Investigan posibles nexos de ministro colombiano y paramilitares

Deja un comentario


jueves, 2 de agosto de 2012

PL

La Procuraduría general colombiana inició la recopilación de pruebas contra el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, sobre quien pesan denuncias por presuntos vínculos con paramilitares en el departamento de Casanare, oriente del país.

Según medios de prensa, serán entrevistados 11 testigos, entre ellos los exgobernadores de esa región, Miguel Angel Suárez y William Pérez -condenados por la Corte Suprema de Justicia, en razón de sus vínculos con dichas bandas-; los exalcaldes del municipio de Tauramena, Milton Alvarez y su hermano Javier, y el extraditado narcotraficante Néstor Caro.
La Procuraduría dispone de seis meses para establecer si Vargas Lleras recibió en 2002 apoyo del comandante paramilitar Héctor Buitraga (alias Martin Llanos), durante su carrera en pos de un escaño en el Congreso.
A la par, el ente judicial solicitó a la Registraduría Nacional de la República un informe sobre los resultados de Vargas Lleras en los comicios de Casanare, para comprobar si hubo, o no, irregularidades en la votación.
La Corte Suprema de Justicia abrió también una investigación paralela contra quien es catalogado como una de las estrellas del gabinete del presidente Juan Manuel Santos.
Mientras, el ministro calificó de complot el proceso en su contra, urdido por Santiago Uribe Vélez -hermano del expresidente Alvaro Uribe- con el apoyo de “empresarios de las esmeraldas y un uniformado de apellido Ramírez”, afirmó.

Publicado por ARGENPRES

Declaración política 21 Congreso del Partido Comunista Colombiano

Deja un comentario


miércoles, 1 de agosto de 2012

Unir todas las voces y todas las rebeldías por la paz, la democracia y la soberanía.

.

Los 374 delegados y delegadas al XXI Congreso del Partido Comunista Colombiano, reunidos y reunidas en la ciudad de Bogotá durante los días del 18 al 22 de julio de 2012, luego de la más amplia deliberación, con un espíritu de sólida unidad y el más profundo compromiso con las luchas del pueblo por la verdadera independencia, la democracia plena y el socialismo, declaran:
1.- El capitalismo continúa mostrando a escala planetaria sus límites sistémicos y civilizatorios, así como su incapacidad para ofrecer una alternativa digna a la existencia humana. La persistente crisis económica y financiera mundial, se acompaña de la profundización de las tendencias a la crisis alimentaria, energética, socio-ambiental y cultural. Con miras a garantizar su régimen de dominación y explotación, este sistema continúa desplegando a escala planetaria su acción depredadora y destructora a través de un proyecto político-económico de mercantilización extrema de la naturaleza, de la vida y del trabajo humano. En consideración a ello, el anticapitalismo, el socialismo y el comunismo, no sólo poseen plena vigencia, sino que han devenido en necesidad histórica. La crisis y sus impactos han exacerbado la lucha de clases, llevándola a niveles no vistos en las décadas anteriores. Como resultado de ello, se ha asistido a un auge de la movilización social y popular contra el gran capital y sus políticas. El mundo del trabajo, en sus múltiples expresiones de jóvenes, mujeres, migrantes, desocupados, adultos mayores, indignados, ha salido a las calles a confrontar los ajustes neoliberales.
2.- La crisis económica y financiera mundial no ha sido más intensa y profunda gracias a los desarrollos geográficos desiguales del capitalismo, así como a una nueva potenciación de las dinámicas especulativas del capital financiero. Todo pareciera indicar que en los años siguientes, no sólo persistirá la crisis capitalista, sino que sus efectos se sentirán con agudeza e intensidad en lugares en lo que hasta ahora no se ha manifestado; lo cual augura una extensión y profundización de la lucha de clases a escala planetaria. En el marco de la crisis económica y financiera, el imperialismo colectivo, en cabeza del imperialismo norteamericano, ha acentuado su política de militarización con el propósito de proteger militarmente la inversión trasnacional, garantizar el acceso a recursos estratégicos y pretender doblegar toda forma de resistencia, sea ésta de Estados soberanos o de movimientos sociales y populares. El imperialismo, además de militarista, se ha tornado más intervencionista, en forma directa, o a través de fuerzas mercenarias, según se ha observado en algunos países árabes, o promoviendo “golpes institucionales de Estado”, como lo muestra la experiencia reciente de América Latina. Pese a ello, las luchas y resistencias sociales y populares se constituyen en límite frente a esas pretensiones.
3.- El rasgo principal del proceso socio-económico y político de Nuestra América se encuentra en el avance de las fuerzas sociales y populares, que han logrado producir cambios políticos, incluidos el acceso al gobierno y la conducción del Estado, cuyos efectos se han expresado, por una parte, en una nueva correlación internacional de fuerzas que ha debilitado el imperialismo estadounidense, propiciado novedosos procesos de integración subregional y reivindicado la soberanía nacional. Por la otra, en importantes transformaciones económicas, políticas, sociales y culturales, algunas de ellas blindadas constitucional y legalmente, con alcances desiguales y diferenciados, que son expresivas de las aspiraciones de las mayorías oprimidas y explotadas. La profundización de los procesos de cambio en Nuestra América hacia una orientación decididamente anticapitalista y por el socialismo dependerá de la capacidad de movilización y organización que pueda desatar el movimiento social y popular, pues estamos en presencia de procesos no exentos de conflictos en el campo popular y de notorias resistencias de la derecha de la Región.
En ese contexto, la política intervencionista y de militarización propiciada por el imperialismo ocupa un lugar central, como lo demuestra la activación de la IV Flota estadounidense, y la instalación de bases militares en varios países de la región. Se requiere la mayor condena a los intentos de desestabilización del proceso bolivariano de Venezuela, así como de los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua. Hay que contrarrestar las pretensiones de la derecha de revertir procesos como en Paraguay.
En los años que vienen, debe esperarse una intensificación de la lucha de clases en Nuestra América producto de la previsible desaceleración del crecimiento económico y de su impacto sobre la situación socio-económica de la mayoría de la población, de los conflictos socio-territoriales asociados con la explotación minero-energética y la producción de agro-combustibles, de la persistencia en las políticas de mercantilización neoliberal, de las orientaciones de las políticas de desarrollo, y de la lucha por la persistencia y la profundización de los procesos nacional-populares. En ese contexto, el ejemplo de Cuba, por darle continuidad y mayor consistencia a su proyecto revolucionario mediante el impulso de un proceso reformas económicas y políticas merece todo nuestro acompañamiento y solidaridad internacionalistas.
4.- El momento histórico de nuestro país se caracteriza por la recurrente manifestación de tendencias a la crisis del régimen de dominación y explotación y del proyecto hegemónico, que no logran madurar plenamente, y el surgimiento de nuevas condiciones y posibilidades en el campo popular para producir un cambio político, que no logran proyectarse plenamente dadas sus dinámicas desiguales y diferenciadas, y su aún prevaleciente dispersión. Todo pareciera indicar que durante los años venideros se acentuará la contradicción entre la pretensión de estabilizar el régimen de dominación de clase fruto de los reacomodos y la redefinición de las alianzas en el bloque dominante en el poder, y las posibilidades de producir un cambio político como resultado de la unificación del campo popular en el que se logren juntar todas las rebeldías para emprender las transformaciones económicas políticas, sociales y culturales que requiere el país. El campo de la política se debate entre la consolidación del poder constituido y las posibilidades de un nuevo poder popular y democrático.
Cuatro son los factores que a nuestro juicio, son expresivos de las tendencias a la crisis del régimen de dominación y explotación y del proyecto hegemónico:
En primer lugar, son evidentes los límites de la organización institucionalizada del poder, especialmente de las configuraciones estructurales criminales, mafiosas y corruptas del régimen político, del sistema político, de las reformas a la justicia, del fuero militar y del fraudulento sistema electoral. Pese a los esfuerzos de remozamiento, es creciente el descreimiento social y la pérdida de legitimidad de las instituciones del Estado. En segundo lugar, son notorios los signos de ruptura del consenso entre las facciones que conforman el bloque dominante en el poder, lo cual se expresa en la tendencia a la diferenciación de intereses económicos y políticos y en la forma de representarlos. En tercer lugar, la desaceleración del crecimiento, fruto de los mayores impactos de la crisis capitalista y de la entrada en vigencia de los TLC debilita las condiciones de sostenimiento económico del proyecto de dominación de clase en la etapa actual, especialmente por la probable reducción de los flujos de capitales, la inminente caída de la producción y el empleo, y el consecuente deterioro de la fiscalidad del Estado. En cuarto lugar, se aprecia una creciente movilización social y popular, que trasciende la mera reivindicación, más politizada pero aún dispersa, de confrontación contra las formas asumidas por la estrategia de acumulación capitalista y contra las políticas neoliberales del gobierno de Santos. Las reconfiguraciones en el bloque en el poder y las contradicciones no antagónicas en las que ellas se sustentan, amplían objetivamente las posibilidades del campo popular, pues su accionar puede contribuir a un mayor resquebrajamiento del proyecto hegemónico.
5.- La trayectoria de la acumulación capitalista durante el gobierno de Santos se encuentra marcada por la profundización y extensión del proceso de neo liberalización iniciado hace varias décadas. La continua precarización del trabajo obrero y popular, el desempleo y la informalización, así como su feminización han aumentado la tasa de explotación; las políticas de mercantilización se han ampliado a campos antes insospechados; la creciente financiarización del capital, basada principalmente en el endeudamiento del Estado y de los hogares, le ha impuesto al conjunto de la sociedad una renta parasitaria que favorece exclusivamente los intereses del capital financiero; el aumento espectacular de la inversión extranjera ha conducido a un nuevo ciclo de colonización transnacional de territorios estratégicos, con el fin de explotar en forma intensiva recursos minero-energéticos, hídricos y de biodiversidad, produciendo una depredación socio-ambiental sin precedentes; la promoción de los agro-negocios transnacionales ha continuado afectando la autonomía y la soberanía alimentarias, la destrucción de la economía campesina, y estimulado aún más la concentración de la propiedad sobre la tierra a través de nuevas formas de despojo; la entrada en vigencia de tratados de libre comercio continúa destruyendo la producción y el trabajo nacional y acentuando la dependencia. Todo ello le ha dado continuidad y profundizado la forma predominante de la acumulación: la acumulación por despojo del campesinado y de los habitantes urbanos pobres; encuadrada en un orden del derecho, producto de una agresiva agenda de reformas constitucionales y legales, incluido el aprobado Plan nacional de desarrollo. Se ha anunciado un nuevo paquete de reformas antipopulares, que en lo esencial apuntan a favorecer al capital transnacional y a los grandes grupos económicos.
Esa dinámica de la acumulación capitalista ha traído consigo la emergencia de nuevas y múltiples formas de la conflictividad social y de clase, que sumadas a las históricas, han ampliado el espectro de la lucha de clases en el país y, con ello, extendido las posibilidades de la política y de la acción política. Como resultado de ello, hemos asistido al surgimiento de nuevas expresiones de la movilización y organización social y popular, tales como la Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos, la Minga Social e Indígena, Comosoc…, múltiples movimientos socio-territoriales localizados, movimientos urbanos como los representados por el movimiento estudiantil unido en la Mesa Amplia Nacional Estudiantil, o en la luchas contra el régimen neoliberal de seguridad social en salud, entre otros. Todas estas expresiones, se unen a las importantes luchas de las nuevas generaciones de clase obrera, que ha traído consigo la inversión transnacional, a las luchas de los maestros, de los trabajadores de la salud, entre otros. Asimismo, a las trayectorias de lucha de los sectores consecuentes dentro del Polo Democrático Alternativo, especialmente a través de la denuncia y la oposición parlamentaria en el limitado espacio del sistema político, enfrentando la lógica de la democracia gobernable y del fraude electoral estructural.
En medio de condiciones adversas, el movimiento obrero y popular se caracteriza por distintos signos de resistencia, no obstante la desunión y la dispersión que continúan siendo algunos de sus rasgos. Es prioritario avanzar en la unificación del campo obrero y popular a través de la movilización unitaria, el fortalecimiento clasista de la CUT y la organización de los trabajadores que estimule el ascenso de la protesta y la conjunción de las luchas urbanas y rurales. Respaldamos la propuesta de preparación y realización de un Paro cívico nacional que confronte las locomotoras del Plan de desarrollo, la política represiva y el tratamiento de guerra a la protesta social.
6.- El gobierno de Santos ha mantenido en lo esencial la estrategia guerrerista de su antecesor, a pesar de una recurrente retórica acerca de la paz. Su política se condensa en el Plan Espada de Honor, que no es más que la continuación de la estrategia contrainsurgente iniciada con el Plan Colombia, pues sigue considerando la posibilidad de la paz como la victoria militar, conjugándola con un marco jurídico-institucional, el llamado marco jurídico para la paz, que descansa en lo esencial sobre la idea de la rendición y la desmovilización de las fuerzas insurgentes. La dinámica del conflicto social y armado ha demostrado la imposibilidad de una derrota militar del movimiento guerrillero para llevarlo a su entrega y desmovilización. Durante la última década se ha provisto al Estado con todos los instrumentos y recursos económicos posibles, se llevó a la escala máxima la alianza contrainsurgente con grupos narco-paramilitares, se ha dispuesto del apoyo económico y tecnológico del imperialismo estadounidense, y tras repetidos anuncios acerca de la finalización del conflicto e incluso de la prefiguración de escenarios de posconflicto, más allá de los golpes a la alta comandancia y a estructuras intermedias de la organización guerrillera, lo que se continúa observando son flujos y reflujos y una reiterada capacidad adaptativa de las fuerzas comprometidas directamente en la contienda militar, dando cuenta de una tendencia a la prolongación indefinida de la guerra, de no buscarse y acordarse una salida política.
La política guerrerista de Santos resulta insuficiente para los sectores más militaristas y de ultraderecha que, además de desconocer la existencia del conflicto y considerar éste más bien como una amenaza terrorista, abogan por una política de tierra arrasada y de extermino del enemigo, con claros contenidos fascistas. Guerra y economía neoliberal van de la mano en la experiencia colombiana. Si de verdad Santos pretende desmarcarse de la ultraderecha, es hora de que abandone su retórica y manifiesta su voluntad por una salida política, de la misma forma que en diversas manifestaciones y documentos lo han hecho y reclamado las fuerzas guerrilleras.
7.- La contribución a la búsqueda de una solución política para la paz ocupa un lugar central dentro de las urgencias en la etapa actual. El curso del proceso político en nuestro país y las posibilidades del cambio político hacia un nuevo poder se encuentran asociados en gran medida con esa perspectiva. La posibilidad de encauzar el país por el camino de la solución política no es un asunto exclusivo de las fuerzas comprometidas directamente en la confrontación militar. Si bien la expresión de voluntad política de las partes posee el mayor significado por lo que debería traducirse en la exploración y formalización de diálogos tendientes a un proceso de negociación, la verdadera llave de la paz se encuentra en la disposición de lucha del movimiento social y popular. Dicho movimiento tiene la difícil tarea de hacer comprender al conjunto de la sociedad que la paz no es la rendición, ni la victoria, dado el carácter histórico y la naturaleza social del conflicto y, en consecuencia, que cualquier propósito de su superación pasa por la necesidad de concebir y trazar las vías, así como de establecer los mecanismos que permitan llevar a cabo las transformaciones económicas, políticas, sociales y culturales, tendientes a superar las causas que lo originaron y hacen que éste se reproduzca. Para los comunistas la solución política implica entender la paz como justicia social, democratización y desmilitarización de la sociedad, recuperación de la verdad, de la memoria, reparación de las víctimas y por ello debe conducir a la definición de un nuevo contrato social a través de una Asamblea Nacional Constituyente que materialice las conquistas en favor del pueblo.
Los hechos recientes del Cauca, así como de otros teatros de guerra en el país, muestran de manera fehaciente los límites de una prolongación de la guerra contrainsurgente, los costos fiscales que ella compromete y que bien pudieran destinarse a resolver los problemas acuciantes de la población, el fracaso de una presencia estatal que privilegia la creciente militarización de toda la vida social, criminaliza las resistencias y las formas de organización social y popular, y convierte a las fuerzas militares en fuerzas de ocupación. Frente a ello, se aprecia una creciente resistencia de masas, y una movilización social y popular, campesina, indígena, afro-descendiente en aumento, por la desmilitarización y en demanda de una salida política de la guerra. Además de ésta, llamamos a impulsar las múltiples iniciativas que se están desplegando en el campo popular en esa misma dirección, tales como las Constituyentes regionales que impulsa Marcha Patriótica, en continuidad de los acuerdos del Encuentro de comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes, celebrado en Barrancabermeja de 2011, o el Congreso de Paz convocado conjuntamente por el Congreso de los Pueblos, Marcha Patriótica y Colombianos y Colombianas por la paz.
Contribuir a juntar todas las voces y todas las rebeldías se constituye en imperativo del accionar popular para derrotar las fuerzas militaristas y de ultraderecha, entronizadas en todos los campos de la vida social, con la complicidad de los medios masivos de comunicación.
8. Del bloque dominante en el poder, considerando los procesos de ruptura del consenso, se desprenden dos proyectos políticos que se disputan la unificación de las clases dominantes con miras a la contienda electoral de 2014, sin que aún esté claro si logran constituirse en mayoritarios o predominantes. Por una parte, se encuentra el proyecto representado por Santos que se ha querido mostrar como un proyecto reformador y modernizante, de una trasnochada tercera vía, comprometido mucho más fondo con los intereses del capital financiero y los grandes grupos económicos, y más comprensivo de las dinámicas de la acumulación transnacional. Este proyecto ve en sus propuestas de política, la posibilidad de recomposición del proyecto de dominación de clase y busca el apoyo del centro político, incluidos sectores de la llamada izquierda democrática, que vienen desarrollando la tesis de detener la amenaza de la ultraderecha que representaría el Uribismo. Por otra parte, se encuentra el proyecto político que pretende la unificación de las clases dominantes con base en el ideario militarista y de ultraderecha que representa el Uribismo y que busca organizarse en el llamado Puro Centro Democrático, retomando al pie de la letra la política de los gobiernos de Uribe, especialmente de la lucha contra la llamada amenaza terrorista. Este proyecto no se desmarca, ni siquiera en la retórica, de las estructuras criminales, mafiosas y narco paramilitares que le han servido y le sirven de soporte. Estos dos proyectos políticos de las clases dominantes no son expresivos en todo caso de contradicciones irreconciliables o antagónicas. La estrategia de las clases dominantes seguramente consistirá en polarizar entre las opciones que representan sus proyectos políticos, buscando una salida y reacomodo por las alturas, desconociendo de plano el campo popular y sus posibilidades.
9.- El momento político representa una ocasión importante para el campo popular. Existen condiciones para avanzar hacia un cambio político que posibilite la construcción de un nuevo poder. En ello puede cumplir un papel decisivo la conformación de un Gobierno Democrático de amplia Participación Popular, comprometido con la paz democrática y las soluciones a favor del pueblo. En ese sentido, llamamos a todos los procesos sociales y populares, a los movimientos políticos y sociales, a los partidos de izquierda, a los diferentes procesos regionales a construir mancomunadamente un Frente Amplio de Convergencias y Procesos, con base en acuerdos programáticos que recoja los elementos comunes de las diferentes plataformas políticas e idearios de unidad, sin perjuicio de mantener las propias dinámicas organizativas y políticas, como los enseñan múltiples experiencias de Nuestra América. En lo inmediato ganan consenso puntos esenciales de convergencia como:
• Solución política con diálogo y negociación para la paz
• Lucha contra la voracidad y las rentas parasitarias el capital financiero
• Defensa de la soberanía, la tierra, el territorio, los recursos naturales y una relación no depredadora con la naturaleza
• Garantías y materialización de los derechos de la población (civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales) salud, educación, reforma agraria, vivienda
• Democratización del Estado, del régimen político y del sistema político
• Integración de Nuestra América.
10.- Los comunistas reafirmamos el compromiso con la unidad del campo popular con fundamento en definiciones y acuerdos programáticos. El accionar en ese sentido se encuentra orientado por el respeto, el reconocimiento mutuo, la fraternidad y la cooperación; por no ver en la izquierda enemigos ni inventarlos; por privilegiar lo que une y no considerar las diferencias como irreconciliables, sin desconocerlas; por cumplir y llevar a la práctica los acuerdos. Los entendimientos de la política y de la acción política, expresados en los procesos del movimiento real, indican que al tiempo que se está asistiendo a los inicios de un prometedor despliegue de la potencia del poder constituyente y a la producción de nuevas formas de poder popular, la confrontación con el poder constituido, en los limitados espacios institucionales, incluidos los existentes en el sistema político, posee la mayor relevancia. En tal sentido se concretará una política frente a las elecciones de 2014. Como integrantes del Polo Democrático Alternativo contribuirán a su fortalecimiento como proyecto unitario, a su 3er. Congreso nacional y a la coordinación con los diversos procesos de unidad en desarrollo. Como militantes de la unidad del pueblo trabajaremos por el acercamiento, la convergencia programática, la solidaridad y la construcción de nuevas formas de confianza política entre los procesos en desarrollo. Apoyaremos la creación colectiva del proyecto político de unificación de las clases subalternas y del campo popular. La difícil tarea de la unidad consiste justamente en poder juntar las rebeldías y unir las voces que en los diversos ámbitos de la acción política, la movilización, la organización y la lucha de masas se vienen expresando en nuestro país y deben tener ahora la prioridad. En las condiciones actuales, la unidad ha devenido en imperativo histórico y a este compromiso convocamos a concurrir con voluntad y apertura.
11.- El Congreso hace un llamado a los (as) trabajadores (as) y al pueblo colombiano a reforzar las filas del Partido Comunista, apoyar su política de unidad y coadyuvar a la construcción del nuevo país con paz, libertades, democracia, soberanía y solidaridad latinoamericana e internacionalista.
21 CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO
Bogotá, julio 22 de 2012

http://www.pacocol.org/index.php/noticias/492-declaracion-politica-21-congreso-del-partido-comunista-colombiano

Publicado por ARGENPRESS e

Tortura en cárceles colombianas: Sistematismo e impunidad revelan una lógica de estado

Deja un comentario


miércoles, 1 de agosto de 2012

Azalea Robles (especial para ARGENPRESS.info)
Parte V del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados.
“Presos políticos lisiados, paralíticos, ciegos o enfermos son sometidos a la tortura diaria al ser situados en medio de patios paramilitares para allí recibir golpizas y hostigamientos en situación de total indefensión, y son privados de medicamentos y asistencia médica, de manera a que las enfermedades los consuman: son mensajes que buscan paralizar la empatía social. Se trata de demostrar que la crueldad sin límites ejercida por un estado goza de total impunidad”.
Diomedes Meneses: ‘utiliza silla de ruedas debido a la paraplejia ocasionada por las torturas’, está siendo empujado a la muerte por tortura de negación de asistencia médica. Oscar Elías Tordecilla, invidente y con los brazos amputados, situado adrede en una penitenciaría sin presos políticos, en violación al dictamen de Medicina legal y al DIH: ‘necesitó atención médica para evitar la pérdida de visión, pero nunca le fue brindada’.
“Los presos políticos diagnosticados con cáncer continúan sin recibir atención médica. Que las organizaciones solidarias del Mundo exijan al Estado colombiano cese de forma inmediata la aplicación de este método de tortura”. CSPP
1.Introducción
Para finalizar este Dossier sobre la realidad de los 9.500 presos políticos en Colombia [1], abordamos un capítulo más amplio sobre la tortura, por ser ésta de carácter sistemático: representa un mensaje de terror enviado a la sociedad en su conjunto. Es el‘castigo’ contra el pensamiento crítico, la reivindicación social, y la empatía. De los miles de presos políticos amordazados en las cárceles colombianas, se estima que el 90% son civiles encarcelados con la finalidad de desmantelar la organización social, y que el 10% son presos políticos y de guerra miembros de las organizaciones insurgentes. La persecución sistemática contra la oposición política emplea al aparato judicial como arma de guerra [2]. Desde el estado son negados los presos políticos, en todas sus categorías: a los presos políticos civiles y a los presos políticos de guerra se les endilga, mediante grotescos montajes judiciales, cargos por delitos comunes: “La estrategia usada contra los prisioneros políticos es juzgarlos por rebelión y agregarles los cargos de terrorismo, narcotráfico y concierto para delinquir con fines terroristas, con el claro objetivo de quitarles el estatus político, facilitando incluso la extradición [el Art. 35 de la Constitución impide la extradición por delitos políticos]”[3]. Sindicalistas, estudiantes, líderes campesinos, defensores de DDHH (etc.) terminan presos por ‘terrorismo’ y otros delitos comunes, debido a las estrategias del estado colombiano para negar su accionar represivo a la par que lo intensifica. A los presos políticos de guerra se les imponen penas exorbitantes, se niega su carácter político y sufren torturas y atentados además de chantajes con su vida o la de sus familiares, con la finalidad de convertirlos en falsos ‘testigos’ contra activistas sociales. La reivindicación de justicia Social –en el 3er país más desigual del mundo- es represaliada de manera totalitaria.
2. La tortura: enviar un mensaje de terror a la sociedad, paralizar la reivindicación mediante el miedo
La represión sistemática contra la organización social es un mensaje de terror de estado contra la población: se expresa en el encarcelamiento político, en el asesinato político, en el control social, en la desaparición forzada [4]; se expresa en las torturas terroríficas ejercidas por la herramienta paramilitar en coordinación con el ejército en las zonas a despojar [5], torturas a modo de escarnio público para provocar masivos desplazamientos forzados [6]; en ese mismo orden de ideas, de paralizar la reivindicación mediante el miedo, se implementa la tortura en las cárceles colombianas. Es parte del Terror de Estado: su función no es solamente ejercer la crueldad contra el opositor privado de libertad, para generarle a éste sufrimiento, sino enviar un mensaje de terror a quiénes quisieran oponerse a un Status Quo imperante de saqueo y empobrecimiento. Así, las situaciones límite de presos políticos lisiados, paralíticos, mancos y ciegos, o enfermos que son sometidos a la tortura diaria al ser situados en medio de patios paramilitares para allí recibir golpizas y hostigamientos en situación de total indefensión, y que son privados de medicamentos y asistencia médica de manera a que las enfermedades los consuman, son mensajes que buscan paralizar la empatía social: se trata de demostrar que la crueldad sin límites ejercida por un estado goza de total impunidad.
Varios presos políticos están muriendo por negación de asistencia médica, hay igualmente negativa de clasificación de internos en abierta violación al DIH por parte del estado colombiano [7]; asimismo hay una negativa de aplicar la debida reducción de pena y excarcelación a presos lisiados y enfermos terminales, también se denuncia el alejamiento geográfico y separación familiar como forma de tortura, las palizas, descargas eléctricas, envenenamientos (combustible, materia fecal, vidrios en las comidas), la privación de agua, los encierros prolongados en calabozos, el hacinamiento extremo [8], los tratos degradantes y las humillaciones de carácter sexual, las amenazas de extradición, las torturas a familiares que van desde manoseos hasta violación y desaparición forzada. La impunidad ampara la tortura, no son respetadas las sentencias de la Corte Constitucional, tampoco las tutelas. Además se expiden leyes enfocadas a la persecución de la protesta social como la Ley de Seguridad Ciudadana del gobierno Santos, y normas internas del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) que vulneran los DDHH [9]. De ahí la importancia de que crezca la solidaridad activa con los presos políticos. Hay razones políticas, éticas y humanitarias de sobra para que la sociedad colombiana e internacional alce un clamor solidario.
3. Grave situación de homicidios de presos a manos de las autoridades por tortura y negación de asistencia médica
Por negación de asistencia médica los presos quedan lisiados, paralíticos, ciegos, o pierden la vida [10]: “A cada prisionero nos ha tocado activar el sistema de amparo mediante la tutela, mecanismo constitucional que el INPEC no cumple, burlándose del fallo, gracias a que los jueces de tutela no hacen efectivo el arresto y el pago de la multa por desacato”[11].
Los casos de presos asesinados por negación de asistencia médica son alarmantes: estas torturas son aplicadas con particular saña contra los presos políticos. Las organizaciones de DDHH lanzan la alarma. Dada la cantidad de presas y presos políticos en situación de tortura en las cárceles colombianas, presentaré solamente algunos casos.
José Albeiro Manjarrés falleció el 8 de enero 2011, devorado por un cáncer de estómago para el cual le negaron los análisis durante más de un año, incluso cuando ya perdía masa muscular a simple vista [12]. Ante la gravedad de su caso y los atroces dolores que padecía, los demás presos desarrollaron una huelga de hambre e interpusieron una tutela para que el estado lo atendiera; pero todo fue en vano: hubo negación absoluta de atenderlo por parte de las autoridades, propiciando así el cáncer terminal y la muerte. El ensañamiento llegó a tal punto contra este preso político que fue inscrito como NN en la morgue “a pesar que el INPEC contaba con la plena identificación y tenía los teléfonos de la familia, a quienes nunca informaron de su muerte” [Ibíd. ].
El preso político Arcesio Lemus también fue asesinado por negación de asistencia médica y tortura; el testimonio de su hija retrata la vida de una familia, que es la historia de la persecución a la oposición política. También alerta sobre la existencia de una política de Estado contra los presos políticos:
“Mi padre, Arcesio Lemus, se hizo líder comunitario, y un referente del trabajo revolucionario en el Tolima. Ese tipo de cosas no las perdona el Estado. Así que en la década de los 90 mi padre tuvo que desterrarse para salvaguardar su vida (…) Mi madre fue víctima de un montaje judicial, que la tuvo dos años tras las rejas. Yo fui conducida a una correccional de menores cuando tenía 15 años(…) Fueron años de presión que no le dejaron [a Arcesio Lemus] más opción que la clandestinidad. Se incorporó al ELN, como salubrista (…) En 2005 mi papá fue detenido. Empezó el calvario del encierro. (…) Comenzó a enfermar: a la edad de 65 años empezó a tener intensos dolores de cabeza y mareos. Los directivos penitenciarios se llenaron de solicitudes de mi padre, en donde les exigía su derecho elemental a la salud. Nunca fueron atendidas por el INPEC. Mi padre empezó a sufrir desmayos que tampoco fueron atendidos. Sus compañeros de cautiverio hicieron huelgas y motines, hasta que lograron que lo sacaran a “la unidad de sanidad”, donde lo aislaron. (…) Empezamos a gestionar visitas de organismos de derechos humanos (…) pero nada funcionó. Fue remitido, en grave estado de salud, nuevamente a la cárcel. (…) [Luego en] el Hospital Lleras Acosta recibió una atención deshumanizada y humillante, como suelen recibir la mayoría de presos (…) Sin atender su delicada situación fue devuelto a la cárcel(…) Logramos una visita de diez minutos, y lo encontramos con un golpe terrible en la cabeza, bañado en sangre y en una situación peor. “Fue que se cayó”, nos dijeron en el INPEC. Empezamos a rogar que lo llevaran de nuevo a un centro médico. Mi padre ya no podía hablar tan siquiera, llevaba casi quince días vomitando, no controlaba esfínteres, había perdido peso de manera alarmante y, por si fuera poco, se agregaba un trauma craneoencefálico que nunca se supo cómo sucedió dentro de la cárcel (…) Fue remitido a una institución hospitalaria, ya en estado de coma. Allí le encontraron un tumor en su cerebro (…) el 29 de junio 2010, falleció. (…) [Es] la ignominia que viven los presos colombianos, especialmente los presos políticos, contra quienes pareciera existir una política de Estado(…) El INPEC paga a la EPS que atiende la salud de los internos, casi 32 mil millones de pesos al año. ¿Cuánto dinero de ese se invierte en atender la salud de los internos, si pasan años para que sea aceptada una solicitud de revisión médica, de exámenes, de tratamiento?”[13].
Las muertes por negación de asistencia médica suceden una tras otra, en la más absoluta impunidad. El 1 de noviembre 2011 fue asesinado por tortura Ricardo Contreras: molido a palos por la guardia, y privado de asistencia médica [14]. El 15 de noviembre 2011 el estado asesina al preso Jhon Jairo Garcia por tortura de negación de asistencia médica [15]. En la cárcel el Pesebre muere Jonathan Smith Arias en enero 2012 [16], y el 9 de abril 2012 fallece Yovani Montes, ambos por negación de asistencia médica [17]. En diciembre 2011 fallece Luis Fernando Pavoni [18], y el 14 de junio 2012 fallece Óscar de Jesús Pérez, ambos por negación de asistencia médica, en Bellavista [19]… La lista continúa de manera aberrante. La Personería de Medellín reporta que: “en los últimos dos años han muerto 12 reclusos por falta de atención médica” [Ibíd. ], y el mismo drama se repite en cada región de Colombia.
En diciembre 2011 defensores de DDHH denuncian: “la inminente negligencia de la fiscalía, que se niega a expedir la resolución de traslado del penitenciario a un centro de atención medica pertinente al caso de salud de José M. Álvarez Tonguino recluido en la PICOTA-ERON y solicitado en extradición, que padece de una enfermedad que no ha recibido un trato adecuado y que por solicitud del médico interno, es necesaria la atención especializada urgente debido al estado de descomposición de su axila. El caso de Tonguino, a quien se le está violando su derecho a la salud, no es un fenómeno aislado, varios prisioneros han muerto (…) Es innegable que en las cárceles de Colombia se violan los DD.HH., se da un trato contra la dignidad humana”[20]. Pese a las súplicas de familiares y organizaciones, la negación de asistencia médica acaba con la vida de Tonguino a inicios de 2012. Son reiteradas las solicitudes –infructuosas- de que “se abran las investigaciones contra los funcionarios del INPEC, en cabeza de su director General de la policía G. Ricaurte, la Dirección de la Cárcel PICOTA-ERON y contra el personal de la guardia, por violar la Ley 65/93, Art. 16 CN y el acuerdo 0011/2002. (…)que se garantice el Derecho a la Vida” [Ibíd.].
La impunidad es total para un mecanismo de tortura y homicidios. Algunos presos políticos que han sido asesinados por negación de asistencia médica son: Jordán Fabián Ramírez, Otoniel Calderón Ovalle, Jimmy Ducuara Garzón, Arcesio Lemus, José Albeiro Manjarrés [21].
4. Presos políticos que están siendo asesinados por tortura de negación de asistencia médica
Los presos son privados de medicina, y los médicos encarcelados. Por curar a todo aquel que requiriera asistencia médica en la región dónde vivía, Carlos Figueroa, médico cirujano, fue víctima de montaje judicial y condenado a 20 años de prisión por “rebelión”, para castigar su respeto por la vida: “A nivel judicial también existen los ‘falsos positivos’”. Este médico preso político padece de cáncer: “Para que me iniciaran el tratamiento tuve que demandar al estado; pero no me llevan a las citas. Muchos enfermos reciben peor trato incluso (…) Apenas se denuncian los maltratos somos llevados a cárceles de alta seguridad, como lo que me ocurrió por pedir agua potable (…) Los presos políticos deberíamos estar en patios diferentes a los de los paramilitares y aquí no hay ninguna clasificación”[22].
Están en alto riesgo de muerte por negación de asistencia médica varios presos políticos. Señalaré algunos casos. El preso político Devis Ochoa [23] es diabético de tipo dos, ya pesa tan sólo 47 kilos, y se le niega una alimentación adecuada y la asistencia médica como forma de tortura que provoca la muerte; también se le ha introducido en un patio de paramilitares, en un intento de asesinato.
Al preso político Gustavo Giraldo el estado también lo está asesinando por negación de asistencia médica: padece de una enfermedad degenerativa que le ha hecho perder más de la mitad de su peso, cada día sin asistencia lo empuja a la muerte [24]. El preso político Hernán Rodríguez Díaz realizó una huelga de hambre reclamando asistencia médica y su traslado de penal, dado que el INPEC lo envió al “centro de tortura de Valledupar”, alejándolo de su núcleo familiar[25]. “El prisionero político padece una infección estomacal, un problema visual y dolores en la vejiga, por lo que ha presentado múltiples peticiones de atención médica las cuales han sido ignoradas. Hernán Rodríguez Díaz y 44 prisioneros mas denunciaron que se encontraban enfermos por causa de la contaminación del agua y alimentos, padeciendo los síntomas de caída de cabello y uñas, diarrea, sangrado rectal y oral, sin que hubiesen sido atendidos” [Ibíd.].
5. Presos políticos de guerra heridos: negación médica, tortura extrema
La situación de los presos políticos de guerra es dramática: éstos son con frecuencia capturados heridos tras combates o bombardeos, y se les niega la asistencia médica, empujándolos a la muerte o a la pérdida de sus miembros. Tal es el caso del preso político y de guerra Rolando Gradados que tiene las piernas y los brazos destruidos, y es torturado al negársele asistencia médica, restringírsele el agua potable y presionarlo a falsas confesiones bajo amenaza de extradición: “No puede caminar, ni comer solo y siempre debería estar asistido por una enfermera, sus necesidades deben ser realizadas en una bolsa; no está recibiendo la asistencia médica y la pésima alimentación del penal pone en riesgo su vida, no recibe la dieta ordenada por el médico, soporta fuertes dolores (…) Fue abordado por dos hombres de aspecto extranjero en el área de sanidad de la cárcel y estos lo hostigaron afirmándole que sería extraditado a Estados Unidos si no confesaba(…) Fue alejado de su familia en una política de destierro que vulnera un derecho fundamental. En el área donde se encuentra hay 9 internos que no están asistidos correctamente, ni enfermera tienen, incluso hay un enfermo terminal. Les están restringiendo el agua”[26].
El preso político de guerra Diomedes Meneses Carvajalino ha sido víctima de torturas por parte del estado colombiano, que le sacó un ojo con un puñal, e intentó asesinarlo en repetidas ocasiones, “utiliza silla de ruedas debido a la paraplejia ocasionada por las torturas propinadas por funcionarios del Gaula”[27]. Además está siendo empujado a la muerte por tortura de negación de asistencia médica: “devorado por una bacteria agresiva que le está carcomiendo el tejido muscular y óseo(…) la infección se trasladó al glúteo, afectando su integridad física: se expone a amputación (…) Por más de dos años una bacteria corroe su humanidad (…) Iguales circunstancias padecen miles de presos que son desatendidos en las prisiones colombianas, lugar donde se tortura sistemáticamente, incumpliendo el Estado colombiano sus obligaciones constitucionales de respetar el DIH, los derechos humanos” [Ibíd.], denuncia el Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP).
La situación de los presos ancianos, lisiados o con enfermedades crónicas en las cárceles colombianas es vergüenza para la humanidad: el hacinamiento, la insalubridad, la privación de agua, la comida descompuesta, las agresiones físicas de los guardianes o del paramilitarismo los vulneran de manera inexorable. Iván Cepeda denunció: “La gravísima situación se expresa en que más de 400 personas estén lisiadas en las cárceles, que más de 400 personas estén enfermas con carácter terminal”[28]. La debida reducción de pena y la excarcelación de presos lisiados o enfermos terminales es negada con saña. En mayo 2012 denuncian: “El prisionero Nelson Guzmán se encuentra cuadripléjico y sin la atención medica adecuada, en condiciones miserables (…) El juez Escobar ni siquiera se ha tomado la molestia de venir a verlo, pese a la solicitud de prisión domiciliaria. Situación similar ocurre con los prisioneros de la tercera edad que sufren penosas enfermedades”[29].
6. Tortura aberrante e intento de asesinato contra preso político sin brazos y ciego
El ensañamiento contra los presos políticos alcanza niveles aberrantes: el preso político Oscar Elías Tordecilla, invidente y con los brazos amputados, está encarcelado en situación limite, situado adrede en una penitenciaría sin presos políticos, en violación al dictamen de Medicina legal y al DIH. Oscar fue arrestado de civil en fase de recuperación; pero perdió por completo la visión por causa de la negación de asistencia médica del INPEC: “Un joven que sufrió amputación de los miembros superiores y durante todo este tiempo necesitó atención médica urgente para evitar la pérdida de su visión, pero ésta nunca le fue brindada”[30]. Su defensor logró sacarlo de la cárcel al cabo de 7 meses, gracias al dictamen de “Medicina Legal que afirma que por sus discapacidades físicas no puede estar en un centro penitenciario. Le otorgan detención domiciliaria.” Pero el estado, en una clara demostración de ensañamiento con fines de tortura, revocó la detención domiciliaria: “En medio de una de esas ilegales jugadas que realiza la rama judicial por orientación directa de los organismos de seguridad (…) Oscar es condenado a 40 años de prisión y remitido a la Cárcel de Itaguí, ignorando el dictamen de Medicina Legal” [Ibíd.]. El estado colombiano viola el DIH y se empecina en mantener una situación de tortura: un mensaje de terror. Además de causar la ceguera de Oscar, el INPEC profundiza la tortura: “Óscar es trasladado consciente y premeditadamente a una cárcel en la cual no hay colectivos de presos políticos que puedan brindarle la solidaridad que necesita. Por el contrario, sólo hay paramilitares(…) Oscar no puede valerse por sí mismo. Es puesto en una situación de total indefensión” [Ibíd.]. El estado busca aplastarlo como ser humano, porque remitir a un preso político y de guerra sin brazos y ciego a una cárcel llena de paramilitares es de las peores crueldades concebibles. Se evidencia una omisión preconcebida que le ha generado ceguera y un ensañamiento criminal al situarlo en una tortura permanente que atenta contra su vida.
7. Negación de asistencia médica constituye “atentado contra la vida”
El CSPP denuncia en mayo 2012 que “Los presos políticos con cáncer continúan sin recibir atención médica por parte del estado”:
“Los presos políticos enfermos de cáncer Luis Alberto Jaimes García, Vicente Saúl Valcarcel Albarracín y Juan Emilio Calle Cabeza, recluidos en la cárcel de Palogordo; continúan sin recibir el tratamiento médico necesario y su condición se deteriora cada día (…) Luis Alberto Jaimes, diagnosticado con cáncer de colon ha empeorado a pesar que el Juzgado tuteló los derechos fundamentales a la salud, sin que hasta la fecha se haya iniciado las sesiones de quimioterapia ordenadas por la junta de oncología (…) A Vicente Albarracín, diagnosticado con cáncer de recto, le manifestaron que debía someterse al tratamiento de quimioterapia pero que CAPRECOM no contaba con el medicamento (…) Juan Emilio Calle de 33 años, fue diagnosticado con cáncer linfoma Hodcking, desde el año 2008. Pese a la gravedad de la enfermedad se encuentra sin recibir atención médica desde hace dos años (…) Desde enero 2012 su estado de salud recayó ostensiblemente (…) el oncólogo ordenó un tratamiento de quimioterapia, terminado este procedimiento se debía hacer un trasplante de médula ósea. Aún con esta orden médica, Juan Emilio no ha recibido el tratamiento, consecuencia de ello su estado de salud empeora, al punto que hoy pesa 54 kilos, permanece con fiebre alta, constante dolor de cabeza y cuerpo, poco sueño y visón borrosa, entre otros síntomas.
La desatención en salud constituye un atentado contra la vida y la dignidad humana, además de erigirse como un tratamiento cruel e inhumano. El estado Colombiano tiene la obligación de respetar, proteger y garantizar la vigencia plena de los derechos fundamentales en las cárceles. El desconocimiento de los mismos a los presos políticos, representa una violación tanto del derecho internacional de los DDHH, como del DIH. Cobra vigencia la necesidad de mantener los ojos en las cárceles colombianas”[31].
8. ¿Cuáles son las causas de tan reiterativos casos de cáncer en las cárceles colombianas ?
La incidencia de cáncer en las cárceles colombianas es extrañamente alta. El CSPP alerta:
“Han muerto ya varios presos políticos y sociales como consecuencia de cáncer, lográndose detectar en los mismos una inadecuada asistencia médica. Esta grave problemática ha sido denunciada de forma reiterada por los colectivos de presos políticos y organizaciones de derechos humanos, sin que las autoridades hayan realizado las investigaciones que permitan establecer cuáles son las causas de tan reiterativos casos de cáncer y las actuaciones disciplinarias por negligencia médica [o negación]. La situación transgrede las normas del derecho humanitario. Hacemos un llamado urgente para que las organizaciones solidarias de Colombia y el Mundo, exijan al Estado colombiano cese de forma inmediata la aplicación de este método de tortura y a la vez tratamiento inhumano y degradante al interior de las cárceles, procediendo a: 1. Atender oportunamente los casos de salud de todos los presos políticos y sociales de Colombia; 2. Adelantar investigaciones penales y disciplinarias serias, contra los altos funcionarios del Estado que por acción u omisión son responsables de estos graves hechos; 3. Indagar las causas que están provocando los reiterativos casos de cáncer en las cárceles colombianas, a efectos de prevenir la ocurrencia nuevos hechos” [32].
9. Arroz con combustible, vidrios o materia fecal en la comida, y alimentos descompuestos vulneran gravemente la salud
Las reiteradas denuncias por intoxicación alimentaria en diversos penales dan cuenta del carácter continuo de este atentado contra la salud y la vida. “Condiciones inhumanas, golpizas y tortura persisten en la prisión de alta seguridad de La Tramacúa, en Colombia, aseguró Alliance for Global Justice. Se priva a los presos de agua y la comida contiene materia fecal o está podrida, según han constatado la Comisión para los Derechos Humanos de Naciones Unidas y distintas ONG” [33]. El 16 de abril 2012 el CSPP denuncia: “Nueva intoxicación masiva en Palogordo”, alertan los presos políticos:
“Los productos cárnicos han presentado avanzado estado de descomposición, jugos agrios; esto ha aumentado el número de presos intoxicados. Se suma además el hecho sucedido el 11 de abril cuando al almuerzo se nos suministró un arroz con sabor y olor a combustible (A.C.P.M.). El 14 de abril 2012 a raíz de un jugo, se presenta una intoxicación general de presos, tocándonos hacer del cuerpo en las áreas de ducha porque el número de sanitarios (4) no dan abasto. Existe un temor latente para consumir los alimentos, pues volveríamos a recaer en otra intoxicación. Mientras estas cosas suceden en las cárceles, el señor Ricaurte – Director del INPEC- hace declaraciones en las que anuncia al país que a tres presos de clase alta se les asignó cocinero personal y ‘lo que más les gusta es la mazamorra chiquita’. Los oligarcas ladrones de cuello blanco gozan de estos privilegios” [34].
Los presos emprenden masivas huelgas de hambre contra el envenenamiento:
“Los presos políticos y prisioneros de guerra confinados en Palo Gordo Girón Santander, denunciamos que a partir del día 23 de abril 2012, nos hemos declarado en huelga de hambre indefinida por la pésima atención de la empresa prestadora del servicio de alimentación(…) Esta empresa viene reiteradamente incumpliendo en la calidad y cantidad de los alimentos(…) Nos suministra alimentos en estado de descomposición no aptos para el consumo humano. Ocasionándonos serios problemas de salud como son intoxicaciones masivas, diarreas, y demás problemas digestivos que a la vez nos han dejado otros problemas de salud tales como ulceraciones e irritación del colon, un 40% de la población reclusa padece de esta enfermedad” [35].
Las ulceraciones e irritaciones del colon son factores de riesgo para el cáncer.La Campaña Traspasa los Muros alerta: “Preocupan gravemente las múltiples denuncias por problemas de salud relacionados con posibles cánceres de estomago o demás partes del aparato digestivo de los prisioneros, que en algunos casos ha ocasionado la muerte, como sucedió con el prisionero político José Albeiro Manjarres, quien murió luego de que se le descubriera de forma tardía un cáncer terminal de estómago. Que se conforme una comisión (…) con el objeto de verificar los motivos por los cuales en la Penitenciaria de Palogordo se presentan múltiples casos de enfermedades cancerosas que afectan el aparato digestivo”[36].
Convertir la comida en un arma contra los presos es una tortura recurrente: el 26 de junio 2012, 20 presos deciden amarrarse a una altura de 20 metros del suelo en la cárcel de Valledupar, denuncian: “Un día el INPEC nos da vidrio en las comidas, como el 28 de mayo, que dejó a 5 presos heridos incluyendo a Javier Moscote, quien fue hospitalizado por heridas ocasionadas al interior de su cuerpo por los vidrios injeridos, y otro día no nos da comida”[37]. El CSPP denuncia: “el suministro de agua se efectúa sólo dos veces al día por lapsos inferiores a 20 minutos (…) los reclusos deben recoger el agua en recipientes y transportarla, hay celdas en el quinto piso. Esto genera enfrentamientos (…) a diario aproximadamente 60 detenidos de cada torre se quedan sin agua, lo que constituye condiciones de vida cruel y degradante” [Ibíd.].
10. Suicidios
La cantidad de suicidios debido a las torturas es alarmante. Leandro Salcedo se suicidó tras meses de tortura: “El régimen de crueldad y Tortura al que están sometidos los reclusos, especialmente en la UTE (calabozos), los lleva a atentar contra su propia vida, como Leandro” [38]. Jorge Russo fue empujado al suicidio al negarle los medicamentos que le eran necesarios, además de torturarlo reteniendo las encomiendas de su familia, y otras crueldades; cuando se subió a las estructuras carcelarias: “uno de los guardias le lanzó una pipeta de gas desde la terraza, también le lanzaban piedras y una lo golpeó fuertemente en la cabeza” [39].
El traslado geográfico y alejamiento familiar es utilizado como forma de tortura y vulnera los derechos de los presos y de sus familiares, ocasionando cuadros dramáticos, como los suicidios: tal fue el caso, aparentemente, de Luis Carlos Arroyave [40], que apareció colgado en una de las áreas de vigilancia de la guardia; o de Jhon Jairo Garrido Barrios, encontrado sin vida el 1 de septiembre 2011 en la Penitenciaria de Valledupar: la tortura a la que el INPEC lo sometió, negándole -pese a órdenes judiciales- el acercamiento a su núcleo familiar, lo empujó al suicidio. Manifiestan los prisioneros que no pudo soportar más la tortura de estar lejos de su familia, situación que consideraba como “muerte en vida”[41]. En enero 2012, se ahorca Frank Camilo Amado, bajo “una política sistemática de represión y violencia por parte de la guardia, generando todo tipo de torturas físicas y psicológicas, humillaciones y tratos degradantes, fuertes palizas, choques o descargas eléctricas, gases en la cara(…) Alguien debería indagar sobre las causas de que en menos de 6 meses ya existan 5 muertos”, denuncian los presos políticos de Girón en junio 2012 [42].
11. Palizas aunadas a negación de asistencia médica
Por palizas son asesinados los presos, como ocurrió con Ricardo Contreras -uno de los casos conocidos-: molido a palos por la guardia y privado de asistencia médica. Los presos desesperados entablan huelgas de hambre con la esperanza de hacer cesar la tortura, algunos hasta se cosen la boca; pero las torturas y la negación de asistencia médica siguen siendo un mecanismo de agresión contra la vida de los presos. Jhon Leyner Delgado fue: “sometido a aislamiento por negarse a firmar un documento donde se auto-culpara (…) Al negarse a firmar, la golpiza propinada por la guardia le provocó múltiples heridas. No ha sido atendido. Por haber sido sometido a tortura, ha iniciado una huelga de hambre. Con el fin de exigir respeto a sus derechos fundamentales y al derecho a la salud en particular”, denuncia el CSPP [43]. El 11 de julio 2012 muere Jair Benavidez Suárez “luego de tres meses de aislamiento prolongado y fuertes golpizas del INPEC” [44].
12. Denuncias contra el INPEC y el Estado quedan en la impunidad
El Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado expresa: “La Defensoría del Pueblo presentó el 14 de octubre (2011) una denuncia penal en contra del General Ricaurte, director del Inpec, por presuntos actos de tortura. La tortura en cárceles sigue siendo una práctica sistemática, que permanece en total impunidad. Tal como lo indica la Coalición Colombiana Contra la Tortura, en su Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura de Naciones Unidas, (…) entre el año 2010 y lo que va del 2011, la Defensoría del Pueblo del Cesar reportó tan sólo en el establecimiento de alta seguridad de Valledupar 220 quejas de internos contra funcionarios del Inpec, de las cuales, 46 quejas son por maltrato físico, tratos crueles, inhumanos y degradantes” [45].
Ampliar la solidaridad y denunciar internacionalmente es un imperativo humanitario. Las denuncias que logran salir de las cárceles colombianas quedan en la impunidad, y no son sino la punta del iceberg: “Ningún documento escrito entra ni sale de las cárceles sin la censura previa” [46]. La impunidad ampara a los torturadores, mientras que un comportamiento respetuoso de los DDHH es castigado: cuando hay jueces que se niegan a avalar los montajes judiciales del estado, éstos sufren asesinato o encarcelamiento político, como el Juez Oscar Hurtado, detenido por negarse a legalizar capturas masivas y detenciones arbitrarias [47].
Las madres de presos caminaron desnudas en mayo 2012: “En contra de la tortura, la falta de agua, la no garantía del derecho a la salud, el traslado de los internos a centros penitenciarios alejados de sus familias (…) Los familiares sentimos como propios los sufrimientos que padecen nuestros seres queridos en los centros de tortura llamados cárceles (…) El sistema jurídico colombiano entrega sin ningún reparo a sus nacionales en extradición(…) Nos desnudamos para ser escuchadas.”[48]
13. Alejamiento familiar para impedir denuncias y desarticular procesos organizativos
No obstante su situación de vulnerabilidad extrema, los presos políticos siguen trabajando en procesos organizativos de defensa de los derechos humanos. El preso político Jairo Fuentes denuncia: “En las cárceles el derecho de expresión es reprimido con medidas como el alejamiento familiar (…) quienes estamos denunciando esta realidad oprobiosa somos trasladados a cárceles de máxima seguridad, lejos de nuestras familias” [49]. La Campaña Traspasa los Muros denuncia esta forma de tortura: “Uso de traslado y aislamiento como forma de desarticulación organizativa (…) no se tiene en cuenta que la ubicación del proceso judicial esté en el mismo sitio donde la persona está recluida. Este hecho se da en el caso de las y los prisioneros políticos, por la gran cantidad de traslados que sufren en aras de impedir que estos creen grupos de trabajo dentro de los centros de reclusión y también como retaliaciones de sus acciones de denuncia y desobediencia. Esta situación provoca una forma adicional de pena que es el hecho de estar alejado del núcleo familiar”[50].
En Junio 2012 denuncian que corre peligro la vida del defensor de DDHH, preso político y de guerra Marbel Zamora trasladado aunque: “una tutela le concedió el derecho a la unidad familiar(…) destacado por su valioso trabajo en el Movimiento Nacional Carcelario, que reivindica la rebaja del 20% de la pena para todos los prisioneros, el traslado de los presos a sus sitios de origen familiar y procesal, no a la extradición(…) Destacado en la resistencia frente a las reiteradas violaciones de DDHH por parte del INPEC. Su traslado a la cárcel de Valledupar pone en grave riesgo su vida(…) dicha cárcel se ha caracterizado por su permanente tortura”[51].
14. Inmersión en patios paramilitares pone en riesgo la vida de los presos políticos
El DIH preconiza la Clasificación de internos, pero: “los prisioneros políticos no son separados debidamente de los presos vinculados al paramilitarismo, convirtiéndolos en población vulnerable. La no separación pone en amenaza constante su vida”[52],denuncia la campaña Traspasa los Muros. Los traslados a patios con notoria mayoría paramilitar se usan como método de tortura contra los presos políticos. En julio 2012 denuncian: “Los atropellos a la seguridad y la vida de que fueron víctimas los presos políticos José Darío Arévalo Quintero, Wilson Enrique Leva, José Antonio Mendoza, Álvaro Padilla Tarazón (…) ordenando su traslado a otros patios(…) Solicitamos que sean reubicados urgentemente donde nos encontramos la mayoría de los presos políticos.” Arévalo Quintero expresa: “Temo por mi integridad física y por mi vida, me encuentro entre internos procesados por paramilitarismo e integrantes de la fuerza pública”[53]. En el marco de la huelga nacional de hambre de marzo 2012: “el Prisionero Político Leonardo Chaux Hernández se declaró en huelga de hambre para denunciar que era el único prisionero político en el patio 1B de La Dorada, y en exigencia de la visita humanitaria de la Comisión Internacional de DDHH”[54], impedida por el estado colombiano.
El preso político de guerra Diomedes Meneses, víctima de tortura e intento de homicidio por miembros del Gaula (ejército), aún impunes, fue puesto en un patio con miembros del Gaula:
“Caí tras el disparo… luego me propinaron otro disparo en el abdomen (a quemarropa). Luego me lanzaron una granada que me levantó 2 metros del suelo. Después viendo que todavía estaba vivo me agarraron a patadas y culatazos, me partieron esta pierna. Cuando la granada detonó me reventó por dentro y me puso a vomitar sangre por la boca, por los oídos, por los poros, pero a ellos no les importó, me siguieron golpeando(…) El Cabo Salazar sacó un puñal y me chuzó todos los dedos. Luego me sacaron todas las uñas de los dedos de los pies (…) Me pinchó el ojo izquierdo, lo perdí. Me degolló (…) Estoy condenado a 22 años de cárcel por ‘rebelión’ y ‘tentativa de homicidio’ pero no sé de qué tentativa se trata porque yo no les disparé, ni llegué a usar el arma(…) Y están los 15 nombres de los que me torturaron a mi, miembros activos del Gaula, entonces ¿por qué no han hecho justicia?(…) En esta cárcel han tomado represalia política(…) Nos dieron a ‘escoger’ a los presos políticos entre los calabozos y el patio paramilitar(…) Me roban, me hacen caer de la hamaca, me golpean… Saben mis limitaciones físicas y que soy un preso político, y aquí hay ejército, Gaula, paramilitares”[55].
15. Tortura contra presas políticas, chantaje con los hijos
Las presas políticas denuncian también torturas físicas, sicológicas, y conexas a la negación de asistencia médica y la insalubridad. Hay casos en que las torturas las vulneran de manera definitiva, como el de Marisela Uribe García, detenida con más de 5 meses de embarazo de gemelos, que perdió sus bebés por tortura [56]. Marisela fue denunciante de la mayor fosa común del continente, hallada en Colombia con 2000 cadáveres de desaparecidos a manos del ejército: situada detrás del Batallón militar de la Fuerza Omega[57].
A las presas políticas se les reducen las visitas de los hijos, obligando a estos a sufrir situaciones dramáticas. Denuncian el chantaje como forma de tortura que utiliza el INPEC, implicando a sus hijos. Las visitas o la reducción de pena son impedidas como retaliación contra la organización política. Los niños están expuestos a ser entregados a orfanatos, si no les queda un familiar que los acoja. A las madres cabeza de hogar se les violan sus derechos a detención domiciliaria, como en el caso de Liliany Obando, socióloga que pasó casi 4 años presa sin pruebas, durante los cuales le fueron negados sus derechos constitucionales como madre cabeza de familia [58]. Liliany expresa:
“El terrorismo de estado que opera en Colombia o bien desaparece a su opositor político, o lo asesina, o lo encarcela (…) Un 90% de las mujeres privadas de la libertad somos madres, la mayoría madres cabeza de familia. Es muy grave que una justicia vengativa ponga en la cárcel a las mujeres madres, porque penaliza a los hijos. Estas niñas y niños van a quedar gravemente dañados por la experiencia de tener a sus madres en prisión (…) Muchos de ellos si no tienen un familiar que los cuide crecen en la institución del estado, que es prácticamente otra cárcel, donde van a estar recluidos, y podrán solamente visitar a sus madres una vez al mes, por unas pocas horas. Algunas mujeres llegan a la cárcel en estado de gestación. Hasta la edad de 3 años pueden tener a sus hijos (en algunas cárceles). Hay estudios que demuestran que estos niños que han crecido en prisión sicológicamente tienen muchos problemas… pero es la única opción para quien no tiene con quien dejar a sus hijos (…) Estas condiciones son violatorias de los derechos de los niños” [59].
Las presas políticas sufren agresiones reiteradas, obligadas a convivir con paramilitares:“exponiéndonos, y a nuestros visitantes, en nuestra seguridad. Exigimos que se de cumplimiento a las leyes internacionales de clasificación de internas por hecho punible y se nos separe de las detenidas de ‘Justicia y Paz’, paramilitares(…)”[60]. También alertan:“No hay diagnósticos sobre enfermedades crónicas o terminales, no se atienden los tratamientos post-quirúrgicos o no se suministran los medicamentos. Situaciones tan graves como las que denunciaron las prisioneras políticas del ERON Cúcuta: ‘hay varias internas con ordenes de cirugías con 10 a 12 meses de anticipación y no han sido atendidas’” [61].
16. Tratos degradantes y humillaciones de índole sexual
Las torturas y vejaciones reseñadas en este informe son apenas una ínfima parte de la realidad, son la parte visible. Noticias Uno reportó la denuncia de violaciones sexuales por parte de guardianes: “Una reclusa fue abusada por los guardianes de la cárcel de Valledupar. Según denunció los guardianes estarían abusando de otras reclusas. El INPEC ordenó una investigación, pero no la trasladó a ella, de tal manera que sigue custodiada por los guardias denunciados.‘Vienen a sacar a las mujeres y a tener relaciones sexuales, es un abuso de autoridad’. Cuatro uniformados son investigados por inducir a las detenidas a prostituirse. ‘Yo dije que era violación(…) después de eso siguió el acoso, la burla y después denuncié otro intendente que se metió al cuarto porque según él ya lo había hecho con otro guardián’” [62].
Los familiares visitantes sufren “abusivos manoseos en sus partes intimas”[63], asimismo los presos políticos denuncian:“debemos soportar todo tipo de humillaciones, tratos crueles, inhumanos y degradantes; sometidos a vejámenes como ser requisados totalmente desnudos y obligados a realizar genuflexiones (cuclillas) frente a los guardianes (…)Ese tipo de requisas, son proscritas por la Corte Constitucional(…)” [64], pero la impunidad ampara la continuidad de la tortura.
17. La tortura en Colombia: una lógica de estado
La tortura se inscribe en una lógica de estado, de dominación mediante el miedo; no se trata de casos aislados: la impunidad que la encubre la perpetúa a la par que evidencia su carácter de herramienta del terror. Hay una utilización sistemática de la tortura, que conlleva incluso la muerte de presos políticos, y llega hasta la desaparición forzada y homicidio contra los familiares. El tema de la tortura implicando a familiares de presos políticos será desarrollado en la parte VI de este dossier. Ante la impunidad que prolonga la tortura, ante los sufrimientos indecibles, ante los homicidios de presos, se hace urgente la solidaridad internacional. La exigencia del cese de la tortura y la exigencia de la libertad para los miles de presos políticos son pasos imprescindibles hacia una verdadera paz con justicia social. La importancia de visibilizar estos crímenes de estado radica en tratar de impedir que se sigan instaurando como mecanismo de terror contra la reivindicación social. Estos mecanismos represivos son la matriz la guerra, su finalidad es perpetuar el creciente despojo de las riquezas de Colombia y la concentración de capital en pocas manos, en desmedro de una población cada día más empobrecida.
NOTAS:
* Este texto es a la vez un texto autónomo y la Parte V del dossier Colombia y sus miles de presos políticos silenciados, que abarca el contexto de intereses económicos y la represión política correlativa, los montajes judiciales, las condiciones de tortura a las que son sometidos los presos políticos, la invisibilización del drama y lo que su existencia pone de manifiesto. Para consultar las demás partes del Dossier, y para ver las notas completas, en caso de no tenerlas aparentes en esta publicación: http://www.azalearobles.blogspot.com
[1] “En Colombia existen 9.500 presos políticos” Informe Situación Carcelaria, Traspasalosmuros, Fundación Lazos de Dignidad: “Según el INPEC, a 31 enero de 2012, la población privada de la libertad ascendía a 102.292, hallándose 21.199 de estas personas: asociadas a los delitos de rebelión (1.933), concierto para delinquir (8.629), terrorismo (679), actos de terrorismo (54), secuestro (2.541), secuestro extorsivo (2.987), extorsión (4.326), financiación a grupos terroristas (18), utilización de medios y métodos de guerra ilícitos (30), traición a la patria (1) y espionaje (1). Teniendo en cuenta que con la desnaturalización del delito político en Colombia es sistemático que las y los prisioneros políticos sean juzgados por los delitos comunes mencionados al tiempo que son asociados con organizaciones rebeldes, conduce a pensar que en Colombia existen entre 9.500 y 21.199 prisioneras y prisioneros políticos.” http://www.traspasalosmuros.net/node/727
[2] Persecución contra la oposición política: ‘Secuestro Carcelario, montajes judiciales, ‘cibercafés de la selva’ y persecución política allende las fronteras’http://azalearobles.blogspot.com.es/2012/02/secuestro-carcelario-montajes.html
[3] ‘Delito de rebelión’: “(…) Existencia del delito político que además está reconocido por la legislación penal colombiana, la Constitución Nacional y los tratados internacionales ratificados por el Estado colombiano. No entendemos cómo los representantes del establecimiento pretenden desconocer la realidad que vive el país y la legislación nacional e internacional que dicen defender.” http://www.traspasalosmuros.net/node/748
Informe Perspectiva en Punto de Fuga: “Otra estrategia usada contra los prisioneros políticos es juzgarlos por rebelión y agregarles los cargos de terrorismo, narcotráfico y concierto para delinquir con fines terroristas con el claro objetivo de quitarles el estatus político, facilitando incluso la extradición[el Art. 35 de la Constitución impide extradición por delitos políticos]. Teniendo en cuenta la agudización del conflicto social y armado, la práctica sistemática de capturas masivas y arbitrarias, los diferentes obstáculos para mantener censos actualizados, la estimación de que un 10% de la población reclusa corresponde a personas privadas de la libertad por motivos políticos, la desnaturalización del delito político y las estadísticas del INPEC donde se expone que 21.199 personas se encuentran recluidas por delitos que atentan contra la existencia y seguridad del Estado (…)para enero 2012 la cifra de prisioneras y prisioneros políticos oscila entre 10.229 y 21.199.” http://issuu.com/traspasalosmuros/docs/traspasalosmuros
[4] Mayo 2012, informe ‘Desapariciones forzadas en Colombia’: “Situación actual de la desaparición forzada, mostrando el continuo aumento de los casos en el país, así como la persistencia de los patrones de persecución política y control social que han motivado históricamente las desapariciones forzadas en el país. (…) En Colombia las desapariciones forzadas han sido usadas históricamente como un instrumento de persecución política y de control social basado en el terror, perpetrado por agentes del Estado y por grupos paramilitares que actúan con su tolerancia, omisión y aquiescencia y que se benefician de la impunidad en la que permanecen los crímenes. Las desapariciones se cometen con el doble objetivo de acallar una voz disidente y, al mismo tiempo, enviar un mensaje claro y aleccionador al resto de la población para que se abstenga de mantener cualquier tipo de actividad de oposición o de cuestionar el orden político existente.” http://www.rebelion.org/docs/150986.pdf
El crimen de Estado de desaparición forzada de la “democracia” en Colombia ha rebasado las dramáticas cifras de la dictadura argentina: sólo en 3 años el Terrorismo de Estado ha desaparecido a 38.255 personas, informe Medicina Legal:. http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/71765-NN/colombia-registra-mas-de-38-mil-personas-desaparecidas-en-tres-anos/ Tribunal Internacional de Opinión; “La DESAPARICION FORZADA UN CRIMEN DE ESTADO” Veredicto. Congreso de la República. Bogotá, Abril 2008: http://www.dhcolombia.info/spip.php?article568
Informe Fiscalía, enero 2011: 173.183 asesinatos; 1.597 masacres; 34.467 desapariciones forzadas, y al menos 74.990 desplazamientos forzados, cometidos entre junio 2005 y el 31 de diciembre 2010 por el paramilitarismo: http://www.fiscalia.gov.co/justiciapaz/Index.htmhttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=120461&titular=cifras-alarmantes-de-cr%EDmenes-cometidos-por-la-herramienta-paramilitar-de-estado-y-multinacionales-
Desaparición, crimen del Terrorismo de Estado en Colombia: http://justiciaypazcolombia.com/50-000-personas-desaparecidas-en
[5]La herramienta paramilitar y el ejército actúan en acciones coordinadas de masacres, como abundan testimonios Hay casos tan flagrantes como la masacre de Mapiripán, en la que los paramilitares, fueron llevados en aviones Antonov y DC3 de un departamento a otro, y trasladados en camiones del ejército, al sitio de la masacre. Confesó el General Uzcátegui: “¿sabe qué hizo la Brigada militar Móvil2? Colocó un colchón de aire o de seguridad para que salieran los paramilitares. Esto es gravísimo y es un secreto (…) el ejército no sólo tiene vínculos con los paramilitares, no sólo no los combatió , sino que combatió a las FARC para que las FARC no golpearan a los paramilitares” http://vimeo.com/5114407
VIDEO: Juez, testigo de la masacre militar- paramilitar de Mapiripán: el Estado oculta la verdad. El día de la masacre sobrevoló: “Un avión espía que no de la Fuerza Aérea Colombiana, era de Estados Unidos”
[6] El desplazamiento forzado de poblaciones en Colombia es provocado por masacres dirigidas intencionalmente contra la población civil, y no tanto por “la bala perdida” como quiere hacerlo creer la falsimedia que busca diluir la realidad en un magma confuso para eliminar las responsabilidades concretas del latifundio y del poder multinacional. Hay una planificación del desplazamiento poblacional, no es algo aleatorio: las zonas vaciadas de población coinciden con las zonas de alto interés económico y con las zonas en las que previamente hubo un tejido social organizado. Además del despojo, el desplazamiento forzado tiene la función de eliminar reivindicaciones sociales, y juega un rol clave en la guerra sucia que libra el estado colombiano y el gran capital contra el “enemigo interno”: siendo conceptualizada como “enemigo interno” la población. Se trata de “quitarle el agua al pez”, en el entendido que el agua es la población civil y la insurgencia es el pez. Se aplica la estrategia de “tierra arrasada” implementada por los estadounidenses en Vietnam: arrasando poblados enteros para impedir el apoyo popular al Vietcong.(…) Bajo el rótulo del “fuego cruzado” y “la bala perdida” los mass media pretenden disfrazar la realidad: los más grandes desplazamientos poblacionales en Colombia han ocurrido provocados por masacres directamente efectuadas contra la población civil por la herramienta paramilitar y el ejército, con motosierras y listas de personas a ejecutar en la plaza pública.” ‘Despojo, empobrecimiento y muerte para beneficio multinacional; la voz disidente es eliminada.http://azalearobles.blogspot.com.es/2012/01/despojo-empobrecimiento-y-muerte-para.html?utm_source=BP_recent
Peor que Sudán, Iraq o Afganistán (VIDEO): Colombia es el país con más desplazados y refugiados internos; según CODHES más de 5 millones son desplazados. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129586&titular=colombia-es-el-pa%EDs-con-m%E1s-desplazados-y-refugiados-internos-http://www.codhes.org/
“5,195.620 millones de personas han sido desplazadas a la fuerza en Colombia.” En promedio cada año, unas 208.000 personas son desplazadas forzadamente. El 11,42 % de la población se encuentra desplazada de manera forzada. Más de 280 mil desplazados y 176 asesinatos selectivos en 2010: CODHES (20-06- 2011) http://www.rebelion.org/docs/130767.pdf
El 40% del territorio colombiano está pedido en concesión para proyectos mineros; de las 114 millones de hectáreas que tiene Colombia, 45 millones están solicitadas http://www.rebelion.org/noticia.php?id=126725&titular=las-venas-abiertas-de-colombia-
Desplazados por las multinacionales: “Somos víctimas de la inversión española” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=151499&titular=%22somos-v%EDctimas-de-la-inversi%F3n-espa%F1ola%22-
2012, Colombia es el país con más refugiados del hemisferio, y el 1er país del mundo con más desplazados internos, CODHES reporta 5,28 millones de desplazados http://www.youtube.com/watch?v=RxIkeXqkYR4&;feature=player_embedded
[7] El DIH y la Ley 65 de 1993 preconizan Clasificación de internos. “Los internos en los centros de reclusión, serán separados por categorías, atendiendo a su sexo, edad, naturaleza del hecho punible, personalidad, antecedentes y condición de salud física y mental.” La vida de los presos políticos es expresamente puesta en riesgo al ser revueltos con paramilitares. “Tampoco los enfermos terminales cuentan con un espacio adecuado (…)Aquí no existe clasificación de internos”, denuncian presos políticos. 5 presos muertos en cárcel de Girón en lo corrido del 2012http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=721:fcspp&catid=33:los-sin-voz&Itemid=72
“El no reconocimiento de la condición política de las y los prisioneros políticos conlleva a que no sean separados debidamente de los presos vinculados al paramilitarismo, convirtiéndolos en población vulnerable. La no separación pone en amenaza constante su vida.”http://issuu.com/traspasalosmuros/docs/traspasalosmuros
“Estamos revueltos con paramilitares que viven en permanentes riñas, mantienen afilando cuchillos (…) Las personas de 40 años son las que más sufren los abusos, los robos, los atracos, los insultos y las extorsiones de esas bandas.” Crisis humanitaria en el Establecimiento Penitenciario La Pola de Guaduas, Colectivo de Prisioneros Políticos, enero 2012 http://www.traspasalosmuros.net/node/707
[8]Para ampliar fuentes, Hacinamiento carcelario en Colombia: Modelo represivo y alerta humanitaria http://azalearobles.blogspot.com.es/2012/04/hacinamiento-carcelario-en-colombia.html?utm_source=BP_recent
Corte Constitucional en sentencia T-153 de 1998: “(…)son absolutamente infrahumanas las condiciones de albergue de los internos, son motivo de vergüenza para un estado que proclama su respeto por los derechos de las personas.”http://www.anarkismo.net/article/23272
[9] Aumentan las penas. Aparecen nuevas leyes y reglamentos a partir de las reformas y adopciones de nuevas medidas penales: Reforma del código penal; Reforma al código penitenciario (ley 65 de 1993); Reforma del código de procedimiento penal; Ley de seguridad ciudadana (ley 1453 de 2011);Aparece la ley 733 de 2002 y la ley 906 de 2004, todo con el fin de negar beneficios administrativos, violando los derechos fundamentales y la constitución, mientras que convierten las cárceles en depósitos de seres humanos debido al alto índice de hacinamiento, bajo el silencio sepulcral de los señores magistrados de las cortes, del congreso(…) Ni que decir de las resoluciones y nuevas reglamentaciones de la dirección general del INPEC hechas al antojo de los directores de turno, con el objeto de limitar derechos mínimos de internos y visitantes. http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=718:presos-politicos&catid=33:los-sin-voz&Itemid=72
Entrevista con Franklin Castañeda, abogado: “En el tema de presos políticos, ha habido un retroceso importante, pues el gobierno ha impulsado una legislación que le permitirá encarcelar a más personas por más tiempo. Ese es el espíritu de la Ley de Seguridad Ciudadana, una ley enfocada a la persecución de la protesta social” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=152894&titular=%93se-dice-que-no-hay-presos-pol%EDticos-en-colombia-pero-hay-presos-claramente-discriminados-por-
[10] Febrero 2012: El Estado genera tortura en las cárceles colombianas, negando el derecho a la salud de la población carcelaria, varios casoshttp://prensarural.org/spip/spip.php?article3641
[11] Presos políticos de Girón denuncian, junio 2012:“(…) la tutela, mecanismo constitucional que el INPEC no cumple, burlándose del fallo, gracias a que los jueces de tutela no hacen efectivo el arresto y el pago de la multa por desacato”. http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/23064-colombia-presos-pol%C3%ADticos-denuncian-tortura-en-cárceles-colombianas-varios-presos-muriendo-por-negación-de-asistencia-médica-negación-de-las-medidas-de-reducción-de-pena-etc.html
5 fallecidos en el primer semestre de 2012: Presos políticos de Girón denuncian tortura y nueva legislación lesiva http://www.rebelion.org/noticia.php?id=152552&titular=presos-pol%EDticos-de-gir%F3n-denuncian-tortura-y-nueva-legislaci%F3n-lesiva-
[12] José Albeiro Manjarrés falleció el 8 de enero de 2011 por negación de asistencia médica. Devorado por un cáncer de estómago para el cual le negaron los análisis durante más de un año, incluso cuando ya perdía masa muscular a simple vista (…) fue inscrito como NN “a pesar que el INPEC contaba con la plena identificación, tenía los teléfonos de la familia, a quienes nunca informaron de su muerte” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=120514
Carta de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), tras el fallecimiento de José Albeiro Manjarrés: http://www.adital.com.br/site/noticia_imp.asp?lang=ES&img=S&cod=53663
[13] Testimonio de la hija de Arcesio Lemus: ‘Los presos políticos son torturados y condenados a muerte de facto, por negación de asistencia médica’http://www.rebelion.org/noticia.php?id=145983
Vejaciones y torturas en las cárceles colombianas http://www.youtube.com/watch?v=N9t7Z2tv3oA&feature=player_embedded
[14]Asesinado por tortura Ricardo Alfonso Contreras: molido a palos por la guardia el 31 de octubre http://www.traspasalosmuros.net/node/598
Por golpiza de guardias muere preso en cárcel de La Dorada (Caldas) Funcionarios de prisiones matan a golpes al prisionero Ricardo … http://www.conapcolombia.org/?p=1519
[15]Noviembre 2011 el estado asesina al preso Jhon Jairo Garcia por tortura de negación de asistencia médica http://www.traspasalosmuros.net/node/609
[16] Fallece Jonathan Smith Arias en cárcel colombiana por negación de asistencia médica. Enero 2012. Testimonia interno: “La pena de muerte no está aprobada para que nos la esté aplicando el INPEC tan dolorosamente; no solo a nosotros sino a nuestras familias. El interno que murió era joven, no valía la pena que hubiera muerto por negligencia del estado.(…) Degradante que en Colombia se esté pensando en construir más cárceles como esta que son una tortura. Las cárceles se están construyendo por estratos sociales. Aquí en esta cárcel no hay ningún para-político, porque si aquí tuviéramos una persona de esas, tendríamos agua las 24 horas, sanidad, no nos faltarían medicamentos, y la comida sería excelente (…) me siento impotente: que nosotros los estratos bajos tengamos que pagar a veces hasta con nuestras vidas; y todas esas personas de cuello blanco que están atentando contra el país, el estado los protege y los pone en las mejores cárceles.” Periodista CNMC: “Lamentablemente el fallecimiento de personas privadas de la libertad es bastante preocupante, en diciembre 2011 perdió la vida Luis Fernando Pavoni.” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=142756
[17] Jovany Montes fallece el 9 de abril 2012, por negación de asistencia médica. CSPP: “El día 22 de diciembre de 2011, Jovany Montes Martínez es fuertemente golpeado (…) en la cárcel “El Pesebre”. Como consecuencia de estos hechos queda Jovany con traumas en la cabeza y solo hasta el mes de marzo de 2012 le realizan la necesaria tomografía axial Computarizada (TAC), examen que permite la valoración de los daños o secuelas de los golpes. Sin embargo, el examen nunca es leído por un especialista a pesar de las peticiones reiteradas del preso, ni es atendida la solicitud por él hecha el día 13 de marzo para ser intervenido a causa de las lesiones. Finalmente, entre los días 8 y 9 de abril, Jovany Montes muere a causa de la negligencia en la atención médica.” http://www.colectivodeabogados.org/Muere-preso-en-el-establecimiento
[18] En diciembre 2011 fallece por negación de asistencia médica Luis Fernando Pavoni, en Bellavista. Familiares denunciarán penalmente al Inpec: ‘La familia del interno logró 11 órdenes de un juez para que al recluso lo llevaran a un centro médico y recibiera la atención pertinente, pero Luis Fernando falleció sin recibir esa atención. Por eso su familia demandará al Inpec por negligencia (…) el recluso era tratado con acetaminofen por su dolor en la espalda cuando tenía un cáncer que nació en su estomago y se le regó por el cuerpo’ http://www.rcnradio.com/noticias/editor/familiares-de-recluso-muerto-p-126436 El hijo del recluso, reveló que la enfermedad de su padre comenzó con una simple asfixia, sin embargo las directivas de la Cárcel Bellavista no le autorizaron las citas médicas con un especialista, por eso cuando se descubrió que tenía cáncer era demasiado tarde para tratar la enfermedad. Un juez emitió 11 órdenes para que su padre fuera llevado al médico, pero la cárcel sólo lo trasladó a Medicina Legal en dos oportunidades, lo que impidió adelantar un tratamiento.’ http://www.rcnradio.com/noticias/editor/de-asma-cancer-de-columna-paso-125614
[19] Muere otro recluso en la cárcel de Bellavista por falta de atención médica, Junio14, 2012 “La muerte de otro recluso en cárceles de Antioquia por falta de atención fue denunciada por Iván Darío Gutiérrez, de la Corporación Pro Interno y sus Familias (…) Óscar de Jesús Pérez, hombre de la tercera edad recluido en Bellavista, ingresó a las 6 y 40 de la mañana al área de sanidad de la cárcel aquejado de un problema cardiaco y finalmente falleció a las 8 y 10, sin que le brindarán la atención médica que requería.(..) De acuerdo con un reporte de la Personería de Medellín, en los últimos dos años han muerto 12 reclusos por falta de atención médica, gran parte de ellos en los penales de Bellavista, Pedregal en San Cristóbal y Puerto Triunfo”http://www.caracol.com.co/noticias/regional/muere-otro-recluso-en-la-carcel-de-bellavista-por-falta-de-atencion-medica/20120614/nota/1705898.aspx
[20] Marzo 2012: “Un interno que el año pasado denunció su grave situación en Noticias UNO, no pudo recuperarse. Álvarez Tonguino, pese a que hubo una denuncia de los medios públicos, se murió” [por negación de asistencia médica]. http://www.youtube.com/watch?v=hvegKSFhT0I&feature=player_embedded
Por el derecho a la vida del prisionero Álvarez Tonguino, diciembre 2011: http://www.traspasalosmuros.net/node/627
El preso político José M. Álvarez Tonguino tiene una axila descompuesta por falta de atención adecuada; Autoridades impiden su traslado a un centro médico http://www.rebelion.org/noticia.php?id=141890
[22]Médico Carlos Figueroa preso político colombiano: http://www.youtube.com/watch?v=-58nOvMzbrA&feature=player_embedded#!
[23] Devis Ochoa, preso político con diabetes agravada que corre riego de muerte por tortura de privación de medicinas, aunado al intento de homicidio por situarlo en patio paramilitar. http://www.prensarural.org/spip/spip.php?article5255
[24] Gustavo Hernán Giraldo: el estado lo está asesinando por negación de asistencia médica, padece de una enfermedad degenerativa que le ha hecho perder más de la mitad de su peso. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=137292
[25] Recluido en el centro de tortura de Valledupar, en grave situación de salud: 21 días en huelga de hambre en lucha por sus derechos humanos y su traslado a Bogotá http://www.rebelion.org/noticia.php?id=128860&titular=el-preso-pol%EDtico-hern%E1n-rodr%EDguez-d%EDaz-21-d%EDas-en-huelga-de-hambre-en-lucha-por-
[26] Con las piernas y los brazos destrozados, torturado y bajo amenaza de extradición; El preso político y de guerra Rolando Gradados está siendo empujado a la muerte por negación de asistencia médica, denuncia del 20 de Febrero de 2012 http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=638:se-agrava-la-situacion-de-derechos-humanos-del-interno-rolando-gradados-hernandez&catid=24:denuncias&Itemid=46 Rolando Gradados fue trasladado desde la cárcel de Cúcuta a La Picota, pese presentar una terrible condición medica, fue capturado el 22 de diciembre 2011 y debido a sus heridas se encuentra en un estado deplorable y tiene destruidas las piernas y los brazos. ‘No puede caminar, ni comer solo y siempre debe estar asistido por una enfermera, además sus necesidades deben ser realizadas en una bolsa; no está recibiendo la asistencia médica y la pésima alimentación del penal pone en riesgo su vida, no recibe la dieta ordenada por el médico’ A pesar de los ruegos a los organismos de control, a la fecha nadie ha realizado visita de inspección. Rolando Gradados fue abordado por dos hombres de aspecto extranjero en el área de sanidad de la cárcel y estos lo hostigaron afirmándole que sería extraditado a los EEUU si no confesaba(…)”http://www.rebelion.org/noticia.php?id=145239
[27] “devorado por una bacteria agresiva que le está carcomiendo el tejido muscular y óseo(…) ”. Diomedes ha sido víctima de torturas por parte del estado colombiano, quién le sacó un ojo e intentó asesinarlo en repetidas ocasiones, “utiliza silla de ruedas debido a la paraplejia ocasionada por las torturas propinadas por funcionarios del Gaula.” El CSPP alerta en octubre 2011: http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=559:despues-de-dos-anos-diomedes-meneses-carvajalino-continua-sin-recibir-atencion-medica-adecuada&catid=23:comunicados&Itemid=45
Testimonio de Diomedes Meneses: http://blip.tv/cocalo/diomedes-3393961
[28]Representante a la Cámara Iván Cepeda, en el Foro ‘Colombia Entre Rejas’, febrero 2012 http://www.youtube.com/watch?v=qyVhUd8j3QI&context=C32d8338ADOEgsToPDskLMzvRc4GrA7i5VTOOah_nc
[29] “la actitud contraria a los principios del Estado social de derecho de algunos jueces de ejecución de Penas (…)”Denuncia mayo 2012, cárcel de Girardot http://www.traspasalosmuros.net/node/860
[30] Aunque un juez determinó prisión domiciliaria, el preso político Oscar Elías Tordecilla invidente y con los brazos amputados, sigue encarcelado en situación limite. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=105346 Denuncia junio 2010: “El gobierno debe ceñirse al dictamen emitido por Medicina Legal que ratifica que Óscar, por causa de sus incapacidades físicas no puede ser recluido en ningún centro penitenciario. (…) exigimos el cumplimiento de la ley 65 de 1993 según la cual la población carcelaria debe estar clasificada de acuerdo a la calidad de los delitos, y así, que Óscar Elías Tordecilla sea, por lo menos, trasladado inmediatamente al Patio 8º de la cárcel Bellavista en donde existe un espacio de presos políticos”http://www.abpnoticias.com/index.php?option=com_content&task=view&id=3379&Itemid=176
[31] Presos políticos de Palogordo diagnosticados con cáncer continúan sin recibir atención médica por parte del estado colombiano, 16 mayo 2012http://derechodelpueblo.blogspot.com.es/2012/05/presos-politicos-de-palogordo.html
Mantienen a enfermos graves en condiciones infrahumanas, hasta que “se mueren”: Presos políticos diagnosticados con cáncer continúan sin recibir atención médica, 03 de abril 2012 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=147424
8 de julio 2012, Se agrava salud del preso político Vicente Valcarcel, enfermo de cáncer: http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=723:fcspp&catid=24:denuncias&Itemid=46
[32]CSPP: “Esta grave problemática ha sido denunciada (…) sin que las autoridades hayan realizado las investigaciones que permitan establecer cuáles son las causas de tan reiterativos casos de cáncer y las actuaciones disciplinarias por negligencia médica [o negación]. La situación transgrede las normas del derecho humanitario. (…)Indagar las causas que están provocando los reiterativos casos de cáncer en las cárceles.”http://www.rebelion.org/noticia.php?id=147424
[33] “ Condiciones inhumanas, golpizas y tortura persisten en la prisión de alta seguridad de La Tramacúa, aseguró Alliance for Global Justice. Se priva a los presos de agua y la comida contiene materia fecal o está podrida(…)”. Se agrava situación en La Tramacúa, penal colombiano de alta seguridad. ‘La Jornada’, 17 de mayo de 2011 http://www.traspasalosmuros.net/node/429
“La Tramacúa”: El Abu Ghraib de Colombia”. Represión diseñada por los EEUU en el sistema penitenciario colombiano 20 de agosto 2010 http://www.prensarural.org/spip/spip.php?article4487
Hallan rastros de excrementos en comida de la cárcel de Valledupar. Congresistas de la Comisión de DDHH solicitarán el cierre del penal, Junio 2011.‘Cepeda tiene análisis de laboratorio hechos por la Secretaría de Salud del Cesar en los que se confirma -desde el 2008- que en la comida hay rastro de heces. Uno de los informes, de julio de 2010, asegura que en el pollo guisado, la sopa y la ensalada que se les sirve a los presos hay “coliformes fecales”.
En noviembre de 2010 se halló este tipo de coliformes en el jugo de guayaba, en la avena cruda y en la carne frita. Y el pasado 7 de marzo, de los 17 alimentos evaluados se rechazaron la ensalada, la carne cocida, el jugo de maracuyá, la aguapanela y la ensalada.
A esto se le suman las reiteradas denuncias por excesos de la guardia.
Desde la inauguración de la cárcel, en el 2002, hasta marzo pasado se han registrado 690 quejas. De estas, 95 están pendientes de tramitar y hay 37 expedientes en curso.’ http://m.eltiempo.com/justicia/crisis-sanitaria-en-la-crcel-de-valledupar/9615248
[34] 16 de abril 2012, CSPP: “Nueva intoxicación masiva en Palogordo”, alertan los presos políticos: “Los productos cárnicos han presentado avanzado estado de descomposición (…) ha aumentado el número de presos intoxicados. Se suma además el hecho sucedido el 11 de abril cuando al almuerzo se nos suministró un arroz cocido con sabor y olor a combustible (A.C.P.M.). El 14 de abril 2012 a raíz de un jugo se presenta una intoxicación general de presos, tocándonos hacer del cuerpo en las áreas de ducha porque el número de sanitarios (4) no dan abasto”http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=688:nueva-intoxicacion-masiva-en-palogordo&catid=1:nacionales&Itemid=66
[35] “Esta empresa viene reiteradamente incumpliendo en la calidad y cantidad de los alimentos (…) Nos suministra alimentos en estado de descomposición no aptos para el consumo humano. Ocasionándonos serios problemas de salud como son intoxicaciones masivas, diarreas, y demás problemas digestivos que a la vez nos han dejado otros problemas de salud tales como ulceraciones e irritación del colon, un 40% de la población reclusa padece de esta enfermedad.” Los presos políticos y prisioneros de guerra hemos perdido nuestra libertad pero no nuestra dignidad, Colectivo José Antonio Galán Prisión Palo Gordo-Girón. Abril 2012: http://www.traspasalosmuros.net/node/749
[36] Preocupación por la frecuencia de afecciones mortales del aparato digestivo en cárcel de Girón. 27 de Enero 2012 “Preocupan gravemente las múltiples denuncias por problemas de salud relacionados con posibles cánceres de estomago o demás partes del aparato digestivo de los prisioneros en la Penitenciaria de Girón, que en algunos casos ha ocasionado la muerte(…) verificar los motivos por los cuales en la Penitenciaria de Palo Gordo se presentan múltiples casos de enfermedades cancerosas que afectan el aparato digestivo. (…) Que los organismos estatales defensores de derechos humanos investiguen la grave problemática de salud, y las omisiones en la debida atención medica y diagnósticos oportunos cometidas por el INPEC y CAPRECOM, a fin de sancionar a los responsables de las violaciones a los derechos a la vida y la salud de los prisioneros.”http://www.traspasalosmuros.net/node/656
“Están aumentando los casos de prisioneros políticos asesinados” enero 2012http://www.rebelion.org/noticia.php?id=143800
[37] Protestas, cárcel de Valledupar, 26 junio: “El suministro de agua se efectúa sólo dos veces al día por lapsos inferiores a 20 minutos, para un promedio de 170 presos por torre.” http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=714:fcspp&catid=1:nacionales&Itemid=66
[38] “Se ahorcó desesperado por que llevaba más 9 meses de aislamiento en la UTE (calabozos)en Valledupar.
Esta penitenciaría conocida por sus condiciones extremas de Tortura, es un verdadero infierno, dentro de los Calabozos de aislamiento llamados en el lenguaje cínico del INPEC “Unidades de Tratamiento Especial” hay reclusos que llevan mas de dos años (…) el régimen de Tortura al que están sometidos los reclusos especialmente en la UTE, permanecen encerrados las 24 horas del día en sus celdas con temperaturas que superan los 35 grados, los lleva a atentar contra su propia vida como Leandro Salcedo” http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=373:se-suicida-recluso-en-la-tramacua&catid=1:nacionales&Itemid=66
[39] Jorge Russo Montes, empujado al suicidio: “se arrojó del 5to piso. Se subió a la estructura para presionar la entrega de los medicamentos que requiere por su condición mental, cita con psicología, la entrega de la encomienda que su familia le había enviado y que no había sido entregada y la realización de una entrevista virtual con su madre la cual había sido solicitada por el interno desde hace 4 meses(…) uno de los guardias le lanzó una pipeta de gas desde la terraza, también le lanzaban piedras y que una de ellas lo golpeó fuertemente en la cabeza.”http://www.colectivodeabogados.org/Se-suicida-Jorge-Russo-Montes-en
[41] Jhon Jairo Garrido Barrios, fue encontrado sin vida el 1 de septiembre 2011, en la en la Penitenciaria de Alta Seguridad de Valledupar.http://www.colectivodeabogados.org/Se-suicida-prisionero-en
[42] Se ahorca Frank Camilo Amado bajo “una política sistemática de represión y violencia por parte de la guardia, generando todo tipo de torturas físicas y psicológicas(…) Alguien debería indagar sobre las causas de que en menos de 6 meses ya existan 5 muertos.”, denuncia junio 2012http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/23064-colombia-presos-pol%C3%ADticos-denuncian-tortura-en-cárceles-colombianas-varios-presos-muriendo-por-negación-de-asistencia-médica-negación-de-las-medidas-de-reducción-de-pena-etc.html
[44] Muere preso en Guaduas luego de tres meses de aislamiento prolongado y fuertes golpizas por el INPEC, denuncia CSPP, julio2012http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=726:fcspp&catid=24:denuncias&Itemid=46
[45] Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado: “La tortura en cárceles sigue siendo una práctica sistemática, que permanece en total impunidad”http://www.colectivodeabogados.org/Defensoria-del-Pueblo-presenta
[46] Presos políticos de 13 reclusorios remiten denuncia a la Comisión Internacional de Observación de DDHH, citado por comisión de presos políticos FARC en documento enviado al evento: ‘Lucha anticapitalista, Prisioneros políticos y de guerra’ organizado en Caracas junio 2012: http://www.patriaessolidaridad.com.ve/joo25/index.php/colombia/canje-de-prisioneros/82-comision-de-atencion-a-los-prisioneros-politicos-bloque-martin-caballero
[47] Oscar Hurtado, Juez de la república prisionero político: víctima de montaje judicial, 12 procesos penales para castigar su negativa a participar en montajes judiciales http://www.youtube.com/watch?v=Z46STD_Muyk&feature=player_embedded
[48]“En contra de la tortura, la falta de agua, la no garantía del derecho a la salud, el traslado a centros penitenciarios alejados (…) Los familiares sentimos como propios los sufrimientos que padecen nuestros seres queridos en los centros de tortura llamados cárceles (…) con niveles de hacinamiento que superan 3 veces su cupo (…)sometiendo a los internos a convivir con olores putrefactos y en medio de sus heces fecales (…) los familiares son sometidos a tratos crueles y degradantes, que van desde tocamientos indebidos de parte de la guardia hasta agresiones” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=149414
[50] Informe Perspectiva en Punto de Fuga: http://issuu.com/traspasalosmuros/docs/traspasalosmuros
[52] “La no separación pone en amenaza constante su vida” http://issuu.com/traspasalosmuros/docs/traspasalosmuros
[54] Leonardo Chaux Hernández http://www.traspasalosmuros.net/node/747
[55] VIDEO testimonio de Diomedes Meneses: http://blip.tv/cocalo/diomedes-3393961 “(…)me propinaron otro disparo en el abdomen (a quemarropa). Luego me lanzaron una granada que me levantó 2 metros del suelo. Después viendo que todavía estaba vivo me agarraron a patadas y culatazos, me partieron esta pierna (…) Cuando la granada detonó me reventó por dentro y me puso a vomitar sangre por la boca, por los oídos, por los poros, pero a ellos no les importó, me siguieron golpeando. (…) El Cabo Salazar sacó un puñal y me chuzó todos los dedos. Luego me quitaron las botas y me sacaron todas las uñas de los dedos de los pies (…) Me pinchó el ojo izquierdo, lo perdí. Me degolló (…) En la morgue, en la autopsia, me abren desde el hueso esternón hasta la pelvis y se dan cuenta de que estoy vivo porque boté calor. Pero no me querían dejar salir, decían que continuara el médico, que yo ni siquiera me había movido… pero otro llamó a los derechos humanos. Entonces me llevaron al hospital (…) me metieron un ventilador a los pulmones porque no respiraba, sufrí de algo que se llama catalepsia. A los 15 días me despierto. Al mes y medio el Gaula me hace un atentado(..)”
[56] Marisela Uribe García, perdió sus bebés por torturas: http://www.conapcolombia.org/?p=346
[57] La mayor fosa común de Latinoamérica, ubicada detrás del Batallón Militar de la fuerza estrella del Plan Colombia, en la Macarena, Meta.http://www.publico.es/internacional/288773/aparece/colombia/fosa/comun/cadaveres
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=99507 Los Medios ocultan la mayor fosa común de América, mientras el Estado colombiano busca alterarla: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=100898
[58] Liliany Obando socióloga, documentalista, sindicalista, presa política: http://www.traspasalosmuros.net/node/370
Denuncian retaliaciones en su contra: http://www.traspasalosmuros.net/node/453
[59] Entrevista a Liliany Obando, una vez liberada http://www.youtube.com/watch?v=yPvzVDi47I0&feature=plcp
[60] “Exigimos que se de cumplimiento a las leyes nacionales e internacionales de clasificación de internas por hecho punible”http://www.traspasalosmuros.net/node/288
[61] ‘Hay varias internas con ordenes de cirugías con 10 a 12 meses de anticipación y no han sido atendidas’” Informe Perspectiva en Punto de Fuga: http://issuu.com/traspasalosmuros/docs/traspasalosmuros
[62] 5 de Diciembre 2011, Noticias Uno, Reclusas denuncian violación sexual por parte de guardianes en las cárceles colombianas.http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=62sg1VFycqU
[63]http://www.inspp.org/assets/media/images/default/COMUNICADO%20PRISIONEROS%20POLITICOS%20LA%20MODELO.pdf
Las partes ya publicadas de este Dossier, que consta de 6 partes en su totalidad, son:
Parte I : Colombia: miles de presos políticos son el rostro de la empatía acribillada
Parte II : Despojo, empobrecimiento y muerte para beneficio multinacional; la voz disidente es eliminada
Parte III : Secuestro carcelario, montajes judiciales, ‘cibercafés de la selva’ y persecución política allende las fronteras.
Parte IV: Hacinamiento carcelario en Colombia: Modelo represivo y alerta humanitaria
Parte V: Tortura en cárceles colombianas: sistematismo e impunidad revelan una lógica de estado.

Publicado por ARGENPRESS

América del Sur: Conflicto, resistencia y poder

Deja un comentario


ELN

Con un territorio de 17 millones de kilómetros cuadrados, que incluye la Amazonía-Orinoquía y una población aproximada de 400 millones de habitantes, 130 millones de ellos pobres, Sudamérica está configurada por doce repúblicas.

Vivimos en una de las regiones más ricas del planeta, vecinos del país imperialista más poderoso y somos un pueblo rebelde que quiere ser independiente, soberano y autodeterminado. Esta condición conlleva una construcción social y política marcada por el conflicto y la resistencia.
A varios niveles se da esta realidad. Cuba inició la senda de la verdadera independencia, que varios gobiernos del área, por la vía de la democracia burguesa han seguido, con diversos matices, ritmos y profundidad.
Nuestros pueblos, desde el ámbito de lo local, van construyendo poder popular y sentando las bases para una sociedad diferente, que se expresa en el mejoramiento humano, en la participación de los pobladores y pobladoras, en confrontaciones con el poder constituido.
Ya es un sentido histórico la democratización de las sociedades en Sudamérica. Es una tendencia que nuestros pueblos han asumido y que de manera cada vez más consciente luchan por su construcción, defienden lo alcanzado.
Fuimos su patio trasero
En Suramérica el imperialismo yanqui ha mantenido por más de un siglo, con el uso de la fuerza gobiernos obedientes a sus designios e intereses. Se cuentan por decenas los golpes de Estado, las dictaduras, los fraudes y las imposturas, con los cuales los Estados Unidos mantuvieron en el poder a las oligarquías que les era funcional para la extracción de nuestros recursos y el control político de nuestras tierras.
Las embajadas yanquis son verdaderos focos de subversión y control, agenciadoras del terrorismo, tapaderas de la CIA y otros organismos de inteligencia, lugares donde se han planificado y planifican las acciones más aleves contra nuestros pueblos. Los embajadores funcionan como verdaderos Procónsules, que disponen de poderes otorgados por la oligarquía lacaya, que por siglos ha gobernado nuestras Repúblicas.
Un instrumento eficaz fue la Escuela de las Américas. 65 mil oficiales de las fuerzas castrenses de todo Latinoamérica pasaron por ahí. Solo en Ecuador, por ejemplo, hay tres mil de esa especie y son los que ahora, desde su condición de retiro, conforman buena parte de la contrarrevolución más agresiva al gobierno que dirige el Presidente Correa.
Otro dispositivo de subversión y ocupación fueron y son las bases militares. En la actualidad son doce visualizadas en Suramérica. Ubicadas precisamente en países con fuerte resistencia histórica de sus pobladores: Colombia, Perú, Chile y Paraguay. Su dislocación militar en el Caribe y Centroamérica hacen parte de un dispositivo de cerco estratégico, de control electrónico y de puntos de avanzada para acciones de envergadura, incluso contra países africanos. Hacen parte de su acción envolvente global, de su plan en curso de Asalto al mundo.
En este tiempo histórico aparece en creciente magnitud el soft power o poder suave, nueva doctrina altamente eficiente en países de Europa Oriental y en países árabes, donde han derrocado gobiernos y dictaduras, situando gobernantes más proclives o funcionales a los planes yanquis. Combinada aquí esta modalidad con un poco de fuerza han logrado derrocar los gobiernos progresistas de Fernando Lugo en Paraguay y el de Manuel Zelaya en Honduras.
Aparecen nuevas funciones en viejas agencias gubernamentales yanquis como la Usaid y la NED, que se han convertido en una CIA abierta y descarada. Actúan a plena luz del día, de frente, financiando la subversión y la conspiración contra los gobiernos más democráticos. Así es en Ecuador, Bolivia y Venezuela. Ellos combinan todas las formas de lucha.
Transformación y nuevos tiempos
La gran lucha regional por la democratización política y económica, por la defensa de la diversidad cultural, de la multietnicidad, son parte de la ruta emancipatoria que se construye desde diversos esfuerzos, en la búsqueda incesante por encontrarnos, por ser nosotros mismos, por avanzar en la construcción de nuestras propias formas de organización, nuestra juridicidad y nuestras estructuras de poder y de solidaridad.
Una respuesta regional, se viene construyendo con la nacionalización de las YPF en Argentina, de los yacimientos de litio en Bolivia, la profundización de la independencia nacional en Venezuela, los acuerdos multipolares con China, Irán, India, Rusia y Europa. La ruptura del TIAR por los países de la ALBA y la consolidación del Consejo de defensa de UNASUR.
Brasil con sus posiciones nuestroamericanas, su desarrollo económico, que la instala dentro de una de las diez economías más importantes del planeta, se ubica como líder natural de los procesos de unidad regional y hemisférica. De ahí el papel fundamental del proceso de integración económica Mercosur, con Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay ahora con la entrada de Venezuela, una de las principales potencias energéticas de la tierra; se convierte en un ariete de soberanía e independencia.
Es un gran bloque económico que sustenta el gran bloque político de Unasur.
La resistencia continúa
Hay procesos de histórica resistencia, que en la coyuntura riegan los campos y ciudades con sudor, sangre, persecuciones y encarcelamiento. Pueblos originarios, estudiantes, Mineros, pobladores urbanos, mujeres, Campesinos, intelectuales, obreros. Son los sujetos transformadores en pie de lucha.
Un ejemplo es Chile, donde este 2012 el pueblo se mueve con la justa resistencia de los estudiantes por una educación gratuita y de calidad, por quebrar el modelo impuesto por el dictador Pinochet, aún vigente.
Los Mapuches, la mayor etnia ancestral del país, con una población de 600.000 habitantes, con su lucha por librar sus territorios, que una vez fue un país – con el cual Chile celebró un armisticio- ocupados en un 95% por la bota militar y las multinacionales. La población de Aysén en rebelión contra la exclusión y en oposición a las cincos centrales hidrográficas que el régimen pretende construir en la Patagónia. Los mineros y los pobladores por la renacionalización del Cobre, principal producto chileno.
Los conflictos principales los encabezan movimientos sociales anti minerías, que se oponen a las explotaciones mineras a gran escala planificadas en nuestros doce países. Al transcurrir del 2011 se establecieron 160 casos de enfrentamientos por minerías. Países de tradición minera como Perú, Chile, Argentina, son los que más choques registran: 30 en el Perú, 15 en Chile, 30 en Argentina respectivamente. En Ecuador se reportan 4. En Colombia, el terrorismo de Estado, con su brazo paramilitar, causó un gran desplazamiento y asesinó decenas de líderes, abriendo camino a la entrada de las transnacionales mineras Canadienses, suizas, yanquis e hindúes.
Dos ejemplos son Perú y Ecuador. Ollanta Humala llegó a la Presidencia, precedido de las esperanzas del pueblo, que lo consideraba el hombre capaz, de enrumbar al país por los caminos del bienestar, la justicia social y la soberanía; sin embargo ha firmado contratos mineros desventajosos por la suma de 50 mil millones de dólares. La bandera contra la minería a Cielo abierto, es la lucha, que une a los ambientalistas, movimientos sociales, progresistas, por impedir la explotación minera irresponsable a gran escala, pues contamina y agota los recursos de agua dulce, por ejemplo en la región de Cajamarca contra el proyecto Conga que hace parte de la extensión minera de la empresa Yanacocha, propiedad de la transnacional Newmont Mining Corporation donde luchan.
En Ecuador los grandes conflictos se avecinan y se escenificarán cuando se inicie la explotación minera a gran escala. En enero de 2008 tuvo lugar, la primera movilización de rechazo a la minería a gran escala. En 2011 van 4 conflictos por el extractivismo. Uno de los orígenes de los conflictos es que no se cumple el derecho de las comunidades a ser consultadas e informadas.
Estos conflictos en Ecuador al igual que en Bolivia expresan la gran contradicción entre la necesidad ingente de recursos económicos por parte de los gobiernos para implementar políticas públicas versus la defensa de la Pacha Mama y los intereses locales de las comunidades.
Resistencia y Poder
El cambio de época se siente en América del Sur. El proceso integrador bolivariano es una realidad y es cada vez es más profundo. Su carácter independentista lo convierte de hecho en un proyecto antiimperialista y esto conlleva la reacción yanqui.
La liberación de nuestros pueblos ha costado centenares de miles de mártires. Al mismo tiempo gran experiencia en luchas y combates. Sabemos defendernos, desde la lucha contra el imperio español hasta ésta, por la independencia definitiva. Son cientos de años levantando las banderas de la dignidad, la libertad, la independencia y el deseo de vivir en paz.
Nuestros pueblos están decididos a ser independientes y soberanos y eso es inmodificable.

Los pasos gigantes que estamos dando, las potentes construcciones que hemos alcanzado, muestran que en verdad, la tendencia histórica de la resistencia se va convirtiendo en poder y que éste es popular o no lo es.

Colombia: Los pueblos del Cauca se rebelan contra la guerra y el racismo

Deja un comentario


sábado, 21 de julio de 2012

Si la verdad murió hace tiempo en Colombia, los pueblos indígenas saben lo que es ser víctimas de una guerra que se libra dentro o alrededor de sus territorios. Sólo entre 2009 y 2011 fueron asesinadas 348 personas de estos pueblos y 15.000 fueron desplazadas con violencia.

Paco Gómez Nadal / Otramérica
Los indígenas del Cauca defienden territorio y autonomía
El ex presidente de Colombia Álvaro Uribe sabe incendiar a su país. O al menos a las clases medias atemorizadas y henchidas de patriotismo desde que el antioqueño pasara por el Palacio de Nariño. Su cuenta de twitter también hecha fuego y rezuma bilis: “Guerrilla con indígenas y nuestro ejército vejado“; “Esta tragedia del Cauca empezó de nuevo cuando el Gbno cambió la Seguridad Democrática por la postura publicitaria de izquierda de coctel“…
 
Es el aporte de Uribe a la tranquilidad de Colombia en unas horas en que el racismo, la militarización y la contaminación mediática están alcanzando cotas que se pensaban difíciles de superar. Desde hace 10 días varias localidades del departamento de Cauca están sufriendo las consecuencias de una guerra que no los abandona. Los choques entre guerrilleros de las FARC [Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia], el desplazamiento forzado (al menos 2.500 personas en 15 días), los irresponsables señalamientos de connivencia entre pueblos indígenas y guerrilleros estaban provocando una crisis humanitaria y de seguridad insostenible para las naciones agrupadas en torno a la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).
Por eso, este lunes las autoridades indígenas informaron a la opinión pública que habían decidido “realizar acciones de armonización del territorio, consistentes en desmontar los campamentos de la guerrilla, las trincheras y las bases del ejército y recuperar nuestro territorio y propiedad”. Así, el día 16 los gobernadores Nasa de los Cabildos de Tacueyó, Toribío y San Francisco informaron al general Jorge Jerez que el martes la Guardia Indígena y la comunidad desalojarían a los militares apostados en cerro Las Torres, municipio de Toribio.
La situación ayer [17 de julio] fue de extrema tensión y ha sido utilizada por el establecimiento y los medios oficiales para estigmatizar a los pueblos indígenas en base a una sola foto en la que se ve a unos militares arrastrados por varios civiles. Por suerte, la ACIN ha construido con paciencia desde hace muchos años, el Tejido de Comunicación, una eficaz red de comunicadores que les permite contar lo que los medios masivos ocultan [Por ejemplo, que los soldados del batallón de montaña considerados como ocupantes por las comunidades dispararon sus armas reglamentarias e incluso fingieron un enfrentamiento].
Los indígenas hacen las cosas en comunidad y anunciando sus planes; la élite de Bogotá anuncia sus decisiones cuando ya son hechos y parece adicta a Twitter, ya que el presidente de la República, Juan Manuel Santos, escribía ayer en la red de microblogging: “No quiero ver un solo indígena en bases militares”. No era un anuncio, sino una constatación de hechos. Horas antes, batallones de la ESMAD [antidisturbios] desalojaban el Cerro Las Torres en Toribío con uso de fuego y violencia. De hecho, en la mañana de hoy jueves, el Ejército reconocía que en otro municipio cercano, Caldono, había asesinato “por error” a un indígena, Fabián Gueito, de 20 años. El cuerpo fue encontrado en la vereda Crucero del Rosario del resguardo indígena de La Laguna Siberia, Territorio Ancestral Sat Tama Kwe- Caldono.
La reacción de las autoridades tradicionales fue ordenar a la Guardia Indígena que retuviera a los 30 soldados involucrados en los hechos para entregarlos a las autoridades judiciales. Así ha  hecho.
La reacción del Gobierno ante este hecho ha sido relevar al general Miguel Pérez, responsable de los operativos en la zona, pero anunciar al mismo tiempo el envío de una fuerza conjunta de 5.000 hombres.
“El Ejército ha manifestado que fue un error. Este es el resultado de la orden que ha dado el Ministro de Defensa, por la defensa propia del Ejército Nacional”, denunciaba Jesús Javier Chávez, Consejero Mayor.
 
Los argumentos indígenas

Lo que no tiene sitio en los medios es la extensa y detallada argumentación indígena ante los hechos que están ocurriendo en el departamento del Cauca. La ACIN y el CRIC son de las organizaciones más consolidadas y autónomas de los pueblos indígenas de Abya Yala. Tienen un sistema de elección democrático y rotatorio de sus autoridades y gestionan 115 Cabildos y 11 Asociaciones de Cabildos que están divididos en 9 zonas estratégicas. En el Cauca, en total, hay reconocidos legalmente 84 Resguardos de 8 pueblos indígenas del Cauca: Nasa – Paéz, Guambiano Yanaconas, Coconucos, Epiraras – siapiraras ( Emberas), Totoroes, Inganos y Guanacos.

El CRIC cuenta con una fuerte Guardia Indígena que es la que hasta hoy ha protegido a las comunidades ante la ausencia o la presencia hostil del Estado. De hecho, en una carta dirigida hoy jueves 18 de julio por las autoridades indígenas a la Defensoría del Pueblo, a la Procuraduría General y a la oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU explican que la militarización por parte del estado no logra darles seguridad: “En primer lugar porque los actores acuden a métodos que no pueden proteger a la población civil y porque los agrupamientos militares generan atracción a los grupos enemigos, incrementando los hostigamientos y enfrentamientos; en segundo lugar porque el Ejército y la Fuerza Aérea en nuestro territorios se han caracterizado por sus abusos, señalamientos, homicidios fuera de combate, la ocupación ilegal de viviendas, los ametrallamientos indiscriminados, todos contra las comunidades indígenas”.
De hecho, en la misma carta se recuerda la SentenciaT-769de2009 de la Corte Constitucional, haciendo referencia específica a la presencia militar en territorios indígenas y que señalaba: “De otra parte, deben ser analizadas objetivamente, y así se ordenará en principio al Ministro de Defensa Nacional, las razones por las cuales las comunidades aborígenes de la región, no perciben el ingreso de la Fuerza Pública en sus territorios como garantía de seguridad. La Corte Constitucional ha sido clara en señalar que, independientemente de que el impacto directo sobre las comunidades se considere positivo o negativo, cualquier acción que pueda afectarles directamente, debe ser consultada“.
El texto remitido a estas instituciones pone sobre la mesa los argumentos constitucionales y la jurisprudencia que avala la posición de autonomía de los pueblos indígenas del Cauca y termina apelando a las autoridades colombianas y al organismo internacional a actuar con urgencia para pedir “al gobierno nacional que ordene el desmonte de las instalaciones militares que ilegalmente se han establecido en nuestros territorios y propiedades, pues es violatoria de nuestros derechos fundamentales”.
 
Los medios, Uribe y el nacionalismo mal entendido
 
Los mensajes de Uribe con los que comienza este reportaje no son fruto de la pasión patriótica del ex presidente. Forman parte, de una manera evidente, de su estrategia política contra su heredero díscolo, el actual mandatario, Juan Manuel Santos. Como explica La Silla Vacía, la “sensación de humillación [por la expulsión de los militares en La Torre] fue inmediatamente recogida por el expresidente Uribe y sus seguidores, que inmediatamente empezaron a circular esta foto, una y otra vez, para reforzar la idea de que el Gobierno de Santos es un gobierno que le apuesta al ‘apaciguamiento’ y que ha echado por la borda la mano dura de la Seguridad Democrática”. Uribe fuerza así a Santos a reaccionar con dureza o a perder popularidad.
Pero tampoco es nueva la animadversión de Uribe y los suyos hacia el CRIC y la ACIN. Ya en julio de 2009, el mismo portal de La Silla Vacía evidenciaba la estrategia de división impulsada desde el gobierno de Uribe en el Cauca: “Pocos grupos han realizado una resistencia tan organizada y persistente a las políticas del Gobierno como los indígenas paeces del Cauca, liderados por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN).  Pues bien, el Gobierno impulsó la creación de la OPIC (Organización de Pueblos Indígenas del Cauca) en la zona de resistencia y lucha indígena más tradicional y emblemática en Colombia. La OPIC, una asociación civil indígena sin ánimo de lucro, agrupa a indígenas protestantes o evangélicos sin el aval de ningún Cabildo y desconociendo la autoridad tradicional indígena y sus procedimientos de representación”.
De hecho, ayer martes, miembros de esta organización OPIC rodearon la sede del CRIC al grito “Fuera Indígenas del Cauca” o “Viva Uribe”, según relatan las autoridades tradicionales en un comunicado de denuncia.
Las reacciones racistas y descontextualizadas no se quedan en Uribe y los sectores más cercanos a él. El desalojo inicial del cerro La Torre fue ampliamente fotografiado y difundido por los medios tradicionales ocultando los disparos de los uniformados ni los sucesos de los días anteriores; no hay casi ninguna imagen pública de la violenta entrada de los antidisturbios y el ejército de nuevo a la zona esta madrugada, y los titulares son de una parcialidad abrumadora. Hoy mismo, el diario El Espectador convierte la petición de un sólo parlamentario, Guillermo Rivera Flórez ha sugerido que se procese a los indígenas Nasa por “asonada”, en un clamor general: “En medio de la indignación nacional que causó la agresión que cometieron un grupo de indígenas del Cauca en contra de varios uniformados del Ejército, han crecido las voces que piden judicializar a los nativos”. En la nota no aparece nadie más defendiendo los mismos argumentos que el representante liberal.
La guerra, en Colombia como en cualquier rincón del mundo, se cobra primero la víctima más fácil: la verdad.
 
Los indígenas en el centro del conflicto
Si la verdad murió hace tiempo en Colombia, los pueblos indígenas saben lo que es ser víctimas de una guerra que se libra dentro o alrededor de sus territorios. Sólo entre 2009 y 2011 fueron asesinadas 348 personas de estos pueblos y 15.000 fueron desplazadas con violencia. De enero a mayo de 2012, ya se registran 24 homicidios de indígenas de los que 14 (el 54%) se han producido en el Cauca. El 14 de marzo de este año, el CRIC denunció una masacre en el municipio de Santander de Quilichao que se saldó con 5 asesinatos.
Los números demuestran que el Estado no ha puesto en marcha los denominados como “planes de salvaguarda” que la Corte Constitucional exigió al Gobierno en 2009 para proteger a 34 pueblos indígenas en grave riesgo en el país, de los cuales varios están en el Cauca.

Publicado por Con Nuestra América

Si vamos a hablar de narcotráfico…

Deja un comentario


sábado, 21 de julio de 2012

Resulta poco creíble que un sujeto de tales antecedentes como Álvaro Uribe pueda estar al margen de las actividades cuestionadas, de tantos miembros de su familia, algunos muy cercanos como su padre y hermanos y la de otros personajes de su entorno.
Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela
Con verdadero estupor he leído una entrevista realizada al ex presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, en la revista Correo Semanal de Lima, Perú. Su autora, la periodista Silvia Rojas, la titula: “Venezuela es el paraíso del narcotráfico”, citando palabras del esquizofrénico líder de la ultra derecha colombiana.
Resulta curioso que un personaje tan tenebroso pueda hacer tales aseveraciones cuando su pasado y su entorno lo colocan a él mismo como alguien de dudosa moral, sobre todo si de narcotráfico se va a hablar. Como Director del Servicio de la Aeronáutica Civil otorgó licencia a muchos pilotos que trabajaban para los narcos como señala el libro Los Jinetes de la Cocaína, de Fabio Castillo. Esto lo llevó a ser señalado como colaborador del narcotráfico en un reporte de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de Estados Unidos. Dicho reporte elaborado en 1991, lo señala como “un político colombiano y senador dedicado a colaborar con el cartel de Medellín y con altos funcionarios gubernamentales. Uribe ha sido vinculado con negocios relacionados con la actividad de los narcotraficantes en Estados Unidos”.
En el mismo informe se menciona a su padre Alberto Uribe Sierra como un reconocido narcotraficante que “fue asesinado por sus conexiones con el tráfico de narcóticos”.
Por otro lado y en una noticia más reciente el periodista colombiano Gonzalo Guillén, hizo público el vínculo de una cuñada y una sobrina de Uribe con el narcotraficante mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán. Según Guillén, Dolly Villa y su hija Ana Uribe aparecen como miembros de un clan de narcotráfico y lavado de activos denominado “Clan Cifuentes Villa”. Aunque el ex presidente negó tener relación con la mujer, Guillén, se preguntó porque durante la administración de Uribe “nunca se hubiera tocado a ese clan” y aseguró que gracias a su indagación “se reactivó” el proceso de extradición hacia Estados Unidos en contra de las dos mujeres.
Asimismo, el también periodista Daniel Coronell reiteró en su columna de la revista“Semana que las dos mujeres, capturadas en Colombia, pertenecen al clan que tendría bienes a su nombre “por un valor superior a los 250 millones de dólares y actividades en Colombia, México, Panamá, Ecuador, Brasil, España y Estados Unidos”. Según Coronell, el pasado 8 de febrero la Corte Suprema de Justicia dio vía libre a la extradición de Cifuentes, mientras que el expediente de su hija Ana no se encuentra en el Tribunal.
Por su parte, Guillén recordó además que el hermano del ex presidente y padre  de la mujer sindicada “estuvo preso en 1986 por tropas de la IV Brigada del Ejército porque su radio teléfono de inteligencia militar registró llamadas a Pablo Escobar sin ser nunca juzgado por tal hecho”.
De igual manera, otro hermano de Uribe, Santiago, tiene abierto un expediente en la Fiscalía que lo sindica de haber organizado y liderado un grupo paramilitar conocido como “Los doce apóstoles” que habría asesinado a un centenar de personas en Colombia. El influyente periódico estadounidense Washington Post publicó una entrevista realizada al mayor Juan Carlos Meneses quien afirmó que él fue cómplice de un grupo paramilitar conformado por Santiago Uribe, en Yarumal, Antioquia. Meneses aseguró a su vez que Álvaro Uribe les ayudó a archivar las investigaciones.
En el mismo ámbito, el periódico El Espectador de Bogotá en su edición del 5 de febrero de este año publicó las declaraciones que hizo a la Fiscalía de Estados Unidos el extraditado narcotraficante y paramilitar Juan Carlos “El Tuso” Sierra en una sala de audiencias en la cárcel Northern Regional Jail de Virginia, quien aseguró que Santiago Uribe Vélez “iba en ‘vueltas’” de droga que enviaban los hermanos Gallón Henao por la zona del Urabá.
En su defensa, Santiago Uribe afirmó que no sabe por qué el narcotraficante Juan Carlos Sierra lo salpica, “será porque soy primo de Mario Uribe y hermano de Álvaro Uribe, y algún odio o alguna cosa tendrá. No conozco la razón y no me interesa conocerla.”, puntualizó.
El mencionado ex senador y primo del ex jefe de Estado, Mario Uribe también tiene su historia, enfrenta una pena de siete años de cárcel por sus vínculos con paramilitares. Ya en 1997 el “primo” fue señalado de tener relaciones con el narcotraficante antioqueño Pedro Pablo Uribe. Posteriormente en 2008 el 22 de abril, fue emitida una orden de captura en su contra. Álvaro Uribe entonces presidente, cuestionó la decisión del presidente de la Corte Suprema de Justicia pidiendo explicaciones por la decisión que afectaba a quien además de familiar era uno de sus asesores más cercanos.
Otros miembros de la familia vinculados al delito son los primos por línea materna del ex presidente, Carlos Alberto y Juan Diego Vélez Ochoa, que fueron involucrados con actividades relacionadas con la conformación de escuadrones de la muerte, narcotráfico y la sindicación de decenas de asesinatos como lo señala Sergio Camargo V. en su libro El narcotraficante N° 82, Álvaro Uribe Vélez, presidente de Colombia.
En el más reciente escándalo que involucra al entorno de Uribe, el general (R) Mauricio Santoyo quien fuera su Jefe de Seguridad, fue acusado por Estados Unidos de asociación ilícita con narcotraficantes y de recibir sobornos a cambio de ayudar a las organizaciones de la droga que debía combatir.
De acuerdo con una acusación formal de un jurado investigador de una corte federal de la ciudad de Alexandria, en el estado de Virginia, el general Santoyo Velasco habría recibido sobornos a cambio de dar información de inteligencia a las principales bandas del narcotráfico en Colombia sobre las indagaciones de autoridades estadounidenses, británicas y colombianas.
Resulta poco creíble que un sujeto de tales antecedentes pueda estar al margen de las actividades de tantos miembros de su familia, algunos muy cercanos como su padre y hermanos y la de otros personajes de su entorno. En esas condiciones es difícil suponer que sus declaraciones sobre Venezuela puedan ser respaldadas por alguien serio y responsable.
Hoy, cuando Uribe ha pasado a ser formalmente la oposición de ultra derecha al gobierno colombiano, no puede ni siquiera nominar a uno de sus adláteres a la presidencia de su país en las venideras elecciones. Los posibles candidatos están inhabilitados para ejercer cargos públicos, son prófugos de la justicia, tienen sombras acerca de su honorabilidad, son tránsfugas políticos o están presos. Uribe y su entorno están tan desprestigiados que le quedan escasas alternativas para generar una opción propia, como lo señala la periodista María Jimena Duzán en la revista Semana de este 7 de julio.

Publicado por Con Nuestra América

Inician investigación premilitar contra ministro colombiano por nexos con paramilitares

Deja un comentario


miércoles, 18 de julio de 2012

XINHUA

La Corte Suprema de Justicia anunció hoy que inició una investigación preliminar contra el ministro colombiano de Vivienda, Germán Vargas Lleras, por sus presuntos nexos con paramilitares luego de que el funcionario pidiera a ese tribunal que lo investigara por ese caso.

La Procuraduría General de la Nación anunció el pasado 4 de julio que abrió una investigación disciplinaria contra Vargas Lleras por sus presuntos nexos con el entonces jefe paramilitar Héctor Germán Buitrago, alias “Martín Llanos”, quien fue capturado en febrero pasado en Venezuela y luego deportado a Colombia.
El alto tribunal precisó que el funcionario será citado para que declare ante la Sala Penal y éste por su lado estudiará las pruebas que tiene contra el ministro. Posteriormente, determinará si inicia una apertura de una investigación formal o por lo contrario lo exonera.
Según la Procuraduría, investiga si el ministro se entrevistó con “Martín Llanos” con el fin de buscar apoyo político.
Medios locales aseguraron que el Ministerio Público “también solicitó a la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía” testimonios de desmovilizados que puedan tener conocimiento de esos encuentros.
El ministro de Vivienda aseguró que detrás del complot que hay para difamarlo con grupos paramilitares está Santiago Uribe, hermano del ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010).
El funcionario argumentó que tiene pruebas para demostrar que el hermano de Uribe y un grupo de esmeralderos recogieron dinero con el fin de vincularlo con paramilitares.
Vargas Lleras fue ex candidato presidencial, ex presidente del Senado y ex ministro del Interior del actual gobierno.

Publicado por ARGENPRESS

Older Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 125 seguidores