Cuba: Reflexiones del compañero Fidel Castro. El 67 aniversario de la victoria sobre el nazi fascismo

Deja un comentario


 

Ningún hecho político puede ser juzgado fuera de la época y las circunstancias en que tuvo lugar. Nadie conoce siquiera el uno por ciento de la fabulosa historia del hombre; pero gracias a ella, conocemos sucesos que rebasan los límites de lo imaginable..

El privilegio de haber conocido personas, incluso sitios en los que se llevaron a cabo algunos de los sucesos relacionados con la histórica batalla, incrementaba el interés con que esperaba este año la conmemoración.
La colosal hazaña era fruto del heroísmo de un conjunto de pueblos que la revolución y el socialismo habían unido y entrelazado para poner fin a la brutal explotación que el mundo había soportado a lo largo de milenios. Los rusos estuvieron siempre orgullosos de haber encabezado aquella revolución, y de los sacrificios con que fueron capaces de llevarla a cabo.
Este importantísimo aniversario de la victoria no podía ser comprendido bajo el signo de una bandera y un nombre diferente al que presidió el heroísmo de los combatientes de la Gran Guerra Patria. Quedaba algo sin duda intocable e imborrable: el himno bajo cuyas inolvidables notas millones de hombres y mujeres desafiaron la muerte, y aplastaron a los invasores que quisieron imponer mil años de nazismo y holocausto a toda la humanidad.
Con esas ideas en la mente, disfruté las horas que dediqué al desfile más organizado y marcial que pude imaginar nunca, protagonizado por hombres formados en las universidades militares rusas.
Los yankis y los ejércitos sanguinarios de la OTAN seguramente no podían imaginarse que los crímenes cometidos en Afganistán, Iraq y Libia; los ataques a Pakistán y Siria; las amenazas contra Irán y otros países del Medio Oriente; las bases militares en América Latina, África y Asia; podrían llevarse a cabo con absoluta impunidad, sin que el mundo tomara conciencia de la insólita y descabellada amenaza.
¡Qué pronto se olvidan los imperios de las lecciones de la historia!
La técnica militar exhibida en Moscú el 9 de mayo, mostraba la impresionante capacidad de la Federación Rusa para ofrecer respuesta adecuada y variable a los más sofisticados medios convencionales y nucleares del imperialismo.
Fue el acto que esperábamos en el glorioso aniversario de la victoria soviética sobre el fascismo.
Fidel Castro Ruz
Mayo 10 de 2012
8 y 14 p.m.
Anuncios

Revive polémica por estancia paraguaya de secretario de Hitler

Deja un comentario


LUNES 7 DE FEBRERO DE 2011

PL

La polémica y el misterio por la estancia en Paraguay de Martin Bormman, el secretario de Adolfo Hitler, revivió hoy tras conocerse en Paraguay el testimonio de un excolaborador de los nazis.

El periódico belga Derniere Heure entrevistó la víspera a Paul Van Aerschodt, un cómplice de los fascistas, quien aseguró que Bormman residió en este país después de la Segunda Guerra Mundial bajo la identidad de un religioso.
Según Van Aerschodt, el consejero de Hitler emigró a Latinoamérica, pasó un tiempo en Bolivia y preparó un golpe militar contra Juan Domingo Perón en Argentina.
Se hacía llamar Augustin von Lembach, usaba sotana negra y, como si fuera cura, celebraba misas, matrimonios, funerales y administraba los últimos sacramentos, dijo.
El entrevistado aseveró que dialogó en cuatro oportunidades con el exjefe de la cancillería del nazismo en La Paz, adonde llegó en 1947 proveniente de Paraguay, gracias a la intervención de un obispo claretiano.
Relató que Bormman, declarado oficialmente muerto en 1945, preparaba planes con unos 20 oficiales para derrocar a Perón, aunque no describió en qué terminó esta conjura.
Hasta el momento permanecen en el enigma, los pormenores y las certezas del paso del alto mando del nacionalsocialismo por esa nación suramericana.
En agosto de 1993, fuentes del gobierno paraguayo declararon que falleció en Asunción, donde fue sepultado en una fosa común.
Sin embargo, en 1998 peritos alemanes afirmaron encontrar los restos del excabecilla hitleriano, tras realizar análisis de ADN a unos esqueletos hallados en 1972 durante una excavación en Berlín.
De acuerdo con el periódico belga, Van Aerschodt frecuentó en Bolivia a otro criminal nazi, Klaus Barbie, detenido en ese país en 1983 y juzgado en Francia cuatro años después.
El entrevistado de Derniere Heure, de 88 años de edad, fue condenado a muerte en Bélgica en 1946 por colaborar con las tropas invasoras durante la guerra, pero escapó hacia España.
De allí, con la ayuda de un sacerdote, partió hacia Argentina y después a Bolivia donde vivió hasta 1964, cuando regresó a Europa.

Pese a ser cómplice del fascismo, Van Aerschodt trabajó para las Naciones Unidas de 1969 hasta fines de 1976.

PUBLICADO POR ARGENPRESS