ARGENPRESS: Las 25 noticias más censuradas por la gran prensa de Estados Unidos (Noticia 1 a 25)

Deja un comentario


Noticia más censurada N° 1: Estados Unidos se transforma en Estado Policial
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
Noticia más censurada N° 2: Los océanos están en peligro
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 3: Polvillo radiactivo de Fukushima mató hasta 18.000 personas en Estados Unidos
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 4: FBI: Usina de conspiraciones terroristas en Estados Unidos
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 5: La Reserva Federal imprimió 16 billones de dólares para salvar grandes bancos
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 6: 147 corporaciones controlan la economía del mundo occidental
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 7: La ONU proclamó 2012 Año Internacional de las Cooperativas
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 8: Crímenes de guerra de OTAN en Libia
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 9: Hoy. Esclavitud en las prisiones de Estados Unidos
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 10: Nueva ley criminaliza protestas Occupy
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 11: Estados Unidos: Legisladores, más ricos pese a la crisis
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 12: Siria. Estados Unidos une sus fuerzas a Al-Qaeda
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 13. “Reforma a la educación”: Caballo de Troya para la privatización
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 14: ¿Quiénes pertenecen al 1 por ciento “top” y cómo se ganan la vida?
Por: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 15: Peligros de la tecnología doméstica
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 16: El Pentágono encubre violaciones de soldados-mujeres
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 17: Estudiantes de Estados Unidos deben un billón de dólares en crédito universitario
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 18: Prisioneras palestinas paren encadenadas
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 19: Policía de Nueva York siembra drogas para alcanzar cuotas de capturas
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 20: Destruir la educación pública beneficia al Complejo Prisión-Industrial
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 21: Conservadores (R&D) matan el correo y su sindicato para privatizar el servicio
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 22: Los grandes bancos de Estados Unidos lavan muy bien, pero el Wachovia Bank lava mejor… para los carteles de la droga
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 23: Obama encubre masacre afgana de “los carniceros de la Casa Blanca”
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 24: Granjeros de Alabama piden trabajo forzado de presos en cosechas
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
La noticia más censurada N° 25: En Guantánamo matan con dryboarding (asfixia inducida)
Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Unas 200.000 personas huyen de Alepo como resultado de ofensiva del Ejército sirio

Deja un comentario


LUNES, 30 DE JULIO DE 2012

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

Cerca de 200.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus casas en Alepo a consecuencia de la ofensiva del Ejército sirio contra posiciones de los rebeldes, informó la jefa de asuntos humanitarios de la ONU, Valerie Amos.

Amos hizo esta declaración en la sede de las naciones Unidas en Nueva York.
La funcionaria expresó su preocupación por las informaciones que apuntan a que el régimen utiliza armamento pesado contra la oposición armada.
Amos también denunció la escasez de alimentos, agua, colchones, mantas y artículos para cuidados básicos en las zonas de enfrentamiento entre fuerzas gubernamentales sirias y los rebeldes.
Según testigos de la situación en Alepo, la capital económica del país árabe, el Ejército no ha logrado doblegar la resistencia de los rebeldes.
Mientras, el régimen considera la batalla decisiva para poner fin a la guerra civil en el país, la oposición dice que no se rendirá y convertirá Alepo en un cementerio para efectivos de tropas gubernamentales.
De momento, se desconoce el número de las víctimas mortales a raíz de la ofensiva lanzada por el Ejército sirio en Alepo desde la semana pasada.
Mientras los muertos en el conflicto que estalló en el país en febrero de 2011 se sitúan en 16.000 personas, de acuerdo a las últimas estimaciones de la ONU.

Insoportables abusos del poder político económico y militar mundial: Lo perverso y obsceno del poder

Deja un comentario


 

Aníbal Ortizpozo (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)
.

 

“Me arranco las visiones y me arranco los ojos cada día que pasa.
No quiero ver ¡no puedo! ver morir a los hombres cada día.
Prefiero ser de piedra, estar oscuro,
a soportar el asco de ablandarme por dentro y sonreír
a diestra y siniestra con tal de prosperar en mi negocio.”
Estrofa del poema “Contra la muerte” de Gonzalo Rojas
A dos años del inicio de segunda década del siglo XXI, en curso, cuando la humanidad se conmueve e indigna con sombríos acontecimientos, que si bien es cierto, no son nada nuevo, lo parecen, porque mutan y se recomponen para permanecer en nuestras vidas. Qué es lo que hay, qué es lo que tenemos, qué permanece en nuestra humanidad, qué nos repugna e indigna: Ataques terroristas con explosivos a civiles. Injerencias para desestabilizar naciones e invadirlas legalmente. Mercenarios o contratistas para hacer el trabajo sucio de la tortura, violación y muerte. Armamentismo nuclear y tradicional, como el gran negocio de los perros de la guerra, hoy también soporte de las economías en crisis. Bombardeos de la OTAN a las propias naciones, miembros de la ONU, que debía proteger. Pandemias inducidas como negocio y armas de guerra bacteriológica. Poderosas mafias de narcotraficantes, que asimilan a las policías y ponen en jaque a gobiernos. Falsas crisis económicas bancarias y empresariales. Dictadura de los medios de comunicación empresarial y sus mentiras mediáticas desestabilizadoras. Muros fronterizos que separan la vida de la muerte. Vivir asqueados con la contaminación de la tierra, el aire y las aguas con basura tóxica industrial, de desechos químicos. Invasiones reales, preventivas y encubiertas en curso, sin que se pueda hacer nada para detenerlas. Absoluta impunidad por ausencia de justicia en los ya demasiados crímenes de lesa humanidad, perpetrados por el poder político y militar de las llamadas grandes potencias.
Las denuncias en los encuentros y foros mundiales sociales más progresistas, o de izquierda, han quedado reducidos a una inocua y solitaria caja de lamentos que el tiempo silencia.
Nuestro planeta Tierra cruje, se recalienta y reacomoda ante las agresiones contaminantes que se le infringen desde los sistemas mundiales de producción industrial y agrícola transgénica “monsántica.” Mientras nosotros, los humanos al parecer no tenemos la fuerza, ni la agresividad necesaria para proteger a la “Pachamama” (Madre Tierra), ni siquiera a nosotros mismos. Tampoco, existe en las organizaciones gubernamentales y sus “cumbres” periódicas, la voluntad política para cumplir los protocolos y acuerdos, los que se solapan y traspapelan subordinados a la actividad empresarial gubernamental e intereses económicos transnacionales de un perverso capitalismo en crisis, que, no tiene dinero para programas sociales de los pueblos acosados por el hambre y pandemias, pero sí tiene para la compra, producción de armas y subsidios a la banca empresarial especuladora.
Armamentismo y violencia permanecen en nuestras vidas en todos los niveles sociales, la lucrativa industria bélica es parte importante de las economías de las naciones desarrolladas. Abarca desde la poderosa industria nuclear, las armas de destrucción masiva, químicas, bacteriológicas, hasta las armas del hampa común y mafias que enfrentan hoy exitosamente a ejércitos nacionales, como sucede en el territorio mexicano.
Vivimos asqueados de la violencia generalizada presente en nuestras vidas, conocemos sus raíces y somos víctimas de sus secuelas. Sus prácticas difusas sin control, son públicas, son la noticia de la crónica roja en la prensa amarillista, donde lo obsceno es lo repugnante que se exhibe, que se muestra. La violencia es un suceso público que vende y entretiene, va desde violencia de género y femicidios, las masacres de niños y jóvenes en las escuelas norteamericanas, los múltiples asesinatos por homofobia, racismo, los secuestros y robos a mano armada.
Existen profundas raíces de la violencia cotidiana que provienen de las prácticas del terrorismo de Estado con sus paramilitares y contratistas, que crearon unos, el horroroso espectáculo de exhibir a los que asesinaron con sus lenguas como corbata (Colombia), otros de fotografiarse, burlándose mientras se orinaban sobre un grupo de cadáveres (Afganistán). Las mafias de narcotraficantes y hampa común viven impunemente en nuestro hábitat como cualquier hijo de vecino, protegidos y asociados a cínicos y corruptos funcionarios de la administración pública o a exitosos empresarios privados.
En Latinoamérica todo esto nos asquea y hace nuestras vidas insoportables, muy en especial la difundida práctica del sicariato, negocio de la muerte por encargo, presente en las acciones sangrientas y contractuales de patrones contra líderes obreros; de latifundistas contra campesinos e indígenas quienes son los dueños legítimos de las tierras que se les ha despojado.
La violencia real y virtual del cine, televisión, Internet, especialmente de los video-juegos y juguetes de la industria cultural masiva del entretenimiento, se entrelazan y confunden, han funcionado como una escuela primaria del delito, siempre a favor de un consumismo feroz y el mantenimiento del injusto sistema capitalista.
Nos da asco, el inhumano poder económico y bélico de las grandes potencias, actuando como imperios de la antigüedad, continúan haciéndose presente en nuestras naciones, con su poder de exterminio, para consolidar sus neo-colonias, hacernos dependientes, robar nuestros recursos naturales, sin respetar la autodeterminación de los pueblos, ni la soberanía expresa en nuestras constituciones. La injerencia de las naciones poderosas hoy toma múltiples formas, enmascarándose torpemente para intervenir, ya no son invasiones directas tradicionalmente armadas, tipo Irak, Afganistán, son las guerras de cuarta generación o injerencia solapada, las de los golpes suaves, la manito blanca OTPOR, las operaciones encubiertas tipo Kosovo/Serbia y otras, donde insurgen personas desconocidas armadas, preparadas por los más despiadados contratistas de la CIA y Al Qaeda, ciudadanos o haciéndose pasar por ciudadanos de las naciones a desestabilizar e invadir, quienes son dotados de modernas armas, aviones no tripulados para bombardear, con apoyo de una alta tecnología, inimaginable, GPS, Twiter, telefonía celular, para crear imágenes virtuales de plazas verdes tomadas como sucedió en Libia, donde perversamente, contraviniendo las elementales normas humanitarias para los prisioneros de guerra, capturaron a Gaddafi y su hijo vivo para asesinarlo posteriormente.
Perverso y obsceno fueron los dos atentados con explosivos a desprevenidos civiles, mujeres, niños, que en la mañana del 10 de mayo de este año, viajaban esperanzados a la escuela, al trabajo en Damasco, Siria. Los terroristas, son una vez más héroes libertarios, que cuentan con el apoyo encubierto de la OTAN para masacrar a civiles.
Obscenas son también las amenazas de invasiones preventivas a Irán, Pakistán, Corea del Norte, Venezuela, o el sostenido terrorismo de Estado con sus falsos positivos, leyes patriotas antiterroristas que aún asesina y mantiene a presos, torturados, sin un juicio justo, en Abu Ghraib, Bagram, Guantánamo o cualquier base militar, embajadas o portaviones US Army.
El repugnante rostro intercambiable de la injerencia en Latinoamérica es la desestabilización de las naciones y derrocamiento de sus gobiernos, creando al interior de ellas, ONGs mercenarias, provistas de generosos aportes económicos, alianzas con los grupos de poder económico, opositores y militares golpistas ideológicamente afines a la política norteamericana, ”una especie de guerra civil, donde pequeños y heroicos grupos luchan por su libertad en contra de un tirano asesino, que quiere instaurar el comunismo”, que en Chile (1973) les resultó exitoso con el apoyo de la oligarquía y los militares fascistas; en Venezuela (2002), el golpe que no les resultó, porque el pueblo y los militares liberaron y repusieron al Presidente en su cargo; en Haití (2004), la desestabilización armada los llevó hasta el secuestro de su Presidente y que, para protegerlo, para luego ocupar el país con sus marines; en Honduras (2009) con argumentos legales respaldados por la Corte Suprema y el Congreso, con apoyo de militares se expulsó al Presidente en ejercicio; en Ecuador (2010) con una protesta por mejora salarial de policías y secuestro temporal del Presidente; en Bolivia (2008), alentando el separatismo de una de sus provincias, en complicidad con el gobernador-empresario de Santa Cruz, y posterior huelga de policías; recientemente en Paraguay (2012), esta vez la intervención tomó la forma de golpe parlamentario para destituir a su Presidente.
La injerencia funciona apoyada en el perverso poder de la dictadura mediática donde la mentira, el rumor, el insulto y la descalificación de las autoridades legítima y democráticamente elegidas, se repiten con frecuencia, al estilo de la vergonzosa mentira de EEUU sobre posesión armas de destrucción masiva para invadir Irak, lograr que se ahorcara a su Presidente y apropiarse de su petróleo a costo de miles de vidas humanas, destrucción y saqueo de obras de las antiguas culturas Sumeria y Mesopotámica, incunables patrimonios de la humanidad.
Los medios de comunicación en manos de la oligarquía criolla y transnacional de la información, continúan noche y día difundiendo mentiras y medias verdades con pautas, libretos o guiones “Made in USA” originados en los laboratorios de guerra sucia.
El ¿qué hacer?, ¿qué cambiar?, ¿qué crear? son las preguntas a las que debemos darle respuestas, empecemos reconociendo que todo cambio revolucionario, requiere de un desaprendizaje y desalienación de todos nosotros, hombres y mujeres, nacidos y criados en salvajes sociedades de consumo, donde los valores humanos obedecen a una profunda mercantilización de toda la vida social. Por lo tanto “ellos”, los cambios, deben iniciarse primero al interior de nosotros mismos.
Reflexiones como ésta, sólo son una alerta a la imaginación política; un ejercicio ético de inconformidad y resistencia a estas sociedades conservadoras, de silencios cómplices, que vivimos.
Apoyemos toda práctica cultural comunicacional, que nos obligue a pensar, que provoque una toma de conciencia propulsora de acciones, sobre aquello que debemos cambiar y lo que debe permanecer, para crear humanidad. Entonces, creemos humanidad, otra humanidad, asumamos todos los días el oficio de humanizadores.

El fin justifica los medios

Deja un comentario


Todo el mundo sabe, aunque los medios de comunicación, los satélites  y toda la parafernalia mediática imperial  diga lo contrario, que contra Siria de ha desatado una feroz guerra dirigida por las putrefactas monarquías árabes, con la aprobación de las potencias occidentales. Uno de los objetivos es aislar a China y Rusia.

 

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela.
A comienzos del siglo XX, Estados Unidos ambicionaba construir un canal que uniera los dos océanos. Había dos propuestas: Panamá y Nicaragua. El magnate y publicista de los medios de comunicación, William Randolph Hearst, hizo lobby a favor de Panamá y para ello no tuvo inconveniente en divulgar fotos donde se mostraban gigantescos volcanes en erupción en Nicaragua , lo que hacía poco favorable construir el canal en esa nación. El único problema es que las fotos no eran de Nicaragua, sino del Mont Pelée que había hecho erupción el año 1902 en Martinica destruyendo completamente la ciudad de Saint Pierre.  En esta época no existía ni la televisión, ni los satélites, tampoco internet.
En el año 1982, el Secretario de Estado estadounidense, Alexander Haig, mostró fotos en la ONU con las que se documentaban matanzas ordenadas por el  gobierno sandinista en contra de indígenas miskitos. Después se supo que en realidad las fotos eran  de quemas de cadáveres de personas asesinadas por la dictadura de Somoza. Según refiere Fabián Escalante en su libro  Operación Calipso,  la embajadora estadounidense en la ONU, Jeane Kirkpatrick, afirmaba que más de 250 mil miskitos se encontraban hacinados en “campos de concentración sandinistas”. En realidad, para la época, los miskitos eran un poco más  de 100 mil y nunca se pudo demostrar la existencia de tales campos de concentración. Para la fecha ya existía la televisión, pero aún no había internet.
En 1989 una revuelta popular “asqueada” por las imágenes de una matanza producida en la ciudad de Timisoara, Rumania, generó -una semana después-  un golpe de estado que derrocó y luego asesinó al Presidente de ese país Nicolae Ceaucescu. Según se supo después, la supuesta masacre de Timisoara fue un montaje realizado desenterrando cadáveres de una fosa común. Es un hecho ampliamente conocido y aceptado. Así mismo, la transmisión “en vivo” por televisión de la ejecución de Ceaucescu tampoco fue veraz, la misma fue grabada, editada y emitida días después.
Fue una de las primeras transmisiones “en vivo y en directo” de hechos políticos y/o bélicos a los cuáles después nos acostumbraron transmitiendo falsas imágenes de la guerra del Golfo Pérsico, la de los Balcanes y la fallida invasión en Somalia, donde los marines estadounidenses -como siempre- fracasan en el terreno, pero los salva la abrumadora superioridad tecnológica,  y la vía libre para cometer excesos, violar el derecho internacional y los derechos humanos, para – como siempre- resultar vencedores en Hollywood.
En 2003, nos atiborraron hasta el cansancio con noticias en las que nos hablaban de las armas nucleares con las que Saddam Hussein iba a destruir a Occidente. El 17 de julio de ese año, el Presidente George W. Bush y el Primer Ministro británico Tony Blair dieron una conferencia de prensa conjunta que nos permitió entender que finalmente lo que se estaba imponiendo era la retórica maquiavélica que establece que “el fin justifica los medios”.
En dicha conferencia, Bush evadió la pregunta acerca de si él se responsabilizaba personalmente por su errada declaración acerca de que Irak buscó uranio en África. Su respuesta fue: “Me hago responsable de poner a nuestras tropas en acción. Y tomé esa decisión porque Saddam Hussein amenazó nuestra seguridad y era una amenaza para la seguridad de otras naciones. Me hago responsable de tomar esa decisión, la difícil decisión de formar una coalición para eliminar a Saddam Hussein, porque la inteligencia ” – no sólo nuestra inteligencia, sino la inteligencia de este gran país (Inglaterra) – probó claramente que Saddam Hussein era una amenaza para la seguridad y la paz”.
En otras palabras, alabó sus acciones como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos e insistió en asegurar que serían encontradas armas de destrucción masiva en Irak eludiendo contestar a una pregunta directa. Unas pocas horas antes, el Primer Ministro Blair había dicho ante el Congreso norteamericano “si estamos equivocados, la guerra iraquí fue justificada aún si las armas prohibidas -la excusa más importante para la guerra-, no son encontradas en Irak”. Un panorama diferente presentado por los dos líderes. Blair diciendo “si nosotros estamos equivocados” y Bush declarando. “Creo firmemente que Saddam trataba de reconstituir su programa de armas nucleares. Y la verdad demostrará que ésta fue una buena inteligencia. No tengo la menor duda”. En este caso, ya ni siquiera era necesaria la cobertura mendaz y engañadora que aportan los medios de comunicación. Se imponía una lógica del poder, la mentira provenía del propio jefe imperial, que se creía como todos los de su investidura  “destinado por la providencia” para pasar por encima de la verdad y las leyes.
Aquí, ya no era la televisión, ni los satélites, bastaba con decir que las acciones imperiales se sustentaban en información proveniente de “fuentes de inteligencia”.
En este último caso, la mentira llegó a su mayor descrédito cuando el Dr.  David Kelly, -un científico involucrado en la elaboración del expediente británico que aseguraba la búsqueda por Saddam de uranio en África- se suicidó muy cerca de su propia casa. Kelly fue nombrado como la fuente incógnita que había informado a la oficina del Primer Ministro Blair, en cual a su vez había exagerado los informes sobre armas de destrucción masiva de Saddam Hussein. Dichos informes aseguraban que Saddam podía desplegar un ataque en cuarenta días, y fueron lo que se usaron para justificar la invasión de Iraq. Como es sabido las armas de destrucción masiva nunca aparecieron. La Comisión oficial designada para investigar la muerte de Kelly concluyó  que éste se había suicidado cortándose la arteria cubital de la muñeca izquierda. Desde un primer momento la versión oficial fue muy cuestionada.
Ahora, nos quieren hacer creer, sin que haya pruebas ni conclusiones de una investigación seria hecha por alguna comisión independiente que la masacre de Houla perpetrada en Siria el pasado 25 de mayo en la fueron asesinados 108 personas, 49 de ellos niños y 34 mujeres, fue obra del gobierno sirio.
De inmediato, las potencias occidentales se apresuraron a culpar a dicho gobierno por el macabro hecho. Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australia, Francia, Alemania, Italia, España y Holanda expulsaron el 29 de mayo a los diplomáticos sirios en sus países El canciller británico aprovechó de afirmar que los países involucrados en las expulsiones, también exhortarán para que se apliquen mayores sanciones a Siria.
Todo el mundo sabe, aunque los medios de comunicación, los satélites  y toda la parafernalia mediática imperial  diga lo contrario, que contra Siria de ha desatado una feroz guerra dirigida por las putrefactas monarquías árabes, con la aprobación de las potencias occidentales, cuyo fin ulterior es aniquilar al gobierno iraní para avanzar hacia su objetivo final: aislar a China y Rusia e impedir que puedan transformarse en actores decisivos del futuro escenario internacional.
Como siempre contarán para ello con sus grandes medios de comunicación, sus satélites y con Hollywood, los que construirán una nueva “verdad” tal como lo han venido haciendo desde hace más de un siglo porque finalmente “el fin justifica los medios”.

La desinformación permanente y las guerras anunciadas

Deja un comentario


 

Vicky Peláez (RIA NOVOSTI, especial para ARGENPRESS.info)

Un planeta vacío de fe, amor, de todo lo puro, sagrado, generoso, verdadero y desinteresado – es simplemente una cáscara del mundo dispersa entre las estrellas del universo después de apartarse de su destino más noble diseñado por su Creador (Marie Corelli, “Barrabas – Un Sueño de la Tragedia del Mundo”, 1893).

El Siglo XXI entrará en la historia como un período de la crucifixión de la verdad y de la exaltación de la mentira y la guerra como símbolos del desarrollo de la humanidad y de la paz.
Lo vemos diariamente en las pantallas de la TV, en las páginas de los periódicos, en el Twitter, en el Facebook, el cine y hay que tener un determinado nivel de conocimiento para discernir la verdad entre la avalancha de información que persigue cada ser humano en todas partes del planeta. Parece que la humanidad vive simultáneamente en dos universos paralelos: uno real y el otro creado por los medios de comunicación globalizada de acuerdo a las orientaciones que reciben de los ricos y poderosos del nuestro globo terrestre.
Los derechos humanos, según el filósofo italiano Constanzo Preve, representa “una ideología de variable geometría porque los que deciden lo que es humano y lo que no es, son oligarcas económicos dando órdenes a sus ejecutivos: profesores universitarios y los periodistas”, ello son los que se encargan del contenido de la información que la sociedad debe saber para poder manipularla. Ya en 1928, el padre de las relaciones públicas modernas, el austríaco judío de nacimiento y norteamericano nacionalizado Edward L. Barnays escribió un ensayo “La Propaganda” que no sólo se convirtió en el libro de mesa del ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels sino de todos los asesores de los presidentes norteamericanos y europeos.
En la página 4 de su libro decía Bernays que “la manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones de las masas es un importante elemento en la sociedad democrática. Los que manipulan este mecanismo oculto de la sociedad constituyen un gobierno invisible que ejerce el verdadero poder real en el país. Estas personas que nos gobiernan y de las cuales nunca hemos oído hablar, moldean nuestras mentes, definen nuestros gustos y determinan nuestras ideas. Así está organizada cada sociedad democrática”.
Con todas estas aclaraciones es fácil entender por qué los gobiernos democráticos de la Unión Europea y de los EEUU nunca condenaron ni declararon que fue una masacre la muerte de 170 civiles en la provincia de Helmand, Afganistán después del bombardeo de las fuerzas aliadas, ni tampoco fue un crimen el asesinato de 60 niños en la aldea de Azizabad en 2008 o la muerte de 100 civiles el cinco de Mayo de 2009 en Bala Baluk por las bombas de la OTAN. Para los medios de comunicación globalizada fue un simple “error” militar y los fallecidos eran “víctimas colaterales”. Sin embargo, la reciente matanza en Hula, Siria, hasta ahora no aclarada y condenada por el mismo gobierno de este país, de 108 civiles y de ellos 49 niños y 34 mujeres fue denunciada en seguida por la UE y EE.UU. como una “masacre” perpetrada a propósito por el gobierno Sirio bajo el mando de Bashar al-Assad. Y para agravar la acusación la cadena británica BBC News usó una foto tomada en Irak en el 2003 presentándola como un testimonio de la masacre en la localidad de Hula.
La imagen fue posteriormente retirada por la BBC pero la indignación que produjo en la opinión pública mundial contra el régimen de Bashar al-Assad ya ha producido su efecto en la mente de los espectadores y facilitó la condena de los países miembros de la OTAN y su predisposición a la intervención militar en Siria. A ninguno de los escribidores globalizados se le ocurrió acordarse de la famosa declaración del general retirado norteamericano Wesley Clark en Mayo de 2011, cuando reveló que ya a los finales de los años 1990 Estados Unidos tenía planificado invadir siete países: Irak, Libia, Somalia, Líbano, Siria e Irán. Siria para el poder globalizado no solamente representa la puerta de entrada a Irán sino a Asia. Por algo decía la emperatriz rusa Catalina la Grande que a partir de Siria tendrá en sus manos “la llave la Casa Rusia”.
Todavía hay algo más. Según el Washington Institute for Near East Policy la cuenca del Mediterráneo encierra grandes depósitos de gas, tres cuartos de los cuales pertenecen a Siria. De allí se aclara el panorama y la declaración de Barack Obama durante la última reunión en Davos del Grupo 20 de que “Bashar al-Assad debe dejar el poder”. Para acelerar este proceso Occidente está armando a la guerrilla por medio de Qatar, Arabia Saudita y Turquía, según la publicación israelí Debkafile con los misiles anti tanques 9K 115 – 2 Mets – M y Kornet E y con explosivos IED para instalar en las carreteras. También ya están operando allí las fuerzas especiales de la OTAN cuya consigna oficial es “De Opresso Liber” (Liberar a los Oprimidos), 13 de los cuales pertenecientes a las fuerzas francesas fueron capturados por el ejército sirio en marzo de 2012.
Todo esto está acallado por la prensa, igual como la última idea de la OTAN de mandar 5.000 soldados armados bajo la bandera de la ONU con el pretexto de proteger los depósitos de armas químicas y bacteriológicas de las manos de al-Qaeda que ya está operando en Siria. La DEBKAfile cita en su publicación de 21 de Mayo que supuestamente Barack Obama comentó durante una de sus conversaciones con Vladimir Putin que si un barril de ántrax llega a los terroristas que operan en el Cáucaso, millones de rusos podrían morir.
Así opera la propaganda creando inseguridad y miedo al terror, tanto a nivel individual como colectivo para poder lograr sus propósitos. Por el momento tanto China como Rusia rechazan unánimemente cualquier posibilidad de intervención militar en Siria, esperando Barack Obama de convencer a Vladimir Putin de suavizar la posición rusa respecto a Bashar al-Assad durante su próximo encuentro en Junio en México en la Cumbre de G20. Nadie sabe lo que puede pasar, pero tanto Rusia como China saben que cualquier acción bélica de la OTAN tratando de reproducir la variante libia en Siria afectaría dramáticamente los intereses nacionales de estos dos países y los debilitaría en términos geoestratégicos.
El mundo entero en garras de la desinformación programada está observando y en especial, en América Latina el desarrollo de los acontecimientos en Siria porque sabe que cada avance de la OTAN, que representa el poder globalizado, en el Medio Oriente por el dominio de recursos energéticos, hace acercar más la posibilidad de las futuras intervenciones en América Latina cuyas riquezas naturales superan con creces las del Medio Oriente. Por eso nunca cesa la campaña propagandística contra los países del ALBA. Hace años la obsesión de la prensa globalizada fue la muerte de Fidel Castro. Ahora lo dejaron en paz relativa trasladando su atención siniestra a Hugo Chávez y a Venezuela.
Tal es el grado de cálculo de los manipuladores de la información que hasta logran convencer a periodistas serios y con más de 50 años de experiencia, como el norteamericano Dan Rather, quien ya auguró que el actual presidente de Venezuela morirá en vísperas de las próximas elecciones presidenciales.

La máquina propagandística nunca para y el único antídoto para la desinformación es el conocimiento. Por algo dijo Sócrates: “sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia’’.

Informe 2012: para la tiranía y la injusticia, las cosas han cambiado

Deja un comentario


Dilo Tú

Difusión Cencos México D.F., 24 de mayo de 2012

Boletín de prensa
AI

  • Es necesario un tratado sobre el comercio de armas sólido, dado que el consejo de seguridad de la ONU parecee cada vez menos adecuado para su función

El valor mostrado por quienes han protestado en los últimos 12 meses ha corrido parejas con el fracaso del liderazgo que hace que el Consejo de Seguridad de la ONU parezca cansado, desfasado y cada vez menos adecuado para su función, ha dicho Amnistía Internacional en el lanzamiento de su informe sobre los derechos humanos en el mundo. En este Informe 2012, el número 50 de los publicados, la organización hace un llamamiento en favor de la aprobación de un Tratado sobre el Comercio de Armas sólido este año.

“El fracaso del liderazgo se ha convertido en una cuestión global durante el último año, en el que los políticos han respondido a las protestas con brutalidad o indiferencia. Los gobiernos deben demostrar un liderazgo legítimo y rechazar la injusticia protegiendo a quienes no tienen poder y poniendo límites a los poderosos. Ya es hora de anteponer las personas a las empresas y los derechos a los beneficios”, ha dicho Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

El apoyo explícito y entusiasta a los movimientos de protesta mostrado por muchas potencias globales y regionales en los primeros meses de 2011 no se ha traducido en actos. Coincidiendo con la convocatoria a las urnas de los ciudadanos egipcios para elegir un nuevo presidente, cada vez parece más evidente que se están desperdiciando las oportunidades para el cambio que crearon los manifestantes.

“En el último año han sido muchas las ocasiones en que las alianzas oportunistas y los intereses económicos han ganado a los derechos humanos en la lucha de las potencias mundiales por lograr la influencia en Oriente Medio y el Norte de África”, ha dicho Salil Shetty. “El lenguaje de los derechos humanos se habla cuando sirve a intereses políticos o empresariales, pero se deja de lado cuando resulta incómodo o estorba para lograr beneficios”.

Su no intervención en Sri Lanka y su pasividad ante los crímenes contra la humanidad en Siria –uno de los principales compradores de armas a Rusia– hicieron que el Consejo de Seguridad de la ONU pareciera incapaz de llevar a cabo su función de guardián de la paz mundial. Las superpotencias emergentes de Brasil, India y Sudáfrica han sido en demasiadas ocasiones cómplices con su silencio.

“Existen claras razones de peso para que la situación de Siria se remita a la Corte Penal Internacional a fin de que se investiguen los crímenes contra la humanidad. La determinación de algunos miembros del Consejo de Seguridad de proteger a Siria a toda costa hace difícil de conseguir la rendición de cuentas por estos crímenes y es una traición al pueblo sirio” ha dicho Salil Shetty.

El Informe 2012 de Amnistía Internacional documenta casos concretos de restricción de la libertad de expresión en al menos 91 países, así como casos de torturas o malos tratos en al menos 101 países, en muchas ocasiones por participar en manifestaciones.  Para lograr mejoras a largo plazo no basta con cambiar a los líderes, por muy tiránicos que sean. Los gobiernos deben hacer valer la libertad de expresión en sus países y en el extranjero, tomarse en serio sus responsabilidades internacionales e invertir en sistemas y estructuras que garanticen justicia, libertad e igualdad ante la ley.”

La conferencia de la ONU que se celebrará en julio para acordar un Tratado sobre Comercio de Armas será una prueba de fuego para ver si los políticos son capaces de poner los derechos por encima de los propios intereses y los beneficios. Sin un tratado sólido, la función del Consejo de Seguridad de la ONU como guardián de la paz y la seguridad mundiales parece abocada al fracaso, con sus miembros permanentes ejerciendo un veto absoluto sobre cualquier resolución a pesar de ser los mayores proveedores de armas del mundo.

“Los manifestantes han demostrado que es posible el cambio. Han lanzado un desafío pidiendo que los gobiernos defiendan la justicia, la igualdad y la dignidad. Han mostrado que el mundo no va a aceptar ya a los líderes que no estén a la altura de estas expectativas.  Tras un comienzo desafortunado, 2012 debe convertirse en el año de la acción”, ha dicho Salil Shetty.

Otras novedades mundiales destacadas en el Informe 2012 de Amnistía Internacional:
Estados muy represivos como China emplearon todo el peso de su aparato de seguridad en reprimir las protestas. No hubo ninguna mejora en la terrible situación de los derechos humanos en Corea del Norte.

En el África Subsahariana, los levantamientos de Oriente Medio y el Norte de África encontraron gran eco entre la población, pero en países como Angola, Senegal o Uganda se hizo un uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes.

Las protestas sociales cobraron fuerza en América, y a menudo provocaron abiertos enfrentamientos entre los ciudadanos y poderosos intereses económicos y políticos. En países como Brasil, Colombia y México los activistas fueron víctimas de amenazas y homicidios.

En Rusia, el activismo civil creció y el país fue escenario de las mayores manifestaciones desde el hundimiento de la Unión Soviética, pero las voces de oposición fueron víctimas de abusos y silenciadas sistemáticamente.

No hubo señales de cambio significativo en países como Turkmenistán y Uzbekistán. Azerbaiyán, país anfitrión del Festival de la Canción de Eurovisión de este año, donde aún hay 16 presos de conciencia encarcelados por hacer oír sus voces en 2011, reprimió la libertad de expresión.

A pesar de la violencia tras el referéndum en el que Sudán del Sur votó a favor de su independencia, el Consejo de Seguridad de la ONU, junto con el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana, volvieron a no condenar abusos como los bombardeos indiscriminados de las Fuerzas Armadas de Sudán o el cierre de los estados afectados a las organizaciones humanitarias por parte del gobierno sudanés.

En Oriente Medio y el Norte de África, mientras los levantamientos ocupaban la atención mundial, se enconaban otros problemas arraigados. El gobierno de Irán, cada vez más aislado e intolerante con la disidencia, utilizó la pena de muerte con un entusiasmo sólo superado por China, mientras que Arabia Saudí reprimió con fuerza a los manifestantes. Israel mantuvo el bloqueo de Gaza, prolongando la crisis humanitaria, y continuó con la expansión de los asentamientos ilegales en Cisjordania.

Las organizaciones políticas palestinas Fatah y Hamás hicieron blanco de sus ataques a sus respectivos simpatizantes; las fuerzas israelíes y los grupos armados palestinos llevaron a cabo ataques en represalia en Gaza.

El gobierno de Myanmar tomó la importante decisión de poner en libertad a más de 300 presos políticos y permitir a Aung San Suu Kyi presentarse a las elecciones. Sin embargo, la escalada de violaciones de derechos humanos relacionadas con el conflicto en las zonas de minorías étnicas, así como el constante hostigamiento y detención de activistas indicaron que la reforma tenía límites.

Entre las tendencias observadas figuran los abusos contra las comunidades indígenas en América a medida que se intensificaban las iniciativas para explotar los recursos; el empeoramiento de la discriminación en África por la orientación sexual o la identidad de género; el endurecimiento del discurso xenófobo de algunos políticos europeos y el incremento de la vulnerabilidad a los actos terroristas perpetrados en África por grupos islamistas armados.

Entre los avances figuran la tendencia mundial hacia la abolición de la pena de muerte, las fisuras a la impunidad por abusos cometidos en el pasado en América; y los pasos históricos hacia la justicia que supusieron las detenciones del general serbobosnio Ratko Mladić y el serbocroata Goran Hadžić para ser juzgados por los crímenes perpetrados en las guerras de la década de 1990 en Yugoslavia.

Descarga el informe anual

/fin

Nota para periodistas
1. El Informe 2012 de Amnistía Internacional: El estado de los derechos humanos en el mundo abarca el periodo comprendido entre enero y diciembre de 2011.
2. Hay disponibles documentos de datos y cifras, material audiovisual, detalles sobre actos con los medios de comunicación y demás información. Si desean más detalles, diríjanse por correo electrónico a press@amnesty.org.
3. Si desean más información o concertar una entrevista con un portavoz de AI y con personas que lucharon en primera línea por los derechos humanos, pónganse en contacto con la Oficina de Prensa en el número + 44 (0) 20 7413 5566 o la dirección press@amnesty.org. Sígannos en Twitter
@amnestypress

Entradas más antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 123 seguidores