mientas que “(…) analistas aseguran que el Pentágono ya está en capacidad de aplicar la doctrina de la guerra preventiva en Internet, y que ´las capacidades que se buscan ya permiten a los ciber-guerreros de Estados Unidos engañar, negar, interrumpir, degradar y destruir la información y los ordenadores en todo el mundo.”
Para ello el Pentágono anunció en 2010 la “(…) creación del Comando Cibernético, presentado por el Pentágono, puede suponer un antes y un después (…) Con la creación de este comando militar Estados Unidos crea el primer ejército reconocido para este nuevo conflicto.”
En este interesante choque de intereses en el marco de Internet, un grupo de hackers como Anonymous declara la lucha contra redes sociales como Facebook y cárteles de la droga como los Zeta. Anonymous Iberoamérica dice representar a la gente, retomando la operación cártel (#OpCartel), mediante la cual revela datos acerca de organizaciones criminales.
En el complejo escenario que vive la región, el potencial contestatario que pueden desarrollar algunos movimientos definidos como hackactivistas, no tiene precedentes. Quizás pudiera pensarse en un sobredimensionamiento del poder de las redes sociales, pero si se aprecian sus estadísticas sobre el 2004 y la actualidad, el crecimiento ha sido enorme, en menos de una década.
Por otra parte, la concurrencia de denuncias de ciudadanos y periodistas en las mismas, ha descolocado a gobiernos y organizaciones criminales, provocando en algunos caos la muerte de los emisores. El asesinato de la periodista de 39 años, María Elizabeth Macías, jefa de redacción del diario Primera Hora de Nuevo Laredo, por denunciar a criminales en las redes sociales, es una prueba de ello.
Los presidentes con proyectos de cambio en Latinoamérica acogen a las redes sociales
La capacidad que han manifestado líderes latinoamericanos como Hugo Chávez, Rafael Correa y Dilma Rouseff, entre otros, para utilizar Twitter como un instrumento de apoyo a sus programas gubernamentales, refleja la asunción por las figuras más relevantes de la región, de la necesidad de utilizar las RSI como generadoras de matrices de opinión y como elemento de retroalimentación de sus mandatos.
La potencialidad que tienen las RSI de llegar a los ciudadanos de una forma más humanizada, desarrolla en los pueblos un mayor incentivo hacia la participación política. Como los perfiles en las RSI se supone que sean personales, dan un sentido de temporalidad y cercanía con figuras públicas que tradicionalmente se veían como muy alejadas de los ciudadanos.
En este sentido, las formas de comunicación entre los políticos y sus conciudadanos se transforman, provocando un incremento de la confiabilidad entre los ciudadanos, que auguran mayores cuotas de liderazgo político. La actividad que los líderes latinoamericanos han llegado a desarrollar con sectores populares que normalmente no son los que acuden a las urnas, ha extendido la capacidad de maniobra política a tal punto que los opositores de Chávez han tratado de censurarlo, de cara a las elecciones, indicando que es un presidente que dirige desde Twitter.
Indudablemente, la capacidad que tienen las RSI de anunciar los acontecimientos que se producen en tiempo real, y la credibilidad y valía que logran con los internautas, hace al ciudadano sentir que puede intercambiar a través de un dispositivo móvil, con el propio presidente de su país. Esta dinámica impacta en las relaciones ciudadanas y traslada el diálogo político a sectores tachados como vulnerables o apolíticos. Con ello, el individuo desarrolla valores de autoexpresión, revalorando la importancia de su participación. Bajo estas circunstancias, los gobiernos latinoamericanos se posicionan en un terreno donde usualmente no han llevado la delantera los países del sur, pero que a la luz del nuevo milenio, se replantean nuevas formas de comunicación política, donde la interactividad y la integralidad de las figuras políticas se hace cada vez más exigente.
El llamado populismo que copó de críticas la pujanza de líderes regionales se ha internacionalizado. En estos momentos, resulta impensable que un líder poco carismático y sin una acertada labor de apoyo de los medios y las RSI, pueda contar con una buena popularidad en su mandato.
Una simple mirada al gasto que ha realizado el actual presidente de los Estados Unidos en la labor de las RSI, denota la estima que le tienen a su impacto sobre las matrices de opinión pública. Obama ha sido calificado como el presidente 2.0 y ha desarrollado varios intercambios con los ciudadanos a partir de las RSI, para lo cual gastó en sus inicios medio millón de dólares en anuncios en Facebook “(…) se han creado distintas etiquetas en Twitter como: #askobama, para enviar tus preguntas o la hashtag # SOTU, para seguir todo lo relativo a esta propuesta o #Obama2012 para todo lo relativo a la nueva campaña. Las redes sociales parecen seguir aumentando su presencia en la nueva campaña de Obama”
La emergencia de procesos de cambio en la región, tuvo la “agradable” noticia de contar con un presidente estadounidense como W. Bush que no percibió acertadamente los cambios que se venía dando en Latinoamérica. La Administración Obama, si bien no se ha mostrado particularmente interesada por la región, el sector de las NTICs lo ha utilizado muy bien a su favor, de modo que demonizar a los procesos progresistas por estas prácticas resultaría un fiasco. Ante esa situación, se han intentado colmar la red de redes y la los medios masivos de comunicación, con campañas mediáticas que intentan formar estados de opinión, mediante los centros de pensamientos, los medios de comunicación y las RSI.
El trabajo para la dominación ideológica de la región en busca de una mayor aceptación que consolide al hegemón, se crean programas a partir de agencias como la CIA y los USAID con un tratamiento particular respecto a las RSI. En el caso de esta última, en los objetivos establecidos para el período 2011-2015, se hace hincapié en unas reformas, orientadas a un trabajo más acertado sobre la innovación y el mayor uso de las nuevas tecnologías, de aumento de la conectividad. En este asunto, las RSI juegan un rol crucial por la factibilidad para el trabajo con los sectores señalados como los más vulnerables de la sociedad. Todos aquellos elementos de una sociedad que consideren con potencialidades para fracturar la unidad nacional, se hace un trabajo particularizado en aras de demonizar los procesos de cambio de se tejen en la región.
La atracción que ha logrado Chávez a través de su cuenta en Twitter, es una prueba de la participación política que se puede generar a través de las RSI, abriéndose como un nuevo campo de acción política, que, por su gratuidad e inmenso poder de convocatoria, resurge como un novedoso e inverosímil escenario de acción política.
Respecto al nuevo escenario de combate, los Tweet o Twitter, en apenas un quinquenio de existencia, desde el primer Twitter, publicado el 21 de marzo de 2006, ya sobrepasan los 177 millones de tweets por día. Su publicación, fue prospectiva desde el primer día, vaticinando: “Esto será adictivo”, fue lo primero que se publicó.
Las redes sociales de mayor participación social e importancia para las relaciones políticas internacionales, como Facebook y Twitter, poseen una capacidad de convocatoria y multiplicidad de funciones, para ser utilizadas tanto como red social o como microblogging. Está última función le permite describir lo que sucede en tiempo real, tanto de aspectos personales como sociales.
Las facilidades de Twitter radican en la simplicidad de su funcionamiento, su fragilidad para adecuarse a los propósitos del Twitter. El hecho de registrarse los mensajes o Tweets, a 140 caracteres es parte del éxito, deformando textos, remitiendo las ideas en resúmenes, que en un mundo que circula cada día más rápido, donde la industria del entretenimiento socava el placer de una lectura integral, los Tweet, vienen a ser los amos de la aclamada síntesis, que abrevia los cuestionamientos y dirige la intencionalidad de los mensajes con efusividad, efectividad y ligereza, puesto que no hay tiempo para un debate minucioso. En este sentido, el Twitter responde a la exigencia de la velocidad del nuevo siglo, digamos que es la herramienta de la síntesis del siglo XXI, hecha para los medios, con rapidez de lectura y mayor de difusión, en tanto se hace presencial en las diversas formas y dispositivos por donde circula la comunicación en la actualidad.
La competitividad es otra de las grandes facultades de las redes sociales. Tanto los gobiernos como la instituciones, requiriendo un mayor impacto social, comprenden como primicia ideal, el dar la primera noticia en una red social en vez de en un sitio oficial como era lo tradicional. Desde esta óptica, lo tradicional pierde impacto, en una lógica de mercadotecnia muy propia de los medios de comunicación, y la plataforma digital se convierte en herramienta político-diplomática para anunciar viajes presidenciales, muertes de grandes figuras, entrevistas relevantes, accidentes, victorias y hasta la hora de acostarse o de cenar de alguien someramente prestigioso.
El otro valor agregado en cuanto a competitividad, es el bajo nivel de empleados que requiere para una alta disponibilidad de funciones. Para que se tenga una idea en enero de 2008, la empresa tenía sólo ocho trabajadores. Desde este punto de vista juega con la dinámica del capitalismo más posmoderno, neoliberal y mundializador. La red de microblogging incorpora alrededor 460 mil nuevos usuarios por día, y esta cifra posiblemente ya esté desfasada.
El gran reto que surge es cómo instrumentar las RSI, de la forma más adecuada para articular los movimientos contestatarios; cómo desprenderlas de los intereses clientelares del imperialismo; cómo hacer de ella una herramienta de contra-hegemonía, cada día más útil en manos de los jóvenes que se levantan en Chile, de los indignados de Wall Street, de los países latinoamericanos envueltos en proyectos progresistas. La llamada sociedad en red, al decir de Manuel Castell, es el nuevo escenario del dilema, entre el discurso hegemónico imperial y el contra-hegemónico que levanta su voz, como salvaguarda de la emancipación, la soberanía, la autodeterminación, la paz y la seguridad de los pueblos latinoamericanos.
Sobre la emergencia de este fenómeno consideró Mosnseñor Carlos Manuel de Céspedes: “las luchas sociales se desplazan hacia las webs y los medios de comunicación, y afloran los debates ideológicos en páginas digitales, los niveles de persuasión, la legitimidad de los discursos, el atractivo de las verdades. La estética es la ética, pudiéramos decir.”
Las redes sociales informatizadas se han introducido en la sociedad virtual como un actor fundamental en los procesos tecnológicos que ha superado las dimensiones virtuales. Para las relaciones políticas internacionales constituye un elemento imprescindible, si se quiere realizar un análisis integral de los procesos políticos que se viven y se vivirán en el mediano y largo plazo.
Potencialidades, retos y oportunidades de los movimientos contestatarios a partir de las RSI
Un buen ejemplo de lo que se puede hacer con las redes se realizó el pasado mes de mayo, cuando se realizó en la ciudad de Porto Alegre un encuentro de blogueros y Twiteros, quienes refirieron al concluir el debate sobre redes sociales y blog que: “Las Redes no son más, para los marxistas, que una nueva herramienta de trabajo… La historia de la humanidad se puede resumir en la historia de las herramientas que el hombre ha necesitado, creado para cubrir sus necesidades, aprendido a usar de la tal forma que se optimice día a día, para dar paso a algo que lo supere.”
Ello refuta la posibilidad y necesidad de estudiar más a fondo un instrumento, que si bien tiene diversas aristas, en el poder del hegemón pudiera conspirar contra la emancipación de los pueblos latinoamericanos, pero, también puede ser muy valiosa para los movimientos con aspiraciones contestatarias.
No obstante, no debe olvidarse que “(…) los objetivos de las Redes Sociales son variadísimos y fueron creados por el Imperio para desestabilizar, intervenir, ocultar verdades, tergiversar hechos concretos, limitar la capacidad de análisis de la realidad, evadir las notorias y casi infantiles contradicciones y, sobre todo, procurar ir por recursos naturales, bajo cualquier argumento, a cualquier parte del mundo.”
Otro argumento a favor del crecimiento acelerado de Facebook en Latinoamérica se fundamenta en la personalidad más cálida y sociable de los ciudadanos latinos y la facilidad para aumentar su red de contactos. Facebook pudiera constituir para Latinoamérica, la plataforma ideal para conversar de todo y con todos. En esa dinámica, la acelerada incorporación de latinos en los Estados Unidos acentúa este acercamiento, que ya no sólo se da desde el Latinoamérica, sino también al interior de ese país. La efervescencia de migrantes latinos en Estados Unidos y el uso extendido de las RSI en el continente, hace de redes como Facebook, estratégicas para la comunicación.
Las redes sociales se están convirtiendo en uno de los instrumentos de comunicación masiva más importantes a nivel global. La globalidad y temporalidad de su despliegue las convierten en un instrumento cuyo potencial, tanto para la reproducción de los mecanismos de dominación como para la movilización social anti-sistémica, es incalculable. El estudio de estos procesos, dinámicos y cambiantes a ritmos excepcionales, se torna fundamental para conocer el verdadero alcance de los instrumentos de dominación de los Estados Unidos
Las redes sociales presentan un potencial enorme en el futuro de las relaciones políticas internacionales. Su estudio como instrumento del sistema de dominación ideológica de los Estados Unidos posibilita definir aquellos elementos que constituyen oportunidades para los movimientos de izquierda y procesos de cambio que se produzcan a nivel global.
Por otra parte, permite constatar la capacidad de las mismas para la construcción de consensos y ser utilizadas tanto por los movimientos contestatarios como por los neoconservadores o que, simplemente, se limitan a la salvaguarda del sistema y, con ese objetivo acoge a las RSI como una herramienta para legitimar su sistema, en tanto funge a la vez, para deslegitimar aquellos procesos que resulten contrarios a sus intereses. Resulta por tanto, un factor que puede fragmentar la hegemonía del sistema de dominación ideológica o fortalecerla, de cualquier manera, su estudio y problematización resulta una necesidad para la compresión del futuro de las relaciones político-diplomáticas y culturales en los Estados Unidos y Latinoamérica.
Las redes sociales son un nuevo actor en la comunicación, que logra un lenguaje digital universal, el cual integra globalmente la producción y distribución de palabras, sonidos e imágenes de disímiles culturas e identidades. Estas -las redes informáticas interactivas- han demostrado un crecimiento superior a los medios de comunicación tradicionales. Tienen la capacidad de incluir en una misma red personas de diferentes intereses políticos, ideológicos y culturales.
Los acelerados adelantos crean un complejo panorama para diagnosticar que será de los mismos en el futuro, sin embargo, la tendencia denota una creciente utilización de las redes por la población mundial, de lo cual son consientes los grandes trasnacionales de la informática y las comunicaciones, y los intereses políticos cada vez se ven más representados en estas, colgando mensajes, imágenes y videos, que tienen un potencial enorme para mediatizar los procesos políticos, y girarlos a favor de los intereses de dominación de los Estados Unidos
Independientemente de las funcionalidades que tengas las RSI en sí, son un instrumento de comunicación social, usada para todos los que pueden tener acceso a internet, sin distinción de raza, credo, género o edad. Ello significa en sí, un valioso aporte para el desarrollo de las relaciones sociales internacionales, de modo que hay que estudiarlas fuera de tabúes, con el objetivo claro de que es lo que interesa investigar de las mismas, y que lo que las puede convertir, en determinado momento, en un factor positivo o negativo para las fuerzas de derecha e izquierda, es el sentido que se quiera dar, el mensaje que desee transmitir y los disímiles usos que se puedan brindar.
Dada la crítica situación en que se halla el mundo en la actualidad, la criminalización de la protesta social, resulta la frecuente salida de los gobiernos de derecha aliados a los Estados Unidos para debilitar la credibilidad de los movimientos contestatarios de la región. Las redes sociales pueden fungir en dos dimensiones en este proceso. Por una parte pueden ser utilizadas por dichos gobiernos y el capital de los intereses que representa para demeritarlo pero, por otra, pueden convertirse en un valioso mecanismo de defensa de los intereses ciudadanos más humanos y liberales.
EE.UU ante la emergencia de las RSI
Obviamente el panóptico de Foucault ha llegado al imperio estadounidense y el sentimiento de persecución constante se expande a través de las RSI. Estados Unidos crea sofisticados medios de persecución, violando cada día más la privacidad y mediatizando la libertad de información. En esa ambigua dinámica de censurar lo que no conviene a los intereses hegemónicos estadounidenses, han creado un sistema de seguimiento y monitoreo contra los usuarios en la red.
La tecnología llega a delinquir tanto en la rivalidad de los usuarios de las nuevas tecnología que, según revela el diario Washinton Post, les posibilita “(…) exploración Web y análisis de texto en móviles y su contenido en tiempo real. Con la vigilancia de escaneo se puede detectar posibles mensajes terroristas o criminales en SMS, mensajería instantánea, Twitter, correos electrónicos, Facebook, blogs, fórums (…)”
Para ello se amparan en leyes como la Patriot Act, que otorga al gobierno de los Estados Unidos el poder de vigilancia, seguimiento, obtención de datos o detenciones amparados en la supuesta amenaza del terrorismo. Ahora bien, el éxito de la comunicación alternativa y las redes sociales para Latinoamérica, radica en que se ha acudido, apreciándolas como un camino a la prosperidad en las relaciones sociales desde la red de redes. Resulta un caudal para el desarrollo de una comunicación alternativa ante la hegemonía de Estados Unidos sobre los grandes medios de difusión. Pero para penetrar en ella con éxito, debe hacerse con mensajes de contenido, que vayan más allá de la banalidad y las frases preconcebidas, que no tenga tabúes en despolitizar algunos elementos para hacerlos más comprensibles, en considerar los procesos políticos que se viven en la actualidad sin apartarnos del conocimiento teórico y no tildándolos como anti-sistémicos cuando apenas empiezan a nacer.
Otorgar propiedades radicales a movimientos contestatarios tempranamente puede brindarle de antemano una herramienta Estados Unidos para luego “disertar” sobre las limitantes de algo que si bien no tiene grandes propuestas ni exquisitos programas, pudiera ser muy progresista en el contexto actual y alentar posibilidades de cambios. Las revoluciones empiezan por reformas y las reformas por protestas. La potencialidad contestataria de las redes sociales es enorme, pero debe tenerse sumo cuidado con él sobre-dimensionamiento, tanto teórico como sociopolítico de las mismas.
En un intento por luchar en medio de la sociedad en red por una comunicación alternativa y proactiva Pascual Serrano precisó: “(…) la reflexión sobre internet y periodismo debe ir más allá. En primer lugar porque el objetivo no es que una persona pueda publicar sino algo mucho más ambicioso, en segundo lugar porque además de luces hay sombras que debemos identificar, en tercer lugar porque están apareciendo elementos novedosos que debemos diseccionar como son las redes sociales. Y, por último, porque debemos intentar prever los escenarios futuros.”
El elemento articulador de las redes sociales es otra de sus potencialidades, la capacidad para hallar mayores espacios de tolerancia, encontrando una sinergia entre los elementos de convergencia y los de divergencia, es otro de los retos que debe aceptar la izquierda. En esa dinámica se exige un mayor uso de las redes sociales, llenando de contenidos los mensajes políticos, articulando las otredades, en busca del logro mayor: la unidad, aquella por la cual tanto soñara el Apóstol y sobredimensionar la república de Martí en una América Nuestra con todos y para el bien de todos, para que el gigante de las Siete Leguas no avance más sobre nuestros pueblos.
Bibliografía:
Castells, Manuel. Comunicación y Poder de las redes sociales on line. En: http://patipena.wordpress.com/2009/07/13/comunicacion-y-poder-de-las-redes-sociales-on-line/
Castells, Manuel, (ed.) La sociedad red: una visión global. Madrid, Alianza Editorial, 2006, pp.557.
Dominique Wolton Edición Cono Sur, Número 1 – Julio 1999. En: http://www.insumisos.com/diplo/NODE/2048.HTM
Ramonet, Ignacio: La tiranía de la comunicación, Temas de debate, Madrid, 1999.
Reales, e. y Bohorquez, m. (1996). Lineamientos conceptuales tÚ las retÚs sociales. Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca. Saneafé de Bogotá.
Scolari, A. (1989). “Educación y pobreza.” En: La pobreza crítica en América Latina, Vol. II y 11I.CEPAL.Sanriago de Chile.
Omar Pérez Salomón. ¿La guerra cibernética toca a las puertas de Cuba? En: http://lapupilainsomne.wordpress.com/2011/01/11/%C2%BFla-guerra-cibernetica-toca-a-las-puertas-de-cuba/
Dijk, Teun A. Análisis del discurso ideológico. En: http://www.discursos.org/download/articles/index.html Consultado en junio 2011.
Medina, Ileana. Desde el otro lado: Una aproximación teórica a los estudios latinoamericanos sobre la recepción de la comunicación de masas. Ciudad Habana: Universidad de la Habana. 1995.
Lloreda, Oscar. Análisis de estrategias para acceder a la información política. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello. Curso 2009- 2010.
Redes y enredos en 2.0. En: América Latina en Movimiento, No. 463. Marzo 2011, año XXXV, II época. Redes sociales ni tanto ni tampoco. En: http://alainet.o
“Agenda de libertad en Internet” según los Estados Unidos. En: http://www.cubadebate.cu
El Departamento de Estado de EU abre su feed de Twitter en persa. En: http://mexico.cnn.com/mundo/2011/02/14/el-departamento-de-estado-de-eu-abre-su-feed-de-twitter-en-persa
Asesinan a hombre cuya cabeza tenía precio en Facebook. En: http://www.cubadebate.cu
Elizalde, Rosa Miriam. EEUU retrasa la salida del Ejército Ciberespacial, pero no se entusiasmen demasiado. En: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=114146.
El Pentágono crea un comando militar cibernético con 30.000 efectivos Véase en: http://www.abc.es. Consultado el 14/12/2010.
Gonzalo, Paula: Obama y las redes sociales en el inicio de su campaña electoral. Enhttp://www.periodismociudadano.com/2012/01/31/obama-y-las-redes-sociales-en-el-inicio-de-su-campana-electoral/
Encuentro de Blogueros y Twitteros en Porto Alegre – Brasil. file://localhost/D:/REDES%20SOCIALES/Encuentro%20de%20Blogueros%20y%20Twitteros%20en%20Porto%20Alegre%20-%20Brasil%20 %20Blogueros%20y%20Corresponsales%20de%20la%20Revolución.htm
The Wall Street Journal revela tecnologías utilizadas por EEUU para la vigilancia
Representantes de la UNASUR buscan aumentar la conexión de banda ancha. En: http://www.comerviagroup.com.ar/articulos/unasur-aumentar-banda-ancha
Van Buren, Peter y Tom Dispatch: El Departamento de Estado deja sin trabajo a bloguero que citó a Wikileaks. Colgado el 1 Octubre 2011. En: http://www.rebelion.org
Belial, Elvis y Diaz Marquis. Redes Sociales.En: http://www.monografias.com
Clinton, Hilary: Discurso de la secretaria Clinton en el Consejo de Relaciones Exteriores. Aborda los principales desafíos de política exterior, entre ellos las acciones militares. 16 julio 2009. En: http://www.america.gov/st/peacesec-spanish/2009/July/20090716164413pii0.9253656.html
Ramonet, Ignacio. El nuevo “sistema-mundo”. Consultado el 1 Octubre 2011. Le Monde Diplomatique. En: http://www.monde-diplomatique.es

“ELLOS TIENEN LOS MEDIOS, NOSOTROS TENEMOS LAS REDES”, JAVIER SICILIA

Deja un comentario


 

+ ANUNCIA LA CARAVANA DEL MOVIMIENTO POR LA PAZ EN NORTEAMÉRICA PARA EL MES DE AGOSTO, DENTRO DE UN FORO UNIVERSITARIO EN CALIFORNIA

Información, Beatriz Mora
Redacción, Vicente Tepo

El pasado 04 de abril fue invitado por la Universidad de San Francisco, el líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, quien exhortó a los connacionales en el extranjero a emprender la lucha para frenar la estrategia de muerte del Gobierno Federal en su guerra contra el narcotráfico. Anunció además, la próxima Caravana del movimiento en Norteamérica para el mes de Agosto.

En su participación, Javier Sicilia definió como errónea la política de guerra contra el narcotráfico que desató Felipe Calderón, pues ésta ha consistido en atacar a los grande capos, sin embargo, cuando a estos carteles los descabezan, ya nadie los controla. Esto no sólo multiplicó las células criminales, sino que creció el número de secuestros, extorsión y tratas de personas.

En esta guerra, poco se ha hecho para detectar el flujo de dinero producto del crimen organizado “¿A poco creen que las extorsiones se pagan en efectivo?”, dijo. Banqueros y empresarios están permitiendo el flujo del dinero del crimen organizado y los gobiernos de México y E.U. tienen serias responsabilidades en esto.

Llamó la atención sobre las agresiones contra la población migrante en México y Estados Unidos, “nadie los protege, son susceptibles de ser extorsionados, denigrados, sin ningún problema legal, ni remordimiento moral; esto es atroz, pues tiene que ver con los problemas del narcotráfico, de la violencia, de la corrupción, con los problemas del estado mexicano”.

A su juicio, denunciar esta situación es responsabilidad de la ciudadanía. Por eso se hace necesario preparar una Caravana en territorio norteamericano, junto con los medios alternativos, para poner en evidencia estos dolores acumulados y permitir la unidad de la conciencia mexicana y la norteamericana.

Javier Sicilia definió a México como un estado fallido, incapaz de garantizar la seguridad de ciudadanos comprometidos con la justicia. Recordó episodios álgidos que vivieron con la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad en su recorrido por territorio nacional, donde los aparatos de seguridad exhibían sus limitaciones y los dejaban por momentos inermes, fue entonces donde se le vino a la memoria, una frase de un amigo, “Ellos tienen los medios… nosotros las redes…”. La red de medios de comunicación alternativa y comunitaria, la red de la comunidad, de los grupos, las familias, tiene que perfeccionarse con urgencia; pues si el estado es incapaz de brindarnos seguridad, entonces hay que crear en cada grupo e instancia organizativa, algunos protocolos de seguridad mínimas.

Lo que no debes teclear en internet para evitar ser vigilado

Deja un comentario


 

Documentos liberados este año por el Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos detallan el espionaje mediático que opera desde junio de 2010.

marzo 13, 2012Emily Gómez Ramsey (@EKGRamsey)

 

Un ojo vigilante cae sobre internet. Desde 2011, analistas del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) se encargan de escudriñar 24 horas, siete días a la semana, todos los días del año. Así, cuando tecleas nuclear, Islam o hacker se “enciende una alarma” que abre expedientes, integra informes, arma listas… en aras de la seguridad nacional.

En febrero de 2011, el Departamento anunció la implementación de un programa para monitorear contenido en medios, incluyendo información de redes sociales; ¿la justificación? Vigilar actos de terrorismo y preservar la seguridad nacional.

De esta forma, se inició una “cacería” de información en foros en línea, blogs, muros de mensaje, etcétera, con el fin de ser divulgada a instancias federales, estatales y locales, además de a gobiernos extranjeros y al sector privado. La agencia aseguró no buscar reacciones públicas ante las propuestas del gobierno.

Ahora, documentos liberados este año por la propia DHS dan a conocer los detalles del espionaje mediático que está en operación desde junio de 2010. En diciembre de 2011, y luego de que el Centro de Privacidad de la Información Electrónica (EPIC) ganara una demanda de acceso a la información, fueron liberadas 285 páginas de expedientes, en los que se detalla la recolección de información hecha con nombres de usuario y perfiles falsos en redes sociales.

La información contenida en los expedientes se suma a un informe previamente publicado y titulado “Evaluación de políticas de privacidad”; en él, el departamento aceptaba que su Centro Nacional de Operaciones (NOC, por sus siglas en inglés) había monitoreado a medios y redes sociales dentro y fuera de los Estados Unidos desde mediados de 2010.
Los nuevos documentos revelan que General Dynamics, un conglomerado de empresas de equipamiento militar estadounidense, es el encargado de llevar a cabo el monitoreo y sus analistas tienen un mandato concreto de buscar “cualquier reporte mediático que refleje de forma adversa sobre el gobierno de los Estados Unidos, el Departamento de Seguridad Interior, o aquellos que prevengan, protejan o respondan ante actividades de gobierno”.

Si hay algún interés particular por una situación, los analistas deben realizar informes que comparten con los altos rangos de la agencia, principalmente a través de correos electrónicos, pero también a través de llamadas telefónicas.

Las fuentes primarias de información para la agencia son las grandes cadenas de noticias, como CNN, FOX, ABC, NBC, CBS, MSNBC, Reuters y AP; le siguen los periódicos locales, como The Guardian,  The Washington Post, LA Times, Wall Street Journal; y las principales cadenas internacionales, como BBC, AFP, UPI, Al Jazeera y EFE.
Cualquier conductor o reportero que utilice estos medios, así como sus portales electrónicos y redes sociales, para informar en tiempo real a sus audiencias, pueden ser monitoreados y, bajo un mandato vigente desde enero de 2011, los analistas pueden abrir sus expedientes de información personal (conocidos como, PII, personally identifiable information); en ellos, se recopila el nombre, la afiliación, posición profesional y el ID público de la persona.

Como fuentes secundarias figuran los blogs de investigación científica, como Wired y Popular Science; blogs “activistas” extranjeros, como Allafrica y Global Incident Map; blogs políticos, como aquellos en Foreign Policy y Newsweek; blogs que cubren el narcotráfico, como el Blog del Narco o Cryptome. La lista también incluye a Facebook, Twitter, YouTube, Flickr, Vimeo y agregadores de noticias.

Como fuentes terciarias se utilizan las estadísticas de “hits” en redes sociales, las cuales son especificadas en el Analist Desktop Binder como listas de “temas de interés” (items of interest, IOI). En ellas, se suscriben palabras clave que ameritan la “cacería” de brujas en Facebook y Twitter; los términos seleccionados son tan vagos y comunes, que podrían aparecer miles de veces en un día.

El 23 de febrero de 2012, EPIC hizo entrega de una carta al Congreso de los Estados Unidos en el que demanda la suspensión del programa; arguye que el proyecto transgrede múltiples libertades civiles, especialmente aquellas que conciernen a la libertad de expresión y libertad de prensa.

A continuación te dejamos una lista con los temas de interés y blogs más interesantes de los documentos:

Da click para agrandar. Gráfico: Mariana Hernández (@mariana1hdzc)

Te dejamos la lista completa de los tópicos que “invitan” a ser rastreados:

seguridad

¿Qué tan seguro es Internet en América Latina? Un análisis de COHA

Deja un comentario


 

Por: – febrero 20 de 2012 –
De revista, TIEMPO REAL,

Este análisis fue preparado por Alex Sanchez Research Fellow at the Council on Hemispheric Affairs *

Internet se ha convertido en un canal de comunicación indispensable alrededor del mundo, incluida América Latina. Si bien su penetración no se asemeja a la de Estados Unidos, Europa, Japón o Corea del Sur, la red informática mundial sigue creciendo de manera sostenida en la región, al tiempo que empieza a cobrar importancia la seguridad digital por la proliferación de la piratería informática y otros delitos propios del mundo virtual.

El crecimiento regional de Internet

Internet no se ha expandido en América Latina tanto como en Europa u otras regiones desarrolladas a causa de factores económicos e incluso geográficos, pero ello no ha obstado al crecimiento de la cantidad de usuarios de la red de redes en la última década, particularmente en Chile, Argentina y Venezuela.[1] Según un informe de 2011 del Proyecto AMPARO[2], gestionado por el Registro de Direcciones de Internet para América Latina y Caribe, existen unos 200 millones de usuarios en esta región.

Se trata no sólo de un gran aumento repentino de los hogares conectados, sino también de los denominados “cibercafés” o salas de navegación. En entrevista con COHA, uno de los voluntarios en Honduras del Cuerpo de Paz, una agencia de desarrollo del gobierno estadounidense, explicó que “siempre es posible conectarse a Internet de manera inalámbrica dentro las grandes ciudades. Hay ‘cibercafés’ en prácticamente todos los pueblos medianos e inclusive en algunos de los pueblos pequeños más prósperos.” A escala mundial, tres de cada diez usuarios de Internet se conectan a la red por teléfono móvil, de acuerdo con un artículo de 2010 de Advertising Age donde se cita una encuesta de Nielsen en su informe sobre las nuevas tendencias digitales. Con mayor claridad se observa este fenómeno en Asia Pacífico, donde el 71% de los usuarios se había conectado por teléfono móvil dentro de los 30 días previos a la medición, región a la que siguen Oriente Medio, África y Pakistán con un 68%, América Latina con un 46%, Europa con un 37% y América del Norte con un 34%.[3] Así resulta curioso que América Latina sea una de las regiones con la menor cantidad de usuarios de smartphones o teléfonos inteligentes, pues un reciente informe de Vision Mobile[4] indica que la penetración de los teléfonos inteligentes en América Latina es sólo del 17%, en comparación con el promedio mundial de 27%, lo cual pone de manifiesto las grandes posibilidades de este implemento tecnológico en la región.

Queda claro que el Internet sólo crecerá en los años venideros si las multinacionales de telecomunicaciones logran capitalizar el inexplorado mercado latinoamericano. Por ejemplo, Millicom International Cellular S.A., un operador sueco de telefonía móvil internacional, comenzó en 2008 a prestar sus servicios de tercera generación en Guatemala, Honduras, Bolivia, Paraguay, el Salvador y Colombia. M2 Telecomworldwire informó que, según publicita la empresa, Millicom brinda su gama completa de servicios de tercera generación, inclusive banda ancha móvil de alta velocidad, conexión a la red mediante computadoras portátiles, televisión en teléfonos móviles, descargas de música y video así como video-llamadas.[5]

Aunque cuesta determinar cuanto tiempo pasara para que algunos países alcancen la capacidad de conexión que actualmente  gozan Europa y partes de Asia. El miembro entrevistado del Cuerpo de Paz señaló que “el acceso a Internet en zonas rurales se limita a los espacios de oficina. Donde vivo, Internet sólo está disponible en la alcaldía y, por si fuera poco, es increíble lo lenta que es. Conozco también a cuatro o cinco personas que se conectan por módem.”

La latente importancia de los servicios de telecomunicaciones en América Latina, en particular dentro del mundo de los negocios, se ve personificada por la persona más adinerada del mundo: el mexicano Carlos Slim, dueño de América Móvil, el conglomerado de telecomunicaciones más grande de América Latina. Abarca 200 empresas de construcción, venta al por menor, fabricación de tabaco y comunicación, inclusive The New York Times, adquirido con gran fanfarria en 2010. Forbes estimó la fortuna de Slim en 63.000 millones de dólares.[6] Telcel, perteneciente a América Móvil, acapara el 70% de los servicios de telefonía celular en México, mientras que Prodigy Infinitum, otra rama mexicana de América Móvil, es el mayor operador de Internet en el país.[7]

Source: Associated Press

Las preferencias digitales de América Latina

Los usuarios latinoamericanos se inclinan por los medios sociales (Facebook y Twitter) así como por programas de mensajería (Hotmail y Skype). Entrevistado por COHA, un profesor de un colegio secundario de Jalisco, en México, se asombra de que la mayoría de sus alumnos hayan creado perfiles en Facebook y de que hasta algunos estudiantes de nivel primario hayan abierto cuentas allí. Incluso han surgido redes nacionales a imagen y semejanza de tales sitios, como el aceptado Orkut en Brasil. Por su parte, también gozan de popularidad sitios de entretenimiento como YouTube, portales de noticias como Peru.com y canales digitales de cadenas de televisión como Televisa y TV Azteca.

Twitter tampoco se queda atrás y difunde la opinión de celebridades latinoamericanas a sus seguidores en la región. Ronaldo (@ClaroRonaldo), astro deportivo brasileño, se comunica así con 2,5 millones de fanáticos. Roberto Gómez Bolaños (@chespiritorgb), ícono de la comedia mexicana, cuenta con dos millones de admiradores. Y Jaguares, club de fútbol mexicano, substituyó los nombres de sus jugadores en las camisetas con sus pseudónimos en Twitter.[8] Incluso jefes de Estado se suman al movimiento, como Hugo Chávez de Venezuela (@chavezcandanga, con 2 millones de seguidores), Juan Manuel Santos de Colombia (@JuanManSantos, con casi 500 mil) y Ollanta Humala de Perú (@Ollanta_HumalaT, con más de 200 mil). Al margen, se desconoce si son los titulares presidenciales los que manejan su cuenta o sus asistentes.

También la investigación médica es uno de los objetivos de algunos gobiernos en su empeño por explotar los medios sociales. New Scientist informó en 2011 que el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Brasil emplea Twitter para registrar la aparición de casos de dengue y su propagación en el país.[9] La publicación científica precisa que los brotes de dengue se producen en Brasil todos los años en regiones diferentes, pero como las notificaciones pueden demorar semanas en llegar a los centros de salud, se dificulta la tarea de las autoridades sanitarias de determinar adonde asignar sus recursos. Con los mensajes enviados vía Twitter, podría agilizarse considerablemente la comunicación.[10]

Por otra parte, ciertas áreas de Internet son aún terreno yermo en América Latina. Apenas comienza a arraigarse el comercio electrónico en la región, a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos y Europa con eBay y Groupon, de modo que las primeras incursiones regionales en el comercio electrónico han logrado un éxito relativo. El sitio iQuiero de Perú vende por Internet todo tipo de artículos, desde lavarropas hasta licor, y entrega las compras a domicilio, pero su alcance geográfico deja aún mucho que desear. En Mercado Libre de México, el álter ego de eBay, se venden productos a particulares y empresas a precios exclusivos. Si bien otros países todavía no se dejan arrastrar por la ola del comercio electrónico, ya se ve a la distancia el crecimiento en potencia del sector en América Latina en los próximos años.

Internet en Brasil

El peridico Financial Times afirmó el año pasado que en 2001 se registraban alrededor de 47 millones de usuarios en Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica; en 2011, 759 millones. En otras palabras, la cantidad de usuarios de Internet de este grupo de países se multiplicó por dieciséis en diez años. Sin embargo, esta cantidad de usuarios representa sólo el 31% de la población conjunta de tales países, un porcentaje paupérrimo en comparación con el 77% de Estados Unidos.[11] Según cifras oficiales, en Brasil había oficialmente 67 millones de usuarios en 2010, aunque los especialistas sostienen que en realidad serían 73 millones.[13] Después de Estados Unidos, Brasil es asimismo el país con la mayor cantidad de usuarios de Twitter. Se reproducen también los  perfiles  de usuarios brasileños en Facebook, aunque a la sombra de Orkut, su popular adversario nacional. Por último, en materia de comercio electrónico, los subscriptores del sitio Peixe Urbano, la versión brasileña de Groupon, reciben por correo electrónico ofertas especiales de productos y servicios.

Piratería informática

No sorprende que los delincuentes vean el mundo virtual en América Latina como la apertura de nuevas posibilidades delictivas. Sin embargo, cuesta determinar qué país se ve más afectado por las estafas electrónicas, los virus informáticos y demás delitos en la red porque generalmente no se registran denuncias al respecto, un reciente informe del periódico mexicano Noroeste sostiene que es México el mayor damnificado por los delitos informáticos en América Latina.[13] Por su parte, según informa el Proyecto AMPARO basándose en datos de Symantec, empresa productora de software, Brasil, México y Argentina fueron los tres países más perjudicados por los delitos informáticos en 2009 y 2010.

Un problema similar, pero quizás con mayor incidencia, radica en la creciente asiduidad de los ataques informáticos a los sitios web gubernamentales por motivos nacionalistas. Piratas informáticos peruanos y chilenos, por ejemplo, suelen atentar contra las páginas web del gobierno vecino, en particular antes y después de la celebración de encuentros deportivos. En 2007, los piratas peruanos de Rootgroup vulneraron la presencia digital de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile, la Oficina Nacional de Emergencia de Chile y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile.[14] Como contrapartida, en el marco de tensiones diplomáticas por un caso de espionaje en 2009, el sitio web del gobierno de Perú fue saboteado por piratas chilenos, que publicaron insultos chovinistas y la letra del himno nacional de Chile.[15] Por su parte, el grupo de piratas Anónimo y sus pares colombianos acometieron en agosto de 2011 contra el sitio web del gobierno de Colombia, el Ministerio del Interior y de Justicia y el Departamento Administrativo de Seguridad, una ofensiva denominada “Operación Defensa” y realizada en protesta contra la presunta censura del gobierno de Colombia.[16]Lo propio ocurrió en junio de 2011 con diversos sitios web del gobierno de Brasil: bloquearon páginas web del sector privado, asaltaron la base de datos del Ejército Brasileño y publicaron la información obtenida.[17] Se trataría en apariencia de una agrupación de piratería informática internacional brasileña vinculada con LulzSec.

¿Quién es el responsable de estos delitos informáticos? ¿Son operaciones independientes realizadas por grupos pequeños de piratas nacionalistas? ¿Qué se ha emprendido contra el robo de información bancaria y otros delitos de índole económica? En la actualidad circula por Perú el virus informático SAPZ, que substrae la información personal del usuario e incluso sus datos bancarios.[18]

Bien podría argumentarse que estos delitos, al alcanzar un alto nivel de complejidad, no son cometidos por piratas que buscan ganar dinero fácilmente, sino ya por organizaciones de mayor alcance. En 2011, la compañía de defensa Southern Pulse advirtió que las organizaciones de narcotráfico como La Familia en México y el PCC en Brasil alistanhackers a fin de que los asistan a perpetrar delitos pecuniarios. Se presume que incluso MS-13, un grupo delictivo centroamericano sin gran competencia informática, estuvo involucrado en la distribución de software malicioso en América Central a fin de hacerse de datos bancarios y falsificar tarjetas de crédito.[19]

La guerra contra el narcotráfico en México tampoco es ajena a la virtualidad. Uno de los blogs o bitácoras digitales más populares en México, el “Blog del Narco” (http://www.milcincuenta.com ), brinda información sobre la actividad más reciente del crimen organizado mexicano. Aun los Zetas, una de las agrupaciones delictivas más peligrosas del país, se han enfrentado contra el mundo digital. En 2011 fue hallado decapitado el moderador de un foro de debate anónimo de Internet, homicidio atribuido a los Zetas.[20] En otra oportunidad, Anónimo amenazó, en un video publicado en línea, con tomar represalias contra los Zetas si no liberaba a uno de los miembros del grupo de piratas que había secuestrado.[21] Se cree que los Zetas cedieron y la amenaza no se concretó.

Una circunstancia similar se observa en Guatemala: la publicación elPeriódico informa que han surgido ciertos blogs abocados a desenmascarar a los presuntos miembros de la Mara Salvatrucha, blogs como Justicia Final (http://justiciafinal.blogspot.com ) y La Calaca de la Muerte (http://lacalacadelamuerte.blogspot.com ). Según especula la publicación, de losblogs se ocuparían las bandas criminales rivales, pues sólo se revela información de los miembros de la Mara Salvatrucha.

Por último, en América Latina se han producido también controversias legales relativas al contenido publicado en línea. En 2009, la cantante argentina Virginia da Cunha entabló una demanda contra Google y Yahoo de Argentina: aducía que ambos motores de búsqueda le habían ocasionado daño moral por mostrar su nombre y fotografías de su cuerpo cada vez que los usuarios buscaban contenido pornográfico. El mismo año se falló en primera instancia a favor de la demandante y se ordenó a las compañías abonarle daños y perjuicios y eliminar de sus resultados todo sitio web con contenido sexual, erótico o pornográfico vinculado con el nombre o la imagen de la cantante.[22] No obstante, en 2010, se revocó la sentencia en segunda instancia y se resolvió que los motores de búsqueda serán responsables de difamación exclusivamente en caso de que se los haya puesto en conocimiento de la ilegalidad del contenido y no hayan procedido a su eliminación.[23]

Seguridad informática

Preocupa en América Latina la parsimonia estatal en el enjuiciamiento de los delincuentes informáticos, pues las fuerzas policiales latinoamericanas carecen generalmente de los medios necesarios. En entrevista con Business News Americas, Stu Bradley, director del departamento de estafas y otros delitos económicos de SAS, empresa productora desoftware, explicó que los piratas informáticos en China y Rusia concentran sus actividades cada vez más en América Latina, pues allí se encuentra poco desarrollada la correspondiente estructura antidelictiva[24], es decir, uno de los problemas en América Latina es la falta de organizaciones de seguridad dedicadas a combatir la estafa virtual.[25]

Una de las excepciones es Brasil, donde en 2010 se creó el Centro de Defensa Cibernética del Ejército Brasileño[26], con 20 oficiales y 30 proyectados hacia fines del 2011. Su comandante, José Carlos dos Santos, indicó que baraja la posibilidad de que el Centro aliste piratas informáticos[27] y que el enrolamiento habitual se efectúa exhibiendo la labor del Centro y proponiendo la visión de una carrera exigente e interesante.[28] Según dos Santos, desde principios del 2012 será obligatorio que los jóvenes oficiales militares sepan de informática y que esta medida alcanzará también a los sargentos.[29]

Desafíos virtuales como desafíos reales

Del informe de 2011 de Southern Pulse se desprende que el surgimiento de Internet profundiza la complejidad del delito en América Latina, particularmente en un momento en que se alienta a la región a concentrarse en amenazas más reales, como los homicidios o el narcotráfico.[30] En otras palabras, la piratería informática es rara vez prioritaria para las fuerzas del orden público, dada la tangible presencia del narcoterrorismo, los carteles mexicanos y demás manifestaciones de la violencia. Resulta difícil que los países latinoamericanos dispongan del presupuesto, y así del personal y la tecnología, que se precisa para lanzar ofensivas contra el delito virtual equiparables a las campañas emprendidas contra el delito real, más allá de la encomiable iniciativa brasileña. Si bien atrae a gobiernos y empresas la idea de subcontratar su seguridad informática con compañías internacionales, quizás les sería más asequible invertir, a la manera del Ejército Brasileño, en el joven talento de sus propios hackers nacionales.

Aunque el arraigo de Internet no es tan profundo en América Latina como en otras regiones del mundo, la tendencia virtual es perceptible con mayor intensidad a medida que los paises de habla hispana , en su mayoría, avanzan hacia el auge económico. Serán cada vez más los niños y adolescentes avezados al uso de computadoras portátiles, teléfonos inteligentes y todo otro punto de conexión con este mundo virtual y globalizado. Por ende, es  lógico priorizar la seguridad informática y cerciorarse de que evolucione a la par de este creciente mundo virtual.

 

El Consejo de Asuntos Hemisféricos (COHA), con sede en Washington, DC, fue fundado en 1975 para promover los intereses comunes del continente, aumentar la visibilidad de los asuntos regionales e incrementar la importancia de la interrelación entre Estados Unidos, así como alentar la formulación de las políticas de Estados Unidos hacia América Latina. Desde su creación, COHA ha sido uno de los órganos más activos de EU y es la mayor base privada que se ocupa de todo el espectro de cuestiones políticas, económicas y diplomáticas, así como de responder a los desafíos económicos y políticos frente a las naciones del hemisferio americano. Desde sus inicios, el consejo se reforzó con la presencia de los sindicatos más importantes de EU, organizaciones profesionales y grupos religiosos, así como distinguidas personalidades civiles y académicas

Older Entries