Intelectuales, artistas y periodistas paraguayos denuncian atropellos

Deja un comentario


 

PL

Intelectuales, artistas y periodistas paraguayos denunciaron agresiones y censura por parte del gobierno, y rechazaron un plan para cerrar numerosas emisoras de radio de tipo comunitario.

Un documento firmado por 35 escritores, poetas, científicos, artistas y trabajadores de la cultura rechazó el golpe parlamentario que realizó, dijeron, un juicio sumario al presidente constitucional, Fernando Lugo, el cual concluyó con su destitución.
Los protestantes afirmaron que se impuso la censura especialmente en la televisión pública, la Radio Nacional y el canal indígena Unici, y se encuentra en proceso la amenaza de extinción de las radios comunitarias, defensoras del pueblo.
Apelaron a todos sus colegas del país para resistir y alegaron que viven momentos de retroceso a la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), sufrida por la nación suramericana, pues carecen de validez todas las disposiciones del gobierno de Federico Franco.
Al hablar a la comunidad internacional, las personalidades de la cultura paraguaya subrayaron que no existen garantías para el ejercicio de los derechos humanos fundamentales.
Por su paste, un artículo del investigador y periodista Washington Uranga, conocido aquí, dio cuenta del despido de periodistas del sistema de medios públicos de Paraguay, especialmente en la Secretaría de Información, la televisión pública, la Radio Nacional de Paraguay y la agencia de noticias oficial IP Paraguay.
Señaló que esos despidos se realizan sin causa justificada y se apoyan en argumentos de tipo ideológico y político y se acompañan con amenazas a los periodistas y corte de su acceso a los medios sociales y correos electrónicos.
En Paraguay, el golpe es también contra el derecho a la comunicación, subrayó Uranga en su análisis de la situación existente tras la destitución de Lugo.

Informe actualizado sobre la situación del periodismo en México al primer semestre de 2012

Deja un comentario


FELAP

Monitoreo permanente del gremio organizado.

• Con 11 homicidios y dos desapariciones forzadas, el presente año, en caso de no actuar las autoridades correspondientes con toda atingencia, se puede convertir en el más trágico para el gremio periodístico.
• Con el reciente asesinato del joven reportero, Armando Montaño, becario en México de la agencia de noticias The Associated Press, AP, ocurrido en la Colonia Condesa de la Ciudad de México, suman 11 víctimas mortales en lo que va del año: 10 informadores y una trabajadora de prensa.
• Con las dos recientes desapariciones forzadas de los colegas, Federico Manuel García Contreras y Zane Alejandro Plemmons Rosales, ocurridas en los estados de San Luis Potosí y Tamaulipas, respectivamente, suman 2 en el año; 20 en total desde 2003 en que apareció el fenómeno delictivo, de las cuales 4 compañeros aparecieron muertos por lo que quedan pendientes 16.
• La cifra nacional de las víctimas mortales por las libertades de prensa y expresión se eleva ahora a 112: 95 periodistas, 9 trabajadores de prensa, 6 familiares y 2 amigos de comunicadores. Hechos todos ocurridos en el transcurso del sexenio de Vicente Fox Quesada y en lo que va de la administración de Felipe Calderón Hinojosa.
• Dentro de la tragedia que vivimos, estamos de plácemes al saber que están vivos y sanos, la compañera Hypatia Stephania Rodríguez Cardoso y su pequeño hijo de 2 años, quienes habían sido reportados como desaparecidos desde el pasado viernes 8. En este caso la autoridad Federal ha actuado con atingencia.
• Por la clara impunidad prevaleciente, en forma exponencial se han disparado los asesinatos y desapariciones forzadas sobre todo en lo que va del actual sexenio, al sumar en el primer caso 81 muertos y 14 desaparecidos.
• En estos primeros 6 meses, 11 colegas y una trabajadora de prensa han sido asesinados: uno en Cadereyta, Nuevo León; dos en Chihuahua, Chihuahua; dos en Xalapa y cuatro en Boca del Río, Veracruz; uno en Cuernavaca, Morelos; uno en Cajeme, Sonora; y uno más en el Distrito Federal. Han ocurrido 2 desapariciones forzadas en Tanquián, San Luis Potosí y en Nuevo Laredo, Tamaulipas.
• Hechos todos que tienen el propósito de impedir, limitar o menoscabar el ejercicio de las libertades de prensa y expresión.
En sendos comunicados urgentes, el gremio organizado denunció los graves hechos al insistir en su reclamo de justicia: apenas la víspera exigió el esclarecimiento del homicidio del joven reportero mexicano estadounidense, Armando Montaño, becario en México de la agencia de noticias The Associated Press, AP, quien fue hallado sin vida el viernes 29 de junio pasado en el hueco del elevador de un edificio ubicado en la Colonia Condesa.
El sábado 9 de junio se dio a conocer que la familia del reportero gráfico Federico Manuel García Contreras había presentado una denuncia por su desaparición.
Dos semanas después, el sábado 23, se informó de la desaparición de un segundo reportero en México, Zane Alejandro Plemmons Rosales, quien en el año 2010 trabajó para el periódico La I, de Mazatlán y actualmente se desempeñaba como reportero independiente
A continuación se enumeran los nombres y fechas de los periodistas asesinados y desaparecidos en el periodo sexenal de Vicente Fox Quesada y lo que va del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, 2000-2012
1. 1 de febrero de 2000, Luís Roberto Cruz Martínez, reportero de la revista Multicapas, de Reynosa, Tamaulipas, asesinado a balazos.
2. 28 de abril de 2000, José Ramírez Puente, periodista de Radio Net, de Ciudad Juárez, Chihuahua, asesinado de 36 puñaladas
3. 19 de julio de 2000, Hugo Sánchez Eustaquio, editor del diario La Verdad, Atizapán de Zaragoza, Estado de México, se encontró su cadáver después de haber sido secuestrado.
4. 9 de febrero de 2001, Humberto Méndez Rendón, reportero y conductor del Canal 9 de Durango, asesinado de 6 puñaladas en su domicilio en Gómez Palacio, Durango.
5. 19 de febrero de 2001, José Luís Ortega Mata, director del semanario Ojinaga, muerto en Ojinaga, Chihuahua
6. 9 de marzo de 2001, José Barbosa Bejarano, corresponsal de la revista Alarma, asesinado en Ciudad Juárez, Chihuahua
7. 24 de marzo de 2001, Saúl Antonio Martínez Gutiérrez, subdirector editorial del diario El Imparcial, de Matamoros, Tamaulipas; fue encontrado muerto con cuatro balazos en la cabeza en las inmediaciones de las poblaciones de Río Bravo y Matamoros.
8. 17 de enero de 2002, Félix Alonso Fernández García, director de la revista Nueva Opción, de Miguel Alemán, Tamaulipas, asesinado con disparos de metralletas AK-47.
9. 9 de abril de 2002, Pablo Pineda Guacán, reportero del diario La Opinión, de Matamoros, Tamaulipas. Su cuerpo fue encontrado con un balazo en la cabeza cerca de Arlington, Texas, Estados Unidos, en la zona limítrofe con México
10. 16 de octubre de 2002, José Miranda Virgen, columnista del diario El Sur de Veracruz, murió por una explosión de gas en su domicilio. Se mantiene la sospecha de que fue intencional debido a su actividad crítica contra las autoridades locales.
11. 13 de diciembre de 2003, Rafael Villa fuerte Aguilar, director del periódico La Razón de Ciudad Altamirano, Guerrero, asesinado a balazos en Tierra Caliente, del mismo estado de Guerrero
12. 19 de marzo de 2004, Roberto Javier Mora García, editor del diario El Mañana y de la revista North Mexico Business, de Nuevo Laredo, Tamaulipas, fue apuñalado cuando llegaba a su domicilio.
13. 22 de mayo 2004, Leodegario Aguilar Lucas, editor de la revista Mundo Político de Acapulco, Guerrero, fue secuestrado el 22 de mayo; su cadáver incinerado fue encontrado el 8 de septiembre. Los restos presentaban impactos de disparos.
14. 22 de junio de 2004, Francisco Javier Ortiz Franco, coeditor del Semanario Zeta, de Tijuana, Baja California, ultimado a disparos frente a sus dos hijos menores.
15. 31 de agosto de 2004, Francisco Arratia Saldierna, articulista de los periódicos El Imparcial y El Regional, de Matamoros, Tamaulipas. Fue baleado en una céntrica calle de esa ciudad.
16. 28 de noviembre 2004, Gregorio Rodríguez Hernández, reportero gráfico y corresponsal de El Debate de Mazatlán en Escuinapa, Sinaloa, fue acribillado cuando cenaba con sus dos hijos.
17. 5 de abril de 2005, Dolores Guadalupe García Escamilla, reportera y conductora de noticiarios de Stereo 91 de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Fue baleada el 5 de abril y falleció el día 16 del mismo mes en la Clínica Hospital de Especialidades de esa ciudad fronteriza.
18. 8 de abril de 2005, Raúl Gibb Guerrero, director del diario La Opinión de Poza Rica, fue asesinado a balazos en Papantla, Veracruz.
19. 17 de septiembre de 2005, José Reyes Brambila, reportero del periódico Vallarta Milenio, de Guadalajara, Jalisco. Se le encontró apuñalado dentro de la cajuela del automóvil propiedad de la empresa.
20. 30 de octubre de 2005, Hugo Barragán Ortiz, radioreportero y conductor de noticiarios de la estación Radio MAX, de Tierra Blanca, Veracruz, golpeado y apuñalado en su propio domicilio.
21. 6 de enero de 2006, José Valdés, periodista radiofónico, asesinado en Sabinas, Coahuila. Su amiga y colega Pilar Cortázar, acusó del hecho a narcotraficantes ligados con militares, investigados por la víctima.
22. Marzo de 2006, Rosendo Pardo Ozuna, periodista de La Voz del Sureste, de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Durante su rutina de ejercicios matinales en bicicleta fue atropellado y luego rematado por sus asesinos con el mismo vehículo que lo embistió.
23. 9 de marzo de 2006, Jaime Arturo Olvera Bravo, de La Piedad, Michoacán. Fungía como periodista independiente y había sido corresponsal del diario La Voz de Michoacán. Llevaba a su hijo de cinco años a la escuela cuando fue ultimado a mansalva.
24. 10 de marzo de 2006, Ramiro Téllez Contreras, de Nuevo Laredo, Tamaulipas, asesinado frente a su domicilio. Periodista radiofónico de EXA 95.7 FM.
25. 9 de agosto de 2006, Enrique Pérez Quintanilla, asesinado en Chihuahua. Fundador de la revista Dos Caras, una Verdad, de contenido policíaco, denunciaba con frecuencia casos de corrupción dentro del gobierno. Se encontró su cadáver con signos de tortura y balazos.
26. 26 de octubre 2006, Bradley Roland Will, periodista norteamericano, originario de Nueva York, corresponsal acreditado por la agencia Indymedia e integrante de la ONG humanitaria Asociación de Asesores de Derechos Humanos. Tenía alrededor de dos meses trabajando sobre la situación en Oaxaca. De acuerdo a informaciones periodísticas murió en un ataque perpetrado por un grupo de paramilitares contra miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, APPO, durante los disturbios en esa entidad.
27. 10 de noviembre de 2006, Misael Tamayo Hernández, director del periódico “El Despertar de la Costa”, se le encontró muerto con varios impactos de bala y huellas de tortura en un hotel ubicado a la salida de la carretera Zihuatanejo-Ixtapa, Guerrero
28. 15 de noviembre de 2006, José Manuel Nava, ex director de la cooperativa que editaba el periódico Excélsior, fue encontrado muerto a puñaladas en su domicilio. No se descarta que esté relacionado con la publicación de su último libro “Excélsior, el asalto final” en el que denunció la conjura entre el gobierno de Fox, cooperativistas traidores e intereses privados. Otra versión implica su muerte a su libro “El Vortex del Mal”, donde denuncia a la pandilla que se apoderó del gobierno de Estados Unidos y en el que por primera vez dio a conocer la tesis de que el atentado a la Torres Gemelas de Nueva York, fue un autoatentado. A la fecha las investigaciones están en suspenso.
29. 21 de noviembre de 2006, Roberto Marcos García, reportero de la Revista Testimonio, ejecutado en la carretera Veracruz-Alvarado.
30. 30 de noviembre de 2006, Alfonso Sánchez Guzmán, ex corresponsal de Televisa y reportero de las páginas de noticias http://www.enlaceveracruz212.com.mx y Orizaba en Vivo. Su cadáver fue encontrado en las aguas del Río Blanco, del municipio de Orizaba, estado de Veracruz. Presentaba 4 impactos de bala, uno de ellos en la cabeza. Se le dio por desaparecido, dos días antes de su asesinato.
31. 14 de diciembre de 2006. Raúl Marcial Pérez, columnista del diario regional El Gráfico de la ciudad de Oaxaca. Sus sicarios, en acto totalmente inédito, entraron hasta la redacción del rotativo para acribillarlo con disparos de armas de fuego calibres 22 y 9 milímetros.
32. 11 de enero de 2007. Gerardo Guevara Domínguez, editor de la versión digital del semanario Siglo 21, dirigida a la comunidad hispánica de Estados Unidos y con sede en Oxnar, California http://www.siglo21web.com Su cadáver fue encontrado en un barranco cercano al municipio de Ocampo, Chihuahua. El 7 de octubre de 2006 Guevara Domínguez salió en motocicleta de Guadalajara, Jalisco para ir a Creel, Chihuahua, a cumplir con un trabajo periodístico; desde entonces se le dio por desaparecido. Las autoridades declararon que al parecer la causa de su muerte fue un accidente de carretera. Lo cuestionable es que tuvieron que pasar 3 meses para localizar su cuerpo.
33. 6 de abril de 2007. Amado Ramírez Dillanes, corresponsal de Televisa en Acapulco y titular del noticiario local de Radiorama fue muerto en pleno centro del puerto en el estado de Guerrero, inmediatamente después de terminar la edición nocturna de su informativo. Cuando salía de las instalaciones radiofónicas, fue ejecutado de cuatro balazos por dos sicarios que lo esperaban, el comunicador todavía tuvo fuerzas para descender de su vehículo y llegar a un hotel cercano para pedir auxilio, lugar donde finalmente se desplomó sin vida.
34. 23 de abril de 2007. Saúl Noé Martínez, reportero del Diario de Agua Prieta, Sonora, quien cubría la fuente policíaca, su cadáver fue encontrado en el municipio de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua. El lunes anterior fue subido con lujo de fuerza a un vehículo por cuatro o cinco sujetos armados, cuando llegaba a la estación de policía de su localidad donde corrió para evitar ser víctima de sus captores. Según la autopsia fue muerto a golpes.
35. 5 de septiembre de 2007. Oscar Rivera Izunza, periodista con trayectoria que lo llevó a ocupar la presidencia de la Asociación de Periodistas “7 de Junio” del estado de Sinaloa. Fue ejecutado por esbirros que usaron armas de alto poder. La víctima ocupaba el puesto de vocero de los operativos conjuntos del Ejército, autoridades federales y estatales contra el crimen organizado. El atentado ocurrió en pleno centro de la ciudad capital, Culiacán. Rivera Izunza conducía una camioneta oficial y a unas cuadras de su oficina fue baleado desde otro vehículo en marcha.
36. 37 y 38. 8 de octubre de 2007. Mateo Cortés Martínez, Flor Vásquez López y Agustín López Nolasco, todos empleados de “El Imparcial de Oaxaca”, fueron asesinados cuando se dirigían a distribuir el diario a la región del Istmo. Un comando con armas de alto poder a bordo de una camioneta Equinox, de vidrios polarizados, interceptó el vehículo propiedad del periódico, rotulado con el nombre de la empresa, en la carretera federal 185, kilómetro 291+700, entre Tehuantepec y Salina Cruz, dando muerte a los trabajadores sólo porque distribuían los ejemplares del diario.
39. 3 de diciembre de 2007. Gastón Alonso Acosta Toscano, periodista y abogado del semanario Noticias de la Frontera, fue muerto a golpes en Agua Prieta, Sonora, momentos antes lo habían secuestrado a las puertas de la Comandancia de Policía. Al momento de quitarle la vida fungía como representante legal de la Asociación Regional de Periodistas, con sede en la misma localidad, que surgió a raíz del asesinato del reportero Saúl Noé Martínez, ocurrido en abril pasado. Además de articulista ocupaba el cargo de asesor jurídico en el semanario Noticias de la Frontera, también fue agente del Ministerio Público estatal.
40. 8 de diciembre de 2007. Gerardo Israel García Pimentel, joven reportero del diario la Opinión de Michoacán, de apenas 24 años de edad, en Uruapan, Michoacán, fue ejecutado a tiros. Sus asesinos lo persiguieron hasta el hotel de su suegra, donde había recibido alojamiento ante las amenazas recibidas.
41. 7 enero de 2008 Claudia Rodríguez Llera, fundadora de la Revista CineMagazine y conductora del programa periodístico “En Pantalla Grande”, que se transmitía por la estación Radio Mix de Ecatepec, Estado de México de Grupo Acir fue encontrada muerta de dos tiros en la sien, a bordo de una camioneta localizada en la Delegación Venustiano Carranza de la Ciudad de México. El crimen se trató de hacerlo aparecer como suicidio, cuando todo hace saber que es otro asesinato. Claudia, era esposa del director en México de Columbia Pictures, Phillip Alexander. Había desaparecido desde días antes y su cadáver fue encontrado en el interior de una camioneta Durango el lunes 7, e identificado hasta el miércoles 9.
42. 5 de febrero de 2008. Francisco Ortiz Monroy, corresponsal del Diario de México, en Camargo, Tamaulipas, fue asesinado enfrente de la Presidencia Municipal. El informador fue baleado desde una camioneta en la calle Iturbide con Flores, de la zona centro de ese municipio fronterizo, aproximadamente a las 12:20 horas.
43 y 44. 8 de febrero de 2008. Bonifacio Cruz Santiago y su hijo Alfonso Cruz Pacheco, director y jefe de redacción respectivamente del periódico El Real de Ciudad Netzahualcóyotl, Estado de México, fueron asesinados cuando se disponían a abordar una camioneta, a unos metros de las oficinas del Síndico Procurador de la localidad, en el barrio de Xochiaca, Chimalhuacán Los esbirros les dispararon a quemarropa con lo que se desvía la hipótesis de que la agresión iba dirigida contra el funcionario público.
45 y 46. 7 de abril 2008. Felicitas Martínez Sánchez y Teresa Bautista Merino de apenas 21 y 24 años de edad, respectivamente, periodistas indígenas de la radio comunitaria “La Voz que Rompe el Silencio” del municipio de San Juan Copala, Oaxaca, fueron acribilladas a tiros por varios individuos cuando viajaban a bordo de un automóvil a la capital del estado para participar en un seminario en defensa de su comunidad.
47. 24 de junio de 2008. Candelario Pérez Pérez de 31 años, periodista independiente y editor de la revista policíaca Sucesos de Chihuahua. La víctima, originaria de la ciudad de Chihuahua, se encontraba visitando a sus familiares de Ciudad Juárez y murió baleado en el cruce de las calles Libertad y Juan de Oñate, en el barrio de la Chaveña, cerca del centro de la ciudad, la noche del lunes. Su cadáver fue encontrado en el interior de un vehículo.
48. 23 de septiembre de 2008. Alejandro Zenón Fonseca Estrada, conductor del programa noticioso “El Padrino”, en la radiodifusora “Exa FM” de Villahermosa, Tabasco. Fue asesinado a balazos por un comando, cuando colocaba una cuarta manta en un céntrico cruce de la ciudad acompañado de su personal y radioyentes por medio de las cuales se manifestada en contra del crimen organizado y el incremento de secuestros. No obstante que varios días anunció su propósito, las autoridades no le brindaron la más mínima protección.
49. 9 de octubre de 2008. Miguel Ángel Villagómez Valle, director y editor del periódico regional “La Noticia” de Lázaro Cárdenas, Michoacán, al salir después del cierre del diario rumbo a su domicilio fue “levantado” por un comando y al día siguiente fue encontrado su cuerpo con 6 balazos en la espalda y el tiro de gracia, en un paraje cercano del vecino estado de Guerrero.
50. 9 de octubre de 2008. David García Monroy, columnista del “Diario de Chihuahua”, fue ultimado con ráfagas de metralleta por un comando que entró a un bar de la ciudad capital Chihuahua. Se informó, que 4 individuos dispararon indiscriminadamente contra los ahí presentes. Otras 4 personas en persecución resultaron heridas.
51. 17 de octubre de 2008. Francisco Javier Salas, voceador del diario “El Mexicano” de Tijuana, Baja California. Fue ultimado por un comando a las 5:00 horas, cuando se disponía a iniciar su trabajo. Se informó, que los sicarios lo mataron por haber sido testigo de unas amenazas.
52. 13 de noviembre de 2008. José Armando Rodríguez Carreón, reportero de El diario de Ciudad Juárez, Chihuahua. Fue asesinado con arma de fuego de alto poder bordo de su vehículo, cuando se disponía a llevar al colegio a su menor hija.
53. 13 de febrero de 2009. Jean Paul Ibarra Ramírez, reportero gráfico del diario El Correo de Iguala, especializado en cubrir noticias policíacas, fue muerto a tiros, cuando viajaba en una motocicleta después de cubrir una información en el anfiteatro de la ciudad de Iguala, Guerrero, acompañada de su colega Liliana Marchán Arroyo, del Diario 21, desde otra moto 2 sicarios les dispararon, ya caído le dieron el “tiro de gracia”, murió en el acto. La reportera herida de gravedad fue atendida en hospital de zona.
54. 22 de febrero de 2009. Luís Daniel Méndez Hernández, reportero de la radiodifusora “La Poderosa” de la cadena Radiorama, fue asesinado por la espalda de cuatro impactos de bala durante una riña que se registró en las fiestas del Carnaval de Huayacocotla, en la Huasteca veracruzana. Lo extraño del caso es que el Procurador General de Justicia de la entidad, Salvador Mikel Rivera se apresurara a rechazar que el asesinato haya tenido que ver con su actividad profesional, cuando existe la versión de que la riña fue fraguada para ultimarlo. En el ataque resultó herido el menor Fernando de 14 años de edad.
55. 27 de febrero de 2009. Juan Carlos Hernández Mundo de 40 años de edad, director del rotativo de circulación local “El Quijote”, cuando transitaba por la calle Encino de la comunidad de Tehuilotepec perteneciente al municipio de Taxco de Alarcón, Guerrero, fue interceptado por dos presuntos sicarios que viajaban a bordo de una camioneta los cuales le dispararon con armas calibre 40 hasta en tres ocasiones para provocarle una muerte inmediata. Los familiares del occiso se negaron, por temor, a proporcionar información sobre los presuntos homicidas.
56. 3 de mayo de 2009, Carlos Ortega Melo Samper, reportero y abogado de 52 años quien laboraba en el diario local Tiempo de Durango, fue abatido la tarde del domingo 3; precisamente la fecha en que a nivel mundial se celebra “El día de la Libertad de Prensa”, de tres disparos en la cabeza en el municipio de Santa María de El Oro, Durango.
57. 25 mayo de 2009, Eliseo Barrón Hernández, de 36 años, reportero en temas policiacos del diario La Opinión de Torreón, cabecera del diario Milenio en esa zona, fue secuestrado la noche del 25 de mayo en su domicilio de la localidad de Gómez Palacio, en el estado de Durango, por un grupo de once encapuchados, en presencia de su esposa e hijos. Al día siguiente fue encontrado su cuerpo con heridas de bala.
58. 12 de julio de 2009. Martín Javier Miranda Avilés, reportero del periódico Panorama y corresponsal de la agencia Quadratín de la ciudad de Zitácuaro, Michoacán, fue hallado muerto en el interior de su vivienda, su cadáver presentaba heridas con arma blanca.
59. 14 de julio de 2009. Ernesto Montañez Valdivia, editor de la revista Enfoque de El Sol de Chihuahua, fue asesinado en un ataque armado en Ciudad Juárez, cuando circulaba en una camioneta manejada por su hijo adolescente, quien resultó gravemente herido de un tiro en el cuello.
60. 28 de julio de 2009. Juan Daniel Martínez Gil, periodista y conductor de Radiorama de Acapulco, Guerrero, desaparecido el lunes 27 de julio fue hallado semienterrado con huellas de tortura en diferentes partes del cuerpo y el rostro cubierto con cinta adhesiva, luego de una denuncia anónima al servicio telefónico de emergencias 066.
61. 9 de octubre de 2009. Gerardo Esparza Mata, auxiliar de la oficina de Comunicación Social de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de la ciudad Durango, fue ejecutado de un tiro en la cabeza. El colega salió de su trabajo el viernes 9 a las 15 horas porque su esposa y sus cuatro hijos le festejarían su cumpleaños 40, donde estuvo toda la tarde en la fiesta; por la noche salió del domicilio para atender al parecer asuntos de la oficina, nunca llegó a la misma y ya no se supo de él hasta que su cuerpo fue encontrado la mañana del sábado cerca del puente Dalila, ubicado en la salida a la carretera a Zacatecas, a dos kilómetros de donde se encuentra la oficina policial.
62. 2 de noviembre de 2009. José Bladimir Antuna Vázquez García, reportero y encargado de la sección policíaca del diario “El Tiempo de Durango”, fue secuestrado y asesinado por un comando armado. El periodista había sido “levantado”, por la mañana del lunes 2, fecha en la que en México se celebra el Día de Muertos, y su cadáver apareció cerca de las 21:00 horas en un baldío que se localiza atrás de la clínica-hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, ISSSTE. Al cuerpo le fue colocado una cartulina con un mensaje que decía: “Esto me pasó por dar información a los militares y escribir lo que no se debe. Cuiden bien sus textos antes de hacer una nota. Atentamente Bladimir”.
63. 31 de diciembre de 2009. José Luis Romero reportero del noticiario Radio “Línea Directa” de la ciudad de Los Mochis, municipio de Ahome, Sinaloa, fue secuestrado -“levantado”-, el pasado 30 de diciembre y su cuerpo fue encontrado dentro de una bolsa de plástico el viernes 15 de enero con señales de que fue torturado y luego asesinado de 3 balazos, dos en la cabeza. Según el peritaje fue muerto el 31 de diciembre; con el asesinato de José Luis Romero sumaron 15 en el 2009, el año más cruel para el periodismo nacional.
64. 8 de enero de 2010. Valentín Valdés Espinosa de 28 años, reportero fundador del “Zócalo de Saltillo”, fue asesinado de 5 balazos en los primeros minutos de ese día, después de ser privado de la libertad la noche anterior en compañía de otro colega quien posteriormente fue liberado. Otro que los acompañaba no fue levantado. El diario se guardó de revelar la identidad de los colegas que salvaron la vida.
65. 29 de enero 2010. Jorge Ochoa Martínez, director y editor de los semanarios El Oportuno y El Despertar de la Costa de circulación en la Costa Chica del estado de Guerrero, fue asesinado a bordo de su automóvil de un balazo en la cabeza, disparado a corta distancia, a unos metros del palacio municipal de Ayutla de los Libres a cien kilómetros de Acapulco, después de cenar en el restaurante El Charco de las Ranas, hechos ocurridos el viernes pasado y conocidos hasta el siguiente día.
66, 67 y 68. : 14 de febrero del año pasado, el hijo y el sobrino de Rosario Oropeza Cota, ex director y columnista de “El Debate” de Culiacán, Rosario Oropeza Ontiveros e Irwin Oropeza León, respectivamente, fueron secuestrados junto con su amigo, Víctor Higuera Araujo, por varios hombres armados en la ciudad de Guamúchil, 100 kilómetros al suroeste de Culiacán, a donde habían asistido a las fiestas de carnaval. Un día después aparecieron los cuerpos de Oropeza León y de Higuera Araujo, este último decapitado. Sin embargo, el paradero de Oropeza Ontiveros se desconocía. Ese mismo día, fueron encontrados tres cadáveres calcinados en La Brecha, Guasave, y tras seis meses de estudios e investigaciones, uno de los cuerpos fue identificado como Rosario Oropeza Ontiveros.
69. 19 de febrero de 2010. Jorge Rábago Valdez de 49 años de edad, reportero del grupo radiofónico Radio Rey y de Reporteros en Red, es uno de los comunicadores plagiados en Reynosa, Tamaulipas en el término de 14 días. Fue secuestrado tras salir de una fiesta y posteriormente, el 1 de marzo, liberado y abandonado por los criminales en la carretera de Matamoros a Tamaulipas. Ingresó a un hospital de zona por un supuesto coma diabético, posteriormente se supo que tenía huellas de tortura y que fue amordazado. Falleció en el nosocomio.
70. 12 de marzo de 2010. Evaristo Pacheco Solís, de 33 años de edad, reportero del semanario Visión Informativa, fue ejecutado de tres balazos calibre 25, “por individuos hasta ahora desconocidos” en la ciudad de Chilpancingo.
71. 10 abril de 2010. Enrique Villicaña Palomares, médico, abogado, conductor radiofónico en CB Noticias, articulista de La Voz de Michoacán, ex director del Sistema Michoacano de Radio y Televisión y ex secretario general de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, fue secuestrado y asesinado con arma blanca. El secuestro ocurrió el lunes 5. Sus familiares habían pedido hermetismo con la esperanza de rescatarlo con vida, según informó la Procuraduría General de Justicia del Estado. Su cadáver fue localizado la madrugada del sábado 10 en la ciudad de Morelia.
72 y 73. 15 de abril de 2010. María Isabel Cordero Martínez, ex conductora de Televisa-Chihuahua, fue ultimada a tiros con armas de alto poder juntamente con su amiga Maris Catalina Flores Aguayo, por un comando frente a un local de comidas en la noche de ese viernes en la ciudad capital Chihuahua del estado del mismo nombre. Hasta su muerte se desempeñaba en el área de relaciones públicas de la Cámara de Comercio Local.
74. 22 de junio de 2010. Miguel Ángel Bueno Méndez reportero del diario “Nuestro Distrito”, en Huixquilucan, Estado de México, fue “levantado” y ejecutado junto a dos hombres más, de los cuales uno logró salvar la vida. El cuerpo del periodista fue encontrado en el camino nuevo a Huixquilucan, en la colonia Canteras, en los límites con el municipio de Naucalpan, dentro de un vehículo Ford Ghia, con placas de circulación MMS 2207.
75 y 76. 28 de junio de 2010. Periodistas y esposos Juan Francisco Rodríguez Ríos y Elvira Hernández Galeana, el primero dirigente de la sección 34 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, en Coyuca de Benítez, Guerrero, se desempeñaba como corresponsal del periódico El Sol de Acapulco, en ese municipio, ella era directora del semanario “Nueva Línea”, que se edita en la Costa Grande de ese estado. Como muchos de los periodistas, el matrimonio realizaba otras actividades para ayudarse económicamente, los colegas tenían un negocio –un café internet-, lugar donde fueron asesinados a tiros por dos sujetos que utilizaron pistolas calibre .380.
77. 7 de julio de 2010. Hugo Olivera Cartas, director de la agencia de noticias local ADN de Apatzingán, Michoacán; colaborador de la agencia Quadratin de Morelia; corresponsal de La Voz de Michoacán, y editor de El Día de Michoacán, fue muerto de cuatro tiros. Su cuerpo esposado fue localizado en una brecha dentro del vehículo de su propiedad. Hugo Olivera era un activo periodista de Tierra Caliente. La noche anterior recibió una llamada telefónica y desapareció. La familia denunció que al trasladarse a identificar el cadáver personas desconocidas se apoderaron de las computadoras del comunicador victimado.
78. 10 de julio de 2010. Marco Aurelio Martínez Tijerina de 45 años, director del noticiero Contrapunto en la emisora local XERN 950 AM, conductor del Informativo 800 en la radiodifusora XEDD y corresponsal de TV Azteca, Grupo Multimedios y W Radio, en Monterrey, Nuevo León, fue localizado sin vida en Monte Morelos, Nuevo León, con un balazo en la cabeza.
79. 10 de julio de 2010. Guillermo Alcaraz Trejo, camarógrafo de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y colaborador en el periódico digital Omnia, fue acribillado por un comando armado, en calles de la ciudad capital Chihuahua del estado del mismo nombre.
80. 16 de septiembre de 2010. Luis Carlos Santiago Orozco de 21 años de edad fotógrafo de “El Diario” de Ciudad Juárez, Chihuahua fue abatido a tiros por un grupo de sicarios cuando circulaba acompañado de Carlos Manuel Sánchez Colunga quien resulto herido, a bordo de un automóvil propiedad de Alejo de la Rosa. Hijo del visitador de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Gustavo de la Rosa Hickerson, quien se había bajado del vehículo cuadras atrás. Con este crimen, “El Diario”, en su editorial, se dirigió a las bandas del crimen organizado que se disputan la plaza, para que “nos expliquen qué es lo que quieren de nosotros, que es lo que pretenden que publiquemos o dejemos de publicar para saber a qué atenernos”. Dicho editorial molestó al Gobierno Federal a tal grado que el vocero de Seguridad Pública, Alejandro Poire Romero, declaro que “ningún actor puede pactar, promover una tregua o negociar con el crimen organizado. El subdirector del rotativo y respetado colega, Pedro Estrada había precisado que se habían dirigido “a las autoridades de facto porque los mandos instituidos legalmente no han podido hacer nada” y porque “ya no queremos más muertos”.
81. 1 octubre de 2010. Juan Francisco García Márquez, voceador del periódico de información policíaca “PM”, vespertino de la empresa editora de El Diario, rotativo que ha sufrido en los últimos dos años otras dos bajas con los asesinatos de los colegas. Después de gritos de los sicarios de que estaba prohibido vender ese periódico, lo acribillaron a mansalva en la esquina del bulevar Zaragoza con Daniel García, colonia Oasis Revolución, Ciudad Juárez, Chihuahua.
82. 4 de octubre de 2010, José Juan Núñez Sarabia voceador de 35 años fue muerto a balazos dentro de su puesto ubicado en el Parque Zaragoza de la ciudad de Santiago Papasquiaro, Durango; un grupo de al menos cuatro sujetos que iban a bordo de una camioneta.
83. 5 de noviembre de 2010. Carlos Alberto Guajardo Romero de 37 años, reportero del diario Expreso de Matamoros, cubría el tiroteo que se produjo en el cruce de las avenidas Pedro Cárdenas y Longoria, según se informó oficialmente, cuando fue alcanzado por el fuego cruzado entre elementos de la Armada de México y grupos delictivos. Fue en uno de los múltiples enfrentamientos que tuvieron lugar en la ciudad fronteriza y que terminaron por abatir a tiros a Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, “Tony Tormenta”, jefe del Cártel del Golfo. Donde surge la duda es que el informador no terminaba de bajar de su automóvil cuando fue recibido con ráfagas de metralletas; en el auto se contabilizaron cuando menos 20 impactos. Con este crimen suman 16 los asesinatos perpetrados en el 2010.
84. 9 de febrero 2011. Rodolfo Ochoa Moreno, ingeniero de Canal 9 Milenio-TV de la Laguna, fue asesinado a consecuencia del ataque perpetrado la madrugada de ese día a la emisora Radiorama de la Laguna; por tanto es una víctima inocente puesto que formaba parte del equipo técnico del Canal 9 de Milenio-TV, cuyas instalaciones comparten ambas empresas ubicadas en la calle de Cerro de las Noas sin número, Torreón, Coahuila. Multimedios ha sido atacado anteriormente en el propósito de acallar sus emisiones y en franca violación a las libertades de prensa y expresión.
85, 86 y 87. 25 de marzo de 2011. José Luis Cerda Meléndez, “La Gata”, conductor periodístico de Televisa Monterrey, Nuevo León; Luis Ramírez, camarógrafo de la televisora Canal 4 de Monclova, Coahuila, y el primo y ayudante del presentador, Juan Roberto Gómez Meléndez. 12 horas después de “levantados” por desconocidos, fueron encontrados sus cadáveres con el tiro de gracia y en el primer caso con signos de tortura y un mensaje de un cártel del narcotráfico dirigido a otra organización delictiva.
88. 8 de marzo de 2011. Noel López Olguín, fue levando por un comando, su cuerpo fue encontrado el 31 de mayo. Reportero de los diarios Noticias y Horizonte de Acayucan y corresponsal del rotativo Verdad del estado de Veracruz. De acuerdo con sus familiares el periodista fue levantado por un comando momentos después de que salió de su domicilio, ubicado en el municipio de Galipán el 8 de marzo, sus restos fueron localizados y exhumados por elementos del Ejército Mexicano de una fosa clandestina en el ejido Malacate del rancho Tres Hermanos, Chinameca del municipio de Jáltipan, al sur de la mencionada entidad, 580 kilómetros al sudeste de la Ciudad de México. Es de reconocerse, que por única vez, primero se detuvo a uno de los asesinos y luego fueron localizados los restos del compañero sacrificado. Elementos del Ejército Mexicano detuvieron a Alejandro Castro Chirinos, alias “El Dragón”, el pasado 30 de mayo en el municipio de Coatzacoalcos. En sus declaraciones, El Dragón admitió haber participado en el secuestro y posterior asesinato del periodista López Holguín, además de otros crímenes. Hasta ahora no han sido detenidos sus cómplices ni los autores intelectuales del homicidio del comunicador.
89. 13 de junio de 2011. Pablo Rúelas Barraza.. Reportero de 38 años de edad, especializado en fuentes policíacas colaboraba en medios regionales como El Diario del Yaqui y El Regional de Sonora, fue acribillado el lunes en la madrugada por dos hombres que al parecer trataron de secuestrarlo antes de asesinarlo, hecho ocurrido en la madrugada de este lunes 13 en Huatabampo, Sonora.
90, 91 y 92. 20 de junio de 2011. Miguel Ángel López Velasco, “Milo Vela”; Miguel Ángel López Solano, columnista y fotógrafo, respectivamente del diario Notiver de Veracruz y Agustina Solano de López fueron asesinados a tiros. La madrugada de ese día fue perpetrado el doble homicidio de periodistas y de la esposa y madre de los mismos, el artero triple homicidio ocurrió en el domicilio familiar ubicado en colonia Playa Linda del Puerto de Veracruz, donde un comando ingresó y abrió fuego con armas de alto poder. Autoridades de procuración de justicia del estado de Veracruz, según informaron tres días después, identificaron a Juan Carlos Carranza Saavedra alias “El Ñaca” como el presunto asesino intelectual y material. No ha sido detenido ni él ni sus cómplices.
93 y 94. 3 de julio de 2011. Ángel Castillo Corona, columnista de Portal, Diario del Estado de México y su hijo, Ángel Castillo Téllez de 16 años, fueron asesinados la madrugada de este domingo en las inmediaciones del municipio de Santiago Tianguistenco, Estado de México. El periodista viajaba con su hijo por la carretera México-Santiago-Chalma alrededor de las 3:30 de la madrugada cuando cerca del kilómetro 12 fue víctima de un supuesto asalto, para despojarlo de su automóvil, sin embargo de inmediato lo bajaron del vehículo para golpearlo brutalmente. Su hijo, al tratar de huir, fue atropellado varias veces hasta quitarle la vida, al parecer porque reconoció a los agresores, quienes de inmediato se dieron a la fuga sin percatarse que el columnista seguía con vida. Por desgracia, cuando recibía los primeros auxilios en un hospital de la zona expiro. Ángel Castillo Corona, muy apreciado en el medio, era miembro de Grupo 80 Periodistas del Valle de México, organización afiliada a FAPERMEX y a la FELAP.
95. 21 de julio de 2011. Fermín Rosas Quesada de 25 años de edad, hijo del jefe de información de la cadena periodística “El Debate” de Culiacán, Fermín Rosas Rodríguez fue asesinado mientras circulaba en su auto en la ciudad de Culiacán capital del estado norteño de Sinaloa y cuyo cadáver, con dos impactos de bala, fue encontrado en su propio vehículo en marcha, sentado al volante, frente a una plaza comercial. Con su inmolación se abrió la vía de ataques a las libertades, al masacrar en forma directa a los familiares y amigos de los periodistas. Los antecedentes lo comprueban con el triple homicidio del 14 de febrero de 2010, que consignamos en el numeral: 66, 67 y 68.
96. 27 de julio de 2010. Yolanda Ordaz de la Cruz, reportera y columnista del periódico Notiver, del puerto de Veracruz A 48 horas de haber sido “levantada”, fue localizado su cuerpo decapitado, al parecer. cómo una intimidación más, la madrugada de este martes 27 en el conurbano municipio de Boca del Río, exacto, atrás de las instalaciones del periódico amigo, “Imagen” de Veracruz.
97. 25 de agosto de 2011. Humberto Millán Salazar conductor del noticiario estelar de Radio Fórmula Culiacán y director del diario digital “A Discusión”, plagiado la víspera, fue asesinado y horas después su cuerpo fue localizado en un cultivo agrícola al norte de la ciudad capital de Sinaloa. Al momento del plagio, según las indagatorias, el informador enfrentó a sus captores para pedirles que dejaran en libertad a su hermano discapacitado que los acompañaba ya que era ajeno a su labor. Así salvó la vida de su consanguíneo. Además, Berzahi Osuna Enciso, colaborador del diario digital, reveló contar con un video que en vida le entregó para su resguardo Humberto Millán, el cual le pidió divulgar en caso que le sucediera alguna tragedia. Hasta la fecha las autoridades no han revelado su contenido.
98 y 99. 1 de septiembre de 2011. Ana Marcela Yarce Viveros y Rocío González Trápaga, reportera y colaboradora, respetivamente, de la valiente revista de investigación “Contralinea”. Este es el primer doble homicidio de mujeres periodistas. El director de la publicación, Miguel Badillo informó que los cuerpos semidesnudos, atados, amordazados, con signos de ahorcamiento y torturas fueron encontrados en las inmediaciones de las calles de Morelos y Luis Donaldo Colosio, en un parque de la delegación Iztapalapa, jurisdicción que corresponde a los domicilios de las víctimas.
100. 24 de septiembre de 2011. María Elizabeth Macías Castro de 39 años de edad, editora jefa del periódico local “Primera Hora”, propiedad del alcalde de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Benjamín Galván Gómez del Partido Revolucionario Institucional, PRI, fue asesinada, degollada y luego su cuerpo fue colgado de un puente peatonal de ese municipio. La policía encontró un mensaje sobre el cuerpo de la informadora que usaba el seudónimo de “@NenaDLaredo” donde se la acusaba de difundir información a través de redes sociales.
101. 6 de enero de 2012. Raúl Régulo Garza Quirino de 30 años de edad, reportero del periódico local “La última Palabra”, fue asesinado a balazos en el municipio petrolero de Cadereyta, Nuevo León, a escasos metros de la presidencia municipal, en la que también prestaba sus servicios en labores sociales.
102 y 103, 20 de abril de 2012. Javier Moya Muñoz y Héctor Javier Salinas Aguirre, fusilados en Chihuahua, Chihuahua. El primero conductor de radio, director de noticieros, impulsor incansable de campañas altruistas por la Tarahumara, fundador y director de instituciones educativas de nivel medio superior, impulsor del profesionalismo de los locutores y líder gremial nacional. El segundo líder estudiantil, jefe de oficinas de prensa políticas y gubernamentales, director de medios de comunicación, periodista valiente en su portal http://www.futuro.mx. Según versiones de testigos, 10 hombres armados irrumpieron después de las 21 horas a un negocio ubicado en la colonia Granjas de esa ciudad, formaron a los clientes y les dispararon. Trece murieron en el lugar, cuatro fueron traslados con heridas graves a hospitales y dos fallecieron horas más tarde. Algunas autoridades señalaron que los periodistas son considerados “víctimas colaterales”, designación acuñada por el presidente, Felipe Calderón Hinojosa, para impugnar las críticas a su guerra decretada contra el crimen organizado.
104. 28 de abril de 2012. Regina Martínez Pérez, corresponsal en el estado de Veracruz de la revista Proceso y de la agencia informativa Apro de la misma casa editorial, antes se desempeñó con el mismo cargo para el diario La Jornada, en el ámbito local fue reportera durante 20 años del periódico Política, que se edita en la capital del estado, Xalapa. Era originaria del municipio de Gutiérrez Zamora, norte del estado, y egresada de la Facultad de Comunicación de la Universidad Veracruzana. Fue hallado el cadáver de la comunicadora con huellas de golpes en la cara y en diferentes partes del cuerpo, la Procuraduría General del estado informó que el cuerpo fue encontrado en el baño de la casa y “aparentemente, la causa de la muerte pudo ser por asfixia por estrangulamiento
105, 106, 107 y 108. 1 de mayo de 2012. Gabriel Huge Córdoba, Esteban Rodríguez Rodríguez y Guillermo Luna Varela, fotoreproteros del periódico Notiver, del diario AZ y de la Agencia Veracruznews, respectivamente, así como la novia de Guillermo, Irasema Becerra, ejecutiva del diario El Dictamen fueron asesinados a golpes. Los cuerpos de las víctimas de entre 30 y 37 años de edad, fueron encontrados sus cuerpos desmembrados y con señales de tortura la mañana del jueves 3 -Día mundial de la Libertad de Prensa-, en el Canal de la Zamorana, del municipio porteño de Boca del Río conurbado al Puerto de Veracruz. Todos habían sido reportados como desaparecidos desde el martes anterior. Las autoridades explicaron que Gabriel Huge recién acababa de llegar a Veracruz luego de autoexiliarse tras el asesinato de la reportera del periódico Notiver, Yolanda Ordaz, ocurrido el mes de julio anterior y cuyos restos fueron arrojados en las inmediaciones de las oficinas del rotativo Imagen del Golfo.
109. 12 de mayo de 2012. René Orta Salgado, reportero policíaco del El Sol de Cuernavaca. Su cuerpo fue localizado por elementos de la Policía Estatal en el interior de una camioneta de lujo en la calle del Hueso de la Colonia Buena Vista, a unos metros de la 24 Zona Militar y de la sede de la Secretaría de Auxilio Ciudadano de Cuernavaca. Orta Salgado hacía tres meses que se había retirado de la profesión para encabezar la organización priista Emprendedores por la Nación.
110, 18 de mayo de 2012. Marco Antonio Ávila García de 39 años de edad, reportero del diario “El Regional de Sonora”, fue levantado por un grupo de sujetos armados y encapuchados el jueves 17 mientras limpiaba el automóvil utilitario de su casa editorial en un negocio afín, un día después su cuerpo sin vida fue localizado en el libramiento San José-Puente Douglas con signos de tortura y estrangulamiento. José Larrinaga Talamantes, vocero de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, PGJE, indicó que el reportero fue encontrado envuelto en bolsas de plásticos y estaba acompañado de un mensaje del cual a la fecha no se ha informado su contenido.
111. 13 de junio de 2012. Víctor Manuel Báez Chino editor del diario Milenio El Portal de Xalapa e integrante del Consejo Editorial del portal de noticias http://www.reporterospoliciacos.mx. El Diario Milenio informó que el periodista fue secuestrado el mencionado día alrededor de las 23:30 horas y su cuerpo sin vida fue hallado la madrugada siguiente en la céntrica calle Úrsulo Galván, en las inmediaciones del zócalo de Xalapa. El diario digital es propiedad del ex secretario de Seguridad Pública y actual candidato a diputado federal, Alejandro Montano Guzmán. En mayo de 2008, el reportero sacrificado presentó una denuncia formal ante la desaparecida Fiscalía para Periodistas y Comunicadores en contra del coordinador de la extinta Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río (PIVB), así como del Subsecretario B de la SSP, Remigio Ortiz Olivares, por la golpiza, detención y robo de que fue objeto por parte de elementos policiacos de Veracruz, cuando cubría el desalojo violento de choferes del servicio urbano.
112. 29 de junio de 2012. Armando Montaño, joven reportero mexicano estadounidense, becario en México de la agencia de noticias The Associated Press, AP, quien fue hallado sin vida ese viernes 29 en el hueco del elevador de un edificio ubicado en la Colonia Condesa; la víctima tenía 22 años y era originario de Massachusetts, Estados Unidos. Según se supo, el becario cubrió varias notas, entre ellas el caso de los tres policías federales asesinados por tres de sus compañeros en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en el marco de una investigación por una red de tráfico de drogas.
PERIODISTAS VÍCTIMAS DE DESAPARICIÓN FORZADA
1. 10 de julio de 2003. Se denunció la desaparición del periodista radiofónico Jesús Mejía Lechuga, reportero de MS Noticias, en Martínez de la Torre, estado de Veracruz, cuando iba a entrevistar al líder del Comité Directivo Municipal del PRI, Alonso Alegretti. El reportero acababa de revelar en un noticiario radiofónico los posibles vínculos del diputado priísta, Guillermo Zorrilla Pérez, con grupos criminales.
2. 20 de abril de 2005. Desaparición del reportero del periódico El Imparcial de Hermosillo, estado de Sonora, Alfredo Jiménez Mota cuando se dirigía a una entrevista.
3. 8 de julio de 2006. Desapareció Rafael Ortiz Martínez, reportero de Zócalo, de Monclova, Coahuila, al terminar su jornada de trabajo.
4. 30 de noviembre de 2006. José Antonio García Apac, director del periódico semanal Ecos de la Costa, de Lázaro Cárdenas, Michoacán fue secuestrado al realizar un viaje de la ciudad capital, Morelia, al municipio de Tepalcatepec. Según testigos fue interceptado en la carretera y bajado de su automóvil por los tripulantes de una camioneta Ram color guinda, en la cual se lo llevaron con rumbo desconocido.
5. 19 de enero de 2007. Rodolfo Rincón Taracena, reportero del diario “Tabasco Hoy”, de Villahermosa, Tabasco, desapareció desde ese día, luego de que tres días antes su periódico publicó un amplio reportaje acerca de las actividades del narcomenudeo en la entidad.
6 y 7. 10 de mayo de 2007. Gamaliel López, reportero y Gerardo Paredes, camarógrafo, ambos de TV Azteca del Noroeste, al parecer fueron interceptados por cuatro sujetos cuando salieron a trabajar un reportaje sobre el nacimiento de unas siamesas en Monterrey, Nuevo León. Desde entonces no se sabe nada de ellos.
8. 13 de febrero de 2008. Mauricio Estrada Zamora, reportero del periódico La Opinión de Apatzingán, Michoacán, desapareció desde la noche de ese día y desde entonces se desconoce su paradero y no se ha informado de algún llamado de sus posibles secuestradores.
9. 24 de junio de 2008. José Carlos Campos Ezquerra, reportero del periódico Debate de Culiacán, Sinaloa está desaparecido; desde esa fecha no se sabe nada de él. Se había mantenido en secreto su desaparición.
10. 11 de noviembre de 2009. María Esther Aguilar Casimbe corresponsal de Cambio de Michoacán en Zamora, Michoacán, desapareció de su domicilio ubicado en un conjunto habitacional del norte de la ciudad. La periodista, especializada en información policíaca, recibió una llamada telefónica en su móvil, por lo que salió de su casa y desde ese día nada se ha sabido de ella”.
11. 6 de abril de 2010. Ramón Ángeles Zalpa, periodista, catedrático y corresponsal del periódico Cambio de Michoacán en el municipio de Paracho, enclavado en la Meseta Purépecha, desapareció al mediodía cuando se dirigía a bordo de su automóvil a constatar los trabajos de construcción en la sede local de la Universidad Pedagógica Nacional, UPM. Ángeles Zalpa recientemente había desarrollado diversos trabajos periodísticos, entre ellos el ataque que surgió a manos de un grupo armado contra una familia indígena en los límites de los municipios de Angahuen y San Juan Nuevo Parangaricutiro.
12. 21 de abril de 2010. Evaristo Ortega Zárate, director del semanario Espacio, de Colipa, Veracruz, desapareció y al parecer sus plagiarios fueron policías municipales. Su hermana Irene Ortega Zarate, declaró ante las autoridades que recibió varios mensajes de su consanguíneo en el celular por los cuales le hacía saber que había sido “arrestado por la policía de Xalapa”. Ortega Zárate, era precandidato a la alcaldía de Colipa por el Partido Acción Nacional, PAN, fue visto en las oficinas de ese partido diez minutos antes de que enviara el mensaje a su hermana. Según testimonios de familiares del periodista, su candidatura provocó fricciones entre grupos contrarios de ese partido político.
13. 31 de mayo de 2011. Marco Antonio López Ortiz, jefe de información del diario Novedades Acapulco, fue secuestrado por hombres armados, según información del propio diario, el cual da a conocer que al no presentarse a trabajar, personal de esa casa editorial se dio a la tarea de buscarlo y se logró saber que alrededor de las 23:30 horas del martes 31, había ido visitar a unos amigos en la calle Noria, y según testigos, un grupo de hombres se lo había llevado.
14. 21 de septiembre de 2011. Gabriel Manuel Fonseca Hernández de 19 años, reportero policíaco del diario “El Mañanero” de Acayucan, Veracruz es víctima de desaparición forzada, desde el pasado domingo 18 de septiembre, denunció su padre el miércoles 21 y la noticia se conoció una semana después.
Nota: No se saben los nombres de los otros 7 periodistas plagiados en Reynosa, Tamaulipas.
15. 13 de mayo de 2012. El sábado 9 de junio, reportero gráfico, Federico Manuel García Contreras. Se dio a conocer que la familia del colega había presentado una denuncia por su desaparición tras un mes de los acontecimientos. La hijas del comunicador, Marisol y África Gabriela, presentaron la denuncia ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Las Libertades de Prensa y Expresión al señalar que el 13 de mayo pasado su padre salió en un autobús desde la ciudad de México hacia Tanquián, San Luis Potosí; por la noche les llamó para informarles que había llegado bien y que estaba alojado en la casa de huéspedes “Aurora”. Al día siguiente se volvió a comunicar con ellas para comentarles que la policía municipal le había negado el permiso para promocionar sus obras y realizar entrevistas debido al clima de violencia que se registraba en la entidad y fue hasta el 23 de mayo que Aurora Liz Cano, dueña de la casa de huéspedes, les informó que su padre estaba desaparecido.
16. 21 de mayo. Zane Alejandro Plemmons Rosales, reportero independiente. Se informó de la desaparición de este reportero quien en el año 2010 trabajó para el periódico La I, de Mazatlán y actualmente se desempeñaba como reportero independiente.El diario El Debate de Sinaloa detalla que las pesquisas con las que se cuenta, sobre la desaparición del colega, Plemmons Rosales fueron obtenidas por miembros de su familia, las cuales indican que al parecer el 21 de mayo pasado por la noche el reportero se encontraba en un hotel de Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde se hospedaba, al escuchar disparos, salió a la calle para la cobertura noticiosa; desde entonces se desconoce su paradero y explica que a dicho hotel habían entrado dos sujetos enmascarados y portando armas de fuego y en la recepción exigieron las llaves de la habitación del reportero y posteriormente se llevaron sus pertenencias aunque no se sabe con claridad cuando pudo haber ocurrido esto. También se explica en la nota de ese diario que la Cadena Televisiva Fox 29 ha difundido que Alejandro cuenta con la doble nacionalidad México-Estadounidense y, en información proporcionada por sus familiares, parece ser que el reportero desde la fecha de su desaparición no ha tocado sus cuentas bancarias.
PERIODISTAS ASESINADOS DE 1983 AL 2000
1. MORÁN MUÑOZ, ELISEO medio de comunicación: LA VOZ. Muerto en 1983. El 19 de marzo se le encontró asesinado a tiros en Puente de Ixtla, Morelos. Las circunstancias de su muerte no han sido esclarecidas. Había denunciado casos de corrupción policial.
2. BUENDÍA TÉLLEZ GIRÓN, MANUEL medio de comunicación: EXCELSIOR. Asesinado de un disparo en la espalda el 30 de m.ayo de 1984. Periodista de investigación. Recientemente había escrito sobre casos de corrupción en el sindicato de trabajadores del petróleo. Existe la versión no desmentida de que fue secuestrado en su casa, llevado a su oficina donde le confiscaron sus archivos, los más completos de la época, done fue muerto a golpes. Su columna “Red Privada” trataba crímenes y corrupción institucional.
3. JUÁREZ VÁZQUEZ, JAVIER medio de comunicación: PRIMERA PLANA. Muerto en 1984. Su cuerpo fue hallado el 31 de mayo maniatado, torturado y acribillado a balas. Era el director de su publicación semanal en Minatitlán, Veracruz.
4. BREÑAS ARAYA, JORGE medio de comunicación: EL RÍO. Muerto en 1986. El 17 de junio recibió varios disparos de unos asaltantes que irrumpieron en su casa de Río Bravo, Tamaulipas, cerca de la frontera de México con Texas. Era el propietario de su periódico.
5. FLORES TORRIJOS, ERNESTO medio de comunicación: EL POPULAR. Muerto en 1986. El 17 de julio fue asesinado por unos pistoleros no identificados después de haber expuesto casos de corrupción y tráfico de drogas. Era el director y editor de su diario de Matamoros, estado de Tamaulipas.
6. MORENO FIGUEROA, NORMA medio de comunicación: EL POPULAR. Muerta en 1986. El 17 de julio fue asesinada por unos pistoleros no identificados junto a otro periodista. Acababa de denunciar casos de corrupción y tráfico de drogas. Era una popular columnista de su diario de Matamoros.
7 y 8. LÓPEZ URÍAS, ODILÓN medio de comunicación: ONDA. Muerto en 1986. Fue secuestrado el 7 de octubre y dos días después se le encontró muerto a balazos. Algunos testigos afirmaron que siete pistoleros habían detenido su coche en una autopista fuera de Culiacán. En su periódico trataba la corrupción y el tráfico de drogas. Su muerte siguió al secuestro y asesinato de su hijo, Héctor Odilón López López, a principios de aquel mismo año. En ambas muertes se sospechó de traficantes de drogas.
9. JACOBO, JESUS MICHEL medio de comunicación: EL SOL DE SINALOA. Muerto en 1987. El 16 de octubre le dispararon unos hombres no identificados. Probablemente fue asesinado por su trabajo como periodista y su defensa jurídica de acusados por tráfico de drogas.
10. BURGUEÑO ORDUNO, MANUEL medio comunicación: EL SOL DEL PACÍFICO. Muerto en 1988. El 22 de febrero fue tiroteado por tres hombres enmascarados que irrumpieron en su casa y le dispararon siete balas. Habitualmente escribía sobre drogas, crímenes y violencia. También era el director de Deslinde y enseñaba periodismo en la Universidad Autónoma de Sinaloa, en Mazatlán.
11. MIRANDA, HÉCTOR FÉLIX medio de comunicación: ZETA. Muerto en 1988. Fue abatido a tiros el 20 de abril en su coche. Era un rastreador de casos de corrupción, un crítico del gobierno y un columnista popular en Tijuana. Cuando fue asesinado estaba investigando el blanqueo de dinero proveniente del tráfico de drogas.
12. GONZÁLEZ REYES, RONAY medio de comunicación: EL MUNDO. Muerto en 1988. Unos asaltantes no identificados le dispararon en su oficina el 13 de julio. Los motivos no han sido esclarecidos.
13. BEJARANO, LINDA medio de comunicación: XHIJ-TV. Muerta en 1988. Esta periodista, que dirigía un programa en un canal de Ciudad Juárez, fue tiroteada el 23 de julio por la policía en un suceso que el gobierno calificó de error de identificación. La policía afirma que disparó al menos 47 veces al Chrysler New Yorker que ella conducía por haberlo confundido con otro coche que supuestamente transportaba a traficantes de droga.
14. DE MARCELO ESQUIVEL, ELVIRA medio de comunicación: agencia Notimex. Asesinada el 23 de diciembre de 1989 cuando salía, con otros dos colegas, de un brindis de fin de año de una fuente informativa en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Policías preventivos del Distrito Federal los interceptó y, por motivos pendientes de precisar, dispararon contra ella. Los Policías fueron consignados sin pruebas convincentes y salieron libres. El caso continua impune.
15. CÓRDOVA SOLÓRZANO, ALFREDO medio de comunicación: UNO-MAS-DOS. Muerto en 1990. Falleció el 9 de junio, tres días después de que unos pistoleros no identificados le dispararan en su casa en Tapachula. Había escrito sobre tráfico de drogas. Era el fundador y director de su periódico de Chiapas, desde hacía 5 años. Anteriormente ya había sido agredido y golpeado.
16. OROPEZA, VÍCTOR MANUEL medio de comunicación: EL DIARIO DE JUÁREZ. Muerto en 1991. Este columnista y homeópata fue asesinado a puñaladas el 13 de julio en su consultorio en Ciudad Juárez. Las razones no están claras, pero era conocido por sus críticas columnas que acusaban al Partido Revolucionario Institucional de fraude electoral. Sus heridas apuntaban a que pudo haber sido torturado antes de ser asesinado. Tenía 60 años.
17. ARENAS GÁLVEZ, JUVENCIO medio de comunicación: CUESTIÓN. Muerto en 1991. Este especialista en cuestiones policiales fue hallado acuchillado el 7 de octubre junto a su coche, estacionado a las afueras de la ciudad de México. Algunos colegas del periódico afirmaron que había acordado encontrarse con un policía justo antes de su muerte.
18. VENEGAS VALENCIA, GABRIEL medio de comunicación: TELEVISA. Muerto en 1991. Fue asesinado a balazos, y su cuerpo se halló el 14 de octubre. Cubría temas sindicales, pero los motivos del crimen siguen sin esclarecerse.
19. CABALLERO HERNÁNDEZ, ARACELI medio de comunicación: corresponsal del periódico “El Día”, sección Metrópoli. La periodista de 24 años de edad fue asesinada de un balazo en la cabeza el miércoles 2 de Junio de 1993. Su cuerpo fue encontrado en el cruce de Avenida Central y SUTERM de la Colonia Río de Luz, en el municipio de Ecatepec, Estado de México. En su momento se culpó como autor intelectual al presidente municipal, Vicente Coss Ramírez, por las constantes publicaciones de Araceli en contra de la administración municipal y, principalmente por la publicación en que Jorge Luis Coss Tirado, hijo del entonces mandatario local, fue señalado de defraudar a decenas de familias con la venta de terrenos del “Grupo Solidaridad, 90 desarrollos habitacionales de la República Mexicana, A. C.”.
20. REYES, JOSÉ AGUSTÍN medio de comunicación: EL HERALDO. Muerto en 1994. Corresponsal del periódico El Heraldo y de la cadena de radio Rasa en La Paz, Baja California. Asesinado el 16 de marzo.
21. DORANTES, JORGE MARTÍN. Medio de comunicación: EL CRUCERO. Muerto en 1994. El 6 de junio le dispararon unos asaltantes no identificados en Cuernavaca. Dirigía un semanario y era crítico con los funcionarios del gobierno local.
22. PERALTA TORRES, ENRIQUE medio de comunicación: LA UNIÓN DE MORELOS. Muerto en 1994. El 6 de julio murió en Cuernavaca de múltiples heridas de bala. Era reportero.
23. ROJAS, JOSÉ LUIS medio de comunicación: LA UNIÓN DE MORELOS. Muerto en 1994. El 12 de julio fue hallado estrangulado y golpeado cerca de Chamilpa, al sur de la Ciudad de México. El cuerpo fue envuelto con una sábana y bolsas de plástico. Tenía 46 años, era director de su periódico de Cuernavaca y un crítico tenaz de los miembros del gobierno estatal.
24. ARMENTA GERARDO, RUPERTO medio de comunicación: EL REGIONAL. Muerto en 1995. Editor de El Regional, periódico de Guasave, Sinaloa. Asesinado el 5 de febrero.
25. ORNELAS OCAMPO, CUAUHTÉMOC medio de comunicación: ALCANCE. Desaparecido en 1995. Editor de la revista Alcance, en Torreón. Desaparecido desde el 4 de octubre de 1995.
26. CORTÉS, DANTE ESPARTACO medio de comunicación: EL MEXICANO. Muerto en 1996. Fotógrafo de El Mexicano, Tijuana, Baja California. Asesinado el 18 de junio.
27. MARTÍNEZ OCHOA, FERNANDO actividad: vocero de la Secretaría de Desarrollo Social en Chihuahua. Muerto en 1996. Reportero y vocero de la Secretaría de Desarrollo Social, Chihuahua, asesinado el 25 de octubre.
28. BUENO LEÓN, ABEL medio de comunicación: LA CRÓNICA DE CHIPANCINGO y SIETE DÍAS. Muerto en 1997. Fue victimado de un disparo en la cabeza el 23 de mayo cerca de una autopista en el estado de Guerrero. La policía informó que Bueno León también tenía la espalda rota. Era director del semanario Siete Días, y también había servido como asesor de prensa del gobernador del estado. León fue uno de los siete periodistas acusados de difamación por publicar artículos que vinculaban a Rubén Robles Catalán con el asesinato por parte de la policía de un abogado en 1995.
29. FLORES GONZÁLEZ, BENJAMÍN medio de comunicación: LA PRENSA. Muerto en 1997. El 15 de julio fue objeto de una emboscada y asesinado por un hombre que le disparó 16 veces. Este director del periódico La Prensa, de 29 años de edad, fue asesinado en San Luis Río Colorado. Flores González había recibido amenazas de muerte después de publicar artículos sobre corrupción y tráfico de drogas. Un capo de la droga local estuvo implicado en su asesinato.
30. HERNÁNDEZ MARTÍNEZ, VÍCTOR medio de comunicación: COMO. Muerto en 1997. El 26 de julio falleció por lesiones en la cabeza producidas por los golpes que le propinaron unos asaltantes no identificados cuando abandonaba un cuartel de policía en la ciudad de México. Trabajaba como reportero para su revista y estaba investigando casos de corrupción policial local.
31. MORALES RAMÍREZ, MARGARITO medio de comunicación: EL NUEVO ZITLÁN. Muerto en 1997 Director del diario El Nuevo Zitlán, Cocula, Jalisco. Asesinado el 14 de diciembre.
32. GARCÍA RODRÍGUEZ, LUIS MARIO medio de comunicación: LA TARDE. Muerto en 1998. El 12 de febrero recibió nueve disparos, incluyendo cinco en la cara, en la ciudad de México. Salía de las oficinas del fiscal general cuando cuatro hombres con armas automáticas abrieron fuego. García cubría los temas jurídicos para su periódico y había estado escribiendo sobre corrupción policial. “Era uno de mis mejores reporteros”, afirmó el director Miguel Rocha Valencia. García, de 42 años, estaba casado y era padre de seis hijos.
33. VALLE HERNÁNDEZ, PEDRO medio de comunicación: RADIO VARIEDADES. Muerto en 1998. Corresponsal de Radio Variedades XEUQ, de Zihuatanejo, Guerrero. Asesinado el 30 de septiembre.
34. CORTÉS GARCÍA, CLAUDIO medio de comunicación: LE MONDE DIPLOMATIQUE. Muerto en 1998. Jefe de diseño de Le Monde Diplomatique, México, D. F. Asesinado el 23 de octubre.
35. TRUE, PHILIP medio de comunicación: SAN ANTONIO EXPRESS-NEWS. Muerto en 1998. El 16 de diciembre apareció asesinado en un barranco. Se encaminaba a las montañas de la Sierra Madre para escribir sobre los indios huicholes. Dos indígenas que fueron arrestados afirmaron que no querían que se tomaran fotografías de su tierra sagrada. True, de 50 años, era el jefe de la representación de su periódico en la Ciudad de México.
36. MORALES PALACIOS, MARIO medios de comunicación: EL BRAVO. Muerto en 1999. Editorialista del diario El Bravo, en Matamoros. Asesinado el 15 de abril.
37. RAMÍREZ DUARTE, RAMIRO medio de comunicación: EL HERALDO. Muerto en 1999. Subdirector de El Heraldo, en Zacapu, Michoacán. Asesinado el 28 de abril.
Son 148 asesinatos: 130 periodistas, 9 trabajadores de prensa, 7 familiares y 2 amigos, cometidos de 1983 a la fecha. Del 2000 a la fecha son 111 los caídos, 16 comunicadores permanecen desaparecidos. Por ello afirmamos que en cuestión de derechos humanos el gremio periodístico mexicano nada tiene que encomiar, por el contrario insistimos: ¡Ya basta! al reiterar nuestra demanda de justicia.
Teodoro Rentería Arróyave José Antonio Calcáneo Collado
Vicepresidente FELAP-México y Secretario Ejecutivo de la
Presidente Fundador y Vitalicio Comisión Investigadora de
Honorario Atentados a Periodistas
FAPERMEX CIAP-FELAP y Presidente
Vitalicio Honorario
FAPERMEX
Hilda Luisa Valdemar Lima Teodoro Raúl Rentería Villa
Presidenta del Consejo Directivo Presidente del Comité de Vigilancia
FAPERMEX FAPERMEX
Mario Ángel Díaz Vargas Roberto Piñón Olivas
Secretario General Presidente Vitalicio Honorario
FAPERMEX FAPERMEX
Arturo Bárcena Bazán Josué Beutelspacher Huízar
Presidente Secretario General
Club Primera Plana Club Primera Plana.

Periodistas panameños contra guerra sucia y por libertad de expresión

Deja un comentario


PL

Comunicadores sociales de Panamá se pronunciaron ayer contra la guerra sucia y a favor de la libertad de expresión en una reunión en la Curia Metropolitana para evaluar los constantes ataques de que son objeto.

En la reunión, estuvieron presentes Álvaro Alvarado, de Telemetro, Castalia Pascual, de TVN Canal 2, Grisel Bethancourt, presidenta del Consejo Nacional de Periodistas, el representante del sindicato de periodistas, Filemón Medina y Santiago Cumbrera, de La Prensa.
Este último ha recibido algunos ataques a través de YouTube con un video en su contra.
La semana pasada, la reportera y conductora del noticiero matutino de Canal 2 Castalia Pascual, habló en una emisora de la localidad donde denunció que el presidente, Ricardo Martinelli, patrocina programas que denigran a los periodistas.
Por su parte, Medina dijo que “debemos prepararnos para una maratón, para tener mas resistencia, para lo que viene más adelante”. Agregó que esos ataques podíamos entenderlos en la dictadura militar, pero ahora que vivimos en Democracia, no podemos permitirlos.
Los periodistas propusieron un diálogo nacional por la libertad de expresión. Durante la reunión, se acordó enviar un informe al presidente, Ricardo Martinelli, con observaciones sobre ese aspecto. Pidieron que cesen los ataques contra ellos y las campañas sucias.

México. Policía de NL la detiene con uso excesivo de la fuerza: Arrestan a la periodista Sanjuana Martínez

Deja un comentario


Guadalupe Cruz Jaimes (CIMAC)

La periodista Sanjuana Martínez fue detenida esta mañana en su domicilio por elementos de la policía de Nuevo León, quienes sin decirle el motivo del arresto ni mostrarle orden de aprehensión, la trasladaron a un lugar de confinamiento.

Con amenazas y amagos de armas largas, los integrantes de la Fuerza Civil estatal la subieron a la patrulla 206, según versiones de varios medios de comunicación.
Consuelo Morales, directora de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), organización civil que asumió la defensa de Sanjuana Martínez, dijo a Cimacnoticias que “el gran despliegue policiaco” que realizó la autoridad local para detener a la periodista “fue excesivo”.
Además, una vez arrestada, “la trajeron de un lado a otro, hasta hace una hora y media o dos (después de la una de la tarde), ya quedó en la estación de la policía ministerial Alamey, en Monterrey, capital del estado. Ahorita está junto con su abogada”, abundó.
Morales añadió que al tratarse de un arresto administrativo es probable que la periodista logré salir bajo fianza hoy mismo.
La directora del CADHAC informó que “en el fondo” la detención tuvo un fundamento legal, ya que Sanjuana incumplió un mandato del Juzgado 15 en el que le pedían que “llevara a sus hijos a un momento de convivencia con el padre, pero parece ser que en algún momento no cumplió”. Por lo que se emitió una orden de arresto administrativo.
Morales indicó que más tarde darán a conocer los detalles de la detención y del proceso legal que afrontará la periodista.
Por lo pronto, fuentes en Twitter informaron que el arresto administrativo no debe durar más de 36 horas. La detención fue ordenada por el Juzgado 15 de lo Familiar Oral, donde Martínez enfrenta un proceso de divorcio desde el año pasado.
Hay que recordar que desde hace más de un año, la periodista pidió ayuda a las abogadas de la organización “Alternativas Pacíficas” porque su ex marido, el juez Carlos Castresana, la amenazó con trasladar a sus hijos a España, según el portal SinEmbargo.mx
Sanjuana ha dedicado su trayectoria periodística a la investigación y denuncia de violaciones a los Derechos Humanos, como los delitos de lesa humanidad cometidos por curas pederastas en contra de cientos de niñas y niños en México.
La originaria de Nuevo León ha escrito varios libros sobre esta problemática, entre ellos “Prueba de fe, manto púrpura. Pederastia clerical en tiempos del cardenal Norberto Rivera”, y “La cara oculta del Vaticano”. También ha publicado múltiples artículos sobre el tema.

Además documentó la desaparición de niños del albergue Casitas del Sur en el DF en el texto “Se venden niños”, y recientemente presentó “La frontera del narco”, libro en el que describe el impacto de la violencia del crimen organizado en el norte del país.

Otro asesinato de periodista en Veracruz, México: 10 crímenes en lo que va del año 2012

Deja un comentario


CIAP-FELAP

El periodista Víctor Manuel Báez Chino fue hallado muerto el jueves 14 en Xalapa, capital del Estado Veracruz, México. Sólo desde el 3 de mayo, en México han sido asesinados 7 trabajadores de prensa, seis periodistas más una trabajadora administrativa.

El periodista Báez Chino trabajaba como editor de la sección policial de El Portal de Xalapa, de la cadena Milenio, y también integraba el consejo editorial del periódico electrónico http://www.reporterospoliciacos.mx, según un comunicado conjunto de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex), el Club Primera Plana y la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap-México).
Milenio, por su parte, informó que El Portal de Xalapa pertenece a Alejandro Montano Guzmán, ex secretario de Seguridad Pública y actual candidato a diputado federal por “Compromiso por México”, alianza electoral del PartidoRevolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Nueva Alianza. Esta agrupación postula la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto (PRI), ex Gobernador del Estado de México, para la contienda electoral del 1 de julio próximo.
Según Milenio, Báez Chino presentó en mayo 2008 una denuncia ante la desaparecida Fiscalía para Periodistas y Comunicadores contra el coordinador de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río (PIVB) “por la golpiza, detención y robo de que fue objeto por parte de elementos policíacos de Veracruz”, mientras cubría la represión contra conductores del servicio urbano. “El reportero denunció que fue golpeado, le quitaron su cámara, celular, le borraron videos y material informativo y fue liberado por la presión de otros reporteros que cubrían el mismo caso”.
Entretanto, la periodista Hypatia Stephanía Rodríguez Cardoso y su hijo de 2 años permanecen desaparecidos desde el 7 de junio en el Estado de Coahuila. “Nuestra exigencia es que sean rescatados, ella y su hijo, sanos y a salvo”, dijeron las organizaciones de periodistas. En total, en México se ignora el paradero de 16 trabajadores de prensa, mientras los poderes del Estado demuestra incapacidad en preservar el derecho a la vida de los periodistas y, en general, de los ciudadanos.
2012: Asesinatos de periodistas en México
En lo que va de 2012 han sido asesinados diez trabajadores de prensa en México, seis de ellos en Veracruz. Desde que asumió el actual gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa (PRI), el 1 de diciembre de 2010, fueron asesinados 11 periodistas en ese estado.
- Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en el Estado de Veracruz, fue hallada muerta el 28 de abril en su domicilio de Xalapa. Causa de muerte: “asfixia por estrangulamiento”.
- Marco Antonio Ávila García, de 39 años, fue encontrado muerto el 18 de mayo en Ciudad Obregón (estado de Sonora).
- René Orta Salgado, periodista de crónica roja, cuyo cuerpo fue encontrado el 4 de mayo torturado y estrangulado en la cajuela de una camioneta en Cuernavaca, Morelos.
- Esteban Rodríguez, fotógrafo de crónica roja del diario AZ de Veracruz hasta agosto de 2011 fue asesinado el 3 de mayo en Veracruz. En esta fecha, consagrada por la UNESCO como día de la libertad de expresión”, las narco-bandas asesinaron a cuatro trabajadores de prensa en Veracruz.
- Gabriel Huge, fotógrafo que laboró durante años en el periódico Notive y se autoexilió el año pasado tras el asesinato de una de sus compañeras del mismo diario, también fue asesinado el 3 de mayo en Veracruz.
- Guillermo Luna Varela, otro fotógrafo que laboró unos meses en el diario Notiver, trabajaba en la agencia de fotografía Veracruznews cuando fue asesinado el 3 de mayo.
- Irasema Becerra, ex ejecutiva de ventas del periódico El Dictamen y pareja de Guillermo Luna, también fue asesinada con los tres anteriores el 3 de mayo, en Veracruz.
- Francisco Javier Moya Muñoz y Héctor Javier Salinas Aguirre fueron asesinados a balazos el 20 de abril, junto a 13 personas, en un bar de Chihuahua.
- Raúl Régulo Garza Quirino, colaborador del semanario La Última Palabra y también empleado del municipio, fue asesinado el 6 de enero en Cadereyta, a 37 kilómetros de Monterrey, capital del estado Nuevo León, considerado territorio de la Banda Los Zeta.
Doris Jiménez – Ernesto Carmona
Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP)
Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).

La mentira como información Sipiana

Deja un comentario


Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)

Una cosa es equivocarse; y otra, muy distinta, mentir. Para el primer problema comunicacional, hay un remedio: la correspondiente rectificación. Para la segunda, es muy difícil que un medio de comunicación rectifique sus mentiras; lo más seguro es que se las calle y, si hay la oportunidad, se ratifique en lo dicho. Jamás (salvado el caso de algo muy evidente) el medio puede reconocer que ha mentido.

Que los medios comunicacionales del sistema (neoliberalismo) vienen mintiendo, es un hecho que no admite discusión. Recordamos la cantidad de mentiras que se dijeron contra la Unión de Repúblicas Soviéticas (URSS) hasta que lograron su desaparición (1990 del siglo 20) No dicen nada de que la gran mayoría de rusos, ahora, vive mucho peor que antes. ¿Qué no dijeron y aún dicen de la Revolución Cubana? ¿Qué no dicen de Hugo Chávez Frías? ¿Y qué de Correa, o de Morales, o de Ortega y hasta de la Cristina? Según estos agoreros de la mentira, el señor López Obrador ya está derrotado en México por el candidato del PRI o la candidata del Pan; es decir por el mismo sistema.
Y, cada vez que alguien les desmiente, entonces es una “agresión a la libertad de expresión”. Esto lo vienen diciendo (los medios auto definidos como “independientes”) desde hace años, contra Correa, Chávez, Morales, etc. Y como no hay compostura, los medios siguen en la cantaleta. No importa, su propio desprestigio. Porque es evidente que, en muchas sociedades, ya les creen poco o nada. Y, si siguen creyéndoles, les exigen que por lo menos sean honestos. Y como es más que difícil esta honestidad (a medias), pues adelante. De lo contrario, basten y sobren los siguientes casos:
Hace semanas hubo un bombazo contra uno de los que fue ministro del señor Álvaro Uribe Vélez, el de los 1.800 “falsos positivos” (desocupados que les mataban en algún descampado, les vestían de guerrilleros y cobraban las ventajas de semejante “acción de armas”) y el de las fosas comunes, con más de 2.000 restos de los que un día fueron. Ni tan siquiera el señor Juan Manuel Santos (que fue su Ministro de la Defensa, ahora Presidente de Colombia) acusó a las FARC de ser culpables del atentado al que me he referido. Pero, El Comercio de Quito, sin más, editorializó y culpó a las FARC de ser las autoras del atentado. ¿De dónde sacaron esa afirmación? Pues de ellos mismos, que mienten y mienten. Y terminan por creerse sus propias mentiras
Hace un par de semanas, aparecieron cadáveres de personas, en un pueblo de Houla (o Hula) cerca de Homs, en Siria. En principio, los medios sipianos (de la SIP-CIA) dijeron que se encontraron 92 cadáveres, de los cuales 32 eran de niños (ñas) Días después, comenzaron a hablar de 108 muertos de los cuales 36 fueron de niños (ñas) Sin más, algunos “analistas” del diarismo ecuatoriano (El Comercio de Quito, en primer lugar) comenzaron a hablar del horror que la población está pasando en Siria (Medio Oriente) y que el Consejo de Seguridad de las NN.UU. debía hacer “algo” para salvar de semejante “holocausto” como ya ocurrió en Afganistán, en Irak y en Libia.
Nadie de los sipianos dijo que el dato fue pasado por el Observatorio de los Derechos Humanos de Siria, que funciona en Londres (Inglaterra) Los diarios sipianos del mundo “dieron por cierta la versión” que fue emitida por Londres, a cientos de kilómetros de distancia de Houla. Tampoco dijeron nada sobre la diferencia de datos y solo acusaron al Gobierno de Siria de tal barbaridad. No hablaron de a quién beneficiaba que se haya encontrado, no 36 niños (ñas) bastaba con uno (a) como no sea a los enemigos del gobierno del señor el Assad. Solo dijeron que el caso era muy parecido al de Bengazhi, en Libia, mucho antes de que la OTAN mate a media Libia, incluido Gadaffi, en plena calle, para “salvar” a unos cuantos mercenarios. Y para que el cuento esté completo, la misma BBC de Londres utilizó una foto que la divulgó el 23 de marzo de 1963 (hace 50 años) La foto fue tomada por el periodista italiano Marco Di Lavor, quien casi se cae de la silla en que trabajaba cuando vio nuevamente la gráfica como si hubiese sido tomada en Houla. Pero, por supuesto, los diarios sipianos (y sus áulicos) no dijeron media palabra. Persistieron en la versión inicial.
Sin embargo, los periodistas sipianos ya “dieron su veredicto” que para eso están. Comentarios, editoriales y más se dieron en torno al caso sirio, clamando porque el organismo de seguridad de las Naciones Unidas, intervenga en Siria, lo mismo que hizo en Libia. Para ellos no vale nada un simple razonamiento: ¿a quien favorece que se encuentren niños y niñas muertos, en Houla? ¿A los que se cobijan en el membrete de Consejo Nacional Sirio (CNS) que espera una intervención y millones de euros, tipo Libia, pero en Londres, o al gobierno sirio, que trata de salir del apuro?
Los sipianos que respaldan al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, al parecer, no reparan que esa es una nueva forma del colonialismo, de estos tiempos. Desde luego, no pueden (o no quieren) aparecer invadiendo un país soberano y libre, como le ocurrió al Irak de Hussein. Desde lo de Libia, se introdujo en el mundo una nueva disculpa: que un país es invadido por el imperio y los imperitos si hay un foco de insurrección, como en Bengazhi, de Libia. Entonces el gran imperio puso la “primera piedra” de la invasión y se valió de la OTAN, que seguía subsistiendo por ahí, para darle trabajo. Y esta Otan fue la que llevó a Libia los “vuelos humanitarios” hasta que arrastraron al propio Gadaffi a quien, meses antes, le recibieron con todos los honores, en París.
Según va ocurriendo en estos tiempos, la nueva forma del colonialismo es por la vía de la ocupación vía militar. Para ello buscan un grupo que se oponga al gobierno de turno, que se alce en armas; y enseguida va el imperio y los imperitos en su ayuda. Tal lo hicieron en Libia; y ahora le toca el turno a Siria, que linda con Israel y que está muy cerca de Irán. Es decir, tratan de matar no uno sino tres pájaros de un tiro: tratan de apropiarse del gobierno Assad, tratan de aliviarle a Israel que tiene semejante vecino y tratan de allanar el paso a Irán, país al que el gran imperio no perdona desde hace años, desde que el Ayatola derrumbó al Sha de Irán.
Y esto puede pasarle a cualquier país de América Latina. Con Cuba han pretendido aquello, solo que en Cuba la dirigencia no ha permitido tal foco, llamado puente civil, para tal propósito. Ahora pretenden contra Venezuela de Hugo Chávez, No importa que hayan perdido la gran batalla del 2002 y la gran huelga petrolera que le siguió. Chávez sigue vivito y tratando de imponer su socialismo siglo 21. Tras él (del socialismo siglo 21) van Correa, Evo Morales y la Cristina.
Solo falta que alguna provincia olvidada (Esmeraldas, Loja, Sucumbíos, etc.) para que intervenga el gran imperio y lo que queda del TIAR. Y a lo mejor, antes de irse los Fundamedios de la CIDH (Comisión de Derechos Humanos de la OEA) y la relatora para la comunicación de esa Comisión, doña Catalina Botero (por más señas colombiana y partidaria del señor Álvaro Uribe Vélez) Solo entonces sabremos lo que es el colonialismo siglo 21. No ven a la Gran Bretaña (el imperito mayor europeo) con el caso Malvinas. Que ni siquiera quiere discutir un mandado de las NN.UU. Yo digo, pobres Naciones Unidas, a este paso. Más bien el curuchupa que dirige ese país (neo conservador, desde luego) dice y asegura que es la Argentina la que tiene vocación colonial. ¿Y ellos?
A propósito, bien vale el caso para decir algo que, de lo contrario, será juzgado como “irredento enemigo de la libertad de expresión y de prensa” que para ellos da lo mismo. No toman en cuenta que los países árabes (musulmanes) no conocen los “adelantos y los deleites” de la democracia occidental y cristiana. Solo se sabe que el señor Assad está en el poder más de 30 años y que lo heredó del papi, que murió hace rato. Y de Siria no saben sino que está junto a Israel, a un pasito de Irán, que es el verdadero propósito del imperio y de los imperitos europeos. Automáticamente, las mentiras sipianas como que obligan a la defensa del gobierno del señor Assad. Lo mismo que en Irak, sin saber mucho, nos obligó a la defensa del gobierno de Sadam Houseim, a pesar de que después se supo que este señor trabajó para la CIA de EE.UU..
Esto de mentir, mentir y mentir, no es nuevo para los medios sipianos del mundo entero. Solo que en esta vez, se trata de que a Siria le quieren dar el mismo tratamiento que le dieron a Libia. En palabras más sencillas: se está ensayando a nivel mundial un método que caracteriza al imperio y a los imperitos en el mundo de hoy. Desde luego, ya no pueden ir y ocupar un país, así en directo (salvo que sea IRAK) sino que buscan formas y métodos que por lo menos les disculpe de tal atropello.

Como dice Galeano, si esos países sembraran y cosecharan rabanitos, no les pasara nada. Pero tienen petróleo.

Periodismo en tiempo de balas

Deja un comentario


miércoles, 30 de mayo de 2012

Juan Alberto Sánchez Marín (especial para ARGENPRESS.info)

“La única forma de comunicación adecuada, desde la perspectiva del poder, es la propagandística. En tal sentido, el periodismo bueno es aquel que es útil a los intereses de quien lo juzga o califica. La radio refuerza lo dicho por la televisión. Los portales de los medios masivos y sus derivaciones lo complementan. Los medios impresos hacen eco de lo mismo y le añaden nuevos matices. Todos hablan de lo mismo, todos entrevistan al mismo y casi a la misma vez. La verdad deja de tener algo que ver con la honestidad o la sinceridad, y no es un acuerdo social sobre la realidad y sus hechos: La verdad se acomoda en salas de redacción, pero antes se configuró en una oficina burocrática o en una pomposa gerencia. El periodista en contravía es negado. El medio lo descarta, la sociedad lo desaprueba y condena. Los actores de la guerra le endilgan las culpas a conveniencia”.

El poder, entre otras, tiene dos cosas claras: que los vencedores son quienes cuentan la historia y que si la historia no existe hay que inventarla al amaño o moldearla según se le de la gana. Y algo más: que buena parte de la historia, hoy en día, la asumen los medios, los periodistas, por abrogación, implantación, cesión, irrupción, en fin.
O al menos, que tal versión es la que principalmente va quedando retenida en los dispositivos de almacenamiento masivo. Una memoria de la humanidad que ya no está en las “Casas de la Vida” (1) de Tebas o Karnak, ni en Alejandría, sino en caldeados servidores en los Estados Unidos.
Llevamos 25 siglos creyendo, como Herodoto, que los griegos eran los civilizados y los persas los bárbaros, sólo porque quienes vencieron en las Guerras Médicas fueron los primeros. Herodoto, que era cario, pero siempre se creyó griego. Como nosotros, que no nos tenemos por bárbaros, aunque sabemos muy bien que, al menos según la consideración de la cultura hegemónica, tampoco somos los civilizados.
África es salvaje desde aquellos días de los Atlantes, condenados en la descripción de Plinio el Viejo a ser vistos como “una degeneración de las costumbres humanas” (2). ¿Quiénes serían Atila o Alarico, o los hunos y los vándalos, despojados de la leyenda negra fraguada desde la estrecha dicotomía de bárbaros y civilizados de los romanos? Es muy probable que entonces esa visión de seres brutales la mutáramos por la de libertadores, porque así de leves y aleves son también nuestras convicciones acerca de los personajes históricos.
A Occidente nos llegó de ellos la narración del mundo y así lo concebimos todavía: grecorromanamente. Lo cual no es malo, sino malísimo, por lo que tiene de sesgado y excluyente. Pero, peor aún: La visión llegó trajinada y cansada, sin la curiosidad de Herodoto, el “Padre de la Historia”, y sin el enciclopedismo de Plinio el Viejo.
Llegó el poder a nosotros, en cambio, lo mismo de arisco y asustadizo: En Washington o Bogotá, al modo de Atenas o Roma, los buenos conquistadores nunca dejan de estar nerviosos ni de curarse en salud de la mejor manera que pueden, que es el peor padecimiento para el resto de los mortales, a quienes unos pocos nos cuentan lo que nos pasa e incluso nos indican lo que somos.
Otro Plinio (Apuleyo Mendoza) y otros arrogados “padres de la histeria”, como Carlos Alberto Montaner, Enrique Krauze, Andrés Oppenheimer, Álvaro Vargas Llosa, Moisés Naím, hasta Jaime Bayly, o, en Colombia, Alfredo Rangel, Rafael Nieto, María Isabel Rueda, Salud Hernández, José Obdulio Gaviria, Fernando Londoño, Francisco Santos y un largo etcétera, ejecutan la tarea de acuñar matrices, desnaturalizar hechos y desviar la atención en nuestra historia reciente.
Son periodistas sin sentido del contenido social del oficio u oficiantes sin sentido del quehacer profesional, lo cual es lo mismo, pero sí de una firme y definida militancia en torno a los principios de la autoridad, una proyección condescendiente y disfrazada de los valores del imperio y del dominio a los cuales sirven.
Ellos siguen negándose a ver en los contrarios otra cosa que no sean degeneraciones de las costumbres humanas. Y rehuyendo también a aceptar que todo idiota útil nunca deja de ser un contrario. Un pistón del engranaje mayor. Vean si no lo que le pasó a Londoño. Uno de los más detestables mejores ejemplos.
Sus cómplices e interesadas interpretaciones de lo que acontece son registradas por los medios como si fuera la realidad que vivimos y la historia que deviene.
El poder los utiliza para describir el mundo a sus pies, funcional y obsecuente, y ellos se usan a sí mismos para interpretarse e interpretarnos como una comprometida parte de él. Alguno de ellos podría serlo en verdad, ninguno de nosotros lo es.
Lo molesto: Lo malo
En una sociedad en la que el ayer se desdibuja en el recuerdo y ni siquiera se le relega a la anécdota, y donde el mañana sólo se vislumbra desde lo noticioso, el presente se relata como una manera de afianzar lo que se es y lo que no. Y las diversas fuerzas encontradas procuran que la historia se vuelva una puesta en escena ante el ojo de la cámara o unas líneas bien memorizadas frente al micrófono.
Los gobiernos prometen y las instituciones aparentan hacer algo, cualquier cosa. Las corporaciones son empresas altruistas. Los banqueros apoyan proyectos sociales y le prestan al pobre. El devoto actúa de manera desinteresada y pone cara de tal. El poder es noble.
Si el mundo no marcha, tienen la culpa el indio, el negro, el homosexual, el pobretón, el guerrillero, el invierno, el verano, la crisis mundial. O el correveidile, que es el periodista contando, publicando, fotografiando lo que puede que todo el mundo quiera saber, pero que a los centros del poder casi nunca conviene.
Hacer periodismo puede ser igual de vedado y aventurado en China, país al que se le endilgan tantos males al respecto, como en los Estados Unidos, que se precian de lo contrario justamente para disimular que el asunto es idéntico. Corrijo: mucho más malo. El lobo suaviza el aullido, rumia, se recubre de lana, se hace llamar Dolly, pero no es una oveja y no se necesita ser Linneo para saberlo.
Porque la amenaza a la libertad de información no es un asunto de la clase de sistema político o económico imperante, o de cobertura o localización, ni siquiera es ideológico: Es, sencillamente, de pánico del poder hacia la verdad.
El poderoso que asciende o se mantiene de modo fraudulento no puede considerar indicada una simple referencia al tema. El gobierno que ha violado los derechos humanos ha de tildar de terroristas a sus defensores. El político que ha saqueado las arcas públicas tiene que ver adversarios malintencionados en quienes intenten hacer las cuentas. Cuando menos, es lógico.
El ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez dijo que el periodista francés Romeo Langlois, en poder de las FARC, es un grosero (3): En plena faena pública el periodista se atrevió a interpelar al ex mandatario acerca de la cesión de tierras a la multinacional canadiense Anglo Gold Ashanti, tornándole la sonrisa en un rictus rabioso (4). Un grosero con el poder. Más aún: Un malcriado con sus intríngulis.
Los secretos de estado, las clasificaciones preventivas de información, los llamados datos sensibles y los delicados asuntos gubernamentales, sin desconocer que algunas veces pueden ser razonables, en muchas ocasiones son máscaras para ocultar prácticas insanas, atentados constitucionales o claras violaciones a las leyes hechas por los propios gobiernos y sus círculos de poder.
Los Estados Unidos han puesto todas las trabas posibles para hacer efectiva la Ley de Libertad de Información (FOIA), denegando de manera injusta la desclasificación de documentos y trabajando solapadamente en la reclasificación de otros que eran públicos.
En virtud de la FOIA y gracias a la labor del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington (5), una organización dedicada a la desclasificación de documentos confidenciales del gobierno norteamericano y de ponerlos a la disposición de la prensa y los ciudadanos, conocimos de primera mano los asedios y hostigamientos hacia Cuba y buena parte de la operación Cóndor, la alianza siniestra entre el gobierno estadounidense, la CIA y las dictaduras del Cono Sur.
La publicación de Wikileaks de más de 800 mil documentos clasificados, 250 mil cables diplomáticos secretos y 5 millones de correos de la empresa Stratfor, la CÍA en la sombra, fue un viento fuerte que dejó al descubierto muchas prácticas infames en la conducción de la política internacional de los Estados Unidos y sus allegados. La ira divina de Washington hacia Assange se manifestó en cargos contra él redactados, cómo no, en secreto (6).
En Colombia, para no ir más lejos, el secreto a voces de la asociación de Álvaro Uribe Vélez con el narcotráfico y los paramilitares no afectó su favorabilidad ni le impidió el ascenso a la presidencia del país en 2002.
Sin embargo, fue la revelación de los mecanismos utilizados en su paranoia, durante el ejercicio del poder, la que lo puso en el ojo del huracán. En el afán por permanecer en la Casa de Nariño, el ex presidente espió y persiguió, en prácticas que según parece nunca le fueron extrañas, sólo que esta vez aconteció con una diferencia: los complots denunciados, unos tras otros, fueron noticia.
Esto hace suponer que los escándalos son las únicas boyas que quedan puestas en la vía guiando el transcurrir de la deleznable democracia de papel que es el país suramericano.
Lo útil: Lo bueno
La única forma de comunicación adecuada, desde la perspectiva del poder, es la propagandística. En tal sentido, el periodismo bueno es aquel que es útil a los intereses de quien lo juzga o califica.
Y de tal modo lo asumen los medios, desde los grandes y transnacionales, hasta los desvalidos y locales, pasando por los estadios intermedios.
Una sujeción entendible desde todo punto de vista: En los unos, porque ellos mismos son el poder, pues los grandes medios cada vez son más apéndices corporativos que proyectos autónomos e independientes. En los otros, porque si no se alinean se mueren: si dices lo que quieres, te recorto los fondos (publicidad, auspicio, financiación, o como se llame la fuente del chantaje); si no dices lo que quiero, te los suprimo. Más grave: si dices algo que no me gusta o conviene, te demando.
La seducción subliminal, de la que se echaba mano hace tiempo, ahora no es necesaria, y los estudios especializados incluso la descalifican como recurso. Hoy la trama – tramoya es al descaro.
Las llamadas alianzas estratégicas informativas en boga son alineaciones continentales mal disimuladas. Explícitas durante ocasiones particulares, como una tragedia o una cumbre, con una metodología azarosa y un aire de mundo terminal. O implícitas, en el codo a codo del día a día. En todo caso, gobiernos, multinacionales y medios confabulados y alineados tras la misma zanja, desde la Patagonia hasta arriba de los Grandes Lagos.
La radio refuerza lo dicho por la televisión. Los portales de los medios masivos y sus derivaciones lo complementan. Los medios impresos hacen eco de lo mismo y le añaden nuevos matices. Todos hablan de lo mismo, todos entrevistan al mismo y casi a la misma vez.
La verdad deja de tener algo que ver con la honestidad o la sinceridad, y no es un acuerdo social sobre la realidad y sus hechos: La verdad se acomoda en salas de redacción, pero antes se configuró en una oficina burocrática o en una pomposa gerencia.
El periodista en contravía es negado. El medio lo descarta, la sociedad lo desaprueba y condena. Los actores de la guerra le endilgan las culpas a conveniencia.
En una realidad transformada en un escenario de constante conflicto mediático, no existen los desinteresados, sino los bien disimulados. Una premisa importante de la credibilidad periodística: Aparentar lo que no se piensa, en aras del falso equilibrio informativo, y decir de vez en cuando lo que muchos quieren oír, en bien del engaño masivo.
Quienes se sustraen a ello van portando el estandarte del bien o del mal, según quién mire y desde dónde. Entonces, el periodista es esto u aquello; el periodista es corporativo o subversivo. Lo que no puede conducir sino a que el periodista es aliado, o adversario.
Y el animal social y político que es el periodista termina asumiendo que lo que hace es una cosa u otra, tiñendo con aspectos ideológicos la información, lo que empeora porque se lleva a cabo ocultando lo que pasa en bien de las creencias o de su bolsillo, secundando a sabiendas o no un propósito político o económico, y, lo más grave, callando las injusticias o atacando las causas justas.
Como en la propaganda, otra vez, no se busca que los medios mientan, sino que omitan. No se pretende que ellos alteren la realidad, sino que le den una estructura informativa, antes que con base en los principios elementales del oficio, en el cálculo de su impacto y poder de convicción. No se llega a la simpleza de ofrecer una sola arista de los fenómenos, sino a la comprobación de que una sola visión de ellos es admisible: ¡civilizada!
El resultado, desde luego, es una falacia mayor, donde lo que se discute o llega a cuestionar en foros y simposios es el tamaño de la mentira. Su venialidad o no. No la mentira en sí, que ha sido convalidada en lo mediático, aprobada en lo gubernamental, bendecida por el cura y es parte esencial del espectáculo.
Lo otro: Lo peligroso
Experiencias interesantes han surgido siempre para romper este círculo (cerco) mediático. Algunas han terminado sumidas en el ostracismo y su impacto no ha traspasado sino restringidos ámbitos de circulación. Sectas de opinión e información casi secretas. Es que no resulta sencilla la batalla contra el poder con los sesgos providenciales a favor, los extendidos tentáculos y las fortunas alertas.
Pero otros medios alternativos, necesarias experiencias de comunicación transversal, señales que fluyen desde abajo, todos con contenidos tan resbaladizos para ese poder, configuran sin duda alguna una esperanza desde la pluriculturalidad y la diversidad de su esencia. Son en ocasiones valerosas voces insertas en estructuras demoledoras, cuya palabra es fuente de juicio al permitirnos estar al corriente de aquellos hechos que son primordiales y a nadie importan. Nadie, desde luego, es el medio masivo que no los reportará jamás.
El surgimiento de la Internet 2.0, la blogsfera y las redes sociales abrieron nuevos caminos, aunque la determinación e impacto reales continúan sin estudiarse plenamente, incluyendo el papel en las llamadas revoluciones de la Primavera Árabe, sobrevalorado por unos, minimizado por otros.
Varios portales y blogs interesantes han llegado a ser notorios en el maremágnum de la red, pero muchos de ellos también se han desvanecido con la misma facilidad y rapidez con la que aparecieron.
Estos ámbitos también son penetrados por los intereses imperiales, que a través de sus capitales sobornan, compran, alquilan y, en todo caso, adquieren partidarios y generan voces contestatarias al gusto, como es el caso de Cuba, donde el gobierno de los Estados Unidos y la CIA explotan las difíciles condiciones que debe afrontar el país caribeño gracias al ilegal bloqueo y financian propuestas mercenarias, a las que luego otorgan, por ejemplo, el Premio Internacional Mujeres de Coraje, que otorga cada año la Secretaría de Estado de los mismos Estados Unidos. “Me canto y me celebro, me celebro y me canto”, como lo cantó el finado Facundo Cabral, repetidor de Whitman (7), el emblemático poeta de la enjundia estadounidense.
Me refiero, por supuesto, al blog “Generación Y”, inspirado, según la autora, en nombres de generaciones de los años setenta y ochenta que inician con la “i griega” o la contienen, pero que en realidad es “pro Y”, por su irrestricta adhesión al yanqui.
O en Venezuela. O en Ecuador, Bolivia o Nicaragua, donde capitales provenientes de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos, USAID, han apoyado líderes, instituciones y medios opositores, y han capacitado en el uso de redes como Twitter y Facebook (8).
No obstante, el carácter personal o de pequeños grupos, a la deriva o virtualmente con filiaciones malucas, la proliferación de puntos de vista diferentes, la posibilidad de penetración al corazón de muchos acontecimientos, la variedad y versatilidad de los recursos y los formatos utilizados, el juego de cuerda entre la inmediatez y el regodeo informativos, como factores fuera del control del poder, han conducido a que los novedosos recursos cuajen a veces como entes molestos y peligrosos.
A los que hay que meter en cintura cuanto antes y de cualquier modo. Para eso están las leyes. Para eso las usa el poder: SOPA, PIPA (EEUU), SINDE-WERT (España), LLERAS 1 y 2.0 (Colombia), DÖRING (México), SOCA (Reino Unido), HADOPI (Francia), ACTA (de todas partes), en fin.
Y una utopía incontinenti, que nada tiene que ver con las renacentistas de Moro, Bacon o Campanella, pero que sí constituye un delirio quizás producto de las innovaciones existidas: Un mundo de desconectados, aislados, desterrados, castigados, encarcelados, escarmentados y sometidos. La ínsula no se bordea en la medialuna de su contorno imaginario: se circunda en el cuadrado PC de cada quien.
Aires frescos fluyen, para el caso, frente a la vigilancia, censura y persecución en la Internet. No hace falta enunciar sino a Free Software Foundation, Open Source Initiative, OpenDNS, Tor Project (navegación anónima) o la reciente puesta en marcha del proyecto UTUTO XS 2012, nacido y criado en la Argentina. Software libre frente al patio entre rejas electrificadas que es la Global Online Freedom Act de los Estados Unidos, o la ley de alto espionaje que ese mismo país cocina a fuego lento, la CISPA (CIAspa, más bien).
A pocas cosas teme más el sistema capitalista que a la libertad y a ninguna como a la de la expresión de las comunidades, aunque pueda parecer un contrasentido con sus axiomas pregonados de reivindicación de las individualidades. La pretensión de un pensamiento uniforme, algo de lo que tanto se ha acusado al socialismo, surge más bien como un requisito vital para el capitalismo. Los medios convencionales no hacen otra cosa que buscarlo y afianzarlo.
Basta darle una ojeada al lenguaje, que en la estrechez a la que es trasladado se hace determinante en el propósito de emparejar los ambientes: Los medios son los motores del diálogo e intentan ser los móviles de la deliberación, en el hogar, en la escuela, en el trabajo, en el descanso. Un conductismo ramplón que, difícil no reconocerlo, le saca el jugo a nuestros más resignados y livianos comportamientos.
Únicamente el poder es fractal y los medios le confieren el don de la ubicuidad. A quienes lo encarnan y a lo que dice. Y los adjetivos calificativos o descalificativos usados se vuelven idénticos. El pobre lenguaje padece la desgracia sobre el lomo de pocas, poquísimas palabras.
El policía muerto, héroe patrio. El militar muerto, héroe de la patria. Y ambos vivos enviados a confirmar su ingrato papel en esa especie de Frente Este que es buena parte de Colombia. O de México. O de Honduras. O del mundo.
El lenguaje se hizo panfletario. Verosímil para los adeptos, odioso para los antónimos. De pronto, ineficaz en su fin soterrado de convencer, y mucho más en el pregonado e inmediato de informar. La repetición de frases hace lemas los contextos, los afanes por explicitar la sumisión vuelven un bastidor ideológico cualquier descripción, los cuestionamientos rinden más pleitesía que las loas. Basta ver las entrevistas de CNN para entenderlo. De Cala a Uribe, para no ir más lejos. O de Cala a cualquiera, para no restringir el prototipo (9).
Muchas veces, la inexperiencia y los temores a generar una agenda noticiosa propia, junto al carácter reactivo en el manejo de la información, determinan desde adentro los mayores límites de varios de esos interesantes planteamientos en contravía, los que a toda costa buscan fortalecer un camino comunicacional distinto.
Más allá de los vetos, las acusaciones y la innegable persecución de que son objeto las experiencias opcionales, con otro enfoque y con interés social, el riesgo es que terminen siendo bastiones burocráticos o búnkeres ideológicos dedicados a reproducir, desde otra orilla, los mismos modelos existentes.
La penitencia: Lo criminal
Las circunstancias muestran cuánto benefician al poder las escisiones ideológicas, sociales, políticas. La demonización del otro cierra filas en torno a ideas y acciones, con la adicional ventaja que otorga dejar de lado la reflexión, base de cualquier cuestionamiento.
Los medios, en tanto que factores de homogenización en el consumismo, en la impudicia de los propósitos, en la indiferencia hacia temas trascendentes, endurecen a toda costa las posiciones en pos de hacer una sociedad dividida en grupos de pensamiento cada vez más radicales y antagónicos. Un desliz desprevenidamente menor que, con todo cálculo, auxilia gobiernos, grupos económicos y sectores fuertes de la sociedad, que, apoyándose en mecanismos sutiles de control y manipulación, ven mejorar las condiciones para afianzar sus oscuras premisas en los imaginarios.
Durante el gobierno de Álvaro Uribe, en Colombia, una mirada paramilitar de la vida intentó posicionarse en todos los espacios de la cotidianidad del país y en buena medida lo consiguió: El mensaje corrió desde las estructuras del poder gubernamentales, terratenientes, empresariales, militares, clericales.
Y vino hasta los mismos vecinos de las víctimas, algunos de los cuales terminaron creyendo más la quimera mediática que el escenario frente a sus narices. Claro, también fueron muchos menos de los que afirmaban los propios medios masivos o las mediciones hechas a sueldo.
Periodistas colombianos como Alfredo Molano, Daniel Coronel, Holman Morris, Felipe Zuleta, Claudia Julieta Duque, Ramiro Bejarano, Carlos Lozano, entre muchísimos otros, quienes no dejaron de estorbarle al festejo delincuencial reinante, debieron exiliarse o ejercer su profesión contra viento y marea. La verdad, para la represión, es subversiva. La mentira, para la sociedad, actúa como un tranquilizante.
La verdad se hizo nociva para la salud y el engaño fue cada vez más necesario para que la guerra no fuera algo psicosomático que afectara todos los órganos del país y enseñara la debilidad connatural. Muchos creyeron entonces que la Seguridad Democrática era algo necesario, seguro, cierto.
Una sociedad hipócritamente fundada en los valores católicos, que había convalidado con su voto una estructura criminal al frente del país, halló algo de indulgencia al convencerse de que todo era en pos de un fin ulterior benéfico. Uribe, paramilitarismo, falsos positivos, espionaje, persecuciones, asesinatos… se justificaban como el precio de un país sin FARC.
Pero esa sociedad no se percató de que un país con todo lo anterior y a la vez sin porvenir, sin alimento, sin salud, sin vivienda, sin justicia social, nunca dejará de ser un país con FARC, con ELN, con inconformismo, con atentados, con muertos, con sindicalistas sin entregarse y con todos los riesgos vivos. La primera causa es elemental: la mentira, que comparte con las ilusiones el hecho de que no se comen, al contrario de estas, no alimenta. (10) Tampoco alivia ni abriga, ni tranquiliza.
La profesión del periodista siempre ha estado rodeada de riesgos, asedios y espantos cuando, en vez de seguir adelante con el concierto mediático para delinquir, da a conocer los asuntos que esa penitencia social niega, y cuando llama a preocuparse por lo que ocurre detrás de las trincheras mentales que cada quien va forjándose muchas veces sin pensarlo.
En Colombia, el establecimiento pone el grito en el cielo de labios para afuera por la retención del periodista francés Romeo Langlois. Un escándalo asistido por el provecho que puede sacar en la guerra contra las FARC, la que no se libra sólo en las selvas y barriadas, sino también unilateralmente en los medios.
Es neurálgico que un vocero de la intolerancia, como Fernando Londoño, en ves de percatarse de que está vivo y pagarle sus deudas de corrupción al estado, se crea un elegido vuelto de la muerte y prosiga su siniestra misión invocando al diablo. Nunca hubo una hora de la verdad, en cambio estamos contando las primeras horas de quien sabe cuántos años de la segunda serie de sus malintencionadas mentiras (11).
Es triste que el periodista Langlois, después de esta experiencia, pueda ser bueno si dice una cosa o malo si la contraria. Pero también es cierto que así será porque ese es el fatal sino de hacer periodismo en tiempo de balas.
Pocos pistoleros aceptan que las palabras tienen una coraza que ninguna bala penetra. Y que la historia va siendo esclarecida aun a pesar de ella misma, de sus connotados narradores de platea y de sus afanosos archiveros, más tarde o más temprano; sea en milenios, como en los tiempos de los griegos y los persas, o en años o días, como en el presente.
Por más que colapsen durante algún tiempo las instituciones dedicadas a la defensa de la justicia, por más que las altas esferas intercambien favores para cubrirse la espalda o por más que su divulgación no deje de ser una actividad de altísimo riesgo, los abusos e injusticias contra los pueblos no pueden ocultarse por siempre. Y se pagan.
Juan Alberto Sánchez Marín es periodista y realizador de cine y televisión colombiano.
Notas:
1) Los egipcios llamaban “Casas de la Vida” a las bibliotecas, que se ubicaban en los palacios reales y en los templos.
2) Plinio el Viejo. Historia Natural. Volumen V. Pág. 44.
3) El Espectador: “Uribe asegura que Romeo Langlois es un periodista ‘muy grosero”. 8 de mayo de 2012. http://bit.ly/KiOzeP
4) “Por todo el oro de Colombia” (documental). Dir: Romeo Langlois. El pasaje citado se encuentra aproximadamente en el minuto 25. El documental fue subtitulado por “La Silla Vacía”, pero las gestiones de Álvaro Uribe, según lo afirma el propio portal, hicieron que el material tuviera que ser retirado de su sitio. http://bit.ly/J7tbFL
5) The National Security Archive. The George Washington University. http://www.gwu.edu/~nsarchiv/
6) “Los correos de Stratfor revelan que EEUU tiene preparada una acusación contra Assange”. Público.es http://bit.ly/y16xlc
7) WHITMAN, Walt. Hojas de Hierba. Ed. Novaro. España, 11 ed. 1979. Pág. 113.
8) La Jornada: “La USAID en Venezuela”. Por: José Steinsleger. México, 1 de febrero de 2012.
9) Portal de CNN Español. “Esta semana en Cala”. Álvaro Uribe, lunes 21 de mayo de 2012. http://bit.ly/KXKwWm – “Cala en Colombia”. 26 de septiembre de 2011. http://bit.ly/rtBidj
10) GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel. El coronel no tiene quién le escriba. Ed. La Oveja Negra. Bogotá, 1980. Pág. 28.
Referencia al diálogo entre el coronel y su mujer: “-La ilusión no se come -dijo ella./ -No se come, pero alimenta -replicó el coronel-.”
11) El Espectador. “Fernando Londoño dice que atentado no es de extrema derecha”. 23 de mayo de 2012. http://bit.ly/KDFdZN

Publicado por ARGENPRESS

Older Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 124 seguidores