Humala: De la mano con el neocolonialismo imperial

Deja un comentario


jueves, 2 de agosto de 2012

José Suarez Danós (especial para ARGENPRESS.info)

El 28 de Julio pasado el presidente Ollanta Humala finalizó su primer año de gobierno.

Los actos de su gestión más el informe de rigor que rindió a la nación peruana facilitan ya el ensayo de un análisis objetivo de su gestión.
Comenzaremos señalando que precisamente su informe lo muestra como un presidente ajeno al mandato encargado por la nación –“la gran transformación”- y orientado a objetivos diferentes.
Ello es ratificado por los hechos de su gobierno, en el cual la población que votó mayoritariamente por su elección fue la menos favorecida -si no fue agraviada-.
Han sido características de su primer año de gobierno, la conflictividad social, la inestabilidad política, el uso arbitrario de la fuerza policial-militar contra pueblos del Perú y la insatisfacción casi general de la población.
En contraparte el fin de este lapso encuentra a un Ollanta Humala extrañamente convencido que “su labor” estaría siendo positiva.
Quizá suponga que culminar un año de gobierno en “piloto automático” y sin modificar nada, sea un logro.
Pero ¿qué originó que Humala haya acusado problemas de gobernabilidad desde el comienzo de su gestión cuando aglutinaba en su favor el apoyo de casi los dos tercios de la población?
La razón sin duda alguna sólo fue una: el fraude al mandato soberano encargado.
En nuestro parecer ello tiene que ver con causas estrictamente personales –rasgos de personalidad del mandatario- y no propiamente con coyunturas de origen político.
La falta de coherencia y ambigüedad que comenzó a denotar al iniciar su gestión, le han pasado temprana factura política toda vez que incidieron particularmente en las expectativas y aspiraciones del mandante soberano. Lo explicamos.
En el 2011 la elección presidencial de Humala presuponía el ordenado tránsito democrático para cumplir con la aspiración nacional por “la gran transformación”.
Ella considera una impostergable y urgente recuperación de la soberanía nacional, el cambio del sistema neoliberal imperante en el país y restablecer el Estado de Bienestar.
Empero ni bien empezada su gestión, se mostró cual gobernante aquejado por el “síndrome de Estocolmo” tras haber sido objeto de un secuestro a manos de ese mismo “sistema” –o un autosecuestro como algunos analistas sugieren-.
El giro doctrinario y programático de 180 grados que dio a inicios de su gobierno para sujetarse al neoliberalismo transnacional, fue en nuestro criterio el silencioso y principal detonante del conflicto social. Craso error político, pues cambió pueblo por elites.
La derecha peruana con la que se alió Humala intentó atribuir a la población de Cajamarca ser la causa de la inestabilidad gubernamental (caso “Conga”, en el norte del Perú), alentando se le reprimiera con la fuerza pública.
Ese conflicto junto con otros similares, fue sólo la onda explosiva visible del hartazgo de dos décadas de los pueblos del Perú con el “sistema”, que ya llegó a su límite. A ello se sumaba, la alianza del mandatario con el neoliberalismo.
Pero como bien lo habrá meditado Ollanta Humala, ese problema político-social fue gestado por él con sus devaneos políticos y el fraude al mandante.
El presidente sabe que en los ancestrales códigos sociales incas de la población peruana, la traición es un problema de difícil resolución y es asumido colectivamente.
Más aún si ella proviene de un soldado que se debe a la patria y que apeló por votos a la imagen del ex presidente Juan Velasco Alvarado, ejemplo de nacionalismo para el Perú.
Para esos pueblos agrícolas con recursos auríferos codiciados por el neoliberalismo transnacional por sobre la vida, hoy el gobierno peruano sólo representa un adversario más como en su tiempo lo fue el virreinato español.
Por esta razón se ha visto obligado a conformar un tercer gabinete ministerial en menos de un año, al que ha llamado “el gabinete del diálogo”.
No obstante desde el momento que ese “diálogo” proviene de un gobierno aliado con el neoliberalismo, para esos pueblos suena a “extremaunción” previa a “la solución final”.
Si intentamos prever cual será la tendencia del gobierno de Humala bastará solamente hojear el informe de su gestión, para percatarse que sólo sigue el plan patrón del “Consenso de Washington” del siglo pasado, para el neocolonialismo de Latinoamérica.
Un indicador de ello es la notoria ausencia de un plan político-estratégico propio, concordante con los cambios acontecidos en la realidad nacional, en el ámbito regional suramericano y en la situación mundial.
Lo más preocupante de la gestión de Humala es que hasta la fecha no se haya referido en lo económico a la crisis terminal del sistema neoliberal ni sobre previsiones macro-económicas de su gobierno para cuando se produzca la debacle final del mismo.
Para efectos prácticos su gobierno aparece como un “calco del gobierno de Alberto Fujimori” con aplicación de retoques “cosmético-mediático-sociales” imprescindibles para borrarle su antihigiénica imagen característica.
Como uno de esos maquillajes aparece el lema “desarrollo con inclusión social y sin sobresaltos” de su gobierno, que no es sino una juntura de falacias y contradicciones diseñadas por la tecnocracia neoliberal en su usual lenguaje dicotómico.
Esto se infiere por la ausencia de propuestas estructurales para transformaciones del Estado que concilien crecimiento económico con redistribución de la riqueza y desarrollo social, que de hecho implicarían un cambio del “sistema”.
Es por esa razón que los programas emprendidos contra la exclusión social más parecen encaminados a alcanzar fines populistas y atribuirle “faz humanitaria” al “neoliberalismo salvaje” del Perú, que a cumplir a cabalidad con su cometido.
A esos “paños tibios” el mandatario viene llamando “la gran transformación”, cuando la verdadera propuesta es totalmente diferente.
Presumimos que esa demagogia sea parte del “calco Alberto Fujimori”.

Pero la pregunta es, ¿cuánto tiempo más podrá tolerar la población ese esquema?.

Publicado por ARGENPRESS

El verdadero Ollanta Humala

Deja un comentario


 

Carlos Angulo Rivas (especial para ARGENPRESS.info)

Ollanta Humala no tenía por qué ser diferente. El Perú desde 1990 vive la fantasía del cambio económico, político y social. Cada elección presidencial ha sido desde entonces una frustración de confiadas ilusiones. El país no se sacude de la putrefacción política, la corrupción y el libertinaje de los representantes elegidos; deshonestidad e indignidad acrecentadas a través del desastroso primer gobierno de Alan García 1985-1990.

En 1990 con los votos de la izquierda, Alberto Fujimori se hizo del poder derrotando a la derecha oligárquica representada por el candidato Mario Vargas Llosa. Fujimori se transformó e inició una dictadura neoliberal de proporciones inimaginables, violatoria de todos los derechos ciudadanos. Alejandro Toledo, luego de la marcha de los cuatro suyos, enfrentó a la dictadura fujimorista y ganó las elecciones con los votos de la izquierda, pero gobernó para Estados Unidos con la oligarquía y para la oligarquía. Alan García el año 2006 mediante el fraude del “cambio responsable” volvió a palacio de gobierno y gobernó aplicando un programa neoliberal extremista al servicio de las empresas multinacionales, el imperialismo, la oligarquía y los sectores de la mafia narco-política.
En este contexto, Ollanta Humala inicia una carrera política motejada de “chavista” a través de los medios de comunicación parametrados por los grupos de poder. Sin embargo, ayudado por las ONGs de la intelectualidad progresista se desprende de la línea divisoria latinoamericana del presidente Hugo Chávez y el ALBA y tímidamente, para parecer de izquierda, se acerca al presidente Lula de Brasil. Los intelectuales de las ONGs le preparan el manifiesto de la “Gran Transformación” y hacen alianza con el bisoño aunque calculador comandante Humala. Desde un punto de vista revolucionario la “Gran Transformación” fue un programa neoliberal moderado sin ninguna reforma estructural de cambio político, económico y social, no obstante, sirvió a los propósitos de aglutinar a la cola de Ollanta Humala a los sectores populares, sindicales y campesinos: el voto de la izquierda en el Perú. Una vez más la izquierda electoral colocó en palacio al presidente de la república, pero el proclamado Ollanta Humala sacó su verdadero rostro de inmediato y entregó los sectores productivos, el ministerio de Economía y el Banco Central de Reserva a los grupos mafiosos y de poder oligárquico derrotados en las elecciones. Y a continuación para contentar a las ONGs nombró de primer ministro a su financista Salomón Lerner Ghitis, íntimo de la banca judía y del gobierno norteamericano, que incorporó a contados intelectuales progresistas en el gabinete ministerial y en su cuerpo de asesores. Hasta ahí todos contentos, aun cuando el abandono a la “Gran Transformación” y a la “hoja de ruta” ya estaba consumado.
En los primeros meses de gobierno los acomodos de Lerner con la oligarquía en CADE donde llamó a construir un “capitalismo democrático” y con la gran minería multinacional para sus “contribuciones” voluntarias en vez crear el impuesto a las sobre ganancias fueron notorios; y luego las “consultas previas” con el empresariado antes de actuar o empezar a dialogar con los pobladores, así como la debilidad frente a la lucha anticorrupción, mostraron la exacta dirección del gobierno de Ollanta Humala. No habría cambio alguno sino continuidad del régimen de Alan García sin Alan García. Precisamente, se cayó la careta del engaño cuando Lerner anunció el controvertido proyecto minero Conga de Yanacocha-Newmont, empresa depredadora y nociva ambiental; y Ollanta Humala lo ratificó con la sentencia “Conga Va” en antagonismo a los pobladores afectados de tres provincias del la región Cajamarca. Con la declaratoria del estado de emergencia y la caída del primer ministro Lerner, se levantó el manto encubridor de la verdad. Apareció el verdadero Ollanta Humala en el rostro militar represivo del nuevo primer ministro Oscar Valdés. Del diálogo de los hechos consumados, engaña muchachos, de Salomón Lerner Ghitis se pasó a la confrontación abierta y violenta. Se cambió el estilo mas no la política entreguista corrupta y vende patria.
Los millones de votos que obtuvo Ollanta Humala para triunfar sobre la mafia de Pedro Pablo Kuczynski, Luis Castañeda y el apro-fujimorismo, han sido vendidos en exclusiva a los derrotados. Y hoy se gobierna de espaldas a los sectores sociales de las ciudades, los sindicatos y el campesinado, conglomerado de donde Humala sacó la presidencia de la república. Sin embargo, la disculpa de los intelectuales progresistas de las ONGs es que Ollanta Humala ha sido capturado por la derecha y los grupos de poder, cuando la verdad, por trayectoria y formación, es que nos metieron un Caballo de Troya en la izquierda. No debe olvidarse al militar que pasó por la Escuela de las Américas, ni al capitán represor de la base de Madre Mía, ni al asesor militar del general fujimorista Cano Angulo de Arequipa que le facilitó la aventura de Locumba, menos los privilegios de agregado militar en Francia y Corea otorgados por Alejandro Toledo; tampoco la lavada de manos en el alzamiento de Andahuaylas donde dejó en la estacada a su hermano Antauro. Un hombre de principios por más novato que sea difícilmente falta a su palabra y a los compromisos públicos contraídos con el país. El resto son pamplinas.
Con catorce muertos en su haber y centenares de heridos, debido a las órdenes de disparar a mansalva en las movilizaciones populares de protesta contra la imposición de proyectos usurpadores de tierras comunales y además contaminantes, Ollanta Humala, en diez meses de gobierno, se muestra similar a ese indigno militar ecuatoriano, Lucio Gutiérrez, que apoyado por el campesinado de su país llegó a la presidencia de la república y que por faltar a sus compromisos fue destituido por quienes lo eligieron. En el Perú la paciencia está agotada. En política los hechos son los que cuentan y en Ollanta Humala ahora más son las sospechas que las certidumbres, más las mentiras que las certezas. El
pueblo peruano luego de luchar contra la mafia de ultraderecha representada por Keiko Fujimori esperaba un alivio y cuando menos mínimos cambios económicos y sociales, empero hoy en día todo el país censura la estafa de la que es objeto. Ollanta Humala habla de agitación radical y subversiva en los conflictos sociales y olvida con premeditación y alevosía los discursos reivindicativos de su campaña electoral para llegar a la presidencia de la república. Con esta actitud ligada a los grupos de poder multinacionales y nacionales y la prensa parametrada que sirve a esos intereses, Humala está de espaldas a sus congresistas, al pueblo que votó por él, y a los militantes
nacionalistas.
La deserción de Ollanta Humala confirma el itinerario establecido hace un cuarto de siglo. Confirma el ciclo “sui generis” de gobernar, pues administran el país quienes pierden las elecciones y ello ocurre gracias a la corrupción y a la clamorosa ausencia de principios morales básicos en los gobernantes transformados en tránsfugas políticos. El pueblo seguirá sufriendo mientras se deje y no se dé cuenta que en la espera de renovadas promesas electorales está su derrota.
Carlos Angulo Rivas es poeta y escritor peruano.

Extractivismo, ejércitos y modelos alternativos de desarrollo

Deja un comentario


 

En el Perú y Guatemala hay verdaderas sublevaciones de poblaciones enteras, mismas que los gobiernos correspondientes no dudan en reprimir literalmente a sangre y fuego. Los pueblos latinoamericanos han arribado en los últimos años, por experiencia propia, a la convicción que el modelo de desarrollo depredador que las clases dominantes les ofrecen no tiene futuro y por ello se oponen tajantemente a él.

 

Rafael Cuevas Molina / Presidente AUNA-Costa Rica
Como en los viejos tiempos: en Guatemala, el general
Otto Pérez Molina  supervisó las acciones militares
de represión  en Santa Cruz Barillas ( Plaza Pública).
El extractivismo sigue haciendo carrera en América Latina. Prácticamente no hay país en donde no se haya entronizado alguna de sus formas: explotaciones mineras, petroleras,  de gas o agroindustria que no paran mientes a la hora de impulsar sus proyectos.
La industria extractiva sitúa a América Latina en una línea de continuidad con lo que ha sido el papel que se le ha asignado en la economía mundial desde siempre: el de proveedora de materias primas. Desde hace unos 10 años, estas materias primas han adquirido precios relativamente altos por varias razones, pero principalmente por la pujanza de la economía de la República Popular China. Por ello, nuestro subcontinente se ha visto relativamente a salvo del contagio de la crisis que están  viviendo Estados Unidos y Europa.
La explotación de estos recursos naturales, por su carácter estratégico, debe estar en manos de los países en cuyo territorio se encuentran. Esta regla básica y casi que de sentido común, fue rota en los años de las reformas neoliberales, cuando se festinaron no solamente esos recursos sino todos los que estuvieran en manos de los Estados. En ese festín hicieron su agosto compañías transnacionales, sobre todo de Estados Unidos, Canadá y Europa, que se lanzaron en actitud de rapiña sobre lo que tan descocadamente se les ofrecía.
Los resultados fueron catastróficos en todas partes y hoy tales entuertos empiezan a revertirse en algunas partes. Eso fue lo que pasó con la renacionalización de la empresa petrolera argentina hace pocos días, pero antes ya se habían dado importantes pasos en esa dirección en Bolivia, Ecuador y Venezuela.
Pero en Perú, Colombia, Guatemala y otros países las cosas no solo siguen igual que antes sino que empeoran, en la medida en que la gente que se ve afectada directamente por esas explotaciones se opone y protesta. En el Perú y Guatemala hay verdaderas sublevaciones de poblaciones enteras, mismas que los gobiernos correspondientes no dudan en reprimir literalmente a sangre y fuego.
En el Perú,  los pobladores de Andahuaylas y Chicheros prácticamente paralizaron la provincia de Purímac a finales del 2011: “Las masas quieren que el paro continúe en rechazo a la actividad minera” dijo Abel Ortega, dirigente de los movilizados en Andahuaylas. Estos poblados, que se dedican a la agricultura, ven con espanto la contaminación de sus aguas y del aire que trae la explotación minera, la usurpación de sus tierras y la prepotencia de las compañías.
En Guatemala, los últimos acontecimientos han sido los de Santa Cruz Barillas, en donde sus habitantes han visto reditarse cuadros de represión por parte del ejército y la policía que les traen recuerdos de los tiempos de la guerra. La sublevación del pueblo ha traído castigo que ha sido supervisado directamente por el presidente de la república, el exgeneral Otto Pérez Molina quien, apersonándose en el lugar de los acontecimientos, felicitó a las fuerzas represivas por su actuación.
Como puede verse, los ejércitos y, más en general, los cuerpos represivos de estos países, cumplen a cabalidad su papel de ser fuerzas de ocupación en su propio territorio. A pesar que en países como Guatemala se firmaron acuerdos de paz que orientaban para que esas instituciones se reformaran y cumplieran un papel diferente, la evidencia nos muestra que siguen siendo eficientes y operativos cuando de reprimir al pueblo se trata. Su tan cacareada ineficiencia para contrarrestar los verdaderos flagelos de nuestro tiempo, el crimen organizado y el narcotráfico, brilla por su ausencia en estas otras circunstancias.
Los pueblos latinoamericanos han arribado en los últimos años, por experiencia propia, a la convicción que el modelo de desarrollo depredador que las clases dominantes les ofrecen no tiene futuro y por ello se oponen tajantemente a él. No se trata ni de agitadores extranjeros venidos de fuera  ni de revoltosos al servicio de narcotraficantes  interesados en crear caos para pescar en río revuelto, como argumenta la presidencia de Guatemala.

El maldesarrollo es el causante de tanto revuelo, y este no cejará hasta que haya un cambio de dirección que, desafortunadamente, en los dos países mencionados, en donde en estos momentos la protesta ciudadana es más álgida, no parece asomar por ninguna parte.

Perú: ¿Guerrilleros o bandoleros?

Deja un comentario


martes 17 de abril de 2012

Luis Arce Borja (especial para ARGENPRESS.info)

La guerrilla de Sendero Luminoso, antes de la traición de sus dirigentes en 1993, atacaba los grupos de poder. Buscaba el apoyo del pueblo para luchar contra la mafia del Estado. Su combate era contra las hordas militares y los paramilitares. Ahora los retazos de Sendero Luminoso ya no significan ningún peligro ideológico, militar y político contra el Estado. Su actividad se confunde entre el bandolerismo y acciones coordinadas con el gobierno y las fuerzas armadas.

Así hace algunas semanas Sendero secuestró a 40 trabajadores, no para salvarlos de la explotación y la miseria, sino más bien para facilitar la militarización del Perú y preparar la ofensiva represiva que el gobierno de Ollanta Humala alista para someter la creciente protesta popular, en particular en las regiones mineras como en Cajamarca. Ningún grupo revolucionario atenta contra los trabajadores. Los blancos de la acción guerrillera son los enemigos del pueblo, y aquellos que abiertamente o en forma oculta sirven a los intereses de los grupos de poder y el imperialismo. Una organización revolucionaria no puede cumplir su objetivo estratégico de liberación atacando al pueblo, y menos a los trabajadores.
El 9 de abril una “columna de Sendero Luminoso” secuestró a 40 obreros del consorcio Camisea, una transnacional que explota en el Cusco una gigantesca mina de gas (el mismo día del secuestro fueron liberados 4 de los rehenes). El consorcio Camisea es de propiedad del grupo Pluspetrol una de las mas grandes empresas productora de petróleo y gas de los Estados Unidos. Esta transnacional tiene ramificaciones en Argentina, Bolivia, Venezuela, Chile Colombia y en el África El ataque de los “guerrilleros” fue en el distrito de Echarate (La Convención) y como dijo la policía peruana en la acción participaron 60 “guerrilleros” encapuchados divididos en dos columnas.
El sábado 14 de abril (después de 6 días de cautiverios) los 36 trabajadores en manos de los “senderistas” fueron liberados voluntariamente por su captores. Caminando libremente llegaron a las 11 de la mañana al pueblo de Chuanquiri (Cusco). Uno de los trabajadores dijo: “Nosotros hemos caminado desde las tres y media de la mañana (…) Nosotros fuimos liberados voluntariamente, no queremos que las Fuerzas Armadas digan otra historia”. Si el gobierno pagó o no los 10 millones de dólares como rescate que exigían los secuestradores, es por el momento una historia controvertida que nadie conoce a ciencia cierta. El saldo de esta acción fue la muerte de tres miembros de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) y dos secuestradores que fueron muertos en un enfrentamiento posterior a la liberación.
El mismo día de la libertad de los trabajadores, Ollanta Humala desde Cartagena (Colombia) manifestó en tono triunfante: “lo importante es que hoy hemos ganado, ha sido una operación impecable, en la cual se ha logrado rescatar a costo cero, sin ningún tipo de negociación, porque no lo hemos permitido”. Las operaciones de rescate, dijo, “han dejado nuevos héroes. Manifestando que el “PUEBLO PERUANO DEBE AHORA REFORZAR SU CONFIANZA EN LOS MILITARES Y POLICÍAS que, pese a los problemas que atraviesan, son capaces de obtener logros importantes ante situaciones de emergencia como las vividas con este secuestro”.
De esta manera, el actual presidente peruano, que ya tiene varios ciudadanos asesinados a su cuenta aparece como una replica de los héroes de la época de Alberto Fujimori. En lo que va del periodo del gobierno Ollanta Humala las fuerzas policiales están actuando de la misma forma que lo hicieron durante los más violentos regimenes anteriores. En diciembre pasado en cañete (sur del Perú) la policía mato a un poblador cuando este manifestaba contra el gobierno. El 14 de marzo en Madre de Dios las fuerzas represivas por orden del gobierno reprimieron una manifestación en la que murieron 3 manifestantes. El mismo mes de marzo, en Sechura (norte del país), fueron asesinados dos pobladores que manifestaban contra el gobierno.
El 14 de abril Humala llegó a Lima desde Colombia. Se puso su uniforme de comando militar y con un sequito de altos militares se dirigió al lugar de la acción senderista (Cusco). Desde ahí anuncio que el operativo militar-policial “Libertad” prosigue en su segunda etapa, la cual implica la captura y entrega a la justicia de los “narcoterroristas” que secuestraron a los 36 trabajadores del Consorcio Camisea. El presidente peruano aprovechó el momento para acusar a los anteriores gobiernos de haber tenido la mano blanda contra la subversión. Dijo también que su gobierno no permitirá la vigencia de “ideologías insanas. “En el Perú no aceptamos chantajes de nadie; y menos de criminales terroristas y secuestradores”, advirtió.
En el circo triunfalista del gobierno, participaron todos los grupos políticos de la derecha y la “izquierda”. No hubo un solo partido del medio oficial que se quedara sin elogiar al presidente y a las fuerzas armadas. Hasta el reaccionario cardenal Luis Cipriani, utilizo su homilía radial para manifestar su apoyo y reconocimiento a la Policía y las Fuerzas Armadas, pidiendo “orar por los valerosos policías que han arriesgado su vida a fin de lograr la liberación de los secuestrados”. El cardenal, aprovecho el “triunfo militar contra el terrorismo”, para defender a los militares criminales del comando Chavin de Huantar (los asesinos de los militantes capturados del MRTA en abril de 1997). Cipriani, dijo que era “inaceptable” que se haya querido “ensuciar” con juicios y demandas la acción heroica que significó la liberación de los rehenes de la Embajada de Japón”.
¿Quién gana con la “acción guerrillera”?.
Ollanta Humala desde el inicio de su gobierno ha optado por la militarización del país. Sigue el ejemplo de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. No es casual que tanto el actual presidente de la Republica así como su primer ministro provengan de las corruptas fuerzas armadas. El plan de Ollanta Humala, es semejante al gobierno fujimorista, cogobernar con las fuerzas armadas. En este objetivo la imposición de una dictadura civil-militar avanza a la misma velocidad que las explosiones y protestas sociales. El gobierno defiende ciegamente los intereses de las grandes transnacionales, sobre todo aquellas instaladas en regiones estratégicas de extracción de minerales.
Para la militarización del país resulta importantísimo la “acción” fabricada o no, de una guerrilla que no es ningún peligro para el Estado, pero que si sirve para fabricar héroes en las fuerzas armadas y fuerzas policiales. Esa guerrilla de cartón, negociadora, vandálica, sin ningún plan ni estrategia de poder, será el elemento justificador de leyes de excepción (regiones de emergencia bajo autoridad militar), militarización de las movilizaciones populares, diabolización de los dirigentes sindicales y populares opositores del gobierno, y aumento del presupuesto (millonario gasto del Estado) para los gastos de las fuerzas armadas. Un ejemplo de avanzada en la militarización de la protesta popular es el actual conflicto del pueblo de Cajamarca contra la transnacional Yanacocha (norteamericana). Este pueblo está luchando contra el proyecto Conga de explotación de oro cuyo resultado depredador será la exterminación de fuentes de agua vitales para la población, la agricultura y la ganadería. Para preparar una ofensiva represiva contra el pueblo de Cajamarca, Ollanta Humala Humala acaba de trasladar a Cajamarca más de 1,500 soldados y policías. Junto a ello, la prensa peruana ha lanzado una campaña de desinformación y manipulación contra los dirigentes de estas movilizaciones. Ellos son presentados como “infiltrados subversivos”, “terroristas” y “anti democráticos”.
En otro rubro político donde gana el gobierno con la acción de la guerrilla bandolera es en la renovación de la imagen de las fuerzas armadas. Por ello no ha sido casual que el mismo Ollanta Humala, no haya dejado de hablar de los héroes y valerosos militares y policías que han rescatado con el sacrificio de sus vidas a los 36 trabajadores secuestrados por Sendero Luminoso. Como se conoce los trabajadores fueron liberados voluntariamente por su captores. Así, se pretende entregar una nueva y renovada cara exterior de los militares. Hay que recordar que durante 1990-2000 las fuerzas armadas cogobernaron con el mafioso y criminal Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos (ambos en prisión). En este periodo los militares cometieron los más abominables crímenes contra la población, se implicaron en inmensos robos, en contrabando, en coimas y en el narcotráfico internacional. Ello hizo que el pueblo sienta temor, odio y desprecio por todo aquel que portara un uniforme militar.
Si en verdad existiera en Perú un grupo armado revolucionario, fuerte, vigoroso y de clara línea estratégica de poder, las cosas ocurrirían de diferentes maneras. La lucha armada seria para debilitar al gobierno de turno y no para contribuir en sus planes reaccionarios y antipopulares. Una guerrilla revolucionaria, tiene la obligación de ejecutar sus acciones militares en función del poder y ello se desarrolla en combinación con tareas para ganar las masas populares, principalmente los asalariados. Una guerrilla que hace “acciones militares” para la filmación de programas televisivos, radiales o de la prensa escrita o para suplicar un acuerdo de paz con el Estado, es simplemente, una guerrilla de pobres diablos, una caricatura de revolucionarios.

Publicado por ARGENPRESS

Pueblos nativos del Perú: Reglamento de consulta previa debe ser mejorado

2 comentarios


martes 10 de abril de 2012

Jorge Zavaleta Alegre (especial para ARGENPRESS.info)

La Defensoría del Pueblo, a través de un video, da a conocer los conflictos sociales que actualmente existen en el Perú http://www.actualidadambiental.pe/?p=14631.

La AIDESEP, una de las más grandes instituciones representativas de las comunidades nativas del Perú, lamenta la decisión del gobierno de publicar el Reglamento de la Ley Nº 29785, Ley del Derecho a la Consulta Previa a los Pueblos Indígenas u Originarios sin considerar las propuestas de sus asociados. También informa que ya adquirió el kit para la recolección de firmas que declararían la inconstitucionalidad de la Ley de Consulta Previa. Así inicia el proceso para lograr que “el Estado peruano acepte este error que podría desencadenar en más protestas sociales en el futuro”. También solicita la intervención de la Defensoría del Pueblo, porque de no ser atendida “solo beneficiará a las empresas transnacionales para la devastación de los territorios ancestrales originarios”.
La Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, entre otras instituciones de la sociedad civil, considera que el Reglamento de la Ley de Consulta Previa para Pueblos Indígenas, publicado el 4 de abril del 2012, “es un hito importante para el país, aunque su implementación supone muchos retos que deberán ser asumidos por el Estado.
Uno de los retos principales de la norma es la creación “de una base de datos, que ya se está trabajando en el Ministerio de Cultura, que permite identificar a todos los pueblos indígenas para iniciar todos los procesos de consulta cuando se emprenda una medida administrativa o legislativa que afecte a los territorios de los pueblos indígenas”.
El congresista de origen awajún, Eduardo Nayap, confirmó que “no existe un censo que se haya hecho en los territorios indígenas. En estos momentos nadie sabe cuántos somos o dónde estamos ubicados, nadie sabe las prioridades de desarrollo que los indígenas queremos plantearle al Estado”. El texto del comunicado AIDESEP:
Ante la decisión equivocada del Ejecutivo –a través del ministerio de Cultura y el vice ministerio de Interculturalidad- de aprobar y publicar hoy el Reglamento de la Ley Nº 29785, Ley del Derecho a la Consulta Previa a los Pueblos Indígenas u Originarios; la Asociación Intertónica de Desarrollo de la Selva Peruana – AIDESEP manifiesta a la opinión lo siguiente:
a) El espíritu de la organización nacional indígena amazónica fue, desde el inicio, solicitar la modificatoria de los artículos 1, 2, 4, 5, 7, 15, 19 y 2da disposición complementaria de la Ley 29785, por las razones siguientes:
Artículo 1.- Debe incluir TODA afectación, no solo “la directa” considerar toda fuente jurídica internacional, como la DNUDPI y no solo el Convenio 169 de la OIT.
Artículo 2.- Debe proteger TODO derecho indígena, no los “colectivos” e Invalidar todo acto no consultado a los pueblos.
Artículo 4- debe ampliar los principios de la consulta de solo 7 a los 18 concertados con el Estado en abril 2010.
Artículo 7.- Considerar indígenas a TODOS los descendientes desde la colonia, y no limitarlos a los descendientes “directos” y quienes conserven “todos” los elementos culturales que excluye a las rondas campesinas y pueblos indígenas costeros.
Artículo 15.- Precisar que la “decisión final” estatal, está obligada a lograr el Consentimiento cuando se trata de mega proyectos, depósito de relaves tóxicos, desplazamientos poblacionales o se afecte la supervivencia; a una segunda etapa de diálogo; a no afectar el derecho a medio ambiente equilibrado.
Artículo 19.- El Vice Ministerio de Interculturalidad no puede ser juez y parte en los reclamos sobre cuándo debe consultarse al mismo tiempo garantizar se cumplan los acuerdos; aquí se requiere de una Institucionalidad Indígena Autónoma dentro de la Estructura del Estado.2da. Disposición final.- Revisar y consultar los actos impuestos que hayan violado el C169 desde 1995 y no convalidarlos, ni confundir con “participaciones”.
b) Deslindar las opiniones del viceministro de Interculturalidad, Iván Lanegra, quien ha dicho –en reiteradas oportunidades- que la AIDESEP estaba de acuerdo con la promulgación de la ley. Aclaramos que estas declaraciones son antojadizas pues basta con leer las notas de prensa emitidas por nosotros el 08 de setiembre de 2011:“AIDESEP considera que Ley de Consulta es perfectible”(www.aidesep.org.pe/index.php?codnota=2190) o del 09 de setiembre de 2011donde se afirma que si bien es cierto la ley es un buen primer paso, un mejor reglamento serían dos pasos sustanciales en la reconciliación del país(www.aidesep.org.pe/index.php?codnota=2191); lo que demuestra que nuestra organización advirtió desde el inicio que la Ley de Consulta debía ser modificada paraqué cumpla cabalmente lo que especifica el Convenio 169 de la OIT.
c) Rechazamos este reglamento publicado hoy porque fue elaborado unilateralmente por el vice ministerio de Interculturalidad, a través de una Comisión Multisectorial de 18 vice ministerios y con el apoyo de organizaciones indígenas (CCP y CONAP) captadas vergonzosamente por el Ejecutivo. Hay que recordar que en un inicio, el propio vice ministerio de Interculturalidad negó la participación de estas organizaciones pues no las consideraba como tal y que después de la renuncia del Pacto de Unidad, conformado por la AIDESEP, CNA, ONAMIAP y CONACAMI a participar en la discusión de un reglamento de una ley que no cumplía con las conclusiones de los Talleres Macro regionales, recién los invitó para tener presente en la Comisión Multisectorial representación indígena y validar como sea este proceso, los cuales NO representan a los más de 10 millones de indígenas peruanos, que en un Estado de Derecho es violatorio y atentatorio a los derechos Constitucionales, ese “reglamento” no incluye los valiosos aportes de más de tres mil dirigentes de los propios pueblos que participaron en los talleres macro regionales los cuales han sido defraudados y traicionados.
d) Ante esta situación, la AIDESEP informa a la opinión pública nacional e internacional que ya adquirió el kit para la recolección de firmas que declararían la inconstitucionalidad de la Ley de Consulta Previa e iniciaremos este proceso desde hoy con el objetivo de lograr que el Estado peruano acepte este error que podría desencadenar en más protestas sociales en el futuro.
e) Finalmente, solicitar a la Defensoría del Pueblo intervenga en este proceso que acompañó desde el principio y que sabe exactamente cuál es la posición de los pueblos indígenas frente a la publicación de un reglamento de Ley de Consulta que solo beneficiará a las empresas transnacionales para la devastación de los territorios ancestrales originarios. Consejo Directivo Nacional AIDESEP

Publicado por ARGENPRESS

La disidencia anticubana al compás de un ex – agente de la CIA en el Seminario Internacional “América Latina: Oportunidades y desafíos”

Deja un comentario


martes 27 de marzo de 2012

Ernesto Montero Campos

Carlos Montaner, visitó el Perú. Podríamos suponer que su sorpresa fue poca al verse ovacionado por algunas personas el día domingo 18 de marzo por la tarde, como si fuese posible aún a estas alturas del conflicto confundir su apellido. Coreando su nombre le abrían la noche en el Hotel “Atton”, ubicado en San Isidro, Av. Jorge Basadre 595 (siempre escoge los más finos, de acuerdo a su representatividad), logrando así que sus chacales salieran despavoridos a fotografiar, tomar datos, y preguntar el porqué desafiaban su tranquilidad. Pero quién es este señor que llegó al Perú a dar cátedra sobre “Las oportunidades que ofrece el actual momento y cómo aprovecharlas”, siendo voceado primeramente para hablar del autoritarismo y la libertad de prensa.

Inicios de terror
Es muy probable que se le conozca más porque el cantautor Silvio Rodríguez tuvo el honor de citarlo en un poema titulado “Preguntas de un trovador que sueña”, logrando así una conversación que sin duda ocupa ya un lugar en la historia. Los versos dedicados muestran o quizá resuman lo que vaya a disgregar sobre este “querido” personaje:
“Si los miles de cubanos que perdimos familia/en atentados de la CIA hiciéramos una carta de denuncia/¿la firmaría Carlos Alberto Montaner?”
Esta persona nació en Cuba, La Habana, simpatizante de ideas liberales y derechistas comenzó su carrera terrorífica la edad de 17 años siendo arrestado el 30 de diciembre de 1960 por su dirigencia en los atentados con bomba efectuados por el comando que dirigía denominado “Frente Revolucionario Democrático/Rescate Estudiantil” junto a otros disidentes que buscaban boicotear el proceso revolucionario iniciado por Fidel Castro y el Che Guevara junto al pueblo cubano. Logrando así una pena de 30 años de cárcel efectiva, siendo llevado por su edad al Reclusorio Nacional para Menores, lugar que escaseaba en ese entonces de medidas de seguridad, permitiendo su escape junto a otro contrarrevolucionario, Rafael Gerada, refugiándose y pidiendo asilo en la Embajada de Honduras. Ya en 1961 con apoyo de la Embajada de Venezuela parte a Miami (USA), donde sería reclutado como cuadro por la CIA.
En Estados Unidos (USA por sus siglas en Inglés: United States of the America) siendo ya integrante de la CIA, es entrenado junto a otros terroristas anticubanos como Jorge Mas Canosa, los anticastristas reclutados anteriormente por la Agencia: Ignacio Rasco y Rafael “Warry” Sánchez, los conocidos Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, eternos guías que le servirían como inspiración y referentes. Hace su primer servicio en Puerto Rico, estadía que dura 3 años, siendo designado hacia España, donde sumaría esfuerzos con la policía secreta (CESID), a nombre de la CIA. Es en ese país donde ayuda al terrorista Juan Felipe de la Cruz, ayudándolo a escapar secretamente a Francia. Datos publicados en el libro de Bosch, confirmarían años más tarde la relación y tal ayuda designada a Juan Felipe de la Cruz, terrorista que fue muerto por una de sus propias bombas.
Organismos creados por la CIA
Aunque un último documento del 2009 informaba que la CIA dejó a un lado el padrinazgo a tal recluta que le había –y seguirá sirviendo- toda su vida (desde la edad de 17 años), teniendo ya más de 65 años. Preguntas a varios interlocutores confirmarían lo que ya la vejez en ideas y formas de hacer política estarían cerrando puertas a tal terrorista. El Director del Granma (diario cubano) en el 2009, Lázaro Barredo, comentaría sobre tal noticia, que Carlos Montaner “es un papagayo viejo y enfermo que ya no puede aprender frases nuevas, y en América Latina se cotiza cada vez más a la baja”. Sin embargo, descuidar sus pasos actualmente en esta visita a nuestro país, sería pecar de ilusos. Las razones existen, y son razones asquerosamente liberales.
Los organismos creados por Montaner, comienzan con el padrinazgo en 1980 por la conservadora del partido Republicano Jeanne Kirkpatrick, logrando así crear la que hasta ahora perdura, la agencia de prensa “FIRMA PRESS”, órgano para divulgación de artículos en contra de la revolución cubana. Es decir, su carrera para la Agencia Norteamericana debía ser política, era más útil –como lo sigue siendo- como cuadro político, difusor de ideas contra el derrotero seguido por Cuba, el Socialismo. Para eso aparte de la agencia de prensa, crea la editorial “Playor” y más adelante la “Unión Liberal Cubana”, donde es presidente; “Plataforma Democrática Cubana” y “Concertación Democrática Cubana”, la “Fundación Nacional Cubano-americana” (España). Todas ilegalmente financiadas, ya sea por la CIA u otras organizaciones terroristas de Miami y nivel mundial. Gracias a estos órganos de fachada empezó su campaña intelectual en contra de Cuba, y actualmente en contra de Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y demás presidentes
de la región. Ya una comisión del Congreso Norteamericano (2001) confirmó que Montaner mantenía una relación con la mafia anticastrista de Miami, RECE (Representación Cubana en el Exilio), auspiciado por la CIA. Organización culpable de la voladura del buque cubano en el puerto de Veracruz.
Amantes de los “Golpes de Estado” en América Latina
Su papel “intelectual” fue preciso durante varios intentos de “Golpes de Estados” perpetuados por la Agencia Norteamericana en nuestra América Latina. Sus comentarios en plena guerra de liberación en El Salvador, su apoyo a movimientos fascistas; sus peleas teóricas con el héroes y sacerdote Salvadoreño, Oscar Romero, asesinado posteriormente en plena misa. También es sorprendente su papel de profeta al cumplirse sus amenazas al sacerdote de la “Teología de la Liberación”, Ignacio Ellacuría, en plena radio salvadoreña conducida por Mercedes Milá. Ignacio Ellacuría sería asesinado por sus amigos de ARENA (movimiento paramilitar de El Salvador).
En el gobierno de Venezuela, liderado por el presidente bolivariano Hugo Chávez Frías, también logró meter sus narices e ideología cavernaria en el fallido golpe de abril del 2002. Dando cabida en entrevistas a Pedro Carmona. Dentro del golpe concreto a Zelaya en Honduras en junio del 2009, recibe el apoyo del derechista y golpista Roberto Micheletti. Sus contactos artísticos en la escena golpista dejan entrever el papel fascista y malintencionado contra los procesos revolucionarios en América Latina.
En Ecuador tras el fallido golpe de estado al presidente Rafael Correa en el Canal “Nuestra Tele Noticias – 24 horas” (canal derechista de propiedad de la cadena colombiana RCN Televisión en Bogotá-Colombia) entrevista al ex – militar Lucio Gutiérrez. Donde ambos demostraron su carácter dictatorial, anti derechos humanos, y fascistoide; criticando el papel heroico del presidente Correa, llamándolo “presidente repleto de testosterona (…) y entre alguna gente, que es muy primitiva, que tiene poca educación”. Su altivez junto al golpista Gutiérrez no llegaron a calar en las mentes de los ecuatorianos que van caminando a otro derrotero, mucho más humano.
El poeta da vida a la escoria
La probabilidad de que alguien comúnmente fuera del círculo poético o literario sea parte de un poema, es muy escasa, a menos que la naturaleza poética rinda un merecido homenaje por razones heroicas (odas) o algún importante momento para la humanidad: Maiakovsky a la Revolución Rusa, Comandante Che Guevara a Fidel Castro y demás casos de poesía. Sin embargo, el trovador y cantautor cubano Silvio Rodríguez dedicó su oportuno tiempo a defender la causa socialista de Cuba contra un gusano traidor y ofensivo, demostrado líneas dentro de este artículo como fiel lacayo del imperialismo norteamericano, de Carlos Alberto Montaner. El poema titulado “Preguntas a un trovador”, respuesta o continuación al poema de Bertolt Brecht “Preguntas de un obrero que lee”, es la lírica llena de teoría revolucionaria que actualmente carecen algunos poetas; es la defensa en poesía de la lucha a muerte contra los asesinos de niños y mujeres, del medio ambiente, del fascismo que aún cree en razas, en guerras y discriminaciones. Carlos Montaner, ser inanimado dentro de este poema, se atrevió a responder a un fiel revolucionario que como diría Silvio en una de las respuestas: “Sigo con muchas razones para creer en la Revolución que en sus detractores”. Pero las respuestas vinieron de la reacción y era necesario contestar a tal semejante escoria para así crear el ambiente de solidaridad a una revolución que viene resistiendo más de 50 años dentro de difamaciones, ataques terroristas, bloqueo económico y demás acciones. No era una respuesta a la piedra en un verso, era la respuesta a todos los contrarrevolucionarios y también a todos los ingenuos que siguen creyendo en el fantasma invernal dentro de la isla caribeña. Montaner cogió puntos como las Damas de Blanco, los presos políticos, la ayuda de Cuba en las guerras de liberación en Angola en el África. Siendo respondido tajantemente que las denominadas Damas de Blanco son financiadas por gobiernos extranjeros; que los presos políticos, son presos por terrorismo y que Nelson Mandela (mártir africano así como Lumumba) agradeció en vida la presencia de ayuda cubana, significando así poner fin al Apartheid. En la segunda intervención Montaner acusa de los fusilamientos que según él existen hasta ahora, los “maltratos” a los presos. Silvio responde claro y directo que los fusilamientos fueron en la primera etapa de la revolución a los asesinos de la dictadura batistiana, que los maltratos a los presos son difamaciones porque “en el 2008 más de treinta artistas e intelectuales” visitaron “16 prisiones y cantamos ante más de 40 mil reclusos. Los malos tratos que ustedes manifiestan no tienen nada que ver con la mucha preocupación que vimos en las autoridades carcelarias de todos los penales que visitamos”. Y un agregado mío es que en Cuba es el único país donde los presos pueden ir a la universidad y salir con una carrera para poder insertarse nuevamente en la sociedad. Montaner dentro de su penúltima intervención saca todas sus garras, que el bloqueo económico no es un bloqueo, que es tan sólo un embargo por ser un país socialista, predicar el marxismo leninismo e ideas contrarias al sistema globalizado. Definiciones económicas muy contrarias, cuando se sabe que el bloqueo económico prohíbe la libre comercialización con otros países que tenga comercio con los Estados Unidos, ocasionándoles a los países multas o prohibiciones dentro del “país de las oportunidades”.
Silvio acababa con la misiva defendiendo su papel de trovador revolucionario y trabajador de cultura: “Veo que te estás esforzando, pero yo no puedo pasarme la vida en esto, que para ti es como ir a tu oficina y para mí significa ausentarme de mi trabajo. Me despido con la misma propuesta que ya hice: abandona la guerra fría, ponte a luchar contra el bloqueo, hazle bien a la niñez de esta tierra en que tú fuiste niño”.
La disidencia cubana y el apoyo de Organizaciones Internacionales
Tras el discurso final de Mario Vargas Llosa dentro del Seminario Internacional “América Latina: Oportunidades y desafíos” en la Mesa VI “Diálogo de clausura” junto a Alejandro Toledo (ex presidente del Perú) y Mariano Grondona (periodista argentino), su rabia anticubana fue clara al denominar procesos cavernarios y violadores de Derechos Humanos a Cuba, Venezuela y demás países del sentimiento bolivariano. Mario Vargas Llosa es presidente de la “Fundación Internacional para la libertad”, donde predica las ideas más liberales que atormentan al mundo actualmente. Una fundación que tuvo el honor de invitar a ex presidentes de América como Álvaro Uribe (Colombia), Vicente Fox (México), Luis Alberto Lacalle (Uruguay), Jorge Quiroga (Bolivia) y Alejandro Toledo (Perú) y la candidata presidencial por el PAN en México, Josefina Vázquez, personalidades que ofrecieron a sus respectivos países las recetas recomendadas por el FMI (Fondo Monetario Internacional), vendiendo sus patrias al imperio del norte, siendo la última la más explícita, deseando que su futuro sea un futuro lleno de liberalismo para América Latina.
Es decir, la guerra fría, la guerra de ideas, la lucha de clases, la lucha frontal contra las ideas socialistas, comunistas o progresistas está en tapete. El seminario orquestado por las personalidades más neoliberales del mundo ha cantado los tambores de guerra, y esto es un claro aviso de que no descansarán hasta acabar con procesos honestos y revolucionarios como es el cubano, venezolano, ecuatoriano y boliviano, como otros más que están dentro del espectro bolivariano, de la patria grande.
Cabe resaltar que en meses antes (2011) la Fundación “Konrad Adenauer” (KAS) y el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) dirigido por el periodista argentino Gabriel C. Salvia, realizaron la presentación del libro “Diplomacia y Derechos Humanos en Cuba – De la Primavera Negra a la liberación de los presos políticos” en las instalaciones del Instituto Peruano Libertad (IPL) de clara posición anticubana. Libro que relata la premiación a la intromisión que realizan diferentes diplomáticos en Cuba, so pretexto de ayudar a la disidencia cubana, apoyo que cuenta ya confirmado por cables publicados por el Wikileaks, en julio y septiembre del 2008, de dinero estadounidense destinado a Laura Pollán, una dirigente de las “Damas de Blanco” (aproximadamente 5 000 dólares).
Sin embargo, lo primordial de tal libro es la premiación a la violación del derecho internacional en la Diplomacia, firmado en la Convención de Viena en el artículo 41 donde se expresa que “sin perjuicio de sus privilegios e inmunidades, todas las personas que gocen de esos privilegios deberán respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor. También están obligados a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado”. El premio alcanzado a embajadores tanto de países como Alemania, República Checa, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Canadá, Países Bajos, Japón, Suecia, Perú, Bélgica y Portugal, y otros tanto más que están dentro de los nominados, se hace llamar el “Premio a la Diplomacia Comprometida en Cuba”, un premio que debería llevar el título de “Premio a la Diplomacia Entrometida”.
Pero lo curioso de tal libro es la parte anónima de un diplomático latinoamericano, que prefiere esconderse en el anonimato “por las consecuencias que este texto podría generarle en su carrera profesional” (según fuente del libro). Ocho hojas donde narra su estancia y apoyo a disidentes cubanos, cuando su misión diplomática es la de colaborar con las buenas relaciones entre su país y el cubano. Los cables lanzados por Wikileaks datan del año 2008 donde estos dos diplomáticos presentados en el libro (Suecia y el latinoamericano) realizaban su trabajo diplomático en Cuba, donde las frases lanzadas por el terrorista Carlos Montaner ya en el 2009 dejarían entrever quien podría ser el posible ganador de los premios de intromisión diplomática para ese año:
“Son muy importantes las declaraciones de apoyo a la oposición. La embajada chilena dentro de la isla puede abrirles sus puertas a los disidentes, como hacen los checos, polacos, suecos, norteamericanos, holandeses. Para ellos es muy importante tener acceso a internet, a libros. Es vital que la diplomacia chilena los trate como lo que son: la oposición que cree en la libertad de la isla” – Texto recogido de la entrevista realizada al terrorista Carlos Montaner en la revista “QUE PASA” de COPESA, en Buenos Aires, Argentina.
Los eventos, ya sean foros, seminarios o publicaciones de libros, representan mucho en esta lucha de ideas, la guerra fría no termina, y es deber de los solidarios con el pueblo de Cuba y su lucha histórica, lograr dar dos pasos más adelante siempre que del enemigo. Es un deber dar cara a los difamadores, mostrar cada día más y más que nuestra unidad es perfecta y que tenemos también las ideas desenvainadas para dar corte a sus tiranías ideológicas.
Nuestra lucha por un verdadero cambio en pos del socialismo para nuestras patrias, debe llenarse de orgullo cada vez que nos atacan, preparar nuestra defensa tenaz capaz de librar cualquier batalla, es ahí donde defenderemos nuestro porvenir. Las ideas liberales, neoliberales, igual que las fascistas no pasarán si demostramos cohesión en lo planteado teóricamente con la vida diaria, porque mientras ellos hablan de libertad, sus ataques terroristas, bases de tortura como la de Guantánamo los delata; porque como así hablan de derechos humanos, el apoyo al estado asesino de Israel y las matanzas a los pueblos árabes, los delata; porque como así hablan de apoyo económico, libre mercado, libre sentimiento empresarial, no les avergüenza subsidiar a sus empresarios, ni tampoco venir a explotar a los obreros, empleados, campesinos de nuestros pueblos tanto del África, Asia y América Latina, en donde el desempleo y desnutrición son como el pan de cada día.
Las mentiras lanzadas contra el proceso cubano, son iguales como las lanzadas en el Foro Organizado por la más solvente universidad de nuestro país como es la “Universidad de Lima”, en donde hasta el reconocido José Piñera, economista chileno, en afán de caer gracioso, manifestó de que ningún pobre pisaría tal universidad. Un foro que podría llamarse como una amenaza al gobierno de Ollanta Humala o una especie de espaldarazo a las “buenas” acciones del gobierno, debido a sus participantes quienes ahora están en el derecho de pedir y exigir que el presidente peruano cumpla lo prometido, y critiquen las buenas relaciones hasta ahora llevadas a buen viento con Cuba, Venezuela, Ecuador y Bolivia, procesos que molestan el buen dormir de estos “distinguidos” señores extremadamente capitalistas.
Para finalizar cabe preguntar si el terrorista Carlos Alberto Montaner, que afiló sus criticas en Canal N a pisar tierra limeña contra la isla, sigue pensando aquella frase: “La idea platónica del idiota latinoamericano hoy la encarna Hugo Chávez mejor que nadie, pero ahí toda la fauna del socialismo del siglo XXI: Evo Morales, Daniel Ortega y Rafael Correa. Me temo que Ollanta Humala pronto figure en el elenco”. Es muy probable que ahora si quiera un poco más al presidente peruano que gracias a su esposa se sitúa con los llosa, miroquesada y demás familias casi dueñas del país.
El deber en la defensa de los sueños socialistas, así como nuestro derecho a soñar, es en la práctica correcta decir NO AL IMPERIALISMO, y enfrentarlo con todo lo que podamos, eso nos garantizará la PATRIA o la MUERTE, porque en una revolución verdadera se triunfa o se muere.
Ernesto Montero Campos es poeta, escritor. Editor de la Revista “Rumi”.

Publicado por ARGENPRESS

Perú: Ollanta tiene la última palabra

Deja un comentario


 

Ninguna actividad ilegal debería ser permitida, sea grande o pequeña, pero utilizar como argumento la necesidad de protección del ambiente para achacar a los trabajadores informales ser los principales causantes de dicho daño, no resiste la mínima revisión, si se compara con los que produce la gran minería en su actividad perversamente expoliadora.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América

Desde Caracas, Venezuela

Un coro de voces diversas se han unido en Perú para criminalizar la explotación minera por parte de trabajadores que, desde hace años, han encontrado en esta actividad la oportunidad de subsistencia en un país donde la excusión es brutal y en el que las elites pretenden poner en el mismo nivel ilícito a la minería ilegal y al derecho legítimo de cualquier ciudadano por acceder al trabajo. Son dos cosas distintas.

El 15 de marzo, ante el ya tradicional silencio del Presidente Ollanta Humala cuando hay conflictos, fue la Primera Dama Nadine Heredia quien, a través de su cuenta de twitter, anunció que: “El Perú se une contra la minería ilegal“. Antes, todos los canales de televisión en sus noticieros y programas de entrevistas atiborraban a los televidentes de frases grandilocuentes que llamaban a salvar el país, evitar la violencia y más de uno incluso, estableció supuestos vínculos terroristas de los dirigentes sindicales.

Lo cierto es que nada se dice de la gran minería expoliadora de una riqueza que debería ser de todos los peruanos.

Gigantescas empresas extranjeras que extraen oro, cobre, zinc, plata, plomo, estaño y molibdeno como Glencore y Xstrata de Suiza, Shouganag de China, BHP Billiton de Australia, Barrick Gold de Canadá, Doe Run, Newmon y Phelp Dodge de Estados Unidos y Southern Copper de México no tienen mayor control del Estado ni de los ciudadanos respecto de la explotación y destino de su producción. El valor sumado de la producción de oro, cobre y zinc en 2005 ascendió a 8,000 millones de dólares. Dicho monto equivale a dos veces y medio lo que gastó el Estado en educación primaria y secundaria, salud, protección y seguridad social para todos los peruanos.

Ninguna actividad ilegal debería ser permitida, sea grande o pequeña, pero utilizar como argumento la necesidad de protección del ambiente para achacar a los trabajadores informales ser los principales causantes de dicho daño, no resiste la mínima revisión, si se compara con los que produce la gran minería en su actividad perversamente expoliadora.

En este contexto, el gobierno se ha puesto de lado de las grandes empresas mineras, realizando una labor “complementaria” como lo ha señalado Alfonso García Miró, presidente (E) de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas del Perú, quien afirmó que aceptan las nuevas reglas de juego porque tienen “intereses que confluyen con los del gobierno”.

Por su parte, la organización indígena Federación Nativa del río Madre de Dios y afluentes (FENAMED) centro de la conflictividad actual ha señalado en un comunicado que: “Es un mito que las comunidad nativas estamos a favor de la minería ilegal y la formalización de que somos depredadores de nuestros territorios cuando desde siempre lo hemos venido cuidando y preservando…”, y concluyen diciendo que los “…diferentes gobiernos nunca se han preocupado en solucionar los problemas mineros de la comunidad, pero en cambio a las grandes mineras si les otorga facilidades para que sean legales” y se preguntan “…¿qué tipo de inclusión es esa?

Ojalá Ollanta salga de su mutismo y exprese su opinión. Él tiene la última palabra.

Older Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 124 seguidores